Educación intercultural bilingüe

[Visto: 1811 veces]

Monseñor Gerardo Zerdin
Por Manuel Martinez- Diario Correo
Treinta y tres indígenas originarios obtuvieron el grado de Bachiller en Educación Intercultural Bilingüe, gracias al convenio de cooperación interinstitucional suscrito entre el Vicariato Apostólico de San Ramón y la Universidad Católica Sedes Sapientiae.
En presencia de las principales autoridades de la provincia y autoridades universitarias, los 33 indígenas vistiendo su vestimenta típica recibieron sus respectivos diplomas y medallas que los reconoce como bachilleres egresados de la Universidad Católica.
Los 33 bachilleres pertenecen a las culturas, Shipibo Conibo, Yine, Asháninka y provienen de diferentes regiones amazónicas. La universidad otorgó una beca integral que cubrió alojamiento, materiales educativos, alimentación, medicina y otros.

Graduados

“Mi nombre en Yine es Yopixri y en castellano es Aler Zumaeta Baralte, natural de la Comunidad de Bufeo, Distrito de Sepahua. Agradezco la buena voluntad del Monseñor Gerardo Zerdin. Hoy me siento feliz, realizado y comprometido con la educación de mi cultura” dijo muy emocionado junto a sus familiares después de la ceremonia de graduación uno de los graduados.
La regidora América Armas de García, en representación de la municipalidad provincial, valoró el proyecto educativo y la calificó de “una bendición divina cuyos frutos ya los tenemos, nuevos profesionales quienes sembraran semillas del saber con responsabilidad, valores humanos y uso de la lengua originaria”.

Atalaya

En el 2013 habrá admisión para la carrera de administración dirigida también para la población indígena, con la misma malla curricular y con las mismas características, informó el coordinador académico Hilario Castilla Cruz.
Por su parte varias comunidades nativas replicaron la celebración de la graduación de sus paisanos, con la bebida regional el masato, y consumiendo potajes preparados a base de carne de monte, amenizado con conjuntos musicales típicos.

Chinindia

Chinindia
Por Maximiliano Sbarbi Osuna
Luego de décadas de desconfianza y rivalidad, las elites de ambos países vislumbran que la unión en variados sectores estratégicos puede llegar a crear un centro de poder en Asia, que actuaría como motor regional, y que atraería a las principales economías continentales: el sudeste asiático y Japón.
“India y China pueden juntas reestructurar el orden mundial”. “La cooperación (entre ambos) es como dos pagodas, una de hardware y otra de software. Combinadas, podemos ser líderes del mundo. Cuando ese día llegue significará el advenimiento del siglo de Asia”.
Estas dos frases pronunciadas respectivamente por el Primer Ministro de la India, Manmohan Singh y su par chino Wen Jiabao, en 2007, denotan que la era del deshielo y del acercamiento económico, entre ambas potencias, ya comenzó.
Estas dos naciones, que han mantenido importantes encuentros dentro del BRIC – bloque de los principales países en desarrollo (Brasil, Rusia, India y China), están negociando desde hace dos años una asociación simbiótica que traspasa la esfera económica y penetra dentro del ámbito geopolítico.
Un bloque sin precedentes
Luego de décadas de desconfianza y rivalidad, las elites de ambos países vislumbran que la unión en variados sectores estratégicos puede llegar a crear un centro de poder en Asia, que actuaría como motor regional, y que atraería a las principales economías continentales: el sudeste asiático y Japón.
Este bloque gigante que concentra el 36% de la población mundial y casi una tercera parte del producto bruto global ya tiene nombre: Chinindia.
La cantidad de habitantes de China e India es similar, pero el PBI de China es superior en más de cuatro veces.
En los últimos años, Chinindia superó en poder de paridad de compra a grandes potencias como Italia, Francia y Canadá. Mientras que en la relación entre reservas y deuda externa, este bloque es el que mejor posicionado está en el mundo. De acuerdo con el Banco Mundial, el porcentaje de la deuda de los EE.UU. en relación con su PBI es del 93%, mientras que en China conforma sólo el 5,38% y un 4,91% en India.
Por su parte, China es el país que más reservas tiene – más de dos billones de dólares -, en tanto India se ubica en el quinto lugar con 274 mil millones.
Por ahora, el mayor avance en la integración económica de ambas potencias está relacionado con la producción de software y hardware. India es el primer productor mundial de programas de computación, mientras que China lo es en cuanto a los equipos informáticos. El complemento de ambos sectores ubicaría a Chinindia en una posición difícil de alcanzar por sus competidores japoneses, norteamericanos y europeos.

China-India

Dificultades
Sin embargo, la construcción de bloques económicos y políticos no es sencilla. Tanto el Mercosur, como la Unión Europea padecen en diferentes escalas los vaivenes de las economías internas de cada miembro, lo que provoca que algunos países tomen medidas proteccionistas que perjudican al bloque en general.
Las pequeñas y medianas empresas indias están en desacuerdo con esta unión, ya que varios productos chinos ingresan a la India a precios más bajos que los producidos por la industria local. Esto puede llegar a ejercer una presión sobre el gobierno de Nueva Delhi para que imponga medidas proteccionistas, que inevitablemente van a afectar al comercio bilateral.
Otro elemento que dificulta una cooperación plena son los conflictos fronterizos y políticos. En 1962, ambas naciones se enfrentaron en una guerra por una región remota, cuya disputa aun se mantiene latente.
Los conflictos en el Tíbet exacerbados por el Dalai Lama – de acuerdo a las acusaciones de Pekín – también tensan las relaciones bilaterales.
Por otro lado, el mayor problema que tienen las industrias de Chinindia es el abastecimiento energético, ya que ambos países consumen cantidades de combustible muy superiores a las que producen. Eso ha provocado en la última década que tanto India como China se disputaran zonas de extracción de hidrocarburos dentro de Asia y en el Océano Índico.
Además, el rodeo militar mutuo denunciado por las cúpulas castrenses de ambos países impide que la desconfianza se diluya rápidamente. India a cusa a China de imponer su presencia militar en el Índico y de estrechar lazos con enemigos, tales como Pakistán, cuya tecnología nuclear se la debe en gran parte a Pekín. En tanto, la alianza de China con la dictadura birmana gestó un acuerdo por el cuál Pekín está construyendo un gasoducto, demasiado cercano al territorio Indio, para abastecerse desde barcos en el Índico, lo que produce una injerencia en la zona india de influencia.
Por su parte, la alianza militar y comercial de Nueva Delhi con los EE.UU. y Japón hace sonar las alarmas en China, que se ve afectada por el ingreso de poderosos actores extranjeros en la región.
Por ahora, las negociaciones para la creación de un bloque común están avanzadas pero sólo en algunos sectores en particular. Los principales obstáculos se encuentran en las décadas de rivalidad militar y comercial. Mientras tanto, desde la OTAN ven con recelo la remota, pero posible, unión de Rusia con Chinindia, que le aportaría toda la energía necesaria desde Siberia, generando un gran bloque, que no sólo conformaría un polo económico mundial, sino que sería energéticamente autosuficiente.

China

China compra bienes raíces en Estados Unidos
Hay dos formas de ‘negociar’ con Estados Unidos: con armas o con deuda. China ha preferido la segunda opción y está comprando propiedades en diversas ciudades del país.
Actualmente, la deuda de EE.UU. con China excede el billón de dólares y todo parece indicar que para saldarla habrá que diversificar los ‘negocios’. Así, ciudades enteras del país podrían en un futuro no muy lejano pasar a manos de los chinos. Una de ellas es Toledo, en Ohio, donde los extranjeros pueden adquirir propiedades a bajo precio debido a la difícil situación económica y el alto desempleo. Los chinos no han despercidiado la oportunidad.
‘China city’
En marzo del 2011, inversores chinos pagaron 2.15 millones de dólares en efectivo por el complejo de restaurantes en el río Maumee, en Toledo. Después invirtieron otros 3,8 millones en 69 acres de tierra cerca de la ciudad de Marina, con la promesa de asignar 200 millones más a un nuevo complejo habitacional y comercial. En septiembre de ese año, otra compañía china gastó 3 millones de dólares en un viejo hotel, informa Fortune.
Los chinos están comprando en primer lugar bienes raíces comerciales económicamente deprimidos. Toledo se encuentra en una zona estratégica por su fácil acceso a Chicago, Detroit, Cleveland, Pittsburgh e Indianápolis. Por esto es considerada una “región de logística de cinco estrellas”. Una de las empresas chinas ya ha anunciado la construcción de una ‘China city’ no lejos de Toledo.
China juega a lo grande
Los chinos compran bienes inmobiliarios no sólo en pequeñas ciudades, sino también en las principales urbes de EE.UU. incluyendo Nueva York. Además de las propiedades, han adquirido varias compañías, bancos y tierras ricas en recursos naturales. Por ejemplo, China Dalian Wanda Group compró recientemente la cadena de cines AMC Entertainment por 2.600 millones de dólares.
Según un informe reciente de The New York Times los inversores chinos también están comprando apartamentos de lujo y planean gastar cientos de millones de dólares en proyectos comerciales y residenciales, como Atlantic Yards en Brooklyn. Las empresas chinas ya alquilan oficinas en el Empire State Building y el nuevo World Trade Center.
EE.UU., ¿la futura colonia económica de China?
¿Cómo fue que Estados Unidos está ahora bajo el control financiero de China? Su déficit comercial es la principal razón. Los estadounidenses compran mucho más a otros países que lo que otros a ellos. En la actualidad, el déficit comercial de EE.UU. es el más grande del mundo y desde 1975 ha superado los 8 billones de dólares.
Hoy en día, por cada 4 dólares que EE.UU. gasta en bienes y servicios chinos, China gasta sólo un dólar en bienes y servicios estadounidenses. Esto ocurre por los altos aranceles a los productos manufacturados en Estados Unidos.
Así, EE.UU. es cada vez más pobre, mientras que China es cada vez más rica, lo que les da la posibilidad de seguir acaparando mercados tranquilamente en el país, afirma Fortune.
Fuente: RT Actualidad/Economía
¡MENOS FILÓSOFOS, MÁS INGENIEROS!
Por Andrés Oppenheimer
Cuando Xi Jinping fue designado nuevo líder de China la semana pasada, una de las cosas que más me llamó la atención de su currículo es que es ingeniero. Más exactamente, es un ingeniero que ha reemplazado a otro ingeniero como líder del país más poblado del mundo.
En Occidente, la mayoría de los presidentes son abogados, que en casi todos los casos hablan bonito. El presidente de Estados Unidos es un abogado graduado en Harvard, quien recientemente fue reelecto tras derrotar a Mitt Romney, otro abogado graduado en Harvard. El presidente mexicano Felipe Calderón es abogado, y será reemplazado el 1 de diciembre por Enrique Peña Nieto, otro abogado.
España también está gobernada por un abogado que reemplazó a otro abogado. En Sudamérica, aunque hay un número creciente de economistas, militares retirados y ex guerrilleros en la presidencia, la mayoría de los palacios presidenciales han sido habitados desde hace mucho tiempo por abogados.
El nuevo líder chino, Xi, es un ingeniero químico que fue designado por el Congreso Nacional del Partido Comunista para reemplazar a Hu Jintao, un ingeniero hidráulico, que a su vez reemplazó al presidente Jiang Zemin, un ingeniero eléctrico.
¿Por qué es interesante todo esto? No se trata de que los ingenieros sean mejores gobernantes (no siempre lo son) ni de incurrir en generalizaciones -como que los ingenieros solucionan problemas, mientras que los abogados viven de los problemas- sino de reflejar el hecho de que la ingeniería es mucho más popular en China y otros países asiáticos que en Occidente. Eso es importante porque estamos viviendo en una economía global basada en el conocimiento, en la que las patentes de nuevas invenciones -producidas en general por ingenieros, científicos y técnicos- generan a las naciones mucho más riqueza que las materias primas. Los ingenieros y científicos que desarrollan nuevos productos están en mayor demanda que nunca.
El mes pasado, durante un viaje a China, visité la Universidad Tsinghua de Pekín, una de las más prestigiosas de China, y me enteré de que el 72 por ciento de sus estudiantes de licenciatura, maestrías y doctorados están inscriptos en las escuelas de ingeniería y ciencias duras, mientras que tan sólo el 28 por ciento estudia humanidades o ciencias sociales.
Según datos de la Fundación Nacional de la Ciencia de Estados Unidos, mientras el 31 por ciento de todos los graduados universitarios de China se especializan en ingeniería, la cifra comparativa en nuestro país (Argentina) es tan sólo del 5 por ciento.
En la mayoría de los países latinoamericanos, la primacía de las humanidades y ciencias sociales sobre la ingeniería y las ciencias duras es aún mayor. Nuestras universidades producen demasiados filósofos y psicólogos, y demasiado pocos ingenieros.
La última vez que miré las cifras de la Universidad de Buenos Aires, una de las más grandes de Latinoamérica, tenía 29,000 estudiantes de psicología y 8,000 estudiantes de ingeniería, lo que equivale a producir tres psicólogos para curar los problemas de cada ingeniero.
“En Occidente, los jóvenes prefieren ir al dentista antes que estudiar ingeniería”, bromea David E. Goldberg, profesor emérito de ingeniería de la Universidad de Illinois, y fundador de un movimiento para modernizar la enseñanza de ingeniería. “Abogacía, administración de empresas y medicina – casi cualquier cosa antes que ingeniería – parecen ser las carreras preferidas de los jóvenes de hoy”.
La receta de Goldberg: hacer el estudio de la ingeniería más divertido, y más creativo. “En lugar de empezar la carrera de ingeniería con la parte creativa, estamos empezándola con matemáticas, ciencia y toda la parte abstracta, y eso hace que deserte casi el 50 por ciento de los alumnos”, me comentó Goldberg.
Mi opinión: cada vez que escribo que deberíamos producir más ingenieros y científicos – y tal vez menos filósofos – muchos lectores me señalan que en sus países no hay salida laboral para los jóvenes ingenieros. “¿Para qué sacrificarse con un estudio tan difícil y terminar manejando una taxi?”, me dicen.
Pero en la mayoría de los casos eso no es cierto. Cada vez más empresas se quejan de la escasez de ingenieros bien preparados en sus países.
Y la experiencia de China, India, Taiwán y otros países asiáticos revela que la producción masiva de ingenieros da buenos resultados: muchos de esos países empezaron a producir grandes números de ingenieros sin preocuparse demasiado si conseguirían empleo, y los empleos aparecieron después. Las empresas multinacionales llegaron al poco tiempo para aprovechar la gran masa de graduados en ingeniería.
No creo que debamos ver a Xi ni a la dictadura china como modelos políticos. Pero el hecho de que China esté gobernada por ingenieros y de que los estudiantes chinos se vuelquen masivamente a la ingeniería debería servirnos de recordatorio de la necesidad de producir más ingenieros, y de hacer que la ingeniería sea un estudio más divertido.

Rolando Echarri Pareja

Detienen dirigente MOVADEF
El dirigente del MOVADEF – Base Argentina, Roland Echarri Pareja, fue detenido por personal del Departamento de la Unidad de Investigación Antiterrorista de la Policía Federal Argentina, en coordinación con Interpol Buenos Aires.
Echarri Pareja, quien registra requisitorias vigentes en nuestro país por el delito de terrorismo, fue capturado ayer y ha sido trasladado a una unidad del Servicio Penitenciario Federal.
La información ya ha sido puesta en conocimiento de la Unidad de Cooperación Judicial Internacional y extradición del Ministerio Público, el cual deberá elaborar el cuadernillo de extradición correspondiente, que deberá ser remitido a las autoridades argentinas en los próximos 60 días conforme a lo acordado en el Tratado de Extradición vigente entre ambos países, precisó la cancillería peruana.
Indica que la detención se produce como parte de las coordinaciones realizadas con el Gobierno argentino y en el marco de la estrategia para contrarrestar las acciones de Movadef en el exterior.

Susana

Año Nuevo
Los comerciantes del Mercado Central buscan ponerse de acuerdo con la Municipalidad de Lima para vender los muñecos que se van a quemar en el Año Nuevo con el rostro de la alcaldesa Susana Villarán.
Correo recorrió ayer ese emporio comercial en busca de estos productos, pero simplemente han desaparecido. No están a la venta ni se producen para evitar represalias del serenazgo de la comuna metropolitana, pero tanto productores como vendedores han decidido que pese a la prohibición, esos productos estarán a la venta en los próximos días.
AMENAZAS
“Vinieron los serenos, nos amenazaron y dijeron que impondrán multas de 50 mil soles. Pero no nos amedrentan. Ya tenemos la mercadería lista y saldrá a la venta sí o sí”, manifestó enfurecido el vendedor de cotillón y piñatas Edgardo Gallo.
Los comerciantes indicaron que una comitiva se ha reunido con el teniente alcalde de Lima, Eduardo Zegarra, para buscar solución al problema, pero que aún no han llegado a un acuerdo.
“El municipio alega que nos cerrarían porque fabricamos los productos en talleres clandestinos. Pero trabajamos con todas las de la ley”, explicó Ruiz, mientras nos mostraba el permiso de funcionamiento de su local en la cuadra 7 del Jirón Huallaga.
La vendedora Joice Siancas manifestó su rechazo a la prohibición en la comercialización de piñatas. “Si no vendo estos productos perdería más de ocho mil soles. Mataría mi negocio por completo y me quedaría en la calle durante esta campaña de fin de año”, agregó.
Siancas dijo que no es el primer año que intentan prohibir esas ventas. “La alcaldesa busca desvirtuar a todos los comerciantes del centro como lo hizo en La Parada. Pero no lo va a lograr”, recalcó.
Fuente: Diarios Correo, Perú21, La Razón y www.gatoencerrado.net

Puntuación: 5 / Votos: 44

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *