Archivo de la categoría: Poesía

Poesía

ROXOSOL Y VALLEJO

Pedro Granados, poeta peruano, regresa a Cuernavaca y nos comparte la lectura de Roxosol, libro que La Cartonera publicó el año pasado como parte de su catálogo. Esta relectura del libro será acompañada por otro colaborador de la editorial: Edgar Artaud Jarry.
Pedro es también un gran estudioso de César Vallejo y, aprovechamos su visita para que nos platique sobre ese gran escritor admirado por muchos de quien, precisamente, presentará una ponencia la siguiente semana en V Congreso Iberoamericano de Filosofía, en la UNAM”.

Viernes 14 de junio. 18h a 21h.
Museo la Casona Spencer
Cuernavaca, centro, Morelos, México.”

»Leer más

[Un animal]

Un animal

Alcanza la más bella flor

Una palabra escuchada

Enterrada en el polvo

Inhabitable por ahora

Una palabra que te posibilitó vivir

Entre la humillación

Y el  desamparo

Una palabra retorciéndose muda

En medio del lodo

De la hoja el fruto la rama el árbol el mundo

Todo ello huérfano

Una palabra salida de tu boca

Y contra nuestro pecho

Dardo y antorcha humeantes

Una palabra que es de este mundo

O de cualquier otro

Aunque intensamente vivida

Incandescentemente vivida

Mejor diríamos ahora

Una red inflamada

Cobrándote de cabo a rabo

Para siempre

»Leer más

Nota de lançamento de Roxosol

No dia 18 de maio de 2019 aconteceu no Sesc de Santos o lançamento brasileiro do livro Roxosol, editora Cascahuesos, edição bilingue em tiragem já esgotada do poeta peruano Pedro Granados, traduzido pelo ensaísta e também poeta Amalio Pinheiro. Não foi um lançamento comum, foi um acontecimento poético em que música, poesia e histórias se entrelaçaram. A abertura se deu na voz e piano de Claudia Rivera e na condução cantada de Jurema Paes. O formato chamou atenção pois as luzes dançavam conforme os poemas eram recitados pelos poetas, o dedilhado pianístico reforçava a ironia do poema chamado Mique, lido em espanhol pelo autor e depois em português pelo tradutor, que teceu comentários sobre a tradução – a difícil tarefa da tradução. O poema em questão trata do cão do autor, um cã ;o que o poeta revela ser o único confidente, o único:

Somente apenas confiei
Em ti

E confessa como o convertido que brada a existência da crença, que encontra o caminho da salvação, a poesia existe:

A poesia existe. Absolutamente transcultural
E intergaláctica. E multitemporal.
Um franguinho que escorrega
Entre teus dedos desconcertados.

Para os que compareceram ao lançamento brasileiro de Roxosol propiciado de maneira magnífica pelo Sesc de Santos restou a memória de terem presenciado o encontro de dois meninos senhores Pedro e Amálio, e de duas excepcionais musicistas Claudia e Jurema. O formato merece atenção e novos encontros serão esperados. O lançamento foi uma celebração apaixonada e eu como convertido digo com os olhos de espanto: a poesia existe, sim ela existe.
»Leer más

CELEBRACIÓN DE ROXOSOL EN SANTOS-SP

Lo que es imposible ocurra en el Perú ni entre los peruanistas, con la poesía de Pedro Granados, va a pasar este sábado en Brasil. Celebro allí cuarenta años desde que empecé a publicar poesía: Sin motivo aparente (1978). Jamás ha sido más tirante, por aparentemente invisible, mi relación con la institución literaria peruana, habrase visto.

“Os poetas e ensaístas Pedro Granados e Amálio Pinheiro, dois descendentes diretos do arquipélago poético César Vallejo, lançam ROXOSOL. O livro comemora os quarenta anos de vida poética do peruano Pedro Granados. A pujança da voz coloquial escancara o jogo solar entre a tristeza e a alegria, ilumina o vaivém morte e vida na paisagem, nos objetos e nos afetos cotidianos. Ninguém pode escapar desses versos curtos entremeados de dança e sol. Lançamento recitado e cantado, onde Amalio Pinheiro fará leituras comentadas da obra em conexão com músicas do cancioneiro popular do Brasil e América Latina, que serão apresentadas pela cantora brasileira Jurema Paes  e a pianista e flautista cubana Claudia Rivera. Junto ao repertório escolhido, as mesmas musicarão de forma inédita um dos poemas de ROXOSOL”

»Leer más

[Con la venia de Enrique Granados]

Con la venia de Enrique Granados

Y de Claudio Granados, mi abuelo querido, 

Soy el poeta Pedro Granados

No Federico Díaz-Granados

Ni Jorge Fernández Granados

Tampoco  Jesús Ávila Granados

Y a Vanesa Espinosa Granados

Sólo la conozco por una sugestiva fotografía.

Y dejo de enumerar.

Dios nos salve,

Que la poesía se salva sola.

»Leer más

DOMINICANíSIMOS

UNO

El sudor
le gana al poema.
La alcantarilla
a mi voz.
Una irregularidad, apenas.
Un terrón de azúcar desconcertado
ante tantísimo eco.
Así el niño que vende,
y la muchacha que compro
ni con palabras
ni con besos.
Poesía de cara a la desconcertante
habilidad de unas serranas
de uñas multicolores
y engominados labios.
El sudor
puede más que la sed.
Porque aquél es secreto y el anhelo
sólo puede mover montañas.
Poco a poco
corto trocitos
que añado a mi licuadora.
A la noche de Santo Domingo
es preciso palanquearla con un fierro
antes de asirla y cortarla bien.
Noche densa y aceitosa que resbala
–como por un embudo-
hacia las nalgas de mi ocasional muchacha.
Muchísimo más negras que su propia cara.
DOS
Una muchacha negra
va uniendo los cabos
de lo desconocido.
En veinte uñas
–y conectado a ella–
yo más bien soy su instrumento.
Una bocina por donde escapa
un nudo de ruidos
monocordes y muy antiguos,
TRES
La noche no depende de ti.
Esta noche, este cuello de botella
que compulsivamente atraviesas,
para nada depende de ti.
El semen tuyo, agua furtiva
que te asemeja a un arrollo
o a una chispa inocente,
en realidad no te pertenece.
Te has perdido en la noche
–como en el juego de los niños–
y no has vuelto ni han vuelto a encontrarte.
Sólo recuerdas el manso viento de la gente.
Sólo recuerdas el brillo de aquellos ojos:
una luz resbalando resignada
frente a tu puerta.
Todas las anécdotas al respecto
se reducen a esto.
Todo lo que has vivido también.
Una calle modesta y muy mal iluminada
y compulsivamente atravesada.  Y la noche.

»Leer más