Archivo de la categoría: Docencia

Docencia universitaria

César Vallejo y las vanguardias: hacia una reconstrucción de la ‘estética del trabajo’/ MORENO HERNANDEZ, DANIEL ALBERTO

RESUMEN

César Vallejo (1892-1938) figura en la literatura universal como uno de los escritores más importantes de Hispanoamérica. Entre autores como Rubén Darío, Gabriela Mistral, Pablo Neruda, Alejo Carpentier, Jorge Luis Borges, Nicolás Guillen u Octavio Paz, César Vallejo continúa siendo referente de estudios literarios debido a su innovación estética y extraordinaria producción artística, una producción que desde su lectura plantea dificultades cronológicas, pues buena parte de ella fue publicada con posterioridad a la muerte del escritor. Este es el caso de Hacia el reino de los Sciris, Poemas en prosa, Poemas humanos, Contra el secreto profesional y El arte y la revolución. Mitificado como un poeta religioso o un existencialista cristiano, otras veces como un escritor atormentado y contradictorio –antagónico de las vanguardias artísticas o marxista heterodoxo–, lo cierto es que aproximarse a la obra de César Vallejo implica un desafío que difícilmente concede cómodas valoraciones, puesto que además de abarcar cualesquiera géneros literarios (narrativa, poesía, teatro), la producción artística del escritor se inició en las postrimerías del modernismo hispanoamericano y durante una etapa modernizadora en el Perú. A grandes rasgos, es posible situar la obra de Vallejo en un periodo histórico de entreguerras e ideologías que transformaron decididamente el rol del arte y del artista del siglo XX. Este hecho es de por sí interesante y ha sido abordado desde múltiples perspectivas. A partir de trabajos biográficos cuya aportación ha favorecido al conocimiento de la vida intelectual de Vallejo –como son las contribuciones de Georgette de Vallejo, Thomas Merton, André Coyné, Xavier Abril, Juan Larrea o hasta análisis cuyo eje central gira en torno a la temática del escritor –grupo al cual se suscriben Alberto Escobar, Nöel Salomón, Roberto Paoli, Américo Ferrari, José Miguel Oviedo, Cintio Vitier o Stephen Hart–. De igual forma también es posible encontrar otro tipo de estudios enfocados a la poética vallejiana –desde Los heraldos negros hasta España, aparta de mí este cáliz–, conjunto donde figuran Saúl Yurkievich, Julio Ortega, James Higgings, George Lambie, Walter Mignolo y Pedro Granados.

UAM (Cuajimalca), Tesis, Maestría en CCSS y HH.

»Leer más

Los heraldos negros: «fermento[s] de sol»

MARTES 16, 12 m.  Centro Cultural de San Marcos (Centro de Lima)

Pedro Granados, PhD

VASINFIN – UNMSM

Resumen

En “Nostalgias imperiales”: “[Yo soy] Un fermento de Sol/ ¡levadura de sombra y corazón!” (“Huaco”), de Los heraldos negros (LHN), la palabra “fermento” –vinculada al “Sol” actuando en la “sombra y corazón”– resulta semejante, aunque no equivalente, a  fragmento.  En este sentido, y tal como estudiamos en nuestro Trilce: húmeros para bailar (2014), el poemario de 1922 no se hallaría “fragmentado” o constituido de “fragmentos (Vanguardia histórica europea); sino, más bien, fermentado o “fermentando” (Inkarrí).

Los “heraldos”, en tanto “fermentos [de Sol]” de LHN, constituirían una comunidad (Jardín de Epicuro) o archipiélago andino susceptible –aunque ya opaco o mestizo– de extenderse de manera universal.  Una reflexión específica y concentrada –“escena cerebro”– de lo mismo (naturaleza y función de los “fragmentos”) la constituiría Trilce; es por este motivo que este poemario resulta más “abstracto” o “teórico” que LHN.

Por su parte, España, aparta de mí este cáliz, constituiría un señalamiento y reconocimiento explícito –ya universal y multitemporal, en “[Niños] si tardo”–  de aquel mismo archipiélago andino, simétrico y, acaso, esta vez un tanto más evangélico o menos “pagano” (pensamiento amerindio o epicúrico) que Trilce.

Por lo tanto, postulamos que “los heraldos” son “negros”, al modo de aquel enterrado y activo “fermento[s] de Sol” del poema “Huaco”; “niños”: traviesos, manchados, embarrados.  Y, además, “levadura” en cuanto  “niños” como significado de promesa, primicia o futuro de un mundo siempre perfectible.  Niños que sobrevivirán al aborto (Trilce) o a las balas (España, aparta de mí este cáliz) en un ayllu multicultural, multinacional, multitemporal y muldidimencional donde la vida alienta tal un continuum.

Palabras clave: Poesía de César Vallejo, Los heraldos negros e Inkarrí, fragmento/fermento.

»Leer más

PEDRO GRANADOS EN HAWANSUYO

TALLER DE POESÍA: FRAGMENTO Y MEMORIA CULTURAL. 

AGUAS MÓVILES DE LA POESÍA PERUANA: DE LOS FORMATOS A LAS SENSIBILIDADES

JAIME SÁENZ EN EL TELEFÉRICO PACEÑO: ALGUNOS CABLES DE SU POESÍA

EL “TRICKSTER” O “ZORRO” CÉSAR VALLEJO: MATERIALES PARA SU RECONOCIMIENTO

TRILCE E INKARRI

EL CÉSAR VALLEJO DE STEPHEN HART

¿PEDRO SUSZ K. O JESÚS MARTÍN-BARBERO?

TRILCE, EL PEZ DE ORO E INKARRI

»Leer más

La otra Gloria/ Harold Alvarado Tenorio

Harold Alvarado Tenorio con el periodista y escritor Antonio Caballero

“Alvarado Tenorio se coloca en las antípodas de la crítica blanda. Invasión abusiva de la privacidad, hiriente agudeza, cinismo, desmesura, descaro –guachada, patanada, diría algún cachaquizado-, en sus juicios, sin parar mientes en el rigor analítico, en las calidades de sus referidos, ni en el destino o efecto de sus dardos emponzoñados, es lo suyo. No obstante, dígase cuanto se quiera, para bien o para mal, ser sujeto de alusión de HAT en el plano literario, aun político, es privilegio no a todos concedido. ¡Cuántos ignorados querrían ser destinatarios de sus agravios y libelos! Serían, sin duda, recibidas como preseas” (Hugo H. Aparicio Reyes).

———————————

“Como presidente del grupo Planeta, Gloria Zea fue el peón de brega para la penetración, en Colombia y América Latina, de la industria editorial española controlada por el Partido Popular, sirviendo a José Manuel de Lara, que se hizo en esos años con los despojos de la gran editorial Seix Barral con la cual Carlos Barral había puesto por los cielos la literatura latinoamericana y terminaría, antes de morir, dueño de El Tiempo, quien lo vendió a Luis Carlos Sarmiento por la bicoca de 257 millones de dólares. De esos años viene la colaboración de la treintañera Ana Roda, inventora de las bibliotecas públicas, para atiborrar de impresos españoles miles de edificios municipales donde nadie asiste y hacer de las sucursales del Banco de la República una suerte de tumba de epítomes peninsulares que han desplazado los libros de las viejas editoriales nacionales como Bedout, Voluntad, Tercer Mundo, El Ancora, La Carreta, Temis o El Buho. El daño causado por esta aventura de la señora Zea, imprimiendo millones de libros de historia mamerta, novelas, libros de cocina, fotos, etc., sirvió también para enriquecer a Propal, que junto con la Editorial Oveja Negra, el gran invento del estafador más premiado de García Márquez, sirvió para que el hijo de Alvaro Mutis convirtiera en novelista a un ex convicto por soborno a la Constituyente de Rojas, haciendo de paso héroes literarios a esa pléyade de memos integrada por Jorge Franco, Mario Mendoza, Héctor Abad Faciolince, Santiago Gamboa, Laura Restrepo, Patricia Lara, Efraim Medina, Roberto Burgos, Alfonso Carvajal, Fernando Quiroz, Piedad Bonet y Juan Esteban Constaín, entre otros. Vale recordar que el primero de los libros publicados por Colcultura con la dirección de Juan Gustavo Cobo fue la traducción de Las flores del mal de Baudelaire, hecha por el padre de la última criatura”

»Leer más

Los poetas vivos y más vivos del Perú (recargado)

Exactamente el 1 de febrero de 2010, bajo el lema de arriba y para ilustrar nuestro texto, no se nos ocurrió mejor imagen que echar mano de esta foto.  El poeta, por antonomasia, más vivo del Perú; aquél que –sabedor de la muy poca monta y de lo mal pagá de la literatura o, peor, de la poesía entre nosotros– logró asir de veras y con los brazos bien abiertos el poder.  Fantasma o deseo solapado o fetiche de todos los poetas más vivos; de los que jamás han entendido ni, en realidad, tampoco les interesa entender porque les importa un comino –salvo por los versos de circunstancias– la  poesía.  Pero su megalomanía y narcisismo, extremos, pertenecen al coto poético; qué duda cabe.  Al ámbito acaso de alguna poesía, pero nunca de la historia; ésta última se halla reservada y se reparte, siempre, entre los poetas vivos.

»Leer más

Escriba sin temor: Teoría, metodología y consecuencias de un Taller de Creación Literaria

Dedicado, particularmente, a mis estudiantes de la UNMSM

Como podemos apreciar, el presente trabajo es apenas una cala en una labor que en el Perú se halla aún pendiente; la del desmontaje de nuestras instituciones literarias vigentes o todavía significativas.  Trabajo que nos permitirá ser conscientes de lo nuevo y de la rémora; no sólo del estado de la crítica; sino, y sobre todo, de la situación y nivel de nuestra creación literaria… de lo que se premia, auspicia, acepta o ayuda… y la del desamparo en que quedan otras propuestas que no calzan en el marco de dichas –al menos a decir de Enrique Ballón–precarias o ridículas instituciones. Adentrarnos en el “caso de Cristóbal Tobi Kanashiro” nos ha permitido visualizar lo que, de modo literal, ocurre con la manipulación que en este ámbito de cosas todos estamos sometidos. Pacto institucional, el de los productores y consumidores de literatura, que se halla instalado y gravitando en nuestras aparentemente libres evaluaciones y elecciones en este campo. Influencia institucional a buena hora también, lo hemos podido observar en este breve trabajo, ni impermeable ni tampoco blindada. El asunto pendiente es hacerla más perceptible todavía, ponérnosla ante los ojos, para tomarla por asalto e influir sobre ella; y propiciar una gestión más democrática y, deseablemente también, mucho más creativa.

»Leer más

Taller no adictivo para poetas (consagrados o no)

Individual, confidencial; presencial o por Internet.

Se acepta todo formato previo: neobarroco, vanguardista, minimalista, coloquial … o tal como venga la mano.  Y en cualquiera de sus paradigmas: clásico, barroco, romántico, modernista, posmoderno.

Poetas analíticos, impresionistas, venecianos, místicos… son bienvenidos.

Este taller trata sobre todo de técnica, no de impartir consejos o auto-ayuda.  Es decir, en tanto y en cuanto aquélla: “pone siempre al desnudo lo que, en realidad,  somos  y  adónde  vamos” (César Vallejo).

La idea es advertir lo que puede hacerse de modo más eficaz; el filón que se deja abierto y no trabajado; lo que está ante nuestros ojos y no percibimos.

Se garantiza –luego de un tantito de paciencia– absoluta satisfacción en los resultados.  Y, no menos, posterior prescindencia del mediador.  Este taller no es adictivo.

Los honorarios del mediador se pagarán por adelantado.

Contacto:

»Leer más