Archivo por meses: Febrero 2015

Psicólogos con formación clínica son fatales para la escuela

Casi cada vez que encuentro un psicólogo clínico trabajando en una escuela obtengo un ejemplo nuevo de mala práctica profesional, de desactualización, incompetencia e ignorancia completa de los procesos educativos y de aprendizaje, además de muy poca capacidad para aliarse con los docentes, ponerse a su servicio y ayudarlos a potenciar su práctica pedagógica.

Lo último que he observado es una psicóloga en una institución educativa que, hablando de la metacognición y su importancia para el aprendizaje estratégico, decía muy suelta de huesos (porque creía que estaba haciendo algo positivo) que ellos tenían “terapias” de metacognición que consistían en sacar a los niños con problemas en este proceso fuera del aula, para hacerles ejercicios remediales que los ayuden a ser más metacognitivos en su aprendizaje.

Bueno pues…. eso no sirve. Todo proceso de toma de conciencia (y la metacognición lo es) debe estar contextualizado, ser “infusionado” como suele decirse, porque de otro modo el estudiante no lo generaliza. Esto está investigado hace mucho tiempo y se sabe que es así. Si la psicóloga de ese colegio tuviera la especialidad educativa, lo sabría. No estaría haciendo perder el tiempo a los niños, privándolos de sus clases, y podría además ayudar al maestro (en lugar de dejarlo fuera de la intervención que se hace con el niño) para que sea él o ella quien apoye a su estudiante de manera estratégica durante las clases, sin sacar al niño del aula.

No se imaginan cuanta rabia me puede dar ver este tipo de cosas. No hay derecho que se pervierta el rol del psicólogo en una institución educativa de esta manera, ni que se estafe así a los niños, ni que se abandone de este modo el rol de soporte a la práctia pedagógica del docente que todo psicologo que trabaja en un colegio debe tener.

Lamentablemente el problema no es nuevo. Ya había hablado de ello aquí.

 

» Leer más

Violencia contra los niños

A partir de un evento reciente en el que un hombre maltrataba físicamente a su hijastro, se entrevistó a mis colegas Magaly Nóblega y Pierina Traverso en el punto edu. Puede leerse la nota aquí.

Coincido con ellas por supuesto, pero yo agregaría algo que no está explícito en la entrevista: las consecuencias negativas del maltrato no ocurren solo para la víctima, sino que afectan a toda la sociedad. No hay que pensar solamente que al maltratar a un niño se lo lastima como individuo (lo que ya es bastante razón para dejar de hacerlo), se debe extender el asunto a la construcción de una convivencia democrática y el ejercicio de la ciudadanía. Una crianza autoritaria, vertical y maltratadora no produce contextos adecuados de desarrollo, no promueve el juicio crítico ni la toma de perspectiva moral, y a la larga, solo produce más autoritarismo y genera sociedades violentas poco democráticas. En este sentido, el asunto de la crianza trasciende el nucleo familiar y tiene consecuencias mucho mayores de lo que usualmente pensamos.

» Leer más

Sobre los Coar…

A mi la idea de los colegios de alto rendimiento (COAR) me parece muy mala. Pésima idea, debería decir en realidad. Pésima, porque esas zambullidas en tomentosas y largas jornadas de “aprendizaje” tantos días a la semana no sirven en realidad. Pésima porque la gente cree que sirven, que es peor, y siguen planteándose programas así no solo en los COAR sino para las capacitaciones docentes, módulos de formación en empresas, cursos de verano en universidades, y etc. Y pésima, también, porque no se puede ni se debe tratar con esta doble vara a los estudiantes del país, haciendo diferencias entre unos y otros en función de su supuesto (porque es muy cuestionable) mejor rendimiento. Esto es absolutamente inequitativo e injusto.

Ver noticia aquí.

» Leer más