Camilo Peirano Blondet

[Visto: 775 veces]

BBVA acusa estafa por S/280 Millones a empresarios pesqueros

Las compañías que están bajo investigación son: Importaciones Marítimas Baru SAC, Planos Ingeniería y Construcción, y Empresa de Servicios San José.

El Banco BBVA ha presentado una denuncia por presunta estafa contra exaltos funcionarios y empresarios pesqueros. Es así que los acusaron de participar en un esquema fraudulento que involucra la aprobación de 40 operaciones de leasing sin garantías. Todo esto suma un total de S/280 millones.
Entre las empresas investigadas se encuentran Importaciones Marítimas Baru SAC, Planos Ingeniería y Construcción, y Empresa de Servicios San José, entre otras. Los presuntos implicados fueron ejecutivos como Marco Gaitán Chunga y Yazmín Melgarejo Ramos. Estos personajes actuaron junto con los funcionarios Christian Bobadilla Ortega y Alessandro Pino Silva.
Según la denuncia presentada el 29 de diciembre de 2023 ante las fiscalías correspondientes, los acusados habrían confabulado para perjudicar al banco. Esto mediante la tramitación fraudulenta de leasings. Se alega que el dinero desembolsado se repartía entre los denunciados y sus empresas. Mientras que los bienes objeto de arrendamiento financiero eran inexistentes o carecían de validez.
La complejidad del esquema fraudulento se profundiza con la aparente coordinación entre ejecutivos bancarios y empresarios de dudosa reputación, como los hermanos Camilo y Luis Peirano Blondet, vinculados a casos previos de pesca negra y narcotráfico.
El modus operandi involucraba la creación de cuentas bancarias, autorización y ejecución de desembolsos a empresas vinculadas a los acusados, y manipulación de información documental para aparentar la legitimidad de las operaciones.
El análisis financiero reveló que los fondos del leasing se distribuyeron entre diversas empresas y personas relacionadas con los acusados, evidenciando una red sofisticada de corrupción.
El Banco BBVA Perú ha emprendido acciones legales para esclarecer este caso de presunta estafa, que involucra no solo a exejecutivos y empresarios pesqueros, sino también a funcionarios bancarios de alto nivel. La denuncia resalta la necesidad de una mayor vigilancia y regulación en las transacciones financieras para prevenir este tipo de actividades fraudulentas.
Fuente: Diario La Razón.

El gran fraude

El Banco BBVA Perú, por intermedio de sus abogados del Estudio Payet, ha presentado una explosiva denuncia contra varios de sus ejecutivos, encabezados por el ingeniero industrial Marco Gaitán Chunga, jefe la oficina del centro comercial Plaza Lima Norte; Yazmín Melgarejo Ramos, jefe de la oficina de Miraflores, y los funcionarios Christian Bobadilla Ortega y Alessandro Pino Silva, ante la Fiscalía de Miraflores, Surquillo y San Borja (29/12/23), por haber aprobado operaciones de leasings, que es una suerte de préstamo, mediante el cual, un bien adquirido por el banco es operado por el cliente mediante el pago de un arrendamiento financiero, pudiendo adquirirlo por un valor simbólico al término de la cancelación total de las cuotas.
La denuncia presentada por el banco que dirige el mexicano Fernando Eguiluz, señala que: “A través de diversos actos de investigación interna (revisión de documentos, visitas a los domicilios consignados por los intervinientes, entrevistas con los involucrados, entre otros), BBVA identificó que existían actos fraudulentos (que ahora denunciamos) y que se habrían dado mediante la confabulación de los imputados para perjudicar al banco a través de la tramitación fraudulenta de leasings, generando que nuestra entidad bancaria desembolse cuantiosa sumas de dinero bajo el entendido de que pagaba al proveedor correspondiente por la adquisición de los bienes objeto de arrendamiento financiero. Sin embargo, lo que en realidad sucedía era que el dinero desembolsado sería repartido entre los denunciados y sus empresas”.
Es decir, que estos ejecutivos del BBVA se habrían coludido con empresarios inescrupulosos que formaban parte de empresas pesqueras sin garantías, porque no solo no existían las embarcaciones adquiridos por leasing, sino tampoco aquellos bienes que las empresas colocaban como garantías. Se trata de 40 operaciones de leasing las denunciadas en tres demandas del banco hispano peruano, que suman S/280 millones.
El primer caso, la empresa Calvo Pérez Resguardo Perú SAC, donde figura como apoderado legal Camilo Peirano Blondet y como gerente general, la psicóloga Rosa de los Ángeles Rivas García. Si bien el rubro principal es la seguridad privada, tiene como actividad secundaria la elaboración de conservas de pescado. En el expediente están involucrados no solo Camilo, sino también su hermano Marcelo, ambos hijos del exministro de Cultura, Luis Peirano (2011-2013) y de la exministra de la Mujer, Cecilia Blondet (2002). En el 2012, ambos fueron involucrados en un caso de “pesca negra” (la comprar de anchoveta para fines industriales a embarcaciones artesanales) con la empresa Superfish SAC.
Pero el antecedente más vergonzoso tuvo que ver con Camilo Peirano Blondet, que fue involucrado en un proceso por narcotráfico (2017-2022), porque la Dirandro (Dirección Antidrogas) detectó 1,291 kilos de clorohidrato de cocaína en tres contenedores que declaraban filete de pota congelada para exportar de la empresa Villa de Oro SAC, de su propiedad. Peirano, logró salir absuelto de los cargos de tráfico ilícito de drogas hace dos años (4/3/22), pero permaneció 28 meses en prisión preventiva.

Milagros del Orinoco

La denuncia señala que Calvo Pérez Resguardo Perú abrió dos cuentas corrientes, en soles y dólares, en la oficina del BBVA de Lima Norte, en donde el gerente de oficina era Marco Gaitán Chunga, amiguísimo de Camilo Peirano Blondet, según fuentes barranquinas, porque coincidían en el restaurant “La Cuadra de Salvador” de propiedad de Fernando Pazos Huayamares. Se señala que esta empresa solicitó un leasing para implementar una cámara de conservación en una planta pesquera en el Callao, asignándole como ejecutivo al funcionario Alessandro Pino Silva, quien aprobó la operación y desembolsó US$3’645,000 a favor del proveedor Cartagena Comercio e Inversiones EIRL, representada por Herlinda Raquel Rodríguez Flores, que una fuente nos indica que es amiga de Yazmín Melgarejo, jefa de la oficina de Miraflores del BBVA. En la investigación, el banco descubrió que el contador Julio Augusto Peña Quijano, que avaló el balance de la empresa Calvo Pérez Resguardo Perú, no figura como contador colegiado y mas bien consignó un número de colegiatura que corresponde a otro contador. Peor aún, la Declaración Jurada 2022 de la empresa ante la Sunat, registra un número de recepción que no es reconocido por la administración tributaria.
En el sistema del banco, Cartagena Comercio, el proveedor de la cámara de conservación, figura con una dirección en Chimbote, pero en la ficha RUC, la dirección corresponde al distrito de San Miguel, en un edificio multifamiliar en el que no se ubican oficinas, ni de Cartagena ni otras. Por otro lado, doña Herlinda Raquel Rodríguez Flores, la apoderada de Cartagena, ha realizado fraudes similares con otras empresas. Asimismo, se descubrió que las fotos de la visita de Alessandro Pino y Marco Gaitán al local de la empresa Calvo Pérez Resguardo en el Callao, donde se instalarían los bienes del leasing, mas bien correspondían a la visita del banco a la empresa Frío Superfish SAC. Además, se afirma que Calvo Pérez Resguardo llegó al banco referida y recomendada por Marco Gaitán. En la ruta del dinero, se ha descubierto que el dinero del leasing fue repartido entre Cartagena Comercio, Calvo Pérez Resguardo y el hermano de Camilo, Marcelo Peirano Blondet.
Se convenció al BBVA de desembolsar US$3’645,000 a favor del proveedor Cartagena Comercio e Inversiones EIRL por bienes que no existen ni exitían” señala la denuncia.
Marco Gaitán ha confesado que su hermano Rafael Gaitán, su esposa Laura Moreno y su suegro, Freddy Moreno recibieron dinero.
También se investiga a las empresas Importaciones Marítimas Baru SAC, Planos Ingeniería y Construcción, Empresa de Servicios San José, entre otras.
Fuente: GatoEncerrado.net

PERFIL CUESTIONABLE

El mayor fraude bancario en el Perú

Por JOMAYVIT GÁLAGA PUERTA– Diario Perú21.
El BBVA denunció penalmente a funcionarios de su banco y empresarios por un presunto fraude de más de 180 millones de soles. La investigación fiscal lleva más de tres meses estancada, ya que no se admite a trámite el documento por detalles meramente técnicos.
Fue en 2018 cuando Camilo Peirano le comentó a su suegro que quería fundar una empresa de seguridad. Tan solo al año siguiente, el empresario fue apresado por presunto tráfico ilícito de drogas, proceso del cual fue absuelto en 2022.
Yo le respondí que estaba loco, que no podía. Ningún pariente cercano, directo o indirecto, podía crear una empresa que compita con la mía hasta cinco años después de que se vuelva a vender”, mencionó a este diario Javier Calvo Pérez, director de Liderman, la conocida corporación que brinda resguardo a cientos de empresas en el país.
Parece ser que Peirano hizo caso omiso a la orden de su suegro. Pero no solo eso, sino que usó su apellido y el de su esposa para denominar a una de las empresas (Calvo Pérez Resguardo) que ha sido incluida en una denuncia interpuesta por el BBVA por un fraude bancario millonario que espera ser admitida aún en la Fiscalía de Miraflores.
LOS CASOS: TODO CALZÓ CUAL PLAN MAESTRO
El modus operandi era claro: crear una empresa que pida al banco grandes montos de dinero en la modalidad de arrendamiento financiero. Los funcionarios confabulados armaban la documentación de estos potenciales clientes sin verificar lo suficiente para que se les apruebe el desembolso. Una vez abonado el dinero para adquirir el bien al proveedor brindado por el propio cliente, este no cumplía con entregarlo. Finalmente, se repartían el dinero entre los beneficiados.
La denuncia interpuesta el 29 de diciembre del año pasado por el BBVA incluye a altos funcionarios del propio banco. Al menos 20 casos han sido considerados dentro de su investigación interna, en la que se ha involucrado hasta 40 operaciones de ‘leasing’ con empresarios de compañías pesqueras. Este diario conoció que el perjuicio millonario llega a sumar más de S/180 millones.
Según se lee en el documento al que accedió Perú21, luego de una investigación realizada por BBVA, se identificaron actos fraudulentos “mediante la confabulación de los imputados para perjudicar al banco a través de la tramitación fraudulenta de leasings”.
Uno de los casos investigados es el de Calvo Perez Resguardo Perú SAC, empresa a la que Perú21 se refiere al inicio de esta historia.
Según denuncia el banco, la empresa representada por Camilo Peirano fue recomendada para acceder al ‘leasing’ por el también denunciado Marco Gaitán, gerente de la sede donde fue evaluada la solicitud. Alrededor de 3 millones 645 mil dólares fueron aprobados para el proveedor propuesto por la corporación de seguridad que también se dedica a otros rubros.
Este diario se comunicó con Camilo Peirano Blondet, quien negó tajantemente ser culpable de lo que señala el banco e incluso asegura que es el BBVA el que actúa arbitrariamente pues, pese a que su empresa cumplió con todos los pagos del leasing, resolvió los contratos y les exigió el pago de la deuda completa.
Todo fue con garantías reales y siempre con buena fe. Para la obtención de los financiamientos han participado diferentes áreas del Banco y funcionarios de diferentes jerarquías, por lo que nunca desconfiamos o intuimos que los funcionarios hayan alterado información. El banco se cobró unilateralmente el monto que financió y, según Sentinel, ya no tengo deuda”, mencionó a Perú21.
Lo mismo pasó con MAC 3 SAC, empresa de la cual es gerenta Mariana García Cabada, también denunciada por el banco. Se señala que abrieron cuentas corrientes en julio de 2023 y su solicitud de arrendamiento fue tramitada en la misma sede donde el gerente era Marco Gaitán.
El monto desembolsado por el banco fue de casi US$3 millones, abono por el cual denuncian nunca se percibieron los bienes propuestos.
La tesis de la entidad financiera es que no solo los implicados han colaborado entre ellos para perjudicar al BBVA, sino que también consiguieron beneficios patrimoniales ilícitos para sí mismos.
Este diario conoció que, pese a que la denuncia fue presentada en diciembre último, casi cuatro meses después ni la Fiscalía de Miraflores ni la de Ciberdelincuencia han decidido aceptarla a trámite, por lo cual no se ha investigado nada hasta la fecha ni tampoco se ha notificado a los involucrados.

¿Qué es el ‘leasing’?

Es una modalidad de financiamiento bancario vía contrato en la que hay tres actores: 1. cliente, 2. su proveedor y 3. banco
El cliente solicita el financiamiento al banco. Una vez aprobado el desembolso, la entidad bancaria adquiere la propiedad del bien del proveedor y se lo alquila al cliente por un tiempo determinado. Una vez culminado el mencionado plazo, se abre la opción para que el cliente decida si quiere comprar o no el bien. Durante ese tiempo, también el cliente debe pagar al banco montos establecidos por el alquiler.

Puntuación: 4.88 / Votos: 24

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *