Muñoz chalina verde

[Visto: 123 veces]

Financiera TFC y la argolla de las chalinas verdes

Durante la gestión de Villarán, la Caja Metropolitana de Lima realizó depósitos en Financiera TFC por S/ 405 millones.
También contrató al dueño de TFC como consultor, emitió bonos con una de sus empresas y le prestó dinero a otra.
El jueves 12, la Superintendencia de Banca, Seguros y AFPs (SBS) intervino Financiera TFC “al haberse producido las causales establecidas en los numerales 3 y 4 del artículo 104° de la Ley General del Sistema Financiero y del Sistema de Seguros”, los cuales señalan que la SBS interviene una entidad cuando “el patrimonio efectivo sea menos de la mitad del requerido” y por la “Pérdida o reducción de más del 50% del patrimonio efectivo en los últimos 12 meses”.
En conferencia de prensa, Jorge Mogrovejo, superintendente adjunto de Banca y Microfinanzas de la SBS, “se detectó déficit de provisiones… el ratio de su capital global era menor al 5% y su patrimonio efectivo se redujo en 50% en los últimos 12 meses”.
Sobre los créditos realizados por Financiera TFC, Mogrovejó señaló que “el 55% de sus préstamos es a medianas empresas, 15% a pymes y solo el 2% consumo. Es un caso específico de mala gestión de riesgo crediticio y concentración de deudores”.
Mogrovejo explicó que el 98% de los depositantes de TFC están cubiertos por el Fondo de Seguro de Depósito (FDS) hasta por la suma de S/100,661 soles, es decir, que podrán recuperar parcial o totalmente su capital.
De acuerdo a sus estados financieros al 31 de octubre, Financiera TFC tiene S/ 730 millones de créditos netos de provisiones, de los cuales, S/ 37.9 millones están refinanciados y reestructurados, S/ 31.3 millones están vencidos y S/ 20.6 millones en cobranza judicial. Sus depósitos alcanzaban los S/ 683.5 millones y su patrimonio neto llegó a S/ 98.4 millones. Sus ingresos financieros llegaron a S/ 88.7 millones y su utilidad neta fue de S/ 493 mil en los primeros 10 meses del año.
Un informe de la Clasificadora de Riesgo Class Asociados, advertía en mayo que TFC necesitaba “continuar realizando aportes de capital para cubrir el déficit de provisiones existentes”.
EL AMIGO DE JOSÉ MIGUEL CASTRO
El principal accionista de Financiera TFC es el chileno Andrés Muñoz Ramírez, quien entre 1986 y 1999 fue funcionario del Banco Santander en Chile y Perú y entre 1999 y el 2011, fue vicepresidente de Banca Comercial del Interbank. Muñoz es presidente de TFC desde el 2013 y actualmente, es miembro del directorio de Pesquera Exalmar.
Cuando Susana Villarán fue alcaldesa de Lima (2011-2014), Andrés Muñoz hizo negocios con la Caja Metropolitana de Lima, aprovechando que el presidente de la caja y gerente general del municipio era amigo José Miguel Castro, quien fue su subordinado en el Interbank.
Hoy, Villarán y Castro están con prisión preventiva por haber gestionado y recibido donaciones de la empresa Odebrecht para su Campaña del No a la Revocatoria.
EL NEGOCIO CON CAJA GAS
Andrés Muñoz fue contratado como consultor por la Caja Metropolitana de Lima en enero del 2012 para evaluar el proceso de titulación de los créditos Caja Gas, cobrando la suma de S/80,000.
Su contratación fue aprobada por Ángel Calderón, quien antes se desempeñó como subgerente de Auditoría Interna y subgerente de Admisión de Riesgos del Interbank del año 2003 al año 2011, en la época que Andrés Muñoz fue vicepresidente del banco. Después de pasar por la caja, Ángel Calderón fue a trabajar como gerente de Riesgos de TFC. Antes, TFC había contratado a Iván Orozco, quien también fue gerente en la Caja Metropolitana.
Durante la segunda gestión del alcalde Luis Castañeda (2007-2010), la Caja Metropolitana otorgó los créditos Caja Gas, ofrecido a los taxistas para que conviertas sus vehículos a gas natural, con el apoyo operativo y financiero de COFIDE. La Caja Metropolitana suspendió las colocaciones de Caja Gas cuando la cartera incobrable llegó a S/40 millones, que se conformaban en 1,111 créditos de conversión de autos (S/4.5 millones) y 1,196 por vehículos nuevos (S/35.5 millones).
La contratación de Muñoz fue para titulizar un programa de bonos para financiar Caja Gas y la empresa seleccionada por la Caja Metropolitana para realizar este programa fue Acres Sociedad Titulizadora, en donde Muñoz era presidente del directorio, la que recibió S/1.3 millones por sus servicios. De la misma manera, mediante contratación directa sin licitación alguna, la Caja Metropolitana pagó S/150 mil a Acres Finance SA, en donde el presidente ejecutivo era Andrés Muñoz, para una revisión de la cartera de créditos. Después de estos negocios, Andrés Muñoz vendió estas empresas.
EL PRÉSTAMO A PROMOTORA CHULUCANAS
Hace cinco años, un reportaje de Panorama (15/06/14) presentó un informe de la Oficina de Control Interno (OCI) de la Municipalidad de Lima, en donde se revela que en mayo del 2012, la Caja Metropolitana de Lima había aprobado un crédito hipotecario por US$2.2 millones a Promotora Chulucanas (de los que se desembolsó la mitad), además de una línea de crédito de US$4.5 millones. Esta es una empresa fundada por Andrés Muñoz, quien es su principal accionista y gerente general.
Promotra Chulucanas recibió ese crédito bajo la excusa de que estaba realizando un proyecto inmobiliario en Piura, pero según el informe de la OCI, después de dos años no se había construido ni una sola casa. Según el informe de la OCI, ese dinero sirvió para que Promotora Chulucanas adquiriese el terreno “Villa Camila” al mismo Andrés Muñoz. “Por lo tanto los fondos fueron destinados al Sr. Andrés Muñoz Ramírez, para su libre utilización”, señala el informe de la OCI.
El funcionario de la Caja Metropolitana que aprobó el crédito de Promotora Chulucanas fue Ángel Calderón, quien antes se desempeñó como subgerente de Auditoría Interna y subgerente de Admisión de Riesgos del Interbank del año 2003 al año 2011, en la época que Andrés Muñoz fue vicepresidente del banco.
MUÑOZ TRABAJÓ EN EL MUNICIPIO
Andrés Muñoz también trabajó para la Municipalidad de Lima. En febrero de 2013 fue nombrado miembro del CEPRI (Comité Especial de Promoción de la Inversión Privada), que se encargaba del proyecto Vía Expresa Javier Prado-La Marina, que estaba concesionado a Graña y Montero.
DEPÓSITOS A FINANCIERA TFC POR S/405 MILLONES
De acuerdo al informe de la OCI, en el período 2011-2013, la Caja Metropolitana realizó depósitos por S/ 405 millones a plazos de 3 a 62 días, con promedios mensuales que iban desde S/1.8 millones a S/14.4 millones.
“Estas inversiones en la modalidad de Depósitos a Plazo, se realizaron a pesar que la calificación de Financiera TFC S.A, según la clasificadora de riesgo “Class y Asociados” y “Pacific Credit Rating”, demuestra un deterioro en su calificación de riesgo yendo desde A-, B, B+ y B-, entre los años 2010, 2011, 2012 y 2013, respectivamente. Este deterioro en su clasificación de riesgos se debió a la mala calidad de sus créditos, alto nivel de morosidad lejos de los estándares del sistema financiero, como lo señalan los informes de las empresa Clasificadora de Riesgo”, señala el informe.
Andrés Muñoz asumió como presidente de TFC a fines del 2013.
Fuente: www.gatoencerrado.net

Puntuación: 5 / Votos: 15

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *