Archivo del Autor: Víctor Raúl Nomberto Bazán

JNE suspende alcaldes provinciales

El Pleno del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) dejó sin efecto las credenciales de los alcaldes provinciales de Cotabambas, en Apurímac, y de Tayacaja, en Huancavelica, por contar ambos con orden de prisión preventiva dictadas en sus respectivas jurisdicciones judiciales.
Se trata de Odilón Huanaco Condori, ahora alcalde suspendido del Concejo Provincial de Cotabambas, quien tiene una orden de cárcel preventiva de 12 meses, en razón de que fue denunciado por la presunta comisión del delito de peculado doloso agravado, asociación ilícita para delinquir y falsedad ideológica.
De acuerdo con la acusación fiscal, esta autoridad se habría coludido con un grupo de personas  para crear un organismo paralelo a otro de la Municipalidad Distrital de Chalhuanco de esa provincia, con la finalidad de canalizar donaciones nacionales e internacionales.
Por su parte, Moisés Vila Escobar, burgomaestre provincial de Tayacaja, cuenta con una orden de prisión preventiva de seis meses dictada por el Juzgado de Investigación Preparatoria de Pampas, al ser denunciado por  supuestos delitos de colusión y negociación incompatible o aprovechamiento indebido en el cargo.
Según la denuncia que obra en el expediente judicial, está suspendida autoridad habría concertado con empresarios que apoyaron su campaña electoral la construcción de una obra municipal.
En ambos casos, el Pleno del JNE, a través de sendas resoluciones que dejan sin efecto sus credenciales, convocó a los primeros regidores Valentín Quispe Flores y Sócrates Cicerón Pérez Gamarra para que asuman provisionalmente los cargos de alcaldes provinciales  de Cotabambas y Tayacaja, respectivamente.
Fuente: www.radionacional.com.pe
Fijan recompensa de S/. 15 mil por captura de exfuncionarios de la región Apurímac

Fijan recompensa de S/. 15 mil por captura de exfuncionarios de la región Apurímac

Por Paul Pilco- Diario Correo.
Cuatro rostros más se sumaron a la larga lista de los más buscados del país y que fueron incorporados al Programa de Recompensas del Ministerio del Interior por información que conduzca a su ubicación y captura.
Se trata de los exfuncionarios del Gobierno Regional de Apurímac Guillermo Ligarda Casis, Giovani Tohalino Riveros, John Edison Zegarra Vivanco y Robinson Palacios Moreano, cuya recompensa por cada uno fue fijada en 15 mil soles.
Todos ellos son acusados por los delitos de peculado doloso, apropiación agravada y falsedad ideológica y trabajaron al lado del exgobernador Elías Segovia Ruíz, encontrándose desde el 19 de junio del presente año en la condición de prófugos de la justicia.
Como se recuerda, el juez del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de Abancay, Ricardo López Mantilla, dispuso la prisión preventiva de nueve meses a todos los imputados, decisión que fue apelada y posteriormente confirmada en segunda instancia.
Se conoció que la defensa de los procesados presentó un recurso de casación ante la Corte Suprema de Justicia en un intento por variar el mandato de prisión por el de comparecencia con restricciones. Esta última instancia aún no se ha pronunciado.
Apurímac

Las Bambas: declaran en emergencia a 3 distritos de Apurímac para evitar actos de violencia

El Ejecutivo declaró en Estado de Emergencia tres distritos de Apurímac para evitar actos de violencia en esta zona del país.
Según el Decreto Supremo N°085-2017-PCM, publicado en una edición extraordinaria del Diario Oficial El Peruano, se declara en emergencia por 30 días a los distritos de Chalhuahuacho, Haquira y Mara, en la provincia de Cotabambas.
Durante este periodo, la Policía Nacional del Perú (PNP) mantendrá el control del orden interno con el apoyo de las Fuerzas Armadas, según reza la norma, que recuerda que en estas circunstancias quedan suspendidos los derechos constitucionales relativos a la libertad y seguridad personales, la inviolabilidad de domicilio y la libertad de reunión y de tránsito.
MTC: se restablece al 100% el tránsito en vía a Las Bambas El decreto informa además que el director general de la PNP solicitó al ministro del Interior que se declare en Estado de Emergencia a los distritos citados para asegurar el control del orden público y evitar actos de violencia que se pudiera cometer en dichas zonas, pues se produjeron actos contrarios al orden interno que afectan el normal desenvolvimiento de las actividades de la población.
Como dio a conocer El Comercio previamente, una parte del corredor minero, que usan diversas empresas mineras para transportar su producción a los puertos de la costa, entre ellas MMG Las Bambas, ha sido bloqueada desde hace varios días por un grupo de comuneros en el distrito de Mara.
Los manifestantes reclaman el pago de derechos de servidumbre por el uso de la ruta departamental AP 115 que cruza sus territorios.
Fuente: Diario El Comercio.
Las Bambas

Las Bambas: comuneros aseguran que mantendrán su protesta pese a emergencia

Tras once días de bloqueos en una ruta usada por mineras, el Gobierno declaró el estado de emergencia en tres distritos de Apurímac
Aunque el MTC indicó que había llegado a un acuerdo con las comunidades, la ruta AP-115 siguió bloqueada. MMG Las Bambas asegura que no hay impacto en su producción. (Foto: Cortesía)
Por Miguel Neyra– Diario El Comercio.
Tres distritos de la provincia de Cotabambas, en Apurímac, fueron declarados en estado de emergencia por el Gobierno. La medida regirá por 30 días en Chalhuahuacho, Haquira y Mara, donde han ocurrido “actos contrarios al orden interno” en los últimos once días, según consta en el decreto.
El objetivo de la declaratoria es asegurar el orden público. Esta medida fue solicitada por la Dirección General de la policía en vista de que los comuneros mantienen bloqueada la ruta departamental AP-115, usada por empresas como MMG Las Bambas para el traslado de minerales.
Las protestas se han concentrado en Mara, donde las comunidades campesinas de Pitic, Miraflores, Pisaccasa y Congota exigen a MMG Las Bambas un pago por el uso del corredor minero.
El martes, MMG Las Bambas y el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) anunciaron que habían llegado a acuerdos con las comunidades. Entre estos estaba la instalación de una comisión para evaluar si la empresa debía pagar compensaciones por posibles desviaciones o ampliaciones en la vía. Esto bajo condición de que se restablezca el tránsito.
Sin embargo, la ruta AP-115 no se reabrió. Según se informó, un grupo de comuneros rechazó el acuerdo y siguió con la protesta.Las BambasVía usada por mineras sigue bloqueada. Chalhuahuacho, Haquira y Mara fueron declarados en estado de emergencia mediante el Decreto Supremo N°085-2017-PCM. (Imagen: El Comercio)
Diálogo frustrado
Mientras algunos comuneros siguen bloqueando la vía, los representantes de la comunidad campesina de Pisaccasa –una de las involucradas– informaron que ellos no respaldan la medida de fuerza. En un comunicado dirigido al titular del MTC, Bruno Giuffra, dijeron que la protesta es promovida por un grupo de comuneros que tienen un “interés personal”.
Ellos denunciaron que las acciones son lideradas por el dirigente César Córdova, influenciado por el asesor Frank Chávez Sotelo.
En respuesta, Frank Chávez dijo a El Comercio que la comunidad de Pisaccasa “no es parte de la lucha”. Asimismo, los dirigentes Eberson Quispe, de la comunidad de Miraflores, y Raúl Escalante, de Pitic, anunciaron que pese a la emergencia mantendrán su protesta.
El MTC informó que la vía AP-115 es una carretera que no está bajo su supervisión, sino del Gobierno Regional de Apurímac. Se añadió que ellos están en el conflicto como “mediadores”.
MMG Las Bambas aseguró que la protesta no ha tenido impacto en su producción. Señaló que la vía bloqueada es pública desde el 2008, antes de que existiera la mina.
30 días duró el estado de emergencia decretado en la provincia de Cotabambas el 2 de febrero de este año. La medida también fue por protestas respecto al uso de la vía.

A flood of problems

Peru’s glaciers have made it a laboratory for adapting to climate change. It’s not going well.

By Nick Miroff– The Washington Post
Photos by Jabin Botsford
After a day of bright sunshine, a chunk of ice the size of a dump truck broke off the glacier on Mount Pucaranra a few weeks ago. It plunged into the lake below and kicked up a wave nine feet high.
Victor Morales, a small, catlike man with a tattered ski cap who is the lake’s solitary watchman, scrambled up to a stone hut on the side of the mountain and got on the radio. The wave had damaged an emergency drainage system meant to reduce the volume of the lake. But to his great relief, the earthen dam holding back the water was intact.
Above: An Andes mountain range and a cross headstone are seen from Cementerio Municipal De Huaraz in Huaraz, in the Ancash region of Peru, on July 13.
LAKE PALCACOCHA, Peru
Lake Palcacocha is a mile long and 250 feet deep, and the effect of a large avalanche would be similar to dropping a bowling ball in a bathtub. Modeling scenarios predict a 100-foot wave so powerful it would blow out the dam. Three billion gallons of ice water would go roaring down the mountain toward the city of Huaraz, burying its 200,000 residents under an Andean tsunami of mud, trees and boulders.
Lake Palcacocha is an example of the immediate threats Peru and other developing countries are facing from climate change. The country is especially vulnerable since it is home to 70 percent of the world’s “tropical glaciers” — small, high-altitude ice caps found at the earth’s middle latitudes. Their disappearance has made Peru something of a laboratory for human adaptation to climate change.
So far, it’s not going very well.
“For countries like Peru that are trying to climb out of poverty, there are major social, cultural and economic obstacles to adaptation,” said Nelson Santillán, a researcher at Peru’s national water authority. “Identifying risks is one thing, but doing something about them is another.”
In the weeks since President Trump announced the United States would renege on its commitment to the Paris climate accord, scientists have pointed to new signs the planet is edging closer to a precipice. Maximum temperature records continue falling. New cracks are opening at the polar ice caps.
Peru’s high-altitude glaciers are tiny by comparison, but millions of people depend on their runoff for water, food and hydroelectricity.
Some of Peru’s glaciers have lost more than 90 percent of their mass. While much of the water trickles harmlessly down the mountainside, in places like Lake Palcacocha, it is pooling in great big puddles of melted ice. Many of these new lakes are held back by glacial moraines, which are essentially mounds of compressed sediments. They may be structurally weak, and as the volume of water pushing on them increases, some will collapse.
“We have glaciers across 19 -no, 18- mountain ranges,” said Marco Zapata, a top scientist at Peru’s institute for glacier research, correcting himself to reflect the latest monitoring data.
“They’re all shrinking.”
For Peruvian authorities, this is becoming more of an engineering problem than an environmental lament. Without reliable glacial runoff, the country’s water and irrigation systems will need to be retooled. New dams and reservoirs will be needed to more effectively store water. Investments in agriculture and other water-intensive industries will need to be recalculated.
“The glacier used to come down to there,” said Tomás Rosario, 45, who farms in the shadow of 22,000-foot Huascaran, Peru’s highest peak. He pointed at a ridge above his village, where bare rock was exposed. “Now the snow is gone and we’re running out of water”.
Victor Morales, the solitary watchman whose job is to call the city of Huaraz to warn of potential floods, waits for breakfast in his stone hut near Lake Palcacocha, a swollen glacial lake in the Andes mountain range.
Last November, in the middle of a crippling drought, a rumor began to spread in Rosario’s tiny town of Soledad and in other Quechua-speaking villages whose residents grow potatoes and corn on the flanks of mountains here.
The rainy season was late, the fields were parched and livestock were dying. The government said global warming was making matters worse.
The villagers, not unlike climate-change skeptics in the United States, did not believe it.
Their suspicions fell instead on the strange machines that foreign scientists and aid workers from the Swiss-Peruvian group Project +Glaciers had installed with great fanfare at Lago 513, another swollen glacial lake not far from Lake Palcacocha.

Alejandro Rosales, 61, talks about about his poor corn harvest this year because of low rainfall. He wants the regional government to complete an irrigation project that would grant his town access to more water from the glacial runoff in Yarush.

The $250,000 emergency warning system included a monitoring station to alert residents living downstream in the town of Carhuaz (population 13,000) in case of a dam rupture. A 2010 flood triggered by an icefall at Lago 513 destroyed dozens of homes.
But in the middle of a drought, no one was especially worried about flooding. Years of disappointing rainfall were sowing anxieties up and down the valley.
Then the rumors picked up. “Everyone was saying that the gringos’ machines were scaring away the rain,” said Feliciana Quito, who farms a small plot downstream from the lake.
Jesús Caballero, the Carhuaz mayor, said he wanted to set the villagers straight, so he offered to hike up to the lake one morning in November to show them the “gringo machines” were harmless.
But when Caballero arrived at the lake that day, he said, it was clear the villagers were not interested in a climate lecture. Some of the young men were carrying sticks. This was a lynch mob.
“I told them the equipment had nothing to do with the rain,” Caballero said. “But I was rowing against the current.”
The villagers attacked the monitoring station, tearing out the antennas and solar panels. They bludgeoned some of the instruments and carried the rest back down the mountain, triumphant, as if they had slayed a dragon.
The rains came three days later, ending the drought. The villagers were jubilant. Their climate science was vindicated.
But now the lake has no emergency warning system in case the dam bursts. The farmers say they will not allow the foreigners to put the equipment back in, let alone drive through their village. When Project +Glaciers sent a team to inspect the damage, they were stopped on the road by women carrying rocks, threatening to stone them.
“We’re not going to let anyone put anything up there that interferes with the rain,” said Rosario, who was one of the expeditionaries who went to the lake that day.
Caballero said the episode has demonstrated the need for greater sensitivity to the fears of rural villagers whose lives and traditions are upended by water shortages and extreme weather.
What is left of the old monitoring system is now locked in a storage room opposite the Carhuaz city hall. Caballero said he thinks he can get the villagers’ approval to put the equipment back in if there is another drought this fall, because it would prove his point that the machines have nothing to do with the rain.
Then again, he said, the villagers may direct their anger at the emergency monitoring systems installed at other nearby lakes, such as Lake Palcacocha. “If the rains don’t come, I worry they’ll march up there and tear the other equipment out, too,” he said.

A sheep joins a group of people as they sit at an overlook in Huaraz. Police officers cordon off streets during a drill to prepare for a potential flood triggered by a dam rupture at the swollen glacial lake upstream in Huaraz. People make their way through the market near Plaza de Armas in Carhuaz.
Population boom 
It would be especially unwise to attack the monitoring station at Lake Palcacocha.
A moraine dam at the lake collapsed in December 1941, and the flood it unleashed killed several thousand people in Huaraz. The city only had 17,000 residents at the time. Since then its population has exploded, as farmers in the surrounding hills have been lured to the city by jobs in mining and tourism.
Land was cheap along the riverbanks, and today the flood zone is the most heavily populated part of the Huaraz, with schools, hospitals and a stadium.
Siphon pipes lead up the mountain to Lake Palcacocha. The siphons were installed to reduce the lake’s volume and to prevent a dam rupture. Nonetheless, the siphons were damaged in the recent icefall, and only a pair remains in operation.
The Peruvian government launched dozens of flood control projects across the Andes after the 1941 disaster, adding an emergency spillway at Lake Palcacocha. When a 7.9 earthquake hit in 1970 and much of Huaraz was destroyed again, thousands died, but the dam held.
But since then the volume of the lake has increased 34-fold as glacial melting accelerates. Lake Palcacocha rose so high in 2011 that authorities declared an emergency, and soon after a series of flexible plastic pipes were installed to siphon off water from the surface like giant soda straws.
The siphons lowered the height of the lake by nearly 20 feet, but they were damaged in recent icefall, and only two are now working.
A major avalanche would toss the pipes from the lake like wet noodles, and the spillway tunnel that is the dam’s last safety valve would be quickly clogged with rock and ice.
Draining the lake to a safer level can be done with relatively simple engineering techniques that would cost only about $7 million, environment ministry officials say. In contrast, a dam failure and catastrophic flooding in Huaraz would inflict more than $2.5 billion in damage, in addition to causing thousands of deaths.
But fixing Palcacocha has become a source of fierce debate. The lake is inside a national park, where big engineering projects are not welcome. While the central government in Lima is eager to drain the lake, local farmers say they need the water, and want new reservoirs that would store it elsewhere and redistribute the load.
These proposals are muddied by deep distrust. The last three regional governors from Huaraz have been jailed on graft charges, and the reputation of the central government in Lima isn’t much better, as two former presidents are also under indictment for corruption.
While the threats of climate change are new, the shortcomings of the political system are not, said Jahir Anicama, head of the Project +Glaciers office in Huaraz. “In the end, it’s a matter of effective government,” he said.
Officials and aid groups have been focused on disaster prevention, but he said the latest conflicts show the need to address the full range of fears that will probably intensify as the glaciers vanish and water supplies grow more irregular.
“We’ve been focused on future flood risks, but that’s not the biggest worry for these farmers,” he said. “They want projects that give them access to water, and they want them now”.

Unidos por la esperanza

Conferencia Episcopal Peruana (CEP) / Crédito: Diego López Marina (ACI Prensa)

Visita del Papa Francisco a Perú

Por Diego López Marina-www.aciprensa.com
A través de una conferencia de prensa, la Conferencia Episcopal Peruana (CEP) señaló cuáles serán las actividades que llevará a cabo el Papa Francisco al arribar al Perú, país donde realizará una visita apostólica del 18 al 21 de enero de 2018.
En la conferencia estuvieron presentes el Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani; Monseñor Salvador Piñeiro, Arzobispo de Ayacucho y Presidente de la CEP; Monseñor Norberto Strotmann, Obispo de Chosica, Secretario General de la CEP y Coordinador General de la visita papal; Monseñor Miguel Cabrejos, Arzobispo de Trujillo, Primer Vicepresidente de la CEP y Coordinador de Medios de la visita papal; y el Nuncio Apostólico en el Perú, Monseñor Nicola Girasoli.
En declaraciones a ACI Prensa el Cardenal Juan Luis Cipriani, aseguró que el viaje apostólico del Papa Francisco “confirmará al pueblo en la fe” y generará un antes y un después: “el antes es crear un clima de oración y de mayor unidad en el país”.
“La Iglesia participa con su oración, sus mensajes, y ese antes creo que ya está generando un ambiente diferente, un clima como en la época de San Juan Pablo II en la que todo el mundo puso una especial ilusión en esperar al Papa”, dijo.
Asimismo, indicó que el “después” tiene que ver con el mensaje del Pontífice, que “marcará como en el caso del Papa San Juan Pablo II, y que dejó una huella muy grande. Creo que es un antes y un después en el alma y en la sociedad peruana”.
Por otro lado, Monseñor Salvador Piñeiro indicó que el viaje del Papa Francisco girará en torno a tres ejes principales “cuidar la creación, amar la familia y abrir nuestros brazos y nuestro corazón para que haya más unión y se aleje el flagelo de la injusticia, el desorden y las desigualdades”.
A continuación las principales actividades del Papa que han sido anunciadas por los obispos.

Jueves 18 de enero
El Papa Francisco será recibido por el Presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski. Luego, el Santo Padre se dirigirá a la Nunciatura. En el tramo hacia la Nunciatura, los fieles podrán saludarlo durante el traslado en el papamóvil.
Viernes 19 de enero
En horas de la mañana el Papa asistirá al Palacio de Gobierno para tener una reunión con el Presidente y su familia.
Luego, por la tarde viajará a la ciudad de Puerto Maldonado, al sureste. Allí compartirá un almuerzo algunos representantes de los pueblos aborígenes de la Amazonía y, más tarde, con los fieles locales. Además, visitará una institución social de la iglesia de Puerto Maldonado.
Sábado 20 de enero
En Trujillo el Papa celebrará una Misa en la explanada del balneario de Huanchaco. Luego se dirigirá al distrito de Buenos Aires, lugar que será “símbolo de las zonas afectadas” por el fenómeno del “Niño Costero”.
Por la tarde, el Santo Padre se dirigirá al Seminario San Carlos y San Marcelo; y luego se encontrará con el clero. Finalmente, se realizará una Misa en honor a la Inmaculada Virgen de la Puerta en la Plaza de Armas de Trujillo.
Domingo 21 de enero
El Papa tendrá un encuentro en Lima con religiosas contemplativas en horas de la mañana y luego llegará hasta la Catedral para venerar las reliquias de los santos peruanos.
Al terminar, el Santo Padre saludará a los fieles en la Plaza de Armas y presidirá el Ángelus. Finalmente, se llevará a cabo una multitudinaria Misa en la Costa Verde, a orillas del mar, en la que se esperan cerca de 2 millones de personas, según estima el Cardenal Cipriani. También, el Pontífice tendrá la oportunidad de visitar al Señor de los Milagros.

Buenas prácticas en Apurímac

Dos experiencias concursaron en premio Buenas Prácticas en Gestión Pública 2017

En esta última edición 2017 que organiza cada año Ciudadanos al Día (CAD) fueron calificadas 2 iniciativas gubernamentales procedentes de la región Apurímac.
Una fue ganadora y la otra finalista en sus respectivas categorías.
La iniciativa ganadora trata de un trabajo conjunto promovido por el Foncodes con las comunidades de Quilcaccassa, Quellopampa y Pisquiccocha para la siembra y cosecha de agua en sus territorios comunales situados en el distrito de Cotaruse, provincia de Aymaraes (Categoría: Incidencia pública).
Y la segunda fue presentada por el IFC – Corporación Financiera Internacional y Municipalidad Distrital de Coyllurqui que involucró a la población de esta localidad ubicada en la provincia de Cotabambas para la elaboración del presupuesto participativo multianual (Categoría: Consulta y participación ciudadana).
Fuente: Diario Correo.

Pesca mar adentro

Evangelio según San Mateo 14,22-33:
En seguida, obligó a los discípulos que subieran a la barca y pasaran antes que él a la otra orilla, mientras él despedía a la multitud. 
Después, subió a la montaña para orar a solas. Y al atardecer, todavía estaba allí, solo. 
La barca ya estaba muy lejos de la costa, sacudida por las olas, porque tenían viento en contra. 
A la madrugada, Jesús fue hacia ellos, caminando sobre el mar. 
Los discípulos, al verlo caminar sobre el mar, se asustaron. “Es un fantasma”, dijeron, y llenos de temor se pusieron a gritar. 
Pero Jesús les dijo: “Tranquilícense, soy yo; no teman”. 
Entonces Pedro le respondió: “Señor, si eres tú, mándame ir a tu encuentro sobre el agua”. 
“Ven”, le dijo Jesús. Y Pedro, bajando de la barca, comenzó a caminar sobre el agua en dirección a él. 
Pero, al ver la violencia del viento, tuvo miedo, y como empezaba a hundirse, gritó: “Señor, sálvame”. 
En seguida, Jesús le tendió la mano y lo sostuvo, mientras le decía: “Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?”. 
En cuanto subieron a la barca, el viento se calmó. 
Los que estaban en ella se postraron ante él, diciendo: “Verdaderamente, tú eres el Hijo de Dios”.

Ni una menos: la marcha perversa

verijudaPor Luciano Revoredo- www.laabeja.pe

Hace un año se realizó en Lima la primera versión de la marcha feminista NI UNA MENOS. En esa oportunidad el tema que convocaba era un razonable rechazo a la violencia en contra de las mujeres. En apariencia nadie podía estar en contra de ese concepto. La violencia de un hombre contra una mujer es algo condenable desde todo punto de vista. Como otras tantas formas de violencia.
En esa oportunidad sin embargo advertimos que esa convocatoria no era más que una fachada, una máscara que el feminismo radical, uno de los brazos del neo marxismo, adoptaba, para cual caballo de Troya, introducir otras causas y otras banderas.
Ingenuamente mucha gente marchó en esa oportunidad pensando que lo hacía en contra de la violencia hacia la mujer, ignorando que con su participación estaban convalidando una agenda perversa.
Ha pasado un año y ya pensando que la sociedad ya está un poco anestesiada, se quitan la máscara y la marcha NI UNA MENOS muestra un poco de sus verdaderos motivos. Observe la ilustración que encabeza este artículo. Es una publicación oficial de las organizadoras de la marcha. Divida la imagen en dos partes por el centro desde arriba hasta abajo. La línea roja es un añadido nuestro.
Los tres personajes que están a la izquierda de la línea mantienen el mensaje original: “No queremos que nos acosen”, “No queremos que nos violen” y “No queremos que nos maltraten ni física ni mentalmente”. Hasta ahí todo bien, nadie en su sano juicio puede pensar que está bien que se acose, viole o maltrate a una mujer.
Ahora observe los tres personajes de la derecha, los hemos numerado.
La número 1, que está embarazada, dice: “No queremos que decidan por nosotras”, es decir en el lenguaje de la progresía y el feminismo “Queremos abortar”. Luego, se trata de una marcha que promueve el aborto. El asesinato más infame que puede haber.
La número 2, mírela bien, no es una mujer. Es un hombre. Tiene órganos sexuales masculinos. ¿Qué busca la marcha al introducir este personaje? Simplemente convalidar y difundir la ideología de género. “No importa con que sexo nazcas. El género se construye”. En conclusión, para las organizadoras de NI UNA MENOS el hombre de la ilustración es una mujer.
La número 3 es una lesbiana. Tercer punto de los verdaderos objetivos de la marcha divulgar e imponer los mal llamados derechos LGTBI. Alambicada y caprichosa creación mental sin ningún asidero en la realidad.
Podemos decir entonces que se trata de una marcha a favor del aborto, la ideología de género y las reivindicaciones LGTBI. Nada que ver con lo que se planteó originalmente el año pasado. Y sin duda que así seguirá su evolución. Sabemos que esto es parte de la revolución que busca destruir la familia y el orden natural, también sabemos que la revolución no para, siempre viene por más. Cada año intentarán dar un paso más. El matrimonio homosexual, las adopciones de niños por parejas homosexuales, la pedofilia legal, etcétera.
Estemos alerta. Difundamos las verdaderas y siniestras motivaciones de esta marcha. Que no sigan abusando de las libertades que les otorga el estado democrático, para engañar, manipular y corromper a los peruanos.

Expulsado representante del dictador

Por Juan Hidalgo- Diario Correo.

Después de una tensa semana en cuanto a relaciones diplomáticas se refiere, el Gobierno peruano anunció su decisión de expulsar del país al embajador de Venezuela, Diego Alfredo Molero Bellavia.Diego Molero es embajador de Venezuela desde 2014.Así lo dio a conocer el Ministerio de Relaciones Exteriores mediante un comunicado, en el que precisó que al representante venezolano se le ha otorgado un plazo de cinco días hábiles para abandonar territorio nacional.
“El Gobierno peruano ratifica su firme disposición de continuar contribuyendo a la restauración de la democracia en Venezuela”, reza el documento, en el que también se refiere que la Cancillería “ha dado por no recibida” la nota de protesta del Gobierno del vecino país sobre la declaración de Lima, por contener “términos inaceptables”.
LAS RAZONES. En efecto, fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores refirieron a Correo que el detonante de la expulsión de Molero Bellavia fue la reacción venezolana al acuerdo firmado por 17 cancilleres de la región, en la que condenan la situación política en el vecino país y, sobre todo, la Asamblea Constituyente que su régimen impuso.
Entre tanto, en una entrevista con la agencia Reuters, el presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), pidió que Maduro “se vaya” porque es un dictador.
“¡Que se vaya! Porque es un dictador y ha hecho un golpe de Estado, con una elección fraguada para eliminar a su Congreso”, señaló.
También descartó reunirse con el mandatario llanero como este lo propuso al Perú y otros países de la región.
“No voy a reunirme con el señor Maduro”, destacó PPK. “Hay mucha gente en la cárcel, hay presos políticos. Yo no tengo por qué ocuparme de lo que pasa internamente en Venezuela, pero esto tiene grandes consecuencias en otros países (…) Lo único que puedo decir es que hay mucha gente en Venezuela que está muy mal, hay mucha preocupación y eso terminará de una manera u otra, pero hoy es una dictadura”, sentenció.En la foto aparece con el presidente Nicolás Maduro.LA RESPUESTA. La réplica de Maduro no se hizo esperar y anunció la expulsión del encargado de negocios del Perú en ese país, en vista de que Torre Tagle retiró a Mario López Chávarry, el último embajador, el 31 de marzo de 2017.
“El presidente Pedro Pablo Kuczynski se ha convertido en un enemigo de la Patria de Bolívar al interferir continuamente en los asuntos internos de Venezuela”, expresó la Cancillería llanera en un comunicado.

 

Análisis del pronunciamiento de docentes

Por OjoVillano.wordpress.com
Viene circulando en redes sociales y otros medios el pronunciamiento de seis docentes consejeros del Consejo de Facultad de Ciencias Sociales. En este se denuncia que hay informaciones “que no se ajustan a la verdad de los hechos” al indicar que no asisten a las sesiones del consejo, y denuncian irregularidades y vicios en la gestión de la decana Durga Ramírez.
Ojo Villano revisó los aspectos más importantes de este “Pronunciamiento a la comunidad académica de la Facultad de Ciencias Sociales” y, utilizando la información existente y de acceso público sobre hechos conocidos, analizamos la veracidad de algunos planteamientos.
El primero, es claro, es que la falta de los docentes consejeros a las sesiones del consejo no es una afirmación que no se ajusta a los hechos. Es un hecho público y admitido por los propios consejeros como el docente Wilder Moreno. Este docente indicó que sus faltas a las sesiones, como la de los demás consejeros, se debían a las irregularidades atribuidas al decanato.
Ojo Villano ya señaló anteriormente que el faltar a las sesiones del consejo no es un mecanismo de protesta o de solución válido según el reglamento vigente y el estatuto de la universidad.
Pero revisemos los demás puntos:
pronunciamiento consejeros 1

El pronunciamiento de los docentes consejeros:

pronunciamiento consejeros 2

La secretaria académica

Señala el pronunciamiento que “la decana designó unilateralmente a la Secretaría Académica sin el proceso de votación correspondiente […] En sesión de Consejo de Facultad del día 12 de enero de 2017, la Decana en base a un proceso de votación viciado, de manera arbitraria y cometiendo abuso de autoridad designa a la Secretaria Académica pese a contar con solamente dos votos de los representantes estudiantiles; de los cuales, uno se encontraba ausente […] La decana además contó su voto como válido, por lo que aparentemente suman 3 votos cuando el Art. 39 del Reglamento vigente del Consejo de Facultad señala que El decano tiene voto dirimente […] El Art. 15 del Reglamento del Consejo de Facultad menciona que los acuerdos se tomarán con la votación de una mayoría simple, es decir la mitad más uno d los miembros asistentes, por lo que los votos no son suficientes para dar por designada a la Secretaria Académica.”
Sin embargo, según consta en las actas y según se pudo validar, la elección de la secretaria académica se prolongó durante tres fechas debido a los cuestionamientos de los docentes a la propuesta de la decana: Angélica Orrego. Cabe señalar que la sesión de instalación se realizó el 6 de enero, pero ante la dificultad de consenso se añadieron dos sesiones extraordinarias, el 9 y el 12 de enero. Es decir, las 3 sesiones corresponden a la prolongación de una misma sesión. El día de la votación final, 12 de enero, los docentes consejeros no votaron en contra, sino que se abstuvieron de votar. Entonces, con votos estudiantiles (no todos, cabe señalar), Orrego fue electa como secretaria académica. Los detalles de este procedimiento y su interpretación pueden ser sujetos de debate, en efecto, pero es una posición extraña considerando que el propio rector ha validado la elección de Orrego, como explicaremos más adelante.

Cartas sin respuesta, ¿verdad o mentira?

En el inciso 6 señalan los docentes: “Los miembros docentes del Consejo de Facultad, preocupados por este manejo que está al margen de la ley hemos enviado hace varios meses cartas, inclusive notariales a la señora Decana para corregir esta anómala situación y no responde lo que se solicita, sino agrede y amenaza, manifestando una vez más su conducta autoritaria y totalmente fuera de contexto”.
En efecto, los docentes consejeros expresaron su posición a través de cartas. Sin embargo, hemos comprobado que al contrario de lo que afirman, dichas cartas sí fueron respondidas a su tiempo.
Carta del 21 de abril. Los 6 docentes consejeros remiten una carta denunciando “la incorrecta transcripción de las actas de las sesiones que no corresponden a lo discutido y aprobado”, lo que sostienen devino en que a esa fecha la facultad “no cuenta con ninguna acta firmada”. Denuncian también “la existencia de resoluciones decanales, hechas de manera arbitraria y sin respetar los acuerdos tomados en el Consejo de Facultad”.

IMG_20170720_104146
Carta de los docentes del 20 de abril, recibida el 21.

IMG_20170720_104337

La respuesta. El decanato respondió con el oficio 051-2017-D-FCCSS-UNFV fechado el mismo 21 de abril. La decana respondió entonces indicando que las actas fueron enviadas con anticipación a cada consejero por correo electrónico y se proporcionó además a cada consejero un folder con las actas previas, con cargos debidamente firmados, a fin de recibir las observaciones y aportes. Añadió que la denuncia imprecisa de resoluciones arbitrarias es un juicio de valor subjetivo. En este oficio el decanato respondió también a cuestionamientos anteriores a la carta del 21 de abril, como el de “posibles irregularidades en la supuesta manipulación de notas de algunos estudiantes de la EPSO” (ante la cual indica solicita precisar y evidenciar de forma específica el o los casos). El oficio finaliza pidiendo suscribir documentos con sus nombres y apellidos (ya que la carta del 21 solo tiene firmas en el papel”, y dejando evidencia de que los términos tendenciosos de la carta enviada le reserva el derecho de iniciar las acciones que le asistan ante instancias correspondientes.

IMG_20170720_104149
El oficio 051, respuesta de la decana a carta de los docentes consejeros.

IMG_20170720_104153

La carta notarial. Con fecha de notariado 21 de abril y de entrega 24 de abril, los docentes consejeros presentaron un documento donde indican a la decana que sí asistirán a la sesión programada para el 24 de ese mes “solo para reiterarle que se deben cumplir con resolver los puntos mencionados en la carta de la referencia”. Añaden que “hasta la fecha se han realizado 6 sesiones y no existen actas de los acuerdos” (algo falso que aclararemos más adelante) y advierten que “se pondrá en conocimiento al Señor Rector para que se sirva tomar las medidas correspondientes”.

IMG_20170720_104201
Carta notarial de docentes consejeros.

La aclaración. El 21 de abril el decanato envía el oficio 053-2017-D-FCCSS-UNFV no a los docentes, sino al rector Oswaldo Alfaro Bernedo. En este documento advierte al rector de la decisión docente de no asistir a las sesiones del consejo y añade que en la búsqueda de una solución ha convocado a una sesión para el 24 de abril.
La respuesta. El decanato sí respondió, mediante el oficio 060-2017-D.FCCSS-UNFV, insistiendo nuevamente en la existencia de actas entregadas de forma física y por correo electrónico a los consejeros. Evidentemente, una cosa es negarse a firmarlas, y otra afirmar que sencillamente no existen. Añade el oficio que en la sesión del 24.04.17 se acordó revisar las actas teniendo en cuenta el registro fílmico existente de las sesiones.

IMG_20170720_104207
Oficio de respuesta 060

Carta del 6 de junio. En esta fecha los docentes consejeros firmaron una carta expresando su “desacuerdo a la convocatoria a Sesión de Consejo de Facultad sin haber resuelto con elaborar adecuadamente las Actas del Consejo, que desde su instalación no han sido aprobadas”. Lo indicado sí es correcto en este caso, pues las actas aún no han sido firmadas por todos los consejeros. Continúa el documento señalando que el 23 de mayo se entregó otra carta sin respuesta y finaliza advirtiendo que queda bajo responsabilidad de la decana “la grave situación legal que impide seguir convocando a sesiones de Consejo”. Sin embargo, repetimos no existe ningún punto de reglamento del Consejo, del reglamento universitario, del estatuto o de la Ley Universitaria que ampare que un docente consejero -o un grupo, en este caso-, deje de asistir a las sesiones donde, precisamente, se debe buscar una solución a cualquier asunto de una facultad.

IMG_20170720_104227
Carta del 6 de junio.

La respuesta. Con el oficio 072-2017-D-FCCSS-UNFV, el decanato señala que el 22 de mayo se notificó por correo electrónico la absolución de los 4 puntos solicitados en sesión de consejo del 16 de mayo. Se señala también que los docentes faltaron a las sesiones programadas para el 7 y 8 de junio (con una excepción justificada), lo que conlleva a una amonestación según el Reglamento General de la UNFV. Señala también el documento que las cartas enviadas -y respondidas- no justifican su inasistencia las sesiones del consejo programadas.

IMG_20170720_104231
Oficio de respuesta 072

IMG_20170720_104236

Otras respuestas. Angélica Orrego, secretaria académica de la facultad, envió un documento a la decana fechado el 5 de junio en el que explica el manejo de las actas -cuya redacción es responsabilidad suya- y rechaza que los consejeros nieguen su existencia. El documento completo a continuación:

 Respuesta al Vicerrectorado Académico

Toda la documentación presentada se encuentra en el abultado folio que acompaña al oficio 074-2017-D.FCCSS-UNFV, fechado el 21 de junio. Este documento fue enviado por el despacho del Decanato de Sociales al Vicerrectorado Académico encabezado por el Dr. Manuel Pinto de la Sota Silva, como respuesta a un requerimiento de información sobre la situación de la facultad de Ciencias Sociales. A modo de conclusiones, el decanato señala en este documento que las actas sí existen (y están publicadas en transparencia de la UNFV), que los docentes consejeros sí recibieron respuestas a sus cartas. Además narra cómo los docentes se negaron inicialmente a firmar el cargo de recepción del oficio 060-2017-D-FCCSS-UNFV. Se señala también que la falta a las sesiones de consejo constituye una falta disciplinaria. Finaliza enfatizado que no existen irregularidades, solo la negativa de los docentes consejeros de asistir a las sesiones de Consejo y de suscribir las actas. 

Las actas sí existen y el rector lo prueba

Si las actas de las sesiones de Consejo de Facultad no fueran existentes o válidas, como han denunciado los docentes consejeros, los acuerdos llegados en estas sesiones serían también inválidos.
Entonces ¿por qué el rector ha firmado la resolución rectoral 370, validando los acuerdos de la Facultad de Ciencias Sociales?
En esta resolución rectoral de 7 de febrero se resuelve ratificar las resoluciones decanales 001 y 006 de la Facultad de Ciencias Sociales. Es decir, se aprueba la designación de Angélica Orrego como secretaria académica, así como otras designaciones como la de los directores de las escuelas de Trabajo Social y Sociología, la dirección de Proyección Social y la jefatura de la Oficina de Planeamiento.
Uno de los principales cuestionamientos de los docentes consejeros a la designación de Orrego como secretaria académica fue, como consta en acta, que es una docente a tiempo parcial y no a tiempo completo, algo que no es un impedimento según el reglamento pero que ellos señalaron no era adecuado. La resolución rectoral 370 muestra que se tiene pleno conocimiento de ello pues en el artículo 4 se indica que la docente Orrego “ejercerá su cargo manteniendo su régimen de dedicación de Tiempo Parcial”. Nunca hubo sorpresas en ese sentido.

IMG_20170803_105440

Resolución rectora que valida designación de secretaria académica de Sociales.

La comisión presidida por un decano no reconocido por la Sunedu

Como ya informamos, el rectorado ha designado una comisión “Ad Hoc” de 4 integrantes: los decanos de Derecho y Ciencia Política (Carlos Navas Rondón), Humanidades (Martha Chávez Lazarte) y Educación (Clotilde Spelucín Medina), y el alumno de educación José Martín La Rosa Rospigliosi.
La comisión presidida por Carlos Navas envió un documento a la decana Durga solicitando un Informe “sobre los aspectos académicos y administrativos que sean relevantes en el desarrollo de su gestión”. Dicho pedido sin embargo no contaba con la firma de Clotilde Spelucín, por lo que la decana devolvió el oficio y adjuntó, de todas maneras un oficio anterior enviado al rector donde explica la situación con los docentes consejeros y le pide la documentación que sustente la evaluación de la facultad por parte de una comisión externa a esta.
Un dato no menor es que el director de Supervisión de la Superintendencia Nacional Superior de Educación (Sunedu), Jerry Espinoza, aclaró el 11 de mayo último que se denegó el registro firmas de 13 de los 18 decanos de la universidad. Entre las facultades afectadas se encuentran Educación así como Derecho y Ciencia Política. ¿Por qué el rectorado crea, en Consejo Universitario una comisión donde las firmas del presidente y de otro miembro, no tienen validez? Solo el rectorado tiene la respuesta.

Venezuela

Asistieron los cancilleres de los países de la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú), tres del Mercosur (Argentina, Brasil y Paraguay). Además de Costa Rica, Guatemala, Honduras y Panamá de América Central, más tres Estados caribeños: Jamaica, Santa Lucía y Barbados. A ellos se sumó Canadá. (Foto: ÓSCAR MEDRANO)

Cancilleres firmaron la Declaración de Lima

Diplomáticos reunidos en Torre Tagle llegaron a 16 acuerdos para hacer frente a la grave crisis que atraviesa Venezuela

Por Luis F. Jiménez-Revista CARETAS.
La reunión de cancilleres realizada en Lima el 8 de agosto pasado, convocada por el canciller peruano Ricardo Luna, reflejó las preocupaciones expresadas desde el inicio de su gobierno por el presidente Pedro Pablo Kuczynski sobre la grave situación que afecta a Venezuela.
Asistieron los cancilleres de los países de la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú), tres del Mercosur (Argentina, Brasil y Paraguay). También asisten de América Central Costa Rica, Guatemala, Honduras y Panamá a los cuales se agregan tres Estados caribeños: Jamaica, Santa Lucía y Barbados. A ellos se suma Canadá (15 países).
El canciller de Uruguay asistió pero se retiró a la hora debido a las profundas divisiones en el gobernante Frente Amplio, fisurado por la exclusión de Venezuela del MERCOSUR.
Cabe notar la ausencia de Estados Unidos que es una pieza clave en lo que respecta a la adopción de sanciones y pronunciamientos sobre democracia y derechos humanos. Se mencionó que se habría buscado evitar que esta reunión fuera atacada por el gobierno venezolano al considerarla como parte de una confabulación de EE.UU. contra él; también se pensó en el fuerte rechazo que provoca Donald Trump en América Latina.
También están ausentes los países afines al gobierno venezolano: Bolivia, Ecuador, El Salvador, Nicaragua y República Dominicana. Un signo positivo es la presencia de tres Estados caribeños que forman parte del CARICOM que había estado actuando en bloque defendiendo las posiciones del gobierno de Venezuela.
La Declaración de Lima, leída al inicio de la conferencia de prensa, es un esfuerzo importante para alcanzar consensos sobre medidas específicas para incidir sobre la crisis venezolana. Su condena a la ruptura del orden democrático en Venezuela es la piedra fundamental sobre la que se asienta el conjunto del texto que sigue con el desconocimiento de la Asamblea Nacional Constituyente y de los actos que de ella emanen, por considerarla ilegítima.
De estas afirmaciones se deriva el reconocimiento de la Asamblea Nacional como el órgano de verdadero origen democrático y el desconocimiento de las medidas que sean adoptadas sin su aprobación, exigida por la Constitución vigente. Este aspecto es clave pues en esa categoría de actos se encuentran la ley de endeudamiento externo y las concesiones de explotaciones energéticas o mineras que tanto interés despiertan en China y Rusia.
 (Foto: ÓSCAR MEDRANO)(Foto: ÓSCAR MEDRANO)
Los Estados reunidos también condenaron “la violación sistemática de los derechos humanos, la violencia, la represión y la persecución política, la existencia de presos políticos y la falta de elecciones libres”.  También manifestaron su preocupación por la crisis humanitaria que afecta Venezuela y condenaron “al gobierno por no permitir el ingreso de alimentos y medicinas”.
Los Estados asistentes, se comprometieron a realizar “un seguimiento de la situación en Venezuela, a nivel de cancilleres, hasta el pleno restablecimiento de la democracia en esos países”. Manifestaron que la próxima reunión se realizaría con motivo de la Asamblea de las NNUU, ocasión en la que podría sumarse otros países.
Expresaron su decisión de continuar con la aplicación de la Carta Democrática cuyo única medida adicional podría ser la suspensión de Venezuela como Estado miembro de la OEA, medida carente de sentido ante el retiro de la Organización que ha decidido el país afectado.
La Declaración de Lima manifestó “su disposición a apoyar de manera urgente y en el marco del respeto a la soberanía venezolana, todo esfuerzo de negociación creíble y de buena fe, que tenga el consenso de las partes y que esté orientado a alcanzar pacíficamente el restablecimiento de la democracia en el país.”
Se esperaba la reacción del gobierno venezolano y sus aliados que estaba reunidos en Caracas.
Los cancilleres de los países del ALBA, reunidos en Caracas el mismo martes 8, expresaron su apoyo al gobierno venezolano y saludaron a la Asamblea Constituyente. Rechazaron las sanciones de EE.UU. contra autoridades venezolanas y “los ataques de la derecha nacional e internacional,” en los mismo términos que los empleados por el gobierno de Nicolás Maduro. La división hemisférica es profunda.
¿CÓMO SE GESTA?
Esta invitación sigue a la convocatoria de una Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores (RC), también propuesta por Perú en el marco de la Carta de la OEA, que quedó instalada el 31 de mayo de 2017 (XXIX RC).
Las divisiones entre sus integrantes ha impedido que la RC adopte decisiones sobre pronunciamientos y, menos aún, sobre medidas para asistir en la solución de los graves problemas creados por la crisis venezolana. Igual situación ha afectado a la Asamblea General de la OEA.
El empeoramiento de la situación en Venezuela, acelerada con la instalación de la Asamblea Constituyente convocada por Maduro, ha provocado fenómenos migratorios y amenaza con tener graves repercusiones económicas y de política internacional en el hemisferio.
Ello motivó la invitación de la cancillería peruana para abordar estos delicados problemas en un ámbito de relativa informalidad en la búsqueda de consensos sobre medidas que les permitan encausar la solución de los problemas venezolanos a través del diálogo y la negociación entre las partes que, debido a la extrema polarización de la situación interna, parece difícil de lograr sin alguna forma de cooperación externa.
LAS DISCREPANCIAS Y EL PARÁLISIS
Las posiciones en el hemisferio difieren marcadamente y provocan la parálisis. Un grupo de países considera que se ha producido en Venezuela una destrucción sistemática de la institucionalidad democrática, afectando los derechos humanos cuya vigencia ha sido proclamada oficialmente por la Organización.
La posición del gobierno venezolano es que se encuentra bajo el ataque de sectores políticos que, apoyados por potencias extrajeras, se oponen a la construcción del modelo socialista de sociedad decidido por el pueblo venezolano. Según el gobierno, ese ataque incluye medidas económicas y financieras que han provocado graves consecuencias sobre las condiciones de vida de la población.
Estas divergencias, traducidas a la estructura jurídica de la OEA, provoca que unos Estados consideren que la democracia y los derechos humanos constituyen imperativos a los cuales deben adaptarse los gobiernos. El gobierno de Venezuela, por su parte, sostiene que sus acciones están protegidas por el principio de no intervención consagrado en la Carta de la OEA. Este argumento ha sido reforzado por una red de vínculos económico y, especialmente, energéticos que le permiten contar con los votos de los países beneficiarios que bloquean los acuerdos.
Debe señalarse que, a través de la historia hemisférica, todas las dictaduras se ampararon en el principio de no intervención para violar los derechos humanos y destruir la institucionalidad democrática.

Uruguay: Insensatez llevó a suspensión indefinida de Venezuela del Mercosur

El canciller Rodolfo Nin Novoa dijo que la postura de Uruguay en Mercosur fue coordinada con el presidente Tabaré Vázquez.
La decisión de suspender de manera indefinida a Venezuela del Mercosur se tomó “ante la insensatez de otras partes”, dijo hoy el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, sobre la negativa del gobierno venezolano de escuchar los pedidos que se le hicieron para que fomentara el diálogo.
“Ante la insensatez de otras partes, la verdad es que hay que tomar estas medidas”, afirmó Nin Novoa en una entrevista con el programa de radio local En Perspectiva.
El canciller indicó que Uruguay “pudo haberse abstenido pero no se abstuvo” en la toma de decisión, postura que fue determinada junto con el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, y que fue una decisión “pensada y meditada como prueba todo el tiempo que transcurrió haciendo esfuerzos para que no sucediera”.
“Todos los actos tienen consecuencias, deseadas o indeseadas. La negativa a conversar, a dialogar, a acordar tiene consecuencias”, aseveró el canciller.
Nin Novoa subrayó que la sanción es “es una señal política” y que “desde el punto de vista comercial, desde el punto de vista de las relaciones diplomáticas y desde lo que le va a suceder al pueblo venezolano cambia poco en la medida que no haya voluntad de dialogar” por parte del gobierno que preside Nicolás Maduro.
El ministro uruguayo relató que desde el pasado 1° de abril Uruguay le pidió a Venezuela “la posibilidad de hacer consultas a los efectos de ayudar a superar” la situación que vive el país y que la contestación que recibió fue que estaban dispuestos a hablar de otros temas pero no de ese.
“Por tanto, las gestiones ante el gobierno (venezolano) resultaron infructuosos y decidimos aplicar lo que está previsto en el Protocolo de Ushuaia” del Mercosur, que permite la imposición de sanciones a los países en los que se rompa el hilo institucional.
Nin Novoa dijo que también influyó el proceso de asamblea nacional constituyente (ANC) que inició el gobierno del país caribeño, al que Uruguay exhortó el pasado lunes a abrir una vía de diálogo con la oposición antes de su instauración, para acordar la liberación de presos políticos, entre otras cosas.
“Y ante la negativa cerrada del gobierno de Venezuela no había otra alternativa más que la que tomamos”, recalcó, quien detalló que este año hizo 22 convocatorias al Ejecutivo venezolano para fomentar el diálogo.
“Cuando se pasa por encima a la Asamblea Nacional (Parlamento) y ahora se hace una ANC que se supone que es para reformar la Constitución y lo primero que se hace es echar a la fiscal general de la nación (Luisa Ortega) la verdad es que cada vez se muestra la intencionalidad de lo que es esta ANC”, comentó el ministro.
El canciller manifestó que la suspensión de Venezuela no es una decisión que se tome con alegría porque “duele mucho separar a una nación latinoamericana de un proceso de integración”.
Para revertir la situación, lo que se le pide a Venezuela es que asegure “el pleno goce de los derechos humanos en toda su extensión, la liberación de los presos políticos, establecer un mecanismo de diálogo, la separación de poderes…todos las cosas que hemos dicho a lo largo de 2016 y 2017”, explicó Nin Novoa.
En Venezuela se registra desde el 1° de abril una serie de manifestaciones a favor y en contra del gobierno, que dejan 121 muertos, situación que se agudizó desde la instalación de la asamblea constituyente el pasado viernes, que no es reconocida por la oposición y varios gobiernos y organismos internacionales.
A esa crisis se sumó ayer la sublevación de unos 20 hombres vestidos de militares y portando armas largas que dejó dos muertos y ocho detenidos.
Fuente: EFE.

El colapso de Venezuela explicado en cinco pasos

Por Max Fisher y Amanda Taub-The New York Times.
Si examinamos las cifras económicas, Venezuela se parece a los países azotados por las guerras civiles.
Se estima que su economía, que en el pasado fue una de las más ricas de América Latina, se contrajo en un 10 por ciento en 2016, más que la de Siria. Se estima que la inflación superará un 720 por ciento, casi el doble que Sudán del Sur (que ocupa el segundo lugar en la lista de países con mayor tasa), lo que ha convertido al bolívar en una divisa casi sin valor.
En Venezuela, que cuenta con las reservas probadas de petróleo más grandes del mundo, la escasez de alimentos es tan aguda que tres de cada cuatro ciudadanos han adelgazado de forma involuntaria, con una pérdida de peso promedio de 8,5 kilos en 2016, según un sondeo.
En las calles de las ciudades abundan los mercados negros y la violencia. La última tasa de homicidios reportada, en 2014, fue equivalente a la tasa de víctimas civiles de la guerra de Irak en 2004.
Su democracia, durante mucho tiempo un motivo de orgullo, está cerca de convertirse en la más antigua en colapsar debido a la implantación de un modelo autoritario desde la Segunda Guerra Mundial. Las estrategias de Nicolás Maduro para mantenerse en el poder, como la reciente convocatoria a una constituyente, han desatado protestas y una escalada represiva que ha provocado el fallecimiento de docenas de personas en las últimas semanas.
Las democracias tradicionales no deberían hacer implosión de esta manera. Steven Levitsky, un experto en ciencias políticas de la Universidad de Harvard, dijo que Venezuela era uno de los “cuatro o cinco” casos. De esos países, ninguno era tan rico ni colapsó de forma tan profunda. “En la mayoría de los casos”, dijo, “el régimen renuncia antes de que empeore tanto”.
La crisis venezolana se debe a una serie de medidas cuya progresión es clara, en retrospectiva, y algunas de las cuales fueron muy populares cuando se implementaron.

Agentes de la Policía Nacional Bolivariana cierran el paso de una marcha celebrada este 1 de mayo, Día del Trabajador. Credit Federico Parra/ Agence France-Presse-Getty Images.

Un sistema bipartidista

Cuando se instauró la democracia en Venezuela en 1958, los tres partidos más importantes del país -que luego se redujeron a dos- acordaron alternarse en el poder y repartir los ingresos petroleros entre sus electores.
Ese pacto, concebido para preservar la democracia, terminó por dominarla. Las élites de los partidos escogían a los candidatos y bloqueaban a las figuras independientes, haciendo que la política respondiera menos a los intereses colectivos. El acuerdo para compartir la riqueza que proviene de los ingresos petroleros fomentó la corrupción.
La crisis económica de la década de 1980 hizo que muchos venezolanos concluyera que el sistema estaba manipulado en su contra.
En 1992, unos militares liderados por el teniente coronel Hugo Chávez Frías intentaron dar un golpe de Estado. Fracasaron y fueron encarcelados, pero su mensaje antisistema resonó entre la población, catapultando a Chávez a la fama.
El gobierno instituyó una serie de reformas destinadas a salvar el sistema bipartidista, pero eso empeoró la situación y nuevos cambios en las reglas electorales permitieron que otros partidos pudieran participar en los procesos electorales. El presidente de ese momento, Rafael Caldera, liberó a Chávez como un gesto de tolerancia.Pero la economía empeoró. Cuando Chávez fue candidato a la presidencia en 1998, su mensaje populista de devolverle el poder al pueblo lo llevó a la victoria.

La eterna lucha del populismo contra el Estado

A pesar de la victoria de Chávez, los partidos tradicionales todavía dominaban las instituciones gubernamentales que él veía como antagonistas o incluso como amenazas potenciales.
Convocó una asamblea constituyente que aprobó una nueva constitución y llevó a cabo purgas en los cargos gubernamentales. Algunas decisiones fueron muy populares, como las reformas judiciales que redujeron la corrupción. Otras, como la abolición del senado, parecían tener un objetivo más amplio.
“Él estaba reduciendo los controles potenciales de su autoridad”, dijo John Carey, un investigador en Ciencias Políticas del Dartmouth College. Carey explica que debajo de su retórica revolucionaria, en realidad fue un proceso de “ingeniería institucional bastante inteligente”.
La desconfianza hacia las instituciones a menudo lleva a los populistas, que se ven a sí mismos como los verdaderos representantes del pueblo, a consolidar su poder. Pero en muchas ocasiones las instituciones se resisten, originando conflictos que pueden debilitar a ambos bandos.

Una fila de cientos de personas que esperaban poder comprar alimentos en un supermercado estatal de la ciudad portuaria de Puerto Cabello. Credit Meridith Kohut para The New York Times.
“Incluso antes de la crisis económica, se ven dos cosas que los científicos políticos identifican como las bases menos sostenibles para el poder: el personalismo y el petróleo”, dijo Levitsky.
Cuando los miembros de los grupos empresariales y políticos se opusieron a una serie de decretos ejecutivos en 2001, Chávez los declaró enemigos de la Revolución.
Como el populismo describe a un mundo dividido entre las personas justas y la élite corrupta, cada ronda de confrontación traza líneas entre diversos puntos de vista calificándolos como legítimos e ilegítimos, lo que puede polarizar a la sociedad.

Un golpe que lo cambió todo

En 2002, en medio de una recesión económica, la indignación contra las políticas de Chávez se intensificó en protestas que amenazaron con saquear el palacio presidencial.
Cuando el presidente le ordenó a los militares que restablecieran el orden, fue arrestado y se instaló un presidente interino.
Chávez cambió la política exterior del país, alineándose con Cuba y con los insurgentes armados colombianos, lo que enfureció a algunos líderes militares. Los líderes golpistas se sobrepasaron en sus medidas al disolver la constitución y la Asamblea Nacional, lo que desató las protestas que rápidamente devolvieron a Chávez al poder.
Un trabajador de una panadería rodeado de anaqueles vacíos en Boca de Uchire, Venezuela. Credit Meridith Kohut para The New York Times.

En ese momento su mensaje de lucha revolucionaria contra los enemigos internos dejó de parecer una metáfora para reducir la pobreza. Carey lo define como un “momento enormemente polarizador” que le permitió decir que la oposición “trataba de vender los intereses venezolanos”.
Él y sus partidarios empezaron a ver la política como una batalla radical para su supervivencia. Las instituciones independientes eran vistas como fuentes de peligro.
Las licencias de los medios críticos fueron suspendidas. Cuando los sindicatos protestaron, fueron debilitados por listas negras o remplazados completamente. Cuando los tribunales desafiaron a Chávez, suspendió a los jueces hostiles y llenó al Tribunal Supremo de Justicia con sus simpatizantes.
El resultado de todas esas medidas fue una intensa polarización entre dos segmentos de la sociedad que ahora se veían como amenazas existenciales, lo que destruyó cualquier posibilidad de negociación.

Apuesta por el caos urbano y los grupos armados

El golpe de 2002 le enseñó a Chávez que una alianza con los grupos armados conocidos como colectivos podría ayudarle a controlar las calles donde los manifestantes lo removieron del poder.
Los colectivos empezaron a recibir fondos gubernamentales y armas, por lo que se convirtieron en agentes políticos. Los manifestantes aprendieron a temerle a esos hombres que llegaban a dispersarlos, montados en motocicletas de fabricación china, porque, a menudo, sus acciones provocaban la muerte de algún manifestante.
El poder de los colectivos creció y llegaron a desafiar a la policía por el control de diversas zonas. En 2005, expulsaron a la policía de una región de Caracas, que tiene decenas de miles de residentes.
Aunque oficialmente el gobierno nunca aprobó esa violencia, elogió públicamente a los colectivos, otorgándoles una impunidad tácita. Muchos explotaron eso para participar en el crimen organizado.
Alejandro Velasco, profesor de la Universidad de Nueva York, estudia a los colectivos y dijo que posteriormente esos grupos se unieron a criminales “oportunistas” que aprendieron que “agregarle una pequeña dosis de ideología a sus operaciones” podía garantizarles la impunidad.
La criminalidad y la anarquía florecieron, lo que aumentó las tasas de homicidio.

La grave crisis económica

El presidente Nicolás Maduro, quien llegó al poder después de que Chávez murió en 2013, heredó una economía desastrosa y poco apoyo entre las élites y los sectores populares.
Desesperado ante esa situación, repartió el liderazgo. El Ejército, sector con el que tiene menos influencia que su predecesor, se hizo con el control de los lucrativos negocios de las drogas y los alimentos, así como de la minería de oro.
Al no poder mantener los subsidios y programas de bienestar, imprimió más dinero. Cuando eso impulsó la inflación y el aumento de los precios de bienes básicos, también instituyó controles de precios y fijó el tipo de cambio de la moneda.
Esto hizo que muchas importaciones fuesen extremadamente caras y muchas empresas cerraron en consecuencia. La respuesta de Maduro fue imprimir más dinero: la inflación volvió a crecer, por lo que la comida se volvió muy escasa. Ese ciclo de medidas gubernamentales destruyó la economía venezolana.
También empeoró la violencia callejera porque, al vaciarse las tiendas estatales, se multiplicó el mercado negro. Los colectivos, al depender menos del apoyo gubernamental, tomaron el mando de la economía informal en algunas zonas y se volvieron más violentos y difíciles de controlar.
Maduro trató de restablecer el orden en 2015, desplegando unidades policiales y militares fuertemente armadas. Pero las operaciones se convirtieron en “baños de sangre”, según Velasco, y muchos oficiales se incorporaron en vez a las actividades delictivas.

Ni democracia ni dictadura

Después de años de erosión, el sistema político se ha convertido en un híbrido de rasgos democráticos y autoritarios, una mezcla muy inestable, según los expertos.
Sus reglas internas pueden cambiar día a día y los centros de poder compiten ferozmente por el control. Esos sistemas han demostrado ser mucho más susceptibles de experimentar un golpe o un colapso.
Maduro ha luchado para reafirmar su control, como suelen hacer los líderes de esos sistemas.
Sin las relaciones personales de Chávez ni los grandes ingresos petroleros, Maduro tiene poca influencia porque es sumamente impopular y su control sobre las instituciones democráticas es muy débil.
Después de que la oposición ganó el control de la Asamblea Nacional en 2015, la tensión entre esos dos sistemas explotó en un conflicto directo. El Tribunal Supremo de Justicia, lleno de magistrados leales al régimen, trató de disolver los poderes de la legislatura. Maduro convocó una asamblea constituyente a principios de mayo.
La paradoja de Venezuela, según Levitsky, es que el gobierno es demasiado autoritario para coexistir con las instituciones democráticas, pero demasiado débil para abolirlas sin correr el riesgo de colapsar.
Los manifestantes han tomado las calles, pero parece que las acciones de las fuerzas de seguridad y los colectivos han logrado frenarlos. Francisco Toro, un experto venezolano en Ciencias Políticas, dijo que no está claro qué lado tomarán los militares si son llamados a intervenir.
Ninguno de los bandos parece ser capaz de ejercer el control. Ese sistema político incapaz de acabar con el régimen o negociar ha alejado a Venezuela de la riqueza y la democracia, llevándola al borde del colapso.
Protestas antigubernamentales en Valencia el domingo.

Lo que queda de Venezuela

Por Joaquín Villalobos– Diario El País.
En Latinoamérica están en marcha tres transiciones que golpean a la extrema izquierda: el fin de la lucha armada en Colombia; el retorno gradual, pero irreversible, de Cuba al capitalismo; y el final de la Revolución Bolivariana.Venezuela es el eje de estas tres transiciones. Con más de 400 presos políticos y la negación a la alternancia mediante elecciones libres, el régimen chavista se destapó como dictadura. Después del intento de Fujimori, se acabaron en el continente las dictaduras de extrema derecha y tras casi 40 años de democracia solo quedan las dictaduras de extrema izquierda en Cuba y Venezuela. En este contexto, los 100 días de protestas contra Maduro se han convertido en la rebelión pacífica más prolongada y de mayor participación en la historia de Latinoamérica. Ninguna dictadura anterior enfrentó un rechazo tan contundente.
Si Nicolás Maduro hubiese aceptado el referéndum revocatorio en el 2016, posiblemente hubiera perdido conservando un 40% de los votos. Pero ahora cada día que pasa su soporte es menor, con lo cual Maduro se está convirtiendo en el sepulturero de la Revolución Bolivariana. Es totalmente falso que en Venezuela haya una lucha entre izquierda revolucionaria y derecha fascista; el régimen venezolano está enfrentado a una coalición de fuerzas esencialmente de centro que incluye a partidos, líderes, organizaciones sociales e intelectuales de izquierda que creen en la democracia y el mercado. Lo que está en juego en Venezuela es el futuro del centrismo político en Latinoamérica, porque en esta ocasión, las fuerzas democráticas no son compañeros de viaje de extremistas ni de derecha, ni de izquierda. La derrota del extremismo abre la posibilidad de alcanzar una mayor madurez democrática en el continente.
Chávez pudo darle unos años más de vida al régimen cubano que ahora, literalmente, está buscando desprenderse de la teta petrolera venezolana para agarrarse de la teta financiera norteamericana. Hace 18 años era intelectualmente obvio que la Revolución Bolivariana tenía fecha de caducidad. La historia de sube y baja de los precios del petróleo y los avances tecnológicos volvían absurda la pretendida eternidad de un socialismo petrolero que permitiera repartir sin producir. Sin embargo, izquierdistas de toda Latinoamérica, España, Francia, Gran Bretaña, Estados Unidos y del resto del mundo vieron en Hugo Chávez la resurrección del mesías y en Venezuela el renacimiento de la utopía que había muerto en Europa Oriental y agonizaba en Cuba. La euforia fue tal que, para muchos, ser de izquierda implicaba aplaudir a Chávez y no criticar a Fidel Castro. La chequera venezolana compró lealtades a escala universal. Sin duda el final del régimen dejaría perdedores en todas partes, por eso sigue conservando defensores y obteniendo silencios.
Pero, finalmente, tal como era previsible, se produjo la implosión del socialismo del siglo XXI y la crisis humanitaria que ha generado es descomunal; la fiesta del despilfarro revolucionario y del robo oportunista ha terminado. El modelo chavista saltó de la inclusión social a la multiplicación exponencial de la miseria. El modelo está muerto y absolutamente nada puede recuperarlo. El régimen de Chávez fue el único de los llamados bolivarianos que le declaró una guerra abierta al mercado con expropiaciones que acabaron con la economía de Venezuela. Ahora solo le queda la fuerza bruta del carácter militar que siempre tuvo. Las ideas que acogió Chávez fueron más una oportunidad para la tradición militarista venezolana que una definición ideológica. El principal factor de cohesión de la Revolución Bolivariana nunca fue la ideología, sino el dinero. Con los billones de dólares en ingresos petroleros fue fácil que un grupo de militares se decidiera, para beneficio propio, confesarse izquierdistas.
Los militares venezolanos tienen más generales que Estados Unidos, ocupan miles de puestos de gobierno, han armado paramilitares, se han involucrado en el narcotráfico, han intervenido y expropiado empresas, se benefician de la corrupción, controlan el mercado negro, reprimen, apresan, torturan, juzgan y encarcelan opositores. En 17 años los militares han matado casi 300 venezolanos por protestar en las calles. En la historia de las dictaduras latinoamericanas no ha existido una élite militar que haya podido enriquecerse tanto como la venezolana y todo esto lo han defendido como “revolución popular” los extremistas de izquierda en todo el planeta. La plata venezolana logró que intelectuales de primer y tercer mundo establecieran que los antes “gorilas derechistas” fueran reconocidos como un fenómeno revolucionario.
En el pasado, los revolucionarios latinoamericanos fueron perseguidos por Estados Unidos; los bolivarianos, por el contrario, tienen propiedades y cuentas bancarias en Florida. A Venezuela no necesitan invadirla como a Cuba, tampoco requieren armar contrarrevolucionarios como lo hicieron con Nicaragua. La Revolución Bolivariana no depende de Rusia, ni de China, sino de que su enemigo, el “imperialismo yankee”, le siga comprando petróleo. Venezuela cubre solo el 8% del mercado estadounidense. Suspender esa compra no afectaría a Estados Unidos y no sería una agresión, sino una decisión de mercado. Por ello, aunque parezca inaudito, Maduro sigue gobernando gracias a la compasión de Donald Trump. No hay argumento antimperialista que valga, Estados Unidos no ha metido su mano en Venezuela como la metió en Chile, República Dominicana, Panamá o El Salvador.
Los enormes progresos en bienestar logrados por el centroizquierda en Costa Rica, Chile, España y, no digamos, Suecia, Noruega o Dinamarca respetando la democracia y el mercado contrastan con el desastre social y económico de Cuba y Venezuela. Es incomprensible la terquedad de los utópicos de querer hacer posible lo imposible. Chávez no inventó un nuevo socialismo para el siglo XXI, sino que repitió el camino equivocado al pelearse con las fuerzas del mercado y ahora sus herederos hacen lo mismo contra la democracia.
El supuesto marxista era que la Revolución Bolivariana lograría el desarrollo de las fuerzas productivas, pero, al igual que en Cuba, lo que hubo fue destrucción de las fuerzas productivas. Los bolivarianos hicieron retroceder la producción de petróleo y despilfarraron los ingresos más altos que ha tenido Venezuela en toda su historia. Pero no solo se contradijeron con Carlos Marx. En Venezuela a los de arriba se les ha vuelto imposible gobernar, hay un agravamiento extremo de la miseria de la gente y existe una intensificación extraordinaria de la lucha popular. Estas son las tres condiciones que estableció Vladímir Lenin para reconocer la existencia de una situación revolucionaria. Qué triste debe ser comprarse una revolución de mentiras y ser derrotado por una de verdad. Como dice Rubén Blades en su canción: “Sorpresas te da la vida, la vida te da sorpresas”.

X Congreso Nacional de Sociología

La Comisión Organizadora del X Congreso Nacional de Sociología está presidida por el colega Gustavo Reyna, Decano de la Facultad de Sociología de la Universidad Nacional del Centro del Perú (UNCP) e integrada por dos docentes de la mencionada Facultad; dos de la Junta Directiva Nacional del Colegio de Sociólogos del Perú; y dos del CSP-Región Centro. Asimismo el delegado nacional Dr. Víctor Nomberto Bazán, elegido por la Asamblea Nacional del CSP.