El manejo de la propia memoria

Alguna vez una profesora se quejaba conmigo diciendo que sus alumnos de 1er grado se olvidaban las cosas y que se las daban a ella para que se las guarde y se las recuerde. Por ejemplo, los niños le daban a ella sus lentes durante la clase de educación física, o un libro, diciéndole que “les hiciera recordar” recogerlos luego de la clase.

La profesora pensaba que eso era un problema que evidenciaba falta de cuidado y de responsabilidad, pero a la edad de los niños (6 años en promedio) eso es señal de todo lo contrario. Es una manera, aun incipiente, de controlar sus propios procesos cognitivos y mostrar, precisamente, un cierto grado de responsabilidad. El niño desea cuidar sus cosas y hace lo que tiene a su alcance para evitar olvidarlas.

Toqué este tema hace agún tiempo, aquí. Lo interesante del asunto es que el manejo de este proceso evoluciona con el desarrollo. Ahora que ya está más grande y sabe escribir, Paulo no recurre directamente a mi para manejar sus recuerdos sino que él mismo se deja notitas, de su puño y letra, en un lugar especial de la casa que mira todas las mañanas para cumplir con lo que tiene que hacer. “Bañarse”, “estudiar CCSS”, “hacer ejercicios de matemáticas” “poner el cuaderno de ciencias en la mochila” y cosas por el estilo son sus recordatorios. Es divertido y hasta conmovedor verlos!!! Y es sin duda una señal de que sus procesos cognitivos han desarrollado.

Puntuación: 4.00 / Votos: 1

Comentarios

  1. mouses escribió:

    la simplicidad de la vida es recordar pero la mayoría de los humanos nos confiamos de nuestra frágil memoria que en la mayor cantidad de olvidos culpamos a otros de este descuido

  2. Víctor Hugo escribió:

    Un saludo. Lo que me pregunto es ¿cómo pueden recordar a la persona en quien le confiaron algo, pero les resulta difícil que recuerden dónde dejan o tengan algo que hacer? Es como una acción de ordenamiento y al igual que colocar notas recordatorias en un solo lugar, se desarrolla una necesaria conducta mecanizada de recurrir a un solo lugar para acceder a múltiples recordatorios.

  3. sfrisan Autor escribió:

    Es como delegar la función en otro y desentenderse luego porque saben que el otro les recordará. Es un primer paso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*