Archivo por meses: Octubre 2007

En tiempo real/ Juan Carlos Mústiga

Texto leído en la presentación de la novela, el 9/10/ 2007.

P.G. y J.C.M.

Juvenal dice que es posible inventarse un futuro a través de la escritura, inventarse una vida, múltiples identidades, amores, tragedias, gestas y épicas convenientes; pero es imposible para él desligarse del recuerdo de su padre, de su abuelo, de su hermano a los que tal vez les inventó otra vida también, otra identidad quizá. Todos ellos van arropando los huesos del poeta Granados.

Poeta peruano y granadino porque allí, en Granada, descubrió su corazón y la fragilidad de su corazón y es allí donde inventó y reinventó a la Manoli –hoy Manuela– que ya no está; salvo que algún día a ésta le sea posible aparecer convertida en cable, en chip, colgada de la cola del signo arroba. Vuelta carne y deseo por los incómodos pero deliciosos favores de la literatura y la creación y sus infinitos actos.
»Leer más

LOS NIVELES DE CREACIÓN LITERARIA EN LA NOVELA “EN TIEMPO REAL” DE PEDRO GRANADOS/ Jesús Franco Salazar Paiva*

Jesús Salazar

Las narraciones paralelas.

10

escribo algo
algo todavía
algo más aún
añado palabras pájaros
hojas secas viento
borro palabras nuevamente
borro pájaros hojas secas viento
escribo algo todavía
vuelvo a añadir palabras
palabras otra vez
palabras aún
además pájaros hojas secas viento
borro palabras nuevamente
borro pájaros hojas secas viento
borro todo por fin
no escribo nada.

Este poema de Jorge Eduardo Eielson, muestra lo que no debería mostrar. En ese sentido, la creación poética, se ubica como tema y configura una ficción. Por ello, esta composición lírica nos permite introducirnos a una lectura posible de la novela “En tiempo Real” de Pedro Granados. Esta lectura se centra en el tema de la problematización que la novela contiene respecto del proceso de la creación literaria realizado en la narración; y que también, desde un punto de vista externo, se constituye como propuesta estética para la elaboración de narraciones; es decir, una poética. Presenta, así, la narración de la historia de un personaje, pero emparentada con esta problematización. Ello constituye, según esta lectura el contenido narrativo de la novela, pues entre ambas hay simbiosis. Ambos se necesitan: el personaje no es nada sin la creación literaria que irrumpe en su “vida” y la creación literaria no pude existir sin la presencia del protagonista. He ahí la simbiosis.
»Leer más

La escritura en dominó de Eulogio Javier

Jugábamos al dominó, ese extraño juego en el cual se juega
al contrario de la vida, porque cada cual lucha por tener cada
vez menos
(37)

Este breve pasaje de “La otra cara”, relato perteneciente a Odio a los espejos (Santo Domingo: Editorial Búho, 2006) –reciente libro de cuentos del autor dominicano Eulogio Javier (1963)– de algún modo resume tanto los temas como la carpintería de su arte verbal. Efectivamente, los siete cuentos que integran el libro son como otro igual número de partidas de dominó –de trámite expeditivo e impecable– que el narrador entabla con sus lectores. Y donde ganar, asimismo, es quedarse sin pieza ninguna; por un lado, sin pizca de certidumbre sobre la realidad y, por el otro, sin letra que no nos hayamos bebido casi sin darnos cuenta, tal la fluida calidad de la escritura de Javier. Es decir, lo único sobre lo que nos queda constancia es sobre el propio juego, en este caso, de desapariciones en las que se ha tornado la presente narrativa.
»Leer más

Indicios de José Luis Falconí: Poemas 1996-2006

El Perry

El “Perry” (Lima, 1973), tal como José Luis gusta lo llamen sus amigos, acaba de publicar su primer poemario, Indicios del naufragio (Lima: Álbum del Universo Bakterial, 2007). Lo conocí en Boston, él como estudiante de Harvard y yo de B.U., donde muchas veces coincidimos en un kiosko peruano en pleno Cambridge, muy talmente, hasta que al kioskero se le ocurrió cobrar muy caras sus butifarras y, entonces, cada cual se fue abriendo por su lado en el mundo físico, pero menos en el de la amistad.
El volumen, pulcra y bellamente editado por Arturo Higa, aparece rodeado por un cintillo de seguridad y publicidad –firmado por un tal Raúl Zurita– que en seguida plegamos y usamos como separador de hojas. Sin embargo, aquello no nos desanima porque conocemos al Perry, discípulo del zambo Luis Fernando Vidal y de Richard Rorty; vecino de la picaresca académica, local e internacional; y auténtico hechizado por la poesía en inglés y también, why not?, en el mero Siglo de Oro español.
Virtuoso del verso y devoto de la agudeza, Perry flaquea ante la sinceridad: pareciera aún no saber qué hacer con ella. Zambullida, pero terca como una boya, aquélla aparece y reaparece como un sticker fosforescente del lado vivo de la zozobra y de la desolación: “remoto paisaje de la costa en donde siempre/ entierro las mismas astillas…” porque no podemos ser siempre “vagamente sentimentales”.
El mejor poema de esta delgada colección nos parece el número 15 (“Poliedro”), auténtica joya por todos sus costados y engastado, hoy mismo, en lo mejor de la poesía en nuestra lengua.

»Leer más