Castillos en el aire

[Visto: 441 veces]

Y todos los días: la cantaleta sin afinar de ‘Piero’ Castillo contra la prensa

Por Mario Ghibellini– Diario El Comercio.
Contra lo que dice la letra de una vieja canción de ese exótico tocayo ítalo-argentino del presidente Castillo conocido como “Piero”, los diarios no publican todos los días porquerías; simplemente, las reportan. Y las reportan porque ocurren. Que el dueño de la casa de Sarratea donde el gobernante despachaba ilegalmente se haya dado a la fuga después de que la justicia dictara una orden de detención contra él es, por ejemplo, un síntoma evidente de que algo se pudre en Cajamarca, y los medios, como es obvio, tienen que divulgarlo. Lo mismo cabe decir sobre los testimonios recogidos por el Ministerio Público acerca de celulares con información comprometedora arrojados al mar por colaboradores del mandatario, los intentos oficiales de sabotear el trabajo del equipo especial de la PNP que apoya a la fiscalía en su investigación de la corrupción en el poder, o cualquier otro de los infinitos datos que pudiera figurar en este registro de la descomposición que cerca al jefe del Estado. Él, sin embargo, busca presentar la notificación periodística de tanta pringue como parte de una conspiración para subvertir el orden democrático, y siempre encuentra fulanos dispuestos a actuar como si le creyeran.
–Merienda de social-confusos–
Ya desde la campaña el profesor Castillo desarrolló un discurso hostil hacia aquella prensa que lo confrontaba con sus amenazas a instituciones medulares del Estado de Derecho, como el Tribunal Constitucional o la Defensoría del Pueblo, o ponía de relieve su cercanía a las organizaciones de fachada de Sendero Luminoso. Pero una vez instalado en Palacio, extremó esa retórica, al tiempo que rehuía todo micrófono que no perteneciera a TV Perú. La rara excepción que hizo con CNN a principios de este año lo dejó tan magullado que desde entonces su actitud hacia los reporteros de diarios y canales locales se ha debatido entre hacerlos cercar por la policía y encerrarlos, como sucedió recientemente en la Casa de Pizarro. Y ahora último, los ha acusado con la OEA.
En el mensaje que pronunció este miércoles sobre el pedido que había hecho días antes a la referida institución para que activara la Carta Democrática por la situación política que se vive en el Perú, el presidente, en efecto, habló de una “prensa que no le sirve al país” y que, cuando alude a él, usa los condicionales -‘habría’, ‘sería’, ‘podría’- para esconder su “verdadero objetivo” de legitimar y normalizar una imagen negativa suya ante el pueblo peruano: una argumentación en la que parece sugerir que preferiría que se utilizara el modo indicativo, dando por hecho lo que la presunción de inocencia recomienda dejar en el terreno de la hipótesis.
Puestos a elaborar sobre lo que le sirve o no le sirve al país, por otra parte, todos tenemos ideas; y en cualquier caso, la discusión debería estar enfocada en aquellos cuyos sueldos se pagan con el dinero que se obtiene de los impuestos de todos los peruanos. Aunque la noción quizás le resulte al mandatario extraña, a los que están dedicados a la actividad privada los sostienen los consumidores, no “el país”.
Sea como fuere, lo que queda claro es que, al igual que en tantos otros casos, la cantaleta presidencial sobre este particular no ha sido muy afinada. Y sin embargo, allá en el Consejo Permanente de la OEA daría la impresión de haber causado furor. Cómo habrá sido el entusiasmo que generó entre los presentes el pedido de Castillo, que se planteó aprobar la resolución en que se lo acogía “por aclamación”: un mecanismo tumultuoso en el que hasta las pifias son interpretadas como votos a favor.
En opinión de esta pequeña columna, no marran aquellos que caracterizan la asamblea donde tal decisión fue adoptada como una merienda de social-confusos. Es decir, de voceros de gobiernos que, por razones ideológicas, están dispuestos a darle la razón al presunto profesor de orígenes humildes antes de siquiera haberle preguntado sus generales de ley. Pero eso no importa. Carece de sentido resistir la visita de una misión que, una vez acá, encontrará muy difícil desentenderse de lo que salta a la vista y omitirlo en su informe final. Lo que hoy luce como una victoria política de la, digamos, diplomacia castillista, bien podría tornarse en el mediano plazo en uno de esos fiascos a los que se le asigna la categoría de “tiro por la culata”. Los embajadores suelen tener reflejos más afilados que los ‘niños’ de nuestro Congreso y, ante el riesgo de ver su sesgo expuesto y asociado a una corrupción flagrante, pueden abandonar en medio de la borrasca al náufrago con trazas de pirata que habían venido a rescatar. No por gusto Vladimir Cerrón –que usualmente ve unos centímetros más allá que el jefe del Estado– se ha tomado el trabajo de advertir sobre “el carácter proimperialista del organismo internacional”.
–I read the news…–
Asunto aparte será, por supuesto, lo que deba reportar la misión de la OEA sobre la situación de la prensa peruana tras su visita al país. Por más ganas que puedan tener sus integrantes de corear los mismos estribillos que Piero o su epígono local, difícilmente lograrán evitar cantar allá en Washington aquello de: “I read the news today, oh boy” (la vigencia de los clásicos, como recordábamos la semana pasada, es imbatible), así que tranquilos y todos al aeropuerto a recibir a esa gente linda.

Censuren a Landa

Por Gonzalo Ramírez de la Torre- Diario El Comercio.
En febrero, cuando César Landa fue nombrado canciller por primera vez por el gobierno de Pedro Castillo, muchos se preguntaron cómo una persona con sus antecedentes profesionales -que incluyen la presidencia del Tribunal Constitucional- podía hipotecar su reputación para trabajar en una administración con tantos problemas como la actual. Una pregunta que, ya para ese entonces, no solo tenía sentido por la falta de capacidades y exceso de prontuario que caracterizaba a los miembros del Gabinete, sino también por los indicios de corrupción que las investigaciones de la fiscalía empezaban a revelar. Algunos incluso confundieron al constitucionalista con una garantía de un mejor gobierno.
Nueve meses después, queda claro que desde el principio se sobrestimó la solvencia ética y profesional del señor Landa. Al que ya se le podía cuestionar por aceptar el cargo una vez, pero cuando lo hizo por segunda, tras la gestión de Miguel Rodríguez Mackay y con aún más evidencias contra su jefe, se pintó de cuerpo entero.
Lo que en un momento pareció un encuentro entre opuestos, entre un jurisconsulto conocido y un jefe del Estado empapelado en cuestionamientos, ahora se nota como la relación de un picapleitos cualquiera con su cliente. En la que el primero está dispuesto a todo para proteger al segundo, sin importar todo lo que deba romperse en el trayecto.
Pero el problema es que lo que Landa está rompiendo en su esmero por apañar y consentir a Pedro Castillo es la cancillería y, así, la posición del país en el mundo. Y la carta enviada por el presidente a la Organización de Estados Americanos (OEA) pidiendo que se active la Carta Democrática Interamericana en nuestro país es la muestra más clara y escandalosa de esto.
El objetivo de esta medida ha sido claro y uno solo: expandir la estrategia de victimización del presidente al foro internacional. Una reacción desesperada a las investigaciones en su contra y a la denuncia constitucional presentada por Patricia Benavides, la fiscal de la Nación. Se da, además, en un contexto en el que buena parte de la información que ha recabado el Ministerio Público ha llegado a través de personas que alguna vez estuvieron en el seno del poder y a la derecha del mandatario, por lo que la conspiración macabra que el régimen quiere vender no tiene ni pies ni cabeza. Pero este es el cuento que el canciller César Landa ha avalado y elevado al plano internacional.
Los defensores del ministro de Relaciones Exteriores y del Gobierno seguro argumentarán que el pedido de Castillo a la OEA sí se sustenta en una amenaza real contra la democracia, perpetrada desde el Parlamento. Pero la verdad es que la oposición a esta administración es débil y torpe, y lo poco que ha hecho en términos de control político (como las censuras a algunos miembros del Gabinete) lo ha hecho dentro del marco de la Constitución. Al mismo tiempo, lo concerniente a la denuncia hecha por la fiscal de la Nación también tendrá que resolverse dentro del cauce legal. Nada de lo que se ha hecho contra el Ejecutivo, hasta ahora, se ha hecho pisoteando la democracia.
Castillo y Landa, en cambio, la están pisoteando junto con la imagen del Perú en el extranjero. No solo están trivializando una herramienta internacional importante en beneficio de la campaña de victimización del presidente, sino que también están vendiéndole una patraña al mundo, sugiriendo la existencia de un intento de “golpe de Estado” cuando lo único que hay es un Gobierno sumido en las sombras.
Hoy, el Congreso interpelará a César Landa. Por embarrar una institución antaño prestigiosa y por participar en el manoseo de nuestra política exterior, merece que se le censure.

Desastre diplomático: Gonzáles Posada critica pedido del Gobierno a la OEA para activar la Carta Democrática

El excanciller recomendó que el Congreso de la República y la Fiscalía soliciten una audiencia con el Consejo Permanente de la OEA para demostrar que no hay un intento de golpe de Estado, como lo indica el presidente Pedro Castillo.

El excanciller de la República Luis Gonzáles Posada aseguró que el Gobierno del presidente Pedro Castillo hace una “utilización pérfida” de la Carta Democrática Interamericana al pedir su activación y aplicación ante la Organización de los Estados Americanos (OEA).
En entrevista con el programa Ampliación de Noticias, Luis Gonzáles Posada aclaró que la Carta Democrática Interamericana se aplica cuando está en riesgo o en peligro la estabilidad democrática de un país. Sin embargo, señaló que no es el caso para el país en la actualidad.
Esta es una utilización pérfida de la Carta Democrática Interamericana porque acá lo que se está diciendo es que hay un intento de golpe de Estado contra el presidente Castillo, sustentado básicamente por el Congreso de la República y el Ministerio Público. Ese es el eje de la denuncia“, dijo.

Se respeta el debido proceso

Luis Gonzáles Posada recomendó que el Congreso de la República y la Fiscalía de la Nación soliciten una audiencia con el Consejo Permanente de la OEA para demostrar que no hay un intento de golpe de Estado, como lo indica el presidente Pedro Castillo.
De tal manera que una delegación de parlamentarios y fiscales lleguen al Consejo Permanente, que está compuesto por el cuerpo de embajadores de países adscritos, a decir que nada de esto es cierto, que todo está desarrollado de acuerdo a los mecanimos constitucionales, que el Ministerio Público no ha cometido ningún atropello, que el Congreso de la República está actuando correctamente, se respeta el debido proceso“, sostuvo.

Desastre diplomático

Luis Gonzáles Posada insistió que el Gobierno del presidente Pedro Castillo comete un “grave error” al intentar aplicar la Carta Democrática Interamericana en el Perú ante un supuesto golpe de Estado.
“Le va a salir el tiro por la culata, esto va a ser un desastre diplomático, que se va a atribuir naturalmente al grupo de exembajadores que hoy día conforman la portatil diplomática del Gobierno, que se ha constituido no para defender los intereses del Estado, sino para defender a Castillo y victimizarlo”, aseguró.
Fuente: Radio Programas del Perú.Descubierto. Perú21 reveló que Fray Vásquez fue escondido por Alejandro Sánchez en esta casa ubicada al sur de Lima.

Casa de Asia donde se ocultó a sobrino Fray Vásquez sería de Pedro Castillo

Según colaborador eficaz, el prófugo empresario Alejandro Sánchez es el “testaferro” del mandatario y no solo construyó esa vivienda para su amigo, sino también otra más en Chota. Sánchez, además, cobró US$40 mil a empresarios por reuniones con el presidente.

Por ALVARO REYES QUINTEROS– Diario Perú21.
El pedido fiscal de prisión preventiva contra el ‘gabinete en la sombra’, que será evaluado hoy a las 10:00 a.m. por el Poder Judicial, tiene como principal protagonista al prófugo –dueño de la casa de Sarratea– Alejandro Sánchez Sánchez. Las evidencias y la nueva declaración del colaborador eficaz 03-2022 lo ubican como el “testaferro” del presidente Pedro Castillo.
Perú21 accedió al requerimiento elaborado por la fiscal Kelinda Janampa, del equipo especial que investiga al entorno del mandatario, en el que se consigna un contundente testimonio: la lujosa casa de Asia, ubicada al sur de Lima, donde la Policía intervino el pasado 16 de julio para capturar al sobrinísimo Fray Vásquez –como reveló este diario–, es de Castillo.
“Tengo conocimiento de que (Alejandro Sánchez) habría comprado un terreno o casa en el sur chico, donde él sería el testaferro, porque esa casa sería del presidente Pedro Castillo. Además, sería el encargado de dirigir la construcción de una casa de campo en la provincia de Chota, que también es del presidente y haré entrega de imágenes para mayor ilustración”, declaró el delator el 4 de octubre último.
Sánchez había asegurado que esa vivienda era suya, luego de que este diario divulgara que la propiedad sirvió de escondite para Vásquez, uno de los varios familiares del presidente que es investigado.
Declaración del colaborador eficaz 03-2022 brindada a la Fiscalía el 4 de octubre pasado.Declaración del colaborador eficaz 03-2022 brindada a la Fiscalía el 4 de octubre pasado.
La otra información nueva brindada por el colaborador es la edificación de una casa para el jefe de Estado en Chota, Cajamarca, su tierra natal.
Según la Fiscalía, la construcción de estas viviendas corre por gasto de Sánchez Sánchez, quien, de esta manera, demostraría su agradecimiento por las millonarias obras que empezaron a repartirse desde el Ministerio de Vivienda gracias al Decreto de Urgencia 102-2021.
El equipo especial, en esa línea, logró incorporar también a su lista de delatores a dos nuevos colaboradores eficacez que fueron del entorno más cercano de la presidencia de la República.
Todo lo veía plata
El colaborador también contó que Alejandro Sánchez no dejaba de desaprovechar su cercanía con Pedro Castillo para ganar plata.
El dueño de la casa de Sarratea, donde el mandatario mantenía reuniones clandestinas, fue uno de los acompañantes del presidente en su viaje a Estados Unidos de setiembre de 2021, país al que acudió el gobernante para participar en actividades de las Naciones Unidas.
Sánchez, de acuerdo con el testigo, asistió para asegurar que Castillo se reuniera con representantes de la empresa American Lithium que estaban interesados en invertir en el Perú. A cada uno le cobró US$40 mil por esas citas exclusivas.Alejandro Sánchez es el dueño de la casa de Sarratea. (Congreso)
“El propósito de Alejandro Sánchez Sánchez era que Pedro Castillo se reúna con empresarios de American Lithium en EE.UU., y les habría cobrado para ello entre 30 mil y 40 mil dólares por cada persona de la comitiva a entrevistarse por ‘viáticos’ de la presentación al cumplimiento de la entrevista y promesa que el presidente les iba a dar todas las facilidades en sus inversiones y que él velaría porque se cumpla eso”, detalló.
El mismo delator remarcó que el dueño de la compañía Aldalab había abonado medio millón de soles en la campaña presidencial que no fueron declarados ni bancarizados.
Campaña contra fiscal
La fiscal Janampa establece que la organización criminal que habría encabezado Castillo intentó contraatacar cuando el Ministerio Público empezó a investigar los actos de corrupción que cometían.
Prueba de ello fue la campaña de desprestigio que emprendieron con el exsubsecretario presidencial Beder Camacho a la cabeza, y con la colaboración del exasesor Eder Vitón.
Vitón elaboró, según la tesis fiscal, documentos que Camacho filtró a la prensa para demostrar un falso plagio en el que habría incurrido la fiscal de la Nación, Patricia Benavides.
“Se verificaron las propiedades del archivo de Word ‘COMPARATIVO-plagios’, se advierte que el archivo tiene como autor ‘Eder’ y guardado por ‘Eder Vitón Burga’, creado el 22 de julio de 2022″, se lee en la solicitud de prisión preventiva.
El objetivo era deslegitimar a Benavides y se usaron las “redes sociales, medios de comunicación y fuerzas políticas que son aliadas del gobierno” para cumplir con ese cometido.
Ese “plan criminal” también incluyó vincular a la titular del Ministerio Público con la red criminal de Los Cuellos Blancos del Puerto y “atacar la investigación que tiene la hermana” de la fiscal.
En un mensaje escrito por el exasesor Biberto Castillo al presidente Castillo, el 14 de octubre de 2022 a través de la app Signal, este le indica que “hay que asfixiar a Porky”, en alusión al electo alcalde de Lima, Rafael López Aliaga.
“Hay que seguir reuniéndose con autoridades electas, es buen punto. Porky quiere movilizar Lima y Callao, hay que dejarlo sin presupuesto y sin espalda financiera”, se lee. Ello demuestra las operaciones de la red criminal.

Puntuación: 5 / Votos: 8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *