OTRO POEMA DE SABINA CACHI

sapo

[El hermoso canto de los sapos]

El hermoso canto de los sapos

Alegra mi existencia

Amo la vida con todo su vaivén

Munakuyki qanta munakuyki

Qanta…

En las inmensas llanuras

El viento sopla fuerte

Paja brava y yaretas

Son  las estrellas

Aquí estoy para ti

Este olor a puro barro

Mis hojas empañadas de vida

 

Sabina Cachi (Cochabamba, 1985).  La compasión está con ella.  Ingrediente que le surge desde lo remoto y lo hondísimo: su propia cultura; en tanto sentimiento y, no menos, incandescente lucidez .  Inteligencia hechizada e imprescindible para en nuestros tiempos acertar a convivir.  Una verdadera perla irregular entre la constelación de poetas a la moda; sean hombres o mujeres, jóvenes o adultos.  Junto con la poesía de Alejandría Carranza, su exacta contemporánea, forman como dos hilos –un tanto de diferente tono– con los cuales se teje y se juega el sentido o la justificación de la poesía entre nosotros y del tiempo por venir.  Ahora mismo prepara su primer libro de poemas.

 

»Leer más

POETAS DE BOLIVIA

Poetas

Habla Alejandría Carranza, escuchamos todos. Tarde soleada, ligera y cómplice de la poesía en la Casa Patiño de Cochabamba. Lugar, toda esta ciudad, extraña y hondamente familiar para un andino de más al norte y de la costa y de una capital, por lo común, tan frívola para la poesía como puede serlo Lima.

»Leer más

AMARUS/ Indran Amirthanayagam (english translation)

MayanKin-09-3-Amaru-Serpent-Unu-Urco-Calca

Lima Vision
The city
Under a wounded serpent
The city my city
Into dust
My mother my father
My absent brothers
And this cloud of earth
And this serpent of earth
Over my astonished
And silent heart.

Vision: La Paz
I write to you
at four thousand meters,
over the thirty thousand
people I have seen
on the road. The air
is not propitious
for poetry.
I sit in an enormous
watchtower to control
loves and souls
and sexualities.
All Bolivia is in the closet.
All of Peru as well.
And probably
the whole Andean
old city.
Enclosed in the closet
of our desires
and our trodden upon dignity.
A giant amaru drowns
from the hard crust
that separates it from the surface.
A new tire
crushes it right now.
To see and run and be defeated
countless times.
In which wave
do you rob the air?
Through which nook
finally feel your legs,
your round ass,
your frothing vagina.
We are all saved.
We are innocents
over such a rigid ice cream
of the world. Not even
all the devil’s gestures
can dissimulate our milk teeth.
The Andean world passes
through a deep period of refrigeration.

To Tilsa Tsuchiya
There is no color that does not beat
and does not open us to life,
no rose, no profession known
or unknown that does not tell us
from behind, or always,
that does not call us discreetly
in our insides.
There are roses, strange sensations
like a radiant necklace,
a lukewarm overcoat,
like a waterfall rushing
that pursues the youngest fish
to caress them.
There is no extreme, no order,
no disorder, no adventure,
no memory,
everything is one task,
one bridge,
one shining of sun in water,
on the tongue, the teeth.
There is no going away, no return,
no far away. Only
a beautiful cabbage
with fresh and quiet leaves.

»Leer más

Poesía de Bolivia para el mundo

Norka 1

Tinta de Norka Uribe

En una reciente visita que hiciéramos a Bolivia, en específico a Cochabamba, con motivo de ofrecer un seminario-taller para profesores titulado “Modos de leer y practicar literatura en clase” –en el “Centro Simón I. Patiño, Centro de Capacitación”–,  nos dimos con la agradable sorpresa de compartir con un espléndido grupo de estudiantes; y, por otro lado y en distinto contexto, coincidir además –encontrarnos o reencontrarnos– con algunos poetas en aquella misma acogedora ciudad.  Obvio, nos leímos mutuamente nuestros poemas e intercambiamos algunos libros.  Otros poemarios los hallé en librerías.  Fruto de todo este intercambio poético son las líneas que siguen; tómelo el lector como un redescubrimiento y homenaje a aquella poesía de gran altura.

»Leer más

Dibujo y poema de Norka Uribe

Norka

“No hay distancia que te vuelva inaccesible y llegas en volandas y hechizado”

Bendito anhelo-Goethe

Coram me

inocente vientre

inocente tregua

inocente verdad

acércate a mirarla que aun te espera,

acércate a mirarla y dile que has vuelto,

que has vuelto por ella y su pan,

acércate a mirarla,

para reír en invierno de una tarde en Lima.

Lacerando

caminando

callando

tú,

el nido que duerme en otro planeta,

la luz entra en ti

y el ave ya ha volado.

»Leer más

Actas del Congreso Internacional “Vallejo Siempre”, Tomo 3 (Reseña)

ACTAS+VALLEJO+Tomo+3

Entre las varias colaboraciones que resaltan la efemérides o, al final del volumen, el sugestivo archivo de fotos del evento, nos ha llamado la atención –por necesario– el artículo de Mauro Mamani Macedo, “Tour Eiffel-Kunturwachana: César Vallejo y Gamaliel Churata”.  También, por qué no, el breve ensayo de Camilo Fernández Cozman, “Los argumentos basados en el modelo y el antimodelo en la poesía de César Vallejo”.  Y, por recordarnos lo buena escritora que pudo haber sido María Rosa Sandoval (o “Marie Bashkirtseff”), “Vallejo y María Rosa o los rotos aros de unos muertos novios”, de Teodoro Rivero-Ayllón (a modo de un capítulillo más de la novela de  Eduardo González Viaña, Vallejo en los infiernos).

»Leer más

Poemas de Sabina Cachi

maxresdefault

Hojas y arena

¿Por qué amo y nadie me ama?

Silencio sólo silencio.

Desesperadamente corre un silencio por mis venas.

Las montañas son…

tus manos

 

a mí

 

Mi chompa colorada

Vivo soñando querubines y robando panes

Lluvia de los ojos de nadie

Los únicos colores vivos

son los de  las flores y el arco iris.

En la fiesta de la patria encontré

una hermosa kantuta tricolor.

Y una multitud de personas y lunas

y vientos y mares y musas.

 

»Leer más

Pedro Granados: Lo que importa es escribir/ Claudia Gonzales Yaksic

Cocha

 

El escritor y maestro peruano Pedro Granados estuvo por primera vez en Bolivia el año 1994. “Lo pasé en Santa Cruz de la Sierra donde enseñé literatura en el colegio San José, cuyo dueño era un conocido psiquiatra-empresario de la misma región. Ese año, de modo simultáneo al trabajo en el aula, colaboraba tanto con El Deber, donde difundí valores que recién empezaban (hoy muy conocidos); como con Presencia Literaria, donde me invitó a publicar el recordado Jesús Urzagasti. También de esa época conozco a Homero Carvalho. Y alguna vez, de paso por Cochabamba, busqué a Luis H. Antezana para hablar de Borges”, cuenta Granados en una entrevista virtual. Y es en Cochabamba donde este reconocido escritor estará dando, desde mañana, el taller “Modos de leer y practicar literatura en aula” en el Centro Simón I. Patiño.

»Leer más

MODOS DE LEER Y PRACTICAR LA LITERATURA EN CLASE

PG

Del 10 al 12 agosto
Organizan:
Centro Simón I. Patiño, Centro de CapacitaciónLugar: Sala de cursillos
Hrs.: 18:00

Dictado por: prof. Pedro Granados (PhD, Boston University)

Costo: 120 Bs. Se entregarán certificados.
El objetivo general del taller: Potenciar las habilidades, conocimientos y metodologías de los maestros de la región para que puedan promover con mayor éxito la comprensión lectora entre sus alumnos.
Las plazas son limitadas. 
Apúrense en inscribirse.
Mayores informes, llamar al teléfono: 4489666 int. 6 o al cel. 76972308.
Centro Pedagógico y Cultural Simón I.Patiño (centro de capacitación)

»Leer más

Poesía de Antonio Moreno Figueras

figueras

ÁNGEL DE ANTONIO

“Por otro lado, en medio del monocorde panorama general, también hemos podido toparnos con muy agradables sorpresas. Comprobar, por ejemplo, que excelentes poetas como Angela Valley, Jesús Aguayo o Antonio Moreno Figueras comparten los mismos sobresaltos de sus pares latinoamericanos: ¿cómo persistir en ensayar una voz personal en medio de tanto espejismo de mercado? u otra también pertinente y, quizá, más agobiante en Latinoamérica: ¿cómo sobrevivir sin perder el sentido del humor, sin que la política mate en nosotros lo mágico? Obviamente, en nuestra época hipercrítica nadie, mucho menos los poetas, quisieran que los tomen por ingenuos en política; mas, tampoco, creemos sea obligatorio tener que pensar y expresarnos siempre como si fuésemos ministros del interior. Sin embargo, a aquellas didácticas y, por lo tanto, simplificadoras preguntas nos responde de forma mucho mejor el poema “Esperanza”, del último de los poetas nombrados:

“Derrocado el corazón,
intento salvarme de la tragedia.
Hago como si no estuviera muerto”.
Estimado, Pedro. Estas palabras suyas, publicadas en la revista “Babab” y referidas a mi obra, fueron como nombrarme caballero deprisa y corriendo para participar en unas justas… Me dirijo a usted porque quiero hacerle llegar mi último libro, “Ni lugar adonde ir”, publicado por “El Sastre de Apollinaire”. Me hace ilusión que tenga el libro físicamente, pero también, si lo desea, le puedo mandar un documento.
                            Un cordial saludo
                                   Antonio M. Figueras

»Leer más