De cara a los poetas de barrio

Te acostumbraste a que te digan poeta

En primer lugar tu estoica mujer

Y he allí tu principal problema

Como otros se acostumbraron

A aparecer en las gacetillas

De los periódicos de su barrio

O mencionados por sus alumnos

A modo de quedar bien con el poeta-profesor

Y así aprobar la materia

Aunque sin necesidad de seso

Ni rastro alguno de poesía

Salvo el conminar a toda costa

A que te aplaudan

Y sin incluso reparar

En perder a tus amigos

O mejor cabría decir

Supuestos subordinados

Obvio, previa mirada

A la grosura  de la soga

Con la que decides romper

Calculadores sois entonces

Usureros y aprendices

De manipuladores

Muchísimo antes que poetas

Aunque de tiempo en tiempo

A escondidas de tu mujer y de tus

Todavía incondicionales

Pergueñes tu verso gratuito y solitário

Y luzcas allí sí tu verdadero rostro

De avejentado cachorro de león

Uñas gastadas  pocos dientes

Y definitiva cabeza gacha

Va a “Libelos”, poemario en preparación.

 

Puntuación: 5 / Votos: 8

Comentarios

  1. Guy Corrêa escribió:

    Pedro, foi um prazer tê-lo conhecido ontem.

    Espero revê-lo em breve.

    Um abraço/ Guy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*