Este juego de látigos sonrientes. Poesía puertorriqueña de fines del siglo XX y principios del XXI/ Carmen Zeta

Látigo

El elemento lúdico es uno de los soportes fundamentales en la poesía de la mayoría de los poetas incluidos en esta antología: el juego de las equivocaciones, la ironía sardónica, el humor como válvula de escape en el contenido; el afán de buscar múltiples posibilidades a la palabra y el eclecticismo en la forma.

…quisiera destacar la valiosa impronta de las mujeres incluidas en esta antología. Son ellas: Mayra Santos Febres, Rosa Vanessa Otero, Nicole Cecilia Delgado, Zuleika Pagán López y Karen Sevilla. Comparten con sus congéneres, si se me permite aplicar dicho término a los géneros literarios, las características ya mencionadas. Las distingue, parafraseando a Ángelamaría Dávila, la tierna ferocidad de sus escritos.

»Leer más

Blog de pedro granados/ Juvenal Agüero

a_p_prep

A la memoria de Rodolfo Napurí, mi exalumno del San Andrés, gran amigo y devoto eterno  de la lingüística.

Mis respetos a los que siguen este blog.  Meus parabéns! Espero algún día conocer Menlo Park; así como entrevistarme con aquel remoto –desde el Perú– ocasional visitante de Reunión; y, no menos,  aparecerme de repente y en persona a los que me leen –acaso por larvario escrúpulo– de incógnito.  Probablemente sé quién se da una vuelta por aquí desde Londrina; e imagino también al que lo hace –como buscando un poco de sol andino– desde Londres.  Sin embargo, no tengo idea de quiénes pudieran ser los limeños que también acuden por aquí; digo, no delimito sus nombres o apellidos, pero sí mensuro sus caras contentas (las de mis amigos) o descompuestas (las de mis enemigos).  Hablo en plural y en masculino para no despertar suspicacias de género.  Aunque nadie carece ni es inmune al odio de alguna mujer.  Ni tampoco es incomún que alguien  haya merecido su compasión, su cariño  y su amor.  Así están las cosas; así mismo he ido cultivando este huerto… “Y al cabo, nada os debo; debéisme cuanto he escrito”.  Entre esto, aparte de mi fervor por Trilce, mis textos dedicados a la poesía española, a la poesía dominicana y a la poesía Latinoméricana en general.  En particular, mis puyas a muchos autores célebres, en las que punto por punto me ratifico; y mi auspicio –si es que en algo contara– a muchos escritores jóvenes (poetas, traductores, narradores) de estas, también, repúblicas jóvenes.  Mi bitácora (mi crítica) no se distingue de mi vida, y viceversa; que mis crónicas o mis testimonios hayan acertado o no es otro cantar.  Pero he acompañado la literatura casi, con semejante escozor, desde mi prematuro despertar sexual; de aquí lo de Prepucio carmesí, mi primera breve novela del año 2000.

            Sin embargo, advierto que mi obra es póstuma; por este motivo me apuré –en julio pasado– en dejar algo así como mi definitivo testamento:

»Leer más

Carlos Quenaya o la trama del barro

Quenaya

Triángulos y nubes

Pensaba en el pelo que se hundía, una vez que el mar batía sus hélices. Y las dificultades pródigas en prestar consuelo para enloquecer los párpados. El arte de dar discursos produce en el oyente una exclamación que lo hará rodar de pie. Es desde todo punto de vista altisonante escribir sobre las posibles contradicciones y sus alternadas consecuencias. Porque la mente es frágil, la marisma aplastada del invierno agita olas, propina papeles y soy testigo. En el barro numeroso, me gusta escribir. Soy ese otro que ayer te tomaba de la mano. Caminábamos sin saber que la noche era la alta torre que no podíamos mirar. Y en el envés de tu mirada de niña pobre y desplazada, yo decía mis vocablos. Debo, pues, manifestar mi interés confuso. Mi mano abierta te reclama en horas así. Donde la vida termina, el payaso de la mente finge acrobacias. Esta hora es lúcida de tus pasos. Y voy así, adolorido de viajar para enmudecer. No vale la pena distinguir entre el pobre que esconde las manos y el rico que las extiende. Es el humo redimido, la faz feroz, el colmo extático. Soy oscuro de brillar. Me acerco al pozo de tu luz orvallada. Allí tu imagen se renueva en el labio furioso. Soy estricto al caldear los ánimos. Te espero de pie porque quisiera exprimirme. Si mi fin es buscar, apretar los dientes y caer herido en un vendaval de férulas. En lo orgánico te pierdo y soy envolvente. Pero déjame atraer tu boca en una explosión de triángulos y nubes.

»Leer más

Poesía peruana en diseño

Hinostroza

(Rodolfo, “Yo Yo” y yo)

Mito (M), sociedad-historia (S-H) e individuo (I)

“Vallejo era el principio y el fin” JMA, El zorro de arriba y el zorro de abajo

Vallejo Ѳ  Esfera en dos partes equivalentes, una exterior y otra oculta; con cada uno de sus puntos –en una u otra parte de la misma– equidistantes y con igual rango de valor.  El lenguje, particularmente en Trilce, emana de la línea divisoria entre una y otra parte de la esfera.  Lenguaje liminar.

Eguren Lenguaje simbolista.  Mundo alterno y alternativo: Realidad/ Noche.

Adán: Asume este mundo, pero en sus fragmentos (Barroco).  El sujeto poético no se da mucha importancia.  El lenguaje brota desde (S-H) –al centro,  tras sucesivos círculos concéntricos, luego de M y más lejos I–, desde la conciencia de esta desubicación y deterioro.  Se adelanta al Barroco-coloquial de los 80-90.

Guevara, Delgado, Romualdo, etc.  El lenguaje parte de M, el círculo concéntrico más periférico a I y a S-H; M en términos de Socialismo.

Eielson [Varela], se halla ausente S-H, el mundo oscila entre M e I; y el lenguaje emana desde la intersección entre M e I (semejante a Paz, “el instante”).  Junto con Szyszlo y MVLL interesados en la cultura y arte precolombinos, pero no en el “cholo calato”.

Sologuren, mundos alternos.  Hasta antes del 60  –mundos paralelos y verticales– de esquema trascendente, neorromántico o neoplatónico; desde Estancias, mundos paralelos y horizontales, de carácter inmanente y ascendencia Zen.

Hinostroza, el M del padre se halla al centro íntimo entre S-H e I; aunque M no trasciende a este último.  La memoria no repara la frustración, carencia o humillaciones del padre; sólo las repite y, al final, las hace suyas.  Todo sucede en el ámbito privado de I.  Semejante a Cisneros, pero en éste las frustraciones representan las de una clase social y su “discreto encanto”; de allí el recurso –uso y abuso– del monólogo dramático.

Luis Hernández Camarero, mundo en carpe diem en plena época naturalista de Hora Zero.  No existe el individuo, el lenguaje brota del estado de intersección o de gracia entre S-H y el mito de un  Sol espléndidamente núbil.

»Leer más

Basilio Belliard: “NUESTRA CRÍTICA ES ESTÉRIL, CARENTE DE IMAGINACIÓN, CON ALGUNAS EXCEPCIONES, ES UNA CRÍTICA AUTORITARIA Y DOGMÁTICA Y SOLIPSISTA Y NARCISISTA”

basilio entrevista

Aunque dilatada y reiterativa –también los periodistas precisan de un guión y, sobre todo, de un foco– la presente entrevista a Basilio Belliard es de interés.  Revela cierto y oportuno descongelamiento del propio criterio; es decir, algún asomo de independencia en el juicio; cierto grado –necesarísimo, sobre todo en la República Dominicana— de profesionalidad o autonomía en tanto escritor.  Simpatizamos con esta veta del juicio en Belliard.  Y esperamos tenga una ancha y larga estela de imitadores.  Aquí no importa el copyright, más bien lo alentamos, en un medio cultural donde además el no citar o plagio –más tibiamente, el palimpsesto–  es regla.

»Leer más

EVENTO: WORK IN PROGRESS. CONSTRUYENDO UN POEMA HINOSTROCIANO

Mundi
La revista Trafalgar Square y SISA, Residencia de artistas, convocan a la construcción de un poema polifónico  en memoria y homenaje a Rodolfo Hinostroza.
Para la selección de los participantes, hacen las veces de jurado: Doctora Helena Usandizaga, de la Universitat Autònoma de Barcelona, Dr Pedro Granados, VASINFIN, y Juan Yufra, profesor de la Universidad San Agustín de Arequipa.
Los creadores invitados a participar, más de tres y menos de nueve- se alojarán por cuatro días en Sisa, Residencia de artistas. Donde, en aislamiento, además de asistir a las seis conferencias  se dedicarán en forma de taller  a la construcción del poema- homenaje al gran Rodolfo Hinostroza.
Contamos, via Skype, con la participación del poeta uruguayo Roberto Echavarren Warke y del poeta cubano-barcelonés Rodolfo Häsler.
Los creadores invitados a participar deberán tener menos de treinta años de edad y alguna obra publicada.
El evento se desarrollará del 15 al 18 de diciembre.
La lista de invitados participantes se dará a conocer el miércoles 7 de diciembre.

»Leer más

Desde otra margen: la última poesía española

Libro de Notas

En “Desde otra margen: la última poesía española”, Pedro Granados nos ofrece una arriesgada visión de la poesía española de las tres últimas décadas, denigrando la poesía de la experiencia y devaluando la del conocimiento con Valente a la cabeza. Valiente sin duda, el autor ningunea la labor poética de Octavio Paz o de Blanca Varela y valora, con muchos matices, la nueva poesía del compromiso (Riechmann) o la antipoesía a la española (Binns). ¿Por dónde está entonces el buen camino? Creo que postula una poesía personal, de largo recorrido, con humor, comprometida pero no política, mágica pero no hermética, reflexiva pero no onanista. Valioso artículo porque, aciertos, errores o coincidencias a un lado, remueve inteligentemente el anquilosado panorama poético español.

Marcos Taracido

»Leer más

nadie está en el cielo de Venus/ Norka Uribe

image

no hay Venus ni colmena mucho menos río ni juglar

nadie está en el cielo de Venus hoy domingo nadie que ame su voz o sus quejas

nadie está en el lugar de azufre o rocío.

10 minutos han pasado –todo Brasil todo Javier Prado- esperando

No hay un cuerpo frente a ti, escucha:

Mírame “(miradas) se encuentran las miradas”

estoy perdiendo mi circularidad estoy perdiendo el cielo raso

estoy callando

están cayendo flores una a una sobre mi cabeza mi espalda y mi única nuca están cayendo flores amarillas están manchando la vereda están allí por si alguien las mira no lo olvides.

1. la columna de mi espalda frágil y roja la columna de mi espalda sueña que bebo agua y no se me acaba nunca.

2. la boca

3. algunos órganos

4. que no nos duelan

5. que no nos falten

6. los pies

7. el corazón

8. sangre

9. dientes

10. uñas

11. rostro

12. cabellos

13. oídos

14. nariz

15. lengua

16. piernas

17. sexo

18. las manos

19. senos

20. brazos

21. memoria

22. sal y pimienta

23. piel

24. alma

25. la sonrisa

26. la estrella blanca

27. Venus habita está en ella sola.

Ahora mírame fijamente y resurja tu voz.

»Leer más

Progress and the ethics in cultural memory in Perú: a discussions in the light of critical theories/ Alexandra Hibbett

Hibbett

Asistimos a esta presentación de la Dra. Alexandra Hibbett –en el marco de la jornada “Crítica y progreso social.  Desafíos Post- y Decoloniales” (PUCP, 16 – 18 nov.)– y quedamos gratamente impresionados por el talento, riesgo  y rigor conceptual de la expositora.  Su campo, asociado a la crítica, es la literatura; por lo tanto existía como más afinidad con lo que en nuestro propio trabajo vamos ensayando.  El punto central de Hibbett fue sustentar que la visión occidental de la memoria (Benjamin o Adorno) no cuadra ni para abordar la violencia de los años 80-2000 en el Perú (por ejemplo, las iniciativas de museos locales son concurridas por los turistas, pero son irrelevantes para los vecinos) ni, ergo, tampoco la instrumentalización de aquélla en las numerosas novelas y múltiples poemarios que ventilan aquel fenómeno de la violencia en nuestra nación; para no hablar de las reseñas locales a los mismos.  El “giro  ético” (Rancière) se ha vuelto un modo de intentar limpiar la culpa.  En vez de una decisión política, esperamos la caridad o conmiseración del Estado.

Por nuestra parte, creemos que parecería existir en esto un margen de opacidad cultural (Éduard Glissant) o de pudor o secreto colectivo (Doris Sommer) que todavía no  entendemos; menos, compartimos.  Entonces, aunque pareciera paradójico, precisamos acaso –como en El Doctor Centeno— “desaprender” o un tanto de amnesia para ampliar nuestra conciencia (Nicomedes Suárez Araúz).  En este sentido, preguntada por nosotros al final de su exposición sobre –si no es aquella occidental– cuál es la visión de la memoria que sí funcionaría aquí, la Dra. Hibbett nos remitió a un libro suyo que está por aparecer.  Evento que será, esperamos, objeto de comentario en este mismo blog.

»Leer más