Aproximaciones evolucionistas a la moral

Lo he dicho varias veces en este blog. No me convencen para nada las aproximaciones evolucionistas o neurobiológicas a la moral. Hacen experimentos incluso con bebés y concluyen que si intentan ayudar a otros (a abrir una caja por ejemplo) es porque cooperan y tienen una noción, aunque sea incipiente, de moralidad. No parecen barajar ninguna otra hipótesis alternativa (que el bebé ayude por curiosidad, para ver que hay en la caja por ejemplo) y tampoco tienen una definición densa de lo que es moral. La definen por la simple acción, no por la argumentación ni la intención. Si manejaran la distinción que hace Piaget entre conocimiento necesario y conocimiento verdadero no estarían llamando moral a cualquier cosa.

Estoy leyendo un libro ahora mismo donde hay varios capítulos con ese enfoque. Los encuentro desorientados en el foco de lo que investigan y en su concepción de lo que califica o no como moral.  Orlando Lourenço usa la distinción de Piaget para cuestionar incluso que Turiel y Kohlberg estén hablando de lo mismo, en su artículo:

Lourenço, O. (2003). Making sense of Turiel’s dispute with Kohlberg: the case of the child’s moral competence. New Ideas in Psychology 21, 43–68.

Si no se puede leer toda la obra de Piaget, otro artículo en que Piaget hace esa diferencia es este:

Piaget, J. (1981) Lo posible, lo imposible y lo necesario. Infancia y Aprendizaje: Journal for the Study of Education and Development, 4, sup2, 108-122,

 

 

 

Es importante que la formación docente recoja la investigación

Es muy interesante encontrar las relaciones que existen entre el desarrollo y los usos del lenguaje y diversos procesos psicológicos que afectan y dan forma a tales usos, y que se afectan y toman forma también debido a ellos, en un proceso muy complejo que es siempre de doble vía.

Es muy importante también que los educadores y el Ministerio de Educación tomen en cuenta lo que dicen las investigaciones, de modo que las políticas educativas, las intervenciones pedagógicas y los programas de formación docente se actualicen, vayan de la mano con los resultados de estos estudios y sean mejores y más eficaces en el cumplimiento de sus metas.

Por ejemplo, en el artículo de Virginia Zavala y Nino Bariola (con enlace):

Zavala, V. y Bariola, N. (2007). Discurso, género y etnicidad en una comunidad de shipibos en Lima. Debates en Sociología, 32, 50-69.

se puede apreciar que los shipibos logran mantener su lengua incluso en condiciones de subordinación, lo que contradice los estudios más clásicos de sustitución de lenguas que plantean que, en dichas condiciones, la lengua es de las primeras cosas que se pierde. Esto tiene que ver con la manera en que los shipibos conciben, construyen, y mantienen su identidad, que es un proceso subjetivo y psicológico por naturaleza.

» Leer más

Debates en la historia de la psicología

Para quienes quieran leer un poco sobre algunas posturas teóricas en la historia de la psicología y las posiciones que tomaban unas respecto de las otras, recomiendo este breve artículo de Elliot Turiel. De paso se leerá algo relacionado a como las personas desarrollamos la capacidad de oponernos a las injusticias.

Turiel, E. (2004). Historical Lessons: The Value of Pluralism in Psychological Research. Merrill-Palmer Quarterly 50, 4, 535-545

Copio el abstract:

Psychologists tend to proclaim that their favored theoretical approach is the wave of the future that will replace existing paradigms. Typically, these proclamations, dating back to the early part of the 20th century, include the assertion that the new ideas will be resisted. However, opposing perspectives are often proclaimed to be the wave of the future. Such proclamations are counterproductive because they speak against pluralism in research and theory when the evidence does not settle matters. Nevertheless, it is useful, in measured ways, to consider accomplishments and needed future directions. Recent findings suggest that social and moral development is most adequately explained as stemming from children’s multiple social interactions. Children’s social relationships involve a combination of cooperation and conflict, as well as social harmony and social opposition. An important challenge is to understand how people oppose and resist injustices embedded in societal arrangements and cultural practices.