Diferencia entre maduración y desarrollo

No hay descripción de la foto disponible.En este artículo de El País, nos cuentan que en Madrid se ha prohibido el uso de los celulares en las escuelas. La mayoría de comentaristas apoya la medida, y uno en particular dice que está muy bien porque hay que esperar a que los chicos maduren.

Es interesante recoger el comentario porque muestra una de las confusiones más comunes que tienen las personas: la de tomar como sinónimos maduración y desarrollo. Pero estos conceptos, en psicología, son muy diferentes.

La maduración designa los cambios, usualmente cualitativos, en la organización fisiológica y anatómica de un individuo, cambios que potencian sus capacidades de acción y lo preparan para realizar ciertas funciones. Por ejemplo, cuando un bebé nace, a veces sus pulmones no tienen capacidad funcional completa, y necesitan madurar para que el bebé pueda respirar de forma independiente. Pasa lo mismo con la visión, el sistema nervioso central y las estructuras de los ojos aun no está plenamente formados y por eso los niños recién nacidos no distinguen bien distancias, formas y colores. Necesitan tiempo para que estos órganos alcancen la plenitud de sus funciones.

Maduración es diferente de crecimiento, concepto que implica  el aumento de los aspectos cuantitativos de un organismo vivo, por ejemplo, su peso.

Por el contrario, desarrollo es un concepto más amplio e integrador, que explica los cambios en sus aspectos cualitativos y cuantitativos, es decir, tanto los cambios del crecimiento como los de la maduración, e incluye en estos cambios no solamente factores biológicos sino también cognitivos, afectivos, históricos y socioculturales.

Así, es un absurdo decir que a los niños debe prohibírseles el uso de los celulares hasta que sepan usarlos, porque saber usar un celular (en el momento apropiado, en el lugar correcto, por el motivo adecuado, etc.) es una cuestión de desarrollo, no de maduración, y el desarrollo no depende solamente de la madurez del sistema nervioso sino de la interacción constante con el medio social y cultural. En otras palabras, sin experiencia lidiando con el uso de celulares en determinados contextos sociales, nunca se va a desarrollar la capacidad de usarlos de un modo adecuado.

 

Puntuación: 4.5 / Votos: 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *