Archivo de la categoría: Antropología de la Religión

Factor religioso como fenómeno humano

Obispo contra Bolsonaro

[Visto: 132 veces]

Por Felipe Moura- Brasil
No se trata solo de que el PT tenga autoridades eclesiásticas para legitimar sus narrativas políticas. Hace años, Lula fue grabado diciendo lo siguiente: “¿Pero por qué llegué a dónde llegué? Porque tengo un movimiento detrás de mí. Tengo detrás a gran parte de los estudiantes, de PT, CUT, la base de la Iglesia Católica”.
Lula también dijo que era “fruto de la teología de la liberación, de los dirigentes sindicales”.
El obispo que, para deleite del PT, acusó a Jair Bolsonaro de difundir “la violencia, el odio, el racismo, la homofobia y los prejuicios contra las mujeres y los pobres”, Dom Reginaldo Andrietta, de la diócesis de Jales, en el interior de São Paulo, es uno de los favoritos de Base lulista, porque, como todo teólogo de la liberación, le da al Evangelio un sentido político de “lucha de clases”.
Ya firmó un manifiesto y escribió un artículo, por ejemplo, contra la reforma de las pensiones del gobierno de Michel Temer, leído y ensalzado en noviembre de 2017 en la galería del Senador PT Paulo Paim.
Para Andrietta, la reforma “reduce los derechos constitucionales y amenaza la vida de millones de brasileños, especialmente los más pobres”.
El barniz ideológico de sus artículos también se desprende de los ataques “contra la aplanadora de las medidas económicas neoliberales”. Ejemplo: “Los seres humanos tienden a reproducir modelos de vida esclavizantes, como lo hicieron en el Brasil colonial e imperial, y continúan ocurriendo hoy, en forma neoliberal, sometiéndonos al poder del gran capital, especialmente financiero”.
Usar posiciones políticas de teólogos de la liberación (o similares) alineados con el PT para erosionar a un oponente como Bolsonaro con el electorado cristiano es solo un ejemplo del cinismo del PT.
La “biblia” de estas autoridades eclesiásticas es el marxismo que, bueno o malo, combate Bolsonaro.

¿Por qué repunta Bolsonaro?

Por Esther Solano Gallego– Revista Nueva Sociedad.
A pesar de la cantidad de muertes y de la pésima gestión de la pandemia de covid-19, la aprobación de Jair Bolsonaro crece. No solo mantiene la fidelidad de sus votantes duros, sino que recibe la aprobación de parte de la población más pobre del Nordeste, a la que ha dirigido programas sociales de emergencia. Los cambios en la estrategia bolsonarista y los errores de la oposición progresista explican mucho de lo que está sucediendo en Brasil.
Las últimas encuestas de diferentes institutos de opinión pública son claras: la popularidad de Jair Bolsonaro es la mayor desde que asumió su mandato. Si bien se plantea una duda metodológica muy pertinente, y es que la pandemia ha obligado a que todas estas encuestas se realicen por teléfono y esto dificulta mucho el acceso a la población brasileña más empobrecida, lo cierto es que las más de 120,000 personas muertas parecen no pasarle factura al presidente de Brasil. ¿Cómo es esto posible?
Fieles, críticos y arrepentidos
Para entender las razones por las que 57,8 millones de brasileños votaron por Bolsonaro, dividimos a sus votantes en dos categorías: votantes radicales, que hoy en día constituyen entre 10% y 15% de su base de apoyo, y votantes moderados, la gran mayoría de su base electoral. Los primeros, el núcleo duro bolsonarista, son fundamentalmente hombres blancos, de clase media-alta, del sur-sureste del país y de entre 25 y 45 años. Tienen una adhesión emocional y psicológica absoluta a Bolsonaro y a su proyecto, no solo en lo político, sino también en lo vital, lo que significa compartir su visión del mundo violenta, racista, LGBT-fóbica y machista. Pero ¿por qué muchos de los más moderados aún continúan confiando en un presidente tan abyecto?
Bolsonaro representa una tendencia política antisistémica y antipartidista. Así, su imagen se constituye como la del outsider, como el único político honesto que, genuinamente, quiere luchar contra un sistema corrupto. Al día de hoy, uno de los legados más problemáticos de la operación Lava Jato es una intensa criminalización de la política que caló hondo fundamentalmente en las clases medias tradicionales brasileñas, que compartían la visión del entonces juez Sérgio Moro como el héroe anticorrupción. Gran parte del público fiel a Bolsonaro continúa manteniendo su apoyo no tanto porque confía plenamente en el presidente o porque está totalmente satisfecho con su gestión, sino porque no reconoce otra alternativa política o electoral viable justamente por entender que el sistema en su conjunto está intrínsecamente corrompido. Bolsonaro todavía es visto por este público como honesto y auténtico.
Para entender cómo se comporta su base electoral moderada, emprendimos junto con Camila Rocha una investigación en la que clasificamos a este electorado en tres categorías: fieles, críticos y arrepentidos. Veamos los argumentos de cada grupo. Además de la honestidad, los argumentos que los más fieles repiten cuando justifican su apoyo son muy recurrentes: a) «en comparación con los 14 años de gobiernos petistas, Bolsonaro aún no ha tenido tiempo de gobernar»; b) «el Partido de los Trabajadores (PT) dejó el país destruido política, económica y socialmente, por lo que recomponerlo no es una tarea fácil»; c) «cuando Brasil empezó a encarrilarse, llegó la pandemia y todo se detuvo»; d) «Bolsonaro hace todo lo posible por mejorar la situación del país, pero la persecución permanente que sufre por parte de la prensa, los políticos de oposición y el Tribunal Supremo [unos de los principales enemigos de presidente] hacen que no consiga gobernar».
Sin embargo, es entre la clase media y alta más «lavajatista» donde Bolsonaro perdió más adhesión. Esta población recibió como un duro golpe la dimisión del ministro Moro, a cargo de la cartera de Justicia y Seguridad Pública, el 24 de abril de 2020, tras acusar a Bolsonaro de interferencia política en el nombramiento del director de la Policía Federal a fin de proteger a sus hijos de las investigaciones llevadas a cabo sobre ellos. A su vez, los hijos de Bolsonaro son uno de sus mayores problemas. Varios procesos pesan sobre los tres que tienen representación política. Sobre Flávio Bolsonaro, senador por Río de Janeiro, pesan acusaciones de realizar transacciones financieras ilegales por valor de 1,2 millones de reales (más de 200,000 dólares). Sobre Carlos Bolsonaro, concejal por Río de Janeiro, pesan dos acusaciones: la primera por nombramiento de cargos fantasma en su gabinete y la segunda, la más importante en este momento, por ser uno de los supuestos coordinadores de la campaña de noticias falsas a través de millones de mensajes ilegales durante la campaña electoral. La misma acusación de coordinar el esquema masivo de noticias falsas pesa sobre Eduardo Bolsonaro, diputado federal por San Pablo. Esta última investigación sobre fake news electorales es la que más preocupa en Brasilia, ya que el Tribunal Supremo Electoral ha abierto un proceso de impugnación de la candidatura Bolsonaro-Mourão sobre la base de esta investigación.
Además de la frustración por la salida de Moro y de su visión negativa de los hijos del presidente, quienes votaron por Bolsonaro y ahora están decepcionados o arrepentidos presentan los siguientes argumentos: a) «Bolsonaro no cumple con el decoro que su función exige, es excesivamente violento, autoritario, histriónico en su forma de conducir el gobierno y con sus polémicas continuas causa gran inestabilidad»; b) «la gestión de Bolsonaro de la pandemia de covid-19 es irresponsable e inhumana, no se preocupa ni por los enfermos ni por los muertos».
Podemos decir que los dos factores principales para el debilitamiento de Bolsonaro eran el covid-19 y las sospechas de corrupción que involucraban a sus hijos. La mayoría de los brasileños considera que su comportamiento frente a la pandemia denota falta de carácter y humanidad. En paralelo, el 18 de mayo de 2020, Fabrício Queiroz, ex-asesor de Flavio Bolsonaro y sospechoso de ser su testaferro, fue arrestado después de pasar un año escondido en una casa propiedad del abogado de la familia Bolsonaro. Según Datafolha, 64% de los brasileños cree que Bolsonaro conocía el paradero de Queiroz todo este tiempo.
En las últimas semanas, parece que Bolsonaro y sus asesores entendieron este mensaje de su base más desencantada y cambiaron su estrategia: han hecho desaparecer a sus hijos del espacio público y de las redes sociales y han «domesticado» a un Bolsonaro que está más moderado que en los inicios de su presidencia. Como consecuencia de este giro estratégico en su comportamiento, su popularidad ha vuelto a crecer. Sobre los más de 110,000 muertos por la pandemia y las críticas a su gestión, Bolsonaro también tiene una estrategia clara: la culpa de estos números y de la crisis económica que se avecina no la tiene él, la tienen los gobernadores de los estados y los alcaldes que no siguieron sus recomendaciones de que la gente pudiera salir a trabajar, decretaron confinamientos que solo algunos cumplieron y, de esta forma, no lograron atajar la pandemia y agravaron la crisis económica. Parece que esta reciente táctica también puede estar comenzando a funcionar.
En paralelo, la popularidad de Bolsonaro comienza a aumentar entre los más pobres, a causa, fundamentalmente, de una ayuda de emergencia de 600 reales (112 dólares) mensuales que recibirán durante la pandemia y que es esencial para la supervivencia de millones de brasileños. Por otro lado, Bolsonaro comienza a invertir políticamente en el Nordeste, la región más empobrecida del país y feudo electoral histórico del lulismo. Sabe que si se gana a las clases populares con ayudas económicas, se allanaría el camino hacia la reelección. Los datos impresionan: 65,3 millones de brasileños están recibiendo la ayuda y un tercio de ellos están en la región Nordeste. No hay que olvidar que parte del apoyo popular a Luiz Inácio Lula da Silva se basó en este tipo de transferencias de ingresos.
El problema es que este ingreso no puede ser para siempre, y el neoliberal ministro de Economía Paulo Guedes, el nexo con el empresariado y el capital nacional e internacional, ya está insistiendo en que es incompatible con sus políticas de ajuste presupuestario y fiscal. ¿Serán capaces Guedes y Bolsonaro de llegar a un acuerdo para mantener a lo largo del tiempo algún flujo de ingresos (aunque sea de valor menor a 600 reales) que garantice el apoyo de los más pobres pero, al mismo tiempo, de continuar con los planes privatistas y las reformas (tributaria y administrativa serían las próximas) para mantener satisfechos a los dueños del dinero? Veremos.
No debemos olvidar que Bolsonaro mantiene la fidelidad de los principales obispos de las mayores iglesias evangélicas pentecostales y neopentecostales, como la Iglesia Universal del Reino de Dios y la Asamblea de Dios. Los más pobres componen el mayor contingente de estas iglesias, por lo que su apoyo es un factor muy importante para entender la adhesión popular al bolsonarismo. Por eso, el presidente brasileño continúa apostando por un conservadurismo religioso que se pauta por la dinámica de la moralización y la cristianización de la vida pública y privada. Temas como el rechazo al aborto y el combate al feminismo son explotados con gran crédito moral por figuras del gobierno como la ministra de Mujer, Familia y Derechos Humanos, la pastora Damares Alves.
El impeachment se aleja
Si la nueva estrategia bolsonarista basada en la combinación de su propia moderación, el ingreso de emergencia y la culpabilización de alcaldes y gobernadores por la pandemia continúa funcionando, el ex-capitán puede reforzarse como una alternativa viable para las próximas elecciones presidenciales de 2022, no solo entre los leales, sino también entre un buen número de partidarios críticos que parecen estar mejorando sus perspectivas y lo votarían de nuevo, especialmente contra el PT. El antipetismo sigue siendo bastante fuerte entre la población. Además, el PT ha dado algunos pasos que han desencantado a su propia base, como por ejemplo la elección de Jilmar Tatto como candidato a la alcaldía de San Pablo en las próximas elecciones municipales de noviembre de 2020. Su nombramiento levantó muchas críticas entre los afiliados, bastantes de los cuales han migrado hacia una candidatura que parece irradiar más entusiasmo: la de Guilherme Boulos, el líder de los «sin techo», postulado por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL).
Pero el problema no es solo el PT, sino también la ausencia de un nombre fuerte que aglutine el campo de la centroderecha y la derecha moderada y que consiga arrebatar votos a Bolsonaro. Se barajan diversos nombres, como el del gobernador de San Pablo João Doria, el del propio ex-juez Moro y el del conocido presentador de televisión Luciano Huck, pero de momento nada está definido.
En el plano institucional, la posibilidad de un impeachment, que llegó a parecer plausible en los meses anteriores, está diluida. Bolsonaro cuenta, además, con el apoyo de amplios sectores de las Fuerzas Armadas. Es el gobierno más militarizado de la historia brasileña, con 11 ministros militares y casi 3,000 cargos gubernamentales ocupados por personas procedentes de las Fuerzas Armadas. Estas se han beneficiado enormemente de su presencia en el gobierno, con una buena reforma de las pensiones aprobada al mismo tiempo que se realizaba una reforma antipopular y regresiva de las pensiones para los civiles, y con un aumento del presupuesto militar en un momento de restricciones en otras áreas. Bolsonaro también está negociando su estabilidad con el poderoso presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, quien tiene en su poder nada más y nada menos que 47 pedidos de impeachment diferentes, y con un grupo de partidos políticos llamado el centrão, que reúne a unos 200 diputados (de 513 en total) que no tienen una identidad ideológica específica y, por tanto, se venden al mejor postor. Están vinculados a prácticas clientelistas y corruptas, pero tienen el poder de equilibrar la gobernabilidad del país.
El hecho de que un impeachment se vea ya muy lejos también influye positivamente en la percepción de la población del gobierno de Bolsonaro, porque se entiende que este está pasando por un momento de mayor estabilidad y que el presidente está siendo capaz de mantener la gobernabilidad incluso en contextos como el actual.
¿La popularidad de Bolsonaro seguirá subiendo? ¿Será capaz de mantener su nuevo giro estratégico? De momento parece que mantener la moderación le va a costar mucho. En los últimos días ya protagonizó una nueva polémica al responder con tono amenazante a un periodista que le preguntaba por sospechas de corrupción en el caso Queiroz «Qué ganas de reventarte la boca a golpes». Las elecciones municipales de noviembre próximo serán importantes para que el campo bolsonarista y el democrático midan fuerzas, pero lo cierto es que Bolsonaro continúa alimentándose de que mucha gente indefinida políticamente no llega a confiar en los proyectos políticos de la izquierda. Urge que el PT y el resto de los partidos democráticos se coloquen como alternativas viables, porque de lo contrario corremos el riesgo de que Bolsonaro se mantenga tranquilo en el poder a pesar de los más de 100,000 muertos y de los múltiples retrocesos que está comandando.

Milagro de Jesús

[Visto: 132 veces]

COMUNICADO DE LOS OBISPOS DEL PERÚ SOBRE LA REAPERTURA DE LOS TEMPLOS

La Conferencia Episcopal Peruana se ha pronunciado respecto al reinicio de las actividades propias de la Iglesia Católica, dejando en responsabilidad del obispo de cada jurisdicción para que determine el inicio de la celebración diaria y dominical de la Santa Misa y de los demás Sacramentos.
Ante la reciente promulgación del Decreto Supremo N°170-2020-PCM, y en particular con relación a su artículo 5, respecto a las actividades propias de la Iglesia católica, los Obispos del Perú hacemos de conocimiento de los fieles católicos y de la población peruana en general, lo siguiente:
1. Apreciamos los esfuerzos que a nivel nacional vienen haciendo las instituciones públicas y privadas, para afrontar los efectos de la COVID-19, especialmente en custodiar la salud y procurar el bienestar de todos los peruanos.
2. Es oportuno señalar, que si hay alguna Institución que cuida siempre y en todo momento del bien integral de la persona humana, ésta es la Iglesia Católica. Así lo ha testimoniado a lo largo de toda esta pandemia con su actuar eficaz, y atendiendo espiritualmente a los contagiados y sus familias, multiplicando las obras de caridad, asistencia social, oxigeno medicinal especialmente a los más vulnerables.
3. Dentro del régimen de independencia, autonomía y mutua colaboración expresado en el Acuerdo entre el Estado Peruano y la Santa Sede, y reconocidos por el artículo 50° de la Constitución Política del Perú, en los últimos meses hemos coordinado con el Ministerio de Salud y otras instancias del gobierno nacional, para elaborar el Protocolo para las actividades religiosas en tiempo de pandemia, cuyas medidas de seguridad son bastante estrictas y cumplen con los estándares internacionales.
4. Por otro lado apreciamos que el Gobierno haya autorizado la reapertura de las iglesias o templos. Para nosotros los católicos, tras 7 meses de no participar en la celebración de la Eucaristía presencial, se hace “necesario y urgente volver paulatinamente a la normalidad de la vida Litúrgica y Sacramental especialmente de la Eucaristía“.
5. Las autoridades públicas deben comprender que la Eucaristía, incluida la Dominical, no puede ser catalogada como una simple reunión ni se la puede considerar comparable, mucho menos subordinada, a legítimas actividades sociales, comerciales o recreativas.
6. En realidad, todos los sacramentos, así como los demás actos litúrgicos y de piedad, forman parte del culto y de la libertad religiosa, derecho humano fundamental amparado por el artículo 2 de la Constitución Política de nuestra Nación: «Toda persona tiene derecho: A la libertad de conciencia y de religión, en forma individual o asociada {…} El ejercicio público de todas las confesiones es libre, siempre que no ofenda la moral ni altere el orden público…» No sería razonable, entonces, ponerle restricciones o exigirle requisitos incluso mayores que a otras actividades antes mencionadas.
7. Por todo lo expuesto, consideramos que cada Obispo tiene la potestad, en su propia Iglesia particular, para determinar a partir del próximo 02 de noviembre, (fecha indicada en el Decreto Supremo 170-2020 PCM) el inicio de la celebración diaria y dominical de la Santa Misa y de los demás Sacramentos, asegurando junto con el respeto a las normas litúrgicas el fiel cumplimiento del aprobado “Protocolo para las Actividades Religiosas de la Iglesia Católica en tiempos de Pandemia de la Conferencia Episcopal Peruana.
8. Invocamos a todos los fieles a seguir tomando las medidas necesarias para protegerse del coronavirus y no dejen de elevar a Dios sus oraciones por el fin de la pandemia.
9. Tengamos fe en que el Señor de los Milagros, la Bienaventurada siempre Virgen María y nuestros santos peruanos nos librarán pronto de este terrible mal.
Lima, 27 de octubre del 2020
Los Obispos del Perú

¿VIZCARRA VIII?

Por Manuel Castañeda Jiménez– LaAbeja.pe
Inglaterra 1532: el rey Enrique VIII pretende legislar en materia de religión y erigirse jefe supremo de la Iglesia de Inglaterra. Ya desde hacía tiempo, los legistas y otra gente interesada habían venido susurrando al oído de algunos príncipes poderosos que, en materia religiosa, ellos no debían estar sujetos al Papa, sino ser ellos mismos quienes dispongan en sus reinos en esa materia. El capricho del rey por una cortesana y la lenidad, cuando no complicidad de un conjunto apreciable de obispos y cardenales, fueron alentando las pretensiones del rey, hasta que se produjo la ruptura definitiva con la Iglesia Católica, el rey asumió el máximo poder religioso y se erigió la Iglesia Anglicana, llevando a Inglaterra al cisma, resquebrajando la unidad cristiana y conduciendo a que la antaño conocida “Isla de los Santos” se convirtiese en la “Pérfida Albión” y su suelo se tiñera de la sangre de miles de mártires, entre los cuales Santo Tomás Moro y San John Fisher, ex canciller del reino el uno, y obispo de Rochester el otro.
Perú 2020: el presidente Martín Vizcarra expide el Decreto Supremo 170-2020-PCM, autorizando la reapertura de los templos ordenados cerrar por causa de la pandemia, pero al hacerlo se toma la atribución de disponer que no podrán haber misas y que solamente podrán realizarse “ritos y prácticas religiosas excepcionales” (algunos de los cuales, litúrgicamente se acompañan con misa). El decreto supremo señala, además, que deberá cumplirse con los protocolos y disposiciones que dicte la autoridad sanitaria; y el primer ministro declara, el mismo día, que la comunión habrá de darse en la mano y no se podrá usar agua bendita.
¿Es que pretende el señor Vizcarra ser un nuevo Enrique VIII, ya no con corona sino con banda presidencial? Lo dispuesto por el citado decreto supremo es INACEPTABLE pues constituye una intromisión del Estado en el ámbito religioso violando la Constitución Política que garantiza la libertad de culto, además del Concordato con la Santa Sede que reconoce autonomía a la Iglesia Católica. Quizás crea el señor Vizcarra que con emitir un bonito video en el que lanza loas al Señor de los Milagros y expresa palabras de piedad, puede compensar la grosería contenida en el decreto. Desde acá le advertimos que no es así. No basta con pronunciar palabras conmovedoras, sino cumplir al voluntad de Dios. Y Cristo fue muy claro en ello al enseñar que hay que dar al César lo que pertenece y a Dios lo que es de Dios.
Tampoco es satisfactorio que algunos obispos, como el señor obispo de Carabayllo, aplaudan expresamente el decreto, en una actitud del todo penosa, que hace recordar a aquellos de igual rango que aplaudieron otrora a Enrique VIII, sea por complicidad directa o simplemente por miopía … hasta que fue muy tarde; y hubieron de cargar sobre sus hombros la culpa del cisma de Inglaterra que hasta el día de hoy, después de cinco siglos casi, lloramos los católicos que anhelamos ver un día a todos los cristianos reunidos como un solo pueblo y con un solo Pastor. Ni es admisible el silencio incomprensible de otros obispos que pareciera no importarles –aunque digan lo contrario– que los fieles no puedan recibir a Cristo Eucaristía real y físicamente, como si bastase la comunión espiritual para recibir las gracias sacramentales. ¿Será que hay que recordar a algunos prelados sus deberes pastorales? La situación es extremadamente grave. Que haya obispos que por acción u omisión consientan en la intromisión del Estado en materia religiosa y se inclinen ante ello permitiendo que el Gobierno diga qué puede o no hacerse al interior de un templo, significa un incumplimiento de sus deberes de defender los legítimos fueros de la Iglesia, y de defender, en consecuencia, la práctica religiosa de los fieles a ellos confiados. Al hacerlo, los obispos podrían estar actuando en flagrante contradicción con el derecho canónico, con sus deberes episcopales y, por ende, colocándose en una posición externa a la Iglesia, es decir, eventualmente en situación de cisma. Lo anterior no quiere decir, por cierto, que descuiden la salud física de los feligreses.
Hemos visto, con dolor, hace muy poco, cómo en Chile las iglesias son saqueadas, las imágenes católicas destruidas y los templos incendiados por turbas que se despachan como pedro en su casa, sin que las autoridades civiles o policiales reaccionen debidamente. Inexplicablemente el gobierno chileno no protege los templos ni se escuchan los firmes discursos que sí se oyen para otros asuntos. ¿Será que el gobierno chileno, conscientemente permite tales desmanes con el fin de desacralizar su país y conducir a la población católica a una posición de temor, de frustración, de impotencia o de apocamiento? Acá en el Perú, el Gobierno no es que aliente la destrucción de los templos, pero sí interviene en todos pretendiendo cercenar la normal práctica de la religión, lo cual puede llevar a un enfriamiento de la fe. Es imposible que los obispos no se den cuenta del daño a las almas que viene significando el cierre obligatorio de las iglesias –y cumple decir lo mismo respecto de las autoridades propias de todas las organizaciones religiosas–.
Esperemos que el Gobierno rectifique de inmediato. Y esperamos que nuestros obispos adopten la actitud de firmeza que se requiere en estos momentos. Y a los enemigos de la Iglesia expresos o larvados y sus compañeros de ruta, advertimos que en el Perú no permitiremos que osen atentar contra ninguno de nuestros templos, pues si resulta necesario, los defenderemos con nuestras vidas. Ojalá no se produzca en el Perú un levantamiento similar al del México Cristero en defensa de la religión que es parte esencial de nuestra Patria. Los obispos tienen la palabra.

Zapatero a tus zapatos

[Visto: 168 veces]

Por Alfredo Gildemeister– LaAbeja.pe
¿De cuando acá, el presidente de la República puede ordenar medidas que implican y afecten el culto y los sacramentos que celebran los fieles de la Iglesia Católica? Desde hace unos meses, y con motivo de la pandemia que por el Covid19 viene afectando al Perú y al resto del mundo, el gobierno ha venido promulgando diversos decretos de urgencia y decretos supremos, estableciendo medidas preventivas, con el objeto de reducir los riesgos de contagios del referido virus letal, y, por ende, de los fallecimientos que dicho virus produce. Una de las primeras medidas dictadas por el gobierno fue el que establecía el cierre de los templos en general hasta nuevo aviso y, por ende, la administración de los sacramentos correspondientes, ceremonias religiosas, misas y cultos de guardar. Estas medidas fueron implementadas en un primer momento, bajo la premisa que estas actuaciones podrían conducir a serios contagios masivos de la enfermedad y los fallecimientos que ello conlleva. De allí que, con ciertas reticencias, fueron obedecidas por los fieles católicos, además de contar con el consentimiento del arzobispo de Lima.
Sin embargo, ya desde hace unos meses atrás, el gobierno comenzó a dictar medidas de implementación de las denominadas Fase 1 y Fase 2, pasando recientemente a la Fase 3 y comenzando la 4. En estas fases, los fieles católicos pudieron apreciar que, si bien las medidas del gobierno permitían ya el salir a la calle, realizar paseos y actividades deportivas, la asistencia a centros comerciales, mercados, locales comerciales, transporte público, transporte interprovincial terrestre y, recientemente, transporte aéreo nacional e internacional, obviamente con las medidas preventivas, protocolos y el distanciamiento social correspondiente, los fieles católicos pudimos apreciar que las Iglesias debían permanecer cerradas. El arzobispo de Lima simplemente nuevamente guardó silencio o, en todo caso, se allanó sin chistar a las medidas dictadas.
Estando así las cosas, hace unos días el presidente Vizcarra anunció la apertura de las Iglesias a partir del mes de noviembre. Ello causó mucha ilusión y alegría a los fieles y el descontento de los fieles se calmó, más aún, encontrándonos en el mes de octubre y habiéndose suspendido las procesiones por el Señor de los Milagros. Sin embargo, una gran decepción se ha generado a raíz de un decreto supremo dictado la semana pasada por el presidente Vizcarra mediante el cual, si bien se autoriza en general a todas las entidades religiosas a que abran sus templos y lugares de culto para recibir a sus miembros, fieles y público en general, con un aforo no mayor a un tercio (1/3) de su capacidad total, debiendo como es lógico suponer, cumplir con todos los protocolos y medidas pertinentes, se establece una medida -dirigida especialmente contra los fieles de la Iglesia Católica- a que durante esta etapa, “únicamente podrá llevarse a cabo la celebración de ritos y prácticas religiosas excepcionales que sean de especial relevancia para la entidad religiosa (tales como bautizos, matrimonios, servicios funerarios de personas cuyo fallecimiento no esté relacionado con el Covid19, ni se sospeche que lo esté, confirmaciones, primeras comuniones, entre otros similares, de acuerdo con las prácticas de cada entidad religiosa), excluyendo la celebración de las misas, cultos y similares de carácter regular y no excepcional”. Es curioso que la mayoría de los actos de cultos mencionados constituyen los sacramentos establecidos por la Iglesia Católica. Agrega finalmente esta norma que “la celebración de tales ritos y prácticas religiosas excepcionales deberá realizarse con el número mínimo de participantes posible y en concordancia con las normas de la Autoridad Sanitaria”.
Al parecer, el presidente de la República se ha comenzado a entrometer -fiel a su costumbre de confrontar- en asuntos que son propios y solo pertenecen a la Iglesia Católica en el Perú. Pareciera que el presidente no se encuentra bien asesorado y no le han informado para comenzar, de la existencia del Acuerdo o Concordato vigente suscrito entre la Santa Sede y la República del Perú en el mes de julio de 1980. De acuerdo con el artículo I del referido Concordato: “La Iglesia Católica en el Perú goza de plena independencia y autonomía”. De allí que en lo que atañe a las funciones religiosas propias de la Iglesia Católico para con sus fieles, el gobierno no debe involucrarse y viceversa. Cabe recordar que, hasta unas décadas atrás, el Estado peruano era confesional, es decir, se declaraba un Estado Católico. Posteriormente el Estado peruano dejó de serlo dejando que los asuntos de Estado sean de cargo del respectivo gobierno, y los asuntos propiamente religiosos, fuesen dirigidos por le Iglesia Católica en virtud de su “plena independencia y autonomía”. Ello bajo el sustento de lo señalado en los mismos Evangelios, cuando el mismo Cristo establece: “Dad al Cesar lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios” (Mateo 22, 15-21), esto es, se establece claramente la existencia de dos planos: el de la sujeción a las leyes civiles en el ámbito estatal y el de la obediencia a la autoridad de Dios desde la fe religiosa. No son planos necesariamente opuestos, pero sí distintos y no deben confundirse, por lo que deben respetarse las competencias correspondientes.
De allí que carezca de sentido prohibir directa y arbitrariamente la celebración de la Santa Misa y permitir la asistencia a mercados, centros comerciales, hospitales, clínicas, locales comerciales, transporte público, etc. e inclusive ¡que se estén haciendo las gestiones para la asistencia del público aficionado al estadio al partido de futbol Perú – Argentina! Por todo ello, podemos concluir que el Estado no tiene la potestad ni la autoridad para determinar si se celebran o no misas, o sacramentos como la eucaristía, confirmaciones, matrimonios, etc. Ello le corresponde en todo caso, al arzobispo de Lima, cabeza de la Iglesia Católica en la referida diócesis. De otro lado, suena contradictorio que el gobierno permita la celebración de bautizos, matrimonios, servicios funerarios de personas cuyo fallecimiento no esté relacionado con el Covid19, ni se sospeche que lo esté, confirmaciones, primeras comuniones, entre otros similares, sin tomar en cuenta que estas ceremonias incluyen per se la celebración de la Santa Misa. Adicionalmente no se precisa el significado del término “otros similares”. Así mismo, ¿Quién va a determinar cuáles son los “ritos y prácticas religiosas excepcionales que sean de especial relevancia para la entidad religiosa”? ¿El presidente de la República en otro de sus mensajes de medio día? Pareciera pues que ahora resulta que Lima tiene dos “arzobispos” que deciden los temas propios de la Iglesia Católica: el presidente Martín Vizcarra y el obispo Carlos Castillo. A todo esto, cabría agregar la clara violación del derecho a la libertad religiosa de los fieles católicos -derecho constitucional fundamental establecido en el artículo 2 numeral 3 de la Constitución que también señala que “no hay persecución por razón de ideas o creencias”- al impedírsele asistir a un católico a la celebración -con las distancias sociales y protocolos pertinentes- de la Santa Misa, centro y raíz de la vida interior de todo católico y de la Iglesia Católica. Por todas estas razones es que consideramos que el Estado no tiene injerencia en las cuestiones propias de la Iglesia Católica. Zapatero a tu zapato. Cada uno a lo suyo. De allí que es hora que el arzobispo de Lima asuma sus funciones defendiendo como deber ser a los feligreses y velando por su salud espiritual, cumpliendo con sus obligaciones de pastor y que recuerde que no solo de pan vive el hombre; que no se puede vivir con una religión católica on line, pues se trata de una fe viva y no meramente virtual…
Nota del editor: Existe un obispo Vizcarra en Jaén pero no le debe favores al gobierno de turno.

Papa anuncia un consistorio para 13 nuevos cardenales

Trece nuevos cardenales para la Iglesia, nueve de ellos menores de ochenta años y por lo tanto con derecho a participar en un futuro cónclave, a los que se añaden cuatro mayores de ochenta. Es el anuncio, como siempre por sorpresa, que el Papa Francisco hizo al final del Ángelus el domingo 25 de octubre, comunicando a los fieles en la Plaza de San Pedro y de todo el mundo la creación de los nuevos cardenales.
Dos de los nuevos cardenales pertenecen a la Curia Romana: son el Secretario del Sínodo de Obispos, el maltés Mario Grech, y el italiano Marcello Semeraro, antiguo Obispo de Albano y nuevo Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. A ellos el Papa ha unido a seis pastores de Iglesias en el mundo: el arzobispo de Kigali, Rwanda, Antoine Kambanda; el arzobispo de Washington, EE.UU., Wilton Gregory; el arzobispo de Capiz, Filipinas, José Fuerte Advincula; el arzobispo de Santiago, Chile, Celestino Aós Braco; el vicario apostólico de Brunei, Cornelius Sim; el arzobispo de Siena, Italia, Augusto Paolo Lojudice. Con ellos el Papa también nombró al actual Custodio del Sagrado Convento de Asís, el padre Mauro Gambetti.
A los nueve cardenales menores de ochenta años, el Papa Francisco también se ha unido cuatro nuevos cardenales mayores de ochenta. Se trata de Felipe Arizmendi Esquivel, arzobispo emérito de San Cristóbal de Las Casas (México); el nuncio apostólico Silvano Tomasi, antiguo observador permanente en las Naciones Unidas en Ginebra, que trabajaba en el Departamento para el Desarrollo Humano Integral; el padre Raniero Cantalamessa, predicador de la Casa Pontificia y el párroco del Divino Amor Don Enrico Feroci.
Fuente: Vatican News.

Religiosidad Popular Contemporánea

[Visto: 109 veces]

Pluralismo católico, religión, religiosidad y arquitectura

Estudio de casos de las diócesis de Carabayllo y Chosica (págs. 150-176 de la publicación).
Por Miguel Ángel Vidal Valladolid y Víctor Raúl Nomberto Bazán
Introducción
El presente trabajo se inscribe en el estudio de la dinámica de la glocalización, pluralidad y diversidad por la que atravesaron tanto la religión católica, la religiosidad como la arquitectura de las iglesias en dos sectores emergentes de la Lima Metropolitana en la segunda mitad del siglo XX. Este proceso por el que transitó la Iglesia católica en este periodo, presenta la diversificación de órdenes religiosas y agrupaciones laicas con distintas perspectivas ideológicas, teológicas y eclesiológicas. Esta diversificación guarda relación con la renovación arquitectónica, litúrgica y artística en las iglesias del siglo XX, así como también con las religiosidades que trae el mundo andino a través de los migrantes. Las iglesias católicas en la diócesis de Carabayllo y Chosica resultan un laboratorio de la diversidad, con variables de etnicidad en las que se revelan las relaciones de poder, en el marco de la migración del campo a la ciudad.
Este trabajo es una reflexión basada en el estudio de casos en la periferia de Lima, denominados Lima Norte y Lima Este, o diócesis de Carabayllo y Chosica respectivamente, que concentra la preocupación sobre la pluralidad al interior del catolicismo en el periodo posconcilio Vaticano II, y la influencia de la religiosidad popular expresada en la arquitectura religiosa y sus rituales. Esta investigación aborda el proceso de diversificación, constatando tanto el pluralismo católico, como el aporte de la religiosidad popular a la arquitectura religiosa.
Pocos estudios, aportan a la discusión entre la religión y la religiosidad en el siglo XX, reflejada en la arquitectura de sus iglesias, que permite reflexionar como un solo fenómeno tanto el proceso de diversificación de misioneros, movimientos laicos y nuevas congregaciones, así como el aporte de la religiosidad popular en la arquitectura de las iglesias de Lima Norte y Este.
Pluralismo y diversidad
La diversidad cultural es una constante en la historia del hombre, la cual se fortalece al construir identidad por afinidad o diferencia con los otros. Periodos como la modernidad construyeron paradigmas de la homogeneidad que tuvieron correlato en la arquitectura, que al pasar del tiempo fueron reemplazados por la heterogeneidad.
Para fines de esta investigación, el pluralismo católico, se fundamenta en las diversas tradiciones religiosas, modelos pastorales y corrientes teológicas que se desarrollaron simultáneamente en la Iglesia. A lo antes mencionado, debemos sumar las religiosidades populares que conviven en la Iglesia católica a lo largo de la segunda mitad del siglo XX. En este mismo periodo y en las últimas décadas del siglo XX se diversifican las órdenes religiosas y agrupaciones laicas con distintas perspectivas ideológicas, teológicas y eclesiológicas. La simultaneidad en este fenómeno finisecular le brinda a este estudio un particular interés.
La diversidad cultural se puede visibilizar en la experiencia de los inmigrantes que traen consigo otras expresiones culturales. La diversidad en la Iglesia católica debe asumir la variedad de agentes pastorales (sacerdotes, comunidades religiosas, misioneros laicos) hasta las múltiples visiones y cosmovisiones de los fieles laicos. Una perspectiva intercultural en la Iglesia debe incluir su propio proceso en el que se comunican y diferencian entre sí simultáneamente, como parte de la globalización.
El catolicismo intercultural, difiere de la interpretación tradicional del sincretismo, y pueden incluir, comprender y respetar otras ritualidades. La construcción de la identidad se puede construir a partir de la diversidad, integrando las culturas diversas.
El catolicismo intercultural demanda de la interacción entre las sociedades y los sistemas de valores, creencias y significados. La interculturalidad crítica y transformadora que aliente reformular las relaciones de poder, nos marca un derrotero.
Religión, religiosidad y arquitectura
La configuración tipológica del catolicismo presenta un mapa diverso de católicos populares, sincréticos, carismáticos, seculares, comunidades eclesiales de base, movimientos laicos, y nuevos movimientos eclesiales (Marzal, 2002). Adicionalmente a lo señalado el Código de Derecho Canónico (1), incluye a los fieles cristianos clérigos o laicos asociados en institutos y asociaciones de fieles.
A la Religión oficial se suma la religiosidad, expresada en prácticas rituales festivas sincronizadas a los santos patrones. Según Robles (2005), las fiestas patronales son actos religiosos y paganos más importantes como significativos de los pueblos, que se expresan en fiestas y ceremonias en honor al santo patrón del pueblo. Las fiestas patronales fueron instituidas en la colonización del indígena que han perdurado y extendido con la migración hasta nuestros días. La celebración suele contar con dos misas y dos procesiones, una en la víspera y otra en el día central. La música danza y comida acompaña la festividad. La religiosidad construye espacio en la calle, dentro y fuera del edificio religioso: los actos religiosos más importantes del viejo catolicismo en estos pueblos rurales del sur de Ancash y norte de Lima son las fiestas patronales: fiestas y ceremonias en honor al santo o santa patrona de cada localidad. Constituyen un complejo sistema de actos, donde lo religioso es sólo parte de un conjunto muy complicado. Siendo patronal, este tipo de fiestas religiosas tienen lugar en cada una de las poblaciones organizadas en las fechas que corresponden al santoral respectivo. (Robles, 2005, pp. 137-138).
La diferencia entre religión y religiosidades, en términos de poder estriban en que, mientras la Religión es singular y docta, las religiosidades son plurales y populares, quedando fuera las religiones que no poseen escritura y que no han publicado nada. Las religiosidades son marginales y no oficiales (Rodrigo Montoya, comunicación personal, 13 de octubre, 2015). (2)
Esta diferencia entre lo docto versus lo popular, y la religiosidad de los burgueses versus lo ritualista es expresada también por Bourdieu (2009): […] la religiosidad de los burgueses citadinos (“tradicionalistas” u “occidentalizados”), conscientes de pertenecer a una religión universal, se opone en todo punto al ritualismo de los campesinos, ignorantes de las sutilezas del dogma y de la teología, y el islam se presenta como un conjunto jerarquizado donde el análisis puede aislar diferentes “niveles” … (p. 79).
Bourdieu se refiere a la religiosidad como algo que puede estar presente en las clases dominantes y dominadas o subalternas. Bourdieu no reserva la religiosidad asociada a la subalternidad: En una sociedad dividida en clases, la estructura de los sistemas de representaciones y de las prácticas religiosas propias de los diferentes grupos o clases contribuye a la perpetuación y a la reproducción del orden social (en el sentido de estructura de las relaciones establecidas entre los grupos y las clases) ayudando a consagrarlo, i.e. a sancionarlo y a santificarlo, y ello porque, incluso cuando se presenta como oficialmente una e indivisible, se organiza por relación a dos posiciones polares, sea 1) los sistemas de prácticas y de representaciones (religiosidad dominante) que tienden a justificar a las clases dominantes de existir en tanto que dominantes, y 2) los sistemas de prácticas y de representaciones (religiosidad dominada) que tienden a imponer a los dominados un reconocimiento de la legitimidad de la dominación fundado en el desconocimiento de lo arbitrario de la dominación y de los modos de expresión simbólica de la dominación… (Bourdieu, 2009, pp. 66-67).
Una aproximación desde la teología más allá del catolicismo, al amparo del simbolismo y la fenomenología nos ofrece Gutiérrez (1994): Y no se trata de que todos hablemos el mismo lenguaje…No se trata de una sola lengua, es que cada uno lo entendía en la suya… […] Saber ver la vida de nuestros pueblos, eso es importante, y saber ver también, con esto termino, saber que nosotros, si queremos hablar del Dios amor, y hablar de Dios para el indígena significa no sólo palabras, es lenguaje simbólico, hablar de Dios con nuestro cuerpo, hablar de Dios con la música y con el baile (1994, p. 50).
La religiosidad popular de los migrantes que llegaron a Lima desde el interior del país y ocuparon los llamados conos, se encontrarán con la religión católica de las nuevas parroquias que se instalará y acompañará en el proceso de la expansión urbana. Sin embargo, en el encuentro de las tradiciones religiosas y el ritual religioso católico se expresarán las relaciones de poder.
La religiosidad popular para Neira (2011) implica religión y pueblo, mientras que para Pérez (2005), asocia la religiosidad popular como la relación del creyente con las imágenes milagrosas que se expresan en la relación fiel-santo en la cual se establece una de contrato moral que puede ser una promesa para obtener una gracia, y el acto de culto a los santos patrones, quienes se convierten en los deudores hasta que le conceda la gracia. También es frecuente que las celebraciones patronales sean de agradecimiento por un beneficio alcanzado.
De este modo, lo descrito en el párrafo anterior expresa el intercambio de bienes simbólicos que los migrantes andinos instalan en su culto a los santos patrones y a la arquitectura de las iglesias.
La institución católica tiene el control oficial de las celebraciones, sin embargo, la fuerte presencia de la religiosidad popular convierte a las capillas, santuarios y oratorios en la concreción física que se visibiliza en la arquitectura religiosa de iglesias y capillas de sectores con fuerte migración como Lima- norte y Lima-este. La fiesta patronal integra identidades sociales, culturales y de fe, mediante la devoción al santo, siendo los espacios del atrio, o los altares (imágenes de oración en las paredes laterales de las iglesias de la periferia de Lima), los espacios arquitectónicos en el que ocurre el ritual. El control de los santuarios, altares o la ubicación de los santos patrones en el espacio de la iglesia deviene en algunos casos en conflicto, entre los agentes clericales y los fieles o peregrinos. El culto por los santos patrones es una práctica interna que se desarrolla al interior de las viviendas de los fieles migrantes, siendo más restringido la disposición de santos al interior de las iglesias de la periferia. Los significados de las imágenes se presentan en doble clave y flexibilidad significativa.
Notas:
1 Promulgado por el Papa Juan Pablo II, en Roma, el 25 de enero de 1983.
2 Comentario del Dr. Rodrigo Montoya en el curso de Cultura y Poder del Doctorado en Ciencias Sociales de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Lima-Perú.
Descargar el libro en la Biblioteca de CLACSO: http://www.clacso.org.ar/libreria-latinoamericana-cm/libro_detalle.php?id_libro=2311&pageNum_rs_libros=0&totalRows_rs_libros=1806

De Quito a Manaos

[Visto: 119 veces]

João Gutemberg Coelho Sampaio FMS

El 14 de septiembre, el cardenal Claudio Hummes, presidente de la Red Eclesial Panamazónica, presentó en conferencia de prensa al hermano João Gutemberg Coelho Sampaio FMS, de la Provincia de Brasil Sul-Amazonia, como nuevo director ejecutivo de la Red fundada por las organizaciones católicas en septiembre de 2014, para trabajar al servicio de la vida en la Amazonía, en defensa de nuestra Casa Común. El Hermano João reemplaza a Mauricio López Oropeza.
La REPAM, al igual que los Ríos de la Amazonia, está formado por la convergencia de los nueve países que forman el territorio amazónico, una región con 7.8 millones de kilómetros cuadrados donde viven 33 millones de habitantes, incluidos 1.5 millones de indígenas de 385 pueblos. Es una organización que apuesta por el protagonismo de los pueblos amazónicos en la defensa y cuidado de la casa común a través de un servicio de interconexión y articulación de acciones. Esta busca escuchar, acompañar, apoyar, animar, formar, servir, estimular, comunicar y unir las fuerzas para responder a los grandes desafíos socioambientales.
Una evaluación del papel de la Red para la Pan-Amazonia en los últimos 6 años. El vicepresidente, cardenal Pedro Barreto, presentó el camino de discernimiento de la Red y los horizontes para los próximos años.
En la rueda de prensa, junto con la presentación del Hermano João Gutemberg, el cardenal Cláudio Hummes hizo balance del papel de la Red para la Pan-Amazonia en los últimos 6 años. El vicepresidente, cardenal Pedro Barreto, presentó el camino del discernimiento de la Red que se están llevando a cabo y los horizontes para los próximos años.
João Gutemberg Mariano Coelho Sampaio nació en Cruzeiro de Sul, en el estado de Acre, en el interior amazónico que se encuentra en la confluencia de Brasil con Perú y Bolivia. Allí estudió y recibió acompañamiento vocacional y formativo de los misioneros maristas que llegaron a la Región en 1968 y de las Congregaciones presentes en el lugar. Continuó sus estudios en el sur de Brasil y Europa. En la misión apostólica, trabajó casi siempre en el contexto amazónico: educación, pastoral y formación.
Actualmente integra y ayuda a articular la Red Eclesial Panamazónica– REPAM, en la coordinación del Eje de Formación y métodos de acompañamiento pastoral en la perspectiva de la Ecología Integral, que conecta a los 9 países amazónicos. Asimismo forma parte de la Comisión de Vida Consagrada para la Amazonía de la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosas y Religiosos, CLAR.
Fuente: Champagnat.org

Cardenal Cláudio Hummes OFM anunció el cese de su mandato como presidente de la REPAM. El cargo será asumido el próximo 9 de noviembre por el cardenal Pedro Barreto Jimeno SJ.

REPAM

“Después de un profundo y orante proceso de discernimiento, y en vista de la dimensión del nuevo encargo eclesial a la guía de la Conferencia Eclesial de la Amazonía (CEAMA), he tomado la decisión de cesar en mis funciones como presidente de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM)”. Así, el Cardenal Cláudio Hummes anunció, en un comunicado de prensa, el cese de su mandato, asumido en el nacimiento de la REPAM, el 12 de septiembre de 2014, y la entrega de la presidencia, a su vicepresidente, el Cardenal Pedro Barreto.
En el comunicado de prensa, el cardenal Hummes, presidente del CEAMA, destaca en primer lugar el objetivo de la Red Eclesial Panamazónica, cofundada por el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), la Confederación Latinoamericana de Religiosos (CLAR), Cáritas de América Latina y la Comisión Episcopal para la Amazonía de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), de crear en las Américas una conciencia de la importancia de la Amazonía para toda la humanidad, establecer entre las Iglesias locales de varios países sudamericanos, situadas en la cuenca del Amazonas, una pastoral conjunta con prioridades diferenciadas para crear un modelo de desarrollo que privilegie a los pobres y sirva al bien común. Una obra, la del organismo eclesial, que tiene por objeto “promover una Iglesia con rostro amazónico y cuidar la casa común, con una visión preferencial de los pueblos indígenas y las comunidades vulnerables, para que sean los sujetos prioritarios de su historia”.
El cardenal afirma que ha asumido este desafío desde la fundación del organismo, trabajando en el territorio, escuchando las peticiones y deseos de la gente, para construir nuevos caminos junto con las comunidades, en “un ejercicio constante de escucha, diálogo, estructuración y adaptación” y evaluando cada año el camino recorrido, para entender cómo la red debe y puede seguir fortaleciéndose.
La salida del Cardenal Hummes es, como él mismo afirma, el resultado de “un profundo y orante proceso de discernimiento” y la consecuencia de su nuevo cargo, asumido el pasado mes de junio, como presidente de CEAMA, uno de los frutos del Sínodo para el Amazonas.
El nuevo presidente, el cardenal Pedro Barreto, hasta ahora vicepresidente de la REPAM, presente también desde la fundación de la red eclesial – anunció el purpurado – comenzará oficialmente su nueva función el 9 de noviembre, en el espíritu del Sínodo, con ocasión de la asamblea virtual de la REPAM.
El nombramiento del nuevo vicepresidente tendrá lugar tras un proceso de consultas entre la REPAM nacional y las instituciones fundadoras, y siguiendo los criterios y perspectivas panamericanas.
Por último, el comunicado indica que la Red Eclesial Panamazónica, como parte del proceso de discernimiento y reorganización, ha cambiado su secretario ejecutivo y que la función ha sido asumida por el hermano marista João Gutemberg Mariano Coelho Sampaio. Además, su sede se trasladó de Quito (Ecuador) a Manaos (Brasil).
Fuente: Jesuitas.lat

Cardenal Pell

[Visto: 186 veces]

El Papa recibe al cardenal Pell tras ser absuelto de los delitos de pederastia

El papa Francisco recibió al cardenal australiano George Pell, exministro de Economía del Vaticano, quien regresó a Roma hace unos días desde Australia donde se encontraba tras ser absuelto del juicio en el que se le acusaba de varios delitos de pederastia.
La audiencia del papa con Pell, de 79 años, se produce en medio de un escándalo económico que ha salpicado al que fue administrador de la Secretaría de Estado vaticana (2011-2018), el cardenal Angelo Becciu, y con quien el purpurado australiano mantenía malas relaciones por los diferentes modos de gestión de las finanzas vaticanas.
Becciu fue retirado por el papa de su cargo de prefecto para la Congregación para la causa de los santos y así como de sus derechos como cardenal. Según los medios italianos, Francisco le recibió también hace unos días.

El cardenal fue apartado del cargo de ministro de Finanzas del Vaticano durante su proceso judicial

Aunque no es oficial el motivo o la duración de la visita de Pell al Vaticano, se cree que el cardenal que ya no tiene ningún cargo en la Curia regresó para poner seguir la mudanza ante su salida del Vaticano. El cardenal fue apartado del cargo de ministro de Finanzas del Vaticano durante su proceso judicial al cumplir los cinco años que duraba su mandato.
Fue absuelto el pasado abril por la máxima instancia judicial de Australia tras ganar un recurso de apelación contra su condena, emitida en marzo de 2019, a seis años de cárcel por cinco cargos de abusos sexuales a menores ocurridos en los años noventa.
Tras pasar varios meses en la cárcel, Pell vivió en la archidiócesis de Sídney y fue sucedido en su cargo por el jesuita español Juan Antonio Guerrero Alves.
En una de las informaciones publicadas en estos días por los medios italianos sobre el caso Becciu se afirmó que desde la Secretaría de Estado se emitieron transferencias por cerca de 700,000 euros a una cuenta bancaria en Australia, y que este dinero estaría vinculado al juicio por abuso sexual que afrontó el cardenal australiano George Pell.
El Corriere della Sera especuló que habrían servido para pagar a los testigos que acusaron a Pell de abusos sexuales a menores.
El abogado del cardenal Pell, Robert Richter, afirmó a medios australianos que se debería “abrir una investigación internacional” después de la noticia de los supuestos sobornos a quienes inculparon a Pell.
Fuente: Agencia de Noticias EFE.

Más de 600,000 euros: ¿quién es Cecilia Marogna?

Por  Jesús Bastante– Religión Digital.
“Es un arma de distracción masiva”, apuntan fuentes conocedoras del caso, que apuntan a que la investigación vaticana irá más allá, llegando sin duda a Becciu, aunque algunos ven también en jaque la posición del secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin.
¿Espía, amante, traidora? ¿Chivo expiatorio? ¿Cortina de humo? Tras el impacto de la detención de Cecilia Marogna por malversación de fondos vaticanos, y su implicación con el ‘caso Becciu’, llegan las preguntas. ¿Quién es esta mujer? ¿Cómo entra en relación con la Secretaría de Estado?
Muchas preguntas, que se suman al absoluto silencio con el que la Santa Sede ha tomado una detención que, según medios italianos, se produjo vía Interpol a petición del propio Vaticano.
Poco se sabe de esta mujer, nacida hace 39 años en Cerdeña, como el propio Becciu, con quien entró en contacto en 2015, presentándose como asesora experta en relaciones internacionales.
Una red paralela
Según la investigación vaticana, y tal y como confirmó ella misma en distintas entrevistas a medios italianos, Cecilia Marogna ofreció al cardenal defenestrado por el Papa el 24 de septiembre crear una “red diplomática paralela en los países del norte de África y Oriente Medio” para proteger de los terroristas las nunciaturas y sedes diplomáticas de la Santa Sede en esas zonas.
Cecilia Marogna
Más allá de las acusaciones de desfalco o de tramar una diplomacia paralela a la Santa Sede, lo cierto es que Marogna no aparenta ser ni la ‘dama’ de Becciu, ni una ‘Mata Hari’ del siglo XXI. Madre soltera de una niña de 10 años, se retrata a sí misma como “analista” y “experta en inteligencia”, aunque parece que ni siquiera se graduó en Relaciones Internacionales.
Pero su mejor tiro lo logró en 2015 cuando, según su versión, logró conectar con Angelo Becciu a través de un simple correo electrónico. Otras fuentes apuntan a que ambos ya trabajaron juntos en la época en la que el purpurado ejercía como nuncio en Angola o Cuba.
Cobró el dinero cuando Becciu ya no estaba
Después, vino el pago de medio millón de euros, sin facturas, y algunos gastos de difícil justificación (bolsos caros, ropa, perfumes, un sillón de cuero…) todo ello con el aval de Becciu, pues Marogna contaba con una acreditación oficial de la Secretaría de Estado.
“Es un arma de distracción masiva”, apuntan fuentes conocedoras del caso, que apuntan a que la investigación vaticana irá más allá, llegando sin duda a Becciu, aunque algunos ven también en jaque la posición del secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin.
No hay que olvidar que buena parte del dinero recibido por la analista, que niega ser la amante de Becciu, se produjo a través de una empresa con sede en Liubliana, entre diciembre de 2018 y julio de 2019, cuando Becciu ya no estaba en la Secretaría de Estado, sino en la Congregación para las Causas de los Santos. ¿Un nuevo episodio de guerra interna en el Vaticano? Veremos.

Cardenal Pell en Roma

[Visto: 187 veces]

El cardenal australiano George Pell, quien fue ministro de Economía del Vaticano, llegó a Roma tras ser absuelto del delito de pederastia, constató la AFPTV.
El purpurado, de 79 años, quien fue apartado del cargo en el Vaticano por las acusaciones y pasó 13 meses en una cárcel de su país, saludó con la mano a los periodistas que lo esperaban en el aeropuerto.
La visita de Pell coincide con el nuevo escándalo por irregularidades en las finanzas del Vaticano que le costaron el cargo al influyente cardenal Angelo Becciu, prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, acusado de malversación de fondos de la Secretaría de Estado.
Pell, nombrado en 2014 para luchar contra la corrupción dentro del Vaticano, envió un mensaje de felicitaciones al papa Francisco por haber forzado la renuncia de Becciu.
Según el Vaticano “por ahora no ha sido programada una reunión con el papa Francisco”.
Expertos en asuntos de la Santa Sede consideran que no se puede descartar una invitación del pontífice.
“Seguramente será recibido por Francisco y entrará al Vaticano como un hombre libre”, escribió el diario La Repubblica.
“Será la oportunidad de Pell de obtener una reparación, después de que muchos en el Vaticano se regocijaron con su destitución”, agregó la publicación.
Durante su último encuentro con el Papa, el pasado 27 de junio de 2017, Francisco concedió a Pell una larga licencia para que pudiera regresar a Australia y limpiara su nombre tras las acusaciones de abuso sexual de dos niños en la década de 1990.
El ex poderoso ministro de Economía regresa a Roma en un clima marcado por las investigaciones y las sospechas de manejos alegres de los fondos vaticanos, un tema que conoce a fondo.
Encargado por Francisco en 2014 de englobar todas las operaciones financieras luego de la serie de escándalos que estallaron durante el pontificado de Benedicto XVI y que dieron origen a los denominados “Vatileaks”, Pell tuvo fuertes enfrentamientos con Becciu, según la vaticanista Franca Giansoldati.
“En los meses previos a su partida [a Australia] (…) Pell se enfrentó a lo grande con Becciu. El corazón del asunto eran dos visiones diferentes de cómo se debe administrar” el dinero de la iglesia, explicó la experta.
El papa Francisco dio pasos decisivos esta semana para acelerar su reforma de las finanzas del Vaticano, escenario de numerosos escándalos por sus controvertidas inversiones.
Pese a haber usado “la mano de hierro” contra el cardenal Becciu, al que le retiró todos sus derechos como purpurado, Francisco no ha recibido hasta ahora demostraciones públicas ni claras de apoyo de la Curia romana.
Fuente: Agencia France Press.

EL CARDENAL ZEN FUE A ROMA A VER AL PAPA FRANCISCO

Por Marco Tosatti- LaAbeja.pe
Ayer conocí al Cardenal Joseph Zen SDB, quien vino desde Hong Kong a Roma -con una estancia limitada de solo 120 horas, cuatro días- con el propósito de reunirse con el Pontífice reinante para hablar con él acerca de la Iglesia de Hong Kong.
El Cardenal de 88 años, se fue de Roma sin que el Papa lo recibiera. Si la calidad humana de una persona también se demuestra en los detalles, no sé cómo juzgar a alguien -en este caso un líder- que no ha encontrado ni media hora a lo largo de cuatro días, para reunirse con a sacerdote anciano, que a pesar de tener más de un problema de salud, por amor a la Iglesia has decidido emprender un viaje desde el otro lado del mundo. Entiendo que hay personas que pueden ser juzgadas como fastidiosas, molestas, etc. Pero me parece recordar vagamente, que entre las obras de misericordia también está la de soportar a las personas molestas.
Compartimos aquí algunas de las cosas dichas por el Cardenal Zen, durante el encuentro que tuvo con algunos periodistas en Roma. Sobre la situación de China, específicamente de Hong Kong, no es muy optimista: “Ahora ya tocamos fondo” ha señalado. Además teme un desarrollo dramático en un futuro de la iglesia.
– Vine por algo. Vine por Hong Kong, para abogar por el nombramiento de nuestro futuro Obispo.
– Durante más de año y medio hemos estado sin Obispo, en Hong Kong. Al principio, hubo la buena idea de poner un Obispo auxiliar quien permanecería cuando muriera el Obispo; un franciscano amable y también valiente: Monseñor Joseph Ha Chi-shing, el cual criticó al gobierno cortésmente y sin gritar.
– En su momento se habló de este Obispo auxiliar, como sucesor. Sin embargo, ahora nos dicen que necesitamos a alguien que tenga la bendición de Beijing, pues se la propone al sacerdote Peter Choy Wai-man. Muchos de nosotros no lo vemos como una buena elección. La comunidad se ha dividido.
– En cierto momento entendieron que Peter Choy Wai-man no era una opción conveniente y entonces dijeron: busquemos una tercera persona. A pesar de ello, en estos días veo, sospecho, que el otro grupo lo está tratando de poner nuevamente en juego al segundo nombre, es decir a Peter Choy Wai-man.
– Traje una carta para el Santo Padre, para decirle que esto sí o sí es un desastre para la Iglesia de Hong Kong, un desastre que se extenderá décadas. Le hice saber que estaría aquí, de tres a cuatro días, por si quería llamarme… pero no me ha llamado. La carta que le escribí al Papa, se la entregué a un secretario personal, el Padre Gonzalo Aemilius SJ.
Entiendo, que el Pontífice ha de estar muy ocupado… Esperé que me llamaran durante cuatro días, pero no me llamaron. Así que hoy me voy. Será horrible si nombran Obispo a Peter Choi.
Es ridículo que lo prefieran solo porque Beijing quiere dicho nombramiento. Beijing es una tiranía.

El cardenal Becciu, durante una conferencia de prensa en Roma, el 25 de septiembre de 2020. Foto Gregorio Borgia/AP.

Destituyendo al cardenal Angelo Becciu, el papa Francisco pretende continuar con la política de transparencia financiera iniciada en 2013

Por Loup Besmond de Senneville-La Croix.
El jueves 24 de septiembre el Vaticano anunció la dimisión, tan forzada como impactante, del cardenal Angelo Becciu, acusado de malversaciones financieras.
El arzobispo italiano, que fue, entre 2011 y 2018, el poderoso Sustituto de la Secretaría de Estado, y después Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, se ve ahora no solo privado de su puesto en la Curia, sino también de todas sus prerrogativas vinculadas al cardenalato, entre ellas la de participar en los cónclaves.
Inversiones irregulares
¿Qué se le reprocha? Haber realizado, más o menos directamente, inversiones irregulares de fondos procedentes del Denario de San Pedro (destinado a los más pobres), generando más de 450 millones de euros de pérdidas, y también haber favorecido a las empresas de sus tres hermanos.
Según estas acusaciones, detalladas el viernes 25 de septiembre por el semanal L’Espresso, el cardenal habría beneficiado a una Cáritas diocesana, dirigida por su hermano Tonino, con 700,000 €; así como a la empresa de carpintería de su hermano Francesco para restaurar iglesias en Angola y Cuba cuando era nuncio, y también habría ordenado a varias organizaciones vinculadas a la Iglesia hacer pedidos a una empresa de distribución de bebidas dirigida por Mario, el tercer hermano.
Acusaciones negadas por el interesado durante una rueda de prensa organizada al día siguiente, a pocos pasos de la plaza de San Pedro, y durante la cual el cardenal expuso su defensa ante los periodistas durante cuarenta y cinco minutos.
Destitución repentina
Esta destitución repentina –el propio cardenal no estaba al corriente antes de entrar en la residencia del Papa– deja a una parte de la Curia en estado de shock. Preguntadas por La Croix, varias personas que trabajan en los dicasterios han expresado su asombro en cuanto al método del papa Francisco, que consideran “abrupto” o “brutal”, precisando, sin embargo, no tener datos para opinar sobre el fondo del asunto.
Más allá del acontecimiento excepcional que constituye el despido de un alto responsable de la Curia, que además es cardenal, este se inscribe en la política de transparencia financiera iniciada por el papa Francisco después de su elección, en 2013.
El cardenal George Pell, antiguo número 1 de la Secretaría de Economía del Vaticano antes de ser condenado a prisión en 2019 por acusaciones de agresiones sexuales, de las que fue completamente absuelto por la justicia australiana en abril de 2020, reconocía que “El papa Francisco fue elegido para limpiar las finanzas del Vaticano. Hay que darle las gracias y felicitarlo por los acontecimientos recientes. Espero que la limpieza de los establos continue tanto en el Vaticano como en Victoria”, escribía en Twitter unas horas después del anuncio de la dimisión forzada del cardenal Becciu, quien no escondió, el viernes, su relación cuanto menos “conflictiva” con el cardenal australiano.
Un juez antimafia en el Tribunal del Vaticano
De hecho, esta llamada de atención del papa Francisco se interpreta como la culminación de los trabajos de investigación iniciados en julio de 2019, tras un informe del “Banco del Vaticano” –el Instituto para las Obras de Religión (IOR) – sobre una petición, por el cardenal Becciu, de una suma de 150 millones de euros por un motivo, considerado poco claro, de “razones institucionales”. Como señal de la atención particular del Papa a estos asuntos financieros, el Vaticano anunció en octubre, tres meses más tarde, la llegada del juez antimafia Giuseppe Pignatone como presidente del Tribunal del Vaticano.
Más allá del papa Francisco, la gestión de la economía siempre ha supuesto un contratiempo para los obispos de Roma. “En los últimos tiempos, cada Papa ha tenido que enfrentarse a estas cuestiones económicas”, explica el historiador Christophe Dickès. “Pablo VI siempre estuvo vinculado a la buena gestión, pero demostraba cierta ingenuidad al confiar en la gente para administrar los bienes. Juan Pablo II, por el contrario, era muy desconfiado, y solía establecer sistemas paralelos”.
En cuanto a Benedicto XVI, fue quien empujó a las instituciones financieras del Vaticano a conformarse a los criterios internacionales en materia de lucha contra el blanqueo de dinero. Fue, por cierto, el Papa alemán, quien creó, en 2010, una Autoridad de Información Financiera de la Santa Sede, cuyo objetivo era entonces impedir cualquier blanqueo de capitales. Y fue bajo la dirección de esta autoridad, cuyos poderes fueron reforzados en 2013 por el papa Francisco, cuando el Banco del Vaticano anunció, en 2016, el cierre de casi 5.000 cuentas sospechosas.
La pérdida de las prerrogativas de cardenal, una acción poco común
Antes del cardenal Becciu, solo algunos cardenales han sido obligados, en la historia reciente, a abandonar la púrpura cardenalicia o las prerrogativas vinculadas a esta.
En 2018, el estadounidense Theodore McCarrick fue excluido del Colegio Cardenalicio en 2018, después de denuncias por abusos sexuales.
En 2013, el escocés Keith O’Brien, acusado por cuatro denuncias de abusos sexuales, no participó en el cónclave y renunció en 2015 “a todos los derechos y prerrogativas del cardenalato”.
En 1927, el jesuita francés Louis Billot dimitió del Colegio Cardenalicio, por su negativa a unirse a la condena de la Acción Francesa por Pío XI.

Cardenal Angelo Becciu

[Visto: 147 veces]

El Papa se deshace de uno de los personajes más oscuros de la Curia. El ex número tres del Vaticano renuncia por su pésima gestión del Óbolo de San Pedro.

Estas son las razones del ‘adiós’ de Becciu

Por Jesús Bastante– Religión Digital.
¿Por qué renuncia Angelo Becciu? A sus 72 años -le quedan tres para la edad de jubilación-, quien fuera sustituto de la Secretaría de Estado y hasta hace unos minutos prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, abandona su puesto, y sus derechos cardenalicios -aunque en la Santa Sede se le sigue denominando ‘Eminencia’- en una decisión no explicada pero que todos apuntan al escándalo de la gestión de los fondos del Óbolo de San Pedro en varios inmuebles de lujo en Londres y otras capitales europeas.
El escándalo por la posible inversión fraudulenta de centenares de millones de euros del Óbolo de San Pedro en inmuebles de lujo en Londres y otras capitales europeas ha salpicado a varios dirigentes vaticanos, y la sombra de la sospecha se ciñe sobre Angelo Becciu, anterior sustituto de la Secretaría de Estado y señalado como responsable.
“Me pintan como quien jugó con el dinero de los pobres”
Después de que, hace meses, el secretario de Estado, Pietro Parolin, admitiera que la gestión de los fondos había sido “opaca”, Becciu se defendió contra quienes “me pintan como alguien que jugó y manipuló el dinero de los pobres”.
“En Secretaría de Estado teníamos un fondo titulado ‘Dinero para los pobres’, y estaba destinado a los pobres”, explicaba Becciu. Eso sí: “Si hablamos del Óbolo de San Pedro debemos ser claros”. ¿Qué quiere decir? Ni más ni menos, que existían dos cuentas. Una, destinada a las obras de caridad del Papa, y una segunda, “para el sustento de su ministerio pastoral”, sin una finalidad clara.
El palacio de Sloane Square
“En cualquier caso -agregaba- las acusaciones contra mí son confusas, y las rechazo con firmeza y desprecio. Tengo la conciencia tranquila y sé que siempre he actuado en interés de la Santa Sede y nunca de la mía. Cualquiera que me conozca de cerca puede dar fe de ello”.
“La Santa Sede siempre ha invertido en ladrillo”
Respecto a las acusaciones de opacidad en las inversiones admitidas por Parolin, Becciu se revela.”¿Por qué deberían ser opacas?”, se quejó, sosteniendo que “la Santa Sede siempre ha invertido en ladrillo, siempre lo ha hecho: en Roma, en París, en Suiza… y también en Londres”.
De hecho, añade el actual prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, Pío XII fue el primero en comprar bienes inmuebles en la capital británica.
Respecto al palacio de Sloane Square, Becciu desveló que la propuesta “se nos presentó, y no había nada de opaco. La inversión fue regular y registrada según la ley”. “Las inversiones de la Secretaría de Estado fueron regulares: en todo caso, las dificultades surgieron con el accionista mayoritario, con quien entiendo que había preguntas sobre la gestión de la liquidez”, trató de concluir Becciu.
Pero lo cierto es que los investigadores del Vaticano habían detectado “graves indicios” de corrupción entre responsables de la Santa Sede en la investigación en curso sobre supuestas irregularidades inmobiliarias, llegando a suspender de empleo a varias personas, como medida cautelar, y que también acabó con la dimisión del ‘ángel de la guardia’ papal, Domenico Giani, en una decisión tampoco explicada.
El inmueble de Londres
En el centro del caso figura la compra de un inmueble de 17,000 metros cuadrados en Londres por 200 millones de dólares, entre otras cosas. Una investigación de L’Espresso asegura que los fiscales del Vaticano han redactado un informe en el que vislumbran “graves indicios de malversación, estafa, abuso de poder y blanqueo de capitales” en algunos funcionarios o eclesiásticos de la Santa Sede.
Y el revisor general, Alessandro Cassinis, encargado de auditar la Administración vaticana, ha hallado de “gravísimos delitos, como apropiación indebida o corrupción”.
Estos supuestos delitos se enmarcarían, según “L’Espresso”, en el periodo en el que el cardenal Angelo Becciu estuvo en la oficina para los Asuntos Generales de la Secretaría de Estado, de la que salió en septiembre de 2018 como prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.
Los documentos de “L’Espresso” apuntan a que la Secretaría de Estado posee y gestiona fondos externos a su presupuesto por 650 millones de euros procedentes de las donaciones que el Papa Francisco recibe para obras de caridad.
Entre las reacciones más sorprendentes (o tal vez no tanto, contemplando cómo ha ido evolucionando la polémica) ha sido la del cardenal Pell, otrora máximo responsable de la Economía de la Santa Sede, y que vio truncada su carrera por unas acusaciones de abusos por las que fue condenado en primera instancia, y absuelto en segunda.
Desde Australia, Pell declaraba lo siguiente: “El Santo Padre fue elegido para limpiar las finanzas vaticanas. Juega un partido largo y es de agradecer y felicitar por los recientes acontecimientos. Espero que la limpieza de los establos continúe tanto en el Vaticano como en Victoria”.

Fuera mercaderes del templo: dimite el cardenal Becciu. Dinero de los pobres a su hermano y offshore. El Papa Francisco pide limpieza

Por MASSIMILIANO COCCIA Y SUSANNA TURCO- L’Espresso.repubblica.it
Tras la noticia de los fondos de la Óbolo de San Pedro utilizados para la compra de un edificio en Londres por 160 millones, la investigación sube de nivel y se centra en Angelo Becciu que habría desviado dinero de limosnas hacia fondos especulativos y favores para su familia. Ahora Francisco ordena claridad y castigos para los responsables.

Becciu afirma que “nunca conoció” a dos figuras clave en la investigación de Espresso y la venta del edificio Sloane Avenue en Londres. Se trata de Alessandro Noceti, director de Valeur Capital y ex Credit Suisse; y Lorenzo Vangelisti, CEO de Valeur Group, una empresa con sede en Lugano que sirvió para ocultar al Papa cientos de millones del Vaticano, mediante un mecanismo de caja china. Y sobre ambos, dice Becciu: “No sé quiénes son”.
Por Mark Lowen, corresponsal en Roma de la BBC.
El año pasado, el semanario italiano L’Espresso publicó un informe de la autoridad anticorrupción del Vaticano en el que alegaba inversiones especulativas más generalizadas por valor de US$725 millones.
El cardenal Becciu mantendrá su título a pesar de su renuncia como Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. Sin embargo, no podrá votar por el próximo Papa.
El cardenal escocés Keith O’Brien que renunció a su derecho a votar por un nuevo Papa, en 2013, murió cinco años después. 
Francisco nombró cardenal a Becciu en 2018 (Getty Images).

El Vaticano destapa escándalo financiero y toma medidas

Gianluigi Torzi, que hizo de intermediario para devolver a la Secretaría de Estado la propiedad de un inmueble en Londres, ha sido arrestado en la tarde del viernes 5 de junio en el Vaticano: los cargos son extorsión, blanqueo de capitales y estafa.
La Oficina del Promotor de Justicia del Tribunal Vaticano después de un largo interrogatorio decidió arrestar al financiero que fue asistido por sus abogados de confianza.
Torzi se encuentra en custodia en las dependencias de la Gendarmería del Estado de la Ciudad del Vaticano. La medida fue firmada por el Promotor de Justicia Gian Piero Milano, ya conocido en la crónica por llevar adelante el proceso del Vatileaks 2 y del ex-arzobispo Jozef Wosoloski por pedofilia.
Torzi debía asesorar a la Santa Sede en la compraventa de un edificio en Londres, en Sloane Avenue. Transacción que se volvió motivo de pérdida económica para el Vaticano. La prensa italiana indica 18 millones de euros, una cifra en parte proveniente del Óbolo de San Pedro, fondo que recoge los donativos de los fieles para las obras de caridad del Papa.
Los acontecimientos relacionados con la compraventa de la propiedad londinense también han involucrado a una red de empresas en las que estaban presentes algunos funcionarios de la Secretaría de Estado.
Torzi está acusado de extorsionar la Santa Sede por 15 millones de euros. Reconstrucciones de la agencia italiana ASKA news, afirman que Torzi no tuvo escrúpulos e hizo sus exigencias pretendiendo llegaran hasta al mismo pontífice y presionó a sus colaboradores más cercanos en la Secretaría de Estado.
La investigación sigue adelante. El imputado está acusado de varios episodios de extorsión, malversación, fraude agravado y autolavado de dinero, delitos para los cuales la ley vaticana prevé sentencias de hasta doce años de prisión.
La compra del edificio londinense se realizó a través del Fondo Athena Global Opportunities de Rafaele Mincione, los 200 millones de dólares invertidos por la Secretaría de Estado del Vaticano a través de ese fondo también terminaron en inversiones en la Bolsa de Valores.
Torzi habría cobrado unos 15 millones de euros por su labor como intermediario en una operación de unos 177 millones de euros. Toda esta investigación inició debido a que la Secretaría de Estado para pagar el dinero a Torzi pide un desembolso al IOR que la autoridad de control interno consideró ‘inapropiado’ por lo cual se realizó la denuncia a las autoridades judiciales vaticanas.
El bróker acusado exigió un pago ‘extra’ que no estaba justificado económicamente por sus servicios. Esto para permitir que la inversión de la Santa Sede fuera una realidad con la transformación del inmueble en apartamentos de lujo.
Como reveló el propio Mincione en una entrevista con Il Corriere della Sera, el único inversor en el fondo es el Vaticano. Aparte del financiero que sólo participó en el palacio de Chelsea, el 55%. Los investigadores tiene la hipótesis de un conflicto de interés por parte de Torzi.
Los abogados de Torzi afirman que se trata de «un gran malentendido» causado por «declaraciones interesadas que pueden haber desviado una correcta interpretación del caso por parte de los investigadores». Lo comentaron los abogados Ambra Giovene y Marco Franco, representantes del bróker detenido.
«No hay duda, de hecho, de que Gianluigi Torzi permitió a la Secretaría de Estado del Vaticano recuperar una prestigiosa propiedad londinense cuyo enorme valor corría el riesgo de perderse y, posteriormente, evitó que la misma tomara caminos poco claros».
Según los abogados de Torzi, el imputado «nunca tuvo la intención de actuar en contra de los intereses de la Santa Sede y desde el principio de esta indagación, a través de sus defensores, ha mostrado una constante disposición hacia los investigadores para reconstruir los hechos mediante la producción de decenas de documentos, memorias».
Fuente: www.es.aleteia.org

Peccata minuta

CARTA A LOS AMIGOS Y AMIGAS (PERSONAL)
Dirijo estas líneas a mis familiares y amigos para compartir mi sentimiento y respuesta ante la campaña anónima de infundios que soporto en silencio por ahora. Se ha partido de las afirmaciones hechas desde una cuenta falsa de Twitter tomando el nombre del Arzobispo de Lima, Monseñor Carlos Castillo, quien no tiene cuenta en esa aplicación.
Permítanme manifestarles lo que pienso y siento en estos momentos.
¿Qué se me imputa?
Que tengo una amante y una hija de ella de 19 años de edad y
Que la administradora, hermana de la que cito en el punto anterior, ha manejado dolosa y negligentemente la economía del Arzobispado de Huancayo.
¿Cuándo se inician estas imputaciones?
Hace siete años se difundieron estos mismos infundios aquí en Huancayo, a raíz de haber separado a algunos trabajadores del Arzobispado. Se repitieron el año pasado por el mismo motivo. Como se aprecia en los diversos comunicados, otras personas usan libelos pasados para propósitos actuales.
¿Por qué ahora se ponen nuevamente en circulación?
Desde hace una semana logramos el contexto de gran credibilidad de la Iglesia Católica que, en unión con la sociedad civil, respondieron activamente en la lucha contra el Covid 19. A esto se añade una creciente participación de los sectores sociales en la iniciativa pastoral de la Conferencia Episcopal Peruana ¡Resucita Perú Ahora!, que se lanzó el pasado 20 de agosto. En esta iniciativa me corresponde un rol público importante acompañado de mis hermanos Obispos.
¿Cuál es mi respuesta?
Los que me conocen saben muy bien quién soy, cómo he vivido y vivo mi consagración a Dios y a las personas confiadas a mi cuidado pastoral.
Llevo 59 años como religioso de la Compañía de Jesús, de ellos 48 años como sacerdote, 18 años como Obispo y dos años como Cardenal de la Iglesia Católica. En toda mi vida he deseado servir a Cristo y a la Iglesia en las diversas responsabilidades pastorales que me han sido confiadas. Por la misericordia de Dios tengo la conciencia tranquila, porque “Él me amó primero”.
Desde esta experiencia del amor de Dios, puedo afirmar, con absoluta sinceridad:
Que no tengo ningún hijo o hija. Pronto tendremos el testimonio científico del padre de la joven.
Respecto a la economía del Arzobispado de Huancayo, he dispuesto que se realicen las pericias contables o auditorías externas e independientes de las cuentas del Arzobispado de Huancayo e igualmente de las cuentas bancarias personales de la Administradora y de mi persona. En tres semanas, a más tardar, tendremos los resultados.
En el momento que corresponda, de acuerdo a los procedimientos legales, entablaré las medidas judiciales que sean pertinentes en defensa de la honorabilidad de la Iglesia Católica y de mi persona, evitando siempre el escándalo fácil y mal intencionado.
Así mismo, sé que soy parte de la Iglesia en el Perú que busca seguir más fielmente a Jesús según las orientaciones del Papa Francisco para acercarnos a los que sufren y desde allí, contribuir a la transformación de toda la sociedad.
Al concluir esta carta vienen a mi mente las palabras de Jesús: “Dichosos serán ustedes cuando, por mi causa, la gente los insulte, los persiga y levante contra ustedes toda clase de calumnias” (Mateo 5, 11-12). Desde esta convicción de fe perdono de corazón a aquellos que añaden dolor y desconcierto en estos momentos de crisis humanitaria.
Agradezco a mis hermanos obispos, familiares y amigos por todas las muestras de solidaridad que refuerzan mi tranquilidad de conciencia y fortalecen, aún más, mi fe, esperanza y amor.
Seguiré trabajando con mayor y renovado ahínco pastoral en mi servicio como Arzobispo de Huancayo hasta cuando el Papa Francisco lo considere oportuno. Mientras tanto continuaré, junto a mis hermanos Obispos del Perú, animando la iniciativa pastoral de la Conferencia Episcopal Peruana, ¡RESUCITA PERÚ AHORA!
Huancayo, 24 de setiembre 2020
Cardenal Pedro Barreto Jimeno SJ
Arzobispo de Huancayo

Santo negocio

Por Carol Villavicencio Lizárraga- Revista El Huacón.
¿SE LA LLEVAN FÁCIL? Despidos masivos ponen en evidencia presuntas irregularidades en torno a la administración de recursos del Arzobispado de Huancayo. Empresa que presta servicios a este organismo tiene como representante legal a esposo de la administradora de la sede religiosa y su domicilio fiscal coincide con la vivienda de monseñor, en la que también habitan.
El papa Francisco creó, en 2013, una comisión pontificia para revisar la estructura económica administrativa de la Santa Sede como medida para abordar las irregularidades por malos manejos económicos cometidos no necesariamente por miembros de la Iglesia, sino por personas que laboraban para esta, haciendo uso indebido de sus recursos.
El catolicismo, como otras religiones, pertenece a la sociedad civil y sus instituciones no pueden ser administradas ni supervisadas por los gobiernos de los países con los cuales tiene un concordato. Por esta simple razón, la Iglesia no es una institución estatal y goza de independencia y autonomía. Sin embargo, obtiene ciertos privilegios del Estado y para su administración depende de los donativos de personas y organizaciones locales, regionales y mundiales.
Esta semana, la revista El Huacón recibió la queja de un grupo de extrabajadores del Arzobispado de Huancayo que, con documentos en mano, denunciaban haber sido despedidos arbitrariamente por la administradora de este organismo, Karina Huayta Anyosa, por incumplimiento de obligaciones, improductividad o por pérdida de bienes de la Iglesia entre otros sustentos.
De lo vertido por aproximadamente siete denunciantes que no deciden salir públicamente, trascendió que la administradora habría contratado los servicios de la empresa JYKA EIRL, para realizar trabajos de mantenimiento a las propiedades del Arzobispado de Huancayo, tratándose no de una simple empresa, sino de una firma cuyo representante legal y único accionista sería su cónyuge, Jim Kelly Paico Gordillo.
¿SOCIEDAD CONYUGAL?
Enrumbados en esta investigación, sin el afán de dañar la fe cristiana ni desacreditar la imagen de la Iglesia, sino con el objeto de encontrar la verdad imparcialmente, El Huacón logró recopilar una serie de documentos que confirmarían las denuncias del grupo de trabajadores despedidos y que a continuación detallaremos.
Según partida electrónica Nº11170127 de Registros Públicos, el 20 de agosto de 2012, el señor Jim Kelly Paico Gordillo inscribe, bajo el rubro de mantenimiento y elaboración de estructuras metálicas, ventanas, puertas, mamparas, carpintería metálica y otras actividades afines, a JYKA EIRL. Curiosamente, el nombre de la empresa lleva las primeras sílabas de los nombres de los cónyuges.
Cuatro días después, según ficha RUC, Paico Gordillo formaliza ante la Sunat la inscripción de JYKA. Este documento consigna como fecha de inicio de actividades el 1 de setiembre de 2012 y señala el domicilio fiscal en la Av. Progreso 975 – El Tambo, coincidentemente el domicilio de la casa arzobispal, que actualmente es habitada por el máximo representante de la Iglesia católica en Junín.
Lo que llama la atención de este caso es que el esposo de la administradora del Arzobispado de Huancayo inscriba la empresa JYKA como una empresa individual de responsabilidad limitada (EIRL) y no como sociedad conyugal, como sí lo hizo con el registro (ante el SATH) de un vehículo Nissan Tiida, en ese entonces de último modelo, color plata, valorizado en más de 16 mil dólares, adquirido el 14 de febrero de 2009, cuando no tenían la empresa y solo percibían ingresos por oficios domésticos.
VIENTO EN POPA
La historia de Karina Huayta Anyosa remonta al año 2004, cuando llegó a Huancayo para asumir responsabilidades domésticas en la casa arzobispal. Con los años, ella logra estudiar y graduarse de administradora en 2012 en la Facultad de Ciencias de la Empresa de una reconocida universidad privada. Al año siguiente, asume la administración del Arzobispado de Huancayo.
Con la bendición de Dios y los ingresos –por servicios domésticos y el oficio del esposo, quien ya integraba la planilla del Arzobispado–, ambos pudieron afrontar los estudios superiores de la administradora en una universidad privada y comprarse un auto último modelo, además de asumir los gastos propios de los hijos que estudiarían en un colegio que forma parte de la corporación religiosa.
Viento en popa, la empresa JYKA EIRL, representado por Paico Gordillo, logra convertirse en proveedora de la misma organización para la cual trabaja, es decir, el Arzobispado, y a la fecha esta empresa –que también contrata con otros– ha venido incrementando sus ingresos, tal es así que en noviembre de 2014 facturó un total de S/12,373 en diciembre del mismo año S/. 17 589 y en marzo de 2015 S/21,542.
“NO TENEMOS NADA QUE OCULTAR”
Accediendo a realizar el descargo correspondiente y acompañada por su abogada, la administradora del Arzobispado de Huancayo, Karina Huayta Anyosa, confirmó a nuestra revista que la empresa JYKA EIRL es uno de los proveedores del Arzobispado de Huancayo, destacando además que las contrataciones con este se realizaron antes de que ella asumiera el cargo de administradora.
“Si el Arzobispado decide contratar los servicios de JYKA es porque conocemos la calidad y garantía del trabajo, además de tener costos más bajos frente a otros proveedores… Monseñor conoce la situación porque todo se ha efectuado con su autorización”, afirmó. Consultada sobre por qué sigue habitando la casa arzobispal –donde no paga alquiler, tributos ni servicios– pese a su buena situación económica, Huayta respondió: “Vivimos ahí por una cuestión de estima y cariño a monseñor”.
Finalmente, la administradora confirmó que su cónyuge, Jim Paico, integra la planilla de trabajadores del Arzobispado desde hace muchos años. Respecto a los despidos de trabajadores que han laborado por más de 20 o 30 años, argumentó que tras una auditoría interna habían descubierto faltas graves que motivaron la ruptura del vínculo laboral.
OPINIÓN LEGAL
Para el constitucionalista Manuel Bermúdez Tapia, el caso de la empresa JYKA EIRL podría ameritar una fiscalización de parte de la Sunat y señala:
“El código tributario dice que uno no puede tener renta de cuarta y quinta categoría a la vez, ya que tributariamente no se pueden unificar ambos criterios con un solo empleador. No se puede trabajar para un empleador si paralelamente se va a generar ingresos como persona jurídica y como persona natural, porque en materia tributaria los ingresos anualmente se contabilizarán para la misma persona (Renta). Así la Sunat determina que este es un mecanismo en el cual se evade el cumplimiento de obligaciones tributarias y conlleva a una auditoría”.
Bermúdez también sostuvo que el caso genera dos niveles de evaluación: “La primera, un comportamiento ético que se cuestiona, ya que si una persona le va a brindar servicios a su empleador, no puede consignar el domicilio de aquel porque podría pensarse de que se trata de un contrato ficticio y, la segunda, desde el punto de vista legal, me recuerda al caso de la excongresista Canchaya, donde se comprobó que el empleador y el empleado consignaban el mismo domicilio, dando la presunción de que existía algo irregular que luego provocó la destitución de dicha autoridad por comprobarse la ejecución de un delito”.

Líos de comadres

[Visto: 232 veces]

Chismes y morbo

En entrevista para Exitosa, el arzobispo de Huancayo, cardenal Pedro Barreto, consideró que sería una catástrofe aprobar la vacancia contra el presidente Martín Vizcarra en las circunstancias que vive el Perú.
“Lo digo y afirmo. Ya vivimos una catástrofe nacional por la gestión de la pandemia de la covid-19. En ese sentido, pensar que se tenga una situación como la vacancia presidencial, faltando 7 meses para que culmine el período constitucional, sería una catástrofe”, señaló en Hablemos Claro.
En diálogo con Karina Novoa y Nicolás Lúcar, el cardenal precisó que la sociedad civil y la Iglesia están haciendo un esfuerzo muy grande para combatir la lucha contra el covid-19, en medio de la crisis sanitaria, política y económica que afronta nuestro país.
En ese sentido, dijo que el Perú merece tranquilidad y serenidad, y no estar envueltos en ‘líos de comadres’.
Fuente: Exitosanoticias.pe
¿Hija del cardenal?
Las redes sociales dan para todo, para fregar en el piso al que no tiene padrino o para llenarlo de incienso si lo tiene. El último escándalo en Huancayo lo ha protagonizado un internauta que ha colgado en la red la partida de nacimiento de Blanca Adriana Robles Huayta, quién sería una supuesta hija del cardenal y arzobispo de Junín, monseñor Pedro Barreto, con apellido cambiado, habida en sus presuntas relaciones con Guadalupe Geovana Huayta Anyosa.
Internauta lo emplaza
Sucede que en Huancayo, los huancaínos con alguna proximidad a la Iglesia Católica dan por cierto que Blanca Adriana es hija del monseñor Barreto, de 19 años de edad y más aún, los supuestamente conocedores de esa relación sostienen que la madre, Guadalupe Geovana Huayta, léase la supuesta amante del monseñor, residiría en el Palacio Arzobispal. Carlos Castillo, el internauta que ha colgado la noticia en el twitter, le pide que aclare esta situación.
Cocacho de Tubino
Barreto es conocido por sus simpatías políticas con el gobierno de Vizcarra. El excongresista Carlos Tubino, lo crítico duramente hace poco por haberse olvidado del Octavo Mandamiento que dice ‘no dar falsos testimonios ni mentir”, porque, dice Tubino, el representante del catolicismo “no dice una sola palabra de las mentiras que viene propalando Vizcarra. Tubino, de Fuerza Popular cerró su mensaje con la frase quechua ‘ama llulla’ (no seas mentiroso).
Fuente: Diario La Razón.

Circo mentiroswing

Por Martha Meier Miró Quesada– Diario EXPRESO.
Vizcarra tiene un extraño afecto por la mentira y una capacidad sobrenatural para tener siempre “la conciencia tranquila”, pese a sus constantes cagarrutas políticas y legales. ¿Será porque tiene a la gran prensa como concubina y en su nómina de pagos a buena parte de periodistas, convertidos en sus perritos falderos?
El jueves el ex contralor y hoy congresista Edgar Alarcón presentó tres audios, uno de ellos muy complicado para el mandatario pues se le oye coordinar con Karem Roca, ex asistente del despacho presidencial y su colaboradora por más de diez años, las respuestas que ella debía dar ante la Fiscalía sobre las visitas a Palacio de Richard ‘Swing’ Cisneros. Fue citada por el Ministerio Público por las presuntas irregularidades en las contrataciones de ‘Swing’ con el Estado, asunto también investigado por el Legislativo. En el audio se escucha al ‘no electo’ buscando deslindar de tres, de las cinco, visitas registradas del amiguis. En otro audio Roca conversa nuevamente con Vizcarra, quejándose sobre temas laborales y de allegados como la secretaria del despacho presidencial, Miriam Morales. El dizque presidente, ay se arrebata y le dice: “Tienes la cabeza llena de odio y de mentiras, ¿Sabes qué? Ya me hartaste también, ya”. Minutos antes ella le había dicho que lo consideraba “un padre”. En el tercer audio, ‘Swing’, el visitador tres veces negado, palanganea diciendo “Yo conozco a Vizcarra. Tengo audios con él desde que hacíamos todo desde Canadá […] Todo es todo y hay cosas que tú no sabes. ¿Qué no tengo de Martín?”, poniendo nuevamente sobre el tapete el influjo que ejerce sobre el okupa de Palacio.
Tras la difusión de los audios, el ex apoderado en Moquegua de Graña y Montero, dio un mensaje tratando infructuosamente de victimizarse y deslizó la estupidez de que todo es una patraña “que busca desestabilizar la democracia” como si él fuera la democracia. La trica de audios y un mensaje hueco le han ganado a Vizcarra la discusión de una posible vacancia; aunque ayer salió al rescate su fiel multiusos: cantante coach, asesor, amiguis. A medio día fue al Palacio de Gobierno para pedir una cita urgente con Martincito y le dejó una carta, esto tras su circo mañanero, asegurando que todo lo dicho en el audio fue un cuento que armó al notar que le grababan y solo para “saber hasta dónde llegaba este Congreso”. ¿Hasta dónde cree esta lumbrera que se llega en política con todas las atrocidades que dijo, y cuál partecita sería “el cuento”?
Vizcarra se desmorona por mentirosín, para el caso por ‘mentiroswing’.

Vizcarra confidencial

Por Ricardo Uceda- Diario La República.
Hasta antes del domingo, la implicación penal de los audios de Martín Vizcarra pasó a un segundo plano por la preeminencia del debate sobre la vacancia presidencial. Era lógico. Aun así, ya era posible adelantar que luego de su mandato el presidente afrontaría una investigación por obstaculizar a la justicia. Los primeros audios lo delataron organizando una versión falsa sobre las visitas a Palacio de Gobierno de Richard Swing, cuyas dolosas contrataciones con el Estado están bajo escrutinio del Ministerio Público.
Otros audios, difundidos la noche del domingo ‑y distintos más‑ agravan el escenario. No hay duda sobre su autenticidad, porque Martín Vizcarra los reconoce. En los primeros, situados en Palacio de Gobierno, pese a que faltan corroboraciones, un audio muestra un acto de corrupción en sí mismo, orientado a interferir con las investigaciones de la Fiscalía. Vizcarra queda al desnudo. En las nuevas conversaciones, donde hablan dos personas, una de ellas la recientemente despedida secretaria Karem Roca, se mencionan supuestos actos de corrupción, cada uno de los cuales requiere un despliegue investigativo por parte de la Fiscalía. Son dichos de una persona que hace sus confesiones a otra, el abogado Fabio Noriega. De comprobarse, serían de extrema gravedad.
Las confesiones
Karem Roca se expresa con absoluta convicción sobre el rol del ministro Carlos Estremadoyro como “cajero” del presidente. Esta palabra es repetida para referirse a un empresario, Claudio Vanini, quien con su esposa posee un grupo empresarial ganador de obras públicas y que tendría una estrecha relación con Mario Vizcarra, hermano del mandatario. Aunque las referencias son coloquiales e imprecisas, hace falta investigarlas radicalmente. Vizcarra ha mantenido un control absoluto, obcecado y anormal, a través de allegados moqueguanos, sobre los ministerios de Vivienda y de Transportes y Comunicaciones. La prensa que no está enamorada con la imagen de Vizcarra como paladín de la lucha anticorrupción ‑es remarcable, entre otros, el distinto ánimo de Panorama, que dirige Rosana Cueva‑ ha publicado informes parciales al respecto.
Según Roca, el ex ministro de Vivienda Rodolfo Yáñez se negó a mentir para encubrir la historia de contratos en el Ministerio de Vivienda en favor de la ex pareja de la secretaria general de la Presidencia, Mirian Morales, y del esposo de su adjunta, María Aguirre. Ante lo cual Vizcarra lo sacó y colocó en su lugar a Carlos Lozada. El funcionario que los nombró, Ciro Zavaleta, habría sido premiado con un cargo en el Ministerio del Interior.
El encubrimiento
Por otra parte, los audios elevan hasta un nivel de gran conspiración el operativo para librar a Vizcarra de toda responsabilidad en los contratos de Richard Swing. Roca narra la permanencia ocultada a la seguridad de Palacio de Gobierno, durante casi todo un día, de la ex ministra de Cultura Patricia Balbuena, a fin de que pudiera hablar tranquilamente con Vizcarra respecto de la versión que brindaría a los investigadores. Ella fue la primera de seis ministros del sector que contrató delictuosamente a Swing, quien tras dos años se embolsicó 155,400 soles. A Balbuena le habrían prometido un puesto en el exterior.
En un informe emitido a comienzos de mes, la Contraloría General de la República encontró responsabilidad en dieciséis funcionarios de Cultura por las contrataciones de Swing. En la versión de Roca, el secretario general del ministerio, Jorge Antonio Apoloni, ha asumido toda la culpa. Se confundió, fue negligente, no estableció los términos de referencia adecuados para la contratación.
¿Es posible corroborar estos asertos? Para fiscales empecinados será más sencillo reconstruir la arquitectura del blindaje a Vizcarra en el caso Swing, que descubrir si el presidente recibió coimas en obras de construcción. Aquí llegamos a un aspecto clave de la problemática, más importante aún de lo que ocurra en el Congreso. ¿Hay algún nivel de infiltración del gobierno en las fiscalías?
La amiga Zoraida
Lo que dice Karem Roca puede ser falso, una invención originada en su resentimiento. El Ministerio Público debe esclarecerlo. Pero ella asegura haber sido testigo de la relación estrecha, impropia, entre el presidente y la Fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos. Fruto de la misma habría sido la facilitación de un mayor presupuesto institucional y la priorización de denuncias ante el Congreso contra los parlamentarios Edgar Alarcón y Omar Chehade.
Karem Roca sostiene, además, que el nombramiento de la esposa del fiscal José Domingo Pérez en Perú Compras fue un favor de Vizcarra. Pérez, como se sabe, investigó inicialmente denuncias que recibió Vizcarra por su gestión como gobernador en Moquegua. Pablo Sánchez, en la versión de Roca, también formaría parte del entorno palaciego. Ayer el Ministerio Público informó que abrió una investigación preliminar contra Pérez y este negó las imputaciones.
Nueva corrupción
¿De qué manera el Ministerio Público va a brindar garantías de una investigación independiente? Hay fuertes indicios de que oscila entre un sector corrupto y otro aliado del gobierno. Es indudable que durante el proceso de investigación de los audios su labor debe estar bajo el escrutinio de la Junta Nacional de Justicia, del Congreso y de la prensa. No hay que olvidar que la estatua erigida a la Fiscal de la Nación tiene bases de barro. Es muy posible que aparezcan evidencias de que su ascenso tuvo como arquitecto al manipulador del ex CNM José Luis Cavassa.
En un ambiente polarizado, las instituciones del Perú deben investigar una nueva corrupción, la de un cacique provinciano que accedió al poder por circunstancias únicas.

Los escándalos por lavado de dinero

Por Federico Prieto Celi- Diario La Razón.
A partir de la renuncia y/o deposición del presidente Alberto Fujimori se inició una cacería de brujas contra el fujimorismo. Uno de los pretextos fue el delito de lavado de dinero. El tradicional lavado de dinero lo hacen las mafias que se dedican al tráfico de personas, a la producción y distribución de droga, a secuestros sistemáticos con cobro de recompensas, o a la imposición de cupos a las empresas formales para no ser dañadas por un incendio intencional.
Las leyes que regulan el financiamiento de los partidos y sus propagandas electorales, surgidas en las últimas décadas, son limitantes de la recepción de dinero y exponen al donante a una hipoteca partidaria. Por tanto, unos y otros buscan hacer y recibir los donativos de manera oculta. Luego, tienen que formalizar ese dinero, y ahí se produce inevitablemente un lavado de dinero, de naturaleza muy distinta a la tradicional de las mafias.
Pienso que las leyes que regulan el financiamiento de los partidos son perjudiciales para la salud de la democracia. Creo que deben derogarse. Muerto el perro se acabó la rabia. Que quien quiera financiar un partido lo haga, el partido que quiera recibir dinero, que lo tome. Si se quiere publicitar se publicite, si se quiere silenciar se silencie. En caso de que después se descubra una acción dañina al bien común de la autoridad elegida entre otras cosas por los donativos recibidos, con tráfico de influencia o información privilegiada, recién entonces intervenga la fiscalía. De lo contrario se afecta al principio de inocencia.
Como las dan, las toman. Quienes usaban el lavado de dinero para manchar a fujimoristas, ahora se encuentran manchadas por el mismo delito. Paola Ugaz negó la información de Expreso y mintió a raudales. Susana Villarán queda seriamente implicada. Ahora no las salva ni el gong. Hemos pasado una vez más a una guerra de odios y venganzas. Quién a hierro, mata a hierro muere.
El Congreso, en vez de hacer absurdos proyectos de ley podría reunirse un día para estudiar con asesores competentes, se entiende, un proyecto de ley de amnistía para todos los implicados en lavado de dinero, con el fin de reducir la judicialización de la política partidaria, sean de izquierda, de centro o de derecha -todos pecan igual- en vísperas de elecciones generales y del bicentenario de la República. Ya tenemos bastante desprestigio universal en ser el país con más muertos por millón de habitantes por covid-19, como para dar más espectáculos lastimosos que se pueden evitar. Por último, saldrían ganando tiros y troyanos.
No se trata de convocar a todos los partidos a la unidad. Eso sería formar un partido único, totalitario, contrario a la democracia, que es precisamente pluripartidaria. Se trata simplemente de hacer un poco de baja policía. Es necesario dar señales de buena intención. Limpiar la cancha antes del partido. Fumar la pipa de la paz. Olvidar los rencores del política partidaria, sean de izquierda, de centro o de derecha -todos pecan igual- en vísperas de elecciones generales y del bicentenario de la República.
Ya tenemos bastante desprestigio universal en ser el país con más muertos por millón de habitantes por covid-19, como para dar más espectáculos lastimosos que se pueden evitar. Por último, saldrían ganando tiros y troyanos.
No se trata de convocar a todos los partidos a la unidad. Eso sería formar un partido único, totalitario, contrario a la democracia, que es precisamente pluripartidaria. Se trata simplemente de hacer un poco de baja policía. Es necesario dar señales de buena intención. Limpiar la cancha antes del partido. Fumar la pipa de la paz. Olvidar los rencores del pasado y los odios del presente. Jugar limpio. ¿Será posible?

Hermana Deirdre Byrne POSC

[Visto: 217 veces]

Monja cirujana y militar retirada hablará en la convención republicana en EE.UU.

Una religiosa, cirujana y militar retirada es una de las oradoras que hablará en la Convención Republicana Nacional que se realiza esta semana en Estados Unidos, en la que el presidente Donald Trump ya ha sido nominado oficialmente como candidato para buscar la reelección.
La hermana Deirdre “Dede” Byrne POSC fue anunciada como oradora por la campaña de Trump el domingo y tiene un destacado currículum que sobresale entre los oradores de la convención. Es una coronel retirada del Ejército de Estados Unidos y miembro de las Hermanas Pequeñas Obreras de los Sagrados Corazones de Jesús y María. Ha servido en el extranjero como soldado y misionera.
Criada en los suburbios de Washington D.C. y una de siete hermanos, Byrne se graduó en Virginia Tech antes de iniciar la carrera de medicina en la Universidad de Georgetown. Mientras estaba allí, ingresó al ejército como una forma de pagar sus estudios y terminó sirviendo en las fuerzas armadas durante 29 años como médico y cirujana.
Entre 1982 y 1985 trabajó en el campo de la familia y miembro del ejército a tiempo completo entre 1982 y 1989. Luego de eso sirvió como misionera entre 1989 y 1990, mientras seguía en la reserva del ejército. Completó la segunda residencia general de medicina en 1997, el mismo año en que conoció a la Madre Teresa. Byrne tuvo la misión de asistir a la ahora santa ante cualquier necesidad durante su visita a Washington.
Durante su servicio en el ejército discernió su vocación religiosa, un llamado que dijo siempre tuvo, y fue alentada por un sacerdote a encontrar una orden religiosa que le permitiera continuar su servicio en el campo de la medicina. Así llegó a las Hermanas Pequeñas Obreras de los Sagrados Corazones de Jesús y María, un instituto nacido en Italia en el siglo XIX que está presente en Washington desde 1954.
Byrne ingresó en la formación del instituto religioso en 2002 y emitió sus primeros votos en 2004. Siguió en la reserva del ejército y fue enviada en misión tres veces. Luego de la tercera misión en Afganistán en 2008, se le ordenó retirarse del ejército, lo que hizo en 2009. En 2011 hizo sus votos perpetuos.
Byrne hablará esta noche en la Convención Nacional Republicana. Trump ha elogiado su servicio en el ejército y en el campo de la medicina en el pasado. El 4 de julio de 2019, en su “Saludo a América”, el presidente dijo que “desde los primeros días, los estadounidenses de fe han levantado a nuestra nación. Esta noche nos unimos a la hermana Deirdre Byrne, una cirujana retirada del ejército que sirvió durante casi 30 años”.
“El 11 de septiembre de 2001, la religiosa llegó a la Zona Cero, atravesando el humo y los escombros, y dio primeros auxilios y consuelo a todos. Hoy la hermana Byrne dirige una clínica médica sirviendo a los pobres en la capital de nuestra nación. Hermana, gracias por tu vida de servicio. Gracias”.
Según un perfil del Instituto GIVEN, la religiosa es actualmente la superiora de la casa de Washington de las Pequeñas Obreras y trabaja en una clínica.
Fuente: ACI Prensa. Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA.