Archivo por meses: Mayo 2017

Criterios para calificar artículos (2)

Imagen relacionadaNos ha vuelto a pasar. Tal como relaté en esta entrada, nuevamente una revista ha rechazado un artículo por consideraciones de orden epistemológico, más que por deficiencias de la investigación en sí, o del modo de presentarla. Nos dicen, por ejemplo:

El análisis no está actualizado. En el manuscrito se utiliza una visión del desarrollo moral principalmente desde Kohlberg, a pesar de que, en la actualidad, sabemos que la moral es más compleja. Desde las discusiones de Shaver (1985) y Weiner (1995) en adelante, se sabe que la moral incluye aspectos como la intención, el control y la particularidad de cada caso (lo que no es considerado en este manuscrito). Se sabe que el criterio descriptivo y la investigación sobre la responsabilidad moral no parecen considerar cierto tipo de acciones, donde una “causa externa” o “causa desviante” interviene (ver estudio de Pizarro, Uhlmann, & Bloom, 2003). Si bien Kohlberg es una literatura que se sigue mostrando en psicología del desarrollo (por lo clásico que es), el manuscrito no da cuenta de los avances en el estado del arte.

» Leer más

Frente al estilo APA, que siempre me ha parecido tan soso…..

Suscribo lo que dice Annette Karmiloff-Smith:

Un crítico escribió un día que uno de mis artículos se leía como una novela: en su opinión, la observación era ofensiva, ¡pero yo la tomé como un elogio, pensando que había adquirido este estilo a orillas del lago de Ginebra! (Annette Karmiloff-Smith. Prefacio a Los Senderos de los Descubrimientos del Niño. Investigaciones sobre las microgénesis cognitivas. Paidós, 1996).

Urge una mirada cultural para los procesos psicológicos

Resulta fundamental tener un ojo en la cultura cuando pensamos en constructos psicológicos. Esta cita aborda muy bien la idea con un ejemplo particular, el caso del apego. Ha sido tomada de:

Greenfield, P. M.; Keller, H.; Fuligni, A. & Maynard, A. (2003). Cultural pathways through universal development. Annual Review of Psychology, 54, 461–90. doi: 10.1146/annurev.psych.54.101601.145221 (p. 469).

For example, attachment security, as assessed in the strange situation procedure (Ainsworth et al. 1978), evaluates the infant’s behavior after separations from the mother in a laboratory environment. Attachment is measured by how well the baby adjusts to separation—his or her ability to enthusiastically reconnect with the mother after she has temporarily abandoned her child to a strange room and/or to an unfamiliar person, as well as the quick return to exploratory play. However, mothers in different cultures do not treat the baby’s desire for proximity in the same way, nor do they take separations as routine (Harwood et al. 1996). Moreover, “strangers” in the United States are less strange and more familiar to babies than they would be in Highland Guatemala, Japan, or other parts of the world (Morelli et al. 1992; Takahashi 1990). Thus, the protocol of the strange situation cannot adequately measure the attachment bond in cultures where the attachment motive is fulfilled by ongoing closeness with no tolerance for separation (Takahashi 1990).