Criterios para calificar artículos

Nunca he sido muy amiga de estar volviéndome loca por publicar en revistas Isis o Scopus. Es más, no tengo mucha idea de cual es cual, ni me manejo bien entre las múltiples y cada vez más abundantes bases de datos que ahora existen. Lo que suelo hacer, porque sí me gusta escribir y publicar, es buscar una revista que me parezca seria e interesante y cuya línea editorial se ajuste a la temática de mi artículo. Más allá de su indexación, si la revista se ajusta a lo que busco y me gusta el tenor de los artículos que publica, allí envio mi artículo sin mayor reparo.

Lamentablemente a veces los textos de marco piagetano suelen ser mal recibidos, incomprendidos o malinterpretados por revisores en revistas que se supone son de calidad, debido al estilo particular del lenguaje usado para escribir, a la metodología que se emplea para investigar, y por supuesto debido sobretodo a los supuestos epistemológicos que están detrás de la teoría. Simplemente estos no se entienden desde una mirada externa poco familiarizada con ellos.

En el prefacio al libro Los senderos de los descubrimientos del niño: investigaciones sobre las microgénesis cognitivas, de Bärbel Inhelder y colaboradores (editorial Paidós, 1996), Anette Karmiloff-Smith señala las dificultades de publicación que trae escribir con el estilo de la escuela de Ginebra. Desde un marco vygostkiano y sociocultural, Barbara Rogoff y Kathy Angelillo han denunciado lo mismo en su artículo Investigating the Coordinated Functioning of Multifaceted Cultural Practices in Human Development (Human Development 2002, 45, 211-225). En esencia lo que ocurre es que el marco psicométrico y cuantitativo prima en los lentes que se usan para evaluar las investigaciones y artículos, y con esos lentes (que desde mi punto de vista provocan cierto tipo de ceguera) aquellos trabajos que provienen de otros marcos epistemológicos y conceptuales quedan injusta y erróneamente devaluados.

Aun así, siempre me ha llamado la atención que haya tanto desconocimiento sobre Piaget y los modelos más contemporáneos que se derivan de su trabajo, y que las personas, debido a este desconocimiento, puedan equivocarse tanto. Yo, que no se mucho de psicoanálisis y tengo muy severas críticas contra él, me siento perfectamente capaz de distinguir cuando un trabajo de corte psicoanalítico es de calidad (aunque yo no esté de acuerdo con su marco teórico ni sus supuestos) y cuando se trata de un bodrio impublicable…. no ocurre eso con los trabajos de corte piagetano, los que por desconocimiento suelen ser malentendidos y juzgados con ligereza.

Digo todo esto porque me parece alucinante que un mismo trabajo sea evaluado de manera tan dispar según la revista a la que se envia. Ingenuamente y para variar de publicación, envié un artículo a una revista que aborda temas de enseñanza y educación, pensando que nuestro trabajo podría ser de interés. He aquí algunos párrafos salteados de lo que nos dijeron en la carta de rechazo:

Se trata de una experiencia forrada de un marco de fundamentos para darle apariencia de investigación. Al momento de realizar el análisis se olvida de su marco de fundamentos. Por ejemplo, define niveles de logro, niveles de organización y niveles de razonamiento a partir de la intuición del autor, es decir, sin justificación ni fundamento lo que demerita el carácter de una investigación, convirtiéndose en una experiencia. Además, en el análisis de la información no recurre al gran marco de fundamentos que encabeza el trabajo, dando solamente juicios personales; aunque en las conclusiones sí retoma algo de este marco de fundamentos, esto no es suficiente. Como experiencia no hay transformación, ni innovación educativa, tampoco incluye referencias a otras experiencias, ni hay debate conceptual.

Luego de reponerme del shock, caí en la cuenta de que Karmiloff-Smith, Rogoff y Angelillo tenían razón, y premunida con esta nueva claridad, busqué una de las pocas revistas piagetanas que existen y que aceptan artículos en español, y esto son algunos de los juicios de evaluación que nos dieron en la carta de aceptación:

Trabalho bem escrito e formulado apresentando qualidade científica com justificativa plausível e objetivos claros. Traz discussão teórica relevante para estudos na área do ensino de conceitos lógico-matemáticos na educação básica, bem como analisa a situação de alunos dos primeiros anos da universidade por meio de avaliação de conceitos lógico-matemáticos.

Procedimentos metodológicos exeqüíveis e adequados ao estudo que se baseia na pesquisa bibliográfica e na pesquisa empírica, que está muito bem desenvolvida. Objetivos claros e procedimentos de coleta e análise de dados compatível aos objetivos propostos. Apresentação detalhada dos dados com análise aprofundada e criteriosa dos resultados tendo como base a teoria Piagetiana. Bibliografia consultada: Adequada, atualizada e pertinente aos objetivos propostos no estudo.

A pesquisa apresentada é muito interessante pois além de discutir teoricamente a importância do conhecimento lógico matemático para futuras aprendizagens em diferentes contextos, demonstrou, por meio da pesquisa empírica, a situação cognitiva de alunos da universidade a respeito desse conhecimento. Considero o artigo de ótima qualidade indicando sua publicação.

La diferencia de criterio al momento de evaluar me resulta impresionante. La verdad es que esta experiencia me ha terminado de confirmar que uno debe ser fiel a su marco, dejar de evaluar a las revistas por si están o no indexadas, y entender -por lo menos los que nos movemos en la epistemología constructivista- que siempre seremos minoría y que para fortalecernos debemos tomar mayor conciencia sobre eso.

Puntuación: 4 / Votos: 1

Comentarios

  1. Enrique Delgado escribió:

    Y las consecuencias prácticas de esto son enormes. Por ejemplo, para ir más allá del tema académico, en las políticas públicas. La jerarquía de evidencias del Ministerio de Economía y Finanzas para la formulación de Proyectos de Inversión Pública (que deben aportar a la solución de problemáticas que afectan a los ciudadanos) coloca en los últimos niveles de la jerarquía a los estudios cualitativos de rigor metodológico (nivel D.1) y a los marcos teóricos reconocidos por la comunidad académica internacional (nivel D.3). Por supuesto, está muy bien que se exija que los proyectos estén debidamente sustentados, pero los criterios pueden y deben afinarse…

  2. Héctor escribió:

    Hola Susana, una lástima lo sucedido con la primera revista, pues tu intento me parece correcto: de eso se trata la pluralidad y dialogar con otros enfoques. No te desmoralices y persiste en el ideal de que una revista pueda albergar distintos enfoques.
    Saludos,
    Héctor

  3. sfrisan Autor escribió:

    Gracias Kike y Héctor. Creo que hay que hacer este problema más explícito a ver si la gente se da cuenta de que existe.

  4. Ela escribió:

    Estimada Susana:
    Seria interesante – no sé si eso es posible – remitir la segunda opinión a la primera revista, a ver qué responden.
    Por otro lado, y ya en mi faceta de bibliotecaria, pienso que tu experiencia constituye un criterio no tratado en el tema de evaluación de colecciones. Confirma también que la comunicación entre investigadores y bibliotecarios debe ser muy estrecha al momento de adquirir nuevos materiales para la biblioteca y que el diseño de los estudios de usuarios debe planificarse con sumo cuidado.
    Para mi, tu experiencia constituye un tema de investigación bibliotecológica para una tesis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*