Mi modesta opinión sobre el Aucouturier

20130129-kids_dancing.jpg

Debido a que una mamá me escribió para pedirme consejo sobre la educación inicial de su pequeña hija, recordé que no he dicho nada en este blog sobre el método Aucouturier, que está tan de moda en los nidos.

Bueno, corriendo el riesgo de que muchos colegas me critiquen por decir lo que voy a decir, esta es mi opinión para quien pueda interesarle: no comulgo con el enfoque de base del método Aucouturier porque tiene una concepción de la psicomotricidad como intervención terapéutica y la verdad, yo nunca he entendido porqué se asume que todos los niños, incluso los más pequeños, tienen traumas, conflictos, angustias, fantasmas terribles y miedos, y que por lo tanto necesitan sí o sí de la psicoterapia. Esta es una hipótesis de partida que me parece inadecuada. Creo además que hay un abuso del método, lo recomiendan para todo o casi todo, y he visto a padres gastar lo que no tienen en llevar a su hijos a estas clases, sin conseguir mayores resultados. Muchos de los así llamados “problemas” de la infancia no son sino etapas transitorias del desarrollo y remitirán solas conforme el niño crezca. Muchos otros conflictos requieren, desde mi punto de vista, de otro tipo de intervención. Yo suelo creer más en la racionalidad que en la irracionalidad de los niños.

Ahora, reconozco que las clases no harán daño a los niños, pues experimentar con el cuerpo y el movimiento, solos o en grupo, siempre será beneficioso para ellos en términos de su desarrollo cognitivo, social y motor. En este sentido, como ejercicio me parece positivo. Pero discrepo, epistemológicamente, con sus fundamentos de base y con que sea una necesidad que todos los niños pasen por él. No hay tal necesidad para mi, solo se trata de una moda.

Aquí hay un texto de la web sobre la psicomotricidad Acouturier, para los que no saben de qué se trata.

Puntuación: 5 / Votos: 3

Comentarios

  1. rental genset escribió:

    debe haber una supervisión especial para los niños, especialmente durante esa edad 🙂

  2. Ela escribió:

    Estimada Susana,
    Creo que es el especialista es el que debe identificar si existen problemas que interfieren con el desarrollo del niño, no los padres. Es como automedicarse. Claro, el "gran" problema es cuando los especialistas no aplican el remedio adecuado, y utilizan esta metodología como un generico.
    En mi caso, tuve oportunidad de ver la aplicación de esta metodología con mi hija mayor quien estuvo a cargo de una especialista capacitada en esta metodología, y los resultados fueron sorprendentes. Claro, la intervención fue parte de un programa integral, es decir, se ajustó a sus necesidades específicas pero en coordinación con objetivos de intervención psicologica en otras áreas, lo cual resultó en el coctel esperado.
    Saludos!

  3. sfrisan Autor escribió:

    Ela, gracias por contarnos tu experiencia. Yo creo que cuando es necesario, es necesario y ayuda, pero como tu dices, no es la panacea para todo y debe darse en un contexto apropiado, acompañado de otras intervenciones. Y por su puesto, el diagnostico y la evaluación de seguimiento deben ser hechos por un especialista.

  4. HELENA escribió:

    Trabajo con el método Aucoutirier y lo único que te puedo decir es que no se ve al niño como lleno de conflictos y angustias. Es una manera de acompañarles en su desarrollo proporcionándoles experiencias relacionadas con su propio cuerpo y con la relación con el otro. En ocasiones hay niños que andan de puntillas o tienen miedo a la caida, o no te miran a la cara, o se aislan, por poner unos ejemplos. Con el método, se hace una hipótesis de como han sido sus primeros apoyos, como ha sido mirado y se hace un retorno a esas relaciones primarias, para ofrecerle una posibilidad de revivirlas a nivel simbólico. Por eso se considera terapeutico.

  5. CARLA escribió:

    en mi caso me recomendaron Acouturier para mi hija de 3 años 9 meses porque necesita reforzar su concentración y atención ya que en el Nido se mueve de un lado a otro y a veces no presta atención. En realidad no se si esta sea la forma de ayudarla o podría ser acompañado de una terapia emocional? que la ven desorganizada quiere hacer varias cosas a la vez, me podrías asesorar? Gracias
    además

  6. Karen escribió:

    buen día Susana
    tengo una niña de 6 años y bueno es muy insegura, es muy inteligente,
    pero le da miedo hablar. etc
    dime según tu opinión este método seria bueno para ella o quizá tienes una recomendación
    Cariños

  7. Mila escribió:

    Estimada Susana, creo que en principio es bueno siempre informarse siempre más antes de emitir juicios de valoración. La Práctica Psicomotriz Aucouturier NO es un método es una práctica y como tal no se reduce a mirar al niño como un síntoma sino potenciar en el a partir de sus propios recursos su expresividad a través de un ITINERARIO que le permite reorganizar muchos aspectos fundantes sobre todo TÓNICO EMOCIONALES. Por otro lado, desde la mirada Psicomotriz Aucoutirier se brindan dos ámbitos de acción e intervención fina y claramente establecidos. El ámbito PREVENTIVO EDUCATIVO y el TERAPEUTICO ambos con sus respectivos ENCUADRES y claridades. Por ende, en el ámbito EDUCATIVO el niño transcurre amablemente por una sesión que le brinda la posibilidad de integrar la EMOCIÓN y el MOVIMIENTO y pasar por distintos momentos a lo largo de la sesión que le permitirán una evolución grata y lúdica a través de la exploración, el juego simbólico, una historia oral que permite a los niños identificarse con temas propios de sus procesos, así como un agradable momento de gráfico / plásticas. Por otro lado, el ámbito terapeutico está orientado a la ayuda del niño con dificultades y NO se desarrolla por medio de la intervención PREVENTIVA EDUCATIVA. Esa claridad es buena para toda familia y niño que forme parte de una propuesta educativa en donde se desarrolle dicha práctica.
    Por otro lado veo con preocupación como tiendes a lanzar comentarios sin informarte, sería importante que puedas empaparte más de todos los temas que en general planteas. Hace un tiempo leí con interés un comentario tuyo sobre las RUTAS DEL APRENDIZAJE y ví con sorpresa que también lanzabas comentarios críticos al respecto sin (creo) empaparte primero de que es una ruta, que plantea y que representa en términos de ser un instrumento de tránsito entre la Currícula Tradicional y la Curricula actual. Como instrumento de tránsito es un instrumento valioso que ha permitido ampliar criterios, reducir la enorme cantidad de capacidades y competencias con las que se contaban anteriormente e introducir el tema de la necesidad de partir para la planificación en las maestras desde las características reales, necesidades e intereses de los niños. SIn ese marco amplio que permitieron las rutas no se estaría pudiendo construir aquello que ahora se va planteando como Currícula, sustancialmente simplificada y más práctica y OBVIO con muchos temas por reajustar. Yo no trabajo para el Minedu pero si cuento (por haber desarrollado algunas consultorías tales como la Guía de Orientación en Psicomotricidad del Minedu) con alcances que me permiten valorar aquello que repercute favorablemente en el desarrollo docente, así como remirar aquello que no y proponer alternativas más que críticas “lanzadas al aire”.
    Percibo en tu forma y estilo de comentar una “ligereza” y simplismo que preocupa, creo que tu formación podría dar para más y creo que sin duda con mayor profundidad y menor ligereza podrás potenciar mucho más tus críticas, reflexiones y opiniones. Te ayudaría mucho cambiar tu estilo de “La Crítica por Delante” por “Primero me informo” y a partir de ello plantear aquello que sin duda te permitirá no andar con una coraza y lanza en ristre sino por el contrario un abrazo que acoga y una opinión certera que permita la inclusión y no la exclusión.
    A lo largo de todos estos años la Práctica Psicomotriz Aucouturier ha posibilitado en muchísimas familias y niños armonía, revinculaciones afectivas seguras, el reencuentro del niño con su cuerpo y el placer del movimiento, una descognitivización de la emoción necesaria en épocas en donde todo se iba convirtiendo en “niños con grandes cerebros y poco cuerpo y emoción”, una práctica a través de la cual mucho niños desde lo educativo y también terapeutico se han podido reencontrar con ellos mismos, trascender dificultades y participar mejor y ampliamente de un juego socializado alegre y lleno de participación, en donde los niños han pasado a ser sujetos actores de su desarrollo con iniciativa y voz propia.
    Ciertamente muchos especialistas y terapeutas en todos los ámbitos abusan de los diagnósticos, derivaciones y ven a muchos niños desde el síntoma y no desde sus posibilidades, pero ello, no es exclusividad de la práctica Psicomotriz Aucouturier.
    Espero que esto sirva de reflexión a todas las familias y niños que cuentan con la oportunidad de pasar por una experiencia pedagógica en donde se desarrolla esta práctica.
    Y que como lider de opinión que al parecer eres puedas encontrar una manera menos confrontacional y más inclusiva de orientar a las personas, considerando en rol de inclusión fundante que tenemos todos aquellos que trabajamos en el ámbito de salud y educación.
    Abrazo! Mila

    1. Susana Frisancho Autor escribió:

      Muchas gracias por comentar. El método o práctica Aucouturier tiene un marco conceptual y epistemológico que no comparto. Por supuesto que sirve, pero lo hace por razones distintas de las que plantea la propuesta. Mi afán no es ser confrontacional por el hecho de serlo, pero cuando creo que algo tiene contradicciones o fundamentos cuestionables, siempre lo digo de manera directa. Sin embargo, todas las opiniones son bienvenidas en este blog así que agradezco mucho la suya.

  8. Gontzal Uriarte escribió:

    Estoy deacuerdo contigo.

    Aucouturier no aparece en ninguna revista científica internacional. Nadie habla de el para tratar temas de violencia o agresividad. Mi hipotesis es que la practica que este autor lejos de reducir la violencia en las aulas, incluso la aumenta. Richard Tremblay que si publica en revistas científicas de gran impacto deja claro que la violencia tenderá a ser repetida siempre que el niño/a obtenga un beneficio de esta. La actitud agresiva dejará de ser usada cuando el niño obtenga consecuencias negativas por su uso. La practica educativa necesita de cariño y firmeza. La violencia es debastadora, produce mucho sufrimiento en familias, niños y profesores. Por favor, basémonos en evidencias que permitan a los niños a aprender a no usar la violencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *