Archivo de la categoría: Debate latinoamericano

Ciencias sociales y económicas

El arte de ser feliz

[Visto: 136 veces]

Introducción
Desde 1822, Schopenhauer comenzó a recopilar sentencias, máximas, apotegmas y reglas para vida de pensadores y escritores en un cuaderno especialmente previsto para ello. El resultado final es El arte de ser feliz, una verdadera joya excluida de su legado filosófico al no ser grato buscar consejos sobre la felicidad entre las advertencias de un maestro del pesimismo.
Pero es precisamente a partir de la concepción pesimista de la vida que Schopenhauer nos invita a servirnos del ingenio humano y la prudencia práctica para conseguir la felicidad. En este resumen recogemos algunas de las cincuenta reglas para la vida que muestran la compatibilidad del pesimismo metafísico con los esfuerzos para llevar una vida feliz. En un entorno laboral donde la apatía, la desilusión, la falta de horizontes o, incluso, la depresión están a la orden del día, una lectura sosegada de estas “reglas” bien merece la pena.
Por Arthur Schopenhauer
Reglas para la vida
Regla Número 1. Todos entramos en mundo llenos de aspiraciones a la felicidad y al goce y conservamos la insensata esperanza de realizarlas, hasta que el destino nos atrapa rudamente y nos muestra que nada es nuestro, sino que todo es suyo. Luego viene la experiencia y nos enseña que la felicidad y el goce son meras quimeras que nos muestran una ilusión en las lejanías, mientras que el sufrimiento y el dolor son reales, que se manifiestan a sí mismos inmediatamente sin necesitar la ilusión y la esperanza.
Lo mejor que se puede encontrar en el mundo es un presente indoloro, tranquilo y soportable: si lo alcanzamos, sabemos apreciarlo y nos guardamos mucho de estropearlo con un anhelo incesante de alegrías imaginarias o con angustiadas preocupaciones cara a un futuro siempre incierto que, por mucho que luchemos, no deja de estar en manos del destino.
Regla Número 2. “Nunca serás feliz si te atormenta que algún otro es más feliz que tú” (Séneca). “Cuando piensas cuántos se te adelantan, ten en cuenta cuántos te siguen” (Séneca).
No hay nada más implacable y cruel que la envidia: y sin embargo, ¡nos esforzamos incesante y principalmente en suscitar envidia!
Regla Número 3. Sólo podemos alcanzar con seriedad y fortuna un único propósito, trátese del placer, del honor, la riqueza, la ciencia, el arte o la virtud, si abandonamos todas las exigencias que le son ajenas, si renunciamos a todo lo demás. Por eso el mero querer, y también poder, por sí mismos aún no bastan, sino que un hombre también debe saber lo que quiere, y debe saber lo que puede hacer. Sólo así dará pruebas de su carácter, y sólo entonces puede realizar algo.
Sin embargo, envidiará a más de uno por su situación y circunstancias, cuando éstas solo son apropiadas para el carácter de esos otros y no para el suyo, y en las que se sentiría infeliz y ni siquiera las soportaría. Pues tal como el pez solo se siente bien en el agua, el pájaro en el aire y el topo debajo de la tierra, así todo ser humano sólo se siente bien en el ambiente que le es apropiado; por ejemplo, el aire de la corte no es respirable para cualquiera.
Cuando hemos reconocido de una vez por todas nuestros fallos y deficiencias lo mismo que nuestras características buenas y capacidades, y hemos puesto nuestras metas de acuerdo con ellas, conformándonos con el hecho de que ciertas cosas son inalcanzables, entonces evitamos de la manera más segura el sufrimiento más amargo, que es el descontento con nosotros mismos como consecuencia inevitable del desconocimiento de la propia individualidad, de la falsa presunción y la arrogancia que resulta de ella.
Regla Número 4. Los bienes que a alguien nunca se le había pasado por la cabeza pretender, no los echa en absoluto de menos, sino que está plenamente contento sin ellos. Otro, en cambio, que posee cien veces más que aquél, se siente desgraciado porque le falta una cosa que pretende.
Regla Número 5. Todo júbilo desmesurado se basa siempre en la ilusión de haber encontrado algo en la vida que de hecho no se puede hallar en ella, a saber, una satisfacción permanente de los deseos o preocupaciones que nos atormentan y que renacen constantemente. De cada una de estas ilusiones hay que retornar más tarde inevitablemente a la realidad y pagarla, cuando desaparece, con la misma cuantía de amargo dolor que tenía la alegría causada por su aparición. En este sentido se parece bastante a un lugar elevado al que se ha subido y del que sólo se puede bajar dejándose caer. Por eso habría que evitar las ilusiones, pues cualquier dolor excesivo que aparece repentinamente no es más que la caída desde semejante punto elevado, o sea, la desaparición de una ilusión que lo ha producido. Por consiguiente podríamos evitar ambos, si fuéramos capaces de ver las cosas siempre claramente en su conjunto y en su contexto y de cuidarnos de creer que realmente tienen el color con el que desearíamos verlas.
“Recuerda que en tiempos arduos hay que conservar la ecuanimidad, lo mismo que en buenos un ánimo que domina prudentemente la alegría excesiva” (Horacio).
“Pues mientras nos falta lo que deseamos, nos parece que supera a todo en valor; pero cuando fue alcanzado, se presenta otra cosa, y así siempre estamos presos de la misma sed, nosotros que anhelamos la vida” (Lucrecio).
Regla Número 6. Debemos vivir no como queremos, sino como podemos.
Regla Número 7. Hay que reflexionar a fondo sobre una cosa antes de emprenderla, pero, una vez que se ha llevado a cabo y se pueden esperar los resultados, no hay que angustiarse con repetidas consideraciones de los posibles peligros, sino desprenderse del todo del asunto, mantener el cajón del mismo cerrado en el pensamiento y tranquilizarse con la convicción de que en su momento se ha ponderado todo exhaustivamente. Si el resultado, no obstante, llega a ser malo, ello se debe a que todas las cosas están expuestas al azar y al error.
Regla Número 8. “El prudente no aspira al placer, sino a la ausencia de dolor” (Aristóteles).
Regla Número 9. Cuando estamos alegres no debemos pedirnos permiso para ello con la reflexión de si a todas luces tenemos motivos para estarlo.
Nada hay que pueda sustituir tan perfectamente como la alegría a cualquier otro bien. Cuando alguien es rico, joven, bello y famoso, hay que preguntarse si además es alegre para enjuiciar su felicidad; mas a la inversa, si es alegre, no importa si es joven, viejo, pobre o rico: es feliz. Por ello debemos abrir todas las puertas a la alegría, cuando sea que llegue.
Regla Número 10. Se podría decir que buena parte de la sabiduría de la vida se basa en la justa proporción entre la atención que prestamos en parte al presente y en parte al futuro para que la una no pueda estropear a la otra.
Para no perder la serenidad de toda nuestra vida ante males inciertos o indefinidos, debemos acostumbrarnos a ver los primeros como si nunca llegaran y a los segundos como si con seguridad no acaecerían en el momento actual.
Regla Número 11. Un hombre que se mantiene sereno ante todos los accidentes de la vida, sólo muestra que sabe cuán inmensas y diversas son las posibles contrariedades de la vida y que, por eso contempla un mal presente como una pequeña parte de aquello que podría venir; y a la inversa, quien sabe esto último y lo tiene en cuenta, siempre mantendrá la serenidad.
Regla Número 12. Lo mejor que se puede encontrar en el mundo es un presente indoloro, tranquilo y soportable; si lo conseguimos sabemos apreciarlo y nos cuidamos mucho de estropearlo con un anhelo incesante de alegrías imaginarias o con ansiosas preocupaciones cara a un futuro siempre incierto, que de todos modos está en manos del destino, por mucho que forcejemos.
Regla Número 13. Hay que poner riendas a la fantasía. Si nos pintamos en la fantasía posibles sucesos felices y sus consecuencias, sólo nos hacemos la realidad aún más insoportable, construimos castillos en el aire y después los pagamos caros con la decepción. Pero el pintarse posibles infortunios puede tener consecuencias aún peores: puede convertir la fantasía, como dice Gracián, en nuestro verdugo casero.
Cuando alguna desventura ya nos amenaza realmente, a menudo la fantasía se dedica a recrearla pintándola siempre más grande, acercándola más y haciéndola más terrible de lo que es.
Regla Número 14. No hay que entregarse a grandes júbilos ni a grandes lamentos ante ningún suceso, porque la variabilidad de todas las cosas puede modificarlo por completo en cualquier momento; en cambio, disfrutar en todo momento el presente lo más alegremente posible: esta es la sabiduría de la vida. Pero la mayoría de las veces hacemos lo contrario: Los planes y las preocupaciones cara al futuro, o también la nostalgia del pasado nos ocupan tan plena y constantemente que casi siempre menospreciamos y descuidamos el presente. Y, sin embargo, sólo éste es seguro, mientras que el futuro y también el pasado casi siempre son diferentes de cómo los pensábamos. Engañándonos de esta manera, nos privamos de toda la vida.
Regla Número 15. Debemos poder abstraer, debemos pensar, arreglar, disfrutar, sufrir cada cosa en su momento, sin preocuparnos de todo lo demás; tener, por así decirlo, cajones para nuestros pensamientos, donde abrimos uno y cerramos todos los demás. Así, una grave preocupación no nos destruirá cualquier pequeño placer actual privándonos de todo sosiego; una reflexión no desplazará a otra; la preocupación por un asunto grande no alterará en todo momento la preocupación por cien asuntos pequeños.
Regla Número 16. El necio corre detrás de los placeres de la vida y se ve engañado, porque los males que quería evitar son muy reales; y si ha dado un rodeo demasiado grande para evitarlos abandonando algunos placeres innecesariamente, no ha perdido nada, porque todos los placeres son quimeras. Sería indigno y ridículo lamentarse de placeres perdidos.
Regla Número 17. Debemos intentar conseguir que veamos aquello que poseemos con la misma mirada como lo estaríamos mirando si alguien nos lo quitara; sea lo que sea, propiedad, trabajo, salud, amigos, esposa o hijos, la mayoría de las veces sólo sentimos su valor después de haberlos perdido.
Al mirar todo aquello que no poseemos solemos pensar “¿cómo sería si eso fuese mío?”, y de este modo llegamos a sentir la falta. En lugar de ello, ante las cosas que poseemos deberíamos pensar a menudo “¿cómo sería si perdiera esto?”.
Regla Número 18. Observar más a menudo a los que se encuentran peores que a los que parecen estar mejores en comparación con nosotros. Para nuestros verdaderos males no hay consuelo más eficaz que la observación de sufrimientos mucho más grandes de otros.
Regla Número 19. “La riqueza acorde con la naturaleza está delimitada y es fácil de conseguir. Pero la de las vanas ambiciones se derrama al infinito” (Epicuro).
Regla Número 20. La actividad, el emprender algo o incluso sólo aprender algo es necesario para la felicidad del ser humano. Quiere poner en acción sus fuerzas y percibir de alguna manera el éxito de estas actividades.
Por eso, durante largos viajes de recreo, uno se siente a veces muy infeliz. Esforzarse y luchar contra algo que se resiste es la necesidad más esencial de la naturaleza humana. La inmovilidad, que sería plenamente suficiente para el placer tranquilo, le resulta imposible; superar obstáculos es el placer más completo de su existencia, para él no hay nada mejor.
Regla Número 21. Al menos nueve décimos de nuestra felicidad se basan únicamente en la salud. Porque de ésta depende en primer lugar el buen humor. Donde está presente, parece que las circunstancias externas desfavorables y hostiles se soportan mejor que las más felices cuando un estado enfermizo nos pone de mal humor o nos angustia.
Lo que produce nuestra felicidad o desgracia no son las cosas tal como son realmente en la conexión exterior de la experiencia, sino lo que son para nosotros en nuestra manera de comprenderlas.
Con salud todo puede ser una fuente de placer. Por eso un mendigo sano es más feliz que un rey enfermo. De ello se sigue que la mayor de las necedades consiste en sacrificar la salud a lo que sea, adquisiciones, erudición, fama, promoción,…
Regla Número 22. Algo agradable a lo que hemos renunciado después de reflexionar, nos excita al verlo; un juicio nos hiere aunque conocemos su incompetencia; una ofensa nos enfurece aunque somos conscientes de su bajeza; la falsa apariencia de la presencia real de un peligro pesa más que cien buenas razones contra su existencia,… Lo mejor es neutralizar una impresión por medio de otra contraria, por ejemplo, la impresión de una ofensa, por medio de encuentros con aquellos que nos tienen en alta estima; la impresión de un peligro que amenaza, por medio de la observación real de lo que actúa en contra de él.
Regla Número 23. El predominio del intelecto sobre la voluntad, puesto que ésta siempre causa mucho sufrimiento y poca alegría verdadera, el gran vigor y capacidad del intelecto que expulsa el aburrimiento y hace al ser humano interiormente rico, que logra infinitamente más que todas las distracciones que la riqueza puede comprar, además, un ánimo contento y razonable, estas son las cosas que importan mucho.
Puesto que nuestra vida no es inconsciente como la de las plantas, sino consciente y tiene como base y condición una conciencia, es evidente que la condición y el grado de plenitud de esta conciencia es lo más esencial para una vida agradable o desagradable.
Regla Número 24. Habitualmente tratamos de serenar el gris del presente especulando sobre posibilidades favorables y nos inventamos cien esperanzas ilusas que todas ellas están preñadas de una decepción si permanecen incumplidas. En lugar de ello haríamos mejor en tomar todas las posibilidades malas como objeto de nuestra especulación, lo cual nos motivaría en parte a tomar precauciones para prevenirlas, en parte daría lugar a sorpresas agradables si no se cumplen.
Regla Número 25. Una de las insensateces mayores y más frecuentes es hacer amplios preparativos para la vida, no importa de qué tipo sean. En relación con ellos también se calcula al principio la plena duración de una vida humana a la que, sin embargo, sólo muy pocos alcanzan. Pero además, aunque vivieran tanto tiempo, es demasiado corta para los planes, porque su realización siempre requiere más tiempo del que se suponía. Por añadidura, como todos los asuntos humanos, están expuestos al fracaso y a los obstáculos a tal punto que raras veces se los puede llevar a término; y, si, finalmente, se ha logrado todo, no se ha tenido en cuenta que el ser humano mismo cambia con los años y que no conserva todas las capacidades para los esfuerzos ni para disfrutar. El propósito que uno ha perseguido trabajando toda su vida, le resulta imposible disfrutarlo en la vejez; no es capaz de llenar la posición alcanzada con tantos esfuerzos, es decir, las cosas llegan demasiado tarde para él. O, a la inversa, él llega demasiado tarde a las cosas si había querido lograr y realizar algo relevante, porque el gusto de la época ha cambiado, la nueva generación no se interesa por ello; otros se han anticipado por caminos más cortos.
“¿Por qué esfuerzas a tu espíritu demasiado débil para planes eternos?” (Horacio).
El motivo de esta frecuente equivocación es el natural engaño según el cual la vida, vista desde su comienzo, parece infinita, o cuando se mira atrás, desde el final del camino, parece extremadamente breve. Sin duda, este engaño tienen su lado bueno, porque sin él difícilmente se llegaría a hacer algo grande.
Regla Número 26. En realidad, uno sólo disfruta de sí mismo; si el yo mismo no vale mucho entonces todos los placeres son como los vinos deliciosos en una boca con regusto a hiel. Como los grandes enemigos de la felicidad humana son dos, el dolor y el aburrimiento, la naturaleza también dio a los seres humanos una protección contra ambos: contra el dolor (que mucho más frecuentemente es espiritual que físico) la alegría, y contra el aburrimiento, el espíritu. Sin embargo, ambos no están emparentados y, en los grados más altos, probablemente incluso son incompatibles. El genio es pariente de la melancolía, y los ánimos muy alegres sólo tienen capacidades espirituales superficiales. Por eso, cuanto mejor una naturaleza está armada contra uno de estos males, tanto peor suele estarlo contra el otro. Ninguna vida puede permanecer del todo libre de aburrimiento y dolor.
Ahora bien, significa un favor del destino cuando un ser humano vive expuesto a aquel de los dos males contra el que la naturaleza le ha armado mejor, o sea, si manda mucho dolor allí donde hay mucha alegría para soportarlo, y mucho ocio libre allí donde hay mucho espíritu; pero no a la inversa. Porque el espíritu hace sentir el dolor de manera doble y múltiple; y para una mente alegre sin espíritu la soledad y el ocio sin ocupación son del todo insoportables.
Regla Número 27. Entre lo que uno tiene están principalmente los amigos. Mas esta posesión tiene la particularidad de que el poseedor tiene que ser en la misma medida propiedad del otro. En un libro de huéspedes del siglo XVII, que pertenecía a los reyes de Sajonia y se encuentra en el castillo de caza de Moritzburg, se puede leer:
Amor verdadero
Amistad duradera
Y todo lo demás, al diablo
Regla Número 28. “La felicidad no es cosa fácil. Es muy difícil encontrarla dentro de nosotros mismos, e imposible encontrarla en otra parte” (Chamfort).
Biografía del autor
Pensador alemán y uno de los mejores prosistas en lengua germana, Arthur Schopenhauer nació en la ciudad de Danzig en Febrero de 1788 al tiempo en que Kant publicaba su “Crítica de la razón Pura”. La originalidad y el carácter anticipativo del pensamiento schopenhaueriano dejó su fuerte e insoslayable impronta en autores de la talla de Friedrich Nietzsche, Sigmund Freud, Thomas Mann, ó Ludwig Wittgenstein, entre otros.
Fuente: www.leadersummaries.com

Peajes Nuevo Perú

[Visto: 147 veces]

Agitación y propaganda

El miércoles de esta semana, el Congreso decidió otorgarle la confianza al Gabinete liderado por Salvador del Solar, luego de que este la pidiese a propósito de seis proyectos de ley de reforma política que, según ha explicado el Ejecutivo, tienen como objetivo mejorar ciertos aspectos de nuestro sistema electoral y partidario y luchar contra la corrupción.
Sin embargo, si bien la esencia de la discusión estaba claramente delimitada, durante el debate algunos congresistas aprovecharon la atención que la oportunidad les prestaba para extenderse sobre asuntos lejanos a la materia que se habían reunido a discutir y para desarrollar más bien aquello que en las confrontaciones políticas de los setenta y ochenta sus precursores ideológicos denominaban “agitación y propaganda”. Si bien fueron muchos los parlamentarios que eligieron este camino, los que resaltaron, por lo radical de su diagnóstico de los problemas del país y lo curioso de las soluciones propuestas, fueron los representantes de las bancadas de izquierda.
Como se recuerda, desde que Martín Vizcarra anunció que presentaría una nueva cuestión de confianza al Congreso de la República, tanto el Frente Amplio como Nuevo Perú anunciaron que la negarían. Según explicaron, buscaban así precipitar la disolución del Legislativo y, eventualmente, impulsar nuevas elecciones y un proceso constituyente. Nada distinto, en realidad, de lo que habían propuesto durante el proceso electoral del 2016, antes de que la actual crisis adquiriera los niveles que hoy ostenta…
Pero si antes del debate algunos pudieron tener dudas sobre las motivaciones que llevaron a la izquierda a esta decisión, las intervenciones de sus voceros lo dejaron meridianamente claro.
Así, por ejemplo, tuvimos exposiciones como la de Humberto Morales (Frente Amplio), quien, además de asegurar que el gobierno y la mayoría parlamentaria están buscando ‘profundizar el modelo neoliberal’ y de resaltar las “luchas” que su partido ha asumido, eligió culminar su alocución citando a Fidel Castro (“patria o muerte”) y al Che Guevara (“hasta la victoria, siempre”). Un hecho que, si se suma a la referencia hecha por su colega Edilberto Curro a Juan Velasco Alvarado y la reforma agraria, dice mucho de la vocación democrática de la agrupación de la que forman parte.
Al mismo tiempo, la evaluación de la naturaleza de los problemas que aquejan al país, hecha por los miembros de las agrupaciones en cuestión, también trajo consigo conclusiones llamativas. La congresista Katia Gilvonio (Nuevo Perú), por ejemplo, se refirió al ‘baguazo’ y acusó al “modelo neoliberal instaurado por la fujiconstitución del 93” de haber cobrado la vida de 33 peruanos; una tesis curiosa si se toma en cuenta que el conflicto fue entre el Estado y las comunidades indígenas y que la mayoría de víctimas fueron agentes del orden. Por su parte la congresista Indira Huilca (Nuevo Perú) aseguró que “el MEF gobierna en este país” y que el presidente ‘capitula’ ante la Confiep, dos teorías que no supo sustentar.
Ejemplos como los descritos, sobran (como Rogelio Tucto del Frente Amplio hablando de cómo el gobierno “se allana a los mandatos de Washington para su política internacional” o Manuel Dammert de Nuevo Perú acusando a los “grandes grupos económicos” de haber instaurado un régimen para concentrar las ganancias). Todos tienen en común, sin embargo, la repetición de un discurso que ambas bancadas, cuando tentaron juntas el sillón presidencial, desplegaron como propuesta y vieron derrotado en las urnas. Un discurso, además, con poca consideración por las instituciones democráticas vigentes y que procura un cambio de modelo so pretexto de remediar la crisis.
No obstante, a diferencia de lo que piensa la izquierda representada en el Parlamento, los problemas actuales no podrán ser solucionados sin las instituciones que hoy buscan descartar (como la Constitución y el Congreso). A fin de cuentas, más que empezar de nuevo, lo que se necesita es fortalecer lo que por tanto tiempo el país ha venido construyendo.
Fuente: Editorial Diario El Comercio.
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/05/Prado.jpg

Acusan a Marisa Glave de manejar aportes en campaña del No

El ex gerente de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Lima, Gabriel Prado viene colaborando con la fiscalía en la investigación del caso Susana Villarán. Según fuentes fiscales, el ex funcionario habría entregado información sobre la participación de la congresista Marisa Glave en la campaña del No a la revocatoria.
A pesar que el abogado de Prado aseguró que su patrocinado no es un colaborador eficaz en dicha investigación, el ex gerente de Villarán estaría entregando información valiosa con la finalidad de verse beneficiado en una futura sentencia.
De acuerdo a nuestra fuente fiscal, la legisladora también habría tenido participación en el manejo de los aportes que hicieron las empresas brasileñas OAS y Odebrecht para la campaña del No. Esta información viene siendo evaluada por el fiscal Carlos Puma.
Como se recuerda, Glave fue regidora en la gestión de Villarán en el periodo 2011-2014.
A Villarán se le acusa de recibir 10 millones de ambas empresas para sus campañas del No y la reelección. Actualmente viene cumpliendo prisión preventiva por 18 meses en el penal de Chorrillos. En el mismo establecimiento penitenciario está la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, investigada también por recibir dinero de Odebrecht para su campaña.
Fuente: www.exitosanoticias.pe

Monda Foronda

[Visto: 198 veces]

María Elena Foronda, congresista electa por Áncash (Frente Amplio), presentó un recurso legal de acción de amparo, en la Corte Superior de Justicia del Santa, ubicada en Chimbote, con el cual busca dejar sin efecto la medida de suspensión en su contra, por la contratación a una sentenciada por terrorismo en su despacho.

Congresista Foronda interpone acción de amparo en juzgado de Chimbote

María Elena Foronda, congresista electa por Áncash (Frente Amplio), presentó un recurso legal de acción de amparo, en la Corte Superior de Justicia del Santa, ubicada en Chimbote, con el cual busca dejar sin efecto la medida de suspensión en su contra, por la contratación a una sentenciada por terrorismo en su despacho.
Foronda fue suspendida por el Pleno del Legislativo por 120 días, tras una investigación en la Comisión de Ética del Parlamento, por haber contratado a Nancy Madrid Bonilla.
Esta sanción en su contra, Foronda la ha considerado como “arbitraria e ilegal” y sin ningún sustento.
La suspendida parlamentaria insistió en que su extrabajadora ya había cumplido su pena al momento que fue contratada.
“Ese informe (de la Comisión de Ética) no está fundamentado jurídicamente. Dicen que yo oculté información, pero no fue así”, enfatizó Foronda a su salida de la Corte del Santa.
Fuente: Agencia de Noticias Andina.

La congresista del Frente Amplio postuló con el número 1 por la región Áncash. No nos ocuparíamos de María Elena Foronda Farro si no fuera porque ella, al igual que el cuestionado candidato Abel Gilvonio, aparece también firmando el pronunciamiento a favor del terrorista Víctor Polay Campos.
Entre otras cosas, en este documento público se puede leer: “Por lo expuesto al amparo del artículo 139, inciso 20 de la Constitución Política del Perú, consideramos que la sentencia de 35 años a Víctor Polay es arbitraria e injusta. Y que su actual reclusión en la Base Naval del Callao es una venganza política”.
Pero si el candidato del Frente Amplio, Abel Gilvonio, ha intentado sin mucho éxito deslindar del terrorismo, basta con revisar una de las páginas que promueven su candidatura para darse cuenta que algunos sentenciados por terrorismo están apoyando logísticamente en su campaña y la del Frente Amplio.
Dos autos aparecen en una publicación en Facebook. Al corroborar la placa de uno de ellos comprobamos que es de propiedad de Robert Anderson Loayza Alférez ¿Y quién es este personaje? Según esta sentencia pública del Tribunal Constitucional, el dueño del auto que promociona a Verónika Mendoza fue detenido en abril de 1994 por personal de la Dirección Nacional contra el Terrorismo.
Para Marcos Ibazeta, expresidente de la Sala Penal Antiterrorista, Movadef se está moviendo en un nuevo escenario sin coches bombas ni asesinatos, pues ese mecanismo ya no les funciona. En los últimos días, Verónika Mendoza ha dicho que diversos sectores han desatado una campaña de guerra sucia.
Nosotros únicamente cumplimos con informar sobre hechos reales, públicos y comprobables.
María Elena Foronda Farro fue acusada en 1994 de pertenecer al MRTA y condenada a 20 años de prisión por un tribunal de jueces sin rostro.
Gracias a intervención peruana e internacional, ella fue liberada tras 13 meses de prisión. Foronda fue militante del Partido Nacionalista entre el 2012 y 2014. Además, ha sido coordinadora regional del Frente Amplio en el 2014.
Fuente: www.panamericana.pe y Diario El Comercio.

Foro Sao Paulo

[Visto: 154 veces]

Ollanta Humala y Susana Villarán, parte de “banda” creada por Lula da Silva

Por SCARLET REYES VERÁSTEGUI- Diario EXPRESO.
Las declaraciones brindadas por Jorge Barata, exrepresentante de la empresa Odebrecht, en el marco de la colaboración eficaz, delatarían la existencia de una organización delincuencial a escala internacional encabezada por el hoy encarcelado expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, e integrada por Ollanta Humala y Susana Villarán, afirmó el legislador de Concertación Parlamentaria, Pedro Olaechea.
“Se está configurando una banda, así de sencillo, y nadie se da cuenta. Eso es grave, Barata entregó 3 millones de dólares de parte de Lula a Ollanta Humala y a Villarán [por el No a la Revocatoria] porque tenían la misma línea”, dijo.
Recordó que Lula fue sentenciado por delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero, donde el juez federal Sergio Moro consideró que ejercía “un papel relevante en la trama criminal” del caso Lava Jato en Brasil.
En septiembre de 2018, Marcelo Odebrecht confirmó que algunos de los aportes  que realizó a Humala Tasso fueron solicitados directamente por Lula y su partido político. En el caso de Villarán de la Puente, Barata afirmó que como en 2011 el gobierno brasileño le exigió apoyar la campaña de Humala, supuso que situación similar sucedería con la ex alcaldesa.
En esa línea, indicó que como consecuencia de los pagos que se realizaron a las gestiones en mención, la empresa brasileña logró “sustraer más US$ 12 mil millones”.

La venta de Chaglla, otra estafa de Odebrecht

Por PLINIO ESQUINARILA- Diario EXPRESO.
En el peor de los casos el Perú debió comprar la hidroeléctrica Chaglla a Odebrecht, si es posible a mayor precio del adquirido por la transnacional oriental China Three Gorges (CTG), para de esa forma deshacerse de un contrato leonino por el cual Electroperú debe pagar, por 15 años, una tarifa de energía eléctrica muy por encima del precio del mercado y, por lo tanto, subsidiada por los contribuyentes en favor del nuevo concesionario chino. La publicitada venta no se justifica con el solo pago hecho por la firma carioca de las deudas a Sunat y desembolsos a otra agencia peruana. Es pues un engaño más del Gobierno y de fiscales y procuradores del caso Lava Jato.
Nos referimos a la cancelación, el pasado 25 de abril, de un poco más de 434 millones de soles de parte de Odebrecht a la Sunat, así como el pago de parte de las acreencias en Cofide (que suman US$ 100 millones) y de la primera cuota de la reparación civil por 80 millones de soles del paquete de los 610 millones de reparación civil al Estado peruano.
Hay técnicos calificados que piensan todo lo contrario. Es el caso del economista Manuel Romero Caro, quien considera que la hidroeléctrica de Chaglla tiene garantizada por el Estado, vía Electroperú, la compra de su producción a un muy buen precio a US$ 60 MegaWatt/hora (MWh) aproximadamente, pero resulta que el precio spot está en menos de 10 dólares MWh, por lo que de partida pierde 50 dólares por MWh.
“Esta cifra representará miles de millones de dólares a lo largo del plazo de la concesión, monto que al final lo terminará pagando la ciudadanía”, advierte.
El efecto negativo del abusivo contrato ya le ha pasado factura a Electroperú. Tanto es así que una conocida clasificadora de crédito informó, en abril de 2018, que le retiraba la categoría AA+ a dicha empresa.
El problema es el “riesgo de injerencia política por parte del Estado peruano en la compañía, el cual se ha materializado en los últimos ejercicios a través de un encargo de Proinversión”.
Se refiere al encargo a Electroperú de cumplir con su rol de comercializador a través de contratos, la compra obligada y por contrato de potencia y energía bajo la modalidad take or pay con Chaglla.
DEBIMOS COMPRARLO
Y en el transcurso de la concesión, que está rubricada hasta 2030, el monto de los subsidios que debemos pagar a través de Electroperú ya estaría superando, hace dos años, los 550 millones de soles.
“Por lo que, como lo alertáramos oportunamente, hubiera resultado muy conveniente que Electroperú comprara Chaglla, pagando un precio superior al del actual comprador chino. Y una vez adquirida, acordar con el Gobierno la rescisión del nefasto contrato antes reseñado”, comenta.
“Una vez logrado el objetivo, Chaglla podría ser privatizada. De esta manera la ciudadanía se ahorraría de pagar miles de millones en subsidios y Odebrecht hubiera recibido un mayor precio por Chaglla”, advierte el experto.
“Al no haberse efectuado la medida recomendada, la ciudadanía tendrá que pagar, a través de Electroperú, miles de millones de dólares en subsidios a los nuevos dueños de Chaglla”, reitera.
Tanto es así que, según la Comisión Lava jato del Congreso, nos han expuesto a perder US$ 3,000 millones en los 15 años de los contratos hasta 2030. (Ver nota aparte).
EL OTRO PROBLEMA
De otra parte, el haberle permitido a Odebrecht vender su principal activo en el Perú, que equivale al 60 % de lo que aún mantiene en territorio nacional, significa que “no tendríamos con qué cobrarle la reparación civil y otros rubros en la eventualidad que el Poder Judicial no aprobara el acuerdo de colaboración con Odebrecht”.
Tal como sucediera con dicho acuerdo, “hemos cedido mucho para recibir muy poco. Por lo que parece que la presión al Gobierno de los acreedores de Odebrecht, que son los más beneficiados [con la venta a la citada transnacional china] debe de haber sido exitosa”.
Se habla que cobraron no menos de US$ 300 millones. Para explicar este tema, Romero Caro se remonta a las declaraciones del ministro de Justicia, Vicente Zeballos, a la prensa extranjera el 29 de noviembre de 2018, cuando manifestó que si la venta de Chaglla sería de US$ 1,200 millones –y que ahora ha sido de US$ 1,400 millones–, la transacción se reduciría casi a la mitad “porque el comprador asumiría el pago de diversas deudas”.
Esa mitad sería de US$ 640 millones, precisando Zeballos que “de prosperar la venta, el 50 % correspondería a la empresa vendedora (Odebrecht) y el otro 50 % pasaría al Estado como reparación civil, es decir US$ 320 millones”. Sin embargo algo cambió en el mundo financiero entre fines de noviembre y el 8 de diciembre de 2019, fecha en que se firma el acuerdo preliminar de colaboración con la transnacional brasileña que se filtró a los medios de comunicación.
DEFAULT
Es que en ese lapso de tiempo, las calificadoras de riesgo colocaron en default una deuda de bonos de Odebrecht, y los acreedores deben de haber presionado bastante, recuerda el experto.
Finalmente, como es público, la reparación fue de solo 610 millones de soles –unos 183 millones de dólares– pagaderos en 15 años.
Este tipo de operaciones de compra-venta de proyectos de empresas investigadas en el caso Lava Jato se rigen por la Ley Nº 30737, que “ya era un terno a la medida de los acreedores de Odebrecht”, pero resulta que, en el acuerdo firmado, el equipo especial de la Fiscalía exoneró a la constructora del requisito de dar el 50 % de la venta de Chaglla al Perú.
¿Sobornos?
Considerando la política de Odebrecht, de obtener “condiciones especiales” para sus proyectos a través del pago de sobornos, ¿alguien se sorprendería si la extraordinaria ventaja que el Estado le asegure la compra de su producción a US$ 60MWh se hubiera obtenido de esa manera?”, se pregunta Romero Caro.

Esta es la gran verdad que ocultan del caso Lava jato

Según los cálculos de la Comisión Lava Jato del Congreso, el modelo económico y financiero que calcula los megawatts por hora afectará “a más de tres millones de usuarios del servicio público de electricidad con los contratos derivados de la licitación pública internacional” que favoreció a la Empresa de Generación Huallaga, concesionaria de la Central Hidroeléctrica de Chaglla.
Una visión conservadora asume que “el valor estimado de tales pérdidas es de 330 millones de dólares distribuidos en los 15 años de vigencia de los tres contratos”. Se refiere, aparte de Chaglla, a las pequeñas Cerro del Águila S.A. y Consorcio Generadora Pucará.
Estas nuevas centrales, sobre todo Chaglla, vendieron a Electroperú con sobreprecios del 17.8 % respecto al mercado del servicio público de electricidad.
Esto porque Proinversión dispuso que la nueva energía de las centrales debiera ser comprada por las empresas distribuidoras del Estado en provincias, con el agravante que los sobreprecios fuesen asumidos por los pequeños usuarios eléctricos de estas empresas.
Pero este abuso tuvo que ser revisado en la segunda versión de los contratos, y es así que se decide trasladar –desde el Ejecutivo– esta obligación a Electroperú, empresa que por la concesión estaba obligada a comprar la energía de Chaglla para luego revenderla, con subsidio, a las empresas distribuidoras del Estado, asumiendo desde entonces las pérdidas económicas año a año.
Dicho de otra forma, según la Comisión Lava Jato del Congreso, “Electroperú S.A. se encontraría con energía excedente que debe comprar a precio alto y que se ve obligada a comercializar a precios menores, absorbiendo las pérdidas con sus propias utilidades o con su propio patrimonio”, es decir, con nuestros impuestos.
Y todo ello en un horizonte de 15 años, y que será con claridad entre 2017 y 2030. En una visión más realista, los técnicos probaron que el precio promedio de potencia y energía eléctrica vendida a Electroperú “resultó entre US$ 57.51 y US$ 63.03 MWh (…), con un valor promedio de US$ 59.9 MWh, una obligación anual de pago de facturas de US$ 200 millones que hicieron un total de US$ 3,000 millones para los 15 años de los contratos”.

Caballo y chalán

[Visto: 189 veces]

Jorge Barata

¿Cómo dar sentido al suicidio de Alan García?

El semanario británico The Economist indicó que la muerte de Alan García, la detención de Pedro Pablo Kuczynski, y 35,000 peruanos con prisión, sin sentencia firme, constituyen un escándalo, y que es propio de las dictaduras.
“Lanzar a la gente a la cárcel sin cargos, juicio o sentencia es la práctica de los dictadores, no de las democracias. El hecho de que unos 35,000 peruanos ordinarios se encuentren en prisión preventiva es un escándalo, no una justificación”, sostiene la publicación.
Indicó que, si bien es cierto el aprista y otros políticos tienen serias denuncias públicas por corrupción, existe un exceso en precipitar prisiones sin antes haber completado las investigaciones penales.
“Estas investigaciones son un intento atrasado de responsabilizar a los poderosos. Por trágico que sea, el suicidio de García no es una razón para detenerlas. Pero debería promover un cambio de métodos”, agrega.
The Economist finaliza diciendo que exhibir expresidentes esposados a la opinión pública, como se pretendía hacer con Alan García, viola los principios democráticos del debido proceso.
“Viola la presunción de inocencia, una distinción crucial entre el Estado de Derecho y la Inquisición. Solo en ese sentido, la muerte de una figura política gigante por su propia mano debería provocar un replanteamiento por parte del poder judicial peruano”, acota.
Fuente: The Economist.

Encuentro de dos mundos

[Visto: 132 veces]

Pedro Sánchez, durante su visita a México el pasado enero

La traición de López Obrador mina la apuesta estratégica de Pedro Sánchez

Pedro Sánchez vio rápidamente en Andrés Manuel López Obrador un aliado en política internacional. Desde su elección, el Gobierno de España apostó por impulsar los lazos entre ambos ejecutivos al máximo. En diciembre, el jefe del Estado español asistió a la toma de posesión del nuevo presidente. Felipe VI fue, de hecho, el primer mandatario extranjero que López Obrador recibió como presidente. A la toma de posesión del presidente de Brasil, sin embargo, el Ejecutivo envió a la presidenta del CongresoAna Pastor.
En enero, Pedro Sánchez protagonizó una visita oficial al Estado americano. Y ambos mostraron, tanto en público como en privado, “una enorme sintonía”, según trasladaron desde las dos delegaciones. El socialista se convirtió en el primer mandatario extranjero en visitar a Obrador.
Sin embargo, la respuesta del presidente latino a España no fue igual de cordial, más bien supuso toda una bofetada. La carta que envió al Rey Felipe VI el 1 de marzo instaba al jefe del Estado a pedir perdón por la conquista de América. López Obrador se ratificó en rueda de prensa en su contenido. El Ejecutivo americano ni siquiera avisó a la embajada española de esta misiva, que sorprendió e indignó en Madrid.
Aún así, el Gobierno prefirió zanjar la polémica y asegurar que las relaciones entre ambos países seguirán siendo “fuertes, sólidas y fluidas”. Varios ministros sí dejaron claro que Felipe VI no tiene que pedir disculpas en absoluto.
Desde Buenos Aires, el ministro español de Exteriores, Josep Borrell, aseguró que “obviamente España no va a presentar esas extemporáneas disculpas“. Para el ministro “es un poco raro que en este momento se plantee pedir disculpas sobre acontecimientos ocurridos hace 500 años”. Por eso, España “no va a pedir a Francia que presente disculpas por lo que hicieron los soldados de Napoleón cuando invadieron España”. Ni tampoco los franceses exigen “disculpas a los italianos por la conquista de las Galias por Julio César”, aseguró irónicamente.
Mucho más duro, el portavoz del PSOE, Óscar Puente, llegó a afirmar en Twitter que él “creía que López Obrador era una esperanza para México… y puede acabar resultando un nacional populista más”.
Todos los partidos españoles rechazaron la postura del presidente mexicano menos Podemos, que lo apoyó de forma efusiva. El presidente del PPPablo Casado, lamentó que Sánchez “se ha equivocado de aliados en la política relacionada con Iberoamérica”. Y Albert Rivera, de Cs, calificó como “una ofensa intolerable al pueblo español” la carta. “Así actúa el populismo: falseando la historia y buscando el enfrentamiento”, concluyó. El ex portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, celebró la respuesta del Ejecutivo socialista: “El Gobierno por una vez ha estado a la altura”.
Desde México, el presidente se reafirmó en sus postulados e insistió en que no participará en ningún acto conmemorativo por los 500 años de la conquista hasta que “se resuelva este asunto”.
La revolución prometida por López Obrador durante la campaña que le aupó a la Presidencia nunca incluyó el revisionismo histórico que ahora demanda por carta. Por eso, este anuncio ha pillado a todos por sorpresa en América. Y más al comprobar, como su nuevo presidente se encuentra cada vez más aislado en el panorama internacional.
En su rueda de prensa diaria, López Obrador se reafirmó este martes en lo que dijo el lunes en Centla: “Con esto vamos a saber qué sucedió hace 500 años, si hubo o no agravios, o si, por el contrario, pensamos que no hay que disculparnos, que todo fue fortuito, normal, que no hubo violaciones de los derechos humanos. Todo eso debe analizarse, no en el afán de la confrontación, si no buscando que salga a la luz, que podamos pedir perdón y reconciliarnos”.
López Obrador negó que la carta haya sido filtrada desde su entorno, tal y como deslizaba el Gobierno español en su comunicado. Las pruebas, sin embargo, contradicen esta versión. Sólo así se entiende que el contenido de la misiva fuera difundido el mismo día que el presidente tenía previsto un acto en Centla, lugar donde se produjo la primera batalla entre indígenas y españoles.
Según pudo saber EL MUNDO, todo estaba preparado para lanzar en este escenario icónico su plan de “reconciliación”. Desde España, no se había preparado aún ninguna respuesta oficial.
Según apuntan varios medios mexicanos, en la sorprendente decisión de López Obrador tiene mucho que ver la primera dama, Beatriz Gutiérrez Muller, quien la semana pasada publicó su tesis doctoral en la que analizaba, con una mirada crítica, la obra del conquistador Bernal Díaz del Castillo La verdadera historia de la conquista de Nueva España.
La rueda de prensa de este martes fue más tensa de lo habitual. Un periodista mexicano le preguntó si este perdón que reclama a España se va a extender también a Francia (por la invasión) o a Estados Unidos (por el robo de tierras), a lo que López Obrador respondió: “Sí, pero lo valoraremos en su momento porque primero es el turno de los 500 años”.
La apuesta del presidente mexicano va muy en serio. Tanto que, según confirmó, no participará en ningún acto de conmemoración de la conquista. Tampoco acudirá al 500 aniversario de la fundación de la primera ciudad de la América continental, Veracruz, ya que “no puedo participar en un festejo, como jefe del estado, hasta que no aclaremos lo fundamental y se llegue a un acuerdo de reconciliación. Nosotros festejaremos la independencia (de la que se cumplen 200 años)”.
Eso sí, Obrador aseguró que este incidente “no pone en riesgo la relación bilateral” porque “para hermanarnos de nuevo hay que actuar con humildad, no con prepotencia”.
Fuente: Diario El Mundo.

Indígenas mexicanos a López Obrador: “Es una farsa, el primero que nos tiene que pedir perdón es él”

La relación entre el presidente mexicano y las comunidades originarias ha estado marcada, desde hace tiempo, por el desencuentro entre lo prometido en campaña y lo implementado durante su mandato. La carta enviada por Andrés Manuel López Obrador a Felipe VI y el Papa Francisco ha sido el último ejemplo de esta falta de coordinación ya que, según confiesa a El Mundo Óscar Shibayama, coordinador de la comisión política del Parlamento Nacional Indígena: “Nunca se nos consultó, ni se contó con nosotros para el envío de estas cartas”. Ahora que la polémica está servida con este asunto, los movimientos indígenas tratan de escapar de un debate que consideran “infructuoso” y reclaman a López Obrador que cumpla los compromisos que adquirió durante la campaña con las comunidades originarias.
El lema que acompañó a López Obrador hasta las elecciones fue Primero los pobres, y si alguien sabe de pobreza y exclusión en México, esos son los indígenas. En el país azteca no todos los pobres son indígenas, pero prácticamente todos los indígenas son pobres según se desprende un informe del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que señala que en México hay más de siete millones de indígenas, de los cuales, siete de cada 10 viven en situación de pobreza. Otro informe publicado en el 2016 por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), ahonda más en esta gran brecha social que padecen las comunidades originarias y apunta a que “el 77,6% de los indígenas no tienen acceso a la seguridad social y el 56,3% no tiene acceso a servicios básicos como agua, luz o alcantarillado”. Los datos son contundentes y las acciones para remendar esta situación hasta la fecha, más bien escasas.
Las presidenciales del pasado año fueron las primeras elecciones en las que se abría la puerta a nuevas formaciones políticas y un movimiento que quiso aprovechar esa oportunidad fue el Consejo Nacional Indígena, brazo político el Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Finalmente, su representante, Marichuy, no logró reunir las firmas necesarias para validar su candidatura. Junto a ella estuvo durante meses Betina Cruz, activista indígena, defensora de los derechos humanos y figura seguida y respetada por el indigenismo mexicano, quien confiesa a El Mundo que, desde el movimiento, no se sienten decepcionados: “Hicimos el trabajo que teníamos que hacer y demostramos que existe un sistema corrupto que protege los intereses económicos y no deja entrar a nadie más”.
Las diferencias entre López Obrador y los indígenas zapatistas se remonta a varios meses antes de las elecciones cuando el hoy presidente mantuvo una discusión con el líder militar de esta formación, el subcomandante Marcos, el cual llegó a asegurar: “Podrán cambiar el capataz, los mayordomos y caporales, pero el finquero sigue siendo el mismo”, en referencia al líder de Morena. Incluso Marichuy rechazó formalmente la invitación que le hicieron para integrarse a la campaña de López Obrador, alegando que forma parte de “el mismo sistema capitalista”. Una visión que también comparte Betina: “Durante la campaña planteaba una cosa que ahora estamos viendo que no era real. Todas sus acciones van dirigidas a seguir con la explotación, el despojo y a no respetar a los pueblos indígenas”.
Betina se refiere a los grandes proyectos de infraestructuras que López Obrador va a desarrollar en el sur del país, entre ellos, varios trenes y estaciones hidroeléctricas. Para ello, el presidente mexicano ha refrendado su construcción con la celebración de consultas populares que, aunque ha ganado en líneas generales, han sido reprobadas por las poblaciones que se verán afectadas por su construcción. La contaminación del medio ambiente y la expropiación de tierras es algo que, lógicamente, temen en esta parte del país, de donde Betina es originaria: “Esos trenes sólo servirán para saquear nuestros bienes naturales y dividir a nuestra población”, argumenta. Óscar Shibayama valora esta situación de una manera más positiva, ya que cree que las obras traerán “prosperidad y puestos de trabajo a la región”. Además, según adelanta a El Mundo, en las próximas semanas anunciarán un gran acuerdo con López Obrador para lograr “que una parte importante de los beneficios económicos de estos proyectos vayan a parar directamente a los bolsillos de las comunidades originarias”.
Cuestionado sobre el asunto que ha copado la actualidad informativa en los últimos días, Shibayama confiesa que, en el Parlamento Nacional Indígena que representa, “hemos platicado mucho de este asunto y el sentir general es que no era necesario entrar en un conflicto con España a estas alturas. No se puede exigir un perdón actual por acciones que en su momento fueron realizadas. Hay otras formas de que se nos empareje socialmente y ésta, yo creo que responde a una estrategia mediática por parte del presidente”.
Betina Cruz va un poco más allá y confiesa que, cuando conoció la noticia, “me dió risa”. Para ella, sí serían pertinentes unas disculpas de la Corona española pero no entiende que sea precisamente López Obrador quien lo demande: “Es una farsa, el primero que nos tiene que pedir perdón es él a nosotros y cambiar ese estado de exclusión en el que hemos vivido los indígenas en México durante los últimos 500 años”.
El indigenismo mexicano se encuentra dividido por la actitud de un presidente que prometió acabar con la desigualdad y que, en la práctica, parece más interesado en seguir fomentando su política de gestos. El perdón reclamado a España no va a solucionar ninguno de los graves problemas a los que se enfrentan las comunidades originarias hoy en día, tal y como sostienen en el Parlamento Nacional Indígena, quienes más bien, reclaman a López Obrador políticas reales y efectivas que les ayuden a salir adelante: “Necesitamos que se mejoren los accesos a nuestra región, si tenemos que atravesar caminos de tierra seguiremos lejos del desarrollo. También queremos que se nos incluya en el desarrollo educativo y que se nos facilite el acceso a las telecomunicaciones”, asegura Shibayama, antes de finalizar una llamada telefónica marcada por la sorpresa, la indignación y la incertidumbre a la que les tiene acostumbrado el nuevo presidente mexicano.
Fuente: Diario El Mundo.

Brillante respuesta de Vargas Llosa a López Obrador: “¿Por qué México tiene aún tantos indios explotados?”

El premio nobel Mario Vargas Llosa aseguró que el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, se debió de escribir a sí mismo la carta en lugar de pedir al rey de España que se disculpe por los abusos cometidos en la conquista ya que todavía hay miles de indios explotados en su país.
Así lo dijo el premio Nobel de Literatura peruano durante su discurso en la ceremonia inaugural del VIII Congreso de la Lengua Española y que ha sido presidida por el rey Felipe VI y el presidente argentino Mauricio Macri.
El escritor peruano hacía referencia a la carta que López Obrador remitió al rey de España y al papa Francisco, pidiéndoles una disculpa por los abusos cometidos por los españoles durante la conquista.
“Tengo la impresión –señaló– de que se equivocó de destinatarios, debió enviarse la carta a él mismo y responder a la pregunta de por qué México, que hace cinco siglos se incorporó al mundo occidental gracias a España, tiene todavía tantos miles de indios marginados, pobres, ignorantes, explotados”.
“Es una pregunta que se puede hacer a casi todos los presidentes latinoamericanos”, indicó el escritor, que agregó: “El problema no esta allá, en el pasado, ese problema no es el de los españoles de hoy, los que se quedaron en España”.
Según Vargas Llosa, casi ninguno de los países latinoamericanos ha resuelto la “injusticia proverbial” de los indios en América, ni siquiera aquellos con una gran población aborigen ni las poblaciones amazónicas donde siguen viviendo “en la edad de piedra”.
“Pero el problema no esta allá, en el pasado de hace 500 años, está vivo, hoy, y nos golpea la conciencia a los latinoamericanos” por la incapacidad de resolverlo, recalcó. El problema “no es el de los españoles de hoy, los que se quedaron en España; afecta fundamentalmente a los españoles que vinieron y se quedaron aquí, los abuelos, bisabuelos y tatarabuelos de López Obrador y los míos y los de millones de latinoamericanos que estamos orgullosos de tener ancestros españoles”, insistió Vargas Llosa.
El presidente mexicano “no parece informado de que las grandes matanzas de indios no fueron solo en los años coloniales, algunos países como Argentina, Chile o la propia Perú cometieron matanzas espantosas de indios durante la República y que se han seguido cometiendo en la Amazonía en la época del caucho”, recalcó.
“Ojalá –deseó– que cuando acabe su mandato López Obrador los indios mexicanos tengan mejores condiciones de vida, hayan obtenido más oportunidades, mayor educación, de tal manera que se haya levantado esa losa que les ha tenido discriminados a lo largo de tanto siglos”.
Los historiadores, lingüistas, sociólogos no se ponen de acuerdo sobre cuántas lenguas existían en América a la llegada de los españoles y portugueses, y las sitúan entre 1500 y 3000, recordó Vargas Llosa, que aseguró que los americanos “no se entendían y entonces se entremataban. Era una torre de Babel cuando llegaron los europeos y bañada en sangre”.
Pero las controversias que ha generado la conquista desaparecen cuando se trata de la lengua: “nadie, creo, discute la importancia que significó para América el unir en una sola voluntad de expresión, en una sola lengua la extraordinaria diversidad que caracterizaba a este continente”, sostuvo el escritor y académico.
La lengua española no solo es un instrumento de comunicación, “también son ciertos valores, conocimientos, porque con la cultura y con lengua españolas llegaron a nuestras costas muchas otras cosas”.
En este sentido indicó: “Llegó Grecia, Aristóteles y Platón y Roma con sus juristas, el Renacimiento y valores que son lo mejor de esta cultura occidental de la cual es parte integrante y protagonista el español: la libertad, los derechos humanos y una conciencia moral que juzga nuestros actos”.
Fuente: www.libertaddigital.com

Pantaleón y las visitadoras

[Visto: 303 veces]

“Hay que legalizar las drogas”

Por Salvador Alejandro Jorge del Solar Labarthe- Diario El Comercio.
Hay que exigir el fin de la costosísima y fracasada política de criminalización de las drogas. Motivos sobran desde hace mucho. Pero si hacía falta uno que fuera suficientemente poderoso, sucedió hace dos meses, en el municipio de Iguala, en México, donde las autoridades políticas y policiales resultaron tan indiferenciables del narcotráfico y de sus métodos que se encargaron de manera conjunta de la desaparición de 43 aspirantes a profesores de primaria.
Si ver a la política tomada por la mafia y a la educación convertida en sentencia de muerte no nos hace reaccionar, quizá debamos proponer la abolición de las elecciones y admitir que los cárteles designen directamente a nuestros líderes políticos. Porque si algo ha quedado demostrado, es que la criminalización de las drogas no conduce a una disminución efectiva de la producción, el tráfico ni el consumo de las mismas, sino más bien al incremento del número de presos, de la cantidad de asesinatos y de la corrupción; es decir, al propio crecimiento del crimen; a la criminalización de la sociedad misma. 
Por eso, las importantes propuestas del presidente mexicano, con reformas a las fuerzas policiales y medidas para brindar mayor transparencia y erradicar la corrupción, son garantía de la más absoluta irrelevancia. Tanta, que el eco de quienes exigen su renuncia podría tornarse ensordecedor. El camino a seguir, y cada vez es más absurdo postergarlo, es el de la legalización de las drogas. No de la marihuana solamente, como ya viene ocurriendo en algunos de los estados de la unión americana y en Uruguay, sino de todas las drogas. Se trata de un camino que no debería asustarnos, por múltiples razones.
Para comenzar, porque lo que de verdad da miedo es la situación actual, que es fruto de la criminalización. En segundo lugar, porque, si lo que nos preocupa son los efectos nocivos en la salud de las personas, sabemos que la prohibición no disminuye el consumo, así como la legalización, a la larga, no tendría por qué incrementarlo (el caso de Portugal, que desde el año 2001 despenalizó el consumo, aunque no el tráfico, así lo indica). En tercer lugar, porque legalizar no significa desregular, y sabemos ya lo que es convivir con un mercado regulado de drogas tan dañinas y adictivas como el alcohol y el tabaco. En cuarto lugar, porque la legalización sometería a productores y comercializadores a las responsabilidades de un mercado regulado. Y, por último, porque, además de permitir el ahorro de los recursos destinados a una guerra perdida, significaría mayores ingresos para el Estado, por los impuestos que recaudaría.
La legalización de las drogas no va a terminar con la corrupción ni nos va a convertir en un país desarrollado. Pero nos liberaría de un poderoso enemigo como el narcotráfico, que podría acabar con nuestros intentos de construir una sociedad democrática, y que nunca podremos vencer de otra manera.

Fabiana Andreina Rosales Guerrero

[Visto: 197 veces]

Resultado de imagen para maduritis aguda guaidol forte

Fabiana Rosales contó cómo cambió su vida junto a Juan Guaidó: “Ambos estamos comprometidos con lo mismo”

La esposa de Juan Guaidó y activista política Fabiana Rosales contó detalles y anécdotas sobre cómo cambió su vida desde que su marido asumió como presidente interino de Venezuela.
Durante una entrevista en el programa de Univisón “Despierta América” con las periodistas Satcha Pretto y Karla Martínez, Rosales contó los retos a los que se enfrentó la pareja desde el 23 de enero de 2019, el día que su marido desafió al régimen de Maduro y asumió como presidente encargado del país caribeño.
La periodista y activista política, de 26 años, contó cómo comenzó la historia de amor con quien se convertiría en su marido y en el padre de su hija. “Ambos estábamos comprometidos con lo mismo”, explicó. “Nos conocimos en la lucha política. Estábamos convencidos de que había que cambiar la realidad si queríamos permanecer en Venezuela. Ese camino de lucha nos llevó por una historia que se convirtió en una historia de amor y nos trajo acá después de 7 años”.
Rosales también explicó cómo cambió su vida desde el 23 de enero.”Cambió radicalmente”, aseguró. “Durante mucho tiempo estuvimos en la política, pero nunca habíamos estado en el frente. Desde el 23 de enero todo cambió. El mundo empezó a conocernos. Empezamos a ver como la esperanza de la gente se retomó. Como cada quien vuelve a creer en si mismo. Como cada quien vuelve a sentir lo que sentíamos hace mucho tiempo y que lo habíamos perdido. Es una mezcla de emoción de esperanza, de emoción, alegría, esperanza. Y todos esos sentimientos los habíamos perdidos”.
Rosales también habló de la profunda crisis que atraviesa su país y dijo que lo que más le duele es “sin duda como se ha perdido la sonrisa”.
“Yo veo niños comiendo de la basura. Y un niño en estado de desnutrición es un niño que no sonríe. Ese es uno de nuestros mayores retos: devolverle a los niños la sonrisa, devolverles la esperanza”.También habló sobre las dificultades de lidiar entre sus responsabilidades políticas y sus deberes como madre de Miranda Eugenia, se hija de dos años. Sin embargo, aseguró que la niña “ha asumido esto con muchísima madurez, nos sorprendió a todos”.
Guadió y Roales al salir de la celebración del miércoles de cenizas en la basílica de “San Pedro Apostol” de Caracas  (YURI CORTEZ / AFP)Rosales admitió que separarse de su hija para acompañar a Guaidó en su gira por Latinoamérica no fue fácil.”Era la primera vez que me separaba de mi niña. Tenían que ser dos días y fueron dos semanas”, dijo. “Fue duro. Duro para ambas. Por primera vez estar lejos, vernos pocos minutos por videollamada. Para mi fue muy duro como mamá, para ella fue difícil como bebé. Pero lo asumió con una madurez, se quedaba muy tranquilita. Mi mamá me contaba que después se ponía un poco triste. Yo, en llanto cuando colgaba. Me hacía mucha falta abrazarla, despertarme con ella, dormir con ella”.
También habló sobre su fe y dijo se una mujer agradecida “por los nuevos días”. “Porque me despierto con mi esposo y mi hija a mi lado. Porque cuando salgo a la calle hoy la gente está llena de felicidad y esperanza. Doy gracias por la familia que tengo, la gente que me rodea, los mensajes que recibo”.
También explicó cómo apoya a su esposo en su lucha. “Todos avanzamos. Todos los días se logran pequeñas victorias. Se está construyendo algo muy grande. Él tiene mi total respaldo en cada paso que decide dar. Así lo he hecho y así lo seguiré haciendo. En los momentos más duros y más felices hemos estado juntos. Yo lo veo como una etapa más en la que vamos a enfrentar y superar como se debe y vamos a reconstruir”.
También dio detalles sobre la faceta más intima de Juan Guaidó y sobre su relación. “Con una mirada ya entiendo lo que quiere decir”, aseguró. “Siempre fue muy romántico. Muy detallista. Desde que nació nuestra hija se permite llorar. Se permite abrazar. Siempre me dice “chiqui”, yo le digo Juan”.
“Ni la edad, ni la distancia, ni nuestro estilo de vida, ni la lucha política nunca han sido una barrera entre nosotros”, aseguró.
Finalmente, consultada sobre qué le gustaría que su hija dijera de ella, dijo: “Que está muy orgullosa de su papá y de su mamá. Y que sus papás construyeron y le dejaron la mejor herencia, que es un país libre”.
Fuente: Infobae.

Los “caviares”

[Visto: 297 veces]

Los “caviares”. Sine ira et studio

Sine ira et studio

Por HUGO NEIRA-www.elmontonero.pe
La expresión latina sine ira et studio significa pensar y escribir sin resentimiento. Los que siguen mis crónicas habrán notado que rara vez o nunca he usado ese vocablo. Pero es un hecho. Un peruanismo que requiere un mínimo análisis. El caviar, huevos de esturión, no es nada del otro jueves. ¿Por qué su fama? Manjar apreciado por ser caro. Signo de poder, como el champán.
Para mí fue sorpresa. Regresando de Europa en el 2003, invitado a una embajada, escuché por vez primera el vocablo “caviar”. Y no me gustó para nada. Entre el muy seleccionado público había un invitado, un dirigente mestizo de una izquierda muy conocida y potente, bajito, bien encorbatado y entonces escucho a alguien decir: «¿Qué hace este aquí?» «Viene porque quiere comer caviar». El desdén por el político, para ellos intruso, de esa tarde me pareció doblemente inaceptable, por clasista y racista.
En política abundan los apodos. Recordemos a Jean Baudrillard: “La izquierda divina”. Etiqueta para gente famosa en París y de origen popular, como el actor Depardieu y el roquero francés Johnny Hallyday, y lo que tenían en común. Cada primero de mayo iban a animar la enorme fiesta que montaba el Partido Comunista de Francia. El gesto de las dos stars significaba que, ricos y célebres, no negaban sus orígenes. Lo de «divina» es reconocimiento. Lo de “caviar”, en Lima, es silbatina.
Hay una historia. Hasta finales del siglo XX, en Perú, en los diversos partidos comunistas, hubo todo tipo de gente; obreros, docentes y aquellos venidos de clases medias altas o incluso de familias acomodadas. Por ejemplo, Francisco Moncloa, subdirector del Expreso que Velasco expropia y entrega al sindicato, tenía una librería en la plaza San Martín, y fue un promotor del IAC. Ricardo Letts Colmenares funda Vanguardia Revolucionaria. El PC lo lidera Jorge del Prado. ¿Qué eran, qué éramos? Militantes. Eso que ni amarrado es un “caviar”.
¿Había que ser intelectual? Al pensamiento peruano poco se le ha estudiado. De esa temática me ocupé en «la liturgia de pensar». (Hace de eso 23 años, en Hacia la tercera mitad.) Dije que esa capa social había examinado industriales, comunidades indígenas, el Estado oligárquico, pero «poco dicen de sí mismos». Ahora bien, si los “caviares” son intelectuales, no todos los intelectuales son “caviares”. Y citaré para esta crónica las opiniones de Pásara, entre ellas, «la catolización de la izquierda». Y el estudio de Osmar Gonzáles, Señales sin respuesta.
Hubo una izquierda nacida para enfrentar a la oligarquía y a la vez, al APRA. Pero, algo ocurrió. La revolución -por arriba- de las Fuerzas Armadas. «Y eso los hace vivir una época post-oligárquica» (Gonzales). Una serie de cataclismos sociopolíticos, Velasco, Sendero Luminoso y Fujimori. Tres estrategias distintas. Y todo cambia. Y entonces, para Pásara, «aquellos militantes radicalizados que quedaron desubicados luego que la DC (Democracia Cristiana) decide apoyar las reformas del velasquismo, estuvieron intelectualmente más dispuestos a sustituir la visión global del catolicismo por la también holística del marxismo». Lo del catolicismo que observa Pásara no es volverse protestante o ateo. Es otra cosa. Indica un desplazamiento del hábito de la intransigencia religiosa al campo de la política. Entonces, describe Pásara, «la elite se siente dueña de la verdad, no hay lugar para la discusión». Y alejados de las masas, «espacios cerrados, centros de investigación, las universidades».
Osmar Gonzales, formado nada menos que en el Colegio de México, dedica uno de sus libros «a los zorros y el pensamiento socialista en el Perú». Y como buen investigador, estudia minuciosamente la infancia y juventud de Rolando Ames, Sinesio López, Carlos Iván Degregori, Manuel Córdoba, Alberto Adrianzén. Un par de cuestiones simples. ¿En qué colegios estudiaron, qué eran sus padres? Y resulta que tienen en común colegios de curas, de curas franceses o de jesuitas de la Inmaculada. Me temo que no se lo hayan perdonado. En fin, ya sabemos dónde aprendieron la intolerancia. Y el hábito de decidir quién es “correcto” o incorrecto. Se hicieron marxistas porque necesitan un dogma. Y demonizar a sus rivales.
De la lista de “caviares”, sacaría dos intelectuales. Alberto Adrianzén, que rompió sus lazos, «ni reformadores ni revolucionarios». Y a Iván Degregori. “Los hondos y mortales desencuentros” es lo mejor sobre Abimael Guzmán. La meta no era una revolución en el Perú, sino salvar al comunismo. Desde Ayacucho. El delirio.
Rochabrún había notado que se separaban «bases y dirigencias». En efecto, el mito proletario se desvanece cuando en los ochenta «los caballos de Troya de los invasores» (J. Golte y Norma Adams) andinizan Lima y la cultura chicha reemplaza a lo criollo. Si los zorros se habían extinguido, ¿por qué no una “nueva izquierda”? ¿Quién más claro que Flores Galindo? Sin embargo, la ve «sin faros ni mapas» (Tiempo de plagas). Desde entonces, un cierto tipo de pensar con sinceridad se apaga. Siento decirlo.
No tienen partido, demasiado lejos del pueblo. Tampoco son “comunidad epistemológica”, eso para Oxford o la Sorbona. O para la inteligencia que no es “caviar”. En ellos no va a amanecer una teoría del Perú actual. Influyen, gracias a su mundanidad, a las ONG y los medios, y lo que aprendieron en las escuelas con curas: los contactos sociales. Pero mientras actúan -la política como escena teatral- no habrá una izquierda real. Ni lo que reclamaba Basadre, un «Estado en forma». Sus privilegios impiden la meritocracia, tras la proliferación de sus consultorías. Seguirán prendidos de las pobres ubres de un débil Estado. En resumidas cuentas, un modus vivendi. Una manera de vivir. Nada que ver con la otrora grandeza de la izquierda y su capacidad de sacrificio: Béjar, o Letts con sus exilios. Hoy, son una limeñada que parece salida no de Lenin sino de las Tradiciones de Ricardo Palma.

Presidente de la República, Martín Vizcarra, recibido por el Rey de España, Felipe VI. Foto: Casa Real.

Numerosa comitiva, con congresistas y ministros, viajan en avión presidencial a España

Visitas a museos, ofrendas florales y asistencia a Feria ARCO cubren 90% del programa
El presidente de la República Martín Vizcarra partió el último sábado 23 rumbo a España en el Avión Presidencial (Boeing 737-500 FAP 356) con una numerosa comitiva, a la que se suman siete congresistas, tres ministros y varios funcionarios del gobierno. Los viáticos y pasajes sobrepasan los US$ 110 mil.
Entre los congresistas invitados están el Alberto Oliva de la bancada oficialista (aunque renunciante al partido PpK), César Vásquez y Gloria Montenegro del partido Alianza por el Progreso, Maritza García de la bancada Cambio 21, Alberto de Belaúnde y Francesco Petrozzi de la bancada Liberal y Leyla Chihuán del partido Fuerza Popular.
También acompañan a la comitiva los ministros de Relaciones Exteriores, Néstor Popolizio; de Cultura, Rogers Valencia, y el de Transportes y Comunicaciones, Edmer Trujillo.
Image and video hosting by TinyPicJunto al presidente Martín Vizcarra y la primera dama Maribel Carmen Díaz, también acompañan a la comitiva el Jefe de la Casa Militar, general Wuilliam Flores Zúñiga; el Director General de la Oficina de Protocolo, Félix Arturo Chipoco Cáceda; el asesor de Asuntos Internacionales, Carlos Manuel Gil de Montes Molinari; la jefa de prensa, Mónica Moreno; la directora de la Oficina de Apoyo al cónyuge del presidente, Claudia Elizabeth Guevara De la Jara: el jefe de seguridad, Joseph Francisco Delgado Sáenz; los periodistas de IRTP Tanus Simons Tejada y Raúl Cachay Carpio; el Director General de Protocolo y Ceremonial del Estado, Jorge Eduardo Román Morey; el Director de Ceremonial de Relaciones Exteriores, Jorge Efraín Lazo Escalante; la Directora General de Europa, Cristina María del Rosario Ronquillo de Blodorn; el Director Ejecutivo de la APCI, José Antonio González Norris; los funcionarios de Promperú, Walter Manuel Vizarreta Vilcarromero y Daniel Ricardo Cavero Gamarra.Caricatura del día #1180El viaje comprende una parada en Lisboa para una ceremonia en la Plaza del Imperio y una Ofrenda Floral ante la tumba de Luis de Camoes (25/02/19), mientras que en Madrid visitarán la Feria de Arte Contemporáneo-ARCO, en donde Perú es país invitado. En la capital española también visitarán el Museo Reina Sofía, la exposición de la colección fotográfica del empresario peruano Jan Mulder y la muestra “Cultura Nazca” de la Fundación Telefónica, así como asistirán a la develación del busto de César Vallejo, realizarán una ofrenda al Monumento los Caídos por España, etc.
Además está la tripulación del avión presidencial: los coroneles FAP Marco Antonio Aparicio Baca, César Augusto Macedo García, Oscar Guillermo Delgado Gonzales, Víctor Alfredo Vargas Blacido, Carlos Manuel Zamora Cavero y Fernando Velásquez Portella; los comandantes Gonzalo Gualberto Huanqui Valcárcel y Fidel Ernesto Castro Herrera; los técnicos de primera FAP Elvis Teddy García Reategui y Orlando Valencia Maldonado; el suboficial de primera José Elías Roncagliolo Capcha; el técnico inspector Manuel Acosta Quispe; el técnico de segunda Julio César Román Rivera, y los personales civiles Rosa Liz Gonzales Ruiz, César Adolfo Bances Dávila, Liria Sofía Delgado Wong, Alessandra Trucios Cornejo y Stefania Antonella Arfinengo Mesones.
Fuente: www.gatoencerrado.net

Mariátegui, la aventura del hombre nuevo

[Visto: 143 veces]

Belga Servais Thissen.

Servais Thissen

Desde mayo está en circulación el libro «Mariátegui, la aventura del hombre nuevo» (Editorial Horizonte, 2017), del fotógrafo de origen belga Servais Thissen. Esta es la primera biografía ilustrada del pensador peruano más importante del siglo XX y su lanzamiento coincide con el centésimo vigésimo tercer aniversario de su nacimiento, celebrado el 14 de junio pasado.
El libro reúne varias características que lo convierten en un acontecimiento editorial de la máxima importancia. En primer lugar es hasta ahora la biografía mejor documentada del fundador del Partido Socialista Peruano, lo que es un gran mérito si se tiene en cuenta los rigurosos trabajos previos, de Guillermo Rouillón. Genaro Carnero Checa, Ricardo Luna Vegas, o los menos cuidados, pero documentalmente valiosos de Armando Bazán o María Wiesse. Pero su característica más importante es que es la primera vez que el énfasis está puesto en el hombre a solas y no en el hombre y su pensamiento. Si bien este último es de inevitable abordaje tratándose de un biografiado en el que su intimidad es inescindible de sus ideas, el libro aporta una cronología de la vida de Mariátegui bastante pormenorizada, pero sobre todo desprovista hasta donde es posible de cualquier juzgamiento intelectual.
Se ha escrito mucho sobre este pensador, pero casi siempre desde la óptica deshumanizada de sus ideas, desde la diatriba o desde la apología desvergonzada. Al centrarse en el alma, al poner la luz sobre la forma de ser del hombre, el libro logra una representación de José Carlos Mariátegui casi inédita hasta hoy, pero tal vez mucho más cercana a su compleja identidad y realidad. Es tan inédita como gran parte de las más de quinientas fotografías que acompañan el texto, y que lo dotan de la vitalidad propia de un álbum familiar.
Thissen nos muestra un Mariátegui distinto al ya conocido, con una niñez melancólica y triste, con una vanidad intelectual de muchacho que no sabe ser modesto, con un artista que buscó ser poeta (el libro publica por primera vez algunos poemas), dramaturgo (desde muy joven escribió y llegó a ver representadas sus obras de teatro), crítico de arte, entre otras tantas aspiraciones, y que no siempre fue un virtuoso en esos ámbitos. Mariátegui no fue solamente el niño enfermizo que terminó de adulto en una silla de ruedas, ni se reduce al autodidacta que no comparte el llamado “espíritu universitario”. No es solo aquél que hace casi cien años dormía en una celda acusado de iconoclasta y hereje mientras Lenin hacía avanzar la revolución de octubre de modo casi inexorable.
Los extremismos de derecha, pero también los de izquierda, han llegado a convertir al hombre en mito y en muchos casos han estado a punto de arrojarlo a las profundidades del lugar común, el cliché o el panfleto. Por supuesto han existido también esfuerzos académicamente serios por entender su contexto y su ideario. Entre ellos destacan la «Introducción a los 7 ensayos», de Jorge Basadre (1979) o «La agonía de Mariátegui», de Alberto Flores Galindo (1989), entre otros. Sin embargo, no hay que perder de vista que para mantener vivas las ideas de Mariátegui hay que intentar matarlas, tal vez con pasión; es necesario cuestionarlas, rebatirlas, reposicionarlas, ubicarlas en el nuevo contexto, someterlas al fuego del paso del tiempo y a la fuerza de horadación de lo nuevo. Mucho de lo que él planteo ha perdido vigencia o puede entenderse como meros errores de apreciación. No hay forma de negar eso llegado el momento. Pero Mariátegui es mucho más que sus errores o sus aciertos.
Es un hombre apenas (es un decir) «con la fe apasionada, riesgosa, heroica de los que combaten peligrosamente por la victoria de un orden nuevo», y eso ni de lejos es poco. Esta pasión no es solo intelectual sino también espiritual. Pocos hombres como él entendieron con tanta claridad el necesario vínculo entre las ciencias, la política y las artes. Hay en él una sensibilidad espiritual, artística, nacida de su voracidad de lector infantil, asentada en sus años de niño prodigio del periodismo, expresada en su máximo esplendor en su edad madura, cuando intentó mostrar el camino hacia un mundo nuevo.
Thissen precisa que en «La aventura del hombre nuevo», la palabra “aventura” «no significa un simple suceso o un acontecimiento fortuito (…) su sentido es más profundo, es el de la hazaña por realizar, el camino hacia un gran objetivo, la búsqueda de un ideal por alcanzar y este ideal es el hombre nuevo que la sociedad debe construir, basado en valores como la solidaridad y la justicia. A José Carlos le gustaba la personalidad del aventurero (…) Creo que la vida de Mariátegui constituye una gran hazaña y él representa, con justa razón, esa aventura del hombre nuevo».
ESCRIBIR DESDE LA ADMIRACIÓN
Servais Thissen reside en el Perú desde hace cincuenta años y ha fundado dos colegios. Aficionado a la fotografía, se ha dedicado a la investigación de fotógrafos importantes como Max T. Vargas, Martín Chambi y Teófilo Hinostroza, sobre el último de los cuales ha publicado el libro «El Perú profundo». Su curiosidad por Mariátegui nació también desde este arte; su trabajo de recopilación de las fotografías sobre el Amauta lo llevó a profundizar en su vida y obra y a preparar durante varios años la presente biografía ilustrada. Esta obra, en realidad, puede ser vista como el homenaje de un extranjero que ahora es tan peruano como cualquiera, que apenas puso los pies en Lima quedó deslumbrado, primero, por el diseño gráfico de la revista «Amauta», y luego por la calidad de su contenido y por la pluma de su director.
Sin embargo, a pesar de que cada hoja del libro rezuma admiración, Thissen ha sido capaz de convertir ese sentimiento en una lealtad al mensaje más hondo de Mariátegui: que todo debe ser creación heroica; que tenemos la obligación de pensar el presente asumiendo con profunda convicción la obligación de decidir nuestro futuro por nosotros mismos.
Fuente: Suplemento SEMANA del diario EL TIEMPO de Piura el 25 de junio de 2017.