Un comentario sobre los trabajos de fin de año

Navidad abriendo bolsa de regalos - Paulo 4 años

Como todos los fines de año, estoy terminando de corregir una larga fila de trabajos finales de los cursos que he dictado este semestre. Intento ser respetuosa de mis alumnos y entender sus circunstancias particulares, pero esta vez sin embargo estoy ingratamente sorprendida y muy preocupada por la baja calidad de los trabajos que he recibido. Un indicador más del paupérrimo nivel de nuestro sistema educativo. He tenido muy buenos alumnos, pero a esos no los mencionaré hoy. Quiero más bien comentar brevemente los problemas que he visto, que este semestre fueron mayores y más frecuentes que los aspectos alentadores.

En primer lugar, está el plagio de internet. Nunca antes me habia topado con tal cantidad de plagio, desde trabajos completos extraídos de monografías.com (que recibieron, por supuesto, la nota cero) hasta otros con breves párrafos copiados literalmente de alguna página web que no se incluye en las referencias y cuyo autor no se menciona. Calificar estos trabajos ha sido una tortura para mi paciencia y un gasto excesivo de tiempo: me he ocupado de poner párrafos enteros en internet hasta descubrir el plagio, el que dicho sea de paso era evidente a simple vista -por el estilo de redacción, ajeno al castellano que usan mis alumnos- y solo necesitaba ser comprobado. Aunque les di pautas precisas -que muy pocos tomaron en cuenta- de como citar y cómo manejar las referencias, siendo benevolente se puede intentar entender estas graves deficiencias en mis estudiantes de segundo semestre, que podrían no conocer aun las reglas del trabajo intelectual (aunque deberían saberlas desde el colegio), o que simplemente no se lo toman en serio… ¿pero en estudiantes de noveno ciclo, que ya llevaron cursos previos de metodología de la investigación y de ética profesional? Esto es para mi, injustificable.

En segundo lugar, cuando el trabajo no es una copia aparecen problemas de puntuación y redacción que podrían hacer pensar a cualquiera que estos estudiantes no han escrito en sus vidas ni una simple carta… Algunos ejemplos de lo que digo, sin rebuscar mucho, son (sic):

“Los profesores van a tener que hacer una doble tarea la de educar a padres y poder corregir acciones que el niño aprendió en casa y no fué corregida”

“Hoy en día vemos este tipo de problemas en la actualidad, la persona es entendida como si una persona es importante o cumple con funciones exclusivas e importantes es porque tiene una buena personalidad, y no es así, ya que la personalidad no se mide dependiendo de las capacidades de las personas”

“Esta teoría se basa de que la mente no es una entidad holística”

“La conducta agresiva no es una actitud de que el niño la adopta porque realmente sea así o quiera serlo. El ser humano está preparado para ser interactuar con los demás.”

En general este semestre, salvo excepciones, la experiencia docente no me ha sido muy gratificante. Siempre hay estudiantes interesados que motivan a que uno se esfuerce, pero estos fueron pocos en mis clases. Por el contrario, he tenido muchos estudiantes que se acurrucaban en la carpeta para dormitar en las clases, que conversaban entre ellos mientras yo hablaba, que no leían los textos asignados, o que -aunque ustedes no lo crean- me preguntaban si lo que yo estaba explicando ellos lo tenían que copiar y aprender. Quiza soy una profesora poco entretenida. La verdad es que conozco admirables colegas que disfrutan enseñando en los semestres iniciales o en Departamentos distintos al de psicología (donde la psicología no es el interés principal), y que ven en estos problemas retos a superar. Yo lamentablemente me aburro y desmotivo por completo. Prefiero enseñar en Psicología que en otros Departamentos, y en ciclos avanzados (mejor aun en post grado) que en los iniciales.

Todos los que estamos interesados en la educación conocemos la crisis por la que atraviesa el sector educativo peruano, y creo que lo que comento es sólo una muestra más de las graves deficiencias con la que nuestros estudiantes egresan de la escuela secundaria. Muchas de estas deficiencias, lamentablemente, no se corrigen en la universidad.

Y una nota adicional: compruebo tambien una vez más el estereotipo que se tiene sobre el rol del psicólogo. Al pedir un trabajo que vincule la psicología con la educación, el 90% de mis alumnos trabajaron el tema patológico: los transtornos de la personalidad, los transtornos de conducta, o cualquier otro tipo de transtorno. Nadie trabajó la normalidad, los procesos psicológicos que están detrás de las asignaturas del curriculo, o la educación como espacio para el desarrollo. Soy una convencida de que este estereotipo le hace daño a la piscología, y sé que es muy difícil de combatir. Lamentablemente, creo que muchos psicólogos clínicos que han entrado al espacio educativo (aunque se enojen mis amigos clínicos a los que aprecio mucho) han contribuido -voluntaria o involuntariamente- a distorsionar el rol del psicólogo en la escuela llevando el modelo clínico a la institución educativa. De este problema que enfrentamos los psicólogos hablaré seguramente más adelante.

Puntuación: 4.50 / Votos: 4

Comentarios

  1. SIlent escribió:

    En fin, espero que tenga un bonito año, feliz año nuevo… bueno esperamos que la educaciòn mejore.. grrrr será pedir demasiado?

  2. eland escribió:

    felicitaciones por el Blog, lo linkeare

  3. Haydee Oblitas escribió:

    Susana, me gustaria comentar que:

    1. El bajo nivel educativo no es solo responsabilidad de los alumnos sino tambien de los profesores. La mayoria encuentra mas sencillo calificar aceptablemente trabajos mediocres que tomarse la molestia de realmente corregir el manuscrito del alumno. Los mas exigentes puede que califiquen justamente, pero sin indicar los errores que influyeron en la baja calificacion.

    2. El problema no solo se presenta en el pregrado, sino también en el postgrado. El deseo del alumno de cualquier nivel solo es aprobar; la excelencia académica ha sido dejada de lado. El profesor exigente es calificado como un academico retrogado que exige innecesariamente al alumno.

    3. La psicologia es vista desde un punto de vista mas reduccionista del que acabas de presentar. Para la mayoria de personas, los psicologos nos limitamos a la patologia y a un abordaje freudiano de la misma. Pienso que es labor de todos, mostrar los diversos aportes que se pueden hacer desde las diversas especialidades de la psicologia como ciencia.

  4. sfrisan Autor escribió:

    Gracias por tu comentario Haydee. Estoy de acuerdo en general con lo que dices. Se que estos problemas se dan tambien en los posgrados porque ahora son un requisito laboral que mucha gente intenta cumplir por cualquier medio, y muchos se han vuelto simplemente un negocio. El tema es complejo… y no le veo salida en el corto plazo. Lo único: que las personas conscientes hagan bien su trabajo desde su trinchera, y que se tomen la docencia en serio.

  5. sfrisan Autor escribió:

    Yo misma introduzco como comentario (con permiso previo del autor) el mail que me envió el profesor Eduardo Aguirre Dávila del Departamento de Psicología de la Universidad Nacional de Colombia. Su mail dice:

    Hola Susana. Un saludo muy cordial y los mejores deseos para que en el nuevo año todos tus planes se cumplan. Recibí una actualización del blog con unos comentarios sobre tus alumnos, los cuales me parece haberlos escuchado en los pasillos de la universidad, y más recientemente, leído en un correo interno que mando uno de mis colegas, que parece una copia del tuyo, también se refiere sobre la lamentable formación de nuestros alumnos. Sostiene que en Colombia antes se exigía más a los estudiantes y dejaba entrever que eran mejores que los actuales. No comente su correo porque si bien comparto la mayoría de sus apreciaciones, en su crítica no veo un análisis que explique mejor lo que sucede con estos estudiantes.

    En el caso de Colombia, la clase media y las élites eran en el pasado las capas afortunadas que podían educarse, eran minoría y el tipo de formación que recibían era repetitivo, por el contrario hoy en día pueden formarse más personas de los estratos populares, con un sistema educativo que se encuentra en continuo cambio, lo cual los tiene que afectar, dado que parece que los profesores, la esuela como institución y el Estado no tienen muy claro lo que se debe hacer. Además los contenidos de la educación son muy diversos, y al mismo los muchachos están enfrentados a un nuevo tipo de comunicación electrónica y en tiempo real, que debe formar una representación social distinta de la importancia de la gramática y la utilidad de la comunicación.

    Estos comentarios no tratan de excusarlos, soy conciente de la necesidad que se tiene de contar con disciplina académica, rigor en la comunicación y por supuesto ética al presentar los trabajos, pero si es necesario vislumbrar nuevos mecanismos para ayudarlos para que desarrollen una actitud más favorable a mejorar su formación. Creo que la universidad latinoamericana hace muy poco sobre este punto. En Europa o EEUU, por lo que he podido percibir en mis estadías en universidades o centros de investigación, es el ambiente de exigencia y disciplina personal el que condiciona la formación de los futuros académicos. En nuestro medio somos muy laxos y a veces eludimos nuestra responsabilidad, mostrando con nuestro propio ejemplo, la poca importancia que tiene el manifestar seriedad, rigor y calidad en lo que se hace académicamente.

    El modo como se puede ayudar a los jóvenes a mejorar su formación puede ser un buen tema para el blog, ahora que en muchas partes se inicia las actividades escolares o universitarias.

    Cordial saludo,

    Prof. Eduardo Aguirre Dávila
    Departamento de Psicología
    Universidad Nacional de Colombia
    eaguirred@unal.edu.co

  6. julio80 escribió:

    Interesante post, planteas varios temas que se pueden analizar: 1. el problema educativo: ¿es verdad que las generaciones nuevas tiene menos capacidades?
    2. Las citas: ¿Es defecto de la enseñanza de la metodología de investigación? (que es el talón de Aquíles de las escuelas de Psicología), ¿es ética? o ¿es una concepción diferente a los derechos de autor?
    3. La imagen del psicólogo. La psicología como profesión sigue con los prejuicios de los 60. Si bien la ciencia ha avanzado bastante y cada vez sabemos más acerca de las funciones psicológicas, aún tenemos esa marca médica-asistencial, caso curioso porque ahora las autoridades de 3 facultades limeñas son mujeres y con experiencia educacional. Las diferentes escuelas en el país se deberían unir para cambiar esta imagen y dotarle a la psicología del componente preventivo, promocional y potenciador.
    Bonito blog.

  7. Susana Frisancho escribió:

    Julio, gracias por tus dos comentarios. Te respondo por esta via porque no aparece ningun mail al cual contestar. Yo no creo que las nuevas generaciones tengan menos capacidades, pero si quizá menos interés por el mundo de lo académico, que a sus ojos esta fuera de moda o algo por el estilo. Acostumbrados a las cosas rápidas (y a veces ligeras y sin fundamento), el ejercicio academico verdadero a muchos les es ajeno. El tema de las citas no puede entenderse como una concepcion diferente de los derechos de autor, creo. Los derechos de autor, asi como cualquier otra norma de convivencia que tenemos, son resultado de un consenso publico, y no puede quedar al relativismo de como lo entienda cada quien. Para mi es simplemente descuido, escasa formación académica, o ambas cosas. Algo que lamentablemente muchas Universidades se olvidan de corregir.

  8. Blanca Victoria escribió:

    Hola, primera vez que visito una blog, me encantaria saber mas sobre blogs en educacion , si alguien quiere darme direcciones se los agradeceré, un abrazo desde Magdalena, Lima Peru. Profesora de Educacion Incial.

  9. Renata M. escribió:

    Hola Susana, acabo de ingresar a tu blog y leí lo que escribiste sobre los alumnos en el pre grado y estoy totalmente de acuerdo contigo, no sólo en la redacción de sus informes, investigaciones entre otros sino sobretodo por el poco interés que hay por descubir lo que se imparten en las aulas universitarias y quedarse con la patología como tú misma lo señalas en tu escrito. Soy del área de Psicología Educacional y en el trabajo he podido ver un poco la limitación de que psicólogos clínicos trabajen en colegios, se pierde la riqueza de la psicología educacional. Mucha suerte en este nuevo semestre académico con los alumnos, saludos.

  10. Enrique Castañeda Tuesta escribió:

    La presente es para comentarles sobre un caso de infracción a los Derechos de Autor.

    Nosotros denunciamos en el 2003 a la Pontificia Universidad Católica del Perú – PUCP, ante el INDECOPI, por infracción a nuestros Derechos de Autor, de un libro que publicamos en el 2000. http://www.tecnatrop.com/ab

    Nos dieron la razón en las dos instancias del INDECOPI: oficina de Derechos de Autor – ODA y en el Tribunal de Propiedad Intelectual – TPI. Pero la PUCP, sigue negando que cometiera infracción, iniciando un proceso contencioso administrativo, pidiendo la anulación de las resoluciones el INDECOPI. Nosotros hicimos la denuncia penal hace ya mas de un año y todavía no le dan solución. Ante todo lo mencionado nos gustaría recibir sus comentarios al respecto. Para mayores detalles les indico una dirección electrónica donde el INDECOPI publica en la red la resolución del Tribunal de Propiedad Intelectual.
    http://200.121.68.210/SPI_J…,

    http://jorgeletralia.blogso
    Atentamente
    Enrique Castañeda Tuesta
    Teléfono (00511) 4780186
    Móvil (00511)98177975

    Para mediados de Julio 2007 estara lista la web, con los detalles de la infracción.

  11. Mario Muñoz Urías escribió:

    Definitivamente Internet abre nuevos problemas de enseñaza de la escritura.

  12. Raida escribió:

    Es innegable, que la formación escolar es básica ; por lo tanto, es ahí donde se debería contar con maestros capacitados, que dominen la didáctica. Muchas veces, no es así, porque inexplicablemente, se asume que los mejores maestros deben estar en un ámbito de nivel superior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *