Archivo del Autor: Víctor Raúl Nomberto Bazán

El gran mentiroso

[Visto: 10 veces]

AUDIENCIA

LOS QUE SE PASAN LA VIDA ACUSANDO A LA IGLESIA SON AMIGOS DEL DIABLO DICE EL PAPA FRANCISCO

Por Luciano Revoredo- www.laabeja.pe
Una multitud se agolpa desde muy temprano en las inmediaciones de la Plaza de San Pedro, se va formando una enorme cola. Es miércoles y el Papa estará en la tradicional Audiencia General. Van llegando religiosos, monjas, jóvenes, familias, todos ávidos de escuchar la palabra del Pontífice.
Pronto estará lleno el auditorio Paulo VI. Su aforo de más de cinco mil personas cubierto totalmente. Hay una gran inquietud en el ambiente. Cantos, vivas, oraciones. Finalmente el momento esperado. La Guardia Suiza abre las grandes puertas e ingresa el Papa Francisco.
9. 30 de la mañana. La emoción es muy grande. Ingresa saludando a la gente. Saluda a los cardenales presentes, uno por uno y finalmente se sienta para iniciar la Audiencia.
Es una fecha importante, se va a iniciar el Encuentro para la Protección de los menores en la Iglesia, que el mismo ha convocado. La prensa está atenta a lo que el Papa va a decir.
En las calles de Roma hay una cumbre paralela, ECA (Ending Clergy Abuse) ONG internacional que trafica y vive de las víctimas de los casos de abuso en la iglesia, sin discriminar entre casos reales o inventados, y cuyo fin es poner a la Iglesia ante tribunales internacionales acusada de crímenes contra la humanidad,ha organizado una serie de actividades para llamar la atención. Mientras el Papa está en la audiencia el Cardenal Charles J. Scicluna, se reunirá y escuchará a un grupo de victimas. Entre ellas el periodista peruano Pedro Salinas Chacaltana, que presuroso aclara a los medios presentes que él no es víctima de abuso sexual. ¡Faltaba más!
El mensaje del Papa se centra en el amor, el amor de Dios, que es perfecto. Habla de la Iglesia que es Santa y perfecta porque es la esposa de Cristo. No así las personas que la conforman. Los humanos tienen el sello del pecado. Por eso su amor a Dios y su pertenencia a la Iglesia no son perfectos. Humanamente la Iglesia puede fallar, pero debemos amarla.
Recordó al Santo Padre Pío de Pietrelcina. Lo puso como ejemplo de amor a la Iglesia. “Él la amaba a pesar de las adversidades, a pesar de los errores, a pesar de los pecadores…”
Pero también se refiere a aquellos que sólo critican y atacan a la Iglesia. Esos que se dedican exclusivamente a criticar a la Iglesia: “No podemos pasarnos la vida acusando, acusando y acusando a la Iglesia. ¿Quién es el gran acusador? ¿Quién es…? – algunos asistentes responden tímidamente “…el diablo” y el Papa asiente- Claro, el diablo… no diré que son sus hijos porque el diablo no tiene hijos, pero son sus amigos. Primos y familiares…”
Se inicia así un momento histórico y crucial para la iglesia. Las cosas están claras. Como católicos debemos estar preparados. Viene una tormenta. Vienen también muchas mentiras. Hay que estar atentos a los verdaderos fines de la Iglesia que es Santa y perfecta. Que los objetivos y la agenda no los pongan los amigos del maligno.

Abusos, una “contra-cumbre” desafía al Vaticano

Por ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ- Vatican Insider.
La prensa ya la bautizó como “contra-cumbre”. O encuentro paralelo. Organizaciones de defensa de las víctimas de pederastia se han movilizado en grupo a Roma para hacer llegar su mensaje a la asamblea mundial de obispos sobre los abusos sexuales, convocada esta semana por el Papa. Están coordinadas por el proyecto de justicia global “Ending Clergy Abuse” (ECA, fin al abuso clerical) y ya lograron su primer objetivo: serán recibidos por los organizadores de la reunión en el Vaticano.
Será este miércoles 20 de febrero, a las 11:30 de la mañana, cuando una comitiva formada por unas 10 personas sea recibida por los colaboradores más cercanos de Francisco en materia de combate a los abusos. El cara a cara tendrá lugar en una oficina de la Santa Sede, hasta ahora mantenida secreta para “garantizar la serenidad” de los participantes.
Formarán parte de la delegación Miguel Ángel Hurtado, víctima española y referente de la organización Infancia Robada; famoso por su participación en la serie documental Examen de Conciencia, de reciente lanzamiento en la plataforma Netflix. El promotor del diálogo es Juan Carlos Cruz, una de las más famosas víctimas del sacerdote chileno Fernando Karadima. Él mantiene comunicación con Charles Scicluna, arzobispo maltés y enviado del Papa a investigar los abusos en la Iglesia chilena.
Tanto Scicluna como el cardenal arzobispo de Chicago, Blase Cupich, escucharán reclamos y recibirán exigencias. Con ellos, se ocupará de la iniciativa el ex director de la Sala de Prensa del Vaticano y sacerdote jesuita, Federico Lombardi. Su rol es clave, ya que fue elegido por el pontífice como moderador de la cumbre de obispos. Con su proverbial paciencia y espíritu flemático, se mostró disponible a recibir mensajes (principalmente por escrito) de todos aquellos que quieran manifestar sus inconformidades.
“Se avanzó el deseo de reunirse antes de la reunión con un grupo limitado de representantes de víctimas de distintos países, de distintos continentes y asociaciones, pienso que será una decena de personas, para que puedan expresar libremente sus opiniones, sus expectativas y sus deseos en vista de este momento tan importante de la Iglesia y poder tomarlo en cuenta, sea en el contexto del encuentro sea en el contexto del seguimiento, lo que seguirá”, explicó el también presidente de la Fundación Ratzinger-Benedicto XVI.
En una conferencia de prensa este lunes 18 de febrero no quiso anticipar mayores detalles sobre la cita del miércoles. Aunque anticipó que los asistentes sí son libres de hablar al respecto, siempre que lo deseen. Y aclaró que no está previsto un saludo de ellos al Papa Francisco, al margen de la conversación.
Este ejercicio busca distender un ambiente romano por demás candente, en estos días de cumbre anti-pederastia. Es que, las organizaciones que llevan años denunciando abusos en diversas latitudes han visto en el Encuentro para la Tutela de los Menores, que iniciará este jueves 21 de febrero, una oportunidad de oro para captar la atención mediática y hacer llegar su mensaje.
Por eso montaron un intenso calendario de actividades, que incluyen conferencias públicas esparcidas por la capital italiana y algunas protestas públicas, incluso en las inmediaciones de la Plaza de San Pedro.
Ya este lunes 18 se notó cuánto interés las víctimas despiertan en la opinión pública internacional, justo afuera de la sala de prensa vaticana. Ahí mismo, en la calle, los activistas de ECA se hicieron presentes tras la conferencia oficial de presentación de la cumbre episcopal e inmediatamente los periodistas se arremolinaron en torno a ellos.
“Estamos esperando que esa palabra tolerancia cero cobre cuerpo, se haga práctica, que no sea una frase hueca, que no sea pura demagogia, que no sea una frase echada al aire y se quede ahí nada más. Hasta el día de hoy ha sido así, salvo en el caso de Chile donde el Papa Francisco, luego de haber metido la pata, en Roma descubrió que las víctimas existen, que están exigiendo una reivindicación tanto por parte de la Iglesia como por parte de la sociedad civil”, advirtió ahí Pedro Salinas, periodista peruano que sacó a la luz los detalles de los abusos al interior de la sociedad de vida apostólica Sodalicio de Vida Cristiana, perpetrados por su fundador Luis Fernando Figari y algunos de sus colaboradores más cercanos, entre ellos Germán Doig.
Y continuó: “Quisiera confiar en que van a cambiar algunas cosas, pero para ello deben tomar acciones concretas, quizás una comisión de la verdad que funcione en cada país donde la Iglesia católica tiene una presencia importante, hegemónica, y que no sea integrada únicamente por miembros del clero sino que participen también personas de la sociedad civil autónoma, independiente y con una mirada crítica de las cosas. Si eso no ocurre, lamentablemente seguiremos al juego de la palabrita tolerancia cero sin que ello se concrete en nada específico”.
Justo en este aspecto de la “tolerancia cero” insistieron prácticamente todos los activistas entrevistados, entre ellos -por ejemplo- el ya citado Miguel Ángel Hurtado y Alberto Athié, ex sacerdote mexicano famoso por su cruzada de denuncia sobre los abusos del fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel Degollado.
“Sería muy importante que el Vaticano clarificase qué se entiende por ‘tolerancia cero’, porque es un concepto que el Papa Francisco repite una y otra vez. En los países más avanzados significa que si un sacerdote abusa una vez de un niño se va a la calle, se le echa del sacerdocio, pero esa definición se está aplicando, a duras penas, en Irlanda y en Estados Unidos, en España hay sacerdotes condenados por la justicia tras admitir los crímenes que siguen formando parte de la Iglesia. Esa tolerancia cero de los obispos españoles no se la cree nadie”, disparó Hurtado.
Si bien mantuvo un alto escepticismo sobre los resultados de la cumbre convocada por el Papa, también la consideró “positiva” porque, gracias a ella, “los ojos del mundo están puestos en el Vaticano”.
“El principal problema en la Iglesia no son los abusos, que son graves, sino la impunidad. Es creerse que el clero está por encima de la ley, que si una persona civil comete un delito va a prisión, si un sacerdote abusa de un menor con cuatro aves marías y tres padres nuestros el problema se soluciona. Hay que dejar bien en claro, los abusos a menores son delito y deben ser juzgados por los jueces, no por los obispos”, continuó.
“Lo de la tolerancia cero se puede entender de una manera o de otra, porque a final de cuentas asumes las cosas como mejor te convenga”, apuntó, por su parte, Athié, quien anticipó que la expectativa de los grupos de víctimas sobre la cumbre de obispos es que, finalmente, se tome la decisión de no permitir más encubrimientos a depredadores ni a obispos que manejan a discreción las denuncias. Asimismo, se mostró escéptico sobre la voluntad del propio Papa Francisco de ir a fondo.
“En términos de lenguaje es un gran mensajero y sabe usar la comunicación de manera estratégica muy bien, pero eso no quiere decir tomar decisiones y llevarlas a cabo. En ese aspecto ha sido el Papa que más ha condenado, que más ha calificado de forma negativa los actos, que ha incluso cambiado su política de no proteger a los encubridores”, estableció.
Y apuntó: “(Debemos decir) basta con el mecanismo que ha permitido el encubrimiento y, a partir de ahora, todo clérigo que haya cometido un abuso debe ser juzgado de acuerdo con la autoridad civil que le corresponda. El Papa tiene en sus manos este cambio y de orden para que cada quien asuma su responsabilidad, según le toque. Se que eso tiene un costo muy alto, pero hay que saber pagar costos en la vida”.
817ff92e 2842 4d6a af2e 9f571921335b

MÁS MENTIRAS DE PEDRO SALINAS AL DESCUBIERTO

Por Luciano Revoredo- www.laabeja.pe
Pedro Salinas es un hombre de grandes contradicciones. Se dice liberal de derechas pero juega como titular del equipo de los progres. Dice que el Papa es un cabrón, pero luego dice que confía en él. Denuncia a Virgilio Levaggi de haber abusado de él, pero se mantuvo cerca a él muchos años después de los supuestos abusos, incluso trabajando a su lado en una conocida ONG. Denuncia a la cúpula fundacional del Sodalicio sin embargo mantiene una gran amistad con el ex cura Capelleti, precisamente uno de los de la generación fundacional y superior de la casa de San Bartolo que el propio Salinas ha hecho famosa. Hoy mostraremos una grave contradicción de este maestro de la mentira.
Lo hemos escuchado y leído innumerables veces acusando los abusos sexuales, psicológicos y físicos que según su versión se daban al interior del Sodalicio. Hemos leído también sus testimonios dramáticos de como en esa institución lo sometieron a diversos maltratos, como le impidieron reconciliarse con su padre que lo había abandonado años atrás y que le escribía arrepentido desde Venezuela. Hemos leído como se retiró en 1987 por todos estos temas.
Sin embargo, hemos encontrado que el 18 de febrero de 2001, es decir catorce años después de su retiro, publicó un interesante artículo en el diario Correo. Se trata de una dolida semblanza sobre Germán Doig que acababa de fallecer. Pero ese no es el tema, sino que en el mismo artículo se encuentran algunas referencias al Sodalicio que son dignas de mención.
Es evidente al leerlo que guarda una simpatía por la institución. Hace referencia a la condición de soldado  de Dios y Guerrero de Cristo de Doig, muy en el sentido de la espiritualidad y la terminología sodálite, que ahora denuncia como parte de una estructura y una cultura de abuso. Quizás hasta muestra una cierta nostalgia cuando emocionado dice que en el entierro de Doig “con el himno sodalite replicando en mi interior…”, es decir no sentía ningún rechazo por la institución que lo había perjudicado y abusado de él tanto tiempo. Lo añoraba, llevaba el himno en el interior.
Curiosamente lo hemos también escuchado decir que en el año 2000 ya había hablado de los abusos con algunos líderes sodálites. Es decir ya no podría escribir las cosas que escribió en esa nota sin caer en patética contradicción. ¿Había sido víctima o no? Y si había sido víctima cabe preguntarse sobre el sentido de estas conseciones y afectos al victimario.
Grandes contradicciones de Salinas Chacaltana. Sólo hay dos opciones o miente deliberadamente siguiendo una agenda perversa o es un caso patológico de esquizofrenia. Nos inclinamos por lo primero. Es un gran mentiroso que ha hecho de la mentira su modo de vida y subsistencia. Hoy se encuentra en Roma mintiendo.

No al fraude electoral

[Visto: 46 veces]

NO AL FRAUDE ELECTORAL EN EL COLEGIO DE SOCIÓLOGOS DEL PERÚ
Impugnamos elección de la directiva nacional
El domingo 17 del presente se realizaron las elecciones del Colegio de Sociólogos del
Perú – CSP para renovar directivas nacionales y regionales. Una serie de acciones
irregulares perpetradas por un Comité Electoral Nacional (CEN) completamente
parcializado con la lista continuista, elegido por la directiva vigente, obligan a tomar la
decisión de impugnar resultados de la elección de Junta Directiva Nacional, ya que ha
sido manipulada durante todo el proceso:
1. La directiva y el CEN entregan la data del CSP a la lista Integración y con recursos
del propio Colegio invaden los emails y teléfonos de todos los afiliados con
marketing comprado a empresas especializadas. Muchos electores confesaron
durante el acto electoral que creían que había una sola lista pues recibieron
propaganda solo de la Lista Integración.
2. El domingo a las 8 pm el resultado mostraba que en Puno, Arequipa, Piura,
Huánuco y Huancayo había ganado Renovación Institucional; que había empate en
Lambayeque y que Integración solo había ganado en Lima.
3. Es decir que en todos los colegios regionales donde hubo un Comité Electoral
neutral Renovación Institucional obtuvo el triunfo. Conforme transcurrían las horas
el CEN emitía informes en que la votación de la lista continuista aumentaba votos.
En Cajamarca, Huacho y Ancash, no hubo control de votación porque solo se eligió
Junta Directiva Nacional y delegados a la Asamblea, y no se formó un Comité
Electoral local, el CEN manipuló la votación antojadizamente.
4. El caso de Cajamarca es alarmante: hasta las 8 pm del 17/02, arrojó un resultado
favorable para Renovación Institucional (12 a 8), pero al día siguiente un “nuevo”
resultado daba como ganador a Integración. Aparecieron ‘votos transeúntes’ y ‘por
correspondencia’. Modalidades que no son reglamentarias y que nadie ha podido
controlar.
Igual ha sucedido en Huacho (Sede de Lima Provincias) y Ancash donde
Renovación Institucional tiene 02 votos y la Lista Integración tienen 52 votos.
5. El día martes 19 Eduardo Arroyo Laguna, candidato a decano de Integración, se
autoproclamó ganador por las redes sociales y emite cifras “oficiales”.
6. El secuestro de votos que vienen realizando con la abierta complicidad del CEN
tiene como finalidad alterar la composición de la Asamblea Nacional de delegados,
pues con 6 colegios regionales ganados, Renovación Institucional obtendría la
mayoría en la Asamblea y esto quieren evitar por todos los medios. La razón: la
primera medida que exigimos es la realización de una auditoría por una empresa
profesionalmente solvente.
No podemos aceptar resultados fraudulentos. Respetamos los resultados regionales
donde han existido comités electorales independientes, y rechazamos los resultados
que quieren legitimar una directiva nacional y un decano salidos de una votación
adulterada por un grupo continuista que viene conduciendo a nuestro colegio
profesional al desastre: sin ética y legalidad no existe institucionalidad.
RENOVACIÓN INSTITUCIONAL, 20 de febrero de 2019

Ernesto Cardenal

[Visto: 58 veces]

Ernesto Cardenal. Foto: Wikipedia / dominio público (CC BY-SA 3.0)

Emblema de la liberación

Por ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ- Vatican Insider.
Una fotografía histórica. Él, anciano y enfermo, con su inconfundible cabello cano, en la cama de un hospital y vistiendo de nuevo una estola verde. Es la imagen de Ernesto Cardenal celebrando de nuevo una misa, 35 años después de haber sido suspendido del sacerdocio por el Papa Juan Pablo II a causa de su militancia en las filas de la teología de la liberación y su expresa participación política en el gobierno revolucionario sandinista en Nicaragua. Una reconciliación hecha posible por el Papa Francisco, quien decidió levantar “todas las censuras canónicas” que pesaban sobre él.
La estampa fue publicada por el Vatican News, el órgano informativo oficial de la Santa Sede. Junto con la noticia de que el pontífice argentino decidió conceder “con benevolencia” el perdón al también poeta y artista Cardenal. Una foto impensable, apenas pocos años atrás cuando aún su nombre y el de otros teólogos centroamericanos censurados eran impronunciables en la Curia Romana.
El nuncio apostólico en Managua, Waldemar Stanislaw Sommertag, explicó en una nota los detalles de la decisión papal. Recordó que el clérigo “estuvo 35 años bajo suspensión del ejercicio del ministerio a causa de su militancia política”, a causa de su participación como ministro de Cultura en el gobierno revolucionario guiado por Daniel Ortega, tras la dictadura de Anastasio Somoza.
Según precisó el diplomático vaticano, el religioso aceptó la pena canónica impuesta en esa época y se atuvo a ella siempre, “sin llevar adelante alguna actividad pastoral” e incluso después de haber abandonado cualquier compromiso político, “desde hace muchos años”.
Fue el propio nuncio quien se apresuró a comunicar la histórica determinación del Papa, precipitándose personalmente el pasado fin de semana al Hospital de Managua, donde Cardenal se encuentra internado en precarias condiciones de salud desde los primeros días de febrero. A sus 94 años, son pocas sus fuerzas.
Stanislaw Sommertag no sólo comunicó la noticia de su plena reintegración al sacerdocio, también le transmitió la bendición de Francisco para que pueda vivir este último tramo de su vida en paz con el señor y con la Iglesia. En esa misma cama de convalecencia, el embajador papal concelebró la misa con Cardenal, como atestiguan no sólo la fotografía mencionada, sino también algunas imágenes de video que han circulado a través de internet en las últimas horas.
La concesión del Papa Francisco tuvo un antecedente. En realidad, el nuncio apostólico visitó a Cardenal numerosas veces en las últimas semanas. El mismo diplomático reveló que el 2 de febrero pasado, todavía en su casa y tras un coloquio privado de media hora (definido como profundo, abierto y amigable), llegó la solicitud del propio poeta de “ser readmitido al ministerio presbiterial”.
Este personaje se convirtió en el emblema de un tiempo borrascoso y difícil para América Latina. Su imagen arrodillado ante un joven Juan Pablo II que lo amonesta con el dedo índice, el 4 de marzo de 1983 en el aeropuerto de Managua, lo entregó a la fama mundial. Aquella primera visita apostólica a Nicaragua no fue fácil para Karol Wojtyla. Entre otras cosas, el Papa llegó a ser hostigado por una masa de casi medio millón de personas, en una misa al aire libre en la cual prácticamente no pudo pronunciar su homilía.
Un viaje que no iniciaría ni acabaría bien. Apenas aterrizado en el aeropuerto, lo primero que vio el pontífice fue una pancarta con la frase: “Bienvenido a la Nicaragua libre gracias a Dios y a la revolución”. Una vez abajo del avión, acompañado por el presidente Ortega, quiso saludar a los ministros. Ya desde Roma, él había pedido no ver a ningún sacerdote de los involucrados en el gobierno. Para entonces, Cardenal no era el único clérigo y funcionario, pero sí era el único con el rango de ministro.
De manera improvisada se dio el saludo papal al gabinete y, claro, el cruce indeseado con el ministro de Cultura. Cuando Wojtyla llegó frente al joven sacerdote, este sólo atinó a arrodillarse e intentó besarle el anillo. Ante las cámaras de la televisión, el Papa evitó el beso y con mirada penetrante dijo: “¡Usted debe regularizar su situación!”. Repitió dos veces la advertencia, ante el embarazoso silencio de su interlocutor.
Teóricamente, Ernesto Cardenal no debía estar allí o el Papa no debía saludar a los funcionarios. Pero ni las negociaciones, ni los acuerdos previos (encabezados por los cardenales Agostino Casaroli y Achille Silvestrini) surtieron efecto. Por su experiencia polaca, Juan Pablo II era alérgico a toda influencia socialista, en Europa y en cualquier parte del mundo. Miraba preocupado la experiencia de la “Iglesia popular”, que había vinculado a las comunidades católicas con las bases revolucionarias nicaragüenses. Con este contexto, era bastante previsible lo ocurrido después.
En los siguientes meses llegó la suspensión ad divinis para el sacerdote-ministro Cardenal. Una pena que, en la práctica, constituyó su separación forzada del ministerio. La misma suerte corrieron su hermano Fernando, quien entonces era dirigente de la Juventud Sandinista y después fue ministro de Educación; Miguel D’Escoto, canciller y Edgard Parrales, con cargo diplomático en Washington.
Eran otros tiempos. Un choque ideológico abierto contaminaba el escenario mundial y Latinoamérica era arena de confrontación. Un fenómeno que también penetró a la Iglesia católica. Con ese telón de fondo, un episodio hoy olvidado condicionó el pensamiento de Juan Pablo II.
En la primera visita apostólica de su pontificado, en enero de 1979, el Papa visitó México y se trasladó hasta la ciudad de Puebla para la conferencia general del Episcopado Latinoamericano. En su discurso inaugural de esa reunión, advirtió contra las desviaciones ideológicas en el seno de la Iglesia. Luego continuó su viaje por otras ciudades mexicanas y por Bahamas, como estaba previsto, mientras los obispos de la región continuaban sesionando.
Pero algo grave pasó antes de concluir la asamblea: la prensa mexicana publicó un sorprendente reportaje sobre un boicot secreto al documento final. Un grupo organizado había logrado cooptar y modificar subrepticiamente el texto, operando en las sombras de una casa ubicada en la calle Washington número 14. La investigación periodística se convirtió en una bomba que finalmente detuvo los pretendidos cambios al escrito episcopal. Según reportó aquel informe, en esa vivienda de la ciudad de Puebla, por los días de la cumbre continental, entraban y salían conocidos militantes sandinistas.
Con base en episodios como ese y otros tantos, el ambiente en Roma era por demás negativo hacia todo aquello que se identificase con el Frente Sandinista de Liberación Nacional, incluidos sacerdotes y catequistas. Juan Pablo II nunca concibió legítima la mezcla entre revolución y catolicismo. En esos términos, las suspensiones contra los presbíteros que se involucraron activamente en movimientos políticos eran poco menos que inevitables. Más de tres décadas después, la decisión del Papa Francisco de reconciliarle con la Iglesia es tan histórica como emblemática, destinada a cosechar consensos y críticas por igual.

Presión mediática

[Visto: 61 veces]

Por Percy García Cavero– Político.pe
Pedro Salinas Chacaltana ha comenzado una nueva peregrinación por distintos medios de comunicación. Denuncia ahora un juicio parcializado en favor del monseñor Eguren, amparándose en mentiras clamorosas que son asumidas acríticamente por sus entrevistadores o amigos solidarizados.
Mediáticamente, el objetivo es claro: presionar a la jueza para que –pese a las claras difamaciones– lo absuelva, o descalificarla desde ya en caso lo declare culpable. Consideramos que es oportuno poner en conocimiento de la opinión pública cuáles son esas mentiras.

  1. Ha dicho que la querella es una venganza por la investigación contenida en el libro Mitad monjes, mitad soldados. En ninguna parte de la querella se menciona una línea del mencionado libro. La querella se sustenta exclusivamente en sus afirmaciones de que monseñor Eguren le conoce “todas sus cosas” a Luis Fernando Figari, que es el creador del sistema de abusos físicos, psicológicos y sexuales al interior del Sodalicio, y que es el personaje central del tráfico de tierras en Piura realizado por la organización criminal la Gran Cruz (“El Juan Barros Peruano”, La Mula, 20 de enero de 2018 y en entrevista del 24 de enero de 2018 en No hay Derecho, Ideele Radio).
  2. También ha afirmado que el proceso debería tener lugar en Lima puesto que el delito se habría cometido en esa ciudad. Esto es inexacto y desinforma a la opinión pública. El artículo 5 del Código Penal establece que el lugar del delito es donde “se producen sus efectos”, lo que en una difamación es el lugar en el que se desenvuelve socialmente el agraviado (en el caso de monseñor Eguren es, innegablemente, Piura). Seguir el criterio del señor Salinas implicaría que cualquier periodista podría hacer un artículo difamatorio en, por ejemplo, Ecuador y difundirlo por todo el Perú sin que pueda ser sancionado por las leyes peruanas.
  3. Afirma que la jueza ha rechazado la declaración de tres testigos, uno de ellos presencial. Pero lo cierto es que la jueza ha admitido en juicio la declaración de todos los testigos ofrecidos por la defensa del señor Salinas (así consta en audio del 28 de diciembre de 2018). Ninguno ha sido rechazado.
  4. Dice que resulta sospechosa la falta de intervención de la Fiscalía en el proceso penal. En un delito que se persigue por querella, como es la difamación, el Ministerio Público no interviene.
  5. Reiteradamente insiste en que le preocupa y le llama la atención la celeridad con la que se están realizando las audiencias en el proceso, lo que evidenciaría la intención de la jueza de condenarlo. El artículo 360 del Código Procesal Penal establece que el juicio se hace en audiencias continuas e ininterrumpidas. Entre cada audiencia no puede existir más de ocho días hábiles, lo que se ha venido cumpliendo en el proceso.
  6. Ha denunciado que la jueza ha compactado las audiencias para los días 24, 25, 28, 30 y 31 de enero de 2019 con la finalidad de condenarlo en la última fecha. Lo cierto es que la juez consultó a las partes si las audiencias podían realizarse en esas fechas, ante lo cual el señor Salinas y su defensa legal estuvieron conformes (así consta en el audio del día 14 de enero de 2019).
  7. Dice que litigar en Piura le genera gastos emocionales y económicos porque tiene que venir él y sus testigos a Piura. La jueza ha sido clara al decir que el señor Salinas no tiene que venir a las audiencias y que todas las declaraciones se podían realizar por Skype.
  8. Señala reiteradamente que monseñor Eguren quiere meterlo preso en una cárcel de Piura. En la audiencia del 18 de diciembre de 2018, la defensa de monseñor Eguren pidió que, aun siendo encontrado culpable, el señor Salinas no reciba condena alguna sino solamente que se determine si difamó o no. Eso significa que en ningún caso el señor Salinas va a ir preso.
  9. Permanentemente dice que monseñor Eguren tiene un poder fáctico en Piura, por lo que los jueces de esta ciudad sentenciarían a su favor. Si ese temor fuese fundado, la defensa del señor Salinas debió solicitar una transferencia de competencia para llevar el caso a otro distrito judicial (artículo 39 del Código Procesal Penal). Eso nunca ha sido planteado.

Este sumario de inexactitudes y mentiras parecería mostrar una intención de desinformar por parte del señor Salinas. Al menos, podemos decir que habla con ligereza y sin conocimiento de causa.

¿Piura o Lima?

Por Ricardo Vásquez Kunze– Político.pe
Como periodista creo en la libertad de expresión y de opinión. En lo que no creo es en la difamación. Si alguien se siente difamado o injuriado por una información falsa tiene todo el derecho de recurrir a los tribunales, porque NADIE –ni siquiera los periodistas– pueden difamar.
Es cierto que muchas veces quienes quieren evitar que se hable de ellos empapelan a los periodistas con demandas de difamación. Es una táctica para hacerlos callar. Pero también es cierto que muchos periodistas se pasan de la raya y presentan informaciones falsas o tendenciosas escudándose en la libertad de expresión. Es aquí cuando entran a tallar el código penal y los tribunales por quienes se sienten afectados. Cuando esto sucede, se ha convertido en un clásico que ciertos periodistas aleguen “atentados” contra esa libertad fundamental y el “gremio” se solidarice con los demandados en atención  a preservar esas libertades. Es algo automático pues es prácticamente un anatema analizar si el periodista tiene razón o no, ya que según el “gremio” siempre tendrá razón, en una confirmación del aforismo de que “otorongo no come otorongo”.
No voy a analizar aquí si el periodista Pedro Salinas tienen razón o no en su disputa judicial con monseñor Eguren, el obispo de Piura. Este le puso una querella por difamación porque según él, difundió públicamente “información negativa en contra de su buen nombre, su fama y su honor, especialmente cuando es falsa (diccionario)”. Es su opinión. Los tribunales decidirán si tiene o no razón. Pero he ahí, precisamente, el tema de análisis.
Tanto el periodista demandado como el “gremio” han salido con voz casi unánime a cuestionar a la jueza por presuntamente carecer de la independencia necesaria con base al lugar de la sede de su judicatura en Piura. Se dice entonces que en Piura existe una influencia social muy marcada del obispo Eguren y del Sodalicio en la vida cultural, educativa, política y económica, que no permitiría que los jueces sean independientes, perjudicando el derecho del periodista. Estos piden junto con el “gremio” que el juicio sea llevado a Lima, para que sea justo.
Yo creo que sería “justo” para Salinas (sin duda) pero no lo sería para con el obispo. Porque seamos claros: mismo que alegan el periodista y el “gremio” para cambiar la sede judicial de Piura lo podría alegar el monseñor Eguren sobre Lima.
En Lima, el susodicho Salinas tienen un poder que se expresa en los sendos editoriales y columnas de opinión de casi todos los diarios y medios de comunicación que se han solidarizado con él (sin entrar al fondo del asunto). Eso es un gran poder, tomando en cuenta cómo está operando la justicia del aplauso en casos que son de público conocimiento. A eso se agrega la amplia red de conexiones que el demandado tiene en la Fiscalía y el Poder Judicial, como se comprobó cuando le organizó –a través de su poderosa consultora de comunicaciones y relaciones públicas CHISAC– un almuerzo de 15 mil soles con periodistas top del “gremio” al exfiscal de la nación Pablo Sánchez. ¿Qué posibilidades tiene Eguren de que la hagan justicia en Lima?
Y, por último, si Piura no es una sede idónea para que se le haga justicia ¿por qué nunca solicitó en el proceso una transferencia de competencia para llevar la demanda a otro distrito judicial? O sea, ¿nos quedamos en Piura o nos vamos a Lima? ¿O todo es puro bululú?

¡Alégrense!

[Visto: 69 veces]

Evangelio segúngún san Mateo (28,16-20), del domingo, 28 de mayo de 2017Evangelio según San Lucas 6,17.20-26.
Al bajar con ellos se detuvo en una llanura. Estaban allí muchos de sus discípulos y una gran muchedumbre que había llegado de toda la Judea, de Jerusalén y de la región costera de Tiro y Sidón,
Entonces Jesús, fijando la mirada en sus discípulos, dijo: “¡Felices ustedes, los pobres, porque el Reino de Dios les pertenece!
¡Felices ustedes, los que ahora tienen hambre, porque serán saciados! ¡Felices ustedes, los que ahora lloran, porque reirán!
¡Felices ustedes, cuando los hombres los odien, los excluyan, los insulten y los proscriban, considerándolos infames a causa del Hijo del hombre!
¡Alégrense y llénense de gozo en ese día, porque la recompensa de ustedes será grande en el cielo. De la misma manera los padres de ellos trataban a los profetas!
Pero ¡ay de ustedes los ricos, porque ya tienen su consuelo!
¡Ay de ustedes, los que ahora están satisfechos, porque tendrán hambre! ¡Ay de ustedes, los que ahora ríen, porque conocerán la aflicción y las lágrimas!
¡Ay de ustedes cuando todos los elogien! ¡De la misma manera los padres de ellos trataban a los falsos profetas!».

Homilía del Padre Paul Voisin CR, Superior General de la Congregación de la Resurrección:

Hay una leyenda antigua de un niño nativo que ha encontrado un huevo de un águila. Le ha puesto en un nido de las gallinas, y la águila ha empollado con los pollitos. La águila ha crecido con los pollitos, rasgando la tierra para buscar comida como hicieron los pollitos, haciendo los ruidos de los pollitos, y volando algunos metros sobre la tierra como hicieron los pollitos. Un día el águila ha mirado al cielo y ha visto un pájaro magnifico volando por el cielo con dos alas grandes. El pequeño águila fue muy impresionado, y ha dicho a una gallina mayor, “¿Qué tipo de pájaro es esa?” La gallina mayor le ha respondido, “Es un águila. Olvídalo. Nunca vas a volar como esa en un millón de años.”
He pensado en este cuento cuando he leído el evangelio de este fin de semana (Lucas 6:17, 20-26). Por tantas veces que hemos escuchado al Sermón sobre la Montaña continuamos a convencernos que no podemos cumplirlo, y que son para ‘otros’ que son más santos o más cerca a Dios. Las Bienaventuranzas son un desafío para nosotros, en nuestra condición humana, sino por la gracia de Dios podemos (y vamos a) cumplir el espíritu de ellas: uniéndonos más profundamente a Dios, y siendo en mayor solidaridad con otros, especialmente con los más necesitados entre nosotros. En la segunda parte del evangelio encontramos los versículos “Pobres de ustedes”, Jesús no está llamándonos solamente para ser y hacer más, sino está advirtiéndonos de las consecuencias de NO ser y hacer más, o rechazar su gracia. Como el águila ha descubierto que ha podido volar –a pesar de que ser dicho que no ha podido “en un millón de años”– Jesús está animándonos a creer en su presencia, su promesa, y su gracia para ‘volar’ y ser uno que cumple con las Bienaventuranzas con sinceridad y alegría.
En nuestra Primera Lectura, del Profeta Jeremías (17:5-8), Dios distingue entre los que no son fieles, y los que son fieles. Las imágenes son lindas, y muestran las distinciones: entre “un cardo de la estepa” y “un árbol plantado a la orilla del agua”. El nos asegura que a pesar de “la sequía” hay la esperanza, y el árbol continua a dar fruto. Dios promete la nueva vida, a pesar de que las condiciones no son ideales. Yo pensaría que muchos de nosotros podemos identificarnos con una experiencia de ser como tal árbol, nutrido por el Señor.
En nuestra Segunda Lectura, de la Primera Carta de San Pablo a los Corintios (15:12, 16-20), nos habla del fruto de la resurrección de Jesús. San Pablo reconoce que es más que un acontecimiento histórico, sino una experiencia vivida, que ha empezado para él en el camino a Damasco y les ha llamado en la vida con el Cristo resucitado. San Pablo vivía tal vida con Cristo, y aseguraba a sus oyentes, quien el ha traído al Señor, que ellos comparten in esta vida con Dios.
Tantas veces encontramos que la Palabra de Dios nos desafía. Pero, al mismo tiempo, encontramos que nos anima y nos hace recuerdo que no estamos respondiendo solos al llamado de Jesús, sino estamos acompañados por su gracia abundante. Las lecturas de hoy reflejan este desafío, y esta animación. El Sermón sobre la Montaña, las Bienaventuranzas, nos piden mucho. Estamos desafiados por las palabras de Jesús. Infelizmente, cuando olvidamos que Dios está con nosotros en nuestra respuesta nos sentimos desanimados y tal vez hasta rendirnos, sintiéndonos incapaces (y tal vez indignos) de responder a su llamado. Pero, también podemos reconocer momentos cuando hemos ‘volado’ a pesar de la realidad negativa o desanimada alrededor de nosotros. Estos fueron los momentos en que la gracia de Dios fue más activa, y fuimos más abiertos a Dios por sentirnos vulnerables, débiles, y en ‘necesidad’ de Dios.
Cuando cumplimos el mandato de las Bienaventuranzas –estamos pobres de espíritu, estamos hambrientos para Dios y su justicia, quienes lloran en la cara de la tristeza y la injusticia, y los que sufren por causa de la Buena Nueva– estamos dependiendo en la gracia de Dios, más que solamente nuestras propias habilidades e inclinaciones humanas. Luego de verdad hacemos una diferencia en el mundo, empezando con nuestra familia, en nuestro Colegio y nuestro trabajo, entre los amigos, y en nuestra Comunidad Parroquial. Muchas veces la gente se siente que no hace una diferencia, que sus palabras y sus hechos no llaman la atención. Esto quita a la gente su fuerza para aceptar el desafío de Dios, y engaña a otros de un ejemplo y un testimonio que Dios quiere dar a través de ellos. ¡La gente está escuchando y mirando! Tal vez podemos pensar en las veces que las palabras y el ejemplo de otras personas nos han tocado, y nos han inspirado a ser y hacer más. A veces puede ser por un esfuerzo especial, y otras veces por solamente ser si mismo, y la gracia de Dios estaba viniendo por ellos a nosotros. Tal vez podemos pensar en las veces que nuestras palabras y nuestro ejemplo hicieron una diferencia en la vida de otras personas, hasta cuando no estábamos consciente, y solamente más tarde ellos nos han dicho. ¡Esto nos anima!
¡Vivir las Bienaventuranzas no es imposible! Con la gracia de Dios podemos ‘volar’, como el águila, y responder al llamado de Jesús, y no encontrarnos entre los “Pobres de ustedes” quienes han fallado en responder y no han dado testimonio a Jesucristo cada día. No solamente tenemos que creer en Dios, sino creer que Dios ‘cree’ en nosotros.

Paweł Klemens Smolikowski CR

[Visto: 50 veces]

Sacerdote resurreccionista

Es un venerable Siervo de Dios de la Iglesia y de Polonia a fines del siglo XIX e inicios del XX. El 15 de diciembre de 2017, el Papa Francisco firmó un decreto sobre las virtudes heroicas del Padre Pawel, y el 19 de diciembre fue proclamado por la Santa Sede.
El padre Smolikowski pasó la mayor parte de su vida fuera de su patria, principalmente en Roma. Era un religioso devoto y sabio, un gran educador y maestro, un director espiritual invaluable, un escritor ascético e historiador. Pasó los últimos años de su ajetreada vida en Cracovia en Łobzowska 10, como maestro de novicios resurreccionistas. También dirigió retiros y dio conferencias principalmente para varias congregaciones religiosas. Fue confesor, entre otros, dos arzobispos, el armenio – Józef Teodorowicz de Lviv, su amigo, y el latino – Stefan Adam Sapieha, de Cracovia, más tarde cardenal.Smolikowski murió el 11 de septiembre de 1926 y fue enterrado en la tumba de la Congregación en Rakowice- Cracovia. Desde 1967, sus restos mortales descansan en el vestíbulo de la iglesia de la Resurrección del Señor en Łobzowska- Cracovia. Fue el titán del trabajo diario humilde, perseverante y concienzudo. Con responsabilidad, ocupó el lugar que Dios le dio en la voluntad de sus superiores. ¡Muchos lo llamaron “un voluntario de servicio”! El Padre Smolikowski es un modelo para todos los que desean vivir un buen día en comunicación con Dios. Escribió: Debemos presentarnos ante nuestros discípulos como aquellos que están obligados a obedecer y, por lo tanto, ser obedientes, regulares y puntuales con el sonido de una campana. Obedecer estrictamente las reglas.
Creía que un hombre no va a donde quiere, sino a donde Dios lo quiere. Por un lado, creía que para muchas personas esta vida cotidiana puede ser muy difícil, a veces incluso dolorosa, pero indispensable para nuestra santificación. Por otra parte, estaba convencido de que para muchas personas esta vida cotidiana, que parece aburrida, pobre e insignificante, como una gruta de Belén, es un lugar donde, paradójicamente, nacen grandes cosas. Se logra a través de la solidez y la fidelidad a los deberes cotidianos que son una expresión de nuestra obediencia a la voluntad de Dios. Quería conocerse bien a sí mismo, sus debilidades, su “nada” como escribió, para que su vida sea el mejor discernimiento de la voluntad de Dios y la respuesta más hermosa a su amor incondicional. Evitó palabras innecesarias y vanidosas.
Nació el 4 de febrero de 1849 en Tver, Rusia. Provenía de una familia intelectual católica con grandes tradiciones patrióticas. Tomó sus primeros estudios en casa. Tenía una capacidad excepcional para aprender idiomas extranjeros (ruso, alemán, francés, inglés). Cuando en 1859 la familia Smolikowski se estableció en Varsovia, se graduó de la escuela secundaria allí. Sus colegas fueron, entre otros: Piotr Chmielowski -hermano de Adam y luego hermano Alberto-, Władysław Bełza, un destacado poeta y sobrino del arzobispo de Szczesny Feński, también resurreccionista posteriormente. En 1866 ingresó en el seminario de Varsovia. Después de un año, se fue a estudiar a Roma donde se unió a los resurreccionistas. Fue ordenado sacerdote el 15 de abril de 1873, en un vibrante rito griego-eslavo. Fue el primer resurreccionista ordenado en este rito. Trabajó en Bulgaria en Adrianópolis (1874-1882), como educador. En este ministerio se hizo conocido como un maestro sobresaliente. Aparte de la labor docente y educativa, también fue prefecto del internado y profesor en el seminario espiritual local. En 1882 fue trasladado a Lwów, donde se desempeñó como tutor en el internado de Russki. De hecho, creó allí su propio sistema educativo. Después de nueve años de trabajo, regresó a Roma. Abarcando los deberes de maestro de novicios y rector del seminario. En los años 1892-1895 y 1898-1902, fue rector del Pontificio Colegio Polaco. Mientras tanto (1895) fue elegido para el cargo de superior general de su comunidad. Un año después, el obispo Michał Petkow, vicario de los apóstoles en Tracia (superior de los Uniatos en Turquía), le otorgó la dignidad de archimandrita. En 1905, después de diez años de mandato, volvió a trabajar en el Pontificio Colegio Polaco. Durante este período, también fue miembro del Consejo General de la Congregación y se desempeñó como consultor de dos congregaciones del Vaticano: el Consejo (desde 1893) y la Propaganda de la fe (desde 1895).
Stefan Smolikowski pasó los años de la Primera Guerra Mundial en suelo polaco . Se quedó principalmente en Kęty como capellán de la Casa Madre de las hermanas de la resurrección (1915-1919). Poco después del final de la guerra, regresó a Roma y de nuevo, por cuarta vez, se convirtió en rector del Pontificio Colegio Polaco. En 1921 se convirtió en el maestro de novicios de Cracovia en Zgadzowanie. Smolikowski se despidió de su amada Roma y, sobre todo, del Colegio Pontificio de Polonia. Era, como ya se mencionó, su rector desde hace mucho tiempo. El objetivo del Colegio era educar al clero polaco durante las particiones, cuando muchos seminarios se cerraron y la Iglesia fue perseguida de varias maneras por los invasores. El Colegio ha educado a muchos clérigos destacados, bendecidos y santos. Entre estos últimos, hay bastantes: el arzobispo Józef Sebastian Pelczar y el arzobispo Józef Bilczewski. Y entre los bienaventurados: el padre Franciszek Rosłaniec, sacerdote Jan Balicki, el obispo Władysław Goral, o el padre Zygmunt Sajna. Los alumnos del colegio también fueron: el cardenal Aleksander Kakowski (arzobispo de Varsovia), el cardenal Edmund Dalbor (arzobispo de Gniezno y Poznań, primado de Polonia), el cardenal Adam Stefan Sapieha (arzobispo de Cracovia) y otros diecisiete arzobispos y obispos polacos. A este número deben agregarse más de sesenta profesores en diversas instituciones científicas, decanos y rectores de universidades. El noviciado de Cracovia bajo la dirección del padre Paweł estaba desarrollando candidatos perfectamente preparados para la vida religiosa. No es de extrañar entonces que el Cardenal Adam Stefan Sapieha escribiera al superior general Władysław Zapała: No encontrarás un maestro mejor para el Noviciado.
Smolikowski trabajó mucho para terminar sus propios trabajos ascéticos e historiográficos. En este trabajo fue llamado “ratón de biblioteca”. Estaba particularmente interesado en publicar las obras de los cofundadores de los Resurreccionistas (Semenenko y Kajsiewicz) y otros cohermanos (principalmente Aleksander Jełowicki y Valerian Kalinka). En 1923 celebró el jubileo de oro del sacerdocio. En el día de la ceremonia (15 abril), el templo en Łobzowska era demasiado pequeño para albergar a multitudes de personas, entre ellas dignatarios de la Iglesia, cohermanos y monjas de varias congregaciones.
Desde la primavera de 1925 se sintió cada vez peor. Murió en santidad el 11 de septiembre de 1926 en presencia de su amigo el arzobispo Teodorowicz. ¡La noticia de la muerte del religioso santo se difundió rápidamente y muchos creyentes se reunieron ante su cadáver! Miraron con “reverencia su rostro”, estaba escrito en la prensa de Cracovia. Sus fotos fueron puestas en su cadáver y llevadas a sus hogares. Las flores plegadas cubrían casi todo el cuerpo del fraile. El arzobispo Sapieha interrumpió la visita de una de las parroquias para asistir al funeral de un amigo que tuvo lugar el 15 de septiembre. Y él dirigió la misa. Y la oración ante el ataúd. El sermón durante la misa fue realizado por el arzobispo Józef Teodorowicz. Después de la misa se inició una procesión fúnebre en el cementerio Rakowicki, que condujo al padre Józef Niemczyński, discípulo del Siervo de Dios en el Colegio Polaco de Roma. Más de 100 sacerdotes, religiosos y monjas, incluidos los alumnos y los alumnos del Padre Paweł, fueron al cementerio. Uno de los participantes escribió que el funeral era una manifestación y estaba envuelto en una extraña atmósfera de Dios. De hecho, después del funeral, ¡se habló sobre el padre Pawel como un santo! En la lápida del sepulcro, colocaron un breve resumen, enfatizando que se había ido después de 77 años, 7 meses y 7 días de vida santa…
Cuarenta años después de la muerte de Smolikowski, en Cracovia, el 13 de mayo de 1966, el cardenal Karol Wojtyla abrió el proceso de investigación, que terminó en 1969. Más tarde, los archivos de prueba se enviaron a Roma, donde en 1991 la Congregación para las Causas de los Santos confirmó la información de los archivos. Desde 2010, la Comisión Teológica de esta Congregación ha estado estudiando documentos en términos de sus virtudes heroicas.
Fuente: www.zmartwychwstancy.pl

Publicaciones

  • Paweł Smolikowski: Cartas sobre el este al editor de la revista “Good Shepherd”. Lviv: Nak. Autor: en Seyfarth y en la Librería Tchaikovsky, 1883.
  • Paweł Smolikowski: Un llamado del Espíritu Santo en las masas orientales. Poznań: Rojo. De la Revista de la Iglesia, 1883.
  • Paweł Smolikowski: Unas palabras sobre los ritos. Lviv: Por el “Buen Pastor” Redakcyi, 1884.
  • Paweł Smolikowski: Catecismo en desacuerdo . Poznań: Por la Librería de la Iglesia Católica, 1884.
  • Paweł Smolikowski: Reminiscencias de la milicia búlgara de la guerra ruso-turca de 1877-1878 . Cracovia: Imprenta “Czasu”, 1885.
  • Paweł Smolikowski: Asociación para el cuidado del concejal ruso XX.Resurreccionistas en Lviv . Lviv: Por la Asociación de Atención, 1888.
  • Paweł Smolikowski: Asociación para el Cuidado del Departamento de Educadores de la XX. Resurreccionistas en Lviv . Lviv: Por la Asociación de Cuidado, 1889.
  • Paweł Smolikowski: El mes de María . Cracovia: En la impresión. “Tiempo” p. Kluczyckiego i Sp., 1892.
  • Paweł Smolikowski: Historia de la Congregación de la Resurrección. T. 1. Kraków: Cuenta. Editorial polaca, 1892.
  • Paweł Smolikowski: Historia de la Congregación de la Resurrección. T. 2. Kraków: Cuenta. Editorial polaca, 1893.
  • Paweł Smolikowski: Historia de la Congregación de la Resurrección. T. 3. Kraków: Cuenta. Editorial polaca, 1895.
  • Paweł Smolikowski: Historia de la Congregación de la Resurrección. T. 4. Kraków: Cuenta. Editorial polaca, 1896.
  • Paweł Smolikowski: Historia del colegio polaco en Roma: según fuentes manuscritas. Cracovia: Librería de la editorial polaca, 1896.
  • Paweł Smolikowski: Fundación de la misión del Padre. Resurreccionistas en Andryanopol . Cracovia: Drukarnia WL Anczyca, 1897.
  • Paweł Smolikowski: la actitud de Adam Mickiewicz hacia la vigésima resurrección . Cracovia: por la XX edición. Resurreccionistas, 1899.
  • Paweł Smolikowski: Paulina-Maria Jaricot fundadora de un rosario viviente. Chicago: Editores polacos, 1902.
  • Piotr Semenenko (introducción Paweł Smolikowski): Ejercicios espirituales . Cracovia: la vigésima edición. De la resurrección, 1903.
  • Paweł Smolikowski: el mes del corazón más dulce de Jesús. Cracovia: la vigésima edición. Resurreccionistas, 1904.
  • Paweł Smolikowski: El mes de junio. Cracovia: 1904.
  • Paweł Smolikowski: De philosophia excolenda ac perficienda patris Petri Semenenko. Roma: Ex Typis Ephemerides Vera Roma, 1905. Latín )
  • Paweł Smolikowski (yuxta tradita Piotr Semenenko): De vita spirituali . Roma: Typis Ephemeridis Vera Romana, 1905. Latín )
  • Paweł Smolikowski: Una breve biografía del P. H. Kajsiewicz, CR: co-fundador de la XX Asamblea. Resurreccionistas . Chicago: por el XX. Resurreccionistas, 1912.
  • Paweł Smolikowski: El mensaje del modernismo – Andrzej Towiański. Varsovia: Asociación Católica, 1912.
  • Paweł Smolikowski: la Santísima Virgen de Pompeya. Cracovia: Drukarnia “Pravda”, 1914.
  • Paweł Smolikowski: “Res sacra miser”: (boceto dramático): esto está sucediendo en Małopolska durante la gran guerra.
  • Paweł Smolikowski: Fundador de un rosario viviente: una historia escénica en ocho escenas. Chicago: 1920.
  • Paweł Smolikowski: el P. Piotr Semenenko como filósofo, teólogo, ascético y místico . Chicago: Imprimir. “Nación polaca”, 1921.
  • Paweł Smolikowski: El nuevo mes de María . Cracovia: Nakł. Congregación de la Resurrección, 1924.
  • Paweł Smolikowski: Al Señor, para salvarnos: (extracto de Rozmyślań de P. Smolikowski). Cracovia: La Congregación de la Resurrección, 1924.
  • Paweł Smolikowski: Meditaciones junto con el Señor de Cristo. Cracovia: Por la Congregación de la Resurrección, 1924.
  • Paweł Smolikowski: Meditaciones junto con el Señor de Cristo. T. 2. Kraków: Por la Congregación de la Resurrección, 1924.
  • Paweł Smolikowski: Meditaciones junto con el Señor de Cristo. T. 3. Kraków: Por la Congregación de la Resurrección, 1924.
  • Paweł Smolikowski: Rekolekcye o ejercicios espirituales. Cracovia: Nakł. Reproche. De la resurrección, 1924.
  • Paweł Smolikowski: El despertar del espíritu religioso entre los polacos en el siglo XIX . Cracovia: Congregación de la Resurrección, 1925.
  • Paweł Smolikowski: Dios en la historia . T. 1. Cracovia: Por la Congregación de la Resurrección, 1926.
  • Paweł Smolikowski: Dios en la historia . T. 2. Cracovia: Por la Congregación de la Resurrección, 1926.
  • Paweł Smolikowski: Dios en la historia . T. 3. Kraków: Por la Congregación de la Resurrección, 1926.
  • Paweł Smolikowski: Dirección de la Asamblea de las SS. Resurrección. Lviv: Imprenta de KS Jakubowski, 1932.
  • Paweł Smolikowski (recopilado por Jerzy Mrówczyński): Correspondencia con el padre Semenenko . Varsovia: 1989.
  • Paweł Smolikowski: Conferencia de la Constitución. Cracovia: Alleluja Wydawnictwo Zmartwychwstańców, 1996.
  • Paweł Smolikowski (recopilado, preparado y admitido por Wojciech Mleczko, Janusz Mastalski): Acerca de la educación: una colección de textos pedagógicos. (PDF) . Vol. 3. Cracovia: Collegium Resurrectianum-Seminario Superior de la Provincia Polaca de los Resurreccionistas, 2010, serie: Libro histórico y teológico Collegium Book Collegium Resurrectianum. ISBN  978-83-60967-22-5 .

ORACIÓN PARA LA BEATIFICACIÓN DEL SIERVO DE DIOS:

Jesucristo, Señor resucitado,

Nos dejas disfrutar el ejemplo de la vida del sacerdote Paweł Smolikowski,

Quien, como sacerdote resureccionista, fiel y humildemente

cumplió sus deberes según la voluntad de Dios,

quiero darle la gloria de tus altares,

para que tengamos un patrón evangélico de vida cristiana

De camino al cielo

Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos

amén

Pedro Laur CSV

[Visto: 65 veces]

ESPERANZA

Pedro (Pierre en su pasaporte), francés, más de cuarenta años en el Perú, hombre de esperanza. Esperanza en que ‘otro mundo es posible’, esperanza en que el Dios del Éxodo y el Dios de Jesús de Nazareth harán realidad un mundo nuevo en el que todos seamos hermanas y hermanos.
Pedro, cura obrero, hombre de lucha, hombre de acción; hombre de vanguardia revolucionaria, hombre de sindicatos, de cooperativas…; pero hombre de esperanza, hombre de Dios: con él será posible (aunque se hayan caído las utopías socialistas).Resultado de imagen para Viator de LyonPedro es viator religioso, presbítero, austero en extremo, luchador. Hombre que se nos ‘escapó’ a la Octava Zona de Collique, porque él había venido al Perú a trabajar por los pobres y él quería morir entre los pobres.
Pero ya sabes, Pedro: ‘cuando seas viejo te llevarán hasta donde no quieras’. Tuviste que dejar el Perú (¿será verdad?) y volviste a tu país; aunque sé que vuelas cada noche a esa tierra querida, a esa tierra en la que dejaste media vida y media lucha, a esa tierra en la que te aprecian (aunque te costaba dejarte querer, pero solo de boca) y te recuerdan. Pero la utopía está ahí, esperanza en nuestro Dios, y todavía nos queda camino por recorrer.
Fuente: www.sanviator.net
Resultado de imagen para louis querbesEn el Padre Querbes, el agradecimiento permitía esperar y la esperanza era causa de alegría por el hecho de saberse amado de Dios. «No se puede ser al mismo tiempo agradecido y desdichado: al contrario, las personas ingratas pueden llegar a ser una calamidad para los otros… Un ser capaz de agradecimiento es un ser abierto, atento a los otros y a la vida. El que da gracias es un ser humano».
Pierre Laur CSV, Au seuil d’une spiritualité viatorienne, pág. 90.

Elecciones en el Colegio de Sociólogos del Perú

[Visto: 151 veces]

Lic. Delfina Varillas Varillas- Presidenta del Comité Electoral CSP
Lic. Roberto Rodríguez Rabanal- Decano del Colegio de Sociólogos del Perú
Lic. Manuel Cox Ganoza- Jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales ONPE
Dr. Walter Gutiérrez Camacho- Defensor del Pueblo
NO A LAS PRÁCTICAS QUE DETERIORAN AL COLEGIO DE SOCIÓLOGOS DEL PERÚ
Renovación Institucional, la lista democrática que va con el N° 2 en las presentes elecciones del Colegio de Sociólogo del Perú, denuncia lo siguiente:
1. En el presente proceso electoral que culmina el domingo 17 de febrero 2019 solo una lista, la número 1 denominada Integración -a la cual pertenece el actual Decano Nacional- está usando la Base de Datos del Colegio (CSP) y la logística institucional para favorecerla. Dejamos constancia que no hemos autorizado el uso de nuestra data personal y profesional, y nos llegan emails a nuestros correos privados, mensajes a nuestros celulares, así como recibimos llamadas de Call Centers solicitándonos votar por la lista 1 (Integración). Lo cual no solamente es una falta ética sino causal de nulidad de las actuales elecciones.
2. Señalamos nuestra profunda preocupación porque la presidenta del Comité Electoral forma parte del actual Consejo Directivo del Colegio de Sociólogos del Perú y es miembro activo del Grupo Integración, que actualmente viene postulando con la Lista 1. En ese sentido, exigimos la total transparencia en el rol que asume evitando por ejemplo: el uso privilegiado de información (base de datos de los colegiados) que se ha hecho evidente con la propaganda difundida por la Lista 1 y el correo anónimo con insultos y desprestigiando a nuestras candidaturas.
3. Rechazamos la conducta de quienes agreden y calumnian anónimamente a nuestros candidatos, y el silencio del Comité Electoral y de la actual directiva del CSP, que en lugar de mostrar la neutralidad y la ética que se requiere en este tipo de proceso, pareciera mas bien -por los hechos que denunciamos- favorecer a la Lista 1; lejos de garantizar unas elecciones limpias y transparentes libres de irregularidades.
UNA INSTITUCIÓN ÉTICA AL SERVICIO DEL AFILIADO
RENOVACIÓN INSTITUCIONAL
Lima, 14 de febrero 2019

Crux

[Visto: 87 veces]

By Elise Harris-www.cruxnow.com
A witness for a journalist being sued by a Peruvian archbishop for defamation related to charges of sexual and financial abuses says that while the prelate was complicit in a cover-up, he may simply be the product of his formation and the influence of charismatic figures who were themselves guilty of abuse.
In comments to Crux, Martin Scheuch described Archbishop José Antonio Eguren Anselmi of Piura in northwestern Peru as “a nice person with a smiling character, very sentimental and affectionate, who worried about other members of the community.”
The archbishop, he said, “was kind in his treatment, and he didn’t use coarse words or insults when he was speaking with someone, not even his subordinates, which is different than other Sodalits with responsibility, who were used to using vulgar language.”
The reference is to the Sodalitium Christianae Vitae (SCV), a controversial Catholic organization that originated in Peru and whose founder, layman Luis Fernando Figari, has been accused of physical, psychological and sexual abuses and who was prohibited by the Vatican in 2017 of having further contact with members of the group.Despite exhibiting abusive behavior and participating in his community’s misdeeds, Eguren Anselmi’s conduct “was no different substantially than what other people in positions of authority in the Sodalitium did, [and they] probably were not aware of the severity of what they did.”
Scheuch is a former member of the SCV and lived with Eguren Anselmi at various points during his time in the group. The archbishop is currently suing two journalists for defamation.
Those journalists, Pedro Salinas and Paola Ugaz, co-authored the 2015 bombshell book “Half Monks, Half Soldiers,” which details years of sexual, psychological and physical abuse inside the SCV. Despite the fact that Salinas and Ugaz’s alleged defamation happened in Lima, the cases are being tried in Piura.
The complaint against Salinas was made in relation to the publication of a series of articles and interviews he published comparing Eguren Anselmi to Chilean Bishop Juan Barros, who recently resigned after facing accusations that he helped cover up the abuse of his longtime friend and Chile’s most notorious abuser, ex-Father Fernando Karadima.
Ugaz is being tried for her role in a documentary series by Al-Jazeera she helped to produce, which named Eguren Anselmi as part of an alleged land trafficking scandal. She’s also being sued for her coverage of Salinas’ case and for a series of tweets that she sent ahead of Pope Francis’s January 2018 visit to Peru in which she described Eguren Anselmi’s history with the SCV, saying he knew of the founder’s abuses and did nothing.
As a punitive measure, Eguren Anselmi asked that both Salinas and Ugaz each pay $60,000 dollars and spend three years in jail.
In an unusually fast-moving process, a sentence in the case against Salinas, himself a former member of the SCV, is set to be given in March, less than a year after initial charges were filed, while Ugaz is still waiting for her process to begin, as she is currently fighting to have her case moved to Lima.
Both Salinas and Ugaz, as well as several witnesses in Salinas’ case, have voiced concern that holding the legal proceedings in Piura was a strategic move on Eguren Anselmi’s part that would stack the deck in his favor.
In his comments to Crux, Scheuch said Eguren Anselmi lacks “an analytical ability and critical spirit,” meaning he unquestioningly adopted the SCV’s rigid style in matters of faith and morals, often “discrediting” those who thought differently.
Not only was Eguren Anselmi “exemplary” in his loyalty to Figari, carrying out orders without question, but he “was a witness of Figari’s way of life,” he said, which has been described as abusive, racist, misogynistic, vulgar and manipulative.
Scheuch, who was a member of the SCV from 1981-1993, said Eguren Anselmi’s behavior did not differ from anyone else in authority at the time, and that many of them were likely unaware of the harm they were doing, as he himself didn’t realize he had suffered abuse for a decade after leaving community.In Scheuch’s view, “either he was unable to see the excesses and disorders that that way of life implied, or he simply ignored them out of fidelity to the institution.”
Since the scandals involving the SCV went public in 2015 when Salinas and Ugaz’s book came out, Eguren Anselmi has neither condemned the behavior of Figari or other SCV members accused of abuse, nor has he reached out to victims, Scheuch said.
Though he has not had any contact with Eguren Anselmi since receiving the notarized letter asking him to retract his blog entries, Scheuch was called as a witness in Salinas’ case. However, he said he does not believe his testimony will help.
“I had the impression that it was a pure formality in a case where the verdict is probably condemnatory,” he said.
Though the SCV has made multiple apologies for the abuses perpetrated by their founder and pledged to keep moving forward in their reform, some remain skeptical about its ability to clean up its act, and even some bishops in Peru are pushing for the group to be dissolved.
During a December 2018 meeting in Lima, the leadership of the Peruvian episcopal conference discussed a variety of issues, one of which was how to handle requests from victims of the SCV, some of whom seek additional compensation for abuses they suffered. Another was how to handle Eguren Anselmi, though no specific strategy was developed.
n comments to Crux, Ugaz, who is currently waiting for the ruling in an appeal to move try her case in Lima, said Eguren Anselmi for years has been “one of the most powerful people in Piura,” and said having to defend herself there is both a financial and emotional burden.
The defamation lawsuit, she said, “is the anti-democratic response of the Sodalitium to the most important investigation on the Sodalitium,” and it is a “revictimization of Salinas,” who, while still in community, was forced to cut ties with his mother and other members of the family for two years.
“With this complaint, Eguren demonstrates himself as the ‘star’ student of Figari,” she said, “who established a culture of abuse and cover-up.”
To deny that the lawsuits have nothing to do with their book, she said, “is to deny the undeniable”.Eguren 690x422

ARZOBISPO PERUANO QUE DEMANDÓ A PERIODISTAS RESPONDE A CRUX

El arzobispo José Antonio Eguren Anselmi, de Piura (Perú), respondió al informe de Crux del 5 de febrero, elaborado por la corresponsal sénior Elise Harris, sobre las demandas por difamación agravada que presentó contra dos periodistas peruanos.
En su carta a Crux, Eguren Anselmi dijo que quería corregir las declaraciones «falsas o inexactas» en el «prestigioso» sitio de noticias Crux. En general, cree que Crux tergiversó los motivos de su demanda y también omitió el punto de que no está buscando una sentencia de cárcel.
Los periodistas Pedro Salinas y Paola Ugaz son coautores de un libro explosivo de 2015 Half Monks, Half Soldiers (en castellano: Mitad monjes, mitad soldados), que detalla los años de abuso sexual, psicológico y físico dentro del Sodalitium Christianae Vitae (SCV). Esta controvertida organización católica se originó en Perú y su fundador, el lego Luis Fernando Figari, ha sido acusado de abusos físicos, psicológicos y sexuales.
En 2017, el Vaticano le prohibió a Figari tener contacto con los miembros del grupo.
Eguren Anselmi, que forma parte del SCV, presentó las denuncias por separado, pero al mismo tiempo en julio de 2018. Si los periodistas son declarados culpables, en teoría podrían estar sujetos a una multa de 60.000 dólares y una sentencia de tres años de cárcel.
Las quejas del arzobispo contra Salinas, quien fue miembro del SCV, se hicieron en relación con una serie de artículos que comparan a Eguren Anselmi con el obispo chileno Juan Barros, quien recientemente renunció luego de enfrentar acusaciones por haber ayudado a encubrir el abuso de su viejo amigo y el sacerdote abusador más famoso de Chile, Fernando Karadima, así como las denuncias de que Eguren Anselmi podría estar involucrado en un escándalo de tráfico de tierras en Piura.
Ugaz es demandada por su papel en una serie documental de Al-Jazeera que ayudó a producir, que también mencionó a Eguren Anselmi como parte potencial del escándalo de tráfico de tierras, y por una serie de tuits que envió antes de la visita del Papa Francisco a Perú en enero de 2018. En esa ocasión, ella describió la historia de Eguren Anselmi con el SCV, diciendo que él sabía de los abusos del fundador y no hizo nada.
En su respuesta al informe Crux, Eguren Anselmi destacó que sus demandas contra Salinas y Ugaz «no fueron motivadas por la investigación que hicieron en conjunto, ni por ninguna de las afirmaciones contenidas en su libro, Half Monks, Half Soldiers».
Más bien, Eguren Anselmi dijo que presentó la queja contra Salinas por dos motivos: el primero es que cree que Salinas lo acusó de crear «un sistema de abusos físicos, psicológicos y sexuales» dentro del SCV y, segundo, la acusación de que él es una persona clave en un escándalo de tráfico de tierras asociado con una organización criminal.
Sobre Ugaz, Eguren Anselmi dijo que la demandó por la misma acusación de que estaba involucrado en el escándalo de tráfico de tierras y por siete tuits sobre su persona. Ambas denuncias legales se presentaron después de que Salinas y Ugaz ignoraron una carta notariada del 20 de marzo de 2018 sobre sus publicaciones, en la que se les pedía que retiraran sus respectivos artículos y tuits.
Eguren Anselmi dijo que en las cartas recordó cómo el 10 de mayo de 2016 Salinas presentó ante la Fiscalía Penal de Lima una queja formal en su contra por delitos de manipulación mental, agresión con agravantes y conspiración, denunciando que el arzobispo ayudó a crear «una organización criminal para reclutar a menores, eliminar su voluntad y someterlos a varias prácticas humillantes».
La denuncia, dijo Eguren Anselmi, «fue presentada en doble instancia por la fiscalía, lo que indica que los actos que se me atribuyeron no se consideraron delitos y que una acusación no puede sostenerse con meras insinuaciones sin pruebas».
Con respecto al tráfico de tierras, Eguren Anselmi dijo que en cartas notariadas redactó un punto para decirles a Salinas y a Ugaz que «no existe, y no ha habido en Piura ninguna investigación en mi contra por tráfico de tierras».
«Las investigaciones periodísticas en las que se basan las acusaciones, incluido el documental que Ugaz ayudó a producir», dijo, «no solo se basan en la declaración de un convicto de dudosa credibilidad», sino que fueron rechazadas por el pastor de la Iglesia del Santísimo Sacramento, padre José Uhen.
Además, Eguren Anselmi dijo que su abogado pidió que se suspendiera la sentencia de tres años de prisión por su acusación de difamación agravada, de modo que, si Salinas o Ugaz son declarados culpables, «no irán a la cárcel en ninguna circunstancia».
«Lo único que quiero es que el juez, como tercero imparcial, determine si ambos periodistas me han difamado o no», escribió.
Eguren Anselmi también dijo que, con respecto a la tarifa que Salinas y Ugaz tenían que pagar, había acordado donarla a un centro para personas necesitadas e incapacitadas dirigido por la orden de San Juan de Dios.
Al responder a las acusaciones de algunos que optaron por el procesamiento en Piura, donde la ambiente está a su favor, Eguren Anselmi negó la acusación, diciendo que «no he hecho nada más que seguir la ley peruana», según el artículo cinco del Código Penal que afirma que el lugar del crimen «es donde tienen lugar sus efectos».
«Dado que el Sr. Salinas y la Sra. Ugaz difundieron sus publicaciones y concedieron entrevistas en internet y otros medios a nivel nacional, los efectos perjudiciales en mi honor se han producido en la ciudad de Piura, donde resido y llevo a cabo mi actividad pastoral» dijo.
Eguren Anselmi también dio respuesta acerca de las quejas de que el proceso legal de Salinas, que se espera que se lleve a cabo en marzo, va de manera sospechosa, y dijo que no hay nada “sospechoso” sobre el ritmo, dado que un nuevo Código Procesal Penal peruano requiere que cada caso celebre audiencias con no más de ocho días de diferencia, con ambas partes presentes, y que ambas partes deben aceptar el calendario.
Eguren Anselmi dijo que las quejas de los exmiembros del SCV de que nunca condenó a Figari o a otros miembros de la comunidad que cometieron abusos son falsas, y que una vez que Salinas y Ugaz publicaron los escándalos en 2015, declaró públicamente que «los abusadores deberían ser identificados para sancionarlos, y las víctimas deben ser acompañadas y resarcidas adecuadamente».
Destacó que sus quejas «son de naturaleza personal» y no tienen nada que ver con el SCV como institución.
Fuente: www.laabeja.pe