Sus labios persas

Sus labios persas

se abrían en iraní

hacia el deseo.

Había que interpretar

una canción

de más de tres mil años.

Seducirla con un amuleto

más antiguo que el de los andes,

mi tierra.

Agarrarla, desnudarla, cubrirla.

Mirarla fijamente sólo

algo después. Y entonces,

sufrir por contemplar

tanta belleza.

De EL CORAZON Y LA ESCRITURA (1996)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *