Transformaciones religiosas en Lima Este

Catedral de Huaycan

El catolicismo intercultural es la forma particular como se ha manifestado el fenómeno religioso en el Perú; en la interacción entre la estructura social y el sistema de valores, actitudes, mentalidades y significados. Entre las instituciones vigentes del catolicismo tenemos a la diócesis. Todas las diócesis no presentan la misma evolución histórica, aunque tienen elementos comunes; porque adoptan una identidad propia como red social y cultural, más allá de las vivencias individuales y grupales. Está compuesto por creencias, rituales, instituciones, ética y sentimientos religiosos:
A lo largo de la investigación nuestra hipótesis principal es la siguiente: Toda experiencia religiosa o espiritualidad es vivida culturalmente en el catolicismo o en cualquier confesión religiosa. La pluralidad cultural es un elemento constitutivo del catolicismo. En el caso de la Diócesis de Chosica, la religión se vive interculturalmente, es decir como una cultura de culturas, tanto desde la perspectiva de los fieles como de los agentes pastorales.
El sistema religioso en la Diócesis de Chosica no es homogéneo, es pluralista y competitivo. Se ha transformado el modelo uniforme que predominaba hasta mediados del siglo XX. En este contexto ubicamos el pluralismo católico, que se fundamenta en las diversas tradiciones religiosas, modelos pastorales y corrientes teológicas que existen simultáneamente en la Iglesia. Cada espiritualidad católica configura culturalmente el mensaje cristiano. El concepto de interculturalidad abarca el proceso en que las culturas se constituyen como tales, se diferencian entre sí y simultáneamente se comunican; especialmente en la educación, como parte de la globalización cultural.
El concepto de catolicismo intercultural, fusión o mixtura de culturas, difiere de la interpretación tradicional del sincretismo, cuyas fuentes emocionales e intelectuales incluyen ritos de origen prehispánico o africanos integrados a la devoción a los santos, lo cual da coherencia a su comportamiento religioso.
La construcción de la identidad se hace a partir de la diversidad de sus fieles en cuanto a su lugar procedencia, y por tanto de su cultura. Debemos tener en cuenta que el clero, comunidades religiosas y laicos -en su mayoría- no son oriundos de la zona y al establecerse para dinamizar las comunidades deben interrelacionarse aportando sus expresiones culturales.
La presente investigación estudia una diócesis nueva en el Perú: la diócesis de Chosica. No existen estudios sobre dicho tema, sin embargo, es de suma importancia comprender su diversidad cultural. Los estudios antropológicos sobre las diversas diócesis de la Iglesia Católica no son abundantes, aunque son indispensables.
Toda diócesis tiene el gobierno directo o indirecto de un obispo. Nuestra aplicación de la teoría sociológica a una diócesis periférica urbana de Lima metropolitana pretende analizar las culturas y los sistemas religiosos, para ello, responde a seis preguntas fundamentales: ¿el sistema religioso es homogéneo o plural?, ¿cómo el sistema religioso influye en la ética ciudadana?, ¿qué relación existe entre identidad religiosa con la cultura y la política?, ¿cómo interacciona la pastoral católica con la religión popular, las sectas y los conflictos sociales?, ¿que redes religiosas y sociales se han construido en la diócesis de Chosica? y, finalmente, ¿qué tanto disminuye y que tanto se fortalece la diócesis respecto a las nuevas iglesias?.
La investigación de la forma de ser y actuar propio de la diócesis de Chosica, se fundamenta en una red de parroquias y comprende las siguientes dimensiones:
1.Los elementos presentes en la transformación del sistema religioso católico tradicional al existente en el Perú del siglo XXI.
2.Las principales funciones culturales que el sistema religioso católico desempeña en los diferentes sectores sociales que lo asumen tanto en sus creencias, que forman parte de la interioridad humana; como en sus prácticas. La relación entre el creyente y Dios se sustenta en un don espiritual, en la reciprocidad de la confianza y la gratuidad.
3.Las diferentes manifestaciones interculturales del catolicismo, en sus versiones andina y urbano popular.
4.La diversidad de movimientos religiosos contemporáneos.
El contexto cultural recibe el aporte del catolicismo en las estructuras de pensamiento, es decir, con modelos y esquemas interpretativos cotidianos de significación y explicación de los acontecimientos, dando respuesta al sentido de la vida y la trascendencia; así como el comportamiento social, referido al sentido de identificación y pertenencia.
La metáfora es intrínseca a la religión y posibilita su interculturalidad. El lenguaje religioso es metafórico, así como el mensaje religioso por analogía construye nuevos significados en diferentes contextos, expresa la verdad hasta el límite de nuestro conocimiento.
Lima metropolitana constituye un espacio social y religioso concreto. En tal sentido, es una sociedad urbana compleja donde se manifiesta el pluralismo religioso mediante ritos, fiestas, emociones y normas éticas, siendo expresadas dentro del territorio de la diócesis de Chosica cuyas producciones simbólicas están afectadas por la modernización cultural y las migraciones multidireccionales.
En efecto, la antropología de la religión contribuye a la decodificación simbólica de la diócesis de Chosica:
1.Comprendiendo el fenómeno religioso al interior de la expansión urbana en los últimos cincuenta años, que convierte a la ciudad de Lima en una megalópolis de ocho millones de habitantes.
2.Explicitando los elementos compartidos que se manifiestan en el pluralismo de líneas pastorales existentes en la diócesis de Chosica; que expresan la riqueza en la capacidad de simbolizar la espiritualidad, ritualizar, organizar e institucionalizar a la Iglesia, expresar sentimientos y practicar una ética religiosa -que se traduce en racionalidad, reflexión y sublimación-. Una ética personal que incorpora las formas de ser, tener, querer y actuar compartidas por un grupo significativo de personas.
3.Interpretando la decisión de la Santa Sede, inspirada en la división territorial de jurisdicciones eclesiásticas, para replicar esta experiencia en la Arquidiócesis de Lima durante la década del noventa.
4.Estableciendo y ampliando espacios de encuentro intra e intereclesiales; como pueden ser los santuarios, lugares de oración personal y comunitaria.
Los fieles de la diócesis de Chosica viven y expresan su fe recurriendo a los sistemas simbólicos del catolicismo cultural, y en menor proporción del catolicismo popular. También se trasladan a las nuevas iglesias, dado que la primera evangelización proporcionó una base doctrinal cristiana a la cual recurren los grupos evangélicos y escatológicos postcristianos. Nuestras raíces espirituales comunes, expresadas en la herencia bíblica, posibilitan una convivencia religiosa no exenta de tensiones.
En particular nos interesan las creencias, los rituales, las instituciones, la ética y los sentimientos religiosos en el contexto de la diócesis de Chosica:
1.Creencias. La visión de lo sagrado y lo profano, la perspectiva de lo trascendente y lo inmanente. La relación entre el creyente y Dios se sustenta en un don espiritual, en la reciprocidad de la confianza. Por ejemplo el símbolo apostólico, conocido como credo, tiene su origen en la confesión de fe recitada en el bautismo, es el símbolo bautismal : aquí surgen temas como el misterio, el milagro y la promesa.
2.Cultos. Lima es la ciudad con mayor población en el Pacífico Sur, constituye un espacio social y religioso concreto, una sociedad urbana compleja en la cual se manifiesta un pluralismo religioso con ritos, procesiones y fiestas que contienen una alta dosis de emoción y contenido ético, expresados dentro del territorio de la diócesis de Chosica, erigida en 1996; cuyas producciones simbólicas están afectadas por la modernización cultural y las migraciones multidireccionales.
3.Instituciones. Como ha sostenido Kaufmann, el Papa y los Obispos, pero también las Iglesias regionales, nacionales y locales pueden ser denominadas global players, dado que los padres del Concilio Vaticano II se han dirigido a ellas en cuanto responsables del Pueblo de Dios, y de todos los hombres. El global player más antiguo es la Iglesia Católica que se define desde siempre con independencia de las fronteras territoriales y se comprende a sí misma como poseedora una misión universal.
4.Ética personal y social, que incorpora las formas de ser, tener, querer y actuar compartidas por un grupo significativo de personas, en sus diversos estilos de vida limeños .
5.Sentimientos. Una pluralidad de talantes y expresiones de los sentidos que acompañan la fe de los creyentes; desde la mística hasta el éxtasis carismático, pasando por la sanación milagrosa de enfermedades psicosomáticas.
A lo largo de la investigación nuestra hipótesis principal es la siguiente: Toda experiencia religiosa o espiritualidad es vivida culturalmente en el catolicismo o en cualquier confesión religiosa. La pluralidad cultural es un elemento constitutivo del catolicismo. En el caso de la Diócesis de Chosica, la religión se vive interculturalmente, es decir como una cultura de culturas, tanto desde la perspectiva de los fieles como de los agentes pastorales.
I. El catolicismo intercultural
El catolicismo intercultural es la forma particular como se ha manifestado el fenómeno religioso en el Perú; en la interacción entre la estructura social y el sistema de valores, actitudes, mentalidades y significados. Entre las instituciones vigentes del catolicismo tenemos a la diócesis. Todas las diócesis no presentan la misma evolución histórica, aunque tienen elementos comunes; porque adoptan una identidad propia como red social y cultural, más allá de las vivencias individuales y grupales.
Interpretar las metonimias religiosas en la diócesis de Chosica implica develar las analogías del catolicismo cultural en su narrativa, textual y ritual; en su heterogeneidad cultural, unidad territorial e historia compartida. El catolicismo constituye un macrosistema cultural y social diferenciado, con unidades estructuradas de forma variable respecto al tiempo, que se mantienen frente a un entorno complejo y cambiante; que abarca el proceso en que las culturas se constituyen como tales, se distinguen entre sí y simultáneamente se comunican. La diversidad cultural es una constante de la historia de la humanidad, parece haber sido mantenida y reforzada como una manera de afirmar la identidad del grupo por diferenciación con los otros.
El sistema religioso en la Diócesis de Chosica no es homogéneo, es pluralista y competitivo. Se ha transformado el modelo uniforme que predominaba hasta mediados del siglo XX. En este contexto ubicamos el pluralismo católico, que se fundamenta en las diversas tradiciones religiosas, modelos pastorales y corrientes teológicas que existen simultáneamente en la Iglesia. Cada espiritualidad católica configura culturalmente el mensaje cristiano. El concepto de interculturalidad abarca el proceso en que las culturas se constituyen como tales, se diferencian entre sí y simultáneamente se comunican; especialmente en la educación, como parte de la globalización cultural .
El tema fundamental es la descripción y explicación de los sistemas religiosos por medio de las técnicas de investigación cualitativas: observación participante, focus group, entrevistas; y la utilización del método comparativo.
La antropología de la religión describe los sistemas religiosos (etnografía religiosa), sistematiza las teorías sobre el funcionamiento de dichos sistemas (etnología religiosa) y recoge el desarrollo diacrónico de los mismos sistemas (etnohistoria religiosa).
Todo sistema religioso tiene cinco dimensiones interrelacionadas: creencias, ritos, organización, normas éticas y sentimientos peculiares. Una creencia es una proposición que afirma como real la existencia de un ser superior invisible, como creo en Dios, o de un acontecimiento del que no hay evidencia inmediata, como creo que Dios es autor del universo. Un rito es un acto simbólico a través del cual los creyentes tratan de comunicarse con los seres superiores, como la plegaria o el acto penitencial. La organización es la estructura social de la comunidad religiosa, donde hay distintos roles, como sacerdotes, chamanes y fieles, y distintos grupos, como las cofradías o las comunidades de base. La ética es un conjunto de normas, cuyo cumplimiento es exigido por las creencias que se tienen, y así muchas religiones dan valor religioso a las normas de ética natural, como no matar, o imponen nuevas normas, como no tomar bebidas alcohólicas. Los sentimientos son emociones, más o menos institucionalizadas, que suelen tener los creyentes como fruto de sus creencias, como el sentimiento de confianza en los seres superiores o como el gozo y aun el llanto durante la celebración de los ritos.
Los ritos dependen de las creencias, así como los ritos sirven para mantener las creencias y las normas éticas corresponden a creencias que las convalidan. El hombre religioso considera trascendente todo contacto más allá de si mismo con lo divino. Los estados de ánimo en la experiencia religiosa varían del entusiasmo a la tristeza, de la afirmación a la indiferencia, de una alta autoestima a la negación humilde del yo mismo. Frente al poder de Dios, a la energía de su Espíritu, los creyentes nos sentimos fascinados en diversas manifestaciones e intensidades.
La religión como sistema cultural denota un esquema históricamente transmitido de significaciones representadas en símbolos, un sistema de concepciones heredadas y expresadas en formas simbólicas por medio con las cuales los hombres comunican, perpetúan y desarrollan su conocimiento y sus actitudes frente a la vida. Por otro lado, no todas las representaciones culturales son representaciones religiosas y a menudo no es fácil trazar una línea para separar las que son artísticas o políticas, pues lo mismo que las formas sociales, las formas simbólicas pueden servir para múltiples fines. La metáfora es intrínseca a la religión. El sistema religioso es metafórico, así como el mensaje religioso por analogía construye nuevos significados en diferentes contextos, expresando la verdad hasta el límite de nuestro conocimiento . Tanto la capacidad de metáfora como de metonimia que proporciona el sistema religioso a nuestros sentimientos y a nuestros mensajes hablados y escritos, permiten la existencia de nuestro catolicismo como fusión intercultural.
En la definición de Geertz , la religión es un sistema de símbolos que obra para establecer vigorosos, penetrantes y duraderos estados anímicos y motivaciones en los hombres, formulando concepciones de un orden general de existencia y revistiendo estas concepciones con una aureola de efectividad.
Por tanto estudiaremos las relaciones con lo sagrado en las prácticas y discursos, en las metáforas y metonimias de quiénes producen y expresan mensajes hablados o escritos; desarrollando y fortaleciendo las capacidades de combinación y de referencia; así como las emociones religiosas que generan autopercepción y sentido de la realidad.
Marzal señala que la definición de Durkheim se puede aplicar al análisis de cualquier religión, porque es fácil hallar las creencias, los ritos y la organización, mientras la definición de Geertz no hace operativos los estados de animo y las motivaciones propios de la perspectiva religiosa, y así hay pocos estudios empíricos de los estados de ánimo y motivaciones inducidos por la religión.
Geertz sostiene que la religión nunca es meramente metafísica. De este modo la religión se funda principalmente en las más específicas exigencias de la acción humana en los contextos más generales de su existencia. En definitiva los pueblos adoptan formas relacionados a la ética. Esta propuesta nos permite sostener que la ética de los católicos en la diócesis de Chosica combina tres valores fundamentales: la libertad, la solidaridad comunitarista y la esperanza. Esta dimensión ética es el resultado del pluralismo religioso y de la construcción de la ciudadanía en Lima Metropolitana.
Predominan los ciudadanos comunitaristas estatistas, en la medida que demandan tanto la función distributiva del Estado como una función de unidad y cohesión. El comunitarismo es un elemento esencial al catolicismo en su versión derivada del barroco español y que permite definirlo a nivel ético . En el otro extremo se ubican los ciudadanos liberales que constituyen aun una minoría de católicos seculares, influenciados por la ética del liberalismo -estudiada por Weber-; ellos demandan un Estado regulador de la competencia, que garantice la libertad de todos en la actividad privada. Entre comunitaristas estatistas y liberales, encontramos dos matices de ciudadanos: los estatistas liberales y los comunitaristas liberales, que comparten sus demandas al Estado con la regulación de la competencia y la protección de la libertad ciudadana. Los comunitaristas liberales demandan que el Estado promueva la unión de todos los peruanos y al mismo tiempo garantice la libertad de los individuos.
En el panorama del pluralismo católico, Manuel Marzal presenta la configuración de cada catolicismo, mediante una tipología: católicos populares, católicos sincréticos, comunidades eclesiales de base, movimientos laicales, católicos carismáticos, católicos seculares y nuevos movimientos eclesiales (Tierra Encantada, 393-408).
1.Católicos populares, con una experiencia religiosa que se funda en la devoción a los santos. Su visión de Cristo y de Dios está marcada por el milagro, la bendición, el castigo, la promesa, la peregrinación a los santuarios o la procesión, y la fiesta. Sus organizaciones propias son las cofradías y hermandades, con la finalidad de dar culto público a las imágenes; además de proporcionar ayuda mutua entre los asociados y de beneficencia con los pobres, ejerciendo una función de equilibrio frente al poder del clero.
2.Católicos sincréticos, cuyas fuentes emocionales e intelectuales incluyen ritos de origen prehispánico o africanos integrados a la devoción a los santos, lo cual da coherencia a su comportamiento religioso. Esta perspectiva representa una forma de resistencia cultural y a la vez una traducción del mensaje cristiano a categorías indias o negras.
3.Comunidades eclesiales de base, que tienen como experiencia fundante al pobre, que se descubre en la reflexión bíblica y lleva al compromiso fraterno que busca cambiar la situación de marginación e injusticia. La experiencia religiosa del pobre condiciona la imagen de Dios, de Cristo y de la iglesia. Dios es el Dios de la vida, que conduce la historia de la salvación y lleva al pueblo creyente a la tierra prometida. Cristo es modelo explicito de vida en cuanto Hijo de Dios hecho hombre, que supo comprometerse en la lucha de liberación de los pobres hasta morir en la cruz. Su iglesia ha optado por los pobres y sus sacerdotes han aprendido a insertarse en los asentamientos humanos marginales, acompañando tanto sus vidas como sus luchas.
4.Movimientos laicales, que constituyen asociaciones eclesiales como pueblo de Dios para promover la formación y vida cristiana de sus miembros, así como la práctica del apostolado. Colaboran con la jerarquía y protagonizan la evangelización en diversos ámbitos. Entre estos movimientos destacan la Acción Católica, recomendada por Pío XI. También las Comunidades de Vida Cristiana, el Movimiento Familiar Cristiano, el Movimiento por un Mundo Mejor y los Cursillos de Cristiandad.
5.Católicos carismáticos, cuya experiencia se funda en la manifestación del Espíritu Santo, que sana, se revela en la oración y se comunica en el bautismo del Espíritu. Dios es vivo y cercano, se manifiesta en visiones y profecías, exige un comportamiento ético, dando gran seguridad y entusiasmo. Jesucristo histórico resucitado llama al cambio del corazón más que a los cambios sociales. Su vivencia eclesial se sostiene en los carismas y grupos de oración, logrando bastante difusión en sectores populares -siempre abiertos a las emociones religiosas- y en sectores medios.
6.Católicos seculares, provienen de algunas élites urbanas secularizadas. Pretenden una experiencia religiosa intercultural basada en la presencia silenciosa de Dios en la sociedad globalizada, como laicos con una fe adulta emancipada de una dependencia de la jerarquía eclesial.
7.Nuevos movimientos eclesiales, con dinamismo apostólico y fidelidad a la jerarquía, cuentan con un reconocimiento especial de Juan Pablo II, quien a la vez les advierte contra toda tentación sectaria: Comunión y Liberación, Focolares, Movimiento Neocatecumenal, Comunidades del Arca, Sodalitium Christianae Vitae.
Según su nivel de compromiso existen diversas clasificaciones, como la de Fichter para los Estados Unidos o Bravo para América Latina. También el pluralismo en los roles al interior de la Iglesia. Según el Código de Derecho Canónico, los fieles cristianos clérigos o laicos- pueden asociarse en institutos de vida consagrada, sociedades de vida apostólica y asociaciones de fieles.
Responder a esta pregunta nos permite determinar lo que permanece y lo que cambia en el fenómeno religioso contemporáneo. A diferencia de lo que sucede con la religión primitiva en las perspectivas de Tylor, Frazer, Durkheim y Lévy-Bruhl; Malinowski encontró el sentido racional presente tanto en la magia, como en la religión y la mitología. Sentido que el hombre religioso del siglo XXI incorpora en su vida dentro un mundo secular caótico, huidizo, ilusorio y desprovisto de significación.
II. Identidad Religiosa y Cultura
La religión proporciona a las culturas el sentido trascendente. En la Diócesis de Chosica se mantiene por el rito que tiene sus raíces familiares y que proporciona integración a una organización social débil; expresando la catolicidad mediante cultos comunes.
La cultura satisface necesidades diversas, proporcionando orientaciones compartidas a ideas y emociones diferentes. Desde la antropología cultural, Ruth Benedict sostiene la interdependencia entre los rasgos y patrones de cada cultura: ?una cultura, como un individuo, es una pauta más o menos coherente de pensamiento y acción. En toda cultura hay propósitos característicos, no necesariamente compartidos por otros tipos de sociedad.
En sintonía con estos propósitos, cada pueblo consolida más y más su experiencia, y en proporción a la urgencia de esos impulsos los renglones heterogéneos de la conducta adquieren aspectos de mayor congruencia. Tomados por una cultura bien integrada, los actos menos ordenados se convierten en característicos de sus fines peculiares, a menudo por las metamorfosis más desemejantes. Solamente podemos entender la forma que estos actos adoptan entendiendo primero las principales fuentes emocionales e intelectuales de esa sociedad?. La cultura proporciona coherencia a las subculturas.
Las relaciones entre las personas presentan espacios definidos donde coexisten grupos humanos con tradiciones culturales diferentes. En tal sentido la diversidad cultural no se podrá entender sin la influencia de los inmigrantes que traen consigo sus expresiones culturales. Las diversas expresiones en un solo espacio como es la Diócesis de Chosica nos permite sostener la interculturalidad como derrotero de su presencia, pues implica la actitud de asumir positivamente la situación de la diversidad cultural desde los agentes pastorales (sacerdotes, comunidades religiosas, misioneros laicos) hasta los fieles laicos.
Para Madeleine Zúñiga y Juan Ansión , la apuesta por la interculturalidad como principio rector no debe establecer una tendencia homogenizadora ni mucho menos empobrecer la riqueza cultural, sino debe afirmar y asumir la diversidad cultural como riqueza y como potencial. Para María Heise la revalorización cultural es un aspecto fundamental de la interculturalidad, pues la cultura de cada grupo reforzará la identidad grupal. Podemos sostener también que la identidad religiosa se encuentra sumergida, pues ella concibe la unidad de sus fieles como integradora, por la presencia del Espíritu Santo.
La diócesis es una realidad jurídica con subculturas religiosas. Constituye una realidad funcional y cultural, con aspectos territoriales e institucionales. El Obispo de Chosica, Monseñor Norberto Strotmann es autor de un texto doctrinario sobre Sociología de la Organización Parroquial, que tiene entre sus aportes fundamentales la teoría y metodología del análisis pastoral muy detallado y basado en la III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, realizada en Puebla. La pastoral católica se aplica a la planificación de la Diócesis y las parroquias que la conforman en cuatro dimensiones normativas y orgánicas :
1.Dimensión: Diakonia
1.1. Ayuda en necesidades materiales: opción por los pobres
Organización y promoción de las Caritas parroquiales
Asesoramiento y ayuda para grupos marginados
Acciones de ayuda en caso de emergencia
Acciones para pobres, para enfermos, enfermos mentales, drogadictos, presos, vagos
Ayuda para ancianos
Servicios parroquiales para pobres (tópico parroquial, asistencia jurídica)
1.2. Ayuda en situaciones de conflictividad personal
Ayuda en situaciones especiales
Orientación en conflictos matrimoniales, familiares, profesionales, educacionales
Preocupación pastoral por los divorciados
Pastoral de enfermos
Pastoral de ancianos
Orientación y pastoral de marginados (desesperados, socialmente aislados como drogadictos, presos, vagos)
Ayuda para estos grupos y formación de grupos
1.3. Apoyo para la auto-ayuda colectiva
Motivación, organización y apoyo en proyectos comunales de primera necesidad (educación, infraestructura, salud)
Proyectos socio-caritativos comunales (olla común, clubes de madres)
Publicidad y acción política
Ayuda vecinal (pastoral de cuadra, de comunidades eclesiales de base) para familias, niños, jóvenes, enfermos, ancianos necesitados
Ayuda local para grupos marginados: Drogadictos, presos
Pastoral de ayuda a los sectores marginados en la sociedad: Barriadas, pueblos jóvenes
1.4. Diakonia socio-política: Fomento de la vida social
Concientización social en catequesis, enseñanza, prédica
Desarrollo de la comunicación entre la parroquia y los demás sistemas sociales (instituciones, grupos marginales, partidos, confesiones)
Trabajo de multiplicadores en publicidad/ prensa y acción política
Orientación para el uso critico de los medios de comunicación social
Colaboración con gremios de planificación y organización pública.
Ayuda pública/ política de la familia
2.Dimensión: Martyria
2.1. Información de la fe: Catequesis y evangelización
Organización general de la catequesis y evangelización parroquial
Asesoramiento de la catequesis y de la evangelización
Formación de grupos de evangelización catequesis para la: preparación bautismal, primera comunión y reconciliación, confirmación y matrimonio
Catequesis / enseñanza escolar en todos los tipos de educación
Catequesis parroquial de niños, jóvenes, adultos, ancianos
Catequesis familiar
Catequesis de grupos
Evangelización y catequesis litúrgica: Homilía para grupos específicos (niños, grupos), homilía bíblica, litúrgica (=mistagógica), problemática (=sistemática), moral (=parenética), casuística
Paneles sobre la prédica dominical
Organización de la catequesis / evangelización en zonas sin presencia sacerdotal
Formación de fe para adultos: Diálogo de fe, seminarios teológicos
Formación de fe para ancianos
Misión parroquial
Pastoral funcional y categorial: en escuelas, para estudiantes, obreros, enfermos y presos
2.2. Concientización de la persona: opción por la persona
Orientación y asesoramiento humano
Entrevistas-diálogos de casualidad o por situaciones especiales
Diálogos personales sobre/ desde la fe
Orientación familiar y educacional (visita familiar)
Seminarios para novios y parejas
Pastoral juvenil: Asesoramiento, proyectos y formación religiosa de jóvenes
Pastoral de adultos: Asesoramiento, proyectos y formación religiosa
Pastoral de ancianos: Asesoramiento, ayuda, proyectos, acompañamiento y orientación religiosa
2.3. Inculturación, alternativas de vida, crítica social
Presencia eclesial en eventos centrales/ festivos de la vida social
Planificación y ejecución de fiestas parroquiales
Colaboración de eventos de enseñanza, del arte, de información pedagógica, del deporte, de concientización popular, de información política
Colaboración en casa de retiro y recreo para novios, matrimonios, familias, niños, ancianos, enfermos
Orientación para el uso crítico de los medios de comunicación
Promoción de los derechos humanos
2.4. Mediación discursiva de la visión cristiana de la vida
Seminarios teológicos
Formación religiosa y teológica
Intensificación de la comunicación intraparroquial
Instalación de un sistema de comunicación
Trabajo en prensa y publicidad
Promoción de comunicación entre parroquia y los demás sistemas sociales (Instituciones, confesiones, partidos, grupos)
Concientización social en catequesis y enseñanza
Evangelización en y del foro político
3 Dimensión: Koinonia
3.1. Instituciones comunitarias
Mantenimiento y desarrollo de las instalaciones físicas de la parroquia (Iglesias, casa parroquial, centro parroquial, escuela parroquial, casa juvenil, centro de encuentros/ retiros)
Formación promoción de grupos de todo tipo
Grupos de ayuda socio-caritativa
Grupos de catequesis/ evangelización: grupos de reflexión bíblica
Grupos de compartir: Juveniles, adultos, ancianos, de diferentes intereses y categorías sociales (scouts, obreros, campesinos, profesionales, familiares, vecinales)
Grupos de fomento espiritual-litúrgico (grupos de oración, hermandades, grupos de liturgia)
3.2. Formación de personas al servicio de la comunidad
Formación y promoción de lideres para los grupos parroquiales: Para grupos de catequesis y misión; para grupos de formación religiosa escolar; para grupos de acólitos; para grupos juveniles, de adultos; para comunidades eclesiales de base, para la catequesis en zonas sin sacerdote, para la pastoral familiar
Formación del personal administrativo de las instituciones parroquiales
Asesoramiento y promoción de lideres de las organizaciones para la ayuda de los necesitados (familias, grupos sociales, jóvenes, ancianos, marginados)
Asesoramiento de los multiplicadores parroquiales en los medios de comunicación
3.3. Promoción social desde la fe: Opción por la sociedad pluralista
Formación y promoción de comunidades eclesiales de base
Desarrollo de la comunicación en la parroquia
Desarrollo de la comunicación entre la parroquia y los demás sistemas sociales (Iglesia local universal, confesiones, grupos sociales, partidos)
Acciones de ayuda para marginados
Formación y promoción de grupos representativos de los sectores sociales importantes
Concientización socio-política en la pastoral y su difusión por los medios de comunicación social
Promoción de pensamiento social de la iglesia
3.4. Promoción (misión), unión (ecumenismo) y formación (dirección de la vida eclesial)
Orientación y participación en la vida de la iglesia local y universal
Integración de las preferencias y directrices eclesiales-locales en el plan de la pastoral parroquial.
Asesoramiento y orientación del consejo parroquial y de sus dependencias sectoriales/ funcionales; de colaboradores en la pastoral y la administración
Planificación de la pastoral
Dirección de la administración parroquial
Orientación de lideres parroquiales y católicos practicantes hacia la misión interna (remisión de los no-practicantes) y externa (apoyo personal y financiero en las obras misionales)
Pastoral vocacional como elemento integral de la pastoral parroquial
Orientación ecuménica de la pastoral
4 Dimensión: Liturgia
4.1. Retiros: Encuentros de experiencia religiosa-eclesial
Diálogos de casualidad o en situaciones especiales (fiestas familiares, de instituciones) sobre la fe cristiana
Diálogos sobre la fe con necesitados (física o psíquicamente enfermos, discriminados, drogadictos, ancianos, moribundos)
Orientación de la pastoral hacia la reflexión religiosa: la experiencia de Dios en la Biblia y en el mundo de hoy
Oferta de retiros para: novios, matrimonios, familias: niños, jóvenes; y los diferentes sectores sociales: campesinos, obreros, estudiantes
Retiros para los agentes y colaboradores pastorales de la parroquia
Participación de retiros de la diócesis
4.2. Meditación y oración: el compromiso religioso personal
Orientación hacia la oración y meditación: a nivel personal, en las familias, en la vida social de la parroquia
Orientación hacia la oración y meditación del equipo parroquial y de sus colaboradores
Orientación hacia la oración y meditación de los grupos parroquiales y de las comunidades eclesiales de base
Oración para y con personas en dificultad/ apostolado de oración
Incentivación de la oración en la intención de la Iglesia (mes de mayo/ octubre, primer viernes, vocaciones, misiones)
4.3. Costumbres eclesiales, religiosidad popular e inculturación
Presencia de la Iglesia en la vida comunal-civil y sus fiestas
Preparación eclesial de las fiestas
Cultivación evangélica de la religiosidad popular
Reactivación e interpretación eclesial de las costumbres locales
Reactivación de costumbres religiosas del año litúrgico
Rosario, procesiones, peregrinaciones, vía crucis, novenas, hábito, veneración de los santos.
4.4. Liturgia/Eucaristía: Festejar la opción de Dios por nosotros
Introducción a la participación en la liturgia para colaboradores y fieles
Preparación de la liturgia en las fiestas (colaboración en el arreglo del templo, colaboración de acólitos, de los lectores y comentaristas, colaboración en el diseño música / coro en el diseño y ejecución de la liturgia)
Preparación/ participación activa en la vida eucarística parroquial (domingos, fiestas, eventos especiales, grupos)
Preparación y participación en las fiestas bautismales, las liturgias penitenciales, liturgia de las horas, liturgia de la palabra y liturgia eucarística sin sacerdote, las liturgias del matrimonio, las liturgias para diferentes edades o categorías sociales, niños, ancianos; grupos de escolares, obreros, universitarios), la liturgia de los enfermos, la liturgia de los difuntos.
Celebrando la liturgia se fundamenta el ser cristiano: festejando la opción de Dios por nosotros en Jesucristo. En síntesis:
1. DIAKONIA: Preocupación por las necesidades objetivas del hombre
2. MARTYRIA: Promoción de la conciencia y el testimonio cristianos
3. KOINONIA: Promoción de la integración social de los fieles
4. LITURGIA: La praxis meta comunicativa de la Iglesia
Tomando la perspectiva sistémica de Niklas Luhmann y de Richard Hall, la Iglesia Católica constituye un Sistema Abierto, con múltiples entradas y salidas de carácter externo e interno: organización es una colectividad con limites relativamente identificables, con un orden normativo, con escala de autoridad, con sistemas de comunicación y con sistemas coordinadores de alistamiento, esta colectividad existe sobre una base relativamente continua en un medio y se ocupa de actividades que, por lo general, se relacionan con una meta o un conjunto de fines.
Los miembros de la Iglesia que se comunican entre sí, tienen más posibilidades de lograr un consenso; el consenso facilita la cooperación; la cooperación aumenta la cohesión del grupo; la cohesión es el fundamento para más contactos y a su vez los contactos aumentan las posibilidades de comunicación para obtener una situación deseada o meta, que la institución intenta alcanzar.
La perspectiva pastoral de la Diócesis de Chosica no marca fronteras, se ha propuesto atender pastoralmente las diversas realidades humanas, tanto religiosas como sociales. Para lo cual debemos conocer el comportamiento de las nuevas iglesias.
La Diócesis debe apuntar a constituir una nueva unidad cultural, satisfaciendo las necesidades religiosas de personas que pertenecen a subculturas diversas, mediante proyectos pastorales que no sacrifiquen el pluralismo existente.
En las últimas décadas, la sociedad peruana ha visto ampliada su oferta religiosa. Las misiones evangélicas norteamericanas que llegaron al Perú a mediados del siglo XX, conjuntamente con los movimientos de espiritualidad oriental y otros grupos fundados en el país, paulatinamente han ido diversificando tanto las creencias como los estilos de vida de un porcentaje significativo de peruanos.
Las expresiones culturales-religiosas son diversas. La confesión de cada una de ellas es variable en cuanto a su doctrina (CAZANA CANCHIS, Serapio. Los diferentes rostros de Dios en el Perú. Perú Económico. Febrero 2008).
Según la encuesta elaborada en el mes de febrero de 2008 por APOYO S.A. el número total de creyentes es el 96 % del total de la población y el 49 % es creyente y practicante. La población peruana es una comunidad religiosa, en tanto que la mitad frecuenta los templos para cumplir su correspondiente devoción (Opinión Data febrero 2008 Ipsos APOYO Opinión y Mercado).
La población católica en el Perú es el 82% de fieles. Según el nivel socioeconómico la mayoría de católicos perteneces al nivel A con el 90%, además su nivel inferior es el nivel D con el 76%. Las otras confesiones religiosas suman 16 % y tiene mayor número de fieles en los sectores C, D y E.
Los lugares de culto de las diversas expresiones religiosas en los últimos años han aumentado, pues la necesidad de llegar a los lugares alejados está presente en la evangelización. Podemos observar que la Iglesia Católica cuenta con 5,576 templos para el culto, seguido de las Asambleas de Dios del Perú. Los templos Adventistas están en aumento con 1,727 templos para sus ceremonias religiosas. Los que tienen pocos templos son las denominaciones que integran la Asociación de las Iglesia Evangélicas Libres del Perú.
III. Conclusiones
Toda experiencia religiosa o espiritualidad es vivida culturalmente en el catolicismo o en cualquier confesión religiosa. La pluralidad cultural es un elemento constitutivo del catolicismo. En el caso de la Diócesis de Chosica, la religión se vive interculturalmente, es decir como una cultura de culturas, tanto desde la perspectiva de los fieles como de los agentes pastorales.
La población de la Diócesis de Chosica vive sus creencias, práctica sus cultos, tiene una organización funcional a sus fines, así como experimenta una ética y sentimientos de forma intercultural y pluralista en sentido intra y extrareligioso. La perspectiva católica fundamental no es excluyente sino complementaria de otras visiones cristianas como la evangélica. En toda la Diócesis de Chosica, a nivel de fieles, comunidades eclesiales y asociaciones, existen las condiciones para vivir en la práctica un auténtico ecumenismo centrado en el Evangelio.
Las nuevas Diócesis de Lima (Chosica, Lurín y Carabayllo), a partir de 1996, se conforman también con un criterio ecológico e histórico; ya que cada una de ellas se establece en la cuenca de uno de los principales ríos y valles: Chosica en la cuenca media y alta del río Rímac; Lurín en la cuenca del río del mismo nombre y Carabayllo en la cuenca del río Chillón.
El surgimiento de la Diócesis de Chosica se debió principalmente a la necesidad de llevar mejor la administración espiritual a la población de la zona este de Lima. En tiempo del virreinato, en esta zona estuvieron ubicadas las doctrinas de Santa Cruz de Late y de San Juan Bautista de Lurigancho, que afianzaron el catolicismo en la población. Durante la República la inmigración de la población andina provocó el aumento de la población, siendo una Diócesis intercultural no solo a nivel de fieles, sino también del clero.
Las diversas expresiones religiosas en la Diócesis de Chosica expresan la interculturalidad. La identidad de las personas se centra básicamente en la religión, que es parte de su identidad, pues las celebraciones religiosas contienen un variado contenido cultural de las comunidades de donde proceden.
Las denominadas iglesias post-cristianas están creciendo tanto en los espacios geográficos rurales como en los urbanos. Lo cual no significa que existan problemas de diálogo y comunión; sino al proselitismo de las nuevas iglesias. También avanza el diálogo interreligioso e intercultural en la base, en una población que hace de su espacio geográfico un ámbito diverso culturalmente.
A través de la dimensión cultural del catolicismo subsiste una matriz comunitarista que tiene implicancias en la esfera política de los habitantes de la Diócesis. La estructura cultural de la Diócesis de Chosica se expresa en la interacción social y de la mentalidad de la población. En ella podemos observar que la feligresía mantiene manifestaciones interculturales como son las celebraciones patronales del santo, el Cristo o la Virgen. La diversidad cultural y religiosa en la Diócesis de Chosica se expresa en católicos populares, católicos sincréticos, comunidades eclesiales de base, movimientos laicales, católicos carismáticos, católicos seculares y nuevos movimientos eclesiales. Cada una de ellas aporta su espiritualidad como compromiso desde la misma población. En este sentido, la libertad, la solidaridad comunitaria y la esperanza son los pilares en los cuales la Diócesis de Chosica expresa el comunitarismo intrínseco a su labor y misión evangelizadora, siendo la guía participativa de la feligresía católica.
La labor pastoral católica de la Diócesis ha esquematizado su planificación en cuatro dimensiones normativas y orgánicas que se están aplicando a sus parroquias. Estas son: Diakonia, Martyria, Koinonia y Liturgia. Estas dimensiones van desde la solidaridad hasta la comunión con Cristo en la celebración litúrgica, pasando por el testimonio y la organización. De esta manera la comunidad de la Diócesis de Chosica está pendiente de que los fieles estén en relación con sus hermanos entre sí.
La comunidad parroquial se mantiene activa insertándose en su misión evangelizadora de la sociedad. La división de la Diócesis de Chosica en vicarías, responde a la necesidad de llegar con mayor eficiencia y eficacia, a todas las zonas de la Diócesis de Chosica. Las parroquias cumplen un papel dinamizador al dar a conocer el mensaje y el ejemplo de Cristo. Para tal efecto, las comunidades parroquiales están integradas y cada una asume responsabilidades en su jurisdicción.
La construcción de la identidad se hace a partir de la diversidad de sus fieles en cuanto a su lugar procedencia, y por tanto de su cultura. Debemos tener en cuenta que el clero, comunidades religiosas y laicos -en su mayoría- no son oriundos de la zona y al establecerse para dinamizar las comunidades deben interrelacionarse aportando sus expresiones culturales. De esta manera el sistema religioso intercultural se fundamenta en su diferenciación per se, como un sistema religioso no homogéneo, sino pluralista y competitivo.

Puntuación: 4.99 / Votos: 1811

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*