Archivo de la categoría: Espiritualidad

Amor indestructible

Santa Teresa de Avila Amen

VIVO SIN VIVIR EN MÍ
Vivo sin vivir en mí,
y tan alta vida espero,
que muero porque no muero.
Vivo ya fuera de mí,
después que muero de amor;
porque vivo en el Señor,
que me quiso para sí:
cuando el corazón le di
puso en él este letrero,
que muero porque no muero.
Esta divina prisión,
del amor en que yo vivo,
ha hecho a Dios mi cautivo,
y libre mi corazón;
y causa en mí tal pasión
ver a Dios mi prisionero,
que muero porque no muero.
¡Ay, qué larga es esta vida!
¡Qué duros estos destierros,
esta cárcel, estos hierros
en que el alma está metida!
Sólo esperar la salida
me causa dolor tan fiero,
que muero porque no muero.
Santa Teresa de Jesús.

Voz clama en el desierto

LAST DAYS IN THE DESERT, Ewan McGregor (as Jesus Christ), 2015. ph: Francois Duhamel/©Broad Green Pictures

Evangelio según San Marcos 1,12-15.
En seguida el Espíritu lo llevó al desierto, donde estuvo cuarenta días y fue tentado por Satanás. Vivía entre las fieras, y los ángeles lo servían.
Después que Juan fue arrestado, Jesús se dirigió a Galilea. Allí proclamaba la Buena Noticia de Dios, diciendo: “El tiempo se ha cumplido: el Reino de Dios está cerca. Conviértanse y crean en la Buena Noticia”.
160218b_unidos_en_la_fe

Miércoles de Ceniza: “dejar las diferencias y entendernos como una familia”

Está en Roma el cardenal Juan Luis Cipriani, el arzobispo de Lima. Ha mantenido algunas reuniones en el Vaticano, y se ha visto con el Papa Francisco para darle las gracias por su viaje al Perú.
CARD JUAN LUIS CIPRIANI Arzobispo de Lima (Perú)
“He estado con él estos días, lo he encontrado muy contento, hemos recordado momentos tan maravillosos en Puerto Maldonado, en Trujillo y en Lima, y la verdad es que me ha vuelto a repetir que estaba conmovido de ese pueblo creyente, como lo estoy yo también. Es un pueblo de fe”.
Según el cardenal, lo que más sorprendió al Papa fue la fe de la gente sencilla que esperó durante horas para verlo pasar por las calles. El último día, a lo largo de los 25 kilómetros que recorrió el Papa hasta el aeropuerto, no había ni un centímetro libre.
CARD JUAN LUIS CIPRIANI Arzobispo de Lima (Perú)
“A nosotros nos ha dicho que ha tocado la fe del pueblo peruano. ¿Y qué es lo que queremos? Que esa fe se refleje también en las normas, en las leyes, en esa tarea que él está emprendiendo en el mundo entero, por la ecología, por la familia, por el respeto a la dignidad de las personas, por el cariño a los pobres”.
Uno de los temas recurrentes de Francisco durante su viaje al Perú fue la unidad. Según el cardenal, es el mensaje que más ha cuajado después del viaje.
CARD JUAN LUIS CIPRIANI Arzobispo de Lima (Perú)
“En el Perú no solamente la Iglesia sino también en lo político, en lo social, hay que hacer un esfuerzo para dejar de lado diferencias, dificultades aprender a entendernos como una familia. Y yo creo que para la Iglesia es un desafío muy grande presentarnos unidos ante ese pueblo tan maravilloso”.
El cardenal de 74 años regresa ahora a Lima. Dice que otro de los frutos del viaje fue conseguir que 30 mil jóvenes se implicaran como voluntarios en los preparativos. Ahora espera que muchos de ellos vayan a ver al Papa a la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá dentro de un año.
Fuente:  www.romereports.com

Papa Francisco renueva Comisión para la Tutela de Menores

Por Domenico Agasso Jr.- Vatican Insider.
Había mucha expectación, sobre todo después del viaje papal a Chile y Perú, y de la explosión del “caso Barros”. Ahora, como aseguró el mismo Francisco durante el vuelo de regreso de Lima a Roma, se renueva la Pontificia Comisión para la Tutela de los Menores (PCTM), cuyos miembros habían concluido su mandato inicial de tres años. El Pontífice confirmó al cardenal Seán O’Malley como presidente y nombró a 16 miembros, nueve de los cuales son nuevos. El Papa incluyó también a «sobrevivientes de abusos clericales», según afirmó el mismo O’Malley al explicar que estas víctimas han decidido no darse a conocer.
El Pontífice eligió para este órgano, como se lee en la nota de la Santa Sede, a nueve comisarios: el Profesor Benyam Dawit Mezmur (Etiopía); la Hermana Arina Gonsalves RJM (India); Hon. Neville Owen (Australia); Sra. Sinalelea Fe’ao (Tonga); Prof. Myriam Wijlens (Países Bajos); Prof. Ernesto Caffo (Italia); Hna. Jane Bertelsen FMDM (Reino Unido); Sra. Teresa Kettelkamp (Estados Unidos); Sr. Nelson Giovanelli Rosendo dos Santos (Brasil).
Los siete miembros que continuarán desempeñando sus funciones son: Dr. Gabriel Dy-Liacco (Filipinas); S.E. Monseñor Luis Manuel Alí Herrera (Colombia); P. Hans Zollner SJ (Alemania); Prof. Hanna Suchocka (Polonia); Hna. Kayula Lesa RSC (Zambia); Hna. Hermenegild Makoro CPS (Sudáfrica); Mons. Robert Oliver (Estados Unidos).
En total son ocho mujeres y ocho hombres.
Estas fueron las primeras declaraciones del presidente O’Malley, arzobispo de Boston: «Nuestro Santo Padre, el Papa Francisco, ha dedicado mucha consideración y oración para nombrar a estos miembros. Los comisarios apenas nombrados aportarán una perspectiva global en la protección de los menores y de los adultos vulnerables». El Obispo de Roma «ha asegurado la continuidad del trabajo de nuestra Comisión, que es el de asistir a las iglesias locales de todo el mundo en sus esfuerzos para proteger de las heridas a todos los niños, jóvenes y adultos vulnerables».
Según O’Malley, el Papa «ha elegido a estos ocho hombres y a estas ocho mujeres en el ámbito multidisciplinario de los expertos internacionales de la tutela de los menores y de los adultos vulnerables del crimen de los abusos sexuales».
Representantes de diferentes nuevos países «ofrecerán su sabiduría y sus experiencias a la Comisión, reflejando el abrazo global de la Iglesia y el desafío de crear, en diferentes contextos culturales, estructuras para la tutela».
Hay, además «víctimas/supervivientes del abuso sexual clerical entre los miembros anunciados. Desde que se fundó la Comisión, personas que han sufrido abusos y padres de víctimas/supervivientes han estado entre sus miembros. Como siempre ha sido práctica de esta Comisión, la CPPM apoya el derecho de toda persona que haya sufrido abusos a revelar o no revelar públicamente sus experiencias. Los miembros nombrados hoy han decidido no hacerlo públicamente, sino sólo dentro de la Comisión. La CPPM cree firmemente que su privacidad es un valor que debe respetarse», afirmó el cardenal estadounidense.
La primera de las tareas que tendrá la nueva Comisión es escuchar a las personas que han sufrido abusos, afirmando que la Iglesia necesita escuchar sus voces. Como decidieron los miembros fundadores «en la Asamblea Plenaria de septiembre de 2017 –se lee en el comunicado– los nuevos miembros de la PCTM y el personal comenzarán su nuevo mandato escuchando y aprendiendo de personas que sufrieron abusos, de miembros de sus familias y de aquellos que les ofrecen apoyo. El enfoque “primero las víctimas/supervivientes sigue siendo central en todas las políticas y programas de educación de la Comisión». La PCTM pretende, firmemente, escuchar las voces de las víctimas/supervivientes para «que el consejo ofrecido al Santo Padre esté verdaderamente permeado de su sabiduría y de sus experiencias».
La sesión de apertura de la Plenaria de abril «comenzará con un encuentro privado con diferentes personas que han vivido experiencias de abuso. Los miembros, pues, discutirán diferentes propuestas para promover un diálogo comunicativo con víctimas/supervivientes de todo el mundo».
En la nota se lee también que desde hace varios meses comenzaron diferentes asesirías con el objetivo de «crear un “Grupo consultivo internacional de supervivientes” (ISAP), una nueva estructura definida por las voces de víctimas/supervivientes y basada en la experiencia del Survivor Advisory Panel de la Comisión Nacional Católica para la Tutela en Inglaterra y Gales. La baronesa Hollins, miembro fundador de la Comisión, presidió el grupo de trabajo para identificar y desarrollar una propuesta sobre la ISAP, y guiará la presentación en los encuentros de la Plenaria de abril».
Entre los objetivos de este grupo están el estudio de la prevención de los abusos desde la perspectiva de los supervivientes y la «proactividad para aumentar la consciencia de la necesidad de cuidado y reconciliación para cada una de las personas heridas por un abuso».
Después, el gran desafío de la Comisión será el de crear una «cultura de la tutela». La tarea específica del Organismo creado por el Papa Francisco es «presentar propuestas al Santo Padre relacionadas con las mejores iniciativas prácticas para proteger a los menores y a los adultos vulnerables de los crímenes del abuso sexual, y promover la responsabilidad local en las iglesias particulares para la protección de todos los niños, jóvenes y adultos vulnerables». Entonces, «inculturar la prevención y la protección frente a los abusos en la vida y en la acción de las iglesias locales sigue siento el objetivo futuro de la PCTM y su mayor desafío».
En los últimos cuatro años, la PCTM ha trabajado con «casi 200 diócesis y comunidades religiosas de todo el mundo», para tratar de que aumente la conciencia y «para educar a las personas sobre la necesidad de tutelar en nuestras casas, parroquias, escuelas, hospitales, ascí como en las demás instituciones».

Católicos chinos como leprosos

Evangelio según San Marcos 1,40-45.
Se acercó a Jesús un leproso para pedirle ayuda y, cayendo de rodillas, le dijo: “Si quieres, puedes purificarme”.
Jesús, conmovido, extendió la mano y lo tocó, diciendo: “Lo quiero, queda purificado”.
En seguida la lepra desapareció y quedó purificado.
Jesús lo despidió, advirtiéndole severamente: “No le digas nada a nadie, pero ve a presentarte al sacerdote y entrega por tu purificación la ofrenda que ordenó Moisés, para que les sirva de testimonio”.
Sin embargo, apenas se fue, empezó a proclamarlo a todo el mundo, divulgando lo sucedido, de tal manera que Jesús ya no podía entrar públicamente en ninguna ciudad, sino que debía quedarse afuera, en lugares desiertos. Y acudían a él de todas partes.

Límites a la pastoral juvenil

JOVENES CATOLICOS CHINOS GAUDIUM PRESS.jpg

Por Wang Zhicheng
Desde el 1° de febrero, entraron en vigor los nuevos reglamentos para las actividades religiosas, publicadas en octubre pasado. Ellos prevén un control estricto de todas las comunidades oficiales y multas, arrestos y expropiaciones para los miembros de las comunidades no oficiales. Entre las primeras víctimas de este endurecimiento son los jóvenes.
Fuentes de Asia News confirman que desde el 1° de febrero, la Oficina de Asuntos religiosos y el Departamento del Frente Unido han iniciado llamadas a las parroquias católicas para poner en claro que desde ahora en adelante no se podrán realizar campamentos (primaverales o estivales) donde se reúnen a los jóvenes para algunos días de vacaciones y de espiritualidad. Los nuevos reglamentos de hecho imponen que las Escuelas religiosos” se pueden efectuar sólo en lugares registrados y bajo el control del Estado. Estar en tiendas, en el espacio libre o en cualquier hotel barato y tener encuentros con misas junto a los jóvenes será considerada como una “actividad religiosa ilegal”. La urgencia de la orden llega también por la llegada de las largas vacaciones en ocasión del Fin de Año chino, que comenzará el 16 de febrero.
Diversos sacerdotes de Shanxi, de Mongolia interna y de otras partes de China han ya recibido esta advertencia. Algunas parroquias recibieron la carta de la Oficina de Asuntos Religiosos.Los nuevos reglamentos imponen también que “los grupos no religiosos, las escuelas no confesionales, los sitios de actividad no religiosas no deben efectuar formación religiosa”, como también las “academias no religiosas… no deben tener actividades religiosas” (Art. 41). Para seguir estas indicaciones, ya desde hace varios años -no solo con los nuevos reglamentos- las universidades y las escuelas prohíben las celebraciones de Navidad, aún solo los Christmas parties, las decoraciones y los augurios natalicios en nombre de la “identidad cultural china”, pero permitiendo -por ejemplo- la difusión del fútbol.
Un hecho que ya fue realizado entre los musulmanes chinos es la prohibición a los jóvenes por debajo de los 18 años a frecuentar la mezquita. Entre los cristianos esta prohibición es menos observada. Pero el pasado agosto, al menos 100 comunidades protestantes han recibido la orden de no llevar más a sus hijos a participar en las ceremonias religiosas ni al catecismo.
Tratar de frenar la fe en los jóvenes parece ser el intento más urgente para el Partido. Según una estadística de hace algunos años, más del 60% de los estudiantes universitarios chinos de Beijing y Shanghai desean conocer al cristianismo. El despertar religioso en China parece ahora incontrolable.
Fuente: es.gaudiumpress.org

Richard Madsen

El famoso sociólogo de la Universidad de San Diego (California) explica la política del Partido Comunista de China hacia la religión. En 30 años no ha cambiado nada. Las nuevas directrices de Xi Jinping, reflejan las de Deng, pero con nuevos acentos nacionalistas. Cristianismo y el Islam son vistos como religiones “extranjeras” y sospechosas.
En China se asiste desde hace mucho tiempo de un crecimiento en la práctica religiosa. La unidad para descubrir una fe incluso en la situación de ansiedad que vive la población china, e incluso el líder del Partido. La política religiosa del Partido es más o menos la misma durante al menos 30 años. Así lo dice el profesor Richard Madsen, un sociólogo de las religiones de la Universidad de San Diego (California), que participa en una colaboración con la Universidad de Fudan en Shanghai y con el Centro “China en el siglo 21”, en San Diego.
En julio pasado, el profesor Madsen ha participado en una conferencia llevada a cabo en los Estados Unidos en San Diego sobre la situación religiosa en China y las perspectivas de la libertad y el compromiso de las religiones en el país. Más tarde tuvo una conversación con el vice-director del Centro, el profesor Samuel Tsoi, del cual la universidad ha publicado como podcasts (http://china.ucsd.edu/media-center/podcast.html).
En su diálogo, se refieren a los sucesos acontecidos el año pasado con un aumento del control sobre las religiones, en particular a los cristianos. Ya en el 2015 Xi Jinping, reunido con el Frente unido ha dado instrucciones precisas: las religiones en China tienen que ser “chinas” y libre de cualquier “influencia extranjera”. Deben integrarse en la “sociedad socialista” y bajo la dirección del Partido Comunista debe “servir al desarrollo de la nación”. En el 2016, él ha realzado la importancia del control sobre los negocios religiosos, ligada “a la seguridad del Estado y la unificación de la nación.” Por último, el pasado septiembre, han sido publicados los nuevos reglamentos sobre actividad religiosa. Según el profesor Madsen, el control sobre la religión es similar a la que China tiene sobre muchos aspectos de la sociedad y es difícil de predecir su cancelación.
Publicamos a continuación la primera parte de la conversación.
El profesor Madsen está trabajando actualmente en su último libro sobre la felicidad en China, que él describe como la exploración y la búsqueda de una buena vida en China en un momento de ansiedad. Tal vez el gran aumento en la religión en el país se explica precisamente por esta demanda de la búsqueda contemporánea china de una vida mejor en tiempos de ansiedad. ¿Este nuevo proyecto de “sinización” de la religión significa más o menos libertad? ¿Cómo los fieles viven su fe en el contexto del control del Estado?
Profesor Madsen, muchas gracias por estar con nosotros hoy para responder a estas preguntas. Él ha dedicado la mayor parte de su carrera a estudiar la religión en China. ¿Esta nueva política marca un cambio en la actitud del gobierno chino hacia nuestra religión? ¿Cómo interpreta la Directiva de Xi Jinping, en la práctica de las religiones dentro del socialismo con características chinas?
Bueno, es un gran placer estar aquí. Creo que las nuevas directrices no representan un cambio tan radical porque la política restrictiva [hacia la religión] ha estado en existencia desde al menos los últimos 30 años. Después de 1949, el comienzo del régimen comunista en China, se llevó a cabo una acción importante para reprimir cualquier forma de práctica religiosa. Las presiones han tomado diferentes formas, con la desconfianza por la religión, pero, en esencia, el objetivo era eliminar la religión de la sociedad china. Y entonces llegó a su punto culminante en la llamada Revolución Cultural de 1966 a 1976, cuando los Guardias rojos destruyeron  famosas iglesias, templos y símbolos religiosos, etc … Han perseguido con dureza a los creyentes que practican su fe de forma explícita. Cuando en 1979 se inició la llamada “era de la reforma”, se observó una relajación de estas políticas y un “reconocimiento” de que el intento de acabar con la religión, lo que ellos llaman “ultraizquierda (ultraleftist)”, era contra-productiva y estaba empujando a la gente a realizar sus prácticas religiosas aún más, causando una reacción negativa. De este modo, la nueva política ha sido la de reconocer que todavía existen religiones, y que deben mantenerse estrictamente bajo control con la creencia de que tarde o temprano las religiones habrán de extinguirse mientras la modernización en China avanza.
Al mismo tiempo se mantienen bajo control haciéndolos funcionar, pero dentro de directrices estrechas. Esta fue la política que produjo el documento no. 9 del Comité Central del PCC (Partido Comunista Chino) en 1982, que preciso este marco general. Ahora, lo que pasa es que hay muchas más religiones que los que pensaban controlar. En resumen, en los últimos 20 años se han reconstruido millones de templos. Las comunidades religiosas como cristianos, budistas e incluso el culto del dólar han crecido enormemente. En consecuencia, en la política hay mucha política religiosa. La política original era que la religión moriría tarde o temprano, al igual que en la mentalidad marxista-leninista, pero no había funcionado. Por lo tanto, hay varias religiones que han intentado funcionar. Y es por eso que cambiaron la política para tratar de mantenerlas bajo control. Al mismo tiempo, en los últimos 5-10 años algo nuevo ha sucedido en la ideología del gobierno chino, que es un nuevo énfasis en el “nacionalismo”. Antes del final de Mao el gobierno fue legitimado sobre la base del marxismo y el leninismo. Ahora bien, el lenguaje marxista-leninista todavía existe y se practica todavía, oficialmente en uso todavía, pero este reconocimiento no es suficiente. El reconocimiento del Partido tiene ahora nuevas funciones: es un partido revolucionario, pero el presidente Xi Jinping, lo llama un “partido de gobierno”, y necesitan una base para legitimarla. De este modo, la nueva base de apoyo es el nacionalismo, la gran gloriosa historia de la civilización china y su gente, que también incluye parte de su herencia religiosa. Debido a esto, algunos aspectos de la herencia -las enseñanzas de Confucio, los aspectos de la religión popular – ahora se redefinen como “patrimonio cultural inmaterial”. Antes estos fueron llamados “supersticiones feudales.” Ahora bien, ser patrimonio cultural, es ser parte de la sabiduría del pueblo chino. Existe por lo tanto una nueva tolerancia a estos aspectos y, de hecho, también hay un nuevo llamamiento al confucianismo como una base importante y una base moral para China.
Al mismo tiempo, otros tipos de religiones no son vistos como parte del glorioso patrimonio histórico y cultural chino como el cristianismo y el islam. Por esto son vistos con sospecha y estrechamente controlados. En la actualidad existe un tipo de política mixta. La última idea que surgió de la conferencia hace unos meses estaba tratando de discutir cómo manejar todo esto y entender la dirección general del gobierno, el cual está en línea con la dirección tomada en otros aspectos de la sociedad china: reforzar los controles, someterlos a un control central, monitoreo, la supresión de todas las formas consideras como una posible amenaza para el Estado chino. Y esto se traduce en un control creciente del ambiente religioso.
Fuente: Traducción y edición de AsiaNews.

Paulo VI santo

Cardenales de la Congregación de los Santos aprueban el milagro

Por Andrea Tornielli-Vatican Insider.
Dentro de poco Pablo VI será declarado santo. La reunión de los obispos y cardenales de la Congregación de los Santos aprobó unánimemente el reconocimiento de un milagro atribuido a la intercesión de Giovanni Battista Montini. Solamente faltan la aprobación de Francisco y el anuncio de la fecha para la canonización del Pontífice de Brescia que falleció en Castel Gandolfo hace cuarenta años (en el mes de agosto).
El milagro que servirá para la aureola de Pablo VI tiene que ver con la curación de una niña que no había nacido, se encontraba en el quinto mes de desarrollo. Un caso que fue estudiado por la postulación de la causa en 2014. La madre, de la provincia de Verona, Italia, tenía un embarazo difícil y corría el riesgo de abortar por una patología que habría podido comprometer la vida del feto y de la madre. Pocos días después, la beatificación del Papa Montini, el 19 de octubre de 2014, la mujer fue a rezarle al nuevo beato al Santuario de las Gracias. La niña nació sin problemas de salud, y así continúa.
El presunto milagro fue estudiado por la Congregación para las Causas de los Santos. La imposibilidad para explicar la curación fue atestada el año pasado por la Consulta médica del dicasterio y después fue analizada y aprobada por los teólogos. El último paso era el que se ha dado hoy durante la reunión cardenalicia. Ahora el cardenal Prefecto, Angelo Amato, llevará el voto de los obispos y cardenales al Papa Francisco. La decisión final, evidentemente, será suya. Bergoglio anunciará en un Consistorio la fecha de la canonización, que será celebrada en Roma probablemente en octubre, durante el Sínodo de los jóvenes.
En diciembre del año pasado, la revista diocesana de Brescia incluso lanzó la hipótesis de una posible fecha: «En este punto la certeza es casi más que una esperanza. El mes de octubre podría ser el adecuado. Del 3 al 28 de octubre se celebrará en Roma la XV Asamblea ordinaria del Sínodo de los obispos sobre los jóvenes y llegarán al Vaticano religiosos de todo el mundo. ¿Qué mejor ocasión para canonizar, después de a san Juan Pablo II, ante una porción tan consistente del colegio episcopal, al otro Pontífice del Concilio Ecuménico Vaticano II? Sería probable en uno de los primeros tres domingos de octubre, aunque la fecha más confiable podría ser la del 21» de ese mes.
El Papa Montini, que nació en 1897 y falleció en 1978, fue el Pontífice que llevó a término el Concilio Ecuménico Vaticano II y logró a cerrarlo prácticamente con la unanimidad de los consensos sobre los documentos votados. Inauguró también la época de los viajes apostólicos en el mundo, vivió los años de la crisis post-conciliar. Al beatificarlo, Francisco, que a menudo cita el magisterio montiniano, dijo: «En este día de la beatificación del Papa Pablo VI, me vuelven a la memoria sus palabras, con las que instituyó el Sínodo de los obispos: “Escrutando atentamente los signos de los tiempos, tratemos de adaptar las vías y los métodos a las crecidas necesidades de nuestros días y a las condiciones mutadas de la sociedad”».
Bergoglio agradeció a Pablo VI por su «humilde y profético testimonio de amor a Cristo y a su Iglesia» y recordó que «el gran timonel del Concilio, después de la clausura del encuentro conciliar, escribió: “Tal vez el Señor me ha llamado y me tiene en este servicio no tanto porque yo tenga alguna actitud, o para que yo gobierne o salve a la Iglesia de sus presentes dificultades, sino para que yo sufra algo por la Iglesia, y que quede claro que Él, y no otros, la guía y la salva”. En esta humildad, concluyó Francisco en esa ocasión, «resplandece la grandeza del beato Pablo VI que, mientras se perfilaba una sociedad secularizada y hostil, supo conducir con sabiduría clarividente (y a veces en soledad) el timón de la barca de Pedro sin perder nunca la alegría y la confianza en el Señor».

La suegra de Simón

Evangelio según San Marcos 1,29-39:
Jesús salió de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. 
La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron de inmediato. 
El se acercó, la tomó de la mano y la hizo levantar. Entonces ella no tuvo más fiebre y se puso a servirlos. 
Al atardecer, después de ponerse el sol, le llevaron a todos los enfermos y endemoniados, y la ciudad entera se reunió delante de la puerta. 
Jesús curó a muchos enfermos, que sufrían de diversos males, y expulsó a muchos demonios; pero a estos no los dejaba hablar, porque sabían quién era él. 
Por la mañana, antes que amaneciera, Jesús se levantó, salió y fue a un lugar desierto; allí estuvo orando. 
Simón salió a buscarlo con sus compañeros, y cuando lo encontraron, le dijeron: “Todos te andan buscando”. 
El les respondió: “Vayamos a otra parte, a predicar también en las poblaciones vecinas, porque para eso he salido”. 
Y fue predicando en las sinagogas de toda la Galilea y expulsando demonios.

Retiro espiritual 2018

Este año hemos recibido la triple bendición de la presencia del Papa Francisco en nuestra patria del 18 al 21 de enero; en abril daremos la bienvenida al Superior General que nos visita desde Roma; y además una delegación de nuestra asociación participará en el V Congreso Americano Misionero del 10 al 14 de Julio en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia).

La Biblia menciona a 3 Papas ¡no solo a San Pedro!

Los católicos creemos que Jesús fundó su Iglesia sobre el apóstol San Pedro, el primer Papa, y que desde entonces sus legítimos sucesores ocupan el obispado de Roma.
Un dato curioso que no muchos conocen es que los primeros sucesores de San Pedro también son mencionados en la Biblia, por eso podemos decir que la Biblia menciona a los 3 de los primeros Papas.
Busca tu Biblia y acompáñanos a encontrarlos.

Primer Papa: San Pedro

Por obvias razones él es el más conocido de todos y por lo tanto el más fácil de ubicar en la Biblia. Su nombre original era Simón, pero en el Evangelio según San Mateo leemos cómo nuestro Señor le cambia el nombre (algo que Dios hace cuando quiere encomendarle una gran misión a algún hombre) y le pone Cefas (en español Pedro) que significa piedra.
“Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia; y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella” Mateo, 16-18.
A pesar de que Pedro negó al Señor 3 veces antes de su crucifixión, Jesús lo confirma en su misión luego de su resurrección.
“Después de haber comido, dice Jesús a Simón Pedro: «Simón de Juan, ¿me amas más que éstos?» 
Le dice él: «Sí, Señor, tú sabes que te quiero.» 
Le dice Jesús: «Apacienta mis corderos».
Vuelve a decirle por segunda vez: «Simón de Juan, ¿me amas?» 
Le dice él: «Sí, Señor, tú sabes que te quiero.» 
Le dice Jesús: «Apacienta mis ovejas». 
Le dice por tercera vez: «Simón de Juan, ¿me quieres?» 
Se entristeció Pedro de que le preguntase por tercera vez: «¿Me quieres?» 
y le dijo: «Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te quiero».
Le dice Jesús: «Apacienta mis ovejas».”
Juan 21, 15-17.

Segundo Papa: San Lino

San Lino fue el primer sucesor de San Pedro. Según el Liber Pontificalis (compilación de reseñas biográficas de los primeros Papas desde San Pedro hasta Esteban V) el segundo Papa nació a finales de los años 20 del primer siglo y fue hijo de Herculano, es decir, miembro de una familia que había aceptado el Evangelio.
Es mencionado en la Biblia en la segunda carta de San Pablo a Timoteo:
“Procura venir antes del invierno. Eubulo te saluda, y Pudente, y Lino, y Claudia, y todos los hermanos”. 2 Timoteo 4, 21.
San Ireneo de Lyón confirma en Adversus Aereses que el Lino mencionado en la Biblia es el mismo Papa Lino.
“Después que los bienaventurados apóstoles Pedro y Pablo hubieron echado los fundamentos y edificado la Iglesia de Roma, encomendaron el servicio del episcopado a Lino. De este Lino hace mención Pablo en sus cartas a Timoteo“. Adversus Aereses, año 174.

Tercer Papa: San Anacleto

A pesar de que Anacleto no es mencionado en la Biblia, sabemos que fue sucesor de San Lino y que durante su pontificado ordenó a 25 sacerotes quedieron origen a los títulos de las Iglesias de Roma.

Cuarto Papa: San Clemente

Por permanecer firme en la fe cristiana ataron un ancla a su cuello y lo arrojaron al mar. San Pablo los menciona en su carta a los filipenses:
“También te ruego a ti, Sícigo, verdadero «compañero», que las ayudes, ya que lucharon por el Evangelio a mi lado, lo mismo que Clemente y demás colaboradores míos, cuyos nombres están en el libro de la vida”.
Filipenses 4, 3.
Fuente: www.es.churchpop.com

Mártires de Tibhirine serán canonizados

Los monjes mártires de Tibhirine. Foto: Iglesia Católica en Argelia

El Papa Francisco aprobó el decreto que reconoce el martirio de Monseñor Pierre Claverie, Obispo de Orán, Argelia, asesinado el 1 de agosto de 1996, y de otros 18 religiosos y religiosas de Argelia, asesinados por terroristas islámicos, entre los que están los 7 monjes trapenses del monasterio de Tibhirine.
El Monasterio de Nuestra Señora del Atlas, fundado en 1938 en la localidad argelina de Tibhirine, fue el escenario de uno de los episodios más sangrientos de la guerra civil argelina en la década de los 90 del siglo XX.
Los grupos terroristas islamistas habían emprendido una campaña contra los extranjeros residentes en el país, especialmente contra los de nacionalidad francesa, y los lugares cristianos fueron uno de sus principales objetivos.
A pesar de ello, los monjes trapenses del monasterio de Tibhirine decidieron quedarse debido al fuerte vínculo que tenían con la población local, a la que ofrecían un servicio médico fundamental.
En la noche del 26 al 27 de marzo de 1996, terroristas del Grupo Islámico Armado (GIA) asaltaron el monasterio y secuestraron a 7 de los 9 monjes que había en ese momento. Todos de nacionalidad francesa.
Las negociaciones para intercambiar a los monjes por prisioneros del GIA no funcionaron y el 21 de mayo de 1996 los terroristas anunciaron que habían decapitado a los siete monjes. Sus cabezas aparecieron el 30 de mayo, pero sus cuerpos no se encontraron nunca.
Tras el asesinato de los monjes de Tibhirine, Monseñor Claverie sabía que su vida corría serio peligro. El 1 de agosto de 1996 una bomba explotó en la entrada del Obispado, matando al Obispo y a su ayudante.
Monseñor Claverie había nacido en Argelia en el año 1938, durante la dominación francesa del país. En Argelia vivió toda su infancia y adolescencia, hasta que se trasladó a Europa para formarse como dominico.
Regresó a Argelia y, tras haber ejercido como director de Instituto, fue nombrado Obispo de Orán en el año 1981. Gran conocedor de la religión islámica, durante su ministerio se esforzó por acercar a cristianos y musulmanes y promover el diálogo interreligioso.
Tras el estallido de la guerra civil argelina en 1991, se esforzó por lograr la paz y terminar con las matanzas y la violencia. Fue precisamente su implicación en favor de una solución no violenta al conflicto lo que lo situó en la mira de los extremistas que, finalmente, acabaron con su vida.
Fuente: ACI Prensa.

Jesús Nazareno

Evangelio según San Marcos 1,21-28.
Entraron en Cafarnaún, y cuando llegó el sábado, Jesús fue a la sinagoga y comenzó a enseñar. 
Todos estaban asombrados de su enseñanza, porque les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas. 
Y había en la sinagoga un hombre poseído de un espíritu impuro, que comenzó a gritar: 
“¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido para acabar con nosotros? Ya sé quién eres: el Santo de Dios”. 
Pero Jesús lo increpó, diciendo: “Cállate y sal de este hombre”. 
El espíritu impuro lo sacudió violentamente y, dando un gran alarido, salió de ese hombre. 
Todos quedaron asombrados y se preguntaban unos a otros: “¿Qué es esto? ¡Enseña de una manera nueva, llena de autoridad; da órdenes a los espíritus impuros, y estos le obedecen!”. 
Y su fama se extendió rápidamente por todas partes, en toda la región de Galilea.
Un tsunami de fe, por Luis Gaspar Uribe

Un tsunami de fe

Por Padre Luis Gaspar Uribe, Director ejecutivo de la visita del Papa a Lima- Diario El Comercio.
“Era de no creer lo que vimos este domingo [en la misa del 21 de enero]. Yo digo que este pueblo tiene fe”. Con esas palabras, el Papa Francisco resumió los tres días de su visita a nuestro país. Una visita de la que seguimos disfrutando mientras vamos reflexionando en la profundidad de los mensajes que nos dejó.
La llegada del papa Francisco fue el evento más grande que la Iglesia ha organizado en el Perú. Un millón y medio de personas reunidas en la misa que el Santo Padre celebró en la Base Aérea de Las Palmas hacen que este sea un hecho sin precedentes que marca un antes y un después en la historia de nuestro país.
Resultaría injusto intentar medir el éxito de esta visita a través de frías cifras. El verdadero impacto de este acontecimiento se refleja en la devoción del pueblo católico que se volcó a las calles a expresarle su cariño al sucesor de Pedro.
No se puede medir económicamente un asunto que no es económico. Ha sido una visita pastoral y ya estamos viendo los frutos. Estamos seguros de que el Papa ha movido millones de corazones, de gente que se ha replanteado muchas cosas, que empieza a mirar con otros ojos la vida y que ha visto revitalizada una fe que quizás estaba dormida.
Lo que hemos visto en el Perú del 18 al 21 de enero ha sido un tsunami de fe. Y en lo que le corresponde a la Arquidiócesis de Lima, estamos inmensamente agradecidos con quienes fueron el domingo a la misa y a todos aquellos que lo esperaron cada día en la Nunciatura Apostólica, con sol, con calor, de noche o de día.
Como lo ha expresado el cardenal Juan Luis Cipriani en una carta pastoral dirigida a la Arquidiócesis de Lima: “Han sido días llenos de gozo, en los que hemos sentido arder en nuestros corazones la fe y el amor a la Iglesia y al vicario de Cristo. Gracias al Perú por esta lección de fe al mundo entero”.
Lo que nos toca ahora a nosotros es trasladar a la vida cotidiana, a nuestro día a día, el mensaje del papa Francisco.
“Aquí en Lima o en donde estés viviendo, en la vida cotidiana del trabajo rutinario, en la educación esperanzadora de los hijos, entre tus anhelos y desvelos; en la intimidad del hogar y en el ruido ensordecedor de nuestras calles. Es allí, en medio de los caminos polvorientos de la historia, donde el Señor viene a tu encuentro”. Esta frase de Francisco nos señala el horizonte.
Han sido días intensos desde que en junio se anunció la visita del Santo Padre. El camino ha sido largo, con luces y sombras, con satisfacciones y frustraciones, pero queda una inmensa alegría.
Como director ejecutivo de la visita del Papa a la Arquidiócesis de Lima solo me queda agradecer al cardenal Juan Luis Cipriani por su confianza, a todos los que de modo anónimo y desinteresado fueron parte de esta organización, a las 10 comisiones que fueron parte de este equipo.
Y un agradecimiento especial a los 30 mil voluntarios de la Guardia del Papa, que fueron el alma de esta visita. El Santo Padre ya se los ha dicho: “Sean los santos del siglo XXI”.
Gracias. Y seguimos trabajando unidos por la esperanza.

¿Objetivo Sodalicio? “Salvar el carisma”

Por Andrés Beltramo Álvarez- Vatican Insider.
El Papa quiere ir a fondo en el escándalo del Sodalitium Christianae Vitae y, al mismo tiempo, salvar una obra de la Iglesia que cuenta con una mayoría silenciosa de miembros ajenos a los abusos del fundador, Luis Fernando Figari.
“Salvar el carisma”. Es el objetivo principal de la intervención determinada por el Vaticano al Sodalicio de Vida Cristiana. Así lo afirma, palabras más, palabras menos, el decreto emitido hace unos días por Roma y que sorprendió a los miembros de esa sociedad de vida apostólica de origen peruano, incluida la cúpula. Apenas esta semana el Papa reveló detalles de cómo decidió responder la Santa Sede al escándalo surgido por los abusos del fundador, Luis Fernando Figari, y otros altos exponentes. Si bien despejó dudas, dejó también algunas interrogantes.
Cuando el 10 de enero pasado, la sala de prensa vaticana emitió un escueto boletín anunciado el nombramiento de un “comisario apostólico” en la figura del obispo colombiano Noel Antonio Londoño Buitrago, la noticia cayó como una bomba al interior del Sodalicio. Nadie la esperaba. Tanto los superiores, como prácticamente todos sus miembros, se enteraron de la novedad a través de la prensa. El gesto no cayó bien, aunque resulta una práctica consolidada en la Curia Romana: cuando la decisión es grave, raramente se informa por anticipado.
Más allá de las formas, la decisión fue bien recibida en diversos sectores de la organización. Sobre todo, entre aquellos miembros fieles que desean acabar de una vez con la mala imagen acumulada en los últimos años, en torno una obra que sienten como suya y parte de la Iglesia.
El Vaticano prefirió mantener bajo reserva el contenido del decreto de “comisariamiento” (como se le llama en la jerga eclesiástica a la intervención) emitido por la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica. De hecho, se dio orden a todos los integrantes del Sodalitium de mantenerlo bajo reserva, al menos por ahora. Pero, según pudo saber el Vatican Insider, el texto apunta prioritariamente a “salvar el carisma”.
¿Qué significa? En primera instancia, esa decisión tiene dos consecuencias implícitas. Por un lado, la voluntad del Papa y la Santa Sede de no disolver el grupo que, según algunas estimaciones, alcanza a unas 20 mil personas en diversos países. Aunque los consagrados, sacerdotes y miembros más comprometidos constituyen un grupo más reducido. Por otra parte, es claro que necesita un nuevo rumbo y dejar atrás una cultura interna con serias deficiencias.
Al inicio de esta semana y a su regreso de Lima, tras la visita apostólica por Chile y Perú, Francisco dio detalles hasta ahora desconocidos (o al menos no confirmados públicamente por autoridad eclesiástica alguna) del caso. Sobre el fundador, Figari, fue específico: se le investigó, se llevó a cabo un proceso en su contra, se le halló culpable no sólo de abusos sexuales, sino también de “manipulación de conciencia”, y se le aplicaron algunas medidas que él apeló.
“El proceso del fundador entró en la Santa Sede, se le dio una condena. No se lo expulsó del Sodalicio, sino que vive solo. Una persona lo atiende. Él se declara inocente de las pruebas que hubo en el juicio y apeló a la Signatura Apostólica, que es la Suprema Corte de Justicia del Vaticano. La causa está en apelación. Por los datos que tengo saldrá en menos de un mes. Lleva un año el proceso, pero en menos de un mes saldrá”, agregó.
El pontífice no se quedó ahí, precisó que la justicia civil peruana ya intervino y aunque dijo no estar muy al tanto, afirmó que “la cosa es bastante desfavorable al fundador”. Además, explicó que aquel juicio vaticano fungió como “gatillo” para que otras víctimas presentaran denuncias eclesiásticas y civiles. Pero Bergoglio no llegó a establecer, al menos en su declaración, cuál será el destino de Figari. Como él mismo lo explicó, se encuentra en Roma y es atendido, incluso económicamente, por el mismo Sodalicio lo cual es, de por sí, una situación paradójica.
Aunque varios altos mandos del movimiento preferirían deshacerse del fundador, el Papa y el Vaticano parecen considerar una mejor opción que ellos se hagan cargo del personaje, sin expulsarlo definitivamente. Esto podría resultar una alternativa mejor en la práctica, pero no coadyuva a la imagen pública de la Iglesia. Hoy por hoy, en Perú y otras partes existe la percepción de que Figari permanece en Roma protegido, cuando no encubierto, por la Santa Sede.
En sus declaraciones a bordo del vuelo papal, Francisco habló de una persona “que parecía de mucha virtud, murió e investigando se descubrió que tenía doble vida”. Aunque no dio el nombre, se refería a Germán Doig, vicario general y mano derecha del fundador. Si bien el pontífice ubicó aquella crisis “20-25 años atrás”, en realidad el caso explotó públicamente en 2011. Tras su muerte en 2001, la cúpula sodálite comenzó pesquisas para un proceso de beatificación, pero en 2008 aparecieron testimonios de sus “inconductas”. Aquello era, apenas, la punta del iceberg.
Quizás Bergoglio ubicó tan atrás en el tiempo aquellos episodios porque conoció bien al Sodalicio cuando aún era cardenal en Buenos Aires. Es más, él mismo concedió a un grupo de sodálites el uso por un tiempo limitado de su residencia arzobispal en desuso, una amplia casona en un importante barrio de la capital argentina. Con ellos, el ahora Papa inauguró la costumbre de asignar su casa a alguna orden o movimiento recién llegado a la diócesis.
Resulta significativo que Francisco haya comparado ahora la crisis en el movimiento peruano con aquella vivida por los Legionarios de Cristo. Apenas siete años atrás los sodálites ni siquiera consideraban la hipótesis. No sólo la rechazaban, la fustigaban.
En estos días, tras el anuncio de la intervención, diversos observadores se preguntaban qué había orillado a la designación de un comisario, una medida para ir a fondo que ni siquiera le llegó a tocar a la Legión, aunque Bergoglio las considera crisis análogas. Sobre todo tomando en cuenta que el Vaticano había enviado a un delegado apostólico que vigilase y sancionado a Figari.
El mismo delegado y cardenal, Joseph William Tobin, había dicho en su momento que el Vaticano aún confiaba en la cúpula del Sodalicio, encabezada por el superior Alessandro Moroni, y por eso no nombraba un comisario. Pero esa confianza duró poco. En realidad le tocó al purpurado estadounidense recomendar la intervención.
Así lo explicó el Papa: “El cardenal Tobin hace la visita, descubre cosas que no entiende o que no están claras, nombra dos veedores económicos; y este es el tercer abuso, que también rozaba el fundador: manejo económico. Y después de un estudio recomienda comisariar el Sodalicio. Llegó la carta de él hace cuatro semanas, se estudió el caso y hace dos semanas se nombró un comisario”.
Lejos constituir el final de un proceso, la llegada del comisario es sólo el principio de un tiempo de reflexión profunda y purificación, cuyo resultado más tangible no puede ser otro sino el de la apertura a una nueva generación de superiores. Sin mancha y con la autoridad moral suficiente para transitar los derroteros de una verdadera reforma.

Un mar de gente

Papa Francisco: “La visita al Perú deja una huella imborrable en mi corazón”

Más de un millón setecientos mil personas participan de Misa en Las Palmas

El Santo Padre Francisco llegó a la Base Aérea Las Palmas, para presidir la Santa Misa con la participación de más de un millón setecientos mil personas que acudieron como peregrinos desde distintas partes de la ciudad capital peruana y de diversas ciudades del interior del Perú y países vecinos.
A su ingreso al recinto, el Sumo Pontífice saludó a los miles de fieles desde el papamóvil, en su recorrido previo hacia el estrado, desplazándose por un circuito especialmente designado para permitirle bendecir a los fieles.
Durante su homilía, el Santo Padre exhortó a prestar atención a aquellos que sufren y encuentran en el amor de Dios un “antídoto contra la globalización de la indiferencia”. Del mismo modo, animó a oír el llamado de Jesús, para encender la esperanza.
“Que la degradación sea superada por la fraternidad, la injusticia vencida por la solidaridad y la violencia callada con las armas de la paz”, dijo el Papa Francisco.
Asimismo, invitó a los cerca de dos millones de personas a anhelar el Cielo. “El Reino de los Cielos está entre ustedes, está allí donde nos animemos a tener un poco de ternura y compasión”, indicó.
Agradecimiento del Cardenal Primado del Perú
Al término de la Misa, el Cardenal Juan Luis Cipriani agradeció al Papa Francisco por todos los detalles para con el pueblo peruano durante los cuatro días de Visita Apostólica.
“En nombre del Santo Pueblo de Dios, quiero decirte gracias porque en estos días, con tu presencia, palabra y gestos te has robado el corazón de los peruanos. El Señor de los Milagros nos contempla con gozo. Es un reto que nos dejas a todos. Queremos ser una Iglesia misionera, para llevar a Jesús a todos nuestros pueblos. Son millones los que te han seguido a través de los medios de comunicación a los cuales les agradecemos. Unidos a Jesús buscamos un país más unido y solidario. Una sociedad más honesta y transparente donde la corrupción no impida la atención de los más pobres. Gracias Papa Francisco por la ternura y la entrega. Te prometemos las oraciones junto a la Madre María”, mencionó.
Perú, tierra de esperanza
Seguidamente, el Papa Francisco saludó al Arzobispo de Lima y Primado del Perú y agradeció el cariño del pueblo peruano.
“Doy gracias al Cardenal Juan Luis Cipriani, Arzobispo de Lima, por sus palabras, a mis hermanos obispos por su presencia y a todos ustedes que han hecho posible que esta visita dejara una huella imborrable en mi corazón”, mencionó.
“Agradezco a los miles de voluntarios que con su trabajo silenciosos y abnegado como “hormiguitas” contribuyeron para que todo pudiera concretarse. A la comisión organizadora y a todos los que con su dedicación y esfuerzo hicieron posible este encuentro”, agregó.
Finalmente, señaló que el Perú es una tierra de esperanza “por la riqueza de sus tradiciones y costumbres que han marcado el alma de este pueblo. A ellos les pido que descubran en la sabiduría de sus abuelos, de sus ancianos, el ADN que siguió a sus grandes santos. Los invito a no tener miedo a ser santos del siglo XXI. Hermanos peruanos, tienen tantos motivos para esperar, lo he visto, lo he tocado en estos días. Cuiden la esperanza”, culminó.
Al término de la Misa, el Papa fue despedido por la multitud de fieles y partió hacia el Aeropuerto Jorge Chávez para dirigirse a Roma.
Sobre la Multitudinaria Misa
La venerada imagen del Señor de los Milagros presidió el altar de la Misa en Las Palmas.
La primera Lectura (Libro Jonás 3, 1-5. 10) estuvo a cargo de Fray Jefferson Espinoza Quispe, de Manchay; el Salmo Responsorial (Salmo 24), por el seminarista Ricardo Cordón del Seminario Santo Toribio de Mogrovejo; la Segunda Lectura (Primera Carta de Corintios 7, 29-31) la dirigió Elizabeth Saco Del Águila y la proclamación del Evangelio (San Marcos 1, 14-20) estuvo a cargo por el diácono Paul Ramírez.
Por su parte, las ofrendas fueron llevadas al Santo Padre por dos familias.
Asimismo, las peticiones las realizaron Ricardo Duarte, ex miembro de la selección peruana de básquet; la Hermana Irma Edquén, religiosa de la Congregación Franciscanas de la Inmaculada Concepción (por los obispos); Claudia Carcelén, representante de la Fraternidad Carcelaria; y Edward Herrera.
Fuente: www.arzobispadodelima.org

Un “mar de gente” despide al papa Francisco en Perú

Por  Ary Waldir Ramos Díaz-www.es.aleteia.org
“El Señor te invita a que seas su discípulo misionero, y así te vuelvas parte de ese gran susurro que quiere seguir resonando en los distintos rincones de nuestra vida: ¡Alégrate, el Señor está contigo!”, sostuvo.
En el altar se ha puesto en exposición la venerada imagen del Señor de los Milagros.
En la homilía, su última en el país andino, sostuvo: “Jesús sigue caminando por nuestras calles, sigue al igual que ayer golpeando puertas, golpeando corazones para volver a encender la esperanza y los anhelos”. 
Vestido con mitra y casulla verde, el Papa instó a que con la fe en Cristo, los ciudadanos trabajen para que la “degradación sea superada por la fraternidad, la injusticia vencida por la solidaridad y la violencia callada con las armas de la paz”.
El Pontífice invitó a los peruanos a acompañar a Jesús en su camino.  “Jesús sigue invitando y quiere ungirnos con su Espíritu para que también nosotros salgamos a ungir con esa unción, capaz de sanar la esperanza herida y renovar nuestra mirada”.
“Jesús sigue caminando y despierta la esperanza que nos libra de conexiones vacías y de análisis impersonales e invita a involucrarnos como fermento allí donde estemos, donde nos toque vivir, en ese rinconcito de todos los días”.
Ternura y compasión, es el signo de que el Reino de los cielos ha llegado. Un reino “donde no tengamos miedo a generar espacios para que los ciegos vean, los paralíticos caminen, los leprosos sean purificados y los sordos oigan y así todos aquellos que dábamos por perdidos gocen de la Resurrección”.
“Dios no se cansa ni se cansará de caminar para llegar a sus hijos. Dios no se cansa ni se cansará para llegar a sus hijos, a cada uno. ¿Cómo encenderemos la esperanza si faltan profetas? ¿Cómo encararemos el futuro si nos falta unidad? ¿Cómo llegará Jesús a tantos rincones, si faltan audaces y valientes testigos?”.

No tengan miedo de ser los santos del siglo XXI

Al final de la ceremonia, el Obispo de Roma agradeció a las autoridades civiles y eclesiásticas de Perú. En especial se dirigió a los jóvenes y los mayores del país.
“Tierra de esperanza por los jóvenes, los cuales no son el futuro, sino el presente de Perú. A ellos les pido que descubran en la sabiduría de sus abuelos, de sus ancianos, el ADN que guió a sus grandes santos. Chicas y chicos, por favor, no se desarraiguen. Abuelos y ancianos, no dejen de transmitir a las jóvenes generaciones las raíces de su pueblo y la sabiduría del camino para llegar al cielo. A todos los invito a no tener miedo a ser los santos del siglo XXI.
Hermanos peruanos, tienen tantos motivos para esperar, lo lo vi, lo “toqué” en estos días. Por favor, cuiden la esperanza, que no se la roben. No hay mejor manera de cuidar la esperanza que permanecer unidos, para que todos estos motivos que la sostienen, crezcan cada día más. La esperanza no defrauda (cf. Rm 5,5). Los llevo en el corazón”, concluyó.
En Perú, el papa Francisco ha realizado un viaje apostólico del 18 al 21 de enero que pasó por tres ciudades Lima, la ciudad norteña de Trujillo y la amazónica Puerto Maldonado. Así, ha puesto fin a los cuatro días de su 21 viaje pastoral, en un periplo iniciado en Chile.

Buena Noticia

La imagen puede contener: una o varias personas, multitud y exterior

Evangelio según San Marcos 1,14-20.
Después que Juan fue arrestado, Jesús se dirigió a Galilea. Allí proclamaba la Buena Noticia de Dios, diciendo: “El tiempo se ha cumplido: el Reino de Dios está cerca. Conviértanse y crean en la Buena Noticia”.
Mientras iba por la orilla del mar de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés, que echaban las redes en el agua, porque eran pescadores.
Jesús les dijo: “Síganme, y yo los haré pescadores de hombres”.
Inmediatamente, ellos dejaron sus redes y lo siguieron.
Y avanzando un poco, vio a Santiago, hijo de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban también en su barca arreglando las redes. En seguida los llamó, y ellos, dejando en la barca a su padre Zebedeo con los jornaleros, lo siguieron.

Una Iglesia con olor a humanidad

Por Juan Bytton Arellano SJ-Diario El Comercio.
Ha llegado el papa Francisco, líder de la Iglesia católica con más de mil doscientos millones de seguidores en el mundo. Según sus propias palabras, el papa Francisco llega como “peregrino de la alegría del evangelio para compartir con todos las paz del Señor” . Alegría y paz hablan de dos dimensiones cuyo amalgamiento es garante y fruto de lo que denominamos justicia.
La historia del papado va intrínsecamente ligada a la historia de la Iglesia. Ha llegado un líder que se ha ganado la admiración y confianza de miles, pero también el resentimiento de muchos. Sin embargo, ni unos ni otros pueden negar la entereza humana y la coherencia de vida de este hombre. Frente a los años difíciles de la Iglesia, surge una vez más el lema Ecclesia semper reformanda para mantenerse fiel a su fuente: el evangelio de Jesús. Animada por Francisco, la Iglesia tiene y debe seguir este proceso, de lo contrario corre el riesgo –y hay mucha historia al respecto– de vivir encerrada en sí misma, y juzgar al mundo con los ojos mirándose el ombligo. Francisco viene a “confirmarnos en la fe” , es decir, a confirmar con su presencia lo que vemos y oímos sobre él y sus audaces pasos, mostrándonos que el camino de la Iglesia es caminar, salir, acercarse, abrazar y en ese mismo proceso sanar-se. Si la Iglesia se aleja de la gente, se aleja de Dios.
Como nos recuerda el teólogo Henri de Lubac, SJ, en sus “Meditaciones sobre la Iglesia”, ella está llamada a “reflexionarse a sí misma”, para no correr el riesgo de quedarse anclada en el “tiempo”. Francisco nos está enseñando que el “espacio” para esa vital reflexión es la calle, los vaivenes de la condición humana y lo complejo de los sistemas de convivencia. “La experiencia de Dios, estando a veces dispersa o mezclada, pide ser descubierta y no construida” sentenciaba Francisco en el Congreso Internacional de Pastoral de las Grandes Ciudades (Roma. Noviembre, 2014).
La misericordia es la clave interpretativa del actuar de Francisco. Misericordia que nace del amor infinito del Dios Padre en quien los cristianos creemos. Sin embargo, esa misericordia tiene un efecto universal capaz de llegar a todos y salir al encuentro de las necesidades apremiantes de tantos compatriotas víctimas de los desastres sociales y ambientales. Lima, Trujillo y Madre Dios, son tres realidades de un Perú rico en diversidad, pero dolido en el alma por el abandono, la indiferencia y el feroz interés personal que ahonda las desigualdades y genera la corrupción.
Según el último boletín del Instituto de Opinión Pública de la PUCP “Religiones y religiosidad en el Perú de hoy” (Diciembre, 2017) el 89,1% de la población en el Perú se considera creyente, y dentro de este el 75,2% se considera católico. Para creyentes y no creyentes, esta visita puede ser una ocasión especial para respirar un aire diverso. Todos tenemos derecho a disfrutar de la frescura de un mensaje capaz de remover las conciencias y dar paso a los sentimientos más auténticos. Solo así “la cultura del encuentro” será una realidad beneficiosa para todos, pasando de los gestos a la acción y de la acción al compromiso.
La reforma impulsada por el Concilio Vaticano II y retomada por Francisco no tiene marcha atrás. Una reforma de triple alcance: institucional, pastoral y actual. La Iglesia en salida es una realidad. Que ella, inmersa en la sociedad, sea capaz también de construir, desde el amor, una sociedad libre y equitativa, capaz de tomar en serio un proceso de reconciliación y desarrollo humano sostenido, respondiendo a la necesidad de la gente más golpeada, estando con ella, en sus alegrías y tristezas, en sus miedos y esperanzas. Una Iglesia con olor a humanidad.

Mensaje de reconciliación

Santiago Manuin

Los organismos internacionales “se ceban” con los pueblos indígenas

Puerto Maldonado, en plena Amazonia, se vistió de gala para recibir al Papa de la Laudato si’.
En el Coliseo Madre de Dios lo esperaban 3,500 representantes de comunidades nativas de todo el país. Toda la región esperaba con gran expectación la visita.
Héctor y Yésica del pueblo Harakbut explicaron al Papa que los pueblos nativos de la Amazonia se sienten víctimas de una doble persecución: Explotan y contaminan sus tierras y su estilo de vida y su cultura son arrinconados y menospreciados.Papa Francisco en Puerto Maldonado“Le pedimos que nos defienda. Los foráneos nos ven débiles e insisten en quitarnos nuestro territorio de distintas formas. Queremos que nuestros hijos tengan acceso y estudien pero no queremos que la escuela borre nuestras tradiciones, nuestras lenguas, no queremos olvidarnos de nuestra sabiduría ancestral”.
Cuando el Papa tomó la palabra dijo con dolor que en la Amazonia el Canto de las Criaturas de San Francisco se escucha “entrecortado” a causa de las hondas heridas que sufre la región y sus gentes.PPKEl Papa denunció que la Amazonia no puede ser considerada por los Estados como “una despensa inagotable” que no tiene en cuenta los derechos de sus habitantes. El mundo, dijo, tiene mucho que aprender de los indígenas.PPKFRANCISCO
“Y permítanme decirles que si, para algunos, ustedes son considerados un obstáculo o un estorbo, en verdad, con sus vidas son un grito a la conciencia de un estilo de vida que no logra dimensionar los costes del mismo. Ustedes son memoria viva de la misión que Dios nos ha encomendado a todos: cuidar la Casa Común”.

También denunció la trata de personas, los abusos sexuales y la esterilización de las mujeres.PPKFRANCISCO
“La violencia contra las adolescentes y contra las mujeres es un clamor que llega al cielo. No nos hagamos los distraídos ni miremos para otra parte. Hay mucha complicidad. ¡La pregunta es para todos! Es necesario alzar la voz a la presión que organismos internacionales hacen sobre ciertos países para que promuevan políticas de reproducción esterilizantes. Estas se ceban de una manera más incisiva en las poblaciones aborígenes. Sabemos que se sigue promoviendo en ellas la esterilización de las mujeres, en ocasiones con desconocimiento de ellas misma”.PPK acompaña al Papa en su visita a Puerto Maldonado [FOTOS]
Francisco advirtió contra los “colonialismos ideológicos disfrazados de progreso que destruyen identidades culturales y establecen un pensamiento único y débil.
Tambén recordó que en 2019 habrá un Sínodo para la Amazonia cuyo objetivo, además de impulsar la evangelización de la región es estudiar formas para que la Iglesia acompañe a los pueblos indígenas ante los retos del mundo moderno.
Al final de la ceremonia al Papa lo vistieron con atuendos indígenas y le entregaron obras hechas por ellos mismos, como esta pintura.
Fuente: www.romereports.com