Archivo de la categoría: Antropología de la Religión

Factor religioso como fenómeno humano

Italia y España

[Visto: 101 veces]

Sacerdotes italianos

Estos son los sacerdotes fallecidos, hasta el 17 de marzo de 2020, debido al Covid-19, especialmente en el norte de Italia, con edades comprendidas entre 55 y 104 años.
Por favor recordemos sus nombres en nuestras oraciones:
Diócesis de Bérgamo: Remo Luiselli, Gaetano Burini, Umberto Tombini, Giuseppe Berardelli, Giancarlo Nava, Silvano Sirtoli, Tarcisio Casali, Achille Belotti, Mariano Carrara, Tarcisio Ferrari.Diócesis de Parma: Giorgio Bocchi, Pietro Montali, Andrea Andrea Avanzini, Franco Minardi, Fermo Fanfoni.
Diócesis de Piacenza-Bobbio: Giorgio Bosini, Mario Boselli, Giovanni Boselli, Giovanni Cordani.Diócesis de Cremona: Vincenzo Rini, Mario Cavalleri.
Diócesis de Piamonte: Mario Defechi, Giacomo Buscaglia.
Diócesis de Milán: Marco Barbetta, Luigi Giussani.Diócesis de Lodi: Carlo Patti.
Brescia: Giovanni Girelli.
Fuente: Diario “Avvenire” de la Conferencia Episcopal Italiana (18/03/2020).

Un muerto cada 16 minutos en los hospitales de Madrid

Por ORIOL GÜELLISABEL VALDÉS– Diario El País.
El coronavirus llegó en silencio y se propagó durante semanas sin dar señales de vida, pero una vez ha empezado a dejar notar sus efectos lo ha hecho según el guion previsto: miles de neumonías entre mayores, avalancha de pacientes hacia las UCI y cientos de muertes. Así es la situación en la Comunidad de Madrid, la más golpeada de España por la epidemia con 390 fallecidos hasta este miércoles, que muestran los datos detallados de ingresados en planta, en UCI y fallecidos por centro sanitario a los que ha tenido acceso EL PAÍS en su versión del pasado lunes.
“No esperábamos un incremento tan rápido de ingresos, pero el perfil de paciente sí es el que habíamos visto en China: personas mayores y con patologías previas, como enfermedades pulmonares, diabetes, dolencias cardíacas…”, explica un médico del hospital de La Paz.
En total, 3,006 enfermos estaban ingresados el lunes en 35 clínicas y hospitales, en una red formada por centros públicos y privados controlada por el Ministerio de Sanidad tras la orden aprobada el domingo por el Gobierno.
El 13% de los ingresados requerían una plaza en la UCI y 88 fallecieron en 24 horas, lo que ofrece un dato que ilustra el brutal golpe del virus: un muerto cada 16 minutos. Este balance no incluye a otros fallecidos en residencias y equipamientos sociosanitarios.
Con 3,000 hospitalizados, la cantidad de infectados en la Comunidad de Madrid multiplica varias veces los datos oficiales
Joan Ramón Villalbí, vocal y expresidente de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas), admite que los datos le han “impresionado”: “Dicen muchas cosas. Una es el enorme impacto que la epidemia ya tiene sobre la red sanitaria en esta primera fase, con la incidencia aun creciendo. Otra, que, con 3,000 hospitalizados, la cantidad de infectados en la Comunidad de Madrid multiplica varias veces los datos oficiales”, afirma Villalbí.
Según el recuento diario del Ministerio de Sanidad, el lunes había en Madrid 4,871 casos confirmados de Covid-19, con una tasa de 72,4 infectados por 100,000 habitantes. “Existe una clamorosa infranotificación de casos”, sostiene Pere Godoy, presidente de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE). “Esta es una de las primeras cuestiones a resolver y el problema no es solo de Madrid. Necesitamos hacer más pruebas para gestionar mejor la epidemia”, añade Godoy. “Estas cifras ni se acercan a la cantidad real de personas infectadas”, añade otro facultativo de un gran hospital, que ha visto caer contagiados “uno tras otro” a muchos compañeros en la última semana.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada cinco infectados acaba necesitando ser hospitalizado, por lo que un primer cálculo indicaría que 3,000 ingresos equivalen a unos 15,000 enfermos
Los expertos consideran imposible hacer una estimación del número de infectados en Madrid, que en todo caso se contarían por decenas de miles. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada cinco infectados acaba necesitando ser hospitalizado, por lo que un primer cálculo indicaría que 3,000 ingresos equivalen a unos 15,000 enfermos. A esta cifra, apuntan los expertos, hay que sumar las personas que aún están en incubando el virus (una media de cinco días, aunque pueden ser hasta 14) y aquellos que están en la fase inicial de la enfermedad. Según la OMS, un infectado tarda siete días en desarrollar un cuadro grave que requiera hospitalización.
Los datos recogen los hitos de la epidemia. Un ejemplo es el caso de Valdemoro, cuyo centro de día para mayores fue uno de los primeros focos graves detectado. El hospital Infanta Elena de la localidad, con apenas 140 camas, registró solo el lunes 11 fallecimientos. Con 26 muertes en total, es el tercero de región más golpeado por el virus. El que más muertes ha registrado es el hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares (42 en total), lo que muestra el fuerte impacto del virus en la zona este de la región, con Torrejón de Ardoz como el primer lugar en el que quedó acreditada la transmisión local del virus. No solo entre la población, también entre las plantillas sanitarias. Una cuarta parte del personal de enfermería del Príncipe de Asturias “ha caído”, asegura un trabajador.
Aislamiento estricto
Jordi Colomer, exgerente de grandes hospitales catalanes como Sant Pau y el Valld’Hebron, destaca que uno de los retos para hospitales es “mantener sistemas muy estrictos de aislamiento y protección a los trabajadores, porque el riesgo es que los hospitales se conviertan en focos de infección”, advierte. En La Paz, el martes, 128 profesionales se sometieron a las pruebas y el 52% dio positivo. “Vas por los pasillos temiendo que haya pacientes infectados donde no deben… El volumen de trabajo no ayuda, el estrés va en aumento”, asegura una trabajadora. Una situación que exige de unas medidas de seguridad que no siempre pueden tomar debido al desabastecimiento de material.
En La Paz, el martes, 128 profesionales se sometieron a las pruebas y el 52% dio positivo.
Guillén del Barrio, delegado del sindicato Mats, explica que tienen protocolos cada vez que entran o salen de una habitación: “Son zona sucia. De allí no se puede salir ni entrar sin desinfectar los zapatos con virkon, un viricida muy potente”.
Para mejorar la situación, Colomer considera que podrían adoptarse medidas ya ensayadas en China, como convertir algunos centros en “hospitales limpios” para atender a pacientes libres del virus. “Esto permite concentrar los casos en otros centros, facilita la gestión y reduce riesgos. La actual dispersión, con infectados en todos los hospitales, algunos con muy pocos casos, es de muy difícil gestión”, añade. Algo posible por “la gran caída de actividad asistencial de algunas especialidades por el aislamiento y la caída de actividad general”, concluye.
En las condiciones en las que trabajamos, es muy posible que mientras los vecinos nos aplauden cada noche, los sanitarios estemos repartiendo el virus por todas partes.
Una enfermera del hospital Virgen de la Torre, en Vallecas, con apenas un centenar de camas y 26 fallecidos hasta el lunes, explica que el centro tiene una planta completa dedicada solo al Covid-19. “En las condiciones en las que trabajamos, es muy posible que mientras los vecinos nos aplauden cada noche, los sanitarios estemos repartiendo el virus por todas partes”, lamenta.

Segunda víctima del coronavirus

Por Renato Sandoval Bacigalupo
Ayer murió nuestro compañero de carpeta Eduardo Ruiz García. Él era el brigadier general de nuestro colegio parroquial Nuestra Señora de los Desamparados (jesuitas) en Breña, cargo del que siempre se sentía orgulloso, hasta el punto que en el almuerzo de promoción de diciembre pasado se presentó con su cordón de mando y la insignia del colegio (en el centro de la foto).
La muerte existe, amigos; la muerte existe en cualquier tiempo y lugar. ¡Cuidémonos!

Mariano Puga

[Visto: 92 veces]

El adiós al “cura obrero”

La Iglesia de San Francisco (Santiago de Chile) fue el lugar elegido para despedir a Mariano Puga este domingo 15 de marzo, el reconocido “cura obrero”, un hombre muy comprometido con la defensa de los Derechos Humanos, en especial durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).
El fallecimiento de Puga (88) sucedió el 14 de marzo en su comunidad “La Minga”, Villa Francia y durante este domingo –en medio de la crisis mundial del coronavirus-  muchas personas se acercaron para cantar, aplaudir y rezar.
Celestino Aós, arzobispo de Santiago, fue el encargado del responso fúnebre:
“Hay muchas personas que han influido en nosotros y nosotros influimos en muchas otras. Cuando hay hermanos sacerdotes, obispos o políticos que han ocupado cargos públicos o que han tenido mucha relevancia social, vemos estas manifestaciones. Es impresionante constatar en este caso, como tantas personas de diferentes sensibilidades políticas y hasta de diversos credos religiosos, han sintonizado con el padre Mariano Puga, precisamente porque Mariano los unió, los atrajo y los llevó hasta Jesucristo y en Jesucristo encontramos la unión, buscando la justicia, la verdad, el respeto. Ahí nos encontramos todos unidos y eso es lo que se ve, cómo su obra no fue una obra de división, sino que fue una obra de unión, no fue una obra de violencia, sino de buscar la paz”, señaló el pastor de Santiago, reproduce la Conferencia Episcopal Chilena en su sitio web.
Fuente: www.es.aleteia.org

Arzobispo en cuarentena

[Visto: 138 veces]

Luis Núñez del Prado, el primer cura con coronavirus en América Latina

El coronavirus no da tregua y tiene a varios países del mundo convulsionados. En América Latina, donde actualmente 12 países han reportado casos, en las últimas horas trascendió la información del primer caso vinculado a un sacerdote, al menos entre los casos que han sido confirmados en los últimos días en los diversos países.
Se trata del padre Luis Núñez del Prado Reynoso, de 47 años, quien actualmente se encuentra internado –en estado delicado- en un área especial del hospital Edgardo Rebagliati (Lima, Perú), según un comunicado difundido por la Diócesis de Lurín, replicado por la Conferencia Episcopal Peruana.
“Aclaramos que el sacerdote en los últimos meses no ha viajado a Europa, por lo tanto no ha sido contagiado allá. Posiblemente se contagió en su labor pastoral”, expresa el comunicado firmado por Carlos Enrique García Camader, obispo de Lima del Sur.
Por estas horas, a través de este comunicado, se piden oraciones por la salud del padre Luis Núñez, quien con esto puede ser reconocido como el primer cura con coronavirus en América Latina.

Perú sacudido por el coronavirus

Desde el Ministerio de Salud de Perú, a casi una semana de la llegada al país, hasta el momento se reportaron unos 22 casos, al tiempo que se han prohibido eventos masivos (más de 300 personas), además de otras medidas de aislamiento. En tanto, también se informó sobre una reunión de coordinación a nivel regional para hacerle frente a esta enfermedad que desde este 11 de marzo ha sido declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de manera oficial como pandemia.
Desde su llegada a América Latina el pasado 26 de febrero, con el primer caso confirmado en Brasil, ya se han reportado cerca de 230 casos en América Latina. A pesar de ello, el continente aún sigue siendo uno de los menos afectados a nivel mundial detrás de África.
Fuente: www.es.aleteia.org

Castillo de naipes

Monseñor Carlos Castillo, arzobispo de Lima, anunció que se ha sometido a cuarentena por 14 días como medida de precaución por el coronavirus luego de haber llegado al Perú de su viaje a Italia.
“Este momento aciago y difícil lo vamos a superar, con la esperanza en nuestro Señor y con la esperanza en la buena voluntad de todas las personas”, indicó.
El arzobispo envió un mensaje anunciando su llegada al país, y que viene respetando las medidas adoptadas por el presidente de la República, Martín Vizcarra.
“Desde la cuarentena me dirijo a ustedes en solidaridad con todos para que juntos nos sometamos a las exigencias de la prevención que se han diseñado para salir en este momento de la adversidad”, comentó.
Monseñor Carlos Castillo hizo notar que se encuentra conforme con las decisiones tomadas por el poder Ejecutivo, con respecto a los eventos masivos.
“Acojo la iniciativa del Consejo de Estado, expresado en las palabras del señor presidente, para que las reuniones masivas no sean mayores de 300 personas, es algo que tenemos que revisar, en especial para el desarrollo de nuestras liturgias”, añadió.
Fuente: Revista Caretas.

QUE PEDRO SALINAS Y MARTÍN SCHEUCH TENGAN LA HOMBRÍA DE RECTIFICARSE

Por Luciano Revoredo– LaAbeja.pe
El Padre Emilio Garreaud se suma a la lista de sacerdotes de la Iglesia Católica que fueron acusados de algún tipo de abuso sexual y que, luego de ser investigados, fueron hallados inocentes. En el ínterin, los “acusados” han vivido, cada uno a su manera, un calvario. Suspendidos de sus actividades pastorales, denostados públicamente, inescrupulosamente señalados y hasta “sentenciados” por la prensa anticlerical sin que el proceso formal hubiese siquiera empezado, estos buenos cristianos dejan un testimonio de resignación cristiana y fidelidad en la difícil situación que les toca vivir luego de ser calumniados.
Podríamos pensar que “justos pagan por pecadores”. Y en un sentido es verdad, pues ante la triste realidad de los casos de sacerdotes que han denigrado su ministerio y han herido a personas concretas y al Cuerpo de la Iglesia se encuentran estos “casos” de personas inocentes que son falsamente acusadas. Los segundos son asimilados sin mas a la culpabilidad de los primeros. Pero, gracias a Dios, por lo menos para algunos, la verdad finalmente sale a la luz.
Tenemos que pensar que detrás de cada “caso” hay una persona. Y así como es justo que el culpable reciba la pena que le corresponde y el daño que ha ocasionado sea resarcido, también es justo que a una persona falsamente acusada se le restituya el buen nombre y eso sea conocido. En ese sentido, el arzobispo de San José de Costa Rica, lugar donde se dio la acusación al padre Garreaud y donde se le abrió una investigación según manda la legislación canónica, dio a conocer que la denuncia ha sido desestimada decretando su archivo. Asimismo, ha pedido que se tomen las medidas necesarias para restituir la buena fama del Padre Garreaud, afectada por la propagación de la noticia.
Como el Padre Garreaud es miembro del Sodalicio de Vida Cristiana, lo que normalmente sería un caso ajeno a nuestra realidad fue puesto en vitrina por los abanderados de la lucha anticlerical en nuestro medio.
Ni bien se supo de la acusación, que francamente no tenía ni pies ni cabeza, Pedro Salinas Chacaltana se apresuró a escribir un Tweet donde se preguntaba: “¿Cuántos Garreaud más tienen que aparecer para inferir que, una institución en la que imperó una cultura de abuso durante cuatro décadas, no es reformable y debe ser disuelta?”.
Cinco meses después le devolvemos la pregunta a Salinas: Ahora que ha sido absuelto Garreaud, ¿qué podemos inferir? No contento con el Tweet, Salinas escribió un artículo en La República titulado ¿Otro abusador en el Sodalicio? Hay que reconocer que se cuidó en el lenguaje y aprendió la lección. Y es que nadie quisiera arrastrar por la historia dos condenas por difamación, ¿no? Con una basta y sobra. Correcto en el lenguaje, no pudo evitar el deslizamiento en sus argumentos casi dando por hecho que Garreud era culpable. Al fin y al cabo, es “conspicuo miembro” de la denominada ‘generación fundacional’. Y para Salinas, parece, no podría ser de otra manera: “El caso de Emilio Garreaud no es el primero, y hay que añadir que tampoco fue identificado por la comisión de asesores extranjeros”. Ahora sabemos que no lo identificaron porque no había nada que identificar, ¿no?
Otro que no dejó pasar la ocasión, en sintonía temporal y temática con Salinas, fue el excéntrico y verborrágico Martín Scheuch. Cuándo no. En un extenso post de su Blog, nos cuenta su versión de la historia de Garreaud y dice que hasta le da pena pues tenía buen corazón, era sincero y bien intencionado. Pero, y ahí nos regala con un agudo análisis, “su lealtad al Sodalicio podría haber corrompido sus buenas entrañas y haberlo llevado a cometer actos inmorales”. Encontramos también en el caso de Scheuch la misma técnica de deslizamiento. Habla en condicionales pero su argumentación lleva a validar la veracidad de la acusación. Bueno, pues, resulta que no es verdad. ¿Qué tiene ahora que decir?
Hace unos años, ante una falsa acusación a un sacerdote en Estados Unidos, nada menos que la poderosa Red de Sobrevivientes por abuso sexual de sacerdotes tuvo que pedir disculpas y reconocer que “que acusaciones falsas de abusos sexuales de sacerdotes sí ocurren”. Esperemos que los locales tengan la misma hombría y reconocer que se equivocaron. O quizá Martín Scheuch nos pueda ahora ilustrar con alguna otra amplia cita traducida del alemán pero esta vez sobre los efectos de las falsas acusaciones en las personas y cómo tienen que resarcirse ante ellos los que se apresuraron a echarlos en el montón de los culpables. Y que le haga llegar una copia a su compinche Pedro Salinas.

OTRA PATALETA DE PEDRO SALINAS

Por Luciano Revoredo– LaAbeja.pe
Hace pocos días publiqué en la sección “La columna el director”, un artículo de opinión que trataba sobre el caso del sacerdote Emilio Garreaud. Para los que no han tenido oportunidad de leer la columna, les hago un breve resumen de esta: meses atrás se dio a conocer una denuncia de abuso en contra del padre Garreaud. Dicha denuncia fue realizada en Costa Rica. Hace algunos días, el arzobispo de la diócesis donde se hizo la acusación publicó un comunicado informando que la imputación había sido archivada por falta de pruebas y pedía se restituyera al Padre Emilio Garreaud en todas sus labores pastorales, además, claro está, de hacer todo lo posible para restituir su honra.
En esa línea, comenté que había dos personas -Pedro Salinas y Martín Scheuch- que debían pronunciarse sobre este caso, específicamente en el aspecto de restituir la honra del sacerdote falsamente acusado, ya que ambos escribieron artículos al respecto, sin siquiera haber esperado un tiempo prudente para recibir algún tipo de información relevante sobre la investigación.
Sin embargo, y personalmente no me sorprende, no solo no han mostrado la humildad necesaria para reconocer su error, sino que, sin defraudar a su estilo impulsivo y soberbio, Pedro Salinas despotricó contra otro sacerdote sodálite que tan solo compartió mi artículo en el muro de su Facebook. Hasta ahí, podríamos asumir que fue, algo tan suyo, un berrinche más de Salinas. Pero el problema no quedó ahí. Sino que en esta “pataleta” revela algo que llama mucho la atención para los que seguimos de cerca el caso Sodalicio. Salinas le dice al Padre Marzio Paulo de Souza lo siguiente : “En el muro de un cura sodálite, quien cita a un pasquín impresentable y marginal. Dicho cura supuestamente iba a irse porque estaba escandalizado de la doble vida de sus líderes. Me lo dijo en mi departamento. Un fariseo más. No me sorprende, la verdad”.
No está de más aclarar que lo que nos preocupa no es que nos tilde de ser un “pasquín impresentable y marginal”. Sabemos que nos tiene bien presentes y lee todo lo que publicamos. Además, ya su socia y amiga Paola Ugaz tiene pendiente una querella. No. Eso no nos preocupa. Toda descalificación y/o juicio negativo de mentes perversas e invertidas como la de Salinas, son recibidas como condecoraciones por nosotros.
Lo que realmente nos ha llamado la atención es que Salinas haya revelado tan abierta y libremente una reunión con un sacerdote que, seguramente, se acercó a él para conversar sobre sus preocupaciones personales sobre la comunidad a la que pertenece. Seguramente, el padre de Souza confió en Pedro Salinas. Y no dudamos en que el cura habrá pasado por un proceso de discernimiento personal que lo llevó a continuar en la comunidad religiosa que lo acogió. Lo más probable es que el sacerdote confió en que Salinas cumpliría dos normas éticas básicas que todo aquel que se llama periodista debe cumplir: el secreto de profesión y la protección de las fuentes.
Sin embargo, tal parece que Salinas, que tanto critica las manipulaciones, los “secuestros mentales” y demás figuras que exacerba en cada uno de sus escritos, aplica la misma técnica con aquellos que alguna vez se acercaron a él. ¿Qué está tratando de decir Pedro Salinas? ¿Estará mandando una amenaza a todo aquel que conversó con él en su tan celebrada investigación? ¿Son ahora víctimas de dichos encuentros personales? ¿No pueden siquiera alegrarse de que un sacerdote falsamente acusado haya sido encontrado inocente?
Es una lástima que últimamente Salinas, cuando ve que su castillo de naipes se desmorona por falta de argumentos sólidos y que ya ni sus amigos más cercanos le hacen eco a su obsesión anticlerical, evidencie que él es precisamente lo que critica: un soberbio que sueña con dominar al resto con información, casi-casi, de secreto de confesión. Solo esperamos que todos aquellos que en su momento confiaron en el “desinterés” de Salinas y su supuesto amor a la justicia no se decepcionen cuando a falta de nuevos argumentos, proceda al ataque personal.

HIJO DE CONSULTOR DE ODEBRECHT

El ministro de Educación designó a Rodrigo Aurelio García-Sayán Rivas, hijo de Diego García-Sayán -exministro de Justicia y actual miembro del Consejo Consultivo de la JNJ– como nuevo director ejecutivo del Programa Nacional de Infraestructura Educativa–Pronied, a pesar de que en su anterior cargo no tuvo resultados positivos.
Esta designación fue a través de la resolución ministerial Nº138-2020-MINEDU.
Sin embargo, se debe detallar que Rodrigo García-Sayán viene trabajando en Pronied desde el 2017, año en que ganó de forma extraña un concurso CAS para ocupar el puesto de “especialista en diseño y seguimiento de proyectos del equipo de prefabricados de la unidad gerencial de mobiliario y equipamiento-Pronied”.
En aquella oportunidad, García-Sayán sacó el puntaje más bajo en la evaluación de CV (70), pero en la entrevista personal, logró obtener la más alta puntuación (90).
Con esto superó a personas que le llevaban hasta 11 puntos de diferencia en la primera prueba.

PÉSIMA GESTIÓN

El 19 de marzo de 2019, Rodrigo García-Sayán fue designado como coordinador de Equipo de la Unidad Gerencial de Estudios y Obras del Programa Nacional de Infraestructura Educativa– Pronied. En este puesto, consiguió pésimos resultados, ya que solo se construyeron 13 colegios.
Fuente: Diario EXPRESO.

Profanación sandinista

[Visto: 105 veces]

Varias personas cargan el ataúd del fallecido escritor y poeta nicaragüense Ernesto Cardenal durante una misa de cuerpo presente en homenaje al fallecido escritor y poeta, en Managua (Nicaragua). El Gobierno de Nicaragua decretó tres días de duelo nacional por al autor de “Epigramas”, de quien reconoció “su aporte a la lucha del pueblo nicaragüense”, así como sus méritos culturales, artísticos, literarios “y su extraordinaria poesía en la que siempre supo alabar a Dios, en el cielo, en la tierra y en todo lugar”. EFE

Cuídense de los falsos profetas. Se presentan con piel de cordero, pero por dentro son lobos feroces

Una misa en homenaje al fallecido sacerdote y poeta nicaragüense Ernesto Cardenal que se celebra en la Catedral Metropolitana de Managua enfrentó a sandinistas y a disidentes previo al inicio de la eucaristía, y provocó momentos de tensión, según constató Efe.
Los sandinistas, que llegaron desde temprano a la Catedral de Managua ataviados sobre sus cuellos pañoletas del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), agitaron banderas y consignas a favor del presidente del país, Daniel Ortega, mientras los disidentes izaron banderas de Nicaragua y gritaban vivas al teólogo y poeta Cardenal.
“No pudieron, ni podrán”, “Viva el FSLN”, “Viva Daniel”, “Respeten la bandera”, “Respeten los símbolos patrios”, gritaban los sandinistas a los disidentes, que respondían con gritos de “Viva Nicaragua libre”, “justicia” y “democracia”.
MEDIACIÓN DEL NUNCIO APOSTÓLICO
Los disidentes también entonaron el Himno Nacional y los partidarios de Ortega replicaron con el himno sandinista, lo que provocó la mediación del nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag, que pidió a ambas partes calma y respeto.
El representante del papa Francisco en Nicaragua animó a las partes a participar con respeto en la misa de cuerpo presente en honor a Cardenal, “porque todos son hijos de Dios”.
La misa es presidida por el cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes, el nuncio apostólico y el obispo de la diócesis de Matagalpa (norte), Rolando Álvarez, que estuvo a cargo del mensaje durante la homilía.
A la misa acuden, entre otros, el escritor y exvicepresidente Sergio Ramírez, la poetisa y escritora Gioconda Belli, el embajador de la Unión Europea en Nicaragua, Pelayo Castro, y la embajadora de España en el país, Mar Fernández-Palacios.
IRRESPETAN MEMORIA DE CARDENAL
La presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez, calificó de “irrespetuosa” la presencia de los partidarios de Ortega a una misa solemne.
“Es un irrespeto más a la memoria del padre (Cardenal). La gente que lo persiguió no puede ser partícipe de los honores, espero que respeten la presencia física del padre”, abogó.
Cardenal, que fue ministro de Cultura durante el primer Gobierno sandinista (1979-1990), que también encabezó Ortega, se enfrentó con el mandatario y la esposa de éste, la vicepresidenta Rosario Murillo, en los últimos años de su vida.
El autor de “Oración por Marilyn Monroe” pasó de símbolo de la revolución sandinista a ser un “perseguido político”, como él mismo se declaró, del Gobierno de Ortega, con el que se distanció por su forma de dirigir el sandinismo.
El poeta, que participó en la lucha contra la dictadura de la familia Somoza desde muy joven y fue militante hasta 1995 del FSLN, en el poder desde enero de 2007, sostenía que el Gobierno de Ortega “no es de izquierda, ni sandinista, ni revolucionario, sino simplemente es una dictadura familiar”, como la que derrocaron.
GOBIERNO DECRETÓ TRES DÍAS DE DUELO
El Gobierno de Nicaragua decretó tres días de duelo nacional por al autor de “Epigramas”, de quien reconoció “su aporte a la lucha del pueblo nicaragüense”, así como sus méritos culturales, artísticos, literarios “y su extraordinaria poesía en la que siempre supo alabar a Dios, en el cielo, en la tierra y en todo lugar”.
Siendo ministro de Cultura en el Gobierno revolucionario (marzo de 1983) recibió la amonestación pública del papa Juan Pablo II al visitar Nicaragua por considerar que mezcló la religión con la revolución sandinista.
Por su participación en aquel Gobierno el papa Juan Pablo II le castigó “a divinis” en 1985, y fue indultado por el papa Francisco en 2019.
Cardenal, nominado en al menos dos ocasiones para el Nobel de Literatura, y ganador del Premio Reina Sofía de Poesía, entre otros, falleció el domingo en un hospital de Managua debido a un ataque cardíaco relacionado con su avanzada edad.
Los restos del poeta, una de las máximas figuras de la literatura latinoamericana y promotores de la Teología de la Liberación, serán incinerados y descansarán en un archipiélago del Gran Lago de Nicaragua.
Fuente: Agencia de Noticias EFE.

Robert Sirico CSP

[Visto: 112 veces]

El padre Robert Sirico, durante una conferencia en marzo de 2019.

Robert Sirico: «El Buen Samaritano no solo tenía buenas intenciones; también dinero»

El sacerdote estadounidense Robert Sirico, presidente del Acton Institute y párroco de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús en Grand Rapids (Michigan), estuvo recientemente en España para la presentación de su libro En defensa del libre mercado. Con tal ocasión fue entrevistado por José María Ballester Esquivias, de cuyo perfil en Facebook tomamos este texto, publicado de forma abreviada por Alfa y Omega:
En aquella convulsa época de finales de los sesenta y principios de los setenta, Robert Sirico cedió a los cantos de sirena del idealismo progre -en su caso, la “Nueva Izquierda” norteamericana, de devastador recuerdo- creyendo que era el camino más adecuado para la aliviar la existencia de los más vulnerables, de modo especial para los más vulnerables. Estaba convencido de la necesidad de secuestrar la riqueza para posteriormente redistribuirla. Es decir, la receta clásica de la socialdemocracia.
Hasta que a través de un amigo conoció a una persona de ideas contrarias que le animó a “aprender algo más” y le prestó unos cuantos libros. Siguió el consejo y acaeció la primera de sus dos conversiones definitivas: la política.
“Entendí que la riqueza no era un juego de suma cero. No era solo una tarta que había que dividir, sino que era dinámica y que podía crecer”. De ahí llegó a la conclusión de que el beneficio no solo no era malo, sino que era necesario para sostener la vida, y también de que no bastaba con albergar buenos sentimientos hacia los pobres.
“Si uno quiere que coman, hay que saber producir alimentos. Y al haber muchos pobres, hay que desarrollar ese sistema a gran escala”. Ya estaba convencido de las virtudes del libre mercado.
Su segunda conversión -la vuelta al redil de la Iglesia- tardaría algo más y también se produjo a través de un encuentro fortuito. Esta vez fue un sacerdote que se presentó en su casa de Los Ángeles y al que reveló su deseo de confesarse, sacramento con el que Sirico, bautizado católico –es de ascendencia italiana por los cuatro costados- no cumplía desde hacía trece años. “Lo primero que hizo”, recuerda Sirico con sorna, “fue mirar su reloj”. Pero se confesó y retomó la costumbre de asistir a la Misa dominical.
Más adelante, mientras ampliaba su formación académica otro sacerdote le sugirió la ordenación. Sirico le puso al tanto de su pasado alejado de la Iglesia. Respuesta: “Lea las Confesiones de San Agustín”. Lo que hizo. E ingresó en el seminario, lugar en el que afianzó su vocación al tiempo que se topó con un pensamiento político-económico similar al de la Nueva Izquierda, “que esta vez estaba ‘bautizado’ y disponía de una teología de la liberación”.
-Eso le impulsó, ya como sacerdote, a fundar en 1990 el Instituto Acton, así nombrado en memoria del ilustre católico inglés.
-Deseaba mostrar que había una vía alternativa en Teología, Religión y compromiso social; y que el amor por los pobres no tiene por qué plasmarse a través de perspectivas económicas socialistas. Y fundé el Instituto al tiempo que realizaba mi labor pastoral: mis superiores no me permitieron estudiar Económicas.

Lord Acton (John Emerich Edward Dalberg-Acton, primer Barón de Acton, 1834-1902), católico y liberal inglés, aunque nacido en Nápoles, fue historiador y miembro del Parlamento y una figura destacada del pensamiento político británico. En el ámbito hispánico existe el Instituto Acton, independiente del Acton Institute del padre Sirico pero con análoga inspiración.

«El libre mercado, al permitir la prosperidad, hace más por los pobres que el Estado»

-Representa una línea nítida dentro del pensamiento social cristiano. Hay muchos otros que piensan de otra forma.
-Por supuesto. La economía y el compromiso social no son doctrina de fide. Son aplicación de la doctrina. De ahí que exista un amplio espacio para su aplicación prudencial.
-Acepta que su línea no es doctrina de fide.
-San Juan XXIII decía que los católicos ”pueden tener opiniones distintas en estas materias y seguir siendo buenos católicos, siempre que respeten al prójimo en el debate”.
-Por lo tanto es consciente de que sus ideas generan controversia.
-Sí, claro. Y me gusta la controversia porque me gusta el debate. Intento ser respetuoso en el debate y me interesan las opiniones ajenas. Eso sí, tengo las mías. Si debato con un socialista que es buen católico, que cree que las doctrinas de la fe, en la dignidad de la vida humana y en la santidad del matrimonio no es lo mismo que en un defensor de libre mercado que no cree en ello. El socialista es un hermano de la Iglesia; con el defensor del libre mercado, solo tengo convergencias en materia económica, pero no espiritualmente. Y deseo que mis amigos de la “izquierda eclesial” se comporten de la misma forma conmigo: piensan que el socialismo o las ideas redistributivas –no sé si utilizan el mismo término en España– es doctrina de fide de la Iglesia. Y no lo es.
El padre Robert Sirico es sacerdote de la Congregación de San Pablo, neoyorquino, tiene 68 años y es hermano del actor Tony Sirico, Paulie Gualtieri en Los Soprano.
-Vayamos a su pensamiento. ¿En qué consiste la defensa moral del libre mercado?
-Diría que hay mayor posibilidad de practicar la virtud en una sociedad libre que en una socialista, porque disponemos del derecho de propiedad, que forma parte de las enseñanzas de la Iglesia, de la oportunidad de ser creativos y de dinero para ayudar a otras personas. Sin olvidar el hecho de que la dignidad de la persona humana, en su expresión económica, será más respetada en una sociedad que permite el libre funcionamiento de los mercados. Una sociedad socialista debilita el derecho de propiedad y entorpece la capacidad de cada persona para desarrollar sus iniciativas libremente. Churchill tenía una frase muy significativa al respecto.
-¿Cuál?
-“Según el socialismo de los primeros cristianos, lo que es mío, es tuyo; mientras que según el socialismo actual, lo que es tuyo es mío”. ¡Eso no es cristianismo! El cristianismo es compartir. El Evangelio nos pide ser generosos. En la parábola del Buen Samaritano actúa la virtud personal, no el Estado.
-Sigamos. ¿Cómo compatibiliza la “opción preferencial por la libertad” con la “opción preferencial por los pobres”?
-Si se quiere tener una opción preferencial por los pobres, se necesita libertad para ayudarles. No puedo ser generoso si no tengo recursos y si no hay propiedad privada, porque no puedo serlo con la propiedad ajena: no sería “mi” generosidad para amar a los pobres. También significa ser solidario con los necesitados: un rico puede ser muy generoso con los pobres. Y a nivel institucional, el libre mercado, al permitir la prosperidad, hace más por los pobres que el Estado.
-¿Por qué?
-Porque el Estado solo puede usar dinero que ya ha sido creado, cosa que en una sociedad libre solo pueden hacer las personas. Si se combinan el hecho de generar dinero con la opción preferencial por los pobres, se puede hacer mucho más que el Estado.
-¿Niega cualquier legitimidad al Estado?
-Por supuesto que no. San Pablo dice que Dios designa al Estado para gobernar. El problema es el tamaño del Estado y los límites de su intervención. No soy un anarquista y creo en la legitimidad de los gobiernos, pero hemos cometido el error en la sociedad de otorgar la primera opción al Estado. Es una violación del principio de subsidiariedad, cuyo escepticismo se proyecta hacia el Estado, no hacia la sociedad libre.
De ahí que el protagonismo deba corresponder a los actores no estatales, como las familias; son los que han de ejercer de cuerpos intermedios. Se debilitan cuando el actor principal es el Estado. Si éste se convierte en la primera opción, cuando la gente necesite alimentos, asistencia médica, vivienda o ayuda en la lucha contra las drogas, tenderá a expulsar al resto de actores. Lo explicaba Benedicto XVI en Caritas in Veritate: el Estado que hace todo, regula todo y suministra todo, terminará prescindiendo del hombre.
-En esa encíclica, el hoy Papa emérito también abogaba por la economía del don, no solo la del mercado.
-Sí, pero bajo el principio de subsidiariedad, por lo que el actor principal ha de ser la sociedad generosa; la economía del don es la del “No-Estado”. El Estado ha de ser un sustituto y un garante en caso de emergencia.
-En Europa se está viviendo una situación de emergencia…
-…creada por el Estado.
-El desempleo vuelve a alcanzar cotas máximas y las personas están acostumbradas a beneficiarse de la protección del Estado. ¿Cómo se les convence, ahora que se quedan hasta sin vivienda, de que la solución consiste en crear su propio negocio?
-Déjeme trazar una analogía: cuando una persona viene a verme y me dice: “Necesito mis drogas para vivir; porque si dejo de usarlas, sufriré privaciones, sudaré, enfermaré, sentiré que me muero”, ¿qué le digo a esta persona? ¿“Bueno, le daremos más drogas?” ¿O le decimos: “No, tienes que dejar las drogas, porque son el problema”? En las sociedades socialistas nos hemos convertido en adictos al Estado.
-Permítame insistir en el desempleo.
-Es verdad que el nivel de desempleo es muy alto. Desconozco los niveles de inflación en Europa, aunque imagino que no son buenos. Es difícil empezar un negocio en Europa. Es costoso, no solo por los costes directos, sino también por los indirectos, generados por una regulación que indica los requisitos para abrir una tienda, a quién se puede contratar o cuándo se puede echar a la gente si no rinde. Todo esto afecta a la creatividad de las personas. Si digo a alguien que necesitamos más intervencionismo estatal para poder hacer todo esto, es como darle más heroína para que se sienta mejor.
-Ese es el diagnóstico. ¿Cuál sería el remedio?
-Educar a la gente para que diga: “Es culpa del Estado si no se puede abrir un negocio, debido a tantas regulaciones, impuestos, trabas que oprimen nuestra creatividad. Y de manera que no podéis ni imaginar”. La consecuencia de la situación actual es que la gente ni siquiera piensa en ideas nuevas.
-¿Es usted consciente de que se necesitarán dos generaciones, por lo menos, para que se produzca ese cambio de mentalidad?
-Varias generaciones, probablemente.
-Y que no se pueden imponer cambios de un día para otro.
-Es cuestión de prudencia y no pretendo decir lo que hay que hacer en España, porque no la conozco bien. Solo he estado tres veces en mi vida. Sería presuntuoso por mi parte. Incluso ni en Estados Unidos me atrevería a decir lo que hay que hacer. Eso es cosa de los políticos. Lo mío es enseñar y destacar los principios morales, que son el de subsidiariedad y el de solidaridad.
-¿En qué pasajes del Evangelio basa sus teorías?
-¡En muchas! Échele un vistazo. Le voy a dar un par de ejemplos: el Buen Samaritano –que ya he mencionado– y la Parábola de los Talentos. ¿La conoce?
-Sí, claro.
-El amo confía su riqueza a los sirvientes. El más productivo es el que más recibe. Y la parábola del Buen Samaritano es la parábola de la solidaridad: el samaritano actúa en nombre del hombre y garantiza su bienestar cuando sale afuera. ¡Y es un comerciante que sale a hacer negocios! Como dijo una vez Margaret Thatcher: “Nadie se acordaría del Buen Samaritano si lo único que tuviese fueran buenas intenciones. ¡También tenía dinero!” Estos dos ejemplos del Evangelio nos indican que por qué hay que ser productivo y generoso.
-Algunos le acusan –y también a su fallecido amigo, el profesor Michael Novak– de estar “protestantizados”.
-No. Son los protestantes los que están “catolicizados”. Los primeros que relacionaron a la teología con el libre mercado fueron los muy católicos escolásticos de Salamanca Francisco Suárez y Juan de Mariana. Es un escándalo que los españoles no lo sepan y no lo reconozcan. Fueron ellos los que acuñaron esas ideas y no los protestantes.
Michael Novak (1933-2017) fue filósofo y periodista, autor de varios libros y uno de los grandes autores del catolicismo liberal en Estados Unidos, donde fue un miembro fundamental del think tank conservador American Enterprise Institute.
-El Evangelio también dice que es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja a que un rico entre en el Reino de los Cielos.
-¡Es la tercera vez que me preguntan esto hoy! Siempre le pregunto a la persona que me lo pregunta: ¿cómo termina este pasaje? ¿Cómo termina la historia? ¿Cuál es esa la última línea de esa historia? Nadie responde a esa pregunta y es la clave de todo. Así que volvamos.
-Adelante.
-La objeción es, dice Jesús, que es más difícil para un hombre rico entrar al cielo que para un camello pasar por el ojo de una aguja. ¡Como si fuera demasiado difícil para un rico entrar al cielo! Con los hombres, es imposible. ¡Pero con Dios, todo es posible! En otras palabras, por supuesto que no puedes “comprar” el cielo.
-Entonces…
-…quiero ser muy claro: no estoy diciendo que tener éxito en el libre mercado sea una prueba de santidad. Eso se llama “Evangelio de la prosperidad” y es una herejía. Es la otra cara de la herejía de la teología de la liberación. La teología de la liberación dice que si eres pobre, entonces eres santo; y si eres rico, eres pecador. El evangelio de la prosperidad dice: “Si eres rico, eres bendecido por Dios, eres un santo; y si eres pobre, entonces no has hecho lo que Dios te ha pedido”.
-¿Cuál es, por lo tanto, la respuesta católica?
-El hombre rico no fue al infierno porque era rico, sino porque era orgulloso. El pobre no fue al cielo porque era pobre, sino porque era humilde. Esa no es mi respuesta. Es de San Agustín. Lo dijo en una homilía. Esa ha sido la respuesta durante todos estos años.
-Terminemos con otra polémica que no cesa: el liberalismo económico y el político, según el Syllabus, son pecados.
-Distinguiría es el liberalismo filosófico del liberalismo económico y político: el liberalismo filosófico y teológico es una forma de relativismo. El liberalismo económico y político simplemente pone el acento en la libertad como fin de la política: queremos crear una sociedad lo más libre posible, con el menor gobierno posible.

Querida Amazonia

[Visto: 208 veces]

Exhortación del Papa Francisco para una Iglesia con rostro amazónico

Publicada la Exhortación post-sinodal sobre la Amazonia. El documento traza nuevos caminos de evangelización y cuidado del ambiente y de los pobres. Francisco desea un nuevo impulso misionero y alienta el papel de los laicos en las comunidades eclesiales.
Por Alessandro Gisotti– Vatican News
“La querida Amazonia se muestra ante el mundo con todo su esplendor, su drama, su misterio”. Así comienza la Exhortación apostólica post-sinodal, Querida Amazonia. El Pontífice, en los primeros puntos (2-4) explica “el sentido de esta Exhortación” llena de referencias a documentos de las Conferencias Episcopales de los países amazónicos, pero también a poemas de autores relacionados con la Amazonia. Hace hincapié en que desea “expresar las resonancias” que el Sínodo ha provocado en él. Y precisa que no pretende sustituir ni repetir el Documento Final que nos invita a leer “íntegramente”, esperando que toda la Iglesia se deje “enriquecer e interpelar” por él y que la Iglesia de la Amazonia se comprometa “en su aplicación”. Francisco comparte sus “Sueños para la Amazonia” (5-7), cuyo destino debe preocupar a todos, porque esta tierra también es “nuestra”. Formula “cuatro grandes sueños”: que la Amazonia “luche por los derechos de los más pobres”, “preserve la riqueza cultural”, “custodie celosamente la abrumadora hermosura natural” y, por último, que las comunidades cristianas sean “capaces de entregarse y encarnarse en la Amazonia”.

El sueño social: Que la Iglesia esté al lado de los oprimidos

El primer capítulo de Querida Amazonia se centra en el “Sueño social” (8). Destaca que “un verdadero planteo ecológico” es también un “planteo social” y, si bien aprecia el “buen vivir” de los indígenas, advierte contra el “conservacionismo” que solo se preocupa por el medioambiente. En tonos vibrantes, habla de “injusticia y crimen” (9-14). Recuerda que Benedicto XVI ya había denunciado “la devastación ambiental de la Amazonia”. Los pueblos originarios, advierte, sufren el “sometimiento” tanto de los poderes locales como de los externos. Para el Papa las operaciones económicas que alimentan la devastación, los asesinatos, la corrupción, merecen el nombre de “injusticia y crimen”. Y con Juan Pablo II reitera que la globalización no debe convertirse en un nuevo colonialismo.

Que los pobres sean escuchados sobre el futuro de la Amazonia

Ante tal injusticia, el Pontífice pide “indignarse y pedir perdón” (15-19). Para Francisco son necesarias “redes de solidaridad y desarrollo” y llama al compromiso de todos, incluyendo a los líderes políticos. A partir de aquí, el Papa se detiene en el tema del “sentido comunitario” (20-22). Recuerda que para los pueblos amazónicos las relaciones humanas “están impregnadas por la naturaleza circundante”. Por esta razón, escribe, viven como un verdadero “desarraigo” cuando son “obligados a emigrar a la ciudad”. La última parte del primer capítulo está dedicada a las “Instituciones dañadas” (23-25) y al “Diálogo social” (26-27). El Papa denuncia el mal de la corrupción que envenena al Estado y sus instituciones. Y espera que la Amazonia se convierta en “un lugar de diálogo social”, en primer lugar, “con los últimos”. La de los pobres, advierte, ha de ser “la voz más potente” en la Amazonia.

El sueño cultural: cuidar el poliedro amazónico

El segundo capítulo está dedicado al “Sueño cultural”. Francisco inmediatamente deja claro que “promover la Amazonia” no significa “colonizarla culturalmente” (28). Así, utiliza una imagen que le es muy querida: “el poliedro amazónico” (29-32). Es necesario luchar contra la “colonización postmoderna”. Para Francisco es urgente “cuidar las raíces” (33-35). Citando a Laudato si’ y Christus vivit, subraya que la “visión consumista del ser humano” tiende a “homogeneizar las culturas” y esto repercute especialmente en los jóvenes. A ellos, el Papa les pide “hacerse cargo de las raíces”, que “recuperen la memoria dañada”.

No a un indigenismo cerrado, sino a un encuentro intercultural

La Exhortación se centra entonces en el “encuentro intercultural” (36-38). Incluso las “culturas supuestamente más evolucionadas”, observa, pueden aprender de los pueblos que “desarrollaron un tesoro cultural estando enlazadas con la naturaleza”. La diversidad, por lo tanto, no es “una frontera”, sino “un puente”, y dice no a un “indigenismo completamente cerrado”. La última parte del capítulo II está dedicada al tema “culturas amenazadas, pueblos en riesgo” (39-40). En cualquier proyecto para la Amazonia, es su recomendación, “hace falta incorporar la perspectiva de los derechos de los pueblos”. Estos, añade, difícilmente podrán “quedar indemnes” si el entorno en el que nacieron y se desarrollaron “se daña”.

El sueño ecológico: Unir el cuidado del ambiente y el de las personas

El tercer capítulo, “Un Sueño Ecológico”, es el que se relaciona más inmediatamente con la Encíclica Laudato si’. En la introducción (41-42) se destaca que en la Amazonia existe una estrecha relación del ser humano con la naturaleza. El cuidado de nuestros hermanos como el Señor nos cuida, reitera, “es la primera ecología que necesitamos”. El cuidado del medioambiente y el cuidado de los pobres son “inseparables”. Francisco, entonces, vuelca su atención al “sueño hecho de agua” (43-46). Cita a Pablo Neruda y a otros poetas locales sobre la fuerza y la belleza del río Amazonas. Con sus poemas, escribe, “nos ayudan a liberarnos del paradigma tecnocrático y consumista que destroza la naturaleza”.

Escuchar el grito del Amazonas, que el desarrollo sea sostenible

Para el Papa, es urgente escuchar “el grito de la Amazonia” (47-52). Recuerda que el equilibrio planetario depende de su salud. Hay, escribe, fuertes intereses no solo locales, sino también internacionales. La solución, por lo tanto, no es la “internacionalización” de la Amazonia, sino que debe crecer “la responsabilidad de los gobiernos nacionales”. El desarrollo sostenible, continúa, requiere que los habitantes estén siempre informados sobre los proyectos que les conciernen y espera la creación de “un sistema normativo” con “límites infranqueables”. Así, invita a la “Profecía de la contemplación” (53-57). Escuchando a los pueblos originarios, subraya, podemos amar a la Amazonia “y no solo utilizarla”; podemos encontrar en ella “un lugar teológico, un espacio donde Dios mismo se muestra y convoca a sus hijos”. La última parte del capítulo III se centra en la “Educación y los hábitos ecológicos” (58-60). El Papa señala que la ecología no es una cuestión técnica, sino que siempre incluye “un aspecto educativo”.

El sueño eclesial: Desarrollar una Iglesia con rostro amazónico

El último capítulo, el más contundente, está dedicado “más directamente” a los pastores y fieles católicos y se centra en el “Sueño eclesial”. El Papa invita a “desarrollar una Iglesia con rostro amazónico” a través de un “gran anuncio misionero” (61), un “anuncio indispensable en la Amazonia” (62-65). Para el Papa no basta con llevar un “mensaje social”. Estos pueblos tienen “derecho al anuncio del Evangelio”, de lo contrario “cada estructura eclesial se convertirá” en una ONG. Una parte sustancial se dedica entonces a la inculturación. Retomando la Gaudium et Spes, habla de la “inculturación” (66-69) como un proceso que lleva “a la plenitud a la luz del Evangelio” lo bueno que existe en las culturas amazónicas.

Una renovada inculturación del Evangelio en la Amazonia

El Papa mira más profundamente, señalando los “Caminos de inculturación en la Amazonia” (70-74). Los valores presentes en las comunidades originarias, escribe, deben ser “recogidos en la evangelización”. Y en los dos párrafos siguientes se centra en la “inculturación social y espiritual” (75-76). El Papa señala que, dada la pobreza de tantos habitantes de la Amazonia, la inculturación debe tener un “perfume marcadamente social”. Al mismo tiempo, sin embargo, la dimensión social debe integrarse con la dimensión “espiritual”.

Sacramentos accesibles a todos, especialmente a los pobres

La Exhortación indica entonces los “puntos de partida para una santidad amazónica” (77-80) que no deben copiar “modelos de otros lugares”. Destaca que “es posible recoger de alguna manera un símbolo indígena sin calificarlo necesariamente de idolatría”. Se puede valorar, añade, un mito “cargado de sentido espiritual” sin considerarlo necesariamente “un error pagano”. Lo mismo se aplica a algunas fiestas religiosas que, aunque requieren un “proceso de purificación”, “contienen un significado sagrado”.
Otro pasaje significativo de Querida Amazonia es sobre la inculturación de la liturgia (81-84). El Pontífice constata que el Concilio Vaticano II había pedido un esfuerzo de “inculturación de la liturgia en los pueblos indígenas”. También recuerda, en una nota al texto, que en el Sínodo “surgió la propuesta de elaborar un rito amazónico”. Los sacramentos, exhorta, “deben ser accesibles, sobre todo para los pobres”. La Iglesia, enfatiza recordando a Amoris laetitia, no puede convertirse en una “aduana”.

Que los obispos latinoamericanos envíen misioneros a la Amazonia

Vinculado a esto está el tema de “la inculturación de la ministerialidad” (85-90) al que la Iglesia debe dar una respuesta “valiente”. Para el Papa debe garantizarse “una mayor frecuencia de la celebración de la Eucaristía”. A este respecto, reitera, es importante “determinar qué es lo más específico del sacerdote”. La respuesta, se lee, está en el sacramento del Orden que habilita solo al sacerdote para presidir la Eucaristía. ¿Cómo, entonces, “asegurar ese ministerio sacerdotal” en áreas remotas? Francisco exhorta a todos los obispos, especialmente a los latinoamericanos, “a ser más generosos”, orientando a aquellos que “muestran vocación misionera” a elegir la Amazonia y los invita a revisar la formación de los sacerdotes.

Favorecer un protagonismo de los laicos en la comunidad

Después de los sacramentos, Querida Amazonia se detiene en las “comunidades repletas de vida” (91-98) en las que los laicos deben asumir “responsabilidades importantes”. Para el Papa, de hecho, no se trata “solo de facilitar una mayor presencia de ministros ordenados”, un objetivo “limitado” si no se suscita “nueva vida en las comunidades”. Por lo tanto, se necesitan nuevos “servicios laicales”. Solo a través de un “contundente protagonismo de los laicos”, reitera, la Iglesia podrá responder a los “desafíos de la Amazonia”. Para el Pontífice, las personas consagradas ocupan también un lugar especial, al tiempo que recuerda el papel de las comunidades de base que han defendido los derechos sociales y alienta en particular la actividad de la REPAM y de los “equipos misioneros itinerantes”.

Nuevos espacios para las mujeres, pero sin “clericalizaciones”

El Papa dedica un espacio propio a la fuerza y al don de las mujeres (99-103). Reconoce que en la Amazonia algunas comunidades se han mantenido solo “gracias a la presencia de mujeres fuertes y generosas”. Sin embargo, advierte que no se debe reducir “la Iglesia a estructuras funcionales”. Si este fuera el caso, de hecho, solo se les daría un papel si tuvieran acceso al Orden Sagrado. Para el Papa la clericalización de la mujer debe ser rechazada, aceptando en cambio la contribución según el modo femenino que prolonga “la fuerza y la ternura de María”. Él alienta el surgimiento de nuevos servicios femeninos, que -con el reconocimiento público de los obispos– incidan en las decisiones de las comunidades.

Que los cristianos luchen unidos para defender a los pobres de la Amazonia

Para el Papa es necesario “ampliar horizontes más allá de los conflictos” (104-105) y dejarnos desafiar por la Amazonia para “superar perspectivas limitadas” que “se quedan clausuradas en aspectos parciales”. El capítulo IV termina con el tema de la “Convivencia ecuménica e interreligiosa” (106-110). El Papa invita a los creyentes a “encontrar espacios para conversar y para actuar juntos por el bien común”. “¿Cómo no luchar juntos? – pregunta Francisco- ¿Cómo no orar juntos y trabajar codo con codo para defender a los pobres de la Amazonia?”.

Confiemos la Amazonia y sus pueblos a María

Francisco concluye Querida Amazonia con una oración a la Madre de la Amazonia (111). “Madre, mira a los pobres de la Amazonia”, recita un pasaje de su oración, “porque su hogar está siendo destruido por intereses mezquinos (…) Toca la sensibilidad de los poderosos, porque aunque sentimos que ya es tarde nos llamas a salvar lo que todavía vive”.

Palmera

[Visto: 153 veces]

LA VERDAD SOBRE LA DIFAMADORA PAOLA UGAZ

Por Luciano Revoredo- LaAbeja.pe
Hace algunos días, el portal La Mula publicó un artículo que reproducía la “Carta abierta a las autoridades políticas de la República del Perú” escrita por la organización Ending Clergy Abuse (ECA). La carta abierta “viene de la preocupación de ECA y de otros activistas, por el acoso judicial que vive la periodista peruana Paola Ugaz, quien con profesionalismo ha realizado en los últimos años una investigación para encontrar y difundir la verdad en relación con las denuncias existentes sobre el Sodalicio de Vida Cristiana”. El interés de esta nota no es analizar la carta en sí ya que en más de una ocasión, y en diversos medios, ya se ha señalado que lo que la ECA llama “acoso judicial” por parte del Sodalicio contra Ugaz no es tal. Yo, por ejemplo, soy uno de los que la ha denunciado. Pero mi querella no tiene absolutamente nada que ver con su investigación sobre la mencionada institución religiosa, sino porque Ugaz reiteradamente dice que este medio y yo somos difamadores. Lo mismo ha señalado, por su parte, el ciudadano Alberto Gómez de la Torre, quien no se cansa de expresar que él la ha demandado porque le arruinó la vida debido a todas las falsedades —ya comprobadas inclusive a nivel judicial— propaladas en el documental “The Sodalitium Scandal” que produjo la periodista en cuestión.
Lo que quisiera señalar en esta nota es precisamente que gracias a este apoyo abierto de la ECA a Paola Ugaz y a Pedro Salinas queda comprobado, nuevamente, que en este portal no mentimos. ¿Qué tiene que ver la ECA con la veracidad de este medio? Pues que nosotros fuimos los primeros en revelar el vínculo existente entre la ECA —antes llamada The Accountability Project— y Pedro Salinas.
Fue en el 2018(1) cuando en un artículo (https://www.laabeja.pe/cuando-atacar-a-la-iglesia-es-un-negocio/) revelamos que Salinas era parte de una red internacional que tiene como objetivo llevar a la Iglesia Católica a los tribunales internacionales por delitos de lesa humanidad. Inclusive presentamos las evidencias de un encuentro en Varsovia en donde se acordaron una serie de actividades para cumplir el objetivo. Por supuesto, en el 2018 Pedro Salinas salió a contraatacar diciendo que “fumábamos de la mala” y que nos habíamos inventado esta “conspiración”. Ante lo que nosotros respondimos con más pruebas: los correos electrónicos en los que Salinas estaba, no solo copiado, sino también señalado para ejecutar en el Perú puntos concretos del Acuerdo de Varsovia como, por ejemplo, denunciar a un alto jerarca de la Iglesia peruana. Cosa que claramente hizo al poco tiempo cuando inició los ataques al Obispo de Piura y Tumbes, Monseñor José Antonio Eguren.
Por supuesto, a pesar de las pruebas presentadas, Salinas y su socia Ugaz mantuvieron su posición de no tener vínculos con este grupo, hoy denominado Ending Clergy Abuse (ECA). Esto duró hasta que el ego de Salinas pudo más y no aguantó la tentación de ser nuevamente el centro de atención.
Así, el 22 de septiembre del 2019 publicó en La República la columna titulada “Gracias a Dios”.(2) En esta, como si nunca hubiera negado su vínculo con ECA, se despachó feliz recomendando una película que tiene como protagonista a Francois Devaux. Salinas dice: “Conocí a Francois Devaux en enero del 2018, en Santiago. (…) Nos presentaron en un almuerzo en casa del director de la Fundación Para la Confianza, el chileno José Andrés Murillo, donde aterrizamos periodistas, abogados, activistas y víctimas de la pederastia clerical. La idea de ese cónclave surgió en Varsovia, en un encuentro promovido por Barbara Blaine, legendaria fundadora de SNAP (la principal red de sobrevivientes de curas pedófilos en los Estados Unidos), quien lamentablemente falleció inesperadamente pocos meses antes. En dicho almuerzo, con Murillo de anfitrión, se trató de dar forma al movimiento de Blaine, que terminó denominándose Ending Clergy Abuse (ECA), cuya motivación es lograr que la institución católica rinda cuentas sobre los abusos sexuales en su seno”. ¿No qué no tenía idea de lo que estábamos hablando? Es más, fue él mismo quien en una conferencia de prensa en Piura dijo sobre los artículos de La Abeja que hablaban de la existencia del ECA y del Acuerdo de Varsovia: “Es alucinante. Según esa cosa soy de los hombres más poderosos y ricos del país. Soy parte de una suerte de confabulación internacional, porque hablan de una cosa que se llama el Acuerdo de Varsovia, algo así como los Protocolos de los Sabios de Sión, y que yo con diez amigos más vamos a destruir la Iglesia. Se han fumado una palmera”.
Y ahora, nuevamente, con total desparpajo y utilizando su habitual modus operandi de relatar su lado de la historia sin tener un mínimo de rigor, vuelven a acudir a sus amigos de la red internacional a la que supuestamente no pertenecía Salinas, para que le dé apoyo a su amiga Ugaz a través de esta carta abierta.
En todo caso, si de alguna “palmera” fumamos, es de la palmera de la verdad. Y como bien dice la cultura popular: “el pez por la boca muere”. Por este motivo querellé a Paola Ugaz: no somos difamadores; no somos mentirosos. Hablamos con las pruebas en la mano. Y aprovechamos para responderles a los miembros de la ECA: si Paola Ugaz es inocente, tendrá el espacio para demostrarlo. En la carta abierta de la ECA publicada en La Mula dicen: “¿Por qué quieren impedir que Paola Ugaz siga investigando? ¿Qué temen que pueda desenmascarar? Cuando los márgenes éticos y morales de la sociedad se respetan nadie debe temer que cuestionen su actuar (…) En este sentido, el cese inmediato a este hostigamiento y el respeto de las libertades que tienen todos los periodistas en el cumplimiento de sus labores, incluido el derecho a la libertad de expresión e información, las cuales están protegidas por las convenciones internacionales de los derechos humanos”. Nunca más de acuerdo con ellos: Si Paola Ugaz respeta los márgenes éticos y morales de la sociedad, ¿qué teme? ¿Por qué quieren impedir que nosotros sigamos investigando? ¿O el derecho a la libertad de expresión e información sólo son válidos para ellos? Para terminar, sería muy recomendable que los miembros de la ECA se informen acerca de las fundadas acusaciones que tiene Paola Ugaz por sus vínculos con la corrupción sobre las pesa un silencio cómplice de la mayoría de sus colegas periodistas. ¿Quién es el que teme a que se investigue?
Notas:
[1] Si bien la fecha del link es en noviembre del 2018, la nota la sacamos antes pero al sufrir un ataque de hackers, tuvimos que volver a postear artículos antiguos y no se actualizó la fecha de su publicación.
[2] https://larepublica.pe/sociedad/2019/09/22/pedro-salinas-gracias-a-dios/

Jesuitas

[Visto: 150 veces]

Por Jesús Bastante– Religión Digital.
La sorpresa, y menuda sorpresa, vino justo al comienzo de la presentación de ‘Los jesuitas: del Vaticano II al papa Francisco’ de Gianni La Bella, editado por Mensajero. El director editorial del Grupo de Comunicación Loyola, Ramón Alfonso, desveló una de las grandes revelaciones del libro. Todo un bombazo: Bertone quiso volver a intervenir a los jesuitas aprovechado la renuncia de Kolvenbach, y pensó ¡en Bergoglio! Para ser el interventor. Pero el arzobispo de Buenos Aires “se negó tenazmente”.
Así se relata en el libro. En 2006-2007, el secretario de Estado, Tarcisio Bertone, pensó en una nueva intervención de la Compañía de Jesús, apenas un cuarto de siglo de la traumática decisión que apartó del Generalato al padre Arrupe. Bertone se dirigó al actual general, el padre Kolvenbach (que había presentado su renuncia), haciéndole llegar la idea de que el arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio, podría ser el interventor (comisario) de esta nueva etapa.
Benedicto XVI “no tendría ciertamente nada que objetar”, explica La Bella en su libro. “Kolvenbach, perplejo y desconcertado”, se puso en contacto con Bergoglio, quien pese a no estar de acuerdo con todas las decisiones y orientaciones del gobierno de la orden, “es decididamente contrario a la idea de una intervención papal, que multiplicaría los problemas en lugar de resolverlos”.

Bergoglio dijo “no” a Benedicto XVI

El sucesor de Kolvenbach, Adolfo Nicolás, así lo reveló a un grupo de jesuitas en 2013, poco después de la elección de Francisco. “En su primer encuentro con Francisco, éste le dijo que se había opuesto tenazmente ante el Papa Benedicto a la propuesta de una nueva intervención de la Compañía, que algunos en Roma querían llevar a cabo en aquel momento”, revela La Bella de fuentes directas.

Kolvenbach se planta ante el Papa

“Enterado de las maniobras en curso, Kolvenbach, actuando en contra de su habitual estilo discreto y sereno, pidió audiencia a Benedicto XVI y de modo firme y decidido, como tal vez nunca en su vida, le pidió que no aprobara una decisión de este género, que la Compañía esta vez no habría tolerado”. Finamente, no hubo tal intervención, y la congregación general eligió al padre Nicolás prepósito de la Compañía. El resto es historia.
El anuncio de Alfonso marcó toda la presentación del libro, que contó con la presencia, además del autor, del jesuita Elías Royón, moderados por el periodista José Beltrán. Para La Bella, que quiso dedicar el libro al padre Urbano Valero, recientemente fallecido, y auténtico ‘descubridor’ del volumen para España, “Arrupe no solo fue un profeta, sino una de las figuras más importantes del catolicismo del siglo XX”.

Los jesuitas, los grandes protagonistas del Concilio

“La Compañía fue la gran protagonista del Concilio Vaticano II”, destacó el autor del libro, quien insistió en que los jesuitas “son un bosque muy complicado, y Arrupe trató de entenderlo”. “De Arrupe al padre Sosa, la Compañía pasó de una idea eurocéntrica de la misión, a una revolución cultural muy profunda”.
Por su parte, Royón definió a Arrupe como “un místico y un profeta, un hombre de visiones plantearias”, y valoró los generalatos de Kolvenbach y Nicolás como parte de un todo para “hacer realidad los sueños del Concilio”.
La Compañía sigue su curso, por más que Bertone -y tal vez Ratzinger- quisieron frenarla, como ya hiciera en su día Juan Pablo II. Ahora, los jesuitas son, más que nunca, el ‘ejército del Papa’. El propio Francisco, confesó La Bella, pidió oficialmente ayuda a los jesuitas, que se están volcando en este pontificado, especialmente ahora que asoma la tempestad restauracionista.

Hermano sol, hermana luna

[Visto: 143 veces]

Francisco, hijo del comerciante Pedro Bernardone y de Pica, es un joven alegre y despreocupado al que le gusta divertirse con sus amigos. Participa en la guerra contra Perusa y regresa enfermo y cambiado. Tras mucho meditarlo, conmovido por la miseria de los obreros de la tintorería de su padre, renuncia a todos sus bienes y se dedica a reparar la iglesia de San Damián, con ayuda de sus primeros seguidores. Uno a uno se le van uniendo los viejos amigos y también la joven Clara. Viven de limosna y sus paisanos los toman por locos. Decidido a defender sus razones va a entrevistarse con el papa Inocencio III y éste, después de escucharlo, se postra a sus pies, como señal de aprobación.
Director: Franco Zeffirelli
Guión: Suso Cecchi d’Amico- Kennet Ross
Música: Riz Ortolani. Canta Donovan (versión inglesa) y Claudio Baglioni (versión italiana)
Fotografía: Ennio Guarnieri
Año:1972
Duración: 137 minutos.

Pedro Salinas es un “actor” obsesionado contra el clero

En 12 entregas publicadas en la web Café Viena, el periodista Uri Ben Schmuel ha venido desarrollando una historia que tiene como protagonista a Pedro Salinas Chacaltana. Bajo el título de “Crónicas sobre un odiador“, Ben Schmuel narra con detalle y profundidad aquellos aspectos que habrían llevado a Salinas a dedicarse a atacar a ciertos grupos eclesiales, los cuales se pueden resumir en una sola frase: Salinas es un “actor” obsesionado contra el clero.
Por ejemplo, en el primer capítulo, Ben Schmuel cuenta que, hacia finales de febrero de 2019, más de cien obispos de todo el mundo acudieron al Vaticano a una conferencia denominada “Protección de menores en la Iglesia”, convocada por el Papa Francisco a raíz de los escándalos de pederastia. El hombre de prensa refiere que al encuentro con monseñor Charles Jude Scicluna, Secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, asistió un peruano que se presentó ante los medios como el único participante que no ha sido víctima de abusos sexuales. “Era Pedro Salinas Chacaltana. Protagonista, en el sentido etimológico del término, es decir, un actor que se trepa a un escenario diseñado y levantado por activistas de izquierda con jugosos e indescifrables presupuestos”, señala en relación con las actividades paralelas a la cumbre Vaticana que se realizaron esos días en Roma.
Así, a partir de este hecho, en los siguientes 11 capítulos Uri Ben Schmuel va planteando distintos datos que develan los verdaderos intereses que habrían llevado a Pedro Salinas a convertirse en el ” justiciero eclesial del Perú”. “¿De verdad le importan las víctimas? ¿Es cierto que él es una de ellas? ¿Quiere resarcir errores o crímenes de ciertos agentes religiosos o en realidad lo mueve algo más? ¿Actúa solo? ¿Tiene una red de “amigos”?”, se pregunta Ben Schmuel, quien infiere que “para entender el actuar de Pedro Salinas con respecto a su aversión a la Iglesia, es importante conocer un poco su vida e historia para contextualizar rápidamente cómo así llegó a donde está hoy y cómo así se embarca en esta causa anticlerical”.
“Se ha dicho mucho sobre Pedro Salinas, a raíz de la campaña que, usando los casos de abuso al interior del Sodalicio de Vida Cristiana (SCV) como estandarte, emprendió contra la Iglesia Católica. Porque, hasta antes de eso Salinas era, a lo más, un periodista de tercera línea, un redactor de perfil bajo y gregario, un comunicador que nunca destacó, ni por la profundidad de sus análisis, ni por la exclusividad de sus informaciones, ni por su facilidad de palabra”, apuntó Uri Ben Schmuel.
LOOK Y CIRCO BEAT
En la crónica se recuerda que la vez en que el nombre de Pedro Salinas circuló con mayor insistencia en las redacciones fue cuando la prensa farandulera se burlaba de su propósito de copiar, de forma patética, el look con tirantes al estilo del famoso David Letterman, de la cadena estadounidense ABC. “Era conocido por conseguirse invitaciones para el cóctel de la semana. La consigna era pegarse a cualquier celebridad local para aparecer en «Ellos y Ellas», de la revista «Caretas», o en «Circo beat» del suplemento hipster «Somos»”, acota el cronista.
En su trabajo de investigación Uri Ben Schmuel explica “la personalidad protagónica, yoísta y socialmente trepadora y ansiosa de Pedro Salinas”. Señala, además, que “a muchos les ha llamado la atención la ostensible falta de consistencia en sus actitudes, declaraciones y versiones en los temas sobre los que opina. Y lo más notorio y visible han sido sus contradicciones y dilemas ético-morales”.
CULPAR A OTROS
Las contradicciones tan visibles obligan a preguntarse por el perfil psicológico de este personaje. Por ello, el periodista se apoyó en el peritaje científico que los expertos del Ministerio Público le realizaron a raíz de sus denuncias en el caso Sodalicio. Una de las partes más saltantes es la que tiene que ver con sus intereses. Al respecto Salinas dice: “Quisiera alertar a la gente sobre este tipo de movimientos sectarios, que a través del ropaje de la religión hay líderes mesiánicos, psicópatas que abusan de poder a través del maltrato físico y psicológico, abusan hasta en lo sexual, que no es mi caso pero como parte de la investigación han salido después“, citó Ben Schmuel textualmente.
Asimismo, confirma haber consumido marihuana hasta los 18 años y haber probado PBC una vez «de chiquillo, una pitada». A este diagnóstico clínico —agrega el cronista— se añade la data recopilada a partir de la entrevista que los psicólogos de la Fiscalía de la Nación le practicaron a Salinas. “Este reveló un síntoma característico de quienes en su primera infancia han sufrido violencia, abuso y maltrato intrafamiliar: culpar a otros por acceder al conocimiento o a la aceptación de dicha circunstancia. Eso es lo que ha venido haciendo Pedro Salinas cuando responsabiliza a terceros de todos sus males. Los psicólogos llaman a esta rara operación de malabarismo mental “proyección”, refirió.
Basándose en hechos comprobables, el periodista Uri Ben Schmuel ha desarrollado en la serie “Crónicas sobre un odiador” una historia que, a lo largo de los distintos capítulos, va tomando forma lógica y lleva al lector a empatizar con la hipótesis inicial: la motivación de Salinas no son las víctimas sino un afán de protagonismo que ha tomado como fuente hechos lamentables que ha utilizado animado por su odio explícito a la Iglesia Católica.
Fuente: Diario La Razón.

INCOHERENCIA DE UN OBISPO PROGRE

Por Luciano Revoredo– LaAbeja.pe
La semana pasada se realizó en Lima una Asamblea Sinodal arquidiocesana, convocada por el arzobispo de Lima Monseñor Carlos Castillo. Durante tres días estuvieron reunidos en las instalaciones del Colegio San Agustín todos los delegados, párrocos, religiosos, vicarios parroquiales y obispos de la arquidiócesis de Lima para conversar “juntos sobre cómo vamos a anunciar el Evangelio en las nuevas circunstancias, búsquedas, sueños, heridas, intereses y necesidades de los limeños” (Monseñor Castillo).
En el primer día de conferencias, uno de los obispos auxiliares de Lima, Monseñor Ricardo Rodríguez decía: “Ser obispo no es subir, será siempre bajar. Si miramos desde arriba solo será para ayudar a levantar al caído. Ser siervos de Dios pero también siervos del pueblo”. Una mirada a la realidad de los obispos que están al frente de nuestra arquidiócesis, consideró el citado obispo auxiliar, es necesaria. Es interesante notar los esfuerzos por hacer cercana al pueblo la figura del obispo. En ese sentido, Monseñor Castillo y sus colaboradores ha hecho denodados esfuerzos por desmarcarse de cualquier herencia precedente. Se comenta que esto respondería a una visión eclesial más cercana al pueblo humilde, que no se casa con una imagen de Iglesia poderosa, rica o con privilegios.
Esta línea discursiva y los gestos realizados, bien publicitados muchos de ellos, reclaman coherencia. Si lo que pregonan los obispos, curas y demás miembros de la jerarquía, no se refleja en los demás aspectos de su vida, estamos en problemas. Evidentemente todos somos pecadores, frágiles e imperfectos. Pero hay ciertos hechos públicos que, en opinión de quien escribe, no pueden pasarse por alto. En este caso nos referimos a la imagen precisamente de un pastor de la arquidiócesis de Lima haciendo un vuelo intercontinental en clase ejecutiva. Alguno podrá pensar que es una banalidad centrarse en un hecho así. Sin embargo, pensamos que no lo es. Por dos razones. Primero porque fue Jesús quien dijo: “El que es fiel en lo poco lo es en lo mucho”. Si tanto se predica la opción por el pobre y que el obispo debe siempre bajar y no subir, ¿cómo se explica un hecho así?
La ponencia de Monseñor Guillermo Elías, el obispo ejecutivo, acentúa que la labor pastoral debe darse contextualizada. Se debe procurar, dice, “un presbiterio identificado con la historia, desafíos y capacidades del pueblo y territorio de Lima, capaz de generar procesos de diálogo en las comunidades, de convivir y sentir con los laicos sus propias debilidades y retos, porque sino a veces el sacerdote termina siendo un ser extraño, una casta, y esto es sumamente peligroso”. Una imagen vale más que mil palabras, dicen. Ver al obispo que hace un lúcido análisis sentado en una butaca cuyo billete no baja de los ocho mil soles, es ciertamente bizarro. ¿En qué contexto limeño se puede entender que un obispo suba para viajar con la esfera alta? ¿Cómo entendemos la tan pregonada opción preferencial por los miles de pobres que pueblan nuestra diócesis? ¿Así se puede ser “siervo del pueblo”? Como dijo alguna vez el tan citado Papa Francisco, «la doble vida de los pastores es una herida en la Iglesia».

Montaña de mentiras

[Visto: 121 veces]

Parte X de Crónicas de un odiador

Por Uri Ben Schmuel- CafeViena.pe
En el artículo anterior, abordamos un tema que vale la pena ampliar: la participación de la cadena árabe Al Jazeera en la red de agentes que apoyan a Pedro Salinas en su campaña como odiador de la Iglesia Católica y de otros credos cristianos. Y la pregunta que queda en el tintero es: ¿por qué Al Jazeera está interesada en mantener en las redes un documental cuyos testimonios base, tal como ya se demostró inclusive judicialmente, están plagados de mentiras que dañan la honra de muchas personas? A esta pregunta se añade otra: ¿por qué Pedro Salinas y Paola Ugaz tercamente siguen repitiendo los argumentos y conclusiones del mencionado documental cuando saben que carece de un respaldo en la realidad? Pasamos a enumerar, de manera resumida, los puntos más importantes en los que la información del mencionado reportaje está reñida con la verdad.
Mentira 1
El documental afirma: La comunidad campesina de Castilla es propietaria de los terrenos donde hoy se encuentran las urbanizaciones de las empresas de Inmobiliaria Miraflores Perú.
La comunidad campesina de Castilla nunca ejerció posesión de los terrenos que fueron adquiridos por dicha empresa. Es más, la comunidad campesina de Castilla ha tratado inclusive de reclamar como suyas tierras en donde hoy está el Estadio Miguel Grau, el aeropuerto de la ciudad de Piura, la Municipalidad Provincial de Castilla, entre otros. Esto además se terminó de aclarar con la sentencia emitida por la Sala de Derecho Constitucional y Social Permanente de la Corte Suprema de Justicia de Lima, del 14 de julio del 2015, en la que definitivamente se confirma que la Comunidad de Castilla no tiene ningún derecho sobre esos predios.
A pesar de ello, sin embargo, Salinas sigue repitiendo la mentira.
Mentira 2
El documental afirma: En el mismo lugar donde hoy se levantan los edificios de la primera etapa se asesinaron a dos ancianos para desalojarlos.
Este hecho nunca sucedió y por ello no existe denuncia alguna sobre el tema. Además, se debe recordar que esta información fue parte del testimonio de Carmen Campodónico, testigo utilizado por los realizadores del documental. Campodónico fue sentenciada por difamación precisamente por lo dicho en este reportaje en donde inclusive afirmó haber sido expulsada violentamente en el 2012 de terrenos eriazos. Por otro lado, este testigo ahora se encuentra en prisión por intentar introducir droga a un penal de Piura y tiene más de 4 páginas de antecedentes en los que figuran delitos de hurto y usurpación.
A pesar de ello, sin embargo, Salinas sigue repitiendo la mentira.
Mentira 3
El Arzobispo de Piura ofreció 3 millones de dólares a los líderes de la banda criminal La Gran Cruz del Norte, en la Parroquia del Santísimo Sacramento de Piura.
Esta afirmación fue hecha por el otro testigo Samuel Alberca, que fue sentenciado por este hecho difamatorio. La información fue desmentida por el párroco de la citada parroquia. El prontuario delincuencial de Alberca, con más de 18 hojas de antecedentes penales y judiciales, era conocido tanto por Daniel Yovera, director del documental, como por su productora, la socia y amiga de Pedro Salinas, Paola Ugaz. Aun así los periodistas, carentes de todo rigor periodístico, utilizaron sus declaraciones como “prueba” en el reportaje.
Y a pesar de estos antecedentes Pedro Salinas sigue repitiendo la mentira.
Mentira 4
Carmen Campodónico afirma en el reportaje, que ella y sus hijos fueron expulsados a palos y con hachas de su casa.
Inmobiliaria Miraflores Perú en la respuesta que dio públicamente a Al Jazeera demostró, usando Google Maps, que desde antes del 2012 nadie vivió en la zona, por lo que la ya mencionada señora Campodónico, mintió. Si nunca vivió allí con sus hijos tampoco pudo ser expulsada. Pero, a pesar de ser una grosera falsedad, Pedro Salinas sigue repitiendo la mentira.
Mentira 5
La empresa inmobiliaria contrató a la organización criminal La Gran Cruz para que se apoderen de terrenos con el uso de las armas y la violencia.
Este hecho es falso y también fue desmentido. ¿Para qué iba a pagar la Inmobiliaria a alguien para que se adueñe de terrenos por los cuales ya había pagado a sus legítimos posesionarios como consta en los contratos de compra venta que son anteriores a la invasión perpetrada? Más bien, se constató que los pagos que realizaba la empresa obedecieron a la extorsión que recibían por parte de miembros de la mencionada banda criminal que operaban juntos con miembros de construcción civil invadiendo los terrenos que había adquirido la Inmobiliaria.
Y, sin embargo, Salinas sigue repitiendo la mentira.
Como se puede ver, el documental The Sodalitium Scandal no tiene ningún tipo de sustento en la verdad. Sin embargo, Pedro Salinas insiste en defenderlo y en seguir propagando sus mentiras. Recordemos que antes de que se emprendiera la batalla legal para desmentir este trabajo pseudoperiodístico, Paola Ugaz salía por distintos medios, orgullosa, a atribuirse la producción de este reportaje e incluso Pedro Salinas señaló en su artículo “La carta del sodálite Eguren” que su colega fue la productora. Luego de recibir varias cartas notariales comenzó a deslindar. Inclusive dijo que haberse atribuido dicho cargo en el documental fue una “ligereza” o un “juego de palabras”.
Finalmente, la pregunta sigue quedando en el aire: ¿Por qué Al Jazeera sigue sin hacer nada al respecto? Por otro lado, ¿por qué el odiador Salinas lo promueve y repite los argumentos del reportaje sabiendo que son mentiras? ¿No será simplemente que es una herramienta más para seguir en su cruzada anticristiana?

LA GRAVE IMPRUDENCIA DE MONSEÑOR CASTILLO

Por Ricardo Sánchez Serra– LaAbeja.pe
Hace unos días que está circulando una carta abierta al arzobispo de Lima, monseñor Carlos Castillo, escrita por Alberto Gómez de la Torre. La carta responde a unas declaraciones vertidas por Castillo el sábado último en un espacio radial de Radio Programas del Perú en relación con una querella que ha recibido Paola Ugaz por parte de Gómez de la Torre. Escuchadas las declaraciones del obispo Castillo y leída la carta de Gómez de la Torre, me animo a escribir esta columna.
En primer lugar, hay que decir que el Señor Gómez de la Torre está interponiendo esta querella en su calidad de ciudadano peruano, amparado por los mismos derechos constitucionales de los que goza todo connacional. Desde ese ángulo, tendríamos que asumir las declaraciones del obispo en su calidad también de ciudadano peruano. Por un lado, como obispo no tiene ninguna calificación que le otorgue a su opinión una relevancia particular. Y, por otro lado, la materia de la querella no es objeto del cuidado pastoral de un obispo. Siendo así las cosas, más bien podríamos preguntarnos: ¿por qué monseñor hace uso de un espacio radial, que le es concedido en su calidad de obispo de una feligresía católica, para tomar en sus manos un asunto que nada tiene que ver con temas de fe o de costumbres cristianas?
Todo parece indicar, y se infiere tanto de las declaraciones del obispo como de la carta de Gómez de la Torre, que el obispo da por sentado que la querella tiene relación directa con el Sodalicio de Vida Cristiana. Haciendo un ejercicio de suposiciones, parecería que para monseñor Castillo detrás de la actuación de Gómez de la Torre estaría operando el Sodalicio. Esto, y seguimos en el rubro de los supuestos, se podría explicar por el encono que existe entre la periodista Ugaz y la institución religiosa. En esa línea, afirma el diario La República, “Carlos Castillo enfatizó en que debe parar la persecución contra la periodista Paola Ugaz”. Es decir, todo indicaría que Castillo considera que la querella que le ha puesto Gómez de la Torre a Paola Ugaz es una forma de persecución por parte del Sodalicio. En ese escenario, Gómez de la Torre sería un peón de la estrategia sodalicia. Pero, viendo los hechos, ¿en qué se sustentaría esta forma de pensar del obispo? ¿Existe esa vinculación entre Gómez de la Torre y el Sodalicio? Gómez de la Torre dice que existe una “relación laboral” pero que nunca ha pertenecido al Sodalicio y no tiene ningún vínculo con la institución. ¿Tiene el obispo alguna prueba de que, efectivamente, hay una relación más allá de ser empleado en una empresa mediatamente relacionada con el Sodalicio? ¿Puede sustentar el obispo que el Sodalicio está detrás del accionar jurídico de Gómez de la Torre?
La observación de los hechos ocurridos hasta el momento nos deja un interrogante sobre los motivos que podría tener Carlos Castillo para ponerse del lado de una de las partes en una querella por difamación. El asunto, a juzgar por lo que explica Gómez de la Torre en su carta abierta, es complejo. El documento audiovisual en cuestión se habría basado en testimonios de personas cuestionadas e incluso sentenciadas por difamación precisamente por lo dicho en ese reportaje; hay diversas intervenciones del ministerio público; está involucrada gente con prontuarios delincuenciales abultados; hay sentencias judiciales sobre líos de tierras, etc.
Como se ve, no es un asunto fácil. Visto esto, cabe preguntarse si monseñor Castillo, antes de hacer sus declaraciones, se informó adecuadamente. En un caso como este, lo prudente y proporcional, habría sido recabar información de ambas partes antes de emitir una opinión, y más aún una opinión tajante. Una vez más, a santo de qué el obispo de Lima tiene que opinar sobre este hecho es algo difícil de explicar. Pero si quería hacerlo, por lo menos se hubiera informado bien. Por lo que dice Gómez de la Torre —una de las partes en cuestión— a él no se le ha pedido ninguna información. Y, sin embargo, el obispo lo implica en sus declaraciones y no precisamente para bien. La pregunta se mantiene: ¿por qué toma partido el obispo por la periodista querellada? Habría que acotar, dado el interés manifestado por Castillo de que las verdades salgan a la luz, que sobre su defendida Paola Ugaz pesan investigaciones por corrupción que nadie se toma la molestia de esclarecer.
Está claro que monseñor Castillo sobre este tema no tiene nada especial que decir como obispo. Al opinar sobre un hecho del ámbito civil, tiene que hacerse cargo de sus opiniones y eso, en buena cuenta, parece ser lo que Gómez de la Torre le pide en la carta que le dirige. Castillo ha hecho de interés público este caso que quizá no debió pasar de ser un problema judicial entre dos personas naturales: un señor que piensa que ha sido difamado, con graves daños para su honor y su familia, por una periodista. Eso lo tiene que resolver la justicia. Pero el obispo de Lima, metiendo las narices donde no lo invitaron, no hace sino suscitar preguntas y suspicacias sobre sus motivaciones. ¿Qué interés puede tener para opinar sobre un asunto cuyos detalles, además, parece desconocer? ¿Por qué cierra filas con una de las partes? ¿Será acaso que la periodista tiene alguna información ante la cual el obispo se siente vulnerable? 

Cura acusado de abusar de menores se suicida tras conocer que sería detenido

El sacerdote Eduardo Lorenzo, acusado de abuso sexual, se suicidó en la sede de Cáritas de La Plata, según pudo confirmar La Nación de Argentina a través del abogado querellante Juan Pablo Gallego. La jueza Marcela Garmendia había pedido su detención.
La noticia también fue confirmada por el Arzobispado de La Plata, Víctor Manuel Fernández, quien minutos más tarde llamó a la oración a través de un comunicado.
“Queridas hermanas y hermanos de la Comunidad arquidiocesana, ante la muerte de nuestro hermano Eduardo Lorenzo, que se quitó la vida después de largos meses de enorme tensión y sufrimientos, solamente nos cabe unirnos en oración por él para que el Dios de la vida lo reciba en el amor infinito”, expresó.
Y agregó: “El mismo Señor nos ayudará a comprender algo en medio de este misterio oscuro, y nos enseñará aún a través de este dolor”.
Según el informe de los efectivos de la comisaría 1 de La Plata, el cura fue encontrado tendido en el suelo “con posibles manchas hemáticas”.
Eduardo Lorenzo (59) fue capellán del Servicio Penitenciario Bonaerense durante 14 años, organizó grupos de jóvenes con los boy scout, fue párroco de distintas iglesias de Gonnet, Berisso y Olmos. Las denuncias en su contra son de larga data. En 2008 fue denunciado por abuso sexual, pero la causa no había prosperado hasta las nuevas acusaciones.
Hoy, la fiscal Ana Medina pidió la detención del cura. La jueza Marcela Garmendia hizo lugar al pedido y rechazó el pedido de eximición de prisión que presentó el abogado del acusado. El sacerdote seguía libre y se esperaba la decisión de la Cámara de Apelaciones. Para la fiscal, la pericia psicológica que se le hizo a Lorenzo fue determinante.
“Yo no soy un pedófilo”, se defendió Lorenzo ante una consulta de La Nación la última vez que habló a los medios.
La primera causa en su contra la inició un ex policía llamado Julio César Frutos. El 20 de agosto de 2008, la víctima, su ahijado León, era menor de edad. En ese momento León declaró que había sufrido abusos sexuales por parte del cura Lorenzo. La causa estuvo casi parada durante diez años. Hasta que el abogado Juan Pablo Gallego tomó el caso y le pidió al fiscal general de La Plata, Héctor Vogliolo, su reapertura. Gallego patrocinó a las víctimas del Padre Julio César Grassi, condenado en 2009 a 15 años de prisión por violar a un menor en la Fundación Felices los Niños.
El 9 de mayo de 2019, a las 14.30, Gallego acompañó a León, que volvió a declarar. Desde ese día, León ya no se quiso esconder detrás de un nombre ficticio. Diego Pérez, así se llama, habló y así se lee en la causa: “Él me decía ‘sos un negro’ (sic) así que tenés que hacerlo. Me empujaba, me llevaba a su habitación para ultrajarme y tener relaciones conmigo. Al finalizar las misas me alcoholizaba y me volvía a someter sexualmente”.

Más víctimas

Bartoli tenía 13 años cuando iba al grupo scout que dirigía el cura Lorenzo. “Todos los viernes, durante dos años, había cenas en su departamento. Estaban los líderes scout y yo, de 13 años. Se generaban reuniones con la excusa de planificar las actividades de los sábados. Cuando terminaban yo me quedaba ahí y él hacía su ritual: bañarse, afeitarse, perfumarse y ponerse el pijama. Luego me decía que lo ayudara a dormir. Que le diera besos, que lo abrazara”, contó Julián con lágrimas en los ojos en esa conferencia de prensa de julio de 2019 después de haber declarado ante la fiscal.
Gustavo (nombre ficticio) leyó en el diario lo que había dicho Bartoli y quedó en shock. Había ido a una estación de servicio, como todos los días, después de trabajar. Cuando habían pasado cuatro horas sin tocar el jugo, los mozos, que lo conocían, se preocuparon. Le preguntaron si estaba bien. Gustavo tiene 44 años y vive en La Plata. Conoció a Lorenzo cuando estaba en el grupo scout que pertenecía a la iglesia Rosa Mística, de la capital bonaerense. Tenía 16 años.
En la causa, Gustavo contó cómo fue el último día que vio a Lorenzo: “Un día me llama por teléfono a mi casa y me invita a cenar afuera. […] Esa noche en Almendra tomamos mucho whisky. Volvimos a la parroquia de Olmos, otra vez me pidió los masajes, y yo no me sentía muy bien. Pero le hice masajes y él siempre buscaba la misma posición, y esta vez empezó a hacer los movimientos de una manera muy exagerados. Entonces me bajé, y él se levantó y me volvió a repetir que estaba todo bien, que él se sentía muy contento con la amistad que teníamos, que no había nada de malo. Pero yo insistí con irme, y ahí me dio un abrazo e intentó besarme en la boca. Le dije que era un hijo de puta”.
La defensa de Lorenzo
“Yo soy inocente. Yo no soy un pedófilo, yo no cometí ningún acto que sea indigno de mi ser cura. Tengo defectos como cualquiera, pero no estas perversiones, que siempre condeno y condené. Estoy demolido, estoy en un momento de mi vida espantoso”, dijo Lorenzo ante la consulta de La Nación una semana atrás, antes de saber que lo iban a detener.
Su vida, explicó, era “ir a cien todos los días” pero ahora, sin ser más capellán del Servicio Penitenciario, sin ser párroco de ninguna iglesia, sin estar a cargo de ningún grupo de jóvenes, “se convirtió en un calvario”.
“Estoy abatido, despojado. Estoy más solo que un perro”, aseguró Lorenzo.
El sacerdote estuvo a cargo de la capilla que hay en la República de los Niños desde el año 2007 hasta el 16 de noviembre de 2019. Cuando Bartoli habló en la causa que lo acusa a Lorenzo de abuso sexual agravado, el cura seguía al frente.
A mediados de julio, el arzobispo de La Plata, monseñor Víctor “Tucho” Fernández, le prohibió estar a solas con menores, por “precaución”. Tres meses después, Lorenzo le mandó una carta al arzobispo solicitando licencia como párroco en la Inmaculada Madre de Dios, de Gonnet, por “razones de salud”. El pedido fue aceptado. El arzobispo se negó a hablar con La Nación del tema.
El 11 de diciembre se conocieron los resultados de la pericia psicológica que le realizó la Oficina Pericial Forense de la provincia de Buenos Aires. Allí se explicó que tenía una “personalidad con características de manipulación, elevado autocentramiento y egocentrismo”, además de una “organización psíquica compleja, presentación obsesiva de imagen grandilocuente de sí, que encubre una estructura psicopática perversa”. “Necesita que otros lo idolatren y enaltezcan la autoestima”, indicó el informe.
Hasta hoy, Lorenzo vivía en una habitación de Cáritas en La Plata, donde decidió quitarse la vida tras conocer la decisión de la jueza de hacer lugar al pedido de detención.
La Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico publicó un comunicado donde expresaban su preocupación por la dilación de la Justicia, y responsabilizan al Poder Judicial por “la seguridad física y emocional de los sobrevivientes”.
Hace un par de semanas la Justicia argentina impuso las condenas más elevadas de su historia a curas abusadores. En Mendoza, Horacio Corbacho fue sentenciado a 45 años de cárcel. Nicolás Corradi recibió una pena de 42 años. Estaban a cargo del Instituto Antonio Próvolo, que se ocupaba de educar a niños hipoacúsicos.
La Iglesia le inició dos causas canónicas a Eduardo Lorenzo. La primera fue a partir de la denuncia del 11 de mayo de 2008 que radicó Julio César Frutos, padrino de Diego Pérez -que en ese momento era menor-, en el Arzobispado. El 20 de agosto del mismo año, Frutos decidió denunciar a Lorenzo también en la fiscalía.
En el primer interrogatorio, en 2008, cuando aún era el arzobispo Héctor Aguer, a Lorenzo le preguntaron, entre otras cosas: “Diga usted si es cierto que un joven se queda habitualmente a pernoctar en la casa parroquial, y que lo hace junto a usted en la cama matrimonial que posee”. Esa causa terminó en una “reprensión”.
En la resolución, firmada por Aguer, dice: “Ha quedado claro un proceder imprudente del Pbro. Lorenzo en lo atinente al trato dispensado a algunos integrantes de la comunidad parroquial en la que él se desempeña; (y) que por ese motivo he decidido proceder según derecho y reprender al Pbro. Lorenzo por haberse desempeñado de ese modo”.
La información obtenida por la investigación eclesiástica nunca había llegado a manos de la Justicia ordinaria. Recién en 2019 la fiscal Ana Medina envió un escrito al Tribunal Eclesiástico Interdiocesano de La Plata y logró que se la remitieran.
En 2019, después de que se reactivó la causa que se había archivado, el arzobispo Fernández generó una Investigación Complementaria Canónica, es decir, una actualización del estado de la primera causa penal, para saber cómo estaba la situación de Lorenzo. El Tribunal Canónico envió a la Justicia un escrito firmado el 1° de diciembre que indica, entre otras cosas, que “dado que el Pbro. Lorenzo no tiene hasta el momento ninguna condena, las medidas tomadas [licencia en su desempeño como párroco y la prohibición de realizar actividades con menores de edad] son las que corresponden en estas instancias de la investigación. El Arzobispado ha informado y consultado a la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede, que es la responsable de resolver en casos de abusos de menores e indica los pasos a seguir”.
Hasta ahora, la decisión había quedado en manos de la Santa Sede.
Fuente: Diario La Nación.