Poemas de Omar Pinedo

Negados para el erotismo y para la neurosis (voluntaria), estos poemas no se hayan negados para la poesía.   Basta sólo con que el autor acierte a protegerlos para el futuro; no las palabras ni tampoco la prosodia  que aquí y ahora emanan, sino la urdimbre y el temple de su malla de cazar insectos.  Nube de insectos traviesos o polen, da lo mismo, con que la poesía se anuncia, siempre, sobre todo ante un poeta joven.  Los problemillas a sortear en el Perú, en realidad insignificantes, son el modo en que hasta el día de hoy solemos leer a Vallejo; lo que decide el diario El comercio ser bueno en materia de poesía; el ingente número de poetas sin experiencia directa del gozo con la redonda, aunque con uniforme nuevo y reglamentario.  

II

Efímeras también

las mariposas breves del relente.

El río no es el tiempo.

(Sino el fluir y el cauce,

los guijarros y el agua que discurre,

– ¡brilla el pez que brinca! –

el rocío, el frío,

la gran roca desde la que observo,

el sonido).

Cumpleaños de papá

-La muerte es

llegar a casa y llorar en el baño

solo,

sin motivo aparente.

Mi amigo desapareció en el aire.

Aún hoy lo extraño.

»Leer más

Pietá Boné, una mujer W, NOBEL de Literatura/ Harold Alvarado Tenorio

Boné, al centro, con Federico, Torres, Gloria Luz, Popolizio, Langagne, Lopez y Pumarejo, benefactores.

La poetisa Pietá Boné, la mujer W más admirada por el Premio Novato de la empresa de petróleos noruega Statoil, el fariano Juan Manuel Santos, y Julito, uno de los Tres Chiflados, ha sido candidatizada, por un ciclópeo grupo de intelectuales colombianos al Premio Nobel de Literatura… la señora Boné cuenta con la protección piadosa del Instituto Cervantes y su director el Doctor y miembro del Partido Comunista Español Luis García Montero y su esposa, la robusta Almojábana Grandes.

»Leer más

Algo que quedó en el tintero de Un chin de amor

Hice todo lo posible por prestarles oídos, pero, a cambio, no han escuchado absolutamente nada, poetas de la media isla donde errar es lo correcto.    La poesía no son lecturas; sí, dignidad.  ¿Cómo es posible ser escritor si trabajo para el Ministerio de Cultura?  Si me entrevero –hasta perderme de vista– en la lógica de lo burocrático, el amén, el empellón, lo políticamente correcto.  En este contexto la poesía es imposible, por más que acaso sobrenaden allí el talento y la inspiración.  La poesía a ninguno interesa, sólo la imitación de lo ya consagrado; sólo la inmediata y obscena figuración.  A poetas de derecha e izquierda me refiero; canjeables o intercambiables, todos, por lo demás.

Asimismo, la crítica de la poesía allí es una copia fotostática del proceder de los poetas.  Caverna al cuadrado.  Ignorancia honda.  Muñecos maniatados por ventrílocuos análogos .

»Leer más

Jacques Viau Renaud, primer poeta domínico-haitiano/ Sophie Maríñez

He querido hablaros de mi patria,
De mis dos patrias,
De mi Isla,
Que ha mucho dividieron los hombres
Allí donde se aparearon para crear un río.

Jacques Viau Renaud (1941-1965), figura inspiradora que rompe todos los esquemas de odio y estereotipos construidos sobre “el haitiano” en el imaginario dominicano y que simboliza a la perfección la imagen de solidaridad y fraternidad entre ambos pueblos.  Poeta haitiano que creció y vivió la mayor parte de su vida en Santo Domingo, Viau luchó junto a los dominicanos contra las tropas norteamericanas que invadieron República Dominicana para aplastar el movimiento que, en abril de 1965, luchaba para restituir al presidente Juan Bosch, quien había sido destituido por un golpe de estado en 1963. Viau llegó al rango de sub-comandante del Comando B-3, pero murió con apenas 23 años el 21 de junio de 1965, después de una semana de agonía tras ser alcanzado por una granada lanzada por un mortero de las tropas norteamericanas.3 Dado el contexto político y social de hoy, es natural que Viau se haya erguido como figura indispensable para los sectores progresistas que han luchado por apaciguar las tensiones y sanar las heridas causadas por las acciones de las autoridades y élites anti-haitianas.

»Leer más

Voltar, Crescer/ Indran Amirthanayagam

Frank Ettiene, un servidor e Indran Amirthanayagam (Porto Príncipe – Haití)

Que bom que você voltou. Há tempo

que não temos notícias suas. Uma língua

é mais forte quando se fala, uma mata

quando as árvores crescem na companhia

de outras árvores. Temos que reagir.

Veja a bomba que barrou a Abaco

Grand Bahama. Faz mais forte

sua nova casa. Caminha. Toma

o ônibus para ir ao mercado, à missa,

ao escritório. Sim, fala a língua.

»Leer más

Estimados Camaradas de los Estudios Generales de Ingeniería de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM)

Bienvenidos a la profesión de Ingeniería, como profesionales tendrán que aplicar el Ingenio y la Creatividad para resolver problemas esenciales en la vida moderna y la sociedad contemporánea.

Les habla y saluda un egresado de la Carrera de Ingeniero Civil en México, para denotar una expectativa importante no solo de las Ingenierías,  sino también de todas las profesiones en el mundo moderno hiperconectado.

El mundo del capitalismo neoliberal moderno está en crisis, especialmente en todos los países latinoamericanos incluido México. Los modelos educativos que nos han impuesto están dirigidos a capacitar a los futuros trabajadores, se dice que es necesario para que podamos vivir (yo diría sobrevivir) en un mundo masivo de miles de millones de terrícolas que requieren de un empleo para poder pagarse el derecho a la existencia; por lo general, como empleados del gran capital y para ello han intentado eliminar las humanidades de nuestras profesiones.  Craso error que ahora más bien las Universidades latinoamericanas y los gobiernos democráticos, incluidas las Universidades de primer mundo como Estados Unidos e Inglaterra, intentan revertir y, por lo tanto,  impulsan el retorno a las humanidades, a la creatividad, a la promoción del arte, a la Poesía.  Esto  en TODAS las profesiones pues es necesario para recuperar nuestro sentido humano, social, no competir con otros toda la vida para encontrar empleo sino cooperar y superarnos para ser felices, solidarios.  Crecer todos no para ser esclavos del gran capital, sino para ejercer nuestro derecho al bienestar.  Las profesiones requieren, además, de la sensibilidad creadora para no construir un mundo cuadrado, rígido, sin emociones, con estrés, sin belleza, pues el ser humano por naturaleza posee sensibilidad, creatividad, emociones.  Poseemos asimismo, por naturaleza, un proceso que se llama el aprendizaje permanente.  Aprendemos durante toda la vida.  El término de sus estudios profesionales no concluye su desarrollo social, sino que somos responsables de dirigir a nuestras comunidades por el mundo moderno con sentido humano para sentirnos satisfechos de vivir.

Por eso deseo y espero que no corten la imaginación, sensibilidad y creatividad que demostramos desde pequeños, esto nos da a todos la oportunidad de ser profesionales competentes y libres, con autonomía. Las sociedades al través del tiempo se han desarrollado gracias a la cooperación social, no a las competencias entre nosotros.  Se han desarrollado gracias al deseo de ser siempre mejores para el beneficio colectivo, apreciar el arte y la poesía de la vida.  Conozco al Doctor Pedro Granados poeta profesional que incluso a mí me ayudó a recuperar el sentido poético de la vida, pues yo reprimía mi desarrollo humano y ahora gracias a él lo he recuperado, recupero mi libertad y mi camino propio, a decidir lo que yo quiero en la vida.

Les deseo éxito en su desarrollo profesional y tengo que decir que tengo amigos en el Perú, ingenieros y profesores y estudiantes y poetas, y también estoy pendiente del rumbo de nuestro camino latinoamericano hacia un futuro hiperconectado y maravilloso, un abrazo a todos.

Inserté imágenes con mis estudiantes de la Facultad de Ingeniería y de la Facultad de Artes,
la tercera imágen de algunos estudiantes de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos
de Lima, Perú, a quienes va dirigido este saludo de inicio de cursos Universitarios.

»Leer más

Reseñas de mis novelas cortas

La saga se inició hace 19 años con Prepucio carmesÍ (New Jersey: ENE, 2000).  Primera novela del siglo XXI –escrita por un migrante peruano– trasandina, archipiélica o multinatural.  Sin melancolías ni con el espíritu –típico o, peor todavía, profesional– de  un sujeto andino damnificado.  Post-exótica y post-indigenista; la cual, apuesta más bien por la complejidad desde el origen, por la opacidad.

Luego se han sucedido:

Prepucio carmesí y otras novelas cortas (Lima: Tribal, 2012).  Reúne: Prepucio carmesí (2000), Un chin de amor (2005), En tiempo real (2007), Una ola rompe (2012) y Boston Angels (2012).  Posteriormente, he publicado directamente en la Web ¡Fozi Lady! (2016) [2013] , sobre los últimos momentos de la vida de César Vallejo y, casi, de Juvenal Agüero; y Poeta sin enchufe (2018).

RESEÑAS

Nos encontramos ante un texto que no es fácil de leer y sin embargo su lenguaje nos resulta sumamente familiar. Es un texto que evoca a los fantasmas de la escritura. Un algo nostálgico inunda sus páginas. Un texto deforme e impredecible como lo es el mar. Es un texto que cuenta pero que también nos muestra lo invisible escondiendo la trama y lo evidente en una urdimbre de momentos y anécdotas. Un texto que resulta una fiesta para el lenguaje. Una celebración de la palabra. Un texto que nos remite al pasado. Ese tiempo pretérito que aún respira entre los acantilados de la existencia. Un texto que nos abandona dejándonos con el deseo de volver a la obra de Pedro Granados que es un futuro que él ha construido y que no existe salvo en la palabra.

Davo Valdés de la Campa (México)

Novelas breves, inmediatas, que hacen de la historia de Juvenal Agüero, la historia de cualquier hombre de letras arrojado a la intemperie de una existencia cada vez más intrincada, a caballo entre los retazos sincopados de Internet, ya todos entran en casa sin llamar, y el salto permanente entre imágenes y textos que contemplamos sólo por un instante. ¿De qué manera puede encarar el que vive del sueño y de la tecla semejante pandemonium de pulsos culturales? Pedro nos lo cuenta en un párrafo y sin apenas despeinarse, nada como su falta de afectación para decir las cosas desde la altura de quien ha experimentado seriamente con ello.

Juan Granados (España)

El humor es uno de los rasgos más logrados. El autor emplea y dosifica el humor a lo largo de la obra. Incluso en los momentos de mayor seriedad hay una pequeña cuota de ingenio humorístico.

El Prepucio viene a significar la cubierta que nos separa del mundo y nos mantiene encerrados y sin luz. La ruptura de ese prepucio es la salida al mundo para desenvolvernos como pensamos y sentimos y, sobretodo, para ejercitar nuestra libertad.

Edson Pacheco Briceño (Perú)

Una prosa cautivante, secreta, como un río de petróleo indescifrable que transita por el subterráneo y aúlla: Desaparecer bajo el triturador de mi cocina primero con un ruido áspero, pero después como un sonido uniforme, tan uniforme como el agua que lava y tan humilde desaparece. Versátil. Fuerte. Ya nadie usa tinta -es increíblemente costosa- ahora es el parpadeo de las teclas del escritor las que anuncian un estilo particular.

Daniel Beteta (Perú)

»Leer más

Los heraldos negros: «fermento[s] de Sol»

Sumilla
En  «Nostalgias  imperiales»:  «[Yo  soy]  Un  fermento  de  Sol  /  ¡levadura  de  sombra  y  corazón!»  («Huaco»),  de  Los  heraldos  negros  (LHN),  la  palabra  «fermento»  —vinculada  al  «Sol»  actuando en la «sombra y corazón»— resulta semejante, aunque no  equivalente,  a  fragmento.  En  este  sentido,  y  tal  como  estudiamos en nuestro libro Trilce: húmeros para bailar (2014), el poemario de 1922 no se hallaría «fragmentado» o constituido de «fragmentos» (vanguardia histórica europea), sino, más bien, fermentado o «fermentando» (Inkarrí).Los  «heraldos»,  en  tanto  «fermentos  [de  Sol]»  de  LHN, constituirían una comunidad (jardín de Epicuro) o archipiélago andino susceptible —aunque ya opaco o mestizo— de extenderse de  manera  universal.  Una  reflexión  específica  y  concentrada  —«escena cerebro»— de lo mismo (naturaleza y función de los «fragmentos»)  la  constituiría  Trilce.  Es  por  tal  motivo  que  este  poemario resulta más «abstracto» o «teórico» que LHN.  Por  su  parte,  España,  aparta  de  mí  este  cáliz,  constituiría un  señalamiento  y  reconocimiento  explícito  —ya  universal  y  multitemporal,  en  «[Niños]  si  tardo»—  de  aquel  mismo  archipiélago  andino,  simétrico  y,  acaso,  esta  vez  un  tanto  más  evangélico  o  menos  «pagano»  (pensamiento  amerindio  o  epicúrico) que Trilce.Por  lo  tanto,  postulamos  que  «los  heraldos»  son  «negros»,  al  modo  de  aquel  enterrado  y  activo  «fermento[s]  de  Sol»  del  poema  «Huaco»;  «niños»:  traviesos,  manchados,  embarrados.    Y,  además,  «levadura»  en  cuanto  «niños»  como  significado  de  promesa,  primicia  o  futuro  de  un  mundo  siempre  perfectible.    Niños que sobrevivirán al aborto (Trilce) o a las balas (España, aparta de mí este cáliz) en un ayllu multicultural, multinacional, multitemporal  y  multidimensional  donde  la  vida  alienta  un  continuum.

»Leer más