Oda contemporánea a la Casa Silva/ Indran Amirthanayagam

Me gustaría leer poemas en la Casa Silva.

Escribo estos versos para que sepan

los que deciden quienes dirigirán

las tertulias y darán las conferencias

en este nuevo año de transición donde

la pandemia ha empezado a topar

con las fronteras inmunes, la manada

en camino de estar vacunada contra

su desaparición, y bailes y caminatas

al lado del mar celebradas de nuevo

en los malecones del continente,

y nuevos embarazos en espera,

la vida despertando aun en países

al otro lado del mar donde

la dictadura impone su terror.

Pienso en los jóvenes

de Birmania, vueltos mártires,

en los refugiados sirios y afganos,

y aquí, en nuestros hermanos

venezolanos tratando de sobrevivir

en los países vecinos, entre ellos

Colombia donde dirijo esta carta

mientras respiro, con todos, los gases

invernaderos, la amazonía en llamas,

y sueño un poco con leer en la Candelaria,

en aquel edificio antiguo en una calle

de adoquines, en aquel centro

del verbo con sus salas

y bibliotecas, en la Casa Silva,

casa del poeta.

Indran Amirthanayagam, 14 de marzo, 2021

Puntuación: 5 / Votos: 3

Comentarios

  1. Daniela escribió:

    Un poema muy acertado querido Indran, trae ecos de otras casas de otros lugares con parecido cometido en cuanto a la cultura y la exposición de poesía , que no es otra cosa que el pensamiento escrito por los siglos de los siglos.
    Un fuerte abrazo querido Indran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *