La mala ortografía

mal escrito

Acabo de leer una noticia de El Comercio donde el periodista escribe Persecusión con S (así como lo pongo, Persecusión, no Persecución como debería ser). Digan lo que digan muchas personas, a mi me horrorizan las faltas de ortografía, y mucho más cuando las veo en una noticia o un texto que se supone es “serio”. Trato de combatirlas en mis alumnos porque me choca tremendamente que un profesional no sepa usar las reglas de su idioma cuando escribe. Insisto con esto con Paulo, pues habiendo terminado ya el 3er grado a veces escribe como se le ocurre, intercambiando la C por la S, comiéndose las H, o usando Y y LL indistintamente.

Definitivamente, usar correctamente las reglas cuando se escribe es una habilidad que tiene que aprenderse y creo que, sin exagerar ni presionar a los niños (porque por supuesto que debe darse más importancia al fondo del texto que a la forma cuando un niño aprende a escribir, y que la creatividad al producir un texto es importante y que, como bien dice Emilia Ferreiro, no es un pecado capital cometer un error de ortografía), harían bien los profesores en ponerle un poco más de atención al tema. Desde mi punto de vista, muchos son demasiado descuidados con esto.

Obviamente, hay que diferenciar los casos. Una cosa es escribir con mala ortografía porque no se conocen las reglas y otra hacerlo a propósito con alguna finalidad, como participar de foros en los que de alguna manera se ha legitimado el uso de abreviaturas, neologismos y otras licencias en el uso de la lengua. Son dos cosas distintas, lo primero sí me preocupa pero lo segundo tiene más que ver con participar en una comunidad de práctica y, mientras se diferencien los espacios, no tendría por qué considerarse un problema.

Hago toda esta introducción solamente para dejar este enlace a un artículo del El País (envio gentil de Nicanor Dominguez) que me parece interesante. Se lee aquí abajo:

Internet saca lo mejor del idioma – El País 1 de Enero de 2012

Puntuación: 4.00 / Votos: 2

Comentarios

  1. Miguel Rodríguez Mondoñedo escribió:

    Hola Susana. Recién veo este interesante post. Estoy en general de acuerdo, a mí también me molestan las faltas ortográficas y ciertamente quisiera que nadie las cometiera.

    Me intriga, sin embargo, eso de que justificación de la ortografía se hace via la noción de "comunidad de práctica". Porque si es así no entiendo muy bien por qué nos quejamos de que los estudiantes tengan una ortografía diferentes: es precisamente la que corresponde a su comunidad de práctica. Si entiendo bien, desde el punto de vista de la CP, el aprendizaje (para usar una de las citas del interesantísimo texto que mandas):

    "does not belong to individual persons, but to the various conversations of which they are a part"

    En otras palabras, el conocimiento no tiene por qué ser estático, sino más bien es fluido y cambiante.

    Si eso es correcto, ¿por qué nos sorprendemos de que la ortografía cambie?

    Nota que no estoy abogando por el caos ortográfico, sino simplemente preguntándome cuál es la justificación para combatir el cambio en este caso específico.

  2. sfrisan Autor escribió:

    Querido Miguel,
    Primero que todo, muchas gracias por comentar. Me he hecho yo misma esa pregunta y no tengo respuesta satisfactoria, la verdad. Se que el lenguaje cambia, tengo el Mío Cid en español antiguo y ciertamente ya no decimos facer ni cada parecido. Hay una cosa más emotiva que racional cuando veo faltas de ortografía. El asunto, creo, es que los cambios que se dan en los errores ortográficos no son sistemáticos. Es decir, hay quien escribe aserca y quien escribe hacerca en lugar de acerca, quien escribe desase, o desaze, o dezaze, en lugar de deshace, o quienes en vez de escribir hacer escriben aser, o acer, o haser…. esto me revela que se trata de maneras idiosincráticas de cambiar el idioma producto del descuido, la ignorancia o la falta de lectura y no de una manera colectivamente legitimada de hacerlo, como en una comuidad de práctica de, digamos, hinchas del alianza participando en un foro a través de la web. Entonces, veo efectivamente caos, como tu bien dices, no sistematicidad en los cambios. Imagino que si todos escribieran zanaoria en lugar de zanahoria, se podría empezar a pensar en un cambio ortográfico, pero no es este el caso. Lo que me molesta y muchísimo, es que la gente escriba mal por desconocimiento. Se que no es satisfactoria mi respuesta pero es lo que se me ocurre ahora. ¿Tú que piensas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*