El generalizado mal uso de los instrumentos psicológicos

Pruebita psicológica

La verdad es que este es un tema muy preocupante para los psicólogos y más difundido de lo que se cree. Yo ya escribí algo sobre esto aquí.

Ahora solo quiero contar lo que me ha pasado ayer: a eso de las 3 de la tarde mi secretaria me anunció que había un economista en la puerta buscando a alguien que lo ayude con un test. Como se me pararon las antenas, sospechando (correctamente, como veremos) que había un problema de mal uso de instrumentos, lo hice pasar a mi oficina para escucharlo. Pues bien, se trataba de un economista joven, quien con todo desparpajo traía en la mano la prueba de BarOn de inteligencia emocional la cual según dijo, “ya habían aplicado“. Como ni él ni nadie en su oficina tenía idea de que hacer con ese material había venido a que alguien le diera el manual o “esas tablas que dicen que hay” porque le habían dicho que en el Departamento de Psicología teníamos pruebas y quería que se las diéramos.

La verdad es que fué el colmo! que desfachatez la de estas personas. El economista me dijo que trabajaba en una consultora, que la prueba seguramente la habían bajado de internet (no sabía, o se hizo el que no sabía), que la había tomado otra persona quien -reconocíó- tampoco era psicólogo, y que no entendían nada ni sabían para qué servía ni como se calificaba y que queria por eso que alguien le diera el manual. Así de sencillo, así de fácil.

¿De cuando aquí las “consultoras” trabajan de esa manera? ¡Qué consultora de terror debe ser esa que hace que cualquiera tome pruebas psicológicas sin saber ni por qué ni para qué! ¿Esos son los “estándares” con los que se trabaja? ¿Y que hacemos los psicólogos al respecto, cuando nos damos cuenta?

Este economista tuvo la mala suerte de encontrarse conmigo no solamente llevando una prueba y haciendo mal uso de ella, sino una de inteligencia emocional, constructo que no me gusta y al que he criticado varias veces (ver por ejemplo aquí). Por supuesto que lo mandé a rodar rápidamente, no sin antes darle una “charla” que espero no le haya entrado por una oreja y salido por la otra. Lamentablemente me pareció que si bien entendió lo que le dije, no estaba muy dispuesto a modificar su comportamiento porque hasta el final me pedía que le diera algún nombre de alguien que sí lo pudiera ayudar. Debe estar presionado por la “consultora”…

En el fondo, lo que esto revela además de la informalidad con que se hacen las cosas en el país, es una tremenda falta de respeto por el trabajo psicológico, de lo cual en parte somos responsables los mismos psicólogos porque hemos hecho de la nuestra una profesión invisible (tomo el término de Norma Reátegui) en el imaginario social. Nadie cuenta con psicólogos para resolver nada, y todos se creen con derecho a incursionar en la psicología con mínima o ninguna preparación. Y a usar pruebas de manera silvestre… Tema complejo la verdad, y de muy difícil solución por lo menos en el corto plazo.

Puntuación: 4.57 / Votos: 21

Comentarios

  1. Andrea escribió:

    Eso pasa cuando al final de un curso, todo acaba con el examen final. Y que el ultimo apague la luz y cierre la puerta, Gracias. Y luego, cuando los alumnos egresan y entran al mundo laboral, todo lo hacen "porque asi dice el jefe" o en este caso, "porque asi me dicen en la consultora que lo haga". Acaso ya no tenemos suficientes robots en la seccion de Electronica?

  2. Dante Solano Silva escribió:

    Esta última entrada Susana, creo que nos lleva a reflexionar sobre dos puntos de la problemática de la psicología en el Perú: el primero, referido al mal empleo y administración de las pruebas psicológicas, y el segundo, a la falta de respeto por el trabajo psicológico.
    Estos temas que también se discutieron mucho en el curso de ética profesional que dictaste, creo que ha hecho que los estudiantes tomen conciencia de estos problemas, ya que la solución de estos está en los psicologos que ya ejercen, así como en nosotros, los estudiantes que al tomar conciencia de ello podremos seguir buscando el cambio y desarrollar una psicología en el Perú competente a nuestro entorno.
    Con respecto al primer punto, el mal uso de pruebas psicológicas es un problema no solo de profesionales ajenos a la psicología, sino que es un problema de los propios psicólogos, que parte desde las mismas aulas; este ciclo lamentablemente yo he sentido este problema, cuando se enseñan a administrar pruebas desactualizadas, con términos y conceptos ajenos a la psicología científica,sin hacer revisiones de las principales pruebas que aborda la psicología científica contemporánea, pruebas que no han sido adaptadas a nuestro medio, ni traducidas, o con conceptos desarrollados en regiones del mundo que tienen problemáticas distintas a las de nuestro país y se enseñan como si fueran lo mejor, lo más válido y lo que debes aplicar cuando ya comiences a ejercer; lo peor de esto es que no se hace reflexionar al alumno sobre lo que se le está enseñando, sobre el problema que es la falta de una psicometría válida para nuestro país; y esto también, entrando en el segundo punto, refuerza el hecho de que no se considere a la psicología como una ciencia en nuestro país y que cualquier persona se crea competente para administrar una prueba. Esto último señalado debe ser una tarea en la cuál todos los psicólogos se comprometan, y que cuando ocurra sucesos como los descritos en esta entrada, sean denunciados para que las personas entiendan que ese trabajo es solo competencia de psicólogos y a ellos se debe consultar antes de aplicar cualquier tipo de prueba psicométrica.

  3. julio80 escribió:

    Pobrecito, ahora se ha vuelto famoso. Definitivamente, pocos profesionales saben de las consideraciones acerca de la aplicacion de los test, alguna vez me queje en una lista de interés porque pedían pruebas para evaluar la personalidad, me tildaron de "exagerado" y "principista" y que esas pruebas igual la encontraria en Internet.
    Por otra parte, hemos diosificado el instrumento, muchas veces por encima del objetivo de la evaluación. He escuchado a amigos que incluso modifican sus investigaciones para poder adaptarla al tipo de instrumento que encontraron. Es terrible, parece que nos falta más teoria psicométrica, pero en realidad nos faltan clases de deontologia y de marketing para saber explicarles a las demás personas que hacemos y somos nosotros.
    Las profesiones evolucionan, y algunas desaparecen, en este siglo de cambios y de abundancia de información, la psicología está en un sitial de privilegio, pero "no la vemos".

  4. milanta escribió:

    Y frente a los "parapsicologos" o pseudo "psicoterapeutas" que figuretean en la tv y la radio: ¿Por qué no salen buenos especialistas en la materia a ayudar en problemas que muchas veces se vuelven parte de la agenda pública?

  5. Sen escribió:

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que pones aquí. Trato con mi punto de vista de escarbar por debajo.

    El siguiente comentario podría titularse Humanismo frente a Inhumanismo.
    Pienso que es SÍNTOMA DE UNA SOCIEDAD QUE HEREDA UN ESTATUS DE UN ECONOMICISMO RAMPLÓN, SINIESTRO E INHUMANO. El respeto por la profesionalidad nunca ha existido, todo cae bajo el ámbito del poder del dinero y la posición. Se respeta lo que está bajo su influjo. La cantidad de trabajos que se desean hacer "por la cara", a costa de otros, es impresionante (pregunta a diseñadores gráficos y a tantos y tantos otros profesionales…).

    Tratando de ser "comprensivo" -ejem-, uno puede pensar que la "consultora" es un negocio precario, con pocos medios, en liza por unos costes mínimos, y consideran que tener a un psicólogo dedicado a la labor es un lujo innecesario. Como son muy listos, "¡eso lo hago yo!". El desparpajo con el que se muestra ahí ese individuo muestra al individuo de la "postmodernidad": si puedes hacer algo obteniendo algún beneficio, hazlo —no te plantees si debes hacerlo, etc.—. La falta de respeto, por otro lado, es algo generalizado en este individuo que denomino, siguiendo una denominación al uso, postmoderno.

    ESTOY SEGURO DE QUE CON EL SIGUIENTE EJEMPLO (REAL) ENARCARÉIS LAS CEJAS muchas personas y, tal vez, si lo pensáis un poco, muestra que esto de la falta de "respeto" es algo más extendido de lo que solemos reconocer. De hecho, LO RECONOCEMOS CUANDO NOS AFECTA DIRECTAMENTE. Lo pongo porque lo considero un problema con una base moral, ya que es tema en gran parte de este blog, aunque no sé si consiguiré explicarme. Espero que "a buen entendedor…".

    EL EJEMPLO

    Un día (no era la primera vez) me senté con unos amigos en una mesa de una terraza de un bar. Pedimos sendas consumiciones. A mi lado izquierdo estaba, por cierto, un extranjero negroafricano -ahora no recuerdo de qué país-. En cuanto nos sirvió, hice un comentario del tipo "vaya bien que sirve esta mujer (rápido, sin errores, atenta)". La respuesta automática, esa que muestra mucho como somos, fue de sorpresa, variando entre el desprecio y la risa condescendiente. Un comentario irónico del tipo "seguro que se siente realizada" —grande empatía con una trabajadora honrada y eficaz que cumple con su deber profesional y de la que no sabemos nada más—. El comentario del extranjero fue "es su trabajo". Terminé mi punto de vista con:

    "¡No!, es su trabajo y ella, además, lo hace bien".

    Es bien claro que a todo el mundo le gusta que le respeten en su trabajo, sea el que sea, pero hay prejuicios de clase heredados, y las profesiones que, por las razones que sean, no han conseguido el estatus socio-económico, que no colocan a la persona, en principio, en una situación de "poder de clase", no tienen ese "respeto".

    Con el psicólogo, objeto concreto de este post, pasa aquí que si es profesor de una universidad, pongamos por caso, se le respetará en tanto que profesor, no en tanto que psicólogo.

    Un respeto más hondo por el otro (humanista), englobaría automáticamente un respeto por su labor especializada, sea cual sea ésta. La persona, su labor, no la profesión.

    Y ya sé que el ejemplo de la camarera ha hecho enarcar las cejas a muchos de inmediato. Sin embargo, ni siquiera los trabajos de escasa posición social son realizados con la misma dignidad y competencia por todo el mundo. Y ese respeto —o su ausencia— por el otro refleja en gran parte cómo somos.

    Como ese individuo "economista" refleja bien a las claras como es y qué clase de respeto tiene al otro.

    Me gustaría saber si me conseguido explicar en este razonamiento (moral). Trato de decir que, estando de acuerdo con el post, la situación es un síntoma de algo más hondo, más profundo, de los seres humanos, y refleja a las claras el tipo de ser humano que se ha ido conformando… ¿Seguirá por ahí?

  6. Julio Moscoso escribió:

    Que curioso!, fijense lo que me paso a mí:
    Año: 1992
    Escenario: Area de Salud Mental del Hospital Rebagliatti.
    Situación: Estaba terminando mi internado en Psicología.
    Suceso: Se me acerca un residente de psiquiatría con un pedazo de papel (papel kraft si mal no recuerdo) muy arrugado en la mano con un dibujo hecho en lapicero azul, lo extiende sobre la mesa y me dice: "quiero que me enseñes como interpretar este dibujo porque tengo la sensación que el paciente me miente, por eso le tomé este Ma-cho-ver (pronunciado tal cual)". Primero pensé en la pobre Karen que debía estarse revolcando en su tumba y luego le dije que no había ningún problema siempre y cuando el me enseñara a recetar antidepresivos y estimulantes porque sentía que muchas personas con las que trabajaba también los necesitaban. Su respuesta fue que eso era imposible porque eso requería mucha preparación y experiencia. Mi réplica fue que en el caso particular también se requerían iguales criterios, no sólo para la interpretación sino, sobre todo, para la aplicación y que en todo caso podía ayudarlo si me pasaba una interconsulta.
    Por supuesto la interconsulta nunca llegó, al paciente nunca lo conocí y tuve algunos problemillas con los psiquiatras residentes de ahí en adelante (no con todos es justo decirlo). Uno de los temas de fondo es creo sostener siempre con firmeza y asertividad, el respeto hacia la profesión; tan maltratada por los gurús baratos que pontifican en cualquier medio cuando las cámaras aparecen.

  7. Silvia Di Biasi escribió:

    Excelente comentario, y que bueno que se siga el debate. Me sorprendí al leerlo, ya que pensaba que este tipo de cosas sólo pasaba en mi país, Argentina.
    Y nos pasa toooodos los días.
    Soy profesora en la universidad y trato de inculcarles a mis alumnos el respeto por su profesión, porque veo que es práctica generalizada que profesionales de cualquier área crean tener las competencias profesionales para administrar test y tambien para psicoterapia. El ejercicio ilegal de la psicología campea de norte a sur y de este a oeste de mi país.
    El problema más grave es que a nuestro ministerio de salud no le preocupa, ya que no hace nada cuando realizamos denuncias de personas que hacen ejercicio ilegal.

    Tambien me tildan de "fanática" cuando planteo estas cuestiones. Y a mis alumnos los asusto y les digo que si esto sigue así, ellos no tendrán trabajo, ya que si cualqjuiera puede hacer un psicodiagnóstico ¿por qué contratar un psicólogo?.

  8. Luis escribió:

    Estoy de acuerdo contigo y entiendo tu enojo, pero a juzgar por lo que escribes el tipo no debio sentirse bien , creo que has sido demasiado dura. Con la charla era suficiente.

  9. Clara escribió:

    Hola a todos y un gran slaudo! Soy preparadora de una clase que versa acerca de los instrumentos y su aplicacion en una universidad Venezolana.

    La verdad este articulo y uno de los comentarios quería tomarlos para tratar el aspecto de la ética en la profesion a nivel general y sobre todo en la aplicacion de pruebas, seguramente esto pondra a reflexionar a los alumnos.

  10. Carlos escribió:

    Bueno respecto a los comentarios señalados puedo añadir que lamentablemente muchos psicologos peruanos confunden su percepción de la personalidad de un aspirante a un cargo laboral con la aplicación de pruebas instantaneas,casi magicas y que de golpe den resultados de las habiliades y personalidad de un individuo.Yo considero que el trabajo de un psicólogo no debe ser lucrativo,ya que muchas veces en muchas consultoras que ofrecen sus servicios a empresas mezclan su trabajo de una manera tal que pierda toda credibilidad profesional.Lo digo con el mayor respeto personal a cada profesional de la Psicologia,ahora entiendo como científicos de la calidad de Mario Bunge critican a la Psicología al caracterizarla de pseudociencia,es que en realidad muchas de los postulados de la psicologia son demasiado parametrados y no reflejan la dinamica de la evolucion emocional humana,acaso al ser catalogado de un caracter en un momento dado un individuo se limita a ciertos cargos y roles?Porque la prueba aplicada por un psicologo difiere de resultados en comparación aplicada por otro psicólogo?.Me parece que es importante reto para la Psicología del siglo 21 encontrar mayor respaldo ,rigor cientifico e interacción de sus postulados.Las emociones personales no solamente se llevan en un plano mental sino que tambien experimentan acciones físicas,químicas dentro del cuerpo de una persona.El correcto diagnóstico debe partir de una interacción total de todas las áreas y no limitarse al estudio cognitivo de las emociones por separado.Es decir las teorías psicológicas deberían acercarse más a diagnósticos especializados de una manera interdisciplinaria.Ejemplo: misma persona,un día antes tiene un problema de salud de un familiar,acude a un test psicológico,cual sería el resultado;misma persona un día antes gana una lotería,cual sería el resultado del test? sería el mismo?,la persona sigue siendo la misma ,solo que la psicología no prevee una evolución o una dinámica para muchos casos de investigación.Considero que a todos los jóvenes peruanos nos agradaría ver mas psicólogos preparados (entendiendo esta palabra como una verdader afán profesional) de los mismos.

  11. Jenny Castillo Cano escribió:

    Susana, similar situación y aún más grave sucede en el sector educación.

  12. Dalia - Psicometricas gratis escribió:

    Los test psicometricos nos ayudan a tener presente y analizar de manera más profunda las actitudes y habilidades del evaluado, de este modo se logrará ayudar al sujeto a desempeñar mejor sus habilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *