Archivo de la categoría: Teoría de la interculturalidad

Cultura de culturas

V Encuentro de Historia UNE

[Visto: 57 veces]

V Encuentro de Docentes y Estudiantes de Historia Universidad Nacional de Educación La Cantuta

Geopolítica del desarrollo nacional
¿Cuál es el conjunto de hilos geopolíticos que se colocan en el telar del desarrollo nacional para formar el tejido Perú?
El Perú tiene cimientos indígenas, que incluyen un siglo de Tawantinsuyo; luego el Virreinato de Nueva Castilla, con una duración de tres siglos aproximadamente; y la reciente República que cumple dos siglos de existencia. A lo largo de la historia hemos recibido en nuestro territorio la emigración europea, africana y asiática.
Describir y explicar las permanencias, transformaciones y puntos de ruptura en los procesos es indispensable para poder predecir su evolución. Porque el tiempo histórico es unidad de medida: tanto de los acontecimientos, fechas y personajes; como de los fenómenos estructurales de la economía y la sociedad, sin olvidar las ideologías y las mentalidades colectivas en la mediana y larga duración.
Como resultado del Censo 2017, nuestro español castellano es el idioma que habla la mayoría de la población, habiéndose registrado 22 millones 209 mil 686 personas (82,6%) que manifestaron haber aprendido este idioma desde su nacimiento; seguido del quechua con 3 millones 735 mil 682 (13,9%), aimara 444 mil 389 personas (1,7%) y otra lengua nativa amazónica 210 mil 17 personas (0,8%).
Nuestra religión mayoritaria es la católica (76%); seguida por la población evangélica (14.1%); y quienes profesan otras religiones (4.8%). Quienes afirman no profesar ninguna religión son el 5.1%.
Respecto a nuestra identidad nacional y cultural, seis de cada diez peruanos nos identificamos como mestizos:
Gráfico 1Fuente: INEI. XII Censo de Población y VII de Vivienda 2017.
Benedetto Croce señalaba que toda historia es historia contemporánea, ya que consiste en ver el pasado con los ojos del presente y a la luz de los problemas de ahora; dado que la tarea primordial no es recoger datos sino valorar, porque si no valoramos no podemos reconocer lo que merece ser recogido. Además, el pasado que investiga el historiador vive aún en el presente. La historia está en función de una serie de acontecimientos específicos, en que los actores se hallan comprometidos y en los que pueden influir conscientemente.
Fuerza Aérea del Perú
La misión de la Fuerza Aérea del Perú incluye “emplear el poder aeroespacial en la defensa del Perú de sus amenazas y en la protección de sus intereses, en el control del orden interno, en el desarrollo económico y social del país, en la defensa civil y en el apoyo a la política exterior; a fin de contribuir a garantizar su independencia, soberanía e integridad territorial y el bienestar general de la Nación”.
Las Fuerzas Armadas son la trama del tejido Perú. Otros hilos también existen en nuestro territorio y ejercen poder:
-Las embajadas de EE.UU. y China, representan las potencias hegemónicas que tienen intereses económicos en nuestro país.
-Los grandes, medianos y pequeños empresarios organizados en sus gremios: CONFIEP, Cámaras de Comercio, ASBANC, SNMPE, Asociaciones de Pymes.
-Los partidos políticos y movimientos regionales de todas las tendencias, registrados en el Jurado Nacional de Elecciones, representados en el Congreso de la República y en los gobiernos regionales y municipales.
-La sociedad civil conformada por sindicatos, colegios profesionales, organizaciones no gubernamentales, medios de comunicación e iglesias de distintas denominaciones.
Anthony Giddens, Victor Baldridge y Ralf Dahrendorf realizaron el diagnóstico de los conflictos políticos contemporáneos como el surgimiento del autoritarismo progresivo o populismo de baja intensidad que va de la mano con el poder mediático desprovisto de controles institucionales democráticos y dirigiendo sus ataques contra la democracia representativa. Frente a los conflictos, la misión de la Fuerza Aérea del Perú es de integración nacional.
Teniendo como brújula esta misión, debemos evaluar la formación militar y adecuarla a la meta del 2048. Del mismo modo, realizar una visión comparada con las fuerzas armadas de EE.UU, China, Francia, Federación Rusa, Brasil, Argentina y Chile para afinar la prospectiva en el Perú.
¿Cómo lograr la integración nacional mediante políticas interculturales en defensa, seguridad, educación y salud?
Desafíos al 2048: Desarrollo económico y social
Para considerar nuestras fortalezas y debilidades como país, así como las oportunidades y amenazas de nuestro desarrollo económico y social en este siglo XXI, debemos analizar los modelos extractivista, neoextractivista y posextractivista vigentes:
-El extractivismo de los recursos naturales (clima, aire, suelo, agua, energía eléctrica, minerales metálicos y no metálicos, petróleo, agricultura, ganadería, silvicultura, ondas electromagnéticas, etc.) que nos pertenecen, según la Constitución, a todos los peruanos y que son administrados por el Estado.
-El neoextractivismo con fines sociales, que pretende financiar los multimillonarios programas de inclusión social en el contexto de la globalización, disminuyendo los impactos socioambientales mediante reformas legales (MINAM, SENACE, OEFA).
-El posextractivismo que pretende la utopía pre moderna de abandonar la explotación y exportación de los minerales para reemplazarla por agroecología, servicios tecnológicos, artesanía y turismo que también generan renta económica.
En realidad, dada las características particulares de nuestro país con una costa desértica, la presencia de la Cordillera de los Andes; las cuencas hidrográficas del Pacífico, Amazonas y del lago Titicaca, debemos potenciar el desarrollo económico y social de todos nuestros recursos sin dejar ninguno de lado, como pretenden imponer quienes sostienen el paradigma de la “comunidad extorsionadora”.
Bibliografía:
Baldridge, Victor. Sociología: estudio de los problemas del poder, de los conflictos y cambios sociales. Limusa, México D. F. 1979
Dahrendorf, Ralf. La cuadratura del círculo: bienestar económico, cohesión social y libertad política. Fondo de Cultura Económica, México D. F. 1996
Giddens, Anthony. Sociología. Alianza, Madrid 2010
Gramsci, Antonio. El materialismo histórico y la filosofía de Benedetto Croce. Nueva Visión, Buenos Aires 1973
Nomberto Bazán, Víctor Raúl y Filomeno Zubieta Núñez. Historiografía general y del Perú: autores y obras del pensamiento histórico. Universidad Ricardo Palma, Lima 2007

Cultura

[Visto: 185 veces]

Nuevos y necesarios aires en el Ministerio de Cultura

Por Cecilia Bákula- ElMontonero.pe
No es una novedad, por más triste que sea, que el sector cultura viene teniendo un desempeño opaco, por decir lo menos. Y que eso perjudica a la creatividad cultural de los peruanos, nuestro riquísimo patrimonio, a su promoción y puesta en valor, así como su férrea defensa. En el lapso de este período gubernamental -es decir, en menos de tres años- esa cartera ha estado bajo la responsabilidad de siete ministros: Nieto, Del Solar, Neyra, Balbuena, Valencia, Holmquist y Castillo, lo que arroja una permanencia de pocos meses en muchos casos. Y por ello, dificultad para implementar acciones conducentes a esa necesaria y deseada buena marcha del sector.
No obstante, el reciente nombramiento de Luis Jaime Castillo, quien fue ya viceministro, permite suponer que su experiencia administrativa y su propia formación, representan una especie de primavera para el sector. Son muchas las áreas en las que el recientemente designado Ministro de Cultura debe actuar y hacer sentir su opinión y acción. Podríamos mencionar solo algunas de ellas que están sobre el tapete, pero que sobresalen entre las otras muchas responsabilidades que debe asumir.
Me permito señalar, por ejemplo, la necesaria definición del sector responsable del patrimonio cultural de la nación respecto a casos emblemáticos como el de Chinchero en el Cusco y la situación de indefensión en que está el área declarada y protegida del Morro Solar. Ello, frente a la supuesta “severidad” con que en el ministerio de cultura se ven otros proyectos, en áreas que carecen del valor, vestigios y significado de los dos mencionados.
Otro asunto serio es el crecimiento de la población administrativa al interior de ese ministerio, que ha logrado ser un laberinto de áreas, dependencias y trámites; una población que cuenta con personas que duplican funciones, y que opinan de manera contradictoria y opuesta. Además hay abundancia de consultores y asesores. Y todo ello no sería tan grave si no fuera porque los resultados de ejecución, gestión, visibilidad, protección y difusión del patrimonio cultural exhibiera éxitos, lo que lamentablemente no sucede. Pareciera que el personal técnico y de confianza se rotara; uno los ve en diversos puestos, con diferentes responsabilidades, en lo que podríamos llamar una especie de “auto reciclaje”.
Un asunto que sigue siendo preocupante es el de la situación del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú, conocido popularmente como el Museo de Pueblo Libre. Ha sido cerrado por un período aproximado de dos años, lo que quiere decir que, en el mejor de los casos, se reabriría hacia el fin de este Gobierno y con ocasión de la celebración del Bicentenario de la Independencia Nacional. Muchas inquietudes se presentan: ¿esa renovación, cuenta con expediente técnico? ¿Hay una propuesta museográfica moderna sustentada, presupuestada y con dinero suficiente ya asignado? ¿Se va a renovar la totalidad de ese Museo o solo la parte de arqueología? ¿Es una renovación a nivel de obra civil o de museografía? ¿Existe un equipo técnico multidisciplinario trabajando en ello? Son preguntas que con derecho uno se hace, ya que ese Museo recibía a la mayor cantidad de escolares de la ciudad, siendo una visita obligada para los estudiantes que no cuentan con una opción similar.
Respecto al tema de los museos, el tan zarandeado MUNA sigue en el ojo de la tormenta. Y si bien la parte de infraestructura pareciera estar concluida, sigue siendo un tema pendiente el del guion museográfico, que debiera ser extraordinario, acompañado de una museografía en la que recursos técnicos y didácticos de última generación sean implementados para que ese espacio no resulte solo un lugar de exposición, sino un lugar de comprensión de la historia nacional, de la riqueza de nuestro territorio y semilla de identidad, sentido de pertenencia y orgullo. Pero ese MUNA se ha planteado como un museo de arqueología; entonces, nos preguntamos ¿y la visión de la historia republicana?, ¿nuestro tiempo virreinal?, ¿la comprensión del período emancipador, conducente a la gesta y formación del Perú?, ¿la historia de estos 200 años?, ¿tendrá un espacio en nuestra capital?
Quizá le corresponda al ministro Castillo enfrentar estas inquietudes y dar tranquilidad a la población; explicar con transparencia los proyectos, los cronogramas, y permitir que haya participación de quienes tienen mucho que aportar. Si esa apertura no se da, tendremos que sentir una vez más que la cultura es una cenicienta y que, lamentablemente, no está incluida en el discurso político de estos tiempos.
Quiero pensar, ¿soñar?, que esta será una gestión realmente positiva y constructiva; que el sector cultura va a tener una voz alta y firme, gran presencia y visibilidad. Quizá entender que sin cultura no hay desarrollo posible, sea una buena máxima para todos.

Tribunal Constitucional, Poder Judicial y Defensoría cuadran a Vizcarra

Luego de que el jueves pasado el presidente del Tribunal Constitucional, Ernesto Blume, anunciara que los integrantes de ese organismo habían tomado la decisión unánime de no participar en el Consejo para la Reforma del Sistema de Justicia, el sábado se presentó oficialmente un proyecto de ley para su retiro formal. ¿Cómo? Pues contemplando la derogación del inciso e del artículo 2 y el inciso g del artículo 6 de la Ley 30942 que, a propuesta del gobierno de Martín Vizcarra, creaba dicho Consejo.
El Tribunal Constitucional fundamenta el documento en la incompatibilidad de la labor de “órgano de control de la Constitución” –según el artículo 201 de la Carta Magna de 1993– con su participación en ese Consejo. Sin embargo, de acuerdo con información obtenida por El Comercio los verdaderos motivos para que su retiro fueron los pedidos de reuniones privadas que habría efectuado el Gobierno a través del Ministerio de Justicia.
Fuentes del Tribunal señalaron al Decano que su Ley Orgánica establece que este solo se rige “por la Constitución y la Ley orgánica”. “Entonces, si bien es cierto que hubieron pedidos muy informales del Consejo Ejecutivo que querían conversar, no se puede estar en ese plan de informalidad y se debe tener una distancia de eso”, manifestaron.
Pero esta no ha sido la única señal de por parte de las autoridades involucradas en la reforma promovida por el Gobierno. El presidente del Poder Judicial, José Luis Lecaros, “lamentó” por su lado que haya sido precisamente Vizcarra el elegido para presidir el Consejo de esta reforma.
“La ley dice que se elige (a quién preside el consejo) y se ha elegido al presidente de la República LAMENTABLEMENTE. Obviamente podría modificarse dentro del seno del propio consejo. Ojalá haya voluntad de todos para que sea otro el que presida”, declaró.
A su turno, en entrevista para Canal N el Defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez, remarcó que el presidente de la república no puede interpretar el voto de confianza otorgado por el Congreso e invocó a Vizcarra a no “coactar” a otro poder.
“Ya se ha dado el voto de confianza. Ya se dio. No se puede coactar a un poder del Estado. Podemos cuestionar, podemos discutir, podemos disentir, podemos tener una posición disidente o violentamente frontal a la reforma, pero no podemos decir ‘yo tengo aquí una situación de dependencia al voto de confianza’. El voto de confianza es un acto y se dio. Punto”, expresó Gutiérrez quitando piso a las presuntas intenciones del mandatario de utilizar ello de pretexto para disolver el Parlamento. Fue más allá, incluso, cuando cuestionó la incapacidad del Ejecutivo para resolver los problemas sociales y puso como ejemplo a Tía María, proyecto que justamente desde este lunes afrontará un paro.
“No han manejado bien, no han seguido las recomendaciones que han sido planteadas por la Defensoría del Pueblo. No tenemos un sistema, no tenemos una inversión, no tenemos políticas públicas con enfoque de conflicto (…) tenemos una gestión demasiado contingente, enfocada en la coyuntura”, criticó.
Fuente: Político.pe

Las comunidades de España y del Perú

[Visto: 525 veces]

Tras los pasos de Arguedas

Alumnos del Máster de Antropología de Iberoamérica de la Universidad de Salamanca visitan en Bermillo los escenarios que alumbraron la tesis doctoral del escritor peruano

Por Irene Gómez– www.laopiniondezamora.es
Estudiar la impronta de José María Arguedas, escritor peruano y antropólogo de referencia en el contexto iberomericano, obliga a buscar su huella en la comarca de Sayago. Muy especialmente de Bermillo, donde el inquieto investigador andahuaylino aterrizó en el año 1958 para empaparse de esa sociedad rural, en busca de similitudes con su tierra andina.
Aquel experimento, que hoy estudian los futuros antropólogos, alumbró “Las comunidades de España y Perú” y dejó tal huella que el profesor Ángel López Espina, director del Máster Universitario de Antropología de Iberoamérica, ha velado por mantener como una de las esencias inspiradoras para estudiar a José María Arguedas.
En ese contexto se entiende el trabajo de campo que, por cuarta vez, han realizado los antropólogos a la villa sayaguesa. Una expedición de 18 personas, entre alumnos y profesores, que han visitado los lugares por los que transitó Arguedas (gracias a una beca de la Unesco) en aquel Bermillo de los años 50, más poblado y más rural, pero conservando la esencia del alma sayaguesa. Estudiosos de Brasil, Nicaragua, Chile, España o China escrutaron espacios tan singulares como llamativos para quienes vienen del otro lado del mundo.
El trabajo de campo conserva el ritual de anteriores visitas. Primero, recepción en el Ayuntamiento a cargo del alcalde de Bermillo, Raúl Rodríguez, y de la asociación La Mayuela (con su presidente Lorenzo Rodríguez e Isaac Macías), valedora de la indeleble huella de Arguedas en el pueblo. En la Casa Consistorial hubo un momento para el debate, que en el contexto rural lleva indefectiblemente hacia la despoblación, y de ahí a la situación social y económica.
De la mano de Lorenzo Ferrero y del profesor Espina, los alumnos recorrieron lo que ya es el itinerario de Arguedas en Bermillo. La antigua posada donde se hospedó o la casa donde vivió Cipriano Escalero, su informante más querido y con el que tuvo más relación. Su propia hija, Consuelo Escalero, tomó el testigo como transmisora de las vivencias que escuchó a su padre con el investigador peruano. Un testimonio revelador para los ávidos alumnos del Máster de Antropología de Iberoamérica, entre los que curiosamente este año no había ninguno peruano.
Conocieron también típicas construcciones sayaguesas, con las pintorescas cortinas de piedra que dividen las propiedades y la distribución de la parte comunal. Singularidades de un espacio que es oro molido para los estudiosos de la antropología. Visitaron una típica casa sayaguesa, que conserva las características de aquellas viviendas que conoció el antropólogo peruano, con la portalada y las diferentes estancias para la familia y el ganado.
“Bermillo es un pueblo típico, una cabecera de comarca que puede representar cómo es la estructura de los pueblos de tamaño medio en Castilla y León” explica el profesor Ángel Espina. En Sayago los estudiosos encuentran “una comarca con sus características ecosistémicas y geológicas, donde no es tan favorable agricultura pero sí la ganadería, especialmente de ovejas. Y que tiene su pequeña parte burocrática de funcionarios. Es un territorio idea para conocer “in situ” un pueblo de Castilla y León” incide el director del Máster de Antropología de Iberoamérica.
José María Arguedas, como estudioso de este territorio, enriquece la clase de Antropología que cada año traslada el profesor Espina a Bermillo. “Es un autor querido y conocido, y eso otorga un aliciente especial”.
El trabajo de campo en Sayago, que se suma a otros por la zona fronteriza de España y Portugal o a pueblos como el vallisoletano de Nava del Rey, “estimula la metodología” opina el director del Máster. Y también invita a la comparación, de la misma manera que Arguedas buscó similitudes entre las comunidades de Zamora y Perú. Valga solo un ejemplo. “En Brasil los pueblos de 15,000 ó 20,000 habitantes son pequeñísimos y son muy nuevos, a mis 58 años tengo uno menos que la capital del país, Brasilia. Nos podemos hacer una idea de lo distinto que es” precisa Ángel Espina, quien concibe la huella de Arguedas como “un valor añadido” de Bermillo y su comarca.
Antes de Sayago los alumnos iberoamericanos conocieron el Museo Etnográfico de Castilla y León, un fenomenal aperitivo para el trabajo de campo que después les llevó tras las huellas de un peruano universal.

Perú intercultural

[Visto: 446 veces]

CENSO NACIONAL 2017: JORGE YAMAMOTO ANALIZA PREGUNTA 25 SOBRE AUTOIDENTIFICACIÓN ÉTNICA

El Dr. Jorge Yamamoto manifestó que esta pregunta no se ha elaborado siguiendo los procedimientos técnicos para recuperar la autoidentificación de los peruanos, por lo que ha generado polémica tanto para quienes la responden como para los que analizan la pregunta.
El especialista consideró que la pregunta está mal planteada por lo que va a generar confusión entre la población ya que muchas personas no tienen claro cuál es su origen étnico. Mencionó que otro gran problema que existe es que las categorías sobre el idioma de las personas podría ser sensible ya que según estudios las personas que hablan quechua pueden sufrir discriminación.
Incluso mencionó que algunos peruanos no se sienten identificados con el origen étnico. Mencionó que se debió realizar una investigación exhaustiva para realizar las preguntas. Por otro lado, explicó que para personas migrantes que tienen padres de otro origen y han vivido en varios lugares, se debería tener una muestra para encontrar la categoría a la que pertenece.
Fuente: www.panamericana.pe

Censo viciado

Por Diana Seminario-Diario El Comercio.
Algo peculiar ocurrió ayer: derecha e izquierda, liberales y conservadores, fujimoristas y antifujimoristas estuvieron unidos por el censo. Sin embargo, esta inusual coincidencia no fue en torno a una campaña tipo “tú también cuentas”, sino para denunciar severas y preocupantes irregularidades que se revelaron en la jornada de ayer. Una de las más llamativas fue la de las calcomanías con publicidad de la Universidad César Vallejo, propiedad del ex candidato presidencial César Acuña.
El asunto del auspicio no es nuevo. En el censo 2007 los stickers vinieron con los logos del BBVA Banco Continental y del Seguro Integral de Salud (SIS).
El auspicio de la Vallejo vino con premio, pues según el convenio con el INEI “se le entregará a la universidad la base de datos con los resultados definitivos de los censos”. Algunos se apuraron en aclarar que los resultados son públicos. Sí, los resultados estarán disponibles una vez que sean procesados, pero una cosa distinta es la base de datos: quiénes somos, dónde vivimos. Hasta donde se entiende, son dos temas distintos. Según el jefe del INEI, Aníbal Sánchez, la base de datos será entregada sin nombres. Pero las dudas persisten. Si la base de datos será divulgada “innominada”, ¿por qué el formulario incluye identificación y DNI? ¿Por qué el convenio con la Vallejo es específico en cuanto a la entrega de base de datos si esta, según el INEI, será pública? ¿Cómo se beneficia la UCV con el convenio entonces? Mucho por aclarar.
Esto pudo ser visto como un interesante acuerdo que servirá para hacer investigaciones profundas y serias. Lamentablemente, la realidad nos demuestra que el fundador de la Vallejo ha sido acusado de plagio y de adueñarse ilegalmente de la autoría de un libro, y es un permanente candidato a algo. Es decir, cualquier político o partido tendría que pagar millones de soles por un estudio cualitativo de la magnitud del censo. Pero Acuña se la lleva fácil. Datos como cancha.
Otro asunto que fue destacado, sobre todo en las redes sociales, fue la negligencia con la que se trataron los cuestionarios una vez llenados. Muchos ciudadanos –avalados con videos– señalaron a los encuestadores borrando y ¿corrigiendo? los cuadernillos. Algunos que se acercaron a los voluntarios para preguntarles por esta actitud, recibieron como respuesta que no habían “rellenado completamente el círculo” y lo estaban haciendo, y otros alegaban que el formato les exigía una caligrafía específica, por lo que, borrador en mano, corregían. ¿En tiempos de Internet y iPad todavía se debe llenar un formulario con lápiz para que este pueda ser reconocido por la lectora?
Es vital saber cuántos somos para saber qué servicios necesitamos, dónde se requiere incrementar los servicios de salud, hacer más colegios y carreteras. Eso no está en discusión.
Y por último, y no menos importante, quedó al descubierto una burda campaña que usó todos los símbolos oficiales del INEI y del censo para dirigir una respuesta sobre religión y fe. ¿Será porque el censo del 2007 arrojó como resultado que 16’960.443 personas se declararon católicos; es decir, el 81,3% de la población? Si bien el INEI se apuró en deslindar del contenido de la campaña, no dijo que uno de sus promotores era trabajador de esta institución y reclutaba voluntarios en Miraflores.
Un ejercicio tan importante y valioso quedó deslucido, viciado y sesgado por la incompetencia de sus responsables. Hay mucho que aclarar y se ve que esta irresponsabilidad traerá cola, y no estadística, sino política.

IV Congreso Nacional Gestión de la Investigación

[Visto: 449 veces]

El IV Congreso Nacional de Gestión de la Investigación tiene como finalidad la generación de un espacio para el intercambio de ideas y experiencias sobre cómo crear y gestionar sistemas de evaluación que permitan elevar la calidad de la investigación en las instituciones de educación superior peruanas, así como discutir los retos que esta tarea supone. Por este motivo, el congreso tendrá tres ejes: calidad de la investigación; comunicación científica; e impacto social de la investigación.
El evento contará con la participación de distinguidos especialistas internacionales que, mediante ponencias magistrales, reflexionarán sobre problemáticas centrales en la evaluación de la investigación.
Fuente: Vicerrectorado de  Investigación PUCP.

Premiación

[Visto: 453 veces]

La Red de Líderes Locales de Apurímac (REDAP) otorgó diplomas a los ganadores del concurso “Mi región al 2036: Visión de los jóvenes de Apurímac”, dirigido a jóvenes estudiantes hombres y mujeres entre los 17 y 30 años de edad de todas las provincias de Apurímac.
El concurso, organizado por REDAP y que contó con el apoyo del Proyecto Apurímac Buen Gobierno Municipal, buscó abrir un espacio para que los jóvenes de Apurímac puedan compartir sus perspectivas y visión sobre los aspectos clave de desarrollo en la región. Bajo dos categorías, ensayo y pintura, los jóvenes expresaron cómo se imaginan Apurímac en 20 años Los principales temas que abordaron los participantes fueron: ordenamiento territorial, salud, educación y agricultura.Para la categoría de ensayo, el concurso recibió un total de 10 entregas. Los ganadores en la categoría ensayo fueron:

  • Primer puesto: YARITZA LAGOS LEÓN- UNAMBA.
  • Segundo puesto: LUCÍA ALEXANDRA PILLCO RAMÍREZ- UTEA.

Para la categoría de pintura, el concurso recibió un total de 28 entregas. Los ganadores en la categoría pintura fueron:

  • Primer puesto: YENIR QUISPE RUIZ- UNAJMA.
  • Segundo puesto: YOLANDA VÍLCHEZ HUAMÁN, UNAMBA Vilcabamba.

Los premios fueron entregados el miércoles 8 de marzo, día internacional de la mujer.La REDAP es una asociación de hombres y mujeres líderes de diversas comunidades de Apurímac que fomenta el desarrollo regional, promoviendo el diálogo y la cooperación para el desarrollo sostenible en la región.Apurímac Buen Gobierno Municipal busca contribuir a que las municipalidades gestionen de manera responsable y transparente sus recursos respondiendo a las necesidades de la población. El proyecto trabaja también fortaleciendo a líderes locales para que puedan dialogar con sus autoridades aportando sus inquietudes y puntos de vista para contribuir al mejor uso de los recursos. Apurímac Buen Gobierno Municipal se implementa en 8 municipalidades, tiene una duración de 2 años y medio. Cuenta con el apoyo de la Corporación Financiera Internacional (IFC) -miembro del Grupo Banco Mundial- y del gobierno de Canadá.

Me siento peruanazo

[Visto: 1065 veces]

Cura rasta

Félix Kwabla Ghalley Nyamadzi es un clérigo ghanés que lleva 13 años oficiando misas en Punta Negra.

Por Milagros Laura- Diario Trome.
Su frescura y criollismo al hablar no te hace imaginar que sea sacerdote. Sus cabellos despistan aún más, pero basta conversar dos minutos con él para darse cuenta de que es un hombre consagrado a compartir la palabra de Dios. Félix Kwabla Ghalley Nyamadzi es un clérigo ghanés que lleva 13 años oficiando misas en Punta Negra.
¿Por qué dice que aquí, debajo de un árbol de este parque, es su oficina?
Aquí converso con la gente. Varios ven con respeto al templo (iglesia) pero los asusta y no se animan a acercarse. Aquí hablan conmigo con confianza. Además, en este lugar no pagamos aire acondicionado, es gratis.

Cura rasta

Cura rasta asegura que con él los feligreses hablan con confianza.

¿Aquí confiesa a los feligreses?
No, pero algunas veces lo he hecho a pedido de ellos mismos. También he confesado en la playa, en época de invierno, claro.
No es común ver a un cura con trencitas…
Es parte de mi cultura. En Ghana, el cabello es el florecimiento del alma, por eso cada vez que lo corto, las mechas se las entrego a mi familia o mis amigos. Es tan importante que si yo muero en Perú, mi familia solo pedirá mis uñas y mi cabello.
¿Ha recibido críticas de otros sacerdotes?
No, expliqué el valor de mi cultura y lo han entendido. Además, mi cabello es natural, crece así. No uso ceras ni químicos.
¿Alguna vez ha sido víctima de racismo en nuestro país?
Varias veces, pero no lo tomo en cuenta. Lo primero que piensan al verme es que soy fumón. En la combi, a veces hasta se cambian de asiento. La primera vez que tuve que oficiar un matrimonio en la iglesia de Punta Negra, un invitado llamó a la policía para que me saquen, creyó que era drogadicto. Cuando me puse el hábito, se quedó sorprendido. Ahora somos amigos.
Cura rasta

Mantener el cabello largo es parte de la cultura de su país: Ghana.

¿Por qué decide venir a Perú?
No lo pedí. Es más, no sabía casi nada de este país, pero me mandaron a hacer misión aquí y le agradezco a Dios. Llevo 13 años y me siento peruanazo.
¿Le fue difícil aprender español?
Estudié seis meses aquí, pero no me sirvió. Cuando viajaba en la combi, no entendía nada de lo que decían. Una vez escuché que dijeron ‘pa’quí’, busqué por una hora esa palabra en el diccionario y no encontré el significado. Luego me dijeron que eso significa ‘para aquí’.

¿Ahora domina el idioma?
Sí, es que me fui a La Victoria y al Callao a aprender. Si quiero llevar la palabra del Señor, tengo que entender la forma de hablar de los feligreses.
¿A qué edad descubrió su vocación?
A los siete años. A esa edad fui acólito y ahí decidí que sería sacerdote para hacer misas con mucha energía y no serias.
¿Y así son sus misas?
Claro, las canciones tienen que ser alegres porque sino, no pega en la gente. Aplaudo y bailo para que no les pese haber venido a misa.
cura

Félix Kwabla tiene 13 en Perú y asegura que se siente ‘peruanazo’.

Entonces, ¿usted baila?
Sí, me encanta la música. Sé bailar salsa, merengue, huaino, música negra, solo me falta aprender marinera.
¿Está permitido que un sacerdote baile?
La sociedad impone al sacerdote conductas estrictas. Recuerdo que luego de un matrimonio bailé con la novia, y en menos de una hora un superior me llamó al celular y preguntó ¿Qué estás haciendo? Bailando, le dije. No pasó nada porque no bailé reguetón, perreo ni hice nada malo.
¿Un padre puede ir a fiestas?
No voy a fiestas, pero sé que cuando un sacerdote está presente en una celebración, la conducta de las personas cambia, y para bien. Algunos quieren que se vaya el padre.
cura

Cura asegura que su único amor siempre fue Dios.

¿Tiene alguna carrera?
Estudié Filosofía y Teología en Francia. Tengo especialización de estudios de la Biblia y en Educación. He sido profesor en idiomas, porque hablo tres idiomas: inglés, francés y ahora castellano.
¿Practica deporte?
No puedo vivir sin hacer deporte. Yo juego frontón, fulbito, básquet, vóley, tenis y pimpón. Hago deporte tres veces por semana.
¿Alguna vez se enamoró, tuvo novia?
No, yo me enamoré de Dios.

Evangelización intercultural en Australia

[Visto: 498 veces]

Por Mark Reidy- www.therecord.com.au
Uno de los desafíos del periodismo es crear una línea de apertura que atraerá la atención del lector. Sin embargo, cuando usted está escribiendo sobre un sacerdote católico que se hizo conocido como el “Obispo con 150 esposas”, el trabajo lo hace usted.
Nacido en Francia en 1872, Francis Xavier Gsell se convirtió en el cimiento de lo que algunos consideran una de las Misiones Aborígenes más exitosas y duraderas de la historia de Australia.
Estudió en Roma junto a Eugenio Pacelli, el futuro Papa Pío XII, pero luego de su ordenación en 1896, sus caminos los llevaron a destinos muy diferentes en el universo católico.
A la edad de 20 años, el Padre Gsell ya se había unido a los Misioneros del Sagrado Corazón, con el deseo de difundir la Buena Nueva de Cristo a los confines de la tierra.
Sin embargo, su celo misionero fue suspendido en aquellos primeros años cuando fue enviado a Sydney en 1897 para enseñar a futuros misioneros en la casa madre de la Orden.
No fue hasta 1900 que su propia obra misionera comenzó en Papua Nueva Guinea.
En 1906, fue nombrado Administrador Apostólico del Territorio del Norte, pero su corazón anhelaba continuar el trabajo misionero entre los aborígenes y solicitó al Administrador del Gobierno en Adelaida establecer una misión en las Islas Tiwi, al norte de Darwin.
El Padre Gsell recibió 10,000 acres de tierra en la esquina sureste de la isla de Bathurst.
Con una historia de protegerse apasionadamente de las influencias externas, el Padre Gsell era muy consciente de las dificultades que encontraría al entrar en este nuevo territorio en 1911.Desde que los isleños de Tiwi se habían enfrentado primero con exploradores holandeses en 1705, habían protegido desafiante su existencia aislada de cualquier establecimiento colonial.
A principios del siglo XIX, varios esfuerzos habían sido rechazados antes de que un contingente inglés de 86 soldados y 45 convictos fuera instalado en la isla de Melville en 1824.
Informes durante este tiempo describieron las relaciones con los lugareños como “extremadamente molesto” y, en 1829, el asentamiento fue abandonado.
Los Tiwis vieron esto como una victoria, confirmando su sentido de pureza del mundo exterior y reforzando su deseo de autodeterminación.
La palabra “Tiwi” es literalmente interpretada como “nosotros pueblo” y su aislamiento había cimentado un sentido nacionalista de singularidad, distinto incluso de los aborígenes continentales.
A lo largo de su historia existieron hasta veinte tribus que habitan en las islas, pero siempre han vivido en cooperación, compartiendo un idioma común y una herencia cultural.
Sin embargo, durante la década de 1890, más de una década antes de la llegada del Padre Gsell, un pequeño número de cazadores de búfalos, junto con comerciantes de perlas japonesas, establecieron contacto con los isleños, introduciendo influencias perjudiciales y ventajosas del mundo exterior.
La llegada del Padre Gsell en 1911 debía ser oportuna ya que tanto los cazadores como los comerciantes de perlas ya habían comenzado a comerciar con artículos como el tabaco, los cuchillos y las hachas para las “mercancías” locales, incluidas las jóvenes mujeres Tiwi.
Armado con una comprensión histórica del contacto europeo/aborigen en el continente, el Padre Gsell era muy delicado y sensible en su actitud y relación.
“Tuve que establecer contacto con los nativos, solo, lenta y prudentemente; Tuve que… aprender gradualmente sus hábitos y costumbres para penetrar en sus mentes sin daño ni shock “, escribió más tarde.
El padre Gsell era fiel a sus palabras. Él aprendió pacientemente la cultura Tiwi, su modo de vida y llegó a comprender sus valores espirituales y rituales.
“Nuestra actitud siempre debe tratarse de una cooperación amistosa… sobre todo tiene que ser justa”, afirmó: “Así, uno nunca debe prometer nada que no pueda ser garantizado, ya que la palabra de uno siempre debe ser honrada”.
La actitud del Padre Gsell de entender y respetar la cultura local formó una base sólida para una Misión que comenzó lenta pero gradualmente, uniendo las culturas católica y tiwi; una influencia que todavía se puede ver hoy.
Desde el momento en que este clérigo de barba larga fue observado por primera vez por los lugareños paseando por la costa de Bathurst leyendo su Biblia, el Padre Gsell se hizo conocido como “Bigotes”.
Él describe los primeros diez años en la isla como “trabajo de la espada”: conocer a la gente de Tiwi y permitirles observar y construir gradualmente una confianza con él.
Era un período de armonía, pero sabía que sólo descubriría la fuerza de esta relación cuando el inevitable choque de culturas saliera a la superficie.
Llegó en forma de Martina, una joven adolescente que se acercó al sacerdote con un dilema que determinaría el futuro de toda la misión.
Era costumbre de Tiwi para que las muchachas fueran prometidas en matrimonio con hombres mayores, a veces incluso antes de que nacieran. Los hombres eran capaces de tener tantas esposas como podían sostener.
Las niñas solían ser entregadas a los 14 años. El Padre Gsell siempre había aceptado esta tradición y nunca la había desafiado.
Incluso cuando Martina le pidió desesperadamente que la salvara del matrimonio con un anciano, sabía que no podía intervenir. Sin embargo, cuando Martina volvió a él la semana siguiente con una lanza atravesada en su pierna y una multitud enojada muy cerca, sabía que ya no podía ser un espectador intercultural: la vida de Martina dependía de lo que sucediera después. En un momento de inspiración, el Padre Gsell se acercó a la multitud enojada, incluido el marido, y comenzó largas deliberaciones que cambiarían las tradiciones matrimoniales de Tiwis y la forma en que se relacionaban con el Padre Gsell desde ese día. Finalmente, la muchedumbre apaciguada se dispersó con un tesoro que incluía mantas, harina, un cuchillo, un hacha, tabaco y latas de carne y el Padre Gsell quedó con una joven vulnerable y aliviada a quien había prometido cuidar. Martina se convertiría en la primera “esposa” del Padre Gsell y, una vez que la noticia se difundió, muchas familias se acercaron al sacerdote para aceptar más mujeres jóvenes bajo su custodia, incluyendo un bebé de cuatro días de edad.
Las niñas fueron colocadas bajo el cuidado de las hermanas que ahora vivían en la Misión y sus “esposas” eran 150 cuando Gsell se marchó en 1938. Las niñas eran libres de elegir a sus propios esposos una vez cumplieron los 18 años, aunque la costumbre del matrimonio arreglado se mantuvo en las familias tradicionales.Después de gestionar este obstáculo intercultural, la Misión se expandió a medida que la gente local se dio cuenta del corazón cariñoso y protector de este hombre misionero. También observaron que las niñas atendidas no estaban privadas de sus formas tradicionales.
La Misión siguió atrayendo a más habitantes locales de su existencia nómada y al trabajo remunerado (con productos como la harina y el tabaco) a medida que se introdujeron la agricultura, la silvicultura y el ganado lechero.
Simultáneamente, muchos aspectos de la cultura Tiwi se mezclaron en este nuevo estilo de vida.
En los primeros 15 años de la Misión, sólo 113 bebés fueron bautizados y durante los 27 años del Padre Gsell en las islas no reclamó un solo adulto convertido.
Plantó las semillas que serían cosechadas por los valientes y dedicados miembros de los Misioneros del Sagrado Corazón que iban a continuar.
El Padre Gsell obtuvo una Orden del Imperio Británico en 1936 por su dedicación al pueblo Tiwi. En 1938, fue nombrado obispo de Darwin y partió de las islas que había crecido para amar.
Desde l938 hasta 1948, el obispo Gsell dedicó su vida a los 800,000 kilómetros cuadrados de la diócesis de Darwin antes de retirarse en Sydney, donde escribió su autobiografía: El obispo con 150 esposas.
El obispo Gsell había defendido una cultura inexplorada, un clima duro con cocodrilos, serpientes, insectos, ciclones, soledad y aislamiento, pero había perseverado durante casi tres décadas en su deseo de tomar el espíritu de su Orden: “Que el Sagrado Corazón de Jesús sea en todas partes amado ” en uno de los rincones más escondidos del mundo.
En su discurso de jubilación, resumió sus cuatro décadas de servicio a sus habitantes:
“Algo se ha hecho durante estos 40 años…esparcí las semillas en lágrimas, pero recogí los frutos con alegría. Miro hacia atrás con tristeza porque estoy dejando el lugar, al que tengo mucho cariño, y como un padre está triste cuando está separado de su hijo, estoy muy triste de estar separado de mi hijo, el Territorio del Norte. Aunque la distancia será grande, para el corazón y la mente no hay distancia”.
Él falleció en 1960 a la edad de 88 años, con estas palabras resonando en los recovecos más profundos de su alma.

Enciclopedia de la Cultura China

[Visto: 452 veces]

Hermano Guillermo Dañino f.s.c

Por Ángel Pérez- Universidad del Pacífico.
La Enciclopedia es un compendio de voces sobre objetos, fenómenos y realidades de la China. Dichos artículos van acompañados del correspondiente ideograma y su pronunciación. Así los ritos son Liyí, o la reflexión estética Méixué. Puede consultarse de manera libre, o incluso leerse de forma lineal, pues se trata de una mirada poliédrica y con una intencionalidad muy particular. Yo diría, atreviéndome y explicándolo después, que Guillermo ha querido darnos su muy particular visión de china. Pero al ser él un hombre culto, sensible y sobre todo bueno, tenemos la mirada de una persona sabia, lo que hace de esta enciclopedia circunstancial una excelente introducción a la China desde los ojos latinoamericanos.
Es la primera enciclopedia de la cultura china escrita en español, tiene más de quinientas entradas y está publicada por Ediciones en Lenguas Extranjeras del Estado Chino. Dañino es uno de los sinólogos más importantes de la actualidad y es peruano. Todo ello refuerza esta paradójica circunstancia que une el Perú con China, no solo por los acuerdos comerciales o el futuro de las inversiones chinas.
A pesar que vivimos en un mundo globalizado nos percatamos con facilidad de que los nexos y puentes que hemos tendido todavía no logran salvar las enormes distancias físicas y culturales con el Oriente. Por eso una obra como la de Guillermo Dañino tiene un doble mérito: seguir trazando estas rutas de desarrollo y por otro el de haber realizado prácticamente él solo esta enorme tarea.
Suelo recomendar a las personas que me consultan cómo iniciar relaciones comerciales con empresarios chinos que se preocupen primero de informarse acerca de la cultura china para luego realizar intercambios económicos. Los chinos valoran muchísimo este interés, incluso más que el de intentar aprender su difícil idioma, del que a veces ellos mismos se alejan intencionalmente para comprender a Occidente. Ese es el camino de vínculos mayores en otras áreas. Pero para interesarse por la comprensión cultural es necesaria la capacidad de meditar, y eso lamentablemente se ha perdido en nuestro mundo.
Quizás lo paradójico, a pesar de la historia, es también el gran desconocimiento de cada parte de la población de un país y otro. Probablemente lo más interesante de todo esto es que la relación entre China y Perú es un vínculo creado desde antes de la inmigración del siglo XIX, en los comercios entre las minas del Virreynato y Catai pasando por Acapulco y Filipinas. Una relación fundada en un viaje tan largo que el recuerdo, la transposición y la memoria son conceptos fundamentales en la maduración de esta inculturación fundamental para el futuro de nuestras naciones.
Sin embargo, más allá del chifa y la Calle Capón muchos peruanos no sabemos casi nada de China. La ignorancia no solo es atrevida sino que veces es paradójica. Algunos políticos hablan sobre el milagro chino pero nunca han leído a Confucio, escuchado sobre Lao Tse o leído a Mo Yan. China es grande, inmensa, pero su majestuosidad pareciera haber dado vértigo a algunos peruanos cuyo único interés es aprovechar la potencia económica de sus intercambios. No nos percatamos que el diálogo entre Oriente y Occidente es fundamental para el futuro del mundo, y que quizás una pequeña clave del mismo se encuentra en nuestro país; muy alejado de las minas de oro y plata y más cerca de la estética, los ideogramas y la capacidad de trabajo que ha unido a peruanos y chinos por varios siglos.
En ese sentido la obra de Dañino es un hito para el futuro, no solo del Perú sino del mundo. Creo que el esfuerzo por comprender al otro, por ser parte de una sociedad tan distinta ha hecho de Guillermo una persona más completa, interesante y que ha viajado realmente en todo el sentido de la palabra. El viaje como alejamiento de uno mismo y acercamiento al otro es un ejercicio ascético y a veces místico. Es más fácil el viaje en cuanto más cercanos nos encontramos al país donde vamos. Pero el tránsito cuánto más difícil nos enriquece más, sobre todo aquél que pasa por rutas desconocidas, que nos lleva a las ciudades fuera de los tópicos. En el caso de Guillermo, que viajó a la China ya maduro el ejercicio realmente ha sido una torsión interior, que desde mi punto de vista solo ha podido ser lograda por su sensibilidad poética. Porque en sus primeros ejercicios de descripción de la China, como el propio Guillermo me ha contado él leía poesía, escribía poesía y traducía poesía. La poesía como paracaídas de aquél que desciende en territorio ajeno es un ensayo de lo que todos deberíamos aspirar para la comprensión del prójimo, muchas veces lejano.
Disculpará el autor mi atrevimiento pero creo que de alguna manera la Enciclopedia que presentamos es también (y por eso) un libro de viajes, o que se inserta de manera en el género que me interesa tanto. Son estas voces trazos sueltos de un gran relato al que Guillermo Dañino nos introduce sin un hilo narrativo, pero que se engarzan con sus intereses, aquello que le ha llamado la atención de China, pero sobre todo lo que llamándole la atención nos permite a los demás comprender mejor una civilización tan distante. Son elementos escogidos con una intencionalidad estética y filológica.
Grillos, pabellones, tejas vidriadas, ugures, inmortales, faroles, horóscopo, el Potala, el Reino de Dian, juegos de mesa, las cuevas Dámáidí, la cerámica, las flores, el palacio imperial, el pincel, la sabiduría, los salones, la casa del patio cuadrado, el siete, los cinco emperadores… ¿no son estas voces aquellos rastros que nos deja el autor de su viaje? Son como aquellas migas de pan, las del relato infantil… Probablemente una enciclopedia al uso, académica y rigurosa hubiera tenido un sentido más holístico pero el texto del profesor Dañino es aquél sendero que él ha recorrido y con el que nos invita a conocer la China desde esa poética que le permitió comprender este mundo lejano.
Leer la obra de Guillermo me hizo recordar una cita de Petrarca de aquellas Epístolas familiares a gente diversa:
«Et eunt homines admirari alta montium et ingentes fluctus maris et relinquunt se ipsos.» (Y los hombres van al extranjero para admirar las alturas de las montañas, las olas fuertes y el mar, y dejan su ser allí).
De alguna manera la Enciclopedia es una muestra de ese ser de Dañino que ha quedado en las riberas de Yangtze, en Wulingyuan, los arrozales de Hani o el Paseo del Puerto de Shanghai quizás después de esa torsión significativa, más cerca de sí mismo, como lo indica la traducción de su nombre al mandarin: Lao Ji. Hoy nos ha regalado esta memoria admirada para poder leerla, meditarla, para hacerla nuestra dejándola agitarse mecida por el viento de nuestra curiosidad, como si un tallo de bambú fuera, un hermoso árbol del que pudiéramos nutrirnos no solo los peruanos sino los millones de personas que tenemos la suerte de leer en castellano.