#CongresistasDesdeLos18

[Visto: 191 veces]

Por Martha Meier Miró Quesada– Diario EXPRESO.
Cumplidos los 18 años es obligatorio votar, pero hay impedimento para postular, sea al Congreso, a los municipios o a los gobiernos regionales. Esto permite que los jóvenes sean azuzados por los Tirano-saurios rojos que vampirizan su energía, los empujan a protestas callejeras para encumbrarse ellos, pisándole las espaldas para luego –valga la redundancia– darles la espalda. Los “viejos-lesbianos”, como los chicos llaman ahora a los políticos de derecha, les endulzan el oído con el cuento de que son el futuro del país y deben prepararse académicamente para exhibir logros. ¡Ajá! Como si el Legislativo, los gobiernos regionales y locales no estuvieran plagados mayoritariamente por analfabestias, básicamente talentosos para el hurto.
Es perverso y peligroso que nuestra Constitución exija tener 25 años como requisito para postular, más aún cuando los dieciochoañeros pueden elegir porque tienen el criterio y la madurez para hacerlo; a contramano, un analfabeto funcional o quien jamás creó ni produjo algo, puede tentar suerte en elecciones congresales, regionales o municipales por el simple hecho de tener la edad requerida, bloqueando a jóvenes creativos, líderes barriales o universitarios embarcados en proyectos solidarios, a favor del ambiente, del desarrollo tecnológico, con ideas innovadoras, el espíritu limpio, preñados de buenas intenciones y muchas veces con inteligencia largamente superior al promedio. ¿Se imaginan la frustración al ver a la fauna parlamentaria que hasta para operar sus laptops requieren de asesores, a vejetes durmiendo la mona en el Hemiciclo y a gobernadores y alcaldes balbuceando incoherencias? La Constitución no puede ni debe apartar a los jóvenes votantes del espacio de toma de decisiones sobre asuntos que les competen directamente.
Con apenas siete años, el niño cusqueño Mateo Huamán Lonconi construyó un detector de sismos presentado en el concurso Eureka 2017 (Minedu y Concytec) para “salvar vidas” alertando con cierta anticipación los terremotos. En Arequipa José Quisocala Condori, a los trece años era gerente general de un Eco-Banco que fundó a los siete; una banca cooperativa para niños y jóvenes en el que la moneda para las transacciones financieras son residuos sólidos: cuadernos usados, plásticos y botellas vendidos a empresas recicladoras. En 2018 ganó el premio ‘Children’s Climate Prize’ de la empresa sueca Telge Energi; en 2014 ya había sido galardonado con el ‘Internacional Financial Youth Finance Landscape’, de Unicef y la CYFI. Se trata de un emprendimiento ambiental que promueve la educación e inclusión financiera para el desarrollo sostenible. “Buscamos reducir el desempleo juvenil y hacer del ahorro la herramienta fundamental de lucha contra la pobreza”, dice José, quien aspira llegar a la presidencia del Perú, para lo que deberá esperar a cumplir 35, ya no 25.
Es cierto, la Constitución del 1993 requiere un gran cambio y este es permitir #CongresistasDesdeLos18, porque los jóvenes mayores de edad no son el futuro que los posterga sino el presente que los necesita no para rebelarse en las calles sino para señalarnos nuevos caminos para avanzar juntos.

El Comercio del odio

Por Martha Meier Miró Quesada– Diario EXPRESO.
El Comercio estaba en tira y aflojes con Vizcarra cuando se le acabó el juego con la inesperada vacancia. En varias portadas domingueras publicaron testimonios filtrados por Fiscalía de colaboradores eficaces revelando cómo, cuándo, cuánto y dónde el otrora ‘okupa de Palacio’ recibió coimas, extrañamente los editoriales sostenían que tales afirmaciones debían tomarse con pinzas por no estar corroboradas. ¿Por qué publicar algo así en portada sin mencionar la falta de refrendo? El Comercio, además, impulsó la tesis de que aunque el hoy ex de Palacio sea corrupto no era momento de vacarle. ¿Quién decide los tiempos? ¿Odebrecht? Todo indicaría que había una negociación en curso muy probablemente vinculada a la compleja situación legal del socio predilecto de Odebrecht en el Perú, José Graña M.Q.
El Comercio le decía a sus lectores que Vizcarra era un ladrón, corrupto, mitómano y luego pretendía que los peruanos decentes aceptásemos que siguiera (des)gobernándonos. Y esto a sabiendas de la inmensa probabilidad de que este pospusiera las elecciones o que fueran fraudulentas, porque un Vizcarra fuera del cargo o sin gallo de tapada de relevo (Guzmán, Salaverry o Forsyth) era un Vizcarra preso. La periodista Patricia del Río Labarthe lo dice en un audio filtrado de su chat familiar: “he estado conversando con el fiscal Vela durante todo este tiempo para justamente evaluar el tratamiento que se daba en RPP al tema de las pruebas. El caso de corrupción de Vizcarra es de los más sólidos que tiene la Fiscalía […] esto no es un Golpe de Estado […] Vizcarra ha robado como le ha dado la gana […] Acuérdense de mí, va a acabar en la cárcel”. Una información importante, pero que lamentablemente demuestra que la periodista de RPP dosificaba la información a sus oyentes, y permitía que un fiscal determinará el tratamiento editorial del tema. ¿Ocurre igual con la periodista Graciela Villasís de El Comercio, hermana de un fiscal?
Sucedida la vacancia, el viejo diario perpetrando el más vil de los oficios trató de zafar cuerpo, de confundir, calificó de Golpe lo que está ceñido a nuestra Constitución, se lanzó contra el nuevo presidente Manuel Merino de Lama, le dan tribuna al que alguna vez acusaron de ser el carnicero “Capitán Carlos” de Madre Mía, es decir al corrupto Ollanta Humala para que se despache contra la decisión congresal y los periodistas del canal noticioso “N” parecen impulsadoras de las protestas que con tanta algarabía celebra, también, el terrorista del MRTA, Peter Cárdenas, en su página de Facebook. https://www.facebook.com/peter.cardenas.31c
La chusma marxista-leninista-guevarista, representante del narco-comunismo, ha encontrado en El Comercio y demás irresponsables medios a voceros que propalan su narrativa del odio, el arma más potente para destruir un país.

Entrevista a Pedro Gamio: “Guzmán no es el candidato vitalicio del Partido Morado”

En conversación con Político.pe, el precandidato a la primera vicepresidencia de la lista de Carolina Lizárraga denuncia prácticas antiéticas y ataques “de bajo nivel” al interior de su agrupación. De igual modo, considera que Flor Pablo debería apartarse de la plancha de Julio Guzmán por hallarse involucrada en un proceso penal.
Señor Gamio, ¿puede usted decirnos cuáles son los matices ideológicos que diferencian a la plancha liderada por Carolina Lizárraga de la de Julio Guzmán?
Antes que matices ideológicos, lo que más rescato es la confianza ciudadana y nuestra fidelidad a las reglas y principios de la política. Una de las características esenciales del Partido Morado, como un partido nuevo, es buscar que la política sea decente y se base en la verdad.
¿En qué consiste esa “política decente”?
Queremos que las personas que pretendan representar a los demás tengan la mejor foja de servicios y que sus conductas respondan a lo que es una práctica correcta, porque el gran drama de la política peruana es que está venida a menos. Nos hemos convertido en piratas de nuestro propio país, y esa deslegitimidad hoy está presente en la conciencia colectiva. Por lo tanto hay que hacer un esfuerzo importante en recuperar la política, y para eso necesitamos docencia y decencia.
Entonces, ¿considera que Carolina Lizárraga, Jaqueline Mathews y usted son los que mejor representan aquello que defiende el Partido Morado?
En pocas palabras, estamos enarbolando la bandera de la fortaleza institucional, la de no relajar la razón de ser y la razón de existencia del Partido Morado.
¿Quiere decir que Guzmán no representa esa institucionalidad de la que usted habla?
En estos momentos, hemos visto prácticas que no tienen que ver con nuestra razón de ser como partido.
Carolina Lizárraga marcó distancia de Vizcarra con anticipación. ¿Esa también fue una de las razones del parteaguas en el Partido Morado, habida cuenta de que Guzmán y la bancada morada en el Parlamento evidenciaban un apoyo y acercamiento a Vizcarra?
Nosotros en eso hemos sido bien claros en mantener la independencia. El hecho de haber votado en contra de la vacancia no significa que avalemos situaciones que deben ser aclaradas o ventiladas en el Poder Judicial.
Pero Carolina Vizcarra dijo claramente que ella se había sentido decepcionada de Vizcarra.
Repito que hay hechos que deben ser aclarados por el Poder Judicial. Una cosa es defender la institucionalidad del país y otra, avalar conductas que no corresponden a lo que debe ser un comportamiento de un funcionario público.
¿Haber presentado una segunda plancha que compite con la del candidato natural refleja cuestionamientos al liderazgo de Guzmán? ¿Se debe quizás a sus actos personales o decisiones políticas?
Un partido republicano, un partido que propone la cancha plana para todos los ciudadanos del Perú, no puede tener candidatos naturales. Ahí hay una contradicción. El fundador del partido merece todo el reconocimiento, pero no es el candidato vitalicio.
¿Y Guzmán ha respetado eso, más allá de los procesos oficiales? ¿Ha tomado de buena gana esa competencia?
Lamentablemente en estas elecciones no hay cancha plana. Estamos viendo una serie de hechos por los que nosotros hemos manifestado nuestra preocupación y que deben corregirse. No puede ser que el candidato que compite con otra candidata en una contienda democrática no haya pedido licencia del cargo de presidente del partido para participar en condiciones iguales.
Si se mantiene en el poder para controlar el aparato partidario y administrar los recursos que tiene el partido -porque recibe fondos de la ONPE- y tiene representación parlamentaria, en fin… esa falta de cancha plana nos hace daño. No es una práctica republicana.
Lo que usted comenta se da a un nivel oficial, pero también hay un nivel fáctico en las redes sociales. ¿Usted también identifica ahí desventajas?
Todo forma parte de una cadena de transmisión. Si se actuase como corresponde, habría cancha plana. Por ejemplo: mantener al presidente de la república en la lista, no obstante que él ya renunció, afecta la imagen de nuestro presidente del Perú y de nuestro Partido Morado. El presidente ha actuado correctamente: ha renunciado porque ya está ejerciendo una función que no es compatible con seguir corriendo como candidato de una lista.
¿Qué opinión le merece el presidente Sagasti, como persona, y qué espera de él como actor político?
Yo espero lo mejor porque es uno de los más calificados miembros del Partido Morado. Ha asumido la responsabilidad de ser presidente de todos los peruanos en un momento de régimen de transición.
Estoy de acuerdo con su decisión de haber renunciado a la candidatura. Lo que no me parece bien es que el partido, a través de su organismo electoral, no haya tramitado de inmediato la renuncia y se haya declarado —a través de la candidata de la lista de Julio Guzmán— que se esperará a que termine la elección interna para tramitar esa renuncia. No es una práctica ética ni correcta.
La Fiscalía ha pedido 4 años y 8 meses de prisión para Flor Pablo, candidata a la vicepresidencia en la lista de Julio Guzmán, por el presunto delito de negociación incompatible. ¿Qué opinión le merece esto? ¿Encaja con los pronunciamientos de Guzmán sobre que personas con problemas con la justicia no deben postular?
En la elección anterior hubo algunos inconvenientes porque fallaron los filtros; es decir, hubo candidatos que aparecían con problemas con la justicia porque no habían sido detectados a tiempo. A raíz de esa experiencia existió un compromiso del presidente del partido. Nosotros partimos de la presunción de inocencia porque nosotros no somos nadie para juzgar a una persona: para eso está el Poder Judicial. Pero, si esa persona tiene un proceso penal, hasta que se aclare debe inhibirse de la función que está ejerciendo como dirigente o inhibirse de postularse como candidato en nombre del partido.
¿Está diciendo que Flor Pablo debería renunciar?
Esa es una práctica en el Partido Morado, y debería apartarse del proceso.
¿Usted desde cuándo pertenece al Partido Morado?
Yo colaboré en el Plan de Gobierno en el primer del intento de 2016. Estuve apoyando en la gira del sur, y me inscribí en 2018.
¿Cómo califica usted el bullying en redes que viene sufriendo la candidatura de Carolina Lizárraga, a tal punto de que ella misma ha llegado a denunciar acoso?
Me ha sorprendido por los hechos. Por ejemplo, acusar a Carolina Lizárraga de ser un “topo” aprista me parece una acusación de bajo nivel que no corresponde a la verdad de los hechos. Carolina Lizárraga ocupó unos cuantos meses un puesto muy importante de lucha contra la corrupción, porque era una jueza que había luchado contra la corrupción con experiencia y con honradez comprobada. El presidente de la república también trabajó en el gobierno aprista, pero esto no quiere decir que es un topo aprista, así como nadie puede acusar a Julio Guzmán de ser un topo humalista por haber sido viceministro en el gobierno de Humala. Entonces, las cosas deben realizarse con altura y el respeto.
¿Qué podría decirnos sobre su plan de gobierno?
Nosotros hemos manifestado que es importante la estabilización de las cuentas fiscales. Tenemos que darle prioridad a la interconexión para la educación, a los planes contra la anemia, los biohuertos, los biodigestores para tratar la basura y las brigadas móviles de módulos de salud. La desnutrición también debe ser combatida con agua limpia. Hay que asegurarse que llegue a todos.
¿Y para este plan tan ambicioso y aterrizado, ustedes convocarían a todos los sectores o un solo grupo va a encapsular al Estado?
Nosotros no vamos a repetir viejas prácticas que tanto daño nos han hecho. Tenemos que ser capaces de convocar a los primeros de la clase, sea cual sea su tienda política. Hay que poner por delante al Perú. Tenemos que apostar por la ciencia y la tecnología, y eso no lo podemos hacer si no convocamos a los peruanos con mayor talento y capacidad de aporte.

Puntuación: 5 / Votos: 26

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *