Archivo de la categoría: Poesía

Poesía

True Friend/ Indran Amirthanayagam

You are an agent provocateur,

a brat on the wrestling mat

who wants me to react, to fall

in your trap, to rhyme in time,

to give up all pretence of writing

modern poetry, to turn instead

to ancient rhythms of lyres

strumming and licks of fire

from the angry mouth

through which Hades roars.

You damn post-socratic,

fiend of language, cur

of the neo baroque,

what happened to simple

affirmation, to saying,

good job, Man,

welcome to my language,

write and fornicate

and make new

American Hispanics?

What happened

to those halcyon days

when we drank green tea

and rode to Saltillo

planning to seize

the Academy? Why give

me reason constantly

to write poetry useful

only to critics of the school

of friendships among poets?

»Leer más

Dichos de Mique

Lo que tenemos en común con mi perro es apenas la cola y el apellido los dos la tenemos colorada y nos reconocemos mulatos fray martines de porras arriba y porras abajo con espinas gemelas y almas puestas a batirse al aire del universo que a veces entrevemos visitarnos en nuestra habitación compartida hasta el extremo que uno de los dos queda mudo hasta el extremo que ninguno de los dos va fuera sin el otro hasta el extremo de que les abro las fauces y les hundo las uñas y les mal digo como perro y no menos lo estropeo todo como humano

»Leer más

ROXOSOL (portada)

Bibiana Vélez Cobo (ilustración de la portada)

Amálio Pinheiro (versión al portugués)

“La poesía de Pedro Granados es el hilo de habla que emerge de una herida en el cuerpo del lenguaje español. Habla que es hilo de vida, huella de sangre, texto de la voz que borbotea con asombro y convicción. Estos poemas, por lo mismo, palpitan en cada sílaba, con sobriedad y desnudez, o con la dignidad que hay en la desnudez que recibe la palabra viva del poema como una rama de fuego arrancada de la voz.  Esa palabra en carne propia reverbera en la intimidad de una conversación en la que la confesión y la súplica, la oración y la convocatoria, se suman, con ardor y sed, para que el poema sea una historia de vida, una breve memoria de la muerte viva.  De allí la demanda que nos impone el poeta. Es una demanda de pasión vital y ardor verbal. Aun cuando el lenguaje sólo puede dar cuenta de la fragilidad y fugacidad del tiempo presente, el poema demora ese ardimiento, ese brío del habla en el coloquio.  Como si la poesía  fuese capaz de concedernos todavía verdad y piedad”

Julio Ortega

»Leer más

Peru: Dream Deferred/ Indran Amirthanayagam

What happens to a dream deferred?—Langston Hughes

They will leave the field, sad, distraught,

but not ashamed, not humiliated. They

shot more often at goal than the opponents

and hit bar and post along with kicks

that went straight to the sky.  They are

my team and I am sad this evening

for players and fans,  gracious people,

many- hued, salted, from highlands,

forest and coast, united in the quest,

the eager, desperate effort to convert

thirty-six years of playing in wilderness

into a goal or two that will help

them advance to the next round,

put off now for four more years, not

four decades, not generations grown up

without the blanquirrojo in the World Cup.

»Leer más

Luego de escuchar una reciente y breve entrevista a Mario Montalbetti en youTube

Escribir poesía es justo coger un micrófono familiar y empezar a cantar o a hablar o a pensar en voz alta o a meterse a través del micrófono y desembocar sebe dios dónde menos en el vacío o lo que nosotros prejuiciosamente consideramos un mutismo triste o solitario cuando el mutismo puede ocurrir por exceso de compañía de acuerdo pero si así había sido la cosa un soliloquio lo mar de acompañado y lo mar de sol-o en el sentido de solar de experto surfeo con la muerte y el dolor y otra vez la gratitud y la alegría y la seguridad absoluta de que cantamos o nos derretimos de la dicha o como ante un espejo todos nos vemos con el lenguaje que tuvimos y con el que ahora tenemos todos los lenguajes son uno* pero nuestros comportamientos de clase son solo nuestros nuestros disfuerzos y nuestras diletancias y el arte que nunca nos acompañó aunque te lo dijeran toditos tus nuestros profesores allá en la católica cuando el que estaba realmente bueno era yo que me agarraba a la rubia y a la morena de discretos dientes de conejo que me hacía subir la sangre también al poema allí donde se derrocha la vida con pantalones o sin ellos y todo todo incluido camisa y lapicero no te creo poeta que ya es una marca de tanto estar viejo y mirar marca que no uso lo siento cualquier muchacha a la que le hayan robado su celular hace un par de minutos escribe mejores poemas que los tuyos y otra a la que se lo hayan regalado generosamente también

»Leer más