Archivo de la categoría: Docencia

Docencia universitaria

Taller de poesía online por cuencas culturales: “para encontrar tu propio ritmo o ecualizarlo”

PRÁCTICA CREATIVA

Caribe, para sacudirse de Pablo Neruda.

Cono Sur, para que en nuestro contrato con el lector no intentemos, desde un principio, pasar por sujetos listos.

Brasil, para que nuestro performance (cuerpo y ritmo) aterrice mejor en nosotros mismos y luego, y con más potencia, en el papel u otro soporte a través de la escritura.  No estamos conminados a la poesía de autoayuda (“acción poética”); ni, tampoco, limitados a trascribir en portunhol selvagem.

Andina, para que leamos en su real expresión, de modo gozoso, a nuestro César Vallejo.

Amazonía, para sacudirse del espejismo y culto de los medios –exotismo, multiplicidad de lenguas u otros mimetismos– y optemos siempre, más bien, por las sensibilidades (ejemplo, la poesía de Luis Urteaga Cabrera); éstas, nuestra lengua común.

Latina (USA), para, a ejemplo de Tino Villanueva, dialoguemos más fluidamente con las demás cuencas culturales; y encontremos que nos ligan más afinidades que nos separan diferencias.

España, para que una vez superadas la “poesía de la experiencia” y la “poesía de la conciencia” y la “poesía de la chocolatina”, etc., percibamos todo ello como desde otra margen, la de América Latina; para, luego, permitir filtrarse a borbotones toda esa oralidad y poesía –a cada paso y a cada minuto y a cada lectura de los clásicos– del territorio de España.

México, porque no todo fue Octavio Paz ni todo debe ser ahora  infrarrealismo o un Bukowski, no de sótano, sino de vitrina.  Porque en nuestro contrato con el lector no empecemos por apuntarle con un revólver.

»Leer más

Taller de poesía online para encontrar tu propio ritmo o ecualizarlo

Cajón peruano

Taller en tiempo real.  Me envías anticipadamente tus manuscritos, los leo, agendamos un calendario de citas y vía skype –y con los textos en mano– hablamos de tu poesía.

El taller está abierto a poetas noveles y consagrados.  Y es confidencial, al menos que algún estudiante lo haga público; por ejemplo, el testimonio de Edgar Artaud Jarry:

“Cuando Pedro Granados me dijo “ahora conforma tu libro”, comencé a sufrir. Cuatro meses leyendo y corrigiendo y seleccionando todos los días, con un diccionario al lado, un libro de sinónimos, bebiendo café, revisando. Me di cuenta lo difícil que es publicar, los lectores no se merecen mis descuidos”

En español, portunhol selvagem, spanglish y un largo etcétera.

»Leer más

Dime cómo escribes y te diré lo que escribes/ César Vallejo

g_21429

La técnica no se presta mucho, como a simple vista podría creerse, a falsificaciones ni a
simulaciones.  La  técnica,  en  política  como  en  arte,  denuncia  mejor  que  todos  los
programas  y manifiestos  la  verdadera  sensibilidad  de  un hombre. No  hay  documento
más  fehaciente  ni  dato  más  auténtico  de  nuestra  sensibilidad,  como  nuestra  propia
técnica…

Hay  artistas  que  se  inscriben  como  superrealistas  y  quisieran  practicar  la  estética  de
Breton, pero su escultura, su dibujo o su literatura denuncia, por su clase de  técnica –
complejo  concurso  de  profundos  factores  personales  y  sociales-  una  sensibilidad,
pongamos por caso, impresionista, cubista o simplemente “pompier”.

Creen muchos  que  le  técnica  es  un  refugio  para  el  truco  o  para  la  simulación  de  una personalidad. A mí me parece que, al contrario, ella pone siempre al desnudo lo que, en realidad,  somos  y  adónde  vamos,  aun  contradiciendo  los  propósitos  postizos  y  las
externas u advenedizas cerebraciones con que quisiéramos vestirnos y aparecer.

»Leer más

Taller de poesía para poetas, consagrados o no

Foz 2015

Individual, confidencial y por Internet.

Para todo formato: barroco, minimalista, coloquial, etc.; o tal como venga la mano.

La idea es advertir lo que puede hacerse de modo más eficaz; el filón que se deja abierto; o lo que estando ante nuestros ojos no se percibe.

Poetas en tanto lectores analíticos, impresionistas, venecianos o incluso místicos son bienvenidos.

Se garantiza –luego de un tantito de paciencia– absoluta satisfacción.

Los honorarios del mediador se pagarán por adelantado.

Contacto:

http://poesiaensutinta.blogspot.pe/

Pedro Granados, PhD (Lima, 1955).  Tiene publicados una docena de poemarios.  Varias novelas breves.  Numerosos ensayos; algunos de los cuales giran en torno a César Vallejo y, en particular, a Trilce.  Hizo taller, entre otros,  con Martín Adán, Jorge Eduardo Eielson, Javier Sologuren, etc.

Algunos comentarios sobre su poesía:

»Leer más

Fiesta del final del taller de poesía en Ranhuaylla

final Taller

Al medio, en verde, Miguel Ángel Coletti que volvió a la poesía… si es que alguna vez se extravió o acaso ausentó de ella.  Hubo hallazgos poéticos por doquier, como éste: “… yo sería el oído en la copa”.  Intentamos implementar, en frase de Vladimir Herrera, algo así como una “profundidad sumergida” o de segundo o tercer grado.  Es decir, nada que tenga que ver con la poesía de autoayuda (tipo Acción Poética) ni, por otro lado, con aquella que pone entre paréntesis olores, sabores y un amplio espectro del tacto.  Entre este último, el de la rama que saltó y se continuó entre nuestros brazos;   el del fruto colorado que también, por último, se arrellanó entre nuestros polifónicos poemas.  !Viva Puno!, tal como entonó con fervor y no menos un tanto ya sazonado, Leo Cáceres; aunque aquí Puno significara Lima o Cusco o Arequipa… o incluso cualquier otro no lugar de algún otro no mapa.  P.G.

»Leer más

Seminario de poesía peruana contemporánea

Rodolfo y Pedro

Surgió un rico intercambio de intuiciones e ideas. Mi estudiante más destacada fue la española Ainhoa Segura Zariquiegui, quien el 2012 defendió la Tesis: “La melancolía en la poesía modernista peruana” (Doctorado en Literatura europea: perspectivas teórico-críticas) – Universidad Autónoma de Madrid; por la cual mereció cum laude y  Mención Internacional; y yo actué como Coorientador. Me encantaría volver a repetir, actualizado, este mismo Seminario.

»Leer más

Poesía peruana en diseño

Hinostroza

(Rodolfo, “Yo Yo” y yo)

Mito (M), sociedad-historia (S-H) e individuo (I)

“Vallejo era el principio y el fin” JMA, El zorro de arriba y el zorro de abajo

Vallejo Ѳ  Esfera en dos partes equivalentes, una exterior y otra oculta; con cada uno de sus puntos –en una u otra parte de la misma– equidistantes y con igual rango de valor.  El lenguje, particularmente en Trilce, emana de la línea divisoria entre una y otra parte de la esfera.  Lenguaje liminar.

Eguren Lenguaje simbolista.  Mundo alterno y alternativo: Realidad/ Noche.

Adán: Asume este mundo, pero en sus fragmentos (Barroco).  El sujeto poético no se da mucha importancia.  El lenguaje brota desde (S-H) –al centro,  tras sucesivos círculos concéntricos, luego de M y más lejos I–, desde la conciencia de esta desubicación y deterioro.  Se adelanta al Barroco-coloquial de los 80-90.

Guevara, Delgado, Romualdo, etc.  El lenguaje parte de M, el círculo concéntrico más periférico a I y a S-H; M en términos de Socialismo.

Eielson [Varela], se halla ausente S-H, el mundo oscila entre M e I; y el lenguaje emana desde la intersección entre M e I (semejante a Paz, “el instante”).  Junto con Szyszlo y MVLL interesados en la cultura y arte precolombinos, pero no en el “cholo calato”.

Sologuren, mundos alternos.  Hasta antes del 60  –mundos paralelos y verticales– de esquema trascendente, neorromántico o neoplatónico; desde Estancias, mundos paralelos y horizontales, de carácter inmanente y ascendencia Zen.

Hinostroza, el M del padre se halla al centro íntimo entre S-H e I; aunque M no trasciende a este último.  La memoria no repara la frustración, carencia o humillaciones del padre; sólo las repite y, al final, las hace suyas.  Todo sucede en el ámbito privado de I.  Semejante a Cisneros, pero en éste las frustraciones representan las de una clase social y su “discreto encanto”; de allí el recurso –uso y abuso– del monólogo dramático.

Luis Hernández Camarero, mundo en carpe diem en plena época naturalista de Hora Zero.  No existe el individuo, el lenguaje brota del estado de intersección o de gracia entre S-H y el mito de un  Sol espléndidamente núbil.

»Leer más

Progress and the ethics in cultural memory in Perú: a discussions in the light of critical theories/ Alexandra Hibbett

Hibbett

Asistimos a esta presentación de la Dra. Alexandra Hibbett –en el marco de la jornada “Crítica y progreso social.  Desafíos Post- y Decoloniales” (PUCP, 16 – 18 nov.)– y quedamos gratamente impresionados por el talento, riesgo  y rigor conceptual de la expositora.  Su campo, asociado a la crítica, es la literatura; por lo tanto existía como más afinidad con lo que en nuestro propio trabajo vamos ensayando.  El punto central de Hibbett fue sustentar que la visión occidental de la memoria (Benjamin o Adorno) no cuadra ni para abordar la violencia de los años 80-2000 en el Perú (por ejemplo, las iniciativas de museos locales son concurridas por los turistas, pero son irrelevantes para los vecinos) ni, ergo, tampoco la instrumentalización de aquélla en las numerosas novelas y múltiples poemarios que ventilan aquel fenómeno de la violencia en nuestra nación; para no hablar de las reseñas locales a los mismos.  El “giro  ético” (Rancière) se ha vuelto un modo de intentar limpiar la culpa.  En vez de una decisión política, esperamos la caridad o conmiseración del Estado.

Por nuestra parte, creemos que parecería existir en esto un margen de opacidad cultural (Éduard Glissant) o de pudor o secreto colectivo (Doris Sommer) que todavía no  entendemos; menos, compartimos.  Entonces, aunque pareciera paradójico, precisamos acaso –como en El Doctor Centeno— “desaprender” o un tanto de amnesia para ampliar nuestra conciencia (Nicomedes Suárez Araúz).  En este sentido, preguntada por nosotros al final de su exposición sobre –si no es aquella occidental– cuál es la visión de la memoria que sí funcionaría aquí, la Dra. Hibbett nos remitió a un libro suyo que está por aparecer.  Evento que será, esperamos, objeto de comentario en este mismo blog.

»Leer más