Archivo de la categoría: Ensayo

Ensayo

La recepción de Trilce en el Brasil (Línea de investigación de VASINFIN)

Traductores y estudiosos de la obra de César Vallejo  en el Brasil

Entre otros vallejólogos brasileños, la mayor parte académicos y también poetas, tenemos: Haroldo de Campos, Amálio Pinheiro, Ronaldo Assunção,  Horácio Costa, Thiago de Mello, Alai Garcia Deniz, Lucie de Lannoy, Ademir Demarchi.

Ahora, la recepción de la poesía de César Vallejo, y en particular de Trilce en el Brasil, contempla como tres etapas sucesivas:

Recepción Pau-Brasil (USP)

Haroldo de Campos

Jorge Schwarz (abrió el Brasil a la poesía hispanoamericana, pero evitó Trilce)

Amálio Pinheiro

Recepción “tríplice fronteira” sur (Brasil, Argentina, Paraguay)

César Vallejo en español selvagem y portunhol trasatlántico

Wilson Bueno, Paulo Leminski, Douglas Diegues, “Alejandro Abdul” (un poeta “inventado” surgido en las aulas de la UNILA –Foz do Iguaçu– hace aproximadamente una década).

Recepción na Amazonia

Thiago de Mello (Barreirinha, 1926), que tradujo la Poesia completa de Cesar Vallejo (Rio de Janeiro: Philobiblion, 1985).

Universidad Federal de Acre (UFAC, Rio Branco) como centro de irradiación: Uwa’Kürü – Dicionário analítico – volume 5, 2020.

Respecto a la recepción paulista no nos cabe ninguna incumbencia; pero en parte del desenvolvimiento de las otras dos recepciones de Trilce en el Brasil –“tríplice fronteira” y “amazonia” — sí hemos actuado en tanto mediadores culturales y conceptuales. »Leer más

El Amálio de Trilce/ Pedro Granados

 Trilce educa.  Acaso constituye la escuela poética que mejor educa.  A falta de maestros contemporáneos en ambas orillas trasatlánticas (Vallejo dixit), aquél poemario se ha vuelto un aula y ha hecho –de los que la han frecuentado con candor de primarioso – unos seres anfibios.  Mitad aire y mitad agua; torso humano y extremos de caballo; la parte sumergida y, la otra,  iluminada por el fuego de una misma y anónima isla.  Isla y archipiélago.

Y a esta paulatina metamorfosis y ascesis se expondrán, entre todos los lectores del poemario de 1922, su permanente y demudado traductor.   Que es el caso de Amálio Pinheiro.  Que ha sido su caso.  Aunque más el caso de Trilce que, propiamente, el de Amálio:

No Brasil, temos duas traduções mais conhecidas, as de Thiago de Mello, que traduziu todos os 77 poemas, optando por uma tradução mais literal dos poemas, e a de Amálio Pinheiro, menos óbvia.

Na transcriação dos 77 poemas de Trilce [declara Pinheiro], trabalho/obsessão de mais de uma década, procurei manter a radicalidade dos poemas, buscando, na medida do possível, encontrar soluções inventivas para as invenções trílcicas (para usar um termo de Haroldo de Campos)  (“César Vallejo, por Fred Girauta”) https://escamandro.com/2019/01/21/cesar-vallejo-por-fred-girauta/

Ao intemar-se em nosso cérebro e aí reexperimentar cordas vocais, Vallejo parece querer desligar essas junturas sinápticas que nos acostumam a uma determinada cadência favorecida pelo embalo mítico de milênios de memória musical. Propõe esquemas rítmicos de leitura que não se enquadram em nenhum folclorismo temático acalentado pelos anos: este facilmente pode vir a ser o prolongamento pitoresco de um modelo repetitivo que religa ritualmente a comunidade à tribo pela redundância da divisão rítmica. Corrompendo a expectativa de regularidades, Trilce pede uma mente policêntrica, contra qualquer legibilidade domesticável. Polilingüismo, polirritmia e polifonía (A.P.,“Cesar Vallejo: Tradução E Politica”. Cruzeiro semiótico.  Associação portuguesa de semiótica.  Nos 18-19, Janeiro-julho. 175-181. 1993. 179)

Y con estas reflexiones y testimonio sobre su aula trilceana, lectura y traducción, nuestro amigo Amálio Pinheiro se ha convirtido en el más aguzado vallejiano de esta parte del mundo; aunque su trabajo sea todavía poco conocido en Hispanoamérica.  El Vallejo de   Pinheiro –ante la escuela francesa (Coyné, Sicard, entre otros), el “modo anglo” de leer al “Cholo” (Franco, Higgins, Clayton, etc.) o la variopinta recepción hispanoamericana (Ortega, Ballón, Neale-Silva, Yurkievich, et all)– aquilata un peso específico y ha sabido (de algún modo la empezó Haroldo de Campos) configurar una consistente y persuasiva lectura brasileña del autor peruano.  Y, con esto último, continuar la tarea de transvasamento cultural y afirmación postantropocéntrica –en toda nuestra región– en que se hallaba tan empeñado el autor de Trilce.

*Esta nota anuncia la aparición inminente de Trilce traducido, al portugués del Brasil, por parte de Amálio Pinheiro; gracias a la paulista flamante revista y editorial Ventilador Literario.

»Leer más

“Hinostrozo”, poeta peruano actual

Photo by Rosario Bartolini M.

HINOSTROZOS

I

Conozco al padre
de una montaña ocre
de grietas oscuras
manos cortan el alambre
y la verja de la prisión
en un paraíso desconocido
un templo de ganado vacuno
guijarros
dientes de león
helados
ríos desaparecidos
agua que cruza el paredón
de un nevado seco.
Eucaliptos del padre lejano
en carbono
cargado de vapor
viaja sin maletas.

II

Lenguas añejas
que viajan por la sal
nuestra bahía
espera
ENTRO
la sangre o el poema
empieza
el poeta muere
circula

III

Mi padre es estúpido y dulce
murió hace mil quinientos de años
en Nueva Jersey
su pestaña
viaja
por el diente de león
un niño eucalipto le entrega los pasajes
me busca
y he muerto
como cada mañana
como a las 8 am
mi padre es estúpido y dulce
sueña que me parió
el está embarazado de mi
un huevo frito
en un plato francés
la petite mort
supongo que mi madre eyaculó
raza y
religión
estambre de peces aéreos
tal vez soy el huevo
que de una rama cae
como a las 8 am.

IV

Hormigas danzan alrededor de las alas.
Se ha incinerado la gravitación.
Si quisieras sumergirte nuevamente
y volver a palpar la vegetación triunfante,
yo sería el oído en la copa.

V

El remolino inicia
cuando se sienta
al pie de la caverna
el barniz del agua
paseo en bien-tres
se te ha perdido la brújula, animal cansado
dueño de ti mismo
en la sequedad de los rayos.

VI

Ir a la muerte
con ojos abiertos
volver a la raíz
a las tradiciones
a la circunstancia celeste
que se traduce al castellano
podría leerse con frescura
como podría verse el cine francés
cuando llegó escoltado
por aviones del régimen
eras el mal llamado
gloria nacional
orgullo gris
de los elefantes.

VII

Sentir esos huesos esculpidos
disueltos en salivas de tu presencia
luces tuyas encienden la avenida
que se echa a la memoria de tu habitación
que moja ese pie
ese pie
ese pie
ese pie
que se escapa en tu deformidad
mientras las causas ebrias
de la lluvia
gritan tu nombre
en la cuna de un lobo feroz
que se erige en aquel hombre
que moja a la que fue tuya.

»Leer más

Poesía dominicana del s.XXI: “leer poesía era (es) leer a Vallejo”

Fue a partir de una antología sobre poesía dominicana[1], estando de vacaciones en la media isla[2], la que motivó y activó escribiera un ensayo, “República Dominicana: La poesía que vendrá” (Granados 2001); el cual, pocos años después, se transformó en un libro, Breve teatro para leer: Poesía dominicana reciente (2014a), editado por el recientemente desaparecido  René Rodríguez Soriano.  Y hoy, luego de dos décadas, es otra antología sobre la materia la que desencadena me avoque al presente artículo.  En lo fundamental, se trata de reseñar Indómita & brava. Poesía dominicana 1960-2010, cuyo autor es el poeta e investigador, también dominicano, Manuel García Cartagena.

[1] “Juego de imágenes. La nueva poesía dominicana” (Santo Domingo: Isla Negra/ Hojarasca, 2001) en su 2ª edición, antología preparada por Frank Martínez (Santo Domingo, 1965) y Néstor E. Rodríguez (La Romana, 1971).

[2] “De tanto quejarnos del aislamiento de la literatura dominicana en el Universo no se sabe quién envió a Juvenal Agüero, el poeta peruano, a Santo Domingo, por allá por los años 90 del siglo pasado. Agüero se encandiló con la poesía y con la gente dominicana y se jodió para siempre, que está preso por la guardiemón” (Clodomiro Moquete).

REPÚBLICA DOMINICANA.pdf

»Leer más

César Vallejo en portunhol selvagem

Se investiga la actual poesía de la región y se perciben dos ejes particularmente presentes y activos; los cuales, además, subterráneamente se tocan. Nos referimos a aquélla en “portunhol selvagem” (Douglas Diegues y otros), en el Cono Sur; y una poesía que podríamos denominar “opaca” (Éduard Glissant), que tiene al español como su traductor o mediador cultural (Julio Ortega) –presente de José María Arguedas a César Calvo– y, no menos, a la obra de César Vallejo –en particular Trilce (1922)– como su explícito o implícito paradigma.

http://sibila.com.br/author/pedro-granados

»Leer más

Sensory Overload / Sobrecarga Sensorial (Reseña de Luis Benítez)

“Dentro de su colección Cruzando El Agua / Crossing The Water, la pujante editorial estadounidense Nueva York Poetry Press (nuevayorkpoetrypress.com), ha publicado en diciembre pasado el poemario bilingüe de Sasha Reiter, Sensory Overload / Sobrecarga Sensorial  (ISBN-13: 978-1-950474-91-2, 2020, 116 pp.), con una muy lograda traducción al español del también poeta, así como novelista y crítico literario, Pedro Granados Agüero (1955)”

»Leer más