Archivo por meses: febrero 2020

Comentario de Eduardo Wuffarden sobre manuscrito de Justo Apu Sahuaraura

Lo hemos dicho ya en otro lugar, y lo reiteramos aquí: “Salvo LEW (Luis Eduardo Wuffarden), no hubo mejores en toda mi generación”. Ayer, en el contexto del programa de HISTORIA Y ARTE PERUANO (BNP), ofreció una magnífica charla sobre este importante manuscrito ilustrado, Recuerdos de la Monarquía Peruana o bosquejo de la historia de los incas (París, 1850). Concluyó, entre otras sugestivas ideas: “Constituye, respecto a los incas, el paso de una iconografía política a una de consumo masivo, de corte romántico”.

»Leer más

El pan perdido/ Alan Smith Soto

¿Dónde romperá

en pedazos

su gran arenga?

¿En qué mantel,

junto al pliegue de una plancha hacendosa,

abrirá su morona

más lenta que la muerte?

Nadie lo busque,

pues se ha perdido

al recoger el tiempo,

pero, si por casualidad doblas la esquina

donde el filo se puso huérfano

y nada puedes,

allí estará contigo y conmigo.

»Leer más

POEMAS DE HAROLD ALVARADO TENORIO

AQUEL PISO VACÍO

RECORDEMOS TÚ Y YO

aquel piso vacío

que daba a una plaza de toros

a mediados del año

de tus dieciséis

cuando al vernos de nuevo

tras meses de disgusto

tanto nos amamos

que al partir

y recibir la paga

dijiste que te habías

enamorado de mi cuerpo

más que de mi alma o mis palabras

 

Yo también te amo

y es tu cuerpo

el alma que adoro

y tus ojos

y tu boca

y aquel tu lugar

por donde me fugo

hacia tu vida

que es mi muerte.

Con gusto

moriría por verte

una vez más

y morir.

»Leer más

VIEJO POETA BUSCA EMPLEO (blogonovela)

Al modo de Daniel Alcides Carrión, aunque en el área de las Humanidades o de la poesía, me auto-inoculé el virus del anonimato.  Entiéndase, el manejarme sin grupete de amigos o de clase social o de colegas en esta área y, lógico, desaparecí del mapa.  Corre ya el año 2020 y, al menos en el Perú (mi patria), soy póstumo y, como tal, debo ganarme mal la vida.  Objetivo cumplido, entonces.  ¿Qué pasó, qué probé?  Que la literatura no la hacen los individuos, sino las instituciones por más equivocadas o periclitadas o corruptas que sean.  Que cuando un determinado autor (si este concepto aún debe sobrevivir) se adapta o se maneja en consonancia con alguna de aquellas instituciones todo puede ir sobre ruedas; es decir, uno entra al canon y se coloca en algún punto de su jerarquía.   Pero si no…

24/02/2020

»Leer más