Huella imborrable de estilo: Armando Almanzar Botello en “Francis Bacon, vuelve. Slaughterhouse´s Crucifixion:”/ Eli Quezada

Armandito 1

“Un creador es un ser que trabaja por gusto.” G. Deleuze

Lacan evoca la frase de Buffon cuando dice:                                                                                        “Estilo: Este es el hombre (…) que se extiende por el”

“Francis Bacon, vuelve. Slaughterhouse´s Crucifixion:” no es solo otra de esas piezas poéticas enmarcada o, debo decir, redondeada como en una especie de pentagrama de lo poético, (con sus blancas, y sus negritas, sus silencios, y su detonar in crescendo, hasta literalmente explotar en boom…) donde podemos descifrar el extenso mundo intenso en lo que a profundidades temáticas, polisémicas y simbólicas, nos tiene acostumbrados este autor que, sin temor a equivocarme o a parecer subjetiva; antes bien, consciente de estudiar poema por poema, ensayo por ensayo, su valiosa obra, es uno de los poetas dominicanos que apuesta a la “creación” (Lezama Lima) de nuevos signos semióticos o lo que es lo mismo, a presentar y re-presentar un sustentado y preclaro discurso postmoderno, en sus proposiciones y proyectos creativos.

Un discurso donde se reta las variabilidades actuales del mismo… donde no nos insta, simplemente, a no con-formarnos con lo que se dijo hace dos o tres décadas, sino a confrontar las nuevas teorías, elaborando, como todo investigador serio y obstinado, su propio pensamiento. Pensamiento poético, en este caso, en el que se destilan con igual fuerza, las polaridades ontológicas-filológicas, el eros y tánatos y esa música particular de sus morfemas y fonemas, de sus deconstrucciones en clave “hessiana”, (Hesse) cual tratado estepario, lobo con sed de beber y “dar-a-ver”, cazador de la más clara de las aguas del saber, en fin… con esa filigrana exquisita, huella estilizada, pero única de este paradigmático escritor. Entre los poetas dominicanos, el más indispensable, “junto a León Felix Batista”, como dice, el experto critico literario peruano, Pedro Granados, en su reciente obra: “Breve teatro para leer: Poesia dominicana reciente”.  Añade:

“Rara vez nos hemos topado con tamaño erúdito del presente; de cuanto libro sobre teoría cultural y psicoanalítica hallemos en las librerías. Pasmoso y serio conocedor que, de algún modo hemos de decirlo, cultiva un discurso a caballo entre arqueología del saber, ciberespacio, gótico y un ‘ligao local de sabor muy dominicano’…” PP. 50 Esto último, que señala Granados me parece que es fundamento de ese ingrediente lúdico en ese explorar un lenguaje ultramoderno adecuado al devenir de los tiempos…

Y el creador, el poeta, el pensador, se pregunta y nos pregunta en el poema que da título a su libro “Francis Bacon, vuelve. Slaughterhouse´s Crucifixion”:

“¿Por qué alguien escribe, pinta, miente? / Al borde de otro cuerpo, desnudo precipicio, / la mano ardiendo late: hambre absorta en vocación de abismo / suspendida. (…)”

Se puede leer en esta obra: “Lenta mi boca se acercó hasta la insolencia… / Puso en ella su verdad: / la lengua… / Tímida caricia…”, nos dice en un fragmento de su poema “Sócrates y el Lirio”, de la obra que comentamos.

Particularmente creo que Armando Almánzar-Botello nos regaló una pieza, repito, de arte en lo contemporáneo de la obra de Bacon, y como él, se desgarró; se transfiguró como un Cristo en la cruz, se desangró en cada letra, en cada verso escondido y expuesto en este su trabajo. Y trascendió a él, y nos identificó y se mostró endeble, descarnado. Se miró en el espejo de la obra de Bacon y de todas las obras de los grandes que han dejado su sangre en sus obras; al fin y al cabo todo poeta tiene que vivir esa transfiguración. Esa muerte, ese suicidio permanente para luego resucitar, como lo hace Bacon al inspirar con sus inquietantes y magníficas obras de arte y, con su pensamiento filosófico-pictórico, esta obra que le hace mucho honor.

Y Armando dice:

“Portraits and Self-Portraits: estallidos de la luz en negro / espejo: posiciones radiográficas del rostro que se pierde. / Condensa en un instante su perfil el asesino, rabia de pinceles / y de espátulas. Torso que deviene retorcido, / herida, semen, lodo, sangre. / Se encharca dios en malva triste su carne / vulnerada, / su flujo leopardo goteando labios rotos. / Coitus reservatus / Coitus interruptus / Deus absconditus / Placas radiográficas de Ausencia… “

Armando, el hombre poeta, es él y su discurso, es él y sus fantasmas, es él y sus referentes, su modus vivendi, su modus pensanti… Almánzar es él y Deleuze: es él  y Lacan (Freud), es él y Zizek, finalmente, es él y Bacon encarnado en estos poemas…

De hecho les dedica, frecuentemente, sus textos a sus referentes, demostrando una u otra teoría que éstos defienden.

“Francis Bacon, vuelve. Slaughterhouse´s Crucifixion” es epifanía sacra e irreverente, retrato a un genio, Francis Bacon, desde la genialidad de otro, el pensador.

“Con duro hierro araña, corta marca labra

-garra del halcón, cuchilla enardecida-

la mano”

Armando, ¡claro que volvió! Francis Bacon, vuelve… vuelve bañado de gloria, justamente, instalado en tu mirada, en tu estilo…que ya es eterno.

1ra edición: Oct.Nov./2013 para el blog literario de El Pais:                                                   Comunidades y Creatividad Internacional.                                                                                                                                 Reeditado, retocado…dic.2014

Bibliografia:

Almánzar Botello, Armando. Francis Bacon vuelve. (Slaughterhouse’s Crucifixion). Editora Ángeles de Fierro, 2007. Página 23- 2, Santo Domingo R.D y Cazador de Agua, Blogs del autor:

http://cazadordeagua.blogspot.com/2012/02/poetica-de-la-sensacion.html http://tambordegriot.blogspot.com/2013/05/francis-bacon-vuelve-slaughterhouses.html

Granados, Pedro. Breve teatro para leer: Poesia dominicana reciente. Andar de ciegos, Mediaisla editores..pp50, Houston.Tx.

Nota. Los textos aquí mostrados son propiedad intelectual del escritor, ARMANDO ALMANZAR-BOTELLO, de su obra: Francis Bacon vuelve. (Slaughterhouse’s Crucifixion). Editora Ángeles de Fierro, 2007. Página 23- 2, Santo Domingo R.D. El escritor, Armando Almánzar Botello (1956) es autor además de, Cazador de agua y otros textos mutantes. Antología poética (Santo Domingo: Editorial Gente, 2003. Almánzar-Botello es, además, autor de ensayos como “Roland Barthes y el placer del texto” (1980); “Introducción a la lectura de Jacques Lacan” (1981); “Entre un músico Tang y un jarro de Oaxaca” (1999), sobre la poética de Octavio Paz; “Lo Femenino Neutro: Reflexiones Metapsicoanalíticas” (1995); “Samuel Beckett o la creación como catástrofe” (1998); “Aproximación al pensamiento de Friedrich Nietzsche” (2000); “ Mercado, innovación y pensamiento del exceso” (2000); “La ciudad prestada. Poesía latinoamericana postmoderna en Nueva York” (Ferilibro, 2003); “Confecciones del cuerpo en el arte contemporáneo” (2005), entre otros. Poemas de su autoría figuran en: “Ámbito Cultural” (1977); “Poemas de último minuto (Poetas dominicanos contemporáneos)” (1999); “A la sombra del cañaveral (Antología de poetas del Este)” (2006); Antología de la literatura gay en República Dominicana (Editora Manatí, 2004); Vetas cultural (2005); País cultural (2006), La ciudad en nosotros: La ciudad en la poesía dominicana (2008); etc. Figura también en el “Diccionario de la literatura dominicana”, Ediciones de Cultura (Ministerio de Cultura), 2010, Santo Domingo, R. D., de la autoría de Franklin Gutiérrez.

TOMADO DE:

https://www.academia.edu/9899017/Huella_imborrable_de_estilo_Armando_Almanzar_Botello_en_Francis_Bacon_vuelve._Slaughterhouse_s_Crucifixion_?auto=download

Puntuación: 5 / Votos: 13

Comentarios

  1. EliQuezada escribió:

    Gracias, estimado escritor, Pedro Granados, por ponderar este trabajo escueto sobre la gran trayectoria de nuestro poeta e intelectual Armando Almanzar-Botello a quien admiro y respeto, al igual que a usted.

    1. PEDRO GRANADOS AGUERO Autor escribió:

      Estimada Eli, celebro tu inteligencia y sensibilidad que, aunadas, son la base de una lectura productiva; es decir, ni meramente decorativa ni onanista. Felicitaciones.
      PG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*