Archivo por meses: Noviembre 2015

Vallejo Siempre, Montevideo 2016‏

Vallejo sin fronteras

Congresistas Vallejo Siempre 2016

Alain Sicard (Francia)
Stephen M. Hart (Inglaterra)
Antonio Melis (Italia)
Guido Podestá (EEUU)
Alan E. Smith (EEUU)
Ricardo Silva-Santisteban (Perú)
Jesús Cabel (Perú)
Wellington Castillo (Perú)
Jorge Kishimoto (Perú)
Gladys Flores Heredia (Perú)
Francisco Távara (Perú)
Pedro Granados (Perú)
Rosario Bartolini (Perú)
Gustavo Lespada (Argentina)
Mara L. García (EEUU)
Joseph Mulligan (EEUU)
Eduardo Espina (EEUU)
Laurie Lomask (EEUU)
Iván Rodríguez Chávez (Perú)
Enrique Foffani (Argentina)
Danilo Sánchez Lihón (Perú)
Bernat Padró Nieto (España)
Santiago Aguilar Aguilar (Perú)
Annick Allaigre (Francia)
Miguel Pachas Almeydas (Perú)
Julio Islas (Perú)
Julio Yovera (Perú)
Hebert Benítez Pezzolano (Uruguay)
Roberto Echavarren (Uruguay)
Luis Bravo (Uruguay)
Ricardo Pallares (Uruguay)
Rafael Courtoisie (Uruguay)
Wilfredo Penco (Uruguay)
Jorge Arbeleche (Uruguay)
Sabela de Tezanos (Uruguay)
Gerardo Ciancio (Uruguay)
Amir Hamed (Uruguay)
Martín Palacio Gamboa (Uruguay)
Elbio Chítaro (Uruguay)
Virginia Lucas (Uruguay)
Mariella Nigro (Uruguay)
Juan Pablo de Marsilio (Uruguay)
Silvia Prida (Uruguay)
Andrés Echevarría
Presidente del Comité Organizador
Vallejo Siempre 2016

»Leer más

Taller ‘Interoceánico’¨: Fragmento y memoria cultural (Continuación)

Interoceánica

 

“La sustancialidad representa sobre todo un calor no psicológico, una densidad, y quizá también lo imprevisible de la vida, que supera con creces la capacidad de la conciencia”

Hans Ulrilch Gumbrecht, Lento presente

Cristóbal “Tobi” Kanashiro

-“Pacto poético e Internet: el caso de Cristóbal ´Tobi` Kanashiro”

http://blog.pucp.edu.pe/blog/granadospj/2010/08/23/pacto-poetico-e-internet-el-caso-de-cristobal-tobi-kanashiro/

-“Taller de creación literaria (y plástica): La experiencia de Cristóbal ‘Tobi’ Kanashiro (libro en pdf) [En: Escriba sin temor: Teoría, metodología y consecuencias de un Taller de Creación Literaria]

http://blog.pucp.edu.pe/blog/granadospj/2010/12/26/taller-de-creacion-literaria-y-plastica-la-experiencia-de-cristobal-tobi-kanashiro-libro-en-pdf/

Alejandro Abdul

-“Cadáveres exquisitos/ Alejandro Abdul”

http://blog.pucp.edu.pe/blog/granadospj/2013/11/15/cad-veres-exquisitos-alejandro-abdul/

-“El poeta brasiguayo Alejandro Abdul: sin fronteras”

http://blog.pucp.edu.pe/blog/granadospj/2013/12/03/el-poeta-brasiguayo-alejandro-abdul-sin-fronteras/

Sabina Cachi

-“Poemas de Sabina Cachi”

http://blog.pucp.edu.pe/blog/granadospj/2015/08/12/poemas-de-sabina-cachi/

-“Otro poema de Sabina Cachi”

http://blog.pucp.edu.pe/blog/granadospj/2015/08/25/otro-poema-de-sabina-cachi/

Algunas conclusiones

Este tipo de dinámicas de escritura creativa permite romper el hielo y hacer que participe todo el grupo, incluido el facilitador.  El ambiente de trabajo, por lo tanto, se torna amigable o ecológico en el aula de clase.

Nos volvemos, sucesivamente, lectores (escuchas), escritores y críticos.  La literatura no es algo previo a nuestros propios descubrimientos; o nuestro propio hechizo al que alimenta, paralelamente, una práctica liberadora de creación de sentido.  Es decir, se intenta poner juntos lo hermenéutico con lo no hermenéutico.  Y en consecuencia también, ningún aspecto de la literatura nos resultará ajeno; por el contrario, cercano, posible  y asimilable a nuestra cotidianidad.

La escritura automática o el “cadáver exquisito”, por su apertura al inconsciente individual y colectivo, pasa a constituir el componente “subjetivo” o “indeterminado” de nuestro taller de escritura o performance creativo.  De este modo, otorgamos profundidad o “epifanía”, por ejemplo, a prácticas poéticas murales e incluso orales del tipo “Acción poética”; esta última, por lo general, demasiado previsible, unidimensional o que, en el peor de los casos, no trasciende el género de la  auto-ayuda: “Producir presencias [vida], intuiciones compartidas, esa es la obra del juicio en su estado puro, antes de su bifurcación en función estética o moral” (Villacañas 11)

Los prototipos hallados, a través de los fragmentos, nos permiten percatarnos de un diseño social –imaginario, simbólico, cultural– ya establecido; pero, de modo simultáneo, también de uno donde, en tanto facilitadores, se puede  intervenir.  Obvio, y viceversa, uno que también nos puede complementar, modificar o posibilitar adquirir saberes y prácticas culturales distintos a los nuestros.  Por lo tanto, aquí no se persiguen esencias culturales ni prima la “angustia de la memoria”:

“Al identificar que la época de la aceleración y su cronotopo ha quedado atrás, Gumbrecht puede pensar que quizá esté llegando también el final del dominio universal de la desconstrucción [y con ello del “giro lingüístico”].  El duelo y la melancolía [“angustia de la memoria”], propios de la época del signo y la aceleración, quizá deba integrarse en otros contextos y preparar otros compromisos” (Villacañas 12 )

Los saberes locales son, por lo tanto, puntos de partida para la mezcla, lo arbitrario y acaso lo “universal”.  No por nada aquellos saberes se relacionan, finalmente, con actores amerindios contemporáneos (peruanos, bolivianos, brasileños) cuya característica principal siempre ha consistido en integrar al otro como parte de su pensamiento cultural.  Ejemplo sumo de esto último, entre otras, la famosa Nueva Corónica y buen gobierno de Guamán Poma de Ayala; lo cual anima a decir a una estudiosa como Rocío Quispe-Agnoli: “Estamos, por lo tanto, ante una posibilidad de fusión entre identidad/ alteridad difícil de imaginar y de aceptar para el pensamiento occidental, pero que parece proponer [aquel] texto andino” (265).

Este tipo de talleres, aunque no es su objetivo principal, pueden constituir una puerta abierta al descubrimiento de vocaciones literarias o artísticas de corto y de largo alcance.  Ya que pone a la par el conocimiento sistemático –de la pertinencia de alguna técnica literaria, del estudio de otras literaturas o de la  investigación de campo– con el azar, con lo gratuito y, no es lo de menos, con la paulatina anagnórisis del lugar desde donde cada uno lee/ escribe (social, sexual, retórico, etc.).  Este tipo de talleres permite hacer coincidir cultura del “significado” y cultura de la “presencia”; ambas complementándose y potenciándose mutuamente.

En resumen, nos hallaríamos ante prototipos glosolálicos en tanto y en cuanto, cada una de ellos, constituyen también poéticas interoceánicas.  Una suerte de fe amerindia en la escritura –a pesar de que refleje la ideología dominante y sea de por sí una forma de expresión dominante– en tanto conjuro (dolor) y, de modo simultáneo, reparación o remedio o legitimación: lo poscolonial actuando en el mismo contexto que lo colonial.  Dinámicas de escritura creativa que nos invitarían a pensar en algo así como una segunda etapa de los estudios culturales en nuestra región: Post-exóticos, post-angustia de la memoria, post-folklóricos.  Dinámicas que indagan poesía e identidad; y acaso desde ya abordan  la post-diferencia.  Por lo tanto, no enfatizan tanto oposición ni domesticación; sino, sobre todo,  intersección y androginia (Ejemplos: Portunhol selvagem, Trilce, neobarroso, etc.).  Glosolalias-fragmentos sonoros multiculturales, documentados o recogidos sobre todo en las urbes –grandes o pequeñas– de nuestro interminable, múltiple y a la vez tan semejante interoceánico corredor.

Obras citadas

»Leer más

Taller ‘Interoceánico’¨: Fragmento y memoria cultural/ Pedro Granados, VASINFIN

Interoceánica

            Sumilla

            Esta exposición se remite a informar y reflexionar, a la luz de Paul Zumthor, sobre una serie de experiencias de escritura creativa tanto en Lima-Perú, Foz do Iguaçu-Brasil y la ciudad de Cochabamba-Bolivia; por este motivo aquello de “Taller Interoceánico”.  Se trató, en lo fundamental, de dinámicas de grupo o performances de escritura muy breves y entre cinco o seis individuos; las cuales, una vez concluidas y luego de que sus hojas escritas retornaran al facilitador, derivaron en prácticas de creación de sentido donde intervinieron los “autores colectivos” específicos tanto como el resto del aula o grupo mayor, por lo general, de treinta a cincuenta alumnos universitarios o profesores de escuela pública.  Aunque nunca de modo principista o rígido, se ensayaba poner juntos tanto el “campo não-hermenêutico” como el “campo hermenéutico” (Gumbrect).

En todos los casos, al margen de semejarse en algo nuestra dinámica a la del “cadáver exquisito” surrealista, comprobamos que los “poemas” que más gustaron a los participantes calaban en cierta memoria común y en cierta sensibilidad común; aunque entendidas estas últimas no como nostalgia, sino más bien: “conectando memoria ao futuro” (Pires Ferreira).   Es decir, sorteando la “angustia de la memoria”, la poníamos también junto a la amnesia; no en plan de negar la memoria, sino más bien –tal como lo precisa el escritor boliviano Nicomedes Suárez– de expandir la conciencia: despolitizar lo que resulta aparentemente político y politizar aquello que supuestamente no lo es.  Entre esto último, las marcas de megalomanía o autoritarismo del yo poético en su comercio con el desocupado lector.

En consecuencia, la mayoría de los poemas productos del Taller conectaban, por lo general, con una factura fragmentaria o vanguardista (modernista para el caso brasileño).  Textos híbridos, glosolalias, bautades, etc. que, además, nos remitían –fue activa también la mediación del facilitador– a una voz poética local o prototipo o diseño cultural específico.   No existe un performance no regulado por algún tipo de institución social.  De este modo surgieron –tal cual auténticos reemsamblajes (Latour)– Cristóbal “Tobi” Kanashiro, en la Facultad de Arte PUC del Perú (2010); Alejandro Abdul, entre los estudiantes de Letras y Mediación Cultural de la UNILA (2013); y, muy recientemente, Sabina Cachi entre los profesores de educación primaria y secundaria de las escuelas de Cochabamba (2015).  Prototipos, habría que puntualizar, que se difundieron de modo productivo y a veces muy poderoso asimismo en la Internet.

Palabras clave: Poesía y diseño social, memoria y amnesia, fragmento y memoria, Paul Zumthor.

»Leer más

Simpósio Evocando Paul Zumthor

Paul Zumthor

23 a 25 de novembro de 2015 – das 14h às 17h30

3º Encontro: 25 de novembro
Poéticas do sensível e da experiência

Prof. Dr Amálio Pinheiro (PUC-SP)
Prof. Dr Pedro Granados (Vallejo sin Fronteras Instituto – VASINFIN)
Profª Drª Sonia Galvão (FASB)

Coordenação geral: Profa. Dra. Jerusa Pires Ferreira (PEPGCOS/PUC-SP)

Neste ano de 2015, Paul Zumthor estaria completando 100 anos de idade. Falecido em 1995, no Canadá, o erudito, nascido na Suíça radicou-se em vários países (França, Holanda, Canadá) e, em cada paragem, criou obras originalíssimas e extrema complexidade.
É preciso dizer que, muito embora reconhecido como medievalista, sua extensa obra ultrapassa o domínio literário, expandindo-se para várias linguagens artísticas, sobretudo o teatro e a música.
Por essa razão, três grupos de pesquisa que muito se apoiam na obra de Zumthor para desenvolver seus projetos de pesquisa decidiram se reunir para celebrar o seu pensamento e a sua obra num encontro de três dias, no mês de novembro: O Centro de Estudos da Oralidade CEO, da Pontifícia Universidade Católica de São Paulo, o Centro de Estudos em Música e Mídia- MusiMid e o Grupo de Pesquisa em Memória, Comunicação e Consumo – MNEMON.
O evento tem o apoio dos Programas de Pós-Graduação aos quais os Grupos de Pesquisa estão afiliados: Programa de Pós-Graduação e Cultura Midiática, da Universidade Paulista (UNIP), Programa de Pós-Graduação em Comunicação e Práticas de Consumo, da Escola Superior de Propaganda e Marketing (ESPM) e o Programa de Pós-Graduação em Comunicação e Semiótica da PUC/SP.
Locais do Simpósio:

UNIP- Campus Indianópolis
Rua Dr. Bacelar nº 1212, 3º andar.
Inscrições: eventocientifico@unip.br

ESPM: Local: Auditório Renato Castelo Branco
Rua Álvaro Alvim, nº 123 – Vila Mariana

PUC-SP: Campus Perdizes
Rua Monte Alegre. 984 – Prédio Bandeira de Melo – Auditório 134 C

PROGRAMAÇÃO

»Leer más

POEMAS/ Presentación de Cecilia Bustamante

CB

Nos conocimos en Austin (Texas) creo que el 2002, en un recital poético que organizara en aquella ciudad donde residía.  Asistió también Roger Santiváñez y algún otro poeta que ahora mismo no recuerdo.  Me contó que, previo al evento, recibió algunas llamadas telefónicas conminándola a que no me invitara.  Pero conociendo a Cecilia, conminarla a algo creo que era inútil o incluso imposible. Vaya desde aquí mi gratitud hacia ella.

»Leer más

A Rubén Vargas, i.m.

image

Estoy por algunos días en La Paz y atónito me entero, recién ahora, del fallecimiento de Rubén Vargas, fino poeta y perspicaz hombre de letras.  Lo conocí hace unos años en su casa de Miraflores, me lo presentó Andrés Ajens.  Pero es ahora nomás que hablamos largo, en una entrevista que me concedió para animar un seminario que, sobre César Vallejo, se daría en el Centro Cultural Patiño de La Paz.  Hablo de marzo último e ignoro si por su estado de salud publicó en La Razón alguna otra entrevista.  Algo me habló de que tuvo que internarse en la clínica, aunque sin dejar de sonreír.  Y quedó aplazada, para lo inescrutable, una reunion la cual de seguro hubiera sido muy amena junto también a su buen amigo Benjamín Chávez.  Navego  en la Internet y, junto con mi incredulidad, compruebo que por todos lados valoraban su extraordinaria buena disposición como persona y el ser consecuente con su vocación, la de escritor y por estos lares.  La de un docente universitario ni improvisado ni arribista, la de un ensayista inspirado y un poeta estudioso.  Rubén Vargas honró y honra a Bolivia, y en ella a toda América Latina.  Sirva mi recuerdo para intentar jugarnos el resto como él. »Leer más

Madreselvas para Martín Adán, i.m.

MA

Ahora que somos
sombra y paso,
mirada y desvío,
sermón y pecado.
Ahora que el mudo muda
por enésima vez de expresión
y hecha humo la impasible chimenea.
Ahora que quizá rubricarías
como hace ya algunos años:
Con viva gratitud
por el envío de
sus bellos poemas.
Y yo no soltara el mango
de esa sartén
aunque harto quemara;
y fuera de pronto,
siendo apenas un muchacho,
un adulto ya, ya un anciano.
Un muchacho solamente, Martín,
no un poeta. Un muchacho
de la ancha base, Martín,
de sobrio segundo
y de mamá por cocinera.
Ahora que me espera la muerte
tal como a mí. Tal como a ti
no
porque eres la enredadera.
La enredadera sobre la vid
y hasta lo alto del muro.
La enredadera sobre la más imponente higuera.
Tal como a ti no
porque eres la madreselva.

»Leer más