Archivo de la categoría: Poesía

Poesía

LIMIARES de Gerson Albuquerque

Sussurros, balbucios e outras artes do diz: La poesia de Gerson Albuquerque

A noite me devora por inteiro

Morri ali

Um corpo da noite

Minha voz ecoa significados vazios.

Lugar de coisas, gestos, silêncios, cores,

sentidos que palavras não dizem.

E como não tenho alma,

digo não com o corpo em riste,

sangue nos olhos e as mãos em chamas.

Um corpo nu desfazendo a ordem,

reinventando o verbo,

distante da origem.

Vidas Secas”, de Graciliano Ramos, más “A Noite Dissolve os Homens”, de Carlos Drummond de Andrade, sumados a la oralidad y los cuidados que brinda a sus buenos habitantes la Amazonía — resistencia vital y cultural, lucidez y consuelo e incluso alegría (“Nestas tardes de caldeira, sopra uma brisa de sabiás em meu rosto”) un tanto al modo de Manoel de Barros– constituyen  los insumos de esta nueva entrega poética de Gerson Albuquerque.  O, esta vez incluso, del  propio “Cuerpo” del poeta.  Poesía multinaturalista por excelencia; pero que no sólo planea sobre los elementos de la naturaleza (incluido el mismo sujeto poético), sino que se fija a uno de ellos, se agarra a él con uñas y dientes, y penetra, bucea o profundiza.  El elemento aquí es la noche, libre de romanticismo;  aunque éste aparezca como uno entre otros topoi.  Como otros tópicos o alimentos suculentos que se va tragando la noche; entre estos Ramos y Drummond y el propio De Barros.  Sin embargo, menos a la amazonía.  Porque es la amazonía misma en la que aparece convertido el propio sujeto poético.  Amazonía que de tan tupida se parece a la noche.  Sonidos y ruidos que de tan apretados simulan el más vasto silencio.  Desgracias e injusticias seculares, aunque, todas ellas juntas, menos potentes que la noche.  Tristeza emotiva que la lucidez trueca en alegría:

PANFLETEIRO

Eu panfleto

Tu panfletas

Eles rasgam os panfletos

»Leer más

Vamos a ver…/ Alan E. Smith Soto

Vamos a ver…

dijo un ciego

decía uno de mis tíos,

y se suponía

que el niño

sonriera

por lo menos

en la sombra

de las palmeras

del parque Morazán.

Con los años

vi delante de mis ojos

una roca

oscura, biselada

áspera, por la que se deslizaban

las sombras;

con un tirón arranqué

la espiga de hierro

de la piedra,

que colgó aún de mi pulso.

Salí por esa boca,

en vista de los hechos,

con mi mano aherrada

llevé agua a mi sed.

¿A qué sabe?

Cierro los ojos

para beber.

»Leer más

[La poesía no es una musa]

Para Charito

La poesía no es una musa

La puta de todos (los poetas)

La poesía no es la revolución

¿Cuál de ellas?

La poesía no es uno más

Entre otros varios cuentos

La poesía es ser un animal

En esto estamos de acuerdo

Aunque no se trate de  pergeñar

Discursos sobre animales

En esto funcionaría aquello de Huidobro

“No cantes al animal

Hacerlo animarse en el poema”

Que es lo que no hace, por ejemplo,

Montalbetti en su testamento digo

En su último y definitivo poemario

Evidentemente

La clave de la poesía que ha sido

Y que no ha dejado de ser

Es ser simétrica

O post antropocéntrica

No constituye expresión de uno – T.S. Eliot

Sino que siempre teje una red – C. Vallejo

Acepta que ejerce una mirada alternativa

El zorro de arriba y el zorro de abajo

Sería una buena muestra de ello:

Monismo e inmanentismo a un tiempo

Como cuando uno se abalanza sobre una flor

Se sacia y luego va hacia otra flor

Pero la flor permanece intocada

A la poesía y a su crítica

En el Perú

Al igual que a toda su cultura oficial

No le faltó vuelo

Aunque éste fue ramplón, atado a su libro

Colonizado por su canon

Lo que le faltó fue ganas, libertad, deseo

Salvo aquel

“Me gustará vivir siempre, así fuese de barriga”

La poesía no es la izquierda condenada al fracaso

No por resentida sino

Tal como la derecha

Por mezquina, achorada y mediocre

Que el resentimiento

Constituye la madre del cordero

Repasamos entonces

En ritornello

Poesía no es el trabalenguas

De los que no se atreven a vivir

Tallados como estamos

Por una ubicua literatura de autoayuda

Ni experimentar

Algo por sí mismos

Ni su nacimiento ni su matrimonio

Ni su prematuro o dilatado deceso

Nos cae encima el telón

»Leer más

El ballet del Joker

La felicidad incontenible que brota de este ballet de Joaquin Phoenix, en Joker, sólo es comparable a la que inspiran los versos de Leaves of Grass de Whitman o a las escenas de The Gold Rush de Chaplin.  Me ha reivindicado con la cultura anglófona, en particular, con su cine; y, muy en específico, con la brillante tradición de la inclusión del lenguaje de la danza en el cinema norteamericano.  Resulta paradójico tener que estar locos para experimentar tamaña energía y celebración de la naturaleza.  Sí, en medio de su minimalismo, exultante naturaleza: cielo, granito, sombras amigas y cómplices.  Bravo también por Todd Phillips.

»Leer más

Lovely partners

Tienes un ojo bueno

Y el otro muy malo

Me dijo María Cecilia

Mientras se disponía

A tomarme la foto

Que sirvió para ilustrar

Mi tercer poemario

Vía expresa

Sus converse violetas

Es lo que más recuerdo

Y su escueto pero bello derriere

Pero que no es para todos

Como me dijo a su turno

Sobre su propio derriere

Una princesa iraní

Que fue mi compañera allá

En Providence, Rhode Island

Lovely partners

Como susurraba una espontánea

Y devota señora

Cada vez que nos veía pasar

Tomados del brazo

Semejante al modo como se prosternaban

Ante la belleza de Manoli

Allá en su natal Granada

Al doblar conmigo cualquier esquina

Y semejante a la esfinge de negra

Ancestral matrona tótem incienso

De mi falo y de mi dicha

Sobre aquella media isla

Donde errar constituye lo correcto

Negra ella y negros nosotros

Tienes un ojo bueno

Y el otro muy malo

Como de la risa al paladar

Como del balón al gol

Como del río al río

Ignorante de que es el Ganges

Ni mi pecho  de tortuga

Desde el que escribo

Sabe que soy un hombre

Que intenta ser sólo un hombre

No un caballo no una yegua

No el jilguero que canta a mi oreja

Cuando menos lo espero

Ni este ruido masivo sordo

Tal una catarata

Que es mi sangre

Que no se acomoda

A la moralina

De todos los días

Sarta de buenos y de malos

Que han dejado de ser simplemente peces

Entre el terror a decir una palabra de más

O de fingir ni un gesto de menos

E irnos derechito a vivir al congelador

De los civilizados de los burócratas

De los ubicuos tinterillos de la existencia

Pero tonta no soy

Tonto tampoco

Sólo asimétrico en medio de la simetría

Cuy y cernícalo

Avispa y avispero

Culpable e inocente

Y muy bello cuando me atrevo

A acompañarte

A saber percutir la piedra

A iluminarnos

A incendiar la pradera

Que somos todos y cada uno

Lovely partners

Socios encantadores

Con escamas espinas pensamientos

A modo de piel

Y una enorme sapiencia para realizar el amor

Que pareciera no ser este mundo

Pero que sin duda lo es

Pero que sin duda lo ha sido

»Leer más

[No tengo que decirles]

No tengo que decirles

Que el estruendo del corazón

Da miedo

Mucho más que la muerte

No tengo que decirles

De nuestras caras actuales

Donde se recortan

Detrás y superpuestas

Otras caras

Aquellas que no fuimos

Que no pudimos

Que no nos atrevimos a ser

Aunque igual

Todos aquellos rostros van

A la muerte o peor todavía

A la catástrofe de sentir en demasía

De reprimir  demasiado

De apiñarnos todos

incómodamente

En un solo cuerpo

En exceso frágil

En exceso  pequeño

Tomado por todos lados

Comprimido

A dorado

En extremo  acompañado

»Leer más