Archivo por meses: Junio 2011

Mails de Foz

20110628-andorinhas-05.jpg

que a flor flore
a colibri colibrisa
e a poesia poesia

(Haroldo de Campos)

Morte de Clarice Lispector

Enquanto te enterravam no cemitério judeu
do Caju
(e o clarão de teu olhar soterrado
resistindo ainda)
o táxi corria comigo à borda da Lagoa
na direção de Botafogo
as pedras e as nuvens e as árvores
no vento
mostravam alegremente
que não dependem de nós

(Ferreira Gullar)

Poeminho do contra

Todos estes que aí estão
Atravancando o meu caminho,
Eles passarão.
Eu passarinho!

(Mario Quintana)

»Leer más

Autismo comprometido: Cuarto aniversario del blog de pedro granados

20110626-elvinjones.jpg

El 16 de junio último este blog cumplió cuatro años. Siento que publico no para la Internet, sino para el aire mismo. Para el aire van poemas y ensayos breves, de algunos otros y también míos, y alguien los recoge desde el más allá de lo previsible, lo cierto, lo existente. Publicar por esta vía es sinónimo de estar conectado con el más allá. Más temeraria que la guija, la Internet me ha deparado sueños reiterativos con mis parientes fallecidos: madre, padre, hermanos que presiento más cerca que nunca… como la humedad de esta lluvia a ratos escampada en Foz do Iguaçu. La Internet había sido un tabú desconocido hasta el día de hoy. Una lámpara de Aladino fuera de control. El juego de caleidoscopio, aquél, que tanto nos fascinaba y hechizaba en la niñez. Desde la Internet es irrelevante la literatura nacional; lo que digan sea tu generación; la recepción de los que agrupan las cosas a su imagen y semejanza. Catarata gigante y liberadora –íntima a pesar de sus colosales dimensiones– con la que hemos salido a rociarles desde hace ya cuatro años. A inundarlos de aire para que salgan flores nuevas. Flores como las de la poesía de Yaxkin Melchy Ramos (México), Carlos Eduardo Quenaya (Perú) y mis alumnas y alumnos de la UNILA (Brasil). Espejos de aire, todos estos jóvenes, como la promesa de un mundo algo más justo y acaso un tanto más coherente. Sin Keikos de por medio y sin los azuzadores y avivatos de siempre. Contra toda política que pretenda reducir y manipular el aire. Y a favor, insomne, de nuestro autismo comprometido.

»Leer más

Proceso de la literatura paraguaya

Victorio V. Suárez, Proceso de la literatura paraguaya. Perfil histórico, bibliografía y entrevistas a los más destacados escritores paraguayos (Asunción: Editora Litocor, 2011) 654 pp.

20110621-proceso-paraguay.jpg

“La historia de la literatura peruana, de Luis Alberto Sánchez, es mayor que la literatura peruana”, así reza una observación –no por ligera, menos aguda– a ese cajón de sastre que construyó aquel oceánico líder aprista. Es decir, se confundía la literatura con, literalmente, todo lo escrito: historia, geografía, jurisprudencia, etc. El concepto de lo que era literatura no intentaba ventilarse de modo discreto, sino que se daba por implícito y se aplicaba, por decirlo de alguna manera, de una forma muy amplia.

Lo anterior no ocurre, de modo exacto, con el volumen que reseñamos; Suárez –basándose en la “intuición” (¿Bergson?)– identifica la literatura de su país y hace el esfuerzo de restringirse a: “la historia, la poesía y la prosa” (19) del mismo. Aunque, también como en el caso del peruano Sánchez, da por implícito aquello que debería definirse previamente, delimitarse. A menos que nos tomemos en serio una serie de conceptos enunciados como al desgaire, no sólo por Suárez, sino también por el autor del “Prólogo: Por una crítica literaria sólida” (el español José Vicente Peiró). El cual nos dice: “se intenta capturar el desarrollo –camino espinoso y sin asfaltar– de la literatura paraguaya en su conjunto, sin mirar a presupuestos ideológicos” (14) (¿es esto posible?); o, en la página siguiente: “Una idea destacable del punto de partida del libro es la existencia de una única literatura nacional aunque el país sea bilingüe” (15). Ergo, ¿homogeneidad literaria a pesar o en medio de semejante heterogeneidad cultural?; el papel, como vemos, puede soportarlo todo.

Sin embargo, y a pesar de estas –leámoslo así– vaguedades o descuidos teóricos, el Proceso… nos regala una amena y bien informada síntesis histórica del Paraguay, desde la conquista de este territorio, por parte de los españoles, hasta lo que nuestro autor sugestivamente denomina: “Enfoque final en el proceso de una democracia que aún gatea”. Asimismo, nos brinda una muy oportuna bibliografía de los escritores compendiados. Y, por último, atina a ofrecernos un precioso documento: entrevistas a poetas y narradores paraguayos de varias generaciones. Entre estos, a los merecidamente consagrados Josefina Plá, Augusto Roa Bastos o Elvio Romero; como a representantes de las últimas promociones, entre los que nos ha llamado la atención, en medio de otros entrevistados, la lucidez de Genaro Riera Hünter: “Las singularidades subjetivas fueron siempre mi centro de atención, por eso la poesía, porque ésta surge de lo personal y no de lo universal. El valor de mirar la vida de distintas maneras es lo que permite crear, renovar una relación con lo simbólico […] La poesía tiene el valor, para mí, de ser un antídoto a la homogeneización”. Lo próximo que queremos hacer, por lo tanto, es ir a buscar la obra de Riera Hünter… y en este sentido el libro de Suárez, creemos, ha cumplido su cometido.

En suma, esta edición corregida y aumentada que brevemente reseñamos es útil al estudioso y, también, posiblemente será entretenida para un público más amplio. La pertinencia o los afinamientos teóricos, jamás algo meramente secundario, son en el género de los libros de historia de la literatura nacional o continental algo árduamente complejo y, además, en pleno debate; sobre todo en países multiculturales y con historias de colonización y migración aguda como es el caso del Paraguay. Sin embargo, desde algo debemos comenzar y, no nos cabe duda, el presente libro es un aporte valioso.

»Leer más

KIKI KIDI Y LA TARDE/ Yaxkin Melchy Ramos (Mexico, 1985)

20110617-yaxkidBN.jpg

vivo en un cuarto lleno de calcetines

leo sobre las profecías mayas

calendario

qué bonita palabra

como una rueda

o como un guante de metal

a veces salgo corriendo

a donde las nubes pastan

a veces soy más grande

que el abecedario

yo no soy, dice el sol

cuando salgo a jalarle la cola

me río

con un diente que es una piedra

no he aprendido aún

a brillar

con el lenguaje

con las palabras

que viven enterradas

con los muertos

a veces planto mi mano

y crece una repetición

a veces

provengo de un espacio sin tiempo

de puros puntos suspensivos

…………………………….

……………………………………………

algo así

sería un poema en ese espacio

que es mi corazón

esta escalera

es una pirámide

mi casa está en el cerro de la estrella

que tiene como

ochocientos brazos

a veces las mariposas

y los dientes de león

son lo mismo

a veces son copos de nieve

que cubren mi casapoema

mi casapoema tiene un elevador

que llega hasta una galaxia

llamada Andrómeda

a veces me siento en lo más alto

de la casapoema

a mirar las estrellas

que tiemblan cuando les soplas

a veces desaparezco

y escribo miles de veces mi nombre

entonces el libro

se llama mi vida

y mi casapoema

se llena de puertas y ventanas

adentro hay volcanes

montañas grandes

y montañas pequeñas

como granitos de azúcar

mis ojos son botones

mis brazos son calcetines

mis pestañas son separadores de libros

y me siento fabuloso

veo películas

escucho música

leo a las plantas y a los bichos voladores

el sol sale a trabajar

la luna duerme en una caja

las estrellas

patinan sobre hielo

y este poema

es mi otro yo jugando

a que sí

y porque sí

»Leer más

Literatura y ciencia: nuevas perspectivas

“El trabajo de la literatura no es convertirse en un proveedor de conocimiento científico de divulgación, sino en hacer lo que la ciencia no hace: examinar el impacto afectivo del conocimiento sobre el ser humano que siente, sufre y vive a medida que cambia la percepción del mundo que lo rodea” (Arent Safir 145)

20110613-Ojo de gato.jpg

Universo en expansión (José Lezama Lima)

AH, QUE TÚ ESCAPES

Ah, que tú escapes en el instante
en el que ya habías alcanzado tu definición mejor.
Ah, mi amiga, que tú no querías creer
las preguntas de esa estrella recién cortada,
que va mojando sus puntas en otra estrella enemiga.
Ah, si pudiera ser cierto que a la hora del baño,
cuando en una misma agua discursiva
se bañan el inmóvil paisaje y los animales más finos:
antílopes, serpientes de pasos breves, de pasos evaporados,
parecen entre sueños, sin ansias levantar
los más extensos cabellos y el agua más recordada.
Ah, mi amiga, si en el puro mármol de los adioses
hubieras dejado la estatua que nos podía acompañar,
pues el viento, el viento gracioso,
se extiende como un gato para dejarse definir.

»Leer más

Soledad Impura/ Tradução Diana Araujo Pereira

20110612-Portada del libro.jpg

*
Um profundo sopro de ar.
Espelhos, pequenos e nublados,
rodeando-nos e refletindo-nos.
A morte está perto. Mas você
até mais próxima.
Levanto a mão. Acaricio teus cabelos
e teus seios.
Roxo de emoção.
Expludo. Desapareço.
Pouca coisa é a vida ante emoção tão certa.
Teu corpo nu saiu pelo meu umbigo
e do meu ventre. É assim como te reconheço.
Tuas pernas e tuas cadeiras antes eu já tinha beijado.
Como cada um dos teus braços abertos
e dos teus lábios ainda fechados.
Minha morte em tuas palavras.

**
Toupeira. Campeão da solidão.
Católico até na meleca.
Lascivo quase sempre.
Construtor de origamis: de bolas
e de aves bem dobradas.
Sem cara definida. Salvo
pelos lábios de peixe. Pelas escamas.
Crescido sem entender a dor nem as desgraças.
Capturado pela morte, num jogo
que começou inocente e ao qual não nos convidaram.
Resgatado por essa mesma inocência.

»Leer más

Misiva

20110608-carta.jpg

Conectado a mi adolescencia

A estos cincuenta y más años

El perfume

El desgarramiento

De otra cosa

Y no sólo del corazón

El baile la danza aquélla

La extrema pobreza material

Belleza

La de mi poesía en mí

Perdóname pero soy incapaz

Del amor

No de la poesía

Algo más que del corazón

Qué duda cabe

Deshecho en mil pedazos

Aunque era seguro mi idea, ¿no?

La danza sin ti

El pie solo

Pero me atrevería hoy

Que puedo al menos respirar

Todo lo perdió la poesía por mí

Todo lo ganó

La bella de pies ligeros y delicados

La guerrera la invencible

La inconquistable

La multiplicada hasta el cubo

Rojo de mi corazón

Todo lo perdí todo

Lo ganó por mí la poesía

»Leer más

“Adoro estar acompañado, pero necesito estar solo…” (Entrevista)/ Milia Gayoso Manzur

En el marco del la Feria del Libro del Bicentenario, se presentó en Asunción el libro “Vallejo sin fronteras”

20110605-CAPEL 2011.jpg

“El casi autismo de mi infancia –de algún modo aún viva– me preparó para, a los 15 años, empezar a escribir y no parar hasta este momento”, dice el escritor peruano Pedro Granados, tratando de explicar en qué momento nació en él esa necesidad incontenible de hilvanar palabras.

Mis padres fueron mis abuelos y mis hermanos mayores mis padres… en la infancia hice de mis amigos a las hormigas y las arañas de mi patio… hasta que a los 7 años, más o menos, llegó la lectura que me metió aun más en mí mismo… el fútbol me salvó de ser un misántropo, el fútbol y el amor, absolutamente precoz, que sentí nacer en mi cuerpo. Adoro estar acompañado, pero necesito estar solo… Soledad impura, como el título de mi último libro de poesía”, dice Granados, quien visitó Asunción para presentar su libro de ensayo “Vallejo sin fronteras”, en el marco de la Feria del Libro del Bicentenario, y para leer sus poesías.

Prolífico autor de ensayos, poesías y novelas, como “Juego de manos”, “Vía expresa”, “El muro de las memorias”, “El fuego que no es el sol”, “El corazón y la escritura”, “Lo penúltimo”, “Prepucio carmesí”, “Un chin de amor” y “En tiempo real”, cuenta: “Sin motivo aparente “(1978) fue mi primer libro. Algunos de sus poemas fueron leídos por Martín Adán, el cual les dio su espaldarazo. Comencé a mi aire, sobre lo canónico que se escribía en ese momento (poesía coloquial comprometida versus no comprometida), y creo que todavía continúo así. Aunque el lenguaje, al principio barroco, se ha amalgamado con otros; el barroco no ha sido desechado; sí, su estrofa o carpintería demasiado previsible… diría que mi dicción es minimalista, opaca, lúdica, casual; pero mantiene el homenaje al sonido del lenguaje y, acaso, también el apretado paralelismo semántico que el barroco instituye”.

¿Cómo sobrevive un escritor en Perú? “La profesionalización del escritor en el Perú es literalmente inexistente; éste tiene que migrar para dedicarse a la docencia y, si se queda en el Perú, dedicarse a múltiple oficios… entre estos también la docencia muy mal remunerada allá”. Esto lo ha llevado a vivir varios años en Estados Unidos, y trabajar actualmente en una importante universidad del Brasil.

EN LA TRIPLE FRONTERA

“Soy profesor de la Unila, un proyecto que tiene como misión crear una universidad en Foz do Iguacu… en plena triple frontera entre Brasil, Paraguay y Argentina, y con el propósito de avanzar en la integración latinoamericana… para empezar, pretende y desde ya en lo oficial, es bilingüe. Enseño cursos experimentales en la enseñanza de la lengua y la literatura. Y los docentes provenimos no sólo del Mercosur. En particular, ahora mismo, vengo haciendo contactos con escritores paraguayos para ver proyectos, talleres y visitas que podrían implementarse en breve.

»Leer más