Archivo por meses: Mayo 2012

La poesía de la experiencia contraataca

20120528-4063.jpg

Apuntábamos en un ensayo de ya casi una década, Desde otra margen: La última poesía española, lo siguiente:

“La poesía de la “experiencia” no es, pues, sólo un período artístico-ideológico del pasado y ahora alegremente superado. Sería interesante investigar cómo –con sus propios matices– se expresa esta misma ideología conservadora de los 80′ en los países latinoamericanos, y en su relación editorial con España. Al menos en el caso de Perú y República Dominicana, por ejemplo, dicho paralelo puede resultar muy productivo. Investigar cómo dialoga la poesía de la “experiencia” con sus pares: “del pensar” (República Dominicana) o simplemente de la tradición o del canon literario occidental en el Perú. Describir sus relaciones con el periodismo, las editoriales, otras instituciones y, claro, con un público particular. Como botón de muestra tenemos la publicación, por parte de Visor a finales del 2002, de la poesía y ensayos completos de José Marmol, el más importante propulsor de la “poesía del pensar” entre sus pares dominicanos; y, tampoco hace mucho, el peruano Eduardo Chirinos, de obra militantemente conservadora, ganó un premio que buscaba -de modo expreso- poesía imnovadora y que convocaron la editorial Lengua de trapo y la Casa de América de Madrid”

Y ahora mismo el cable; mejor dicho un e-mail, nos informa lo siguiente:

“El poeta dominicano José Mármol acaba de recibir el Premio Casa de América en España por su libro Lenguaje del mar

Mármol, además de banquero, presidente del comité organizador del Festival Internacional de Poesía de Santo Domingo, sigue aún vivo –literariamente hablando– gracias a estos premios… Y a sus correligionarios que nos envían esta clase de correos.

»Leer más

[Soy un excelente profesor]

20120527-duchamp-desnudo_escalera.jpg
Duchamp: Desnudo bajando la escalera

Soy un excelente profesor

Sin vocación

La dejo en el tintero

Entretenida

En un partido de fútbol

Que no termina

Contante y sonante

En mis sueños

Que no se venden

Al fondo de la risa

De mi madre

Y de la mía

Do meu sorriso

Enseño extraordinariamente

Sin amar lo que enseño

Sin preocuparme en

Preparar la clase

Ni pensar en los ejemplos

Tampoco

En su posible aplicación

En las mejores clases

Soy un árbitro

Espío el partido

Doy un silbo u otro

Y discretamente me voy

Olvidando de lo que dije

Hasta la total amnesia e ignorancia

De lo que dije pero no

De lo que dijeron los alumnos

En clase este árbol

Del que juntos descendemos

Y en lo cual soy el último

»Leer más

Vallejo in Pieces

20120522-poetry_in_pieces.jpg
“My attempt in this study […] has been to cut into Vallejo´s poetic corpus from a variety of different angles, showing the ways in which its body processes a surrounding modernity through momentary engagements with a series of different debates and contexts”
Michelle Clayton

Una oportuna difusión del estado de la cuestión vallejiana para un público más bien amplio y, en particular, angloparlante; así podríamos presentar de modo suscinto este meritorio trabajo de Michelle Clayton. Sobre todo teniendo en cuenta que para la autora, el poeta peruano constituye: “a central figure in Latin American poetics but a stillmarginal figure in the Wester panorama of the modern lyric” (252).

Difusión puntual de los principales debates y pertinente repaso de la bibliografía vallejiana; por no decir, también, de los grandes lugares comunes –o, al menos, de algunos de los más recientes y pareciera ya canonizados– en la recepción de la poesía de César Vallejo.

Inspirada en un sugestivo trabajo sobre historia del arte (Linda Nochlin, The Body in Pieces), Clayton se ampara en Stephen Hart (constituye de algún modo, entre todos los especialistas citados, la plataforma constante de la autora) e intenta sacar su libro adelante. La presencia soterrada de aquel estudioso inglés, sobre todo, en aquello de considerar a Vallejo (de allí sus dobles) un ser culpable y fugitivo. Otra, aunque más conocida, en aquello de enfatizar la presencia del video en la obra del peruano: “Vallejo´s model in this respect, I argue, was not contemporary poetry but film” (21).

Tal como hemos propuesto en un ensayo ya no tan reciente: “Trilce: muletilla del canto y adorno del baile de jarana”; en cuanto a su experiencia peruana, a Vallejo no sólo le interesaba lo indígena o indigenista, sino también lo costeño o afro-peruano. Asimismo, a estas alturas, hablar de sus coincidencias con Walter Benjamin, James Joyce y Georges Bataille, dicen bastante y casi nada. Y tampoco, ya en cuanto al close reading sobre los poemas, creemos sea posible o viable seguir insistiendo o argumentando, de modo literal, en base al guano o al miserable sueldo de cinco soles que alguna vez recibiera Vallejo por su trabajo. Estas últimas son metáforas que pueden invertir radicalmente su sentido y valor, como hemos tratado de demostrar en nuestro libro, Poéticas y utopías en la poesía de César Vallejo (2004). Tal como la autora, paradójicamente, asimismo nos lo deja saber:

“But how do we do justice to a poet who was rarely read and little understood in his own lifetime, who has been read too easily in the intervening years as an exemplar of Peruvian representational aesthetics and politics, and who is just beginning to emerge in Anglophone and other contexts as shedding new light on international modernism while connecting to contemporary reflections on the lyric? (15)

Nos aunamos a esta autora, eso sí, en reclamar una urgente y autorizada biografía del autor de Trilce. Acaso sea la que ahora mismo elabora mi compatriota, Miguel Pachas Almeyda. Nuevas luces –y sombras– que todavía no hemos ventilado de la vida de César Vallejo.

»Leer más

“A la garata con puño”* de Ariadna Vásquez Germán

“A la garata con puño”: muestra de la poesía dominicana actual / Ariadna Vásquez Germán. Punto de partida, UNAM. Nueva época / No. 171, enero-febrero 2012. 81pp. issn 0188-381X

20120520-ariadna.jpeg
Dominicana Ariadna Vásquez Germán

Entre los poetas seleccionados aquí por Ariadna Vásquez Germán (Santo Domingo, 1977), el más viejo nació en 1971 (Homero Pumarol) y la más joven en 1985 (Jennifer Marline). Nos hallamos ante cierta forma de consolidación estética de la propuesta de los que, por ahí, denominamos –frente a la “poesía del pensar”, predominante durante los años 80– poetas dominicanos “neo-testimoniales”. Ahora, nos complace comprobar que esta lectura la comparte también dicha joven antologadora, cito:

“Estos poetas parecen alejarse, al fin, de esa poesía barroca, culta y verboseada que predomina en tierras dominicanas y a la que Pedro Granados se refiere atinadamente en su crítica a la selección de poetas dominicanos publicados en la antología Los nuevos caníbales, vol. 2, Antología de la más reciente poesía del caribe hispano” (p.16)

Aparecen poetas ya consolidados como Frank Báez y el mismo Homero Pumarol; como agradables sorpresas, llámense éstas Rossalinna Benjamín, Luis Reynaldo Pérez y Sussy Santana (de la cual no teníamos ninguna referencia). Sin embargo, entre los más jóvenes, se echa de menos el extraordinario poeta erranticista, Glaem “Pippen” Parls; y por lo menos a Juan Dicent (1969), aunque técnicamente supere la barrera de los nacidos a partir de 1970, criterio de esta selección. Ambos, por su talento y afinidad con esta muestra, también debieron figurar. Asimismo constituye otra sorpresa agradable encontrar los versos de Alejandro González, acaso el más “conservador” (literariamente hablando) entre los jóvenes autores seleccionados. Por último, creemos que o decayeron o acaso andan mal representados en estas páginas los conocidos Rey Andújar y Jennifer Marline. El primero de estos dos últimos, insistiendo en escribir –en forma de poemas– los guiones para sus performances; que dicho sea en verdad, no los ejecuta nada mal. A la segunda, Jennifer Marline, le urge una vuelta de tuerca vital que acompañe la facilidad con la que versifica y fabula.

Un poema de René del Risco Bermúdez ((San Pedro de Marcorís, 1937-Santo Domingo, 1972)**, de su fundamental poemario (El viento frío, 1966), funciona simultáneamente como página liminar, marco y homenaje en “A la garata con puño”. Inequívoco y elocuente gesto el de la antologadora y, no menos, el de los poemas hacia los que nos abalanzamos por aquí. Y es que ahora mismo entre otros semejantes gestos, por ejemplo, el reciente y significativo premio internacional otorgado a la obra de un poeta como Ernesto Cardenal, el neobarroco elitista, evasivo de la realidad, tecnocrático y fundamentalista vade retro y pareciera haber llegado a su fin. En general, todos estos poetas dominicanos –con encanto, precisión y buen humor– se han liberado de aquellas amarras o camisa de fuerza. Hoy por hoy su imaginación también va en yola, pero por el mundo entero; aprenden de las magas e insondables jebas de El Conde; y saben lavar sus penas, todo a mano, bajo el sol del Alto Manhattan.

*Expresión dominicana que describe la acción y consecuencia de lanzar algo que puede ser dinero, comida o poemas, y que provoca el alboroto de las personas que se abalanzan a recoger su parte de aquello que fue lanzado. Esta expresión puede ser usada en el instante justo en que se rompe la piñata en una fiesta.

**René del Risco Bermúdez (San Pedro de Marcorís, 1937-Santo Domingo, 1972). Poeta y narrador. Formó parte del Movimiento Revolucionario del 14 de junio contra el dictador Trujillo. En 1960 fue apresado y deportado a Puerto Rico. Tras su regreso a República Dominicana se dedicó a la literatura. En 1965 se integró al grupo Arte y Liberación. Fundó, junto con Marcio Veloz Maggiolo, Miguel Alfonseca y Ramón Francisco, el grupo literario “El puño”. Es autor de los libros El viento frío (poesía, 1966, Cielonaranja, 2004), Del júbilo a la sangre (poesía, 1967, Cielonaranja, 2004), En el barrio no hay banderas (cuento, 1974, Cielonaranja, 2003) y El cumpleaños de Porfirio Chávez (novela, Cielonaranja, 2000).

MUESTRA DE LA ANTOLOGÍA
»Leer más

Adolfo Montejo Navas, bilingüe

20120520-adolfo.jpg

Cada vez más desnuda,
te abres
y te cierras conmigo dentro.
Morada de mí,
yo te cubro con mis símbolos.
Arte salvaje el collar, las perlas.
¿A qué reino pertenece el origen
de lo mudo que no calla?
Latiendo el silencio, cambia
el género de las cosas:
limo, oscuro, seda y fiebre.

Cada vez mais nua,
te abres
e te fechas comigo dentro.
Morada de mim,
te cubro com meus símbolos.
Arte selvagem o colar, as pérolas.
A que reino pertence a origem
da mudez que não cala?
Latindo o silêncio, muda
o gênero das coisas:
limo, obscuro, seda e febre.

—————————————————–
Una antigua y constante reverberación, dentro de su modernidad, nos trae la poesía de Adolfo Montejo Navas. Este poeta y curador madrileño (1954), afincado en el Brasil, escribe poesía bilingüe desde ya, sin necesidad de hacerla explícita en la página; que es la misma de la que se alimentó Garcilaso de la Vega, el toledano. Y que es la que tenían en común, por ejemplo, gallegos y portugueses en la Edad Media. Es en aquella tradición, entonces, la de los trovadores de Provenza, Petrarca y el Siglo de Oro donde se inscriben de modo voluntario y gozoso estos sensibles y reflexivos versos. Vino nuevo en odre viejo, y no en botellas con corchos de plástico. Interesante y necesario gesto contemporáneo, el de Montejo, de trasvasar las señales de identidad y de sensibilidad de distintas épocas para intentar dar cuenta del presente. Y esto, claro, también a través del amor y del erotismo que son, de igual manera, usos tan antiguos y tan semejantes entre los diversos seres humanos.

»Leer más

[Águilas al vino]

20120513-aguilas.jpg

Águilas al vino

Mi querido Vallejo

Coger la manta

Y desaparecer

¿Qué es la poesía?

Sino comer de esa presa

Y esconder

Esconderse

Y llorar

Involuntariamente

Si yo te dijera

Si él te dijera

Si nosotros te dijéramos

Ya que no existimos

Sin ti

Entre la puerta giratoria

Tu mirada fugaz

Entre todo este barullo

El leve tono

De tu voz

Aspas largas rotundas

Concéntricas

A la vida y a la muerte

Atados

Mi querido Vallejo

A pesar de desplegar las alas

Y cocinar las piedras

Y parecerme el mundo

Un ínfimo ángulo de mi ventana

A aquello adheridos

Al pozo a la belleza

A la lágrima involuntaria

Jugando con la muerte

Entre la muerte y nosotros

Una tácita partida

Compartiendo el mismo lecho

Con ella

Y saliendo de su casa

Sin saber de modo cierto

Cómo hemos de no retornar

Cómo hemos de perdernos

Cómo hemos de hacer

Para extraviar su llave

De nuestras manos

Y su espera

Y sus ojos y su mirada

Que no entienden tampoco

Cómo hemos de despedirnos

De ella

Sin que nos demos ni cuenta

Vallejo

Un avión de papel se abre en el espacio

Y vuela

»Leer más

[SI PERDIÉRAMOS LA NOCIÓN DE LAS COSAS]

20120514-tpies_med.jpg

Para Antoni Tàpies, i.m.

I
SI PERDIÉRAMOS LA NOCIÓN DE LAS COSAS

EL ÁRBOL MUY ALTO Y TRISTE

SI NOS QUEDÁRAMOS EN ESTAS

CONJUGACIONES

DE LA AGUDA A LA MÁS GRAVE

PARA QUE NOMÁS INTUYERAS

NUESTRO ESQUIVO CORAZÓN

AL PAPEL Y A LA POESÍA

DOY DE LO QUE ME SOBRA

ASÍ ES ESTO

LO DEL ARTE

SE DA DE LO QUE REBALSA

SI NOS PERDIÉRAMOS POR ALLÍ

ANHELANDO Y CREYENDO

NO LLEGARÍAMOS A NINGUNA PARTE

LA POESÍA

ESTÁ AQUÍ MISMO

Y ME PRODUCE MÁS MIEDO QUE LAS BRUJAS

AUNQUE NO PARECE NI BRUJA NI HADA

EL FUEGO EXPIRA

UNA HEBRA DE ALGODÓN SE RETUERCE

SE CONSUME Y DESAPARECE

II
NADA ESTÁ ESCRITO

ESTE PAPEL OCIOSO

DEL POETA

DE ESPERAR

LA COLACIÓN

DAME DE TUS LABIOS

TOMA CON ELLOS

COMO CON TUS DEDOS

MI BOCA

DOY TESTIMONIO

DE LA POESÍA

DE MI ABIERTO CORAZÓN

LLENO DE ESPINAS

EL CAMINO UN SEGUNDO

NOS TRAJO HASTA QUÍ

ESTE PENSAR Y SENTIR

POR TODOS

POR TODOS Y POR CADA UNO

»Leer más

Poemas de Julio Cortázar al alemán/ Anna Schriefl

20120513-julio-cortazar_surreala1.jpg
Caricatura de Cortázar, de Gilmar Fraga

Una carta de amor
Todo lo que de vos quisiera
es tan poco en el fondo
porque en el fondo es todo,
como un perro que pasa, una colina,
esas cosas de nada, cotidianas,
espiga y cabellera y dos terrones,
el olor de tu cuerpo,
lo que decís de cualquier cosa,
conmigo o contra mía,
todo eso es tan poco,
yo lo quiero de vos porque te quiero.
Que mires más allá de mí,
que me ames con violenta prescindencia
del mañana, que el grito
de tu entrega se estrelle
en la cara de un jefe de oficina,
y que el placer que juntos inventamos
sea otro signo de la libertad.

Ein Liebesbrief
Alles, was ich von dir möchte,
ist so wenig im Grunde,
weil es im Grunde alles ist,
wie ein Hund, der vorbeigeht, ein Hügel,
diese Dinge aus Nichts, Alltäglichkeiten,
Ähre und Haar und zwei Zuckerwürfel,
der Duft deines Körpers,
was du sagst über irgendetwas,
mit mir oder gegen mich,
all das ist so wenig,
ich will es von dir weil ich dich liebe.
Schau über mich hinaus,
liebe mich mit dem harten Verzicht
auf das morgen, der Schrei
deiner Hingabe zerschelle
im Gesicht eines Bürochefs,
und die Lust, die wir zusammen erfinden,
sei ein weiteres Zeichen der Freiheit.

»Leer más

Cachorros das ruas/ Leila Yatim (Trad.)

20120513-perros-de-la-calle.jpg

I
Polvo
Dente do rato
Pego no flagra
Ato escuro antigo
Radicalmente imoral
Que marcou
Toda minha vida
Colher dos frutos
Na outra vida sempre
Colado ao teu corpo
E sem mãos
“Tanto milho jogado
E eu sem bico”
Velho, ancião
Desde a tenra infância
Cheio
Por qualquer mesquinhez
Satisfeito e até feliz
Diante de qualquer migalha
Se minha vida foi
Já nada foi
Somente agora
Radiante e constante
A que te pego
Leitor
A que te pego
Alicate tesoura martelo
Para penetrar a lata

II
Uma linda cidade
Apareceu esta manhã
Na minha janela
A observo como um gato
Observa ao rato
Salta a linda
E não para chamar minha atenção
Dá curtos rodeios
Morre sozinha do susto
Do susto apenas morre
Quieta permanece
Diante da minha janela
Sem habitantes sem vida salva
Em sua circulação de trânsito
Em sua deslumbrante e eterna manhã
Como eternos são meus olhos
E minhas mãos de polvo
E meu olhar de gato
E meu corpo colado ao teu
Impotente e estéril
Diante de sua beleza de alfinetes
De afogamento de lágrimas
Já incontidos

III
Dou de beber ao filhote
Que sou
Ao cachorro da rua
Fumaça aromática das cidades
Única alma justa
Pela qual não se incomoda
Esta pecaminosa cidade
Cachorro que fareja todos os dias
Nossas almas
E por isso vai de cabeça baixa
E com vergonha alheia
Nos outorga seu perdão
Enquanto a TV segue dando
Conselhos de vida
De voz cheia
E o pobre predicador
Passa calor pelo seu paletó
Tanto por andar cheio de fé
Para de sofrer Jesus Cristo vem
Cristo te ama
E as flores intocadas e intocáveos
Dos galhos mais acima
Das árvores
Onde os anjos se entretem
Diminutos anjos
Das cidades subdesenvolvidas
Disso dão fé.

IV
Sob a voz enfim
Não há uma nuvem mais
Neste quadrinho
Me retraio
Como o polvo
Como o gato entediado
Que sou
Como o rato
Que guarda seu dente
Para maio.

Anjos da sombra
E anjos da luz
Fazem migalhas
Sobre o caixilho
Da minha janela
Sobre a moldura
Que é esta cidade.

Não nos separa apenas
A cor da pele
Mas também o coração
Mas são anjos todos.
Cachorros vagabundos
Tolerantes com nossa humanidade.
Cachorros das ruas.

»Leer más