[Ser una exquisitez una hostia]

arami-reta.blogspot.com

Ser una exquisitez una hostia
Diría mi amigo Alan Smith
Precipitado
Malamente
Bienvenido
Es muy claro que el amor vino
Esta vez
Para quedarse
Hechos grumos aquí
Fulminantes entre las ramas
De estos árboles
Monstruosos
Cual el picaflor aquel
Bellos e impredecibles
Pero qué se hizo
El fruto
El río levemente
Encantado
De la vida
Olvídame
Estoy en el cielo
Danzando
Mejilla con mejilla
Pero la catadura
De mis paisanos
Es dura y rugosa
Untar escrupulosamente
El molde
Les quiero hablar de la muerte
Mezquinándome el oxígeno
Y el amor de mis semejantes
Solo y herido
Y como empotrado
En este paisaje lábil
De lima
Y peligroso
Porque no pasa
Absolutamente nada por aquí
Me siento en la cama
Y no sé por dónde
Escaparme
Decía el Perry
Todos somos indígenas
Por aquí
Vistiendo la ojota española
Y el mantón de manos
Inhábiles
Para hacer feliz
A un ser humano
El que ha conocido
Una negra
Y ha sido cocinado con ella
Quizá pueda entenderme
Pero sin embargo
Tú dices tometo y yo digo
Tomato
Y se me caen las mandíbulas
Por seguirte e intentar
Dar contigo a expensas
De lo que tú gustes
Decirme
Miren es muy fácil
Dios está aquí
Y punto y acabo
El poema que se torna
Excesivo por demasiado
Elocuente
Y punto con dios
Que no es tan omnipotente
Ni tan maravilloso
Como creo
Sino así nomás
Como la poesía
Que me halla
Enganchado más bien
Grapeado a aquella
Negra de perfiles
Cubistas
Playa ante casi invisible
Caña de pescar
Pero quisiera soy
De veras
Similar a una hostia
De puro agradecido
Hechizos los del viento
Sobre las ramas
Y sobre mi cabeza
Sin pelo
De acuerdo acepto
La fe y la esperanza
Pero en el fondo de mí
No creo
Sólo palpo las cosas
Y no retrocedo
Por más que me halle
Anonadado
A ver a que te toco
Como un insecto nocturno
Sin hacerte notar mi poesía
A ver cómo te infecto
Sin que te des ni cuenta
Lector que jamás he necesitado
Y a quien no conozco
Pero quiero que sepas
Que dios es lo de menos
Que lo tienes de verdad
Ya aquí contigo
Y no es bonito ni alegre
Sino algo así nomás
Que no es digamos
Como tú siempre
Hubiste pensado
Y sentido en la infancia
Que no es tu amigo
Qué va
Ni un tu enemigo tampoco
Sino alguien que te encuentras
Por ahí y tú recoges
Y termina necesitando de ti
Como una alma en pena pues
Como la ranita sin agua pues
Como el picaflor que siempre te busca

No figuró en Soledad impura, pero es también del 2009 y va dedicado, como siempre, a todos ustedes.

Puntuación: 5.00 / Votos: 16

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*