La escritura en dominó de Eulogio Javier

Jugábamos al dominó, ese extraño juego en el cual se juega
al contrario de la vida, porque cada cual lucha por tener cada
vez menos
(37)

Este breve pasaje de “La otra cara”, relato perteneciente a Odio a los espejos (Santo Domingo: Editorial Búho, 2006) –reciente libro de cuentos del autor dominicano Eulogio Javier (1963)– de algún modo resume tanto los temas como la carpintería de su arte verbal. Efectivamente, los siete cuentos que integran el libro son como otro igual número de partidas de dominó –de trámite expeditivo e impecable– que el narrador entabla con sus lectores. Y donde ganar, asimismo, es quedarse sin pieza ninguna; por un lado, sin pizca de certidumbre sobre la realidad y, por el otro, sin letra que no nos hayamos bebido casi sin darnos cuenta, tal la fluida calidad de la escritura de Javier. Es decir, lo único sobre lo que nos queda constancia es sobre el propio juego, en este caso, de desapariciones en las que se ha tornado la presente narrativa.
En efecto, si bajo la tutela y la sombra de Borges, es ya un lugar común o una conquista posmoderna concebir que el marco mayor de la literatura no consiste en describir lo que de realidad tenga la ficción, sino lo que de ésta tenga la realidad –tocándose así poesía con historia, política con comics, matemáticas con una delimitada expresión socio-cultural– debemos preguntarnos ahora cómo no banalizar este legado. En otras palabras, cómo esta irrefrenable corriente posmoderna no se lleve por delante –junto con nosotros mismos– también nuestros propios textos. Comentando el libro que hoy nos reúne, este eventual peligro de encandilamiento por la simbólico, ha sido objeto de reflexión por parte del prologista, Nan Chevalier; y creemos que éste acierta al decirnos: “no se dejó seducir [Eulogio Javier] por el elemento menos fecundo de la posmodernidad: la incomunicación absoluta, ni se regodea en el exhibicionismo intelectual […] Profundiza en las complejidades del hombre de hoy y se compromete no con el mercado avasallante de estos días sino con la mejor literatura”. Vaya, pues, nuestro enhorabuena a Eulogio Javier, profesor de literatura latinoamericana en la Universidad Autónoma de Santo Domingo y comprometido asesor de talleres de creación literaria en su país.

Puntuación: 3.36 / Votos: 14

Comentarios

  1. LEYDA escribió:

    EXCELENTE PROFESOR SI LA UASD TUVIERA PROFESORES COMO EL NO SALIERA MALOS PROFESIONALES

  2. Gloria escribió:

    Es, además de un verdadero maestro, un extraordinario ser humano, el cual no escatima tiempo ni espacio para ayudar a los estudiantes.

  3. LILIANA escribió:

    EXELENTE PERSONA Y COMO MAESTRO EN LA UASD UNO DE LOS MEJOS MAESTRO DE LITERATURA, POR SU DEDICACION Y DESENVOLVIMIENTO CON LOS ESTUDIANTE, EN SU MATERIA EL MEJOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *