Reyerta comunista

[Visto: 264 veces]

Bolivarianos vs. maoístas

Por Fernando Rospigliosi- Lampadia
No solo es un gobierno comunista plagado de incapaces y prontuariados, sino atravesado por disputas que se manifiestan públicamente. Entretanto, la economía se sigue deteriorando y la gavilla encaramada en el poder no acierta a resolver ninguno de los graves problemas que sufren los peruanos.
Lo que dijo Guido Bellido sobre el Canciller Óscar Maurtua es insólito. Nunca en la historia reciente del país se había visto algo así, un individuo que ocupa la PCM prácticamente despidiendo al ministro de RREE. Aunque no es la primera vez que sucede. Antes Bellido trató de echar del gabinete a Íber Maraví, sin éxito.
Es decir, Bellido, que es tributario de Vladimir Cerrón, el líder de la facción “bolivariana” -agentes de Cuba y Venezuela, vinculados a los herederos del MRTA y a los terroristas del Vraem-, ha tratado de deshacerse primero de un miembro del Conare (Sendero Luminoso de Abimael Guzmán) y ahora de un diplomático apoyado por la facción caviar del gobierno.
Hasta el momento no ha tenido éxito en ninguno de los dos intentos, pero muestra que la alianza es muy frágil y parece a punto de romperse.
Los que están forzando las definiciones ahora son los secuaces de Cerrón. Pero el grupo caviar que ha puesto una pica en Flandes es el más radical, también con estrechos vínculos con los cubanos y venezolanos. Ellos usan ahora a un diplomático respetado como Maurtua como barrera contra los embates del cerronismo, que quiere avanzar más rápidamente en la captura de todo el poder, y también de todos los cargos públicos posibles.
Otra de las peculiaridades de la situación, es que el individuo que ocupa la presidencia no solo es un ignorante sino también un incapaz, sin liderazgo, como quedó en evidencia en su desastrosa gira internacional.
Así, todas las facciones en pugna tratan de rodear y persuadir al inepto, cuya única política hasta ahora es no tomar decisiones y dejar que las cosas caigan por su propio peso, como cuando la protesta ciudadana y la firme actitud de la Marina de Guerra y las FFAA forzaron la salida de Héctor Béjar.
Al mismo tiempo, sin embargo, los comunistas avanzan sin pausa en su campaña para instalar una asamblea constituyente, liquidar la libertad de expresión y copar todos los puestos del Estado, sin importarles la opinión pública.
Los cerronistas tienen varias armas poderosas. Controlan la mayoría de la bancada oficialista en el Congreso, varios ministerios y a través de su partido tienen capacidad de agitación y movilización en todo el país.
Los caviares tienen algunos ministros, el respaldo de muchos medios de comunicación y el apoyo de varias embajadas que buscan “humalizar” -es decir, domesticar- a Castillo, para usar el término empleado por Béjar.
Los objetivos de los cerronistas son ahora impedir que su líder y sus fieles sean enviados a prisión por una fiscalía fuertemente influida por los caviares, afianzarse en el gobierno -es decir, que no los echen a ellos-, y lograr instalar lo más pronto posible la constituyente, con lo cual se harían de todo el poder.
Pedro Castillo intentará seguir sin resolver nada, pero las presiones de los dos bandos podrían terminar en un estallido, para usar un término grato a ambos.

Ministerio de Cultura: Aceptaron la renuncia de Santiago Alfaro en medio de cuestionamientos internos

Por – LimaGris.com
La sede central del Ministerio de Cultura en San Borja, se sigue sacudiendo por dentro.
En medio de un clima tenso, se decidió aceptar la renuncia de Santiago Alfaro Rotondo, quien ocupó hasta hace unas horas el cargo de Director General de la Dirección General de Industrias Culturales y Artes.

Su salida se aceleró debido a que le vendió al ministro Ciro Gálvez, “gato por liebre”. Es decir, presentó una supuesta “nueva delegación” de escritores que viajarán a la FIL de Guadalajara. La realidad es que de esa lista solo se desembarcó a siete escritores: Renato Cisneros, Jorge Eslava, Karina Pacheco, Gabriela Wiener, Katya Adaui, Cronwell Jara y Carmen McEvoy. A todos los demás, Santiago Alfaro los disfrazó como provincianos, a pesar de que varios de ellos radican en Lima hace años, y otros viven fuera del país por más de una década.
Recordemos que el ministro de Cultura señaló en una entrevista que se iba a revisar los nombres de la delegación y, además, afirmó que se convocaría a un escritor por cada región. Sus declaraciones, lamentablemente, no se han concretado. La lista final es una farsa.
Uno de los responsables directos que pretendió contra viento y marea que la argolla literaria viaje a la FIL Guadalajara, es Santiago Alfaro, conocido como el tentáculo de la PUCP que por mucho tiempo le ha causado un gran daño al Ministerio de Cultura.
Pero ante este nuevo escándalo literario, también hay responsabilidad de otros funcionarios. Algunas preguntas deben ser respondidas ¿Quién le hizo firmar la Resolución Ministerial al ministro Ciro Gálvez? ¿Por qué no cotejaron los nombres para ver si existía un cambio real?
Queda claro que le han querido ver la cara de tonto al ministro de Cultura, Ciro Gálvez, y lo están utilizado para que la mafia siga respirando cerca del poder. Eso pasa cuando te rodean los lobos disfrazados de corderos.
Mientras tanto, entre el llanto e indignación, comenzaron las renuncias de escritores que intentan hacer espíritu de cuerpo con los desembarcados.

Ministerio de Cultura: Nueva delegación para la FIL Guadalajara incluirá escritores de las regiones

Recordemos que la delegación armada por la gestión del exministro Alejandro Neyra y el expresidente Francisco Sagasti, más parecía un grupo de amigos con un tour todo pagado a Guadalajara. Más del 70% de esos nombres quedarán fuera de la delegación. Entre ellos figuraban: Katya Adaui, Miluska Benavides, Charlie Becerra, Ch’aska Anka Ninawaman, Renato Cisneros, Alonso Cueto, Micaela Chirif, Juan Carlos Cortázar, Mariana de Althaus, Rosella Di Paolo, Mariela Dreyfus, Rafael Dumett, Jorge Eslava, Yeniva Fernández, Alina Gadea, Fernando Iwasaki, Cronwell Jara, Edilberto Jiménez, Orlando Mazeyra, Teresina Muñoz- Nájar, Karina Pacheco, Valeria Román, Gustavo Rodríguez, Santiago Roncagliolo, Roger Santiváñez, Jennifer Thorndike, Diego Trelles, Ana Varela, Gabriela Wiener, Joseph Zárate, Teresa Ruiz Rosas, Victoria Guerrero, Washington Córdova, Antonio Cillóniz, Gonzalo Macalopú y Dante Trujillo.
También aparecían los nombres de Carmen McEvoy, Claudia Rosas, Carolina Trivelli, Jorge Luis Lossio, Nelly Luna, Carmen García, Alberto Gago, Carla Arce- Tord, César Castro, Dante Gonzalez, Gabriela Ibáñez, Pedro Ponce, Teófilo Gutiérrez, Elizabeth Campos, Brenda Román, Irina Burgos, Issa Watanabe, Marcel Velásquez y Yesenia Montes.
Fuente: LimaGris.com

Escritores renuncian a ir a Guadalajara

Más de una docena de escritores peruanos anunciaron su decisión de no asistir como parte de la delegación del Perú, país que este año es Invitado de Honor, a la 35ª Feria Internacional del Libro de Guadalajara, que se celebrará del 27 de noviembre al 5 de diciembre.
“Se desestimó la participación de algunos escritores que ya habían participado en delegaciones oficiales en ferias del libro internacionales en años recientes”, anunció en un comunicado el ente gubernamental cuyo titular es Ciro Gálvez.
Los escritores a quienes se les retiró la invitación a participar como parte de la delegación son Renato Cisneros, Karina Pacheco, Katya Adaui, Gabriela Wiener, Jorge Eslava, Cronwell Jara, Ch’aska Anka Ninawaman, Carmen McEvoy y Nelly Luna Amancio.
Los sesenta nombres de la delegación del país andino a la FIL Guadalajara habían sido hecho públicos antes del cambio de gobierno del Perú, el 27 de julio, por el ministro de cultura saliente, Alejandro Neyra, y la directora de la feria, Marisol Schulz.
En una conferencia de prensa realizada el jueves 23, el ministro Gálvez -quien asumió la cartera con el nuevo gobierno- expresó que la reestructuración de la lista oficial de la delegación tuvo el propósito de “cambiar las viejas estructuras, las viejas costumbres de preferir solamente lo de Lima”.
En caso de escritores que, por ejemplo, viajan a las ferias internacionales de libro, había la costumbre de enviar repetidamente año tras año a los mismos escritores de Lima que ya no necesitan un apoyo del Estado, tienen sus recursos, son personajes conocidos, hay algunos que son ex ministros y personajes de bastante poder que no necesitan viajar con dinero del Estado”, manifestó.
Reacciones y renuncias
“Es un argumento que nos saca sobre todo a mujeres”, opina la escritora Karina Pacheco según reporte publicado por RPP. “Se vuelan a algunos otros importantes representantes de la literatura peruana. Pienso en Cronwell Jara, Jorge Eslava, Renato Cisneros”, agregó.
El escritor gay Juan Carlos Cortázar Velarde fue el primero en renunciar a su participación en la FIL Guadalajara, mediante una carta al ministro Gálvez que compartió en su perfil de Facebook.
Igualmente, el escritor Alonso Cueto hizo público su descontento en la misma red social: “Las medidas tomadas por el ministro de Cultura respecto a la delegación de escritores del Perú a la Feria de Guadalajara me parecen absurdas y discriminatorias. He renunciado a mi participación en la feria por ese motivo. Esperemos que aparezcan otras autoridades para la promoción de la cultura”, escribió.
En entrevista publicada por el diario peruano La República, Cueto consideró que la eliminación de los nueve autores por parte del ministerio es “un acto arbitrario”. Recordó que se trata de autores con obra de un muy alto nivel. “Esta es una selección de escritores, no es una selección uno por región, uno por departamento”, continuó. “Eso es absurdo. Esa no es la idea de esta feria. Se trata de los más representativos, por supuesto de distintas tendencias, de distintas lenguas, pero que tengan calidad y representatividad”.
A través de un extenso comunicado publicado también en Facebook, la dramaturga Mariana de Althaus enfatizó: “No quiero ser parte de un grupo (que) se ha conformado siguiendo criterios inaceptables y que agreden la carrera de nueve escritores de altura y trayectoria, principalmente la de tres importantes escritoras como Gabriela Wiener, Katya Adaui y Karina Pacheco Medrano”.
“Si el ministro de Cultura quiere un país inclusivo, la vía es apoyar el acceso al libro en las regiones y el desarrollo de la industria editorial en todo el Perú. Lo demás son gestos vacíos”, escribió Micaela Chirif en Twitter al anunciar que también declinaba su participación en la FIL Guadalajara.
Entrevistada por La República, Chirif opinó: “Es que el ministerio no puede hacer eso. Invitar a la gente y desinvitarla después. Es absurdo. Y sin transparencia. No se puede decir que se va a ser inclusivo solamente porque se ponga un autor por región cuando no se están dando los apoyos que las regiones necesitan para desarrollar la industria editorial, cuando no hay una democratización real del acceso al libro. Esto es un gesto vacío. El problema de inclusión en el ámbito cultural es un problema de políticas públicas, no de listas”.
Rafael Dumett, autor de la aclamada novela El espía del inca; Gustavo Rodríguez; el gestor cultural y escritor Dante Trujillo, y el periodista Joseph Zárate, fueron otros de los que manifestaron su decisión de no asistir al evento internacional.
Por su parte, el escritor Santiago Roncagliolo escribió en Twitter su renuncia a participar en la feria: “Tras varias contradicciones, el Ministerio peruano de Cultura ha retirado la invitación a FIL Guadalajara a escritores indiscutibles. La lista final sólo parece representar los caprichos erráticos de un ministro. Con gran tristeza, declino la invitación”, afirmó.
Fuente: Letralia.com

Puntuación: 5 / Votos: 70

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *