Cerrón capturado

[Visto: 142 veces]

Capturan a Vladimir Cerrón, exgobernador regional de Junín

Se realizó la captura del exgobernador regional de Junín, Vladimir Cerrón, quien estaba prófugo de la justicia desde hace 16 días.
Cabe destacar que Cerrón fue condenado el pasado 5 de agosto a 4 años y 8 meses de prisión efectiva tras ser hallado culpable en los delitos de negociación incompatible y aprovechamiento del cargo por el caso de saneamiento de La Oroya.
El funcionario, quien fue suspendido de sus funciones como gobernador tras ser condenado, fue trasladado por las autoridades al penal de Huamancaca.
Fuente: Lucidez.pe

Solo y mal acompañado

Por Aaron Salomón– Diario EXPRESO.
“No tenga miedo de gobernar”, le dijo el presidente del Parlamento, Pedro Olaechea, al mandatario Martín Vizcarra, quien ha demostrado su total incompetencia para manejar el Perú y pretende saltar del barco.
Olaechea, a diferencia del vizcarrista Daniel Salaverry (¿acaso el próximo candidato del Gobierno?), exigió al jefe de Estado que se rectifique por lo manifestado cuando pactó revertir la licencia de ‘Tía María’ con las autoridades arequipeñas. “Si ustedes ven que en un mes yo no cumplo, ahí hagan una medida radical”, fueron las irresponsables palabras del dignatario.
Los “audios de la vergüenza” serían motivo de renuncia -o de vacancia- en un país medianamente civilizado. Hablamos de un presidente que subrepticiamente ofreció apoyo técnico a radicales antimineros para anular un permiso legalmente obtenido por la empresa Southern Copper.
Como eso no va a ocurrir, vayamos a lo que ha pasado con Martín Vizcarra en los últimos días: se ha quedado solo y mal acompañado.
Los congresistas Mercedes Aráoz (también vicepresidenta de la República), Carlos Bruce y Ana María Choquehuanca renunciaron a la bancada oficialista de Peruanos por el Kambio, asestándole un certero golpe al Gobierno.
Para evitar su disolución, PpK tuvo que incorporar de emergencia a sus filas a la cuestionadísima Yesenia Ponce, quien, de acuerdo a material difundido por ‘Cuarto Poder’, se ufanaba de su estrecho vínculo con Vizcarra. Sobre esto último, incluso, circula un documento que, de ser real, demostraría un negociado por obras públicas entre ambos.
Bruce ha dicho que Vizcarra es una especie de “autócrata”, que gobierna con un círculo pequeño. Se refiere, por supuesto, a sus asesores Miriam Morales y el peronista Maximiliano Aguiar. Según ‘Panorama’, Morales estaría detrás de la suspensión de ‘Tía María’; mientras que Aguiar -y esto es harto conocido- promueve la confrontación con el Congreso.
Por culpa de este dúo, a partir de la nefasta experiencia en valle del Tambo, vienen estallando otros conflictos sociales en Moquegua y Piura, por lo pronto. Este tándem, si bien ha conseguido que el jefe de Estado logre alta popularidad en las encuestas, ha provocado, a su vez, prácticamente una recesión económica: hemos crecido solo 1.73 % en la mitad del año. La pobreza, señores, no se reduce con cuestiones de confianza.
Este Parlamento no ha sido para nada obstruccionista con Martín Vizcarra: le aprobó presupuesto, facultades legislativas y sus proyectos de reforma política-judicial casi con puntos y comas. Vizcarra, sin embargo, enfrenta al impopular Legislativo con la calle que exige su cierre.
Esta calle, a la que el Presidente escucha, también pide la pena de muerte o no pagar impuestos, por ejemplo. Martín Vizcarra cree que su gobierno está respaldado por el clamor popular; desconoce, no obstante, que lo avala el odio popular, el mismo que terminará crucificándolo como lo hizo con presidentes más populares que él y que sí tenían obras que mostrar.

Asesor palaciego de Martín Vizcarra ganaría S/50 mil mensualmente

Por Suriel Chacon- wwww.tiempo26.com
Siempre he creído que el actual presidente de Perú, Martín Alberto Vizcarra Cornejo, ingeniero civil de profesión, es un individuo, sumamente, obtuso y tardo para muchas cosas, por ejemplo, para comunicarse con el pueblo: no sabe ni siquiera hilar correctamente un adjetivo, un sustantivo, un verbo y un conector. Es una auténtica calamidad, valgan verdades. Si uno conversa con Vizcarra Cornejo, sin duda, se dará cuenta que su vocabulario está integrado por tres verbos (que no sabe conjugar), cuatro adjetivos y, claro, ocho sustantivos, al mismo nivel “cultural” que un chico reality de Combate o EEG. Es “limitadito”. Evidentemente, para reducir sus marcadas debilidades ha tenido que contratar a un siniestro individuo, lenguaraz, locuaz, cotorra, poblado de aspavientos y vanidad. ¿Quién es ese sujeto? Un tal Maximiliano Aguiar Masuelli, de Argentina, exactamente, de la ciudad de San Juan, capital de la provincia homónima.
Maximiliano Aguiar Masuelli, en esencia, es el cerebro de Martín Vizcarra. Éste último no se tira ni un pedo, si Maxi no está a su costado. Dicho sea de paso, no bien que escucho el nombre de Maxilimiano, se me viene a la mente Felipe Belisario Wermus, alias “Luis Favre”. Pero, claro, el Maxi aún es chiquitito, pero ya está haciendo “cositas” de grandes. Por ejemplo, la idea del mamarrachento referéndum proviene, precisamente, de este individuo. Gracias a este sujeto el Gobierno despilfarró un total de S/ 200 millones en cuatro estúpidas preguntas que, en efecto, no van a solucionar, bajo ningún concepto, ningún problema real de nuestra nación.
Vale resaltar que las cifras de niños y adultos que padecen anemia, tuberculosis, hepatitis, VIH y más enfermedades completamente controlables se han disparado y el Ejecutivo con el Ministerio de Salud no saben qué rayos hacer al respecto. Pero, el Maxi, viene con sus ideas glandulares y “ataranta”, como buena cotorra, a Martín ‘Ron Zacapa’ Vizcarra; y éste como es obtuso, tardo y, obviamente, “limitadito” responde: “Sí, mi Maxi, hay que hacerlo”.
Maxi tiene un poder de decisión que puede dirigir (por una temeraria ruta) el destino de más de 31 millones de peruanos. En otras palabras, el futuro del Perú está en las inflamadas ideas de este lenguaraz: Maxi es un presidente que gobierna el país, pero lo hace de manera cobarde desde la oscuridad, porque si el Perú se va al abismo, el culpable será el promotor de Kuntur Wasi, Vizcarra Cornejo; él será enviado a la cárcel y este (Aguiar Masuelli), que es el verdadero creador de caos, volará, casi de inmediato, a su natal Argentina. Por ese motivo poderoso, es que estoy redactando esta misiva pública con el objeto de que los peruanos sepan de la existencia de este aspirante a Luis Favre.
Pero, ¿quién rayos es ‘el Maxi’? Lee bien, de verdad, si todo el Perú criticó a Alan García por tener un ego colosal, pues este gachó, simplemente, tiene el ego 100 veces más grande que el propio líder aprista. Para muestra un botón, si uno entra a su página Web va a poder hallar un sinnúmero de trivialidades, fruslerías y, desde mi humilde punto de vista, pura fanfarria, ya que el Maxi es number one en tirarse flores. Es decir, un figureti, de aquellos. Aguiar dice que es sociólogo y comunicador (asesor de imagen y especialista en comunicación política). Y yo he encontrado la cura para la calvicie.
Posdata: Maximiliano Aguiar Masuelli, de Argentina, siniestro asesor de Martín Vizcarra, artífice del referéndum “SÍ, SÍ, SÍ, NO”, cobra –cada mes y desde el 01 de junio de 2018- un total de US$ 15,000, más o menos unos S/ 50,000. ¡Qué generoso salario! Bien jugado, Martín Vizcarra, luego no vayan a decir que el BID es la entidad que le paga el salario a Maxi.

Otra vez Fabiola: Agrobanco denuncia la pérdida de documentos claves relacionados con créditos investigados por el Congreso

Por – Diario Gestión.
Un nuevo capítulo se abre paso sobre los créditos otorgados por el Banco Agrario (Agrobanco) entre los años 2011 y 2017, los mismos que fueron materia de investigación –hasta junio de este año– por el Congreso.
La precaria situación de Agrobanco salió a la palestra el 2017. En mayo de ese año –como se recuerda– la entidad registraba pérdidas contables cercana a los S/ 146 millones.
Para fines de 2017, las pérdidas rozaban los S/ 340 millones las que se acumularon desde el 2011. La cartera morosa –asimismo– llegó a los S/ 950 millones como resultado del otorgamiento de créditos a medianos agricultores, desviándose el foco de la entidad.
En un contexto, desde el parlamento –específicamente en noviembre del 2018– se dio luz verde de otorgarle facultades de comisión investigadora a la Comisión Agraria para indagar las presuntas irregularidades cometidas en el otorgamiento de créditos.
La presidencia de este grupo de trabajo recayó en Federico Pariona, que tuvo hasta el 26 de junio para emitir su informe final.
¿Qué encontró? En diálogo con Gestión.pe el parlamentario denunció la pérdida de documentación clave respecto al manejo institucional y financiero del Banco Agrario entre los años 2011 y 2017 la misma que fue informada por la propia entidad –a través de una carta remitida el 31 de mayo– a la ministra de Agricultura y Riego, Fabiola Muñoz, por su entonces presidente, Luis Palomino Reina.
Según la misiva –a la que tuvo acceso este diario– ante la desaparición de información solicitada por la Comisión Agraria, el 10 de mayo se interpuso una denuncia ante la Comisaría de San Isidro de la Policía Nacional del Perú.
“La finalidad de dicha medida (denuncia policial) estuvo dirigida a que se disponga la investigación correspondiente y se identifiquen a los responsables del caso”, señaló Palomino Reina a la titular de Agricultura y Riego.
Sobre el particular, el parlamentario de Fuerza Popular aseguró que la pérdida de documentación clave tuvo un impacto en la investigación, tomándose en cuenta que –pese a que se solicitó al Agrobanco información sobre el otorgamiento de créditos y el manejo financiero desde diciembre del 2018– está recién se hizo efectiva con mayor ahínco desde abril de 2019.
“Si no hemos concluido con un informe final es por que el propio Agrobanco no nos ha alcanzado toda la información que requeríamos desde un inicio, pese a que presentábamos solicitudes en reiteradas veces. Lo que pedíamos –básicamente– eran los expedientes y los documentos que respaldaban el otorgamiento de préstamos de aquellos años”, argumentó el parlamentario.
Ante lo cual planteó la posibilidad que se amplíe el plazo de la Comisión Investigadora para indagar no solo la situación de Agrobanco, sino también a los responsables de la desaparición de documentación clave. Ello depende –precisó– del pleno del Congreso.

¿Es tan malo Soros como lo pintan?

Por Tomás García Madrid– www.elcorreodemadrid.com
Hace ahora algo más de un año, cuando el miserable Pedro Sánchez tomó por asalto la presidencia del Gobierno, una de las primeras cosas que hizo (después de cambiar el colchón, como es bien sabido) fue reunirse en La Moncloa con un multimillonario llamado George Soros. El contenido de esa reunión no ha trascendido, aunque conociendo a los personajes debió ser para agradecer a Soros la ayuda prestada y para recibir sus instrucciones. Naturalmente los tertulianos y comentaristas de la actualidad política no han dado ninguna importancia a esa reunión, que sí la tiene, pues la gran mayoría de ellos están a sueldo de Sánchez, o de Soros, o de los dos a la vez.
¿Quién es George Soros?
George Soros es un sujeto naturalizado estadounidense que nació en 1930 en Budapest en el seno de una familia judía húngara de apellido Schwartz; familia acomodada (su padre era abogado) y poco practicante a pesar de ser judíos (el propio Soros se declara ateo), cambió su nombre a ‘Soros’ en 1936 cuando el fantasma del antisemitismo ya se había extendido por Europa. Sobrevivieron a la ocupación nazi de Hungría (1944), según muchos colaborando con los alemanes, pues de hecho hay indicios (que no pruebas) de que el propio Soros fue un ‘judenrat’, un colaboracionista que ayudaba a identificar a los judíos para ser enviados a los campos de concentración (unos 550,000 judíos fueron exterminados en Hungría, el 80% de todos los que había antes de la Guerra) a cambio de que le respetaran la vida y de recibir algunos de los bienes saqueados a sus hermanos. Sea como fuere, poco después de que la URSS ocupara Hungría al término de la II Guerra Mundial la familia huyó precipitadamente a Londres (1946), donde Soros terminó sus estudios y obtuvo un grado en filosofía (1952) por la London School of Economics and Political Science (LSE).
Personaje de sobresalientes inteligencia, capacidad de trabajo y habilidades de relación (que desgraciadamente utiliza para hacer el mal), empezó a trabajar en el mundo de las finanzas en Londres y a partir de 1956 en los EE.UU., a donde emigró para continuar su carrera, trabajando por cuenta ajena en diferentes compañías hasta que en 1973 fundó su propio fondo, Quantun Fund, uno de los primeros ‘hedge fund’ (fondo de inversión alternativa) especializado inicialmente en arbitraje de divisas pero que posteriormente pasó a gestionar todo tipo de activos, en general con prácticas poco ortodoxas, siempre al borde de la ley, como su célebre ataque a la libra esterlina en 1992 que le hizo multimillonario a costa del Banco de Inglaterra y de miles de pequeños inversores a los que arruinó. Lo cierto es que ha sido un inversor con un éxito enorme, uno de los más conocidos del mundo de las finanzas, lo que le ha permitido acumular un inmenso patrimonio que, desgraciadamente, ha utilizado y utiliza para hacer tanto daño como sea posible.
La otra faceta de Soros, que él llama “filantrópica” –aunque no lo es, pues filantropía significa buscar el bien del prójimo de manera desinteresada, no es donar dinero a organizaciones nocivas para la Humanidad–, es incluso más relevante que su faceta profesional. A través de la Open Society Fundation, creada por él en 1993 y que se estima que desde su constitución ha recibido donaciones, fundamentalmente suyas, por importe de 18.000 millones de dólares, patrocina todo tipo de causas que casi sin excepción tienen como objetivo destruir los principios éticos, las tradiciones culturales, la memoria histórica, la identidad étnica y la soberanía nacional de las sociedades que llamamos “occidentales”, fundamentalmente europeas, y a atacar a Israel y al sionismo, pues a pesar de ser judío es un furibundo antisemita. En el islamismo y en particular en el yihadismo ha encontrado Soros un filón inagotable para socavar los cimientos del mundo occidental, por lo que apoya sin reservas la islamización de Europa, incluida por supuesto la llegada masiva y sin control de inmigrantes musulmanes ilegales, y dedica una parte substancial de sus fondos para “blanquear” esta ideología (el islam es una ideología disfrazada de religión) y para ocultar o minimizar todos los efectos destructivos que este fenómeno está produciendo y producirá en el futuro.
En algunas de las escasas entrevistas que ha concedido, siempre a medios afines, explica su visión del mundo y de la vida en base a las teorías del que dice ser su maestro, el filósofo austriaco Karl Popper (1902-1994), creador y defensor de lo que llamó “sociedades abiertas” –el propio Soros en un delirio de egolatría se ha presentado a sí mismo en alguna ocasión también como un “filósofo”– y que él explica del siguiente modo:los Estados tienen intereses, pero no principios, y una sociedad abierta ideal suprimiría los intereses nacionales, mientras que una nueva estructura política y financiera internacional asumiría la responsabilidad de la defensa de la humanidad”. Así, Soros considera, por oposición, que una sociedad es “cerrada”, y por tanto imperfecta y merecedora de ser aniquilada, si desea controlar sus propios recursos naturales o si desea proteger y desarrollar su economía y sus recursos humanos con la ayuda de aranceles o leyes proteccionistas, y por supuesto es “cerrada” cualquier nación que no apoye con entusiasmo irracional la “globalización” impulsada por él y por todas las organizaciones afines, concepto este de “globalización” que han conseguido presentar, sin ninguna explicación racional que lo soporte, como la panacea universal. Cualquier nación que aspire a conservar su identidad, su cultura y sus tradiciones, incluyendo en lugar destacado las religiones judeocristianas, es una detestable “sociedad cerrada” que Soros y sus acólitos intentarán destruir por todos los medios a su alcance, que son muchos.
Esta idea perversa y destructiva se traduce en que dedique ingentes cantidades de dinero, a través de decenas de otras fundaciones, asociaciones y ONGs que son beneficiarias de sus donaciones, a patrocinar todas las iniciativas que tiendan a destruir la sociedad occidental de raíz judeocristiana: el aborto (Planned Parenthood); la eutanasia; la ideología de género; los ‘lobbys’ que imponen la ideología LGTBI; el llamado “multiculturalismo” (realmente la aniquilación de la cultura judeocristiana); la causa palestina; las infinitas campañas mediáticas en contra de la Iglesia católica (incluida, entre otras, la desorbitada propaganda de los casos de pederastia cometidos por algunos sacerdotes); el feminismo radical (Femen); la llamada “estrategia del caos” (Anonymous o ‘wikyleaks’) o los destructivos populismos de izquierda (parece que fue el principal financiador del griego Syriza). Entre los receptores de sus cuantiosas donaciones hay conocidísimas ONGs como Human Rights Watch, Amnistía Internacional u Oxfam (involucrada en numerosos casos de prostitución infantil). Sobre estas organizaciones ha escrito que “trabajan con los gobiernos siempre que pueden y con independencia de los gobiernos cuando no pueden, a veces francamente en la oposición. Cuando las fundaciones pueden cooperar con los gobiernos son más eficaces, aunque cuando no pueden es cuando su trabajo es más necesario y valioso, ya que ofrecen una fuente alternativa de financiación para la sociedad civil que lucha contra los gobiernos.” Cualquier iniciativa que de un modo u otro desestabilice a Israel o a las democracias occidentales, que ataque el orden establecido, es apoyada por Soros: la primavera árabe (que entregó el poder en numerosos países del norte de África y Oriente Medio a los islamistas radicales –si es que los hay no radicales–), las guerras de Kosovo, de Chechenia o de Ucrania, y otras muchas, han contado con la financiación de las fundaciones vinculadas a Soros, al igual que (según muchos) los partidos y organizaciones independentistas catalanes. Ha conseguido infiltrarse, él o sus secuaces, en importantísimos organismos internacionales como la Organización Mundial del Comercio, la Unesco o el Fondo Monetario Internacional, en los que tiene una enorme y nociva influencia.
Soros dedica ingentes cantidades de dinero a financiar y controlar medios de comunicación en todo el mundo, y a comprar a periodistas y a ‘creadores de opinión’ para que apoyen y difundan sus tesis y sus objetivos: en los EE.UU. controla de un modo u otro cabeceras tan influyentes como el New York Times o el Washington Post, agencias de noticias como Associated Press y cadenas de TV como la NBC, la CNNo la ABC; en el Reino Unido The Guardian; en Francia Le Monde y en España El País El Periódico.
¿Por qué hace esto Soros? No se sabe. Algunos sostienen que es la consecuencia del odio y el rencor por sus antecedentes familiares, por el hecho de haber tenido que huir como un apestado de su Hungría natal por colaborar con los nazis; otros piensan que es una estrategia a largo plazo para destruir la estructura social que desde hace siglos vertebra al mundo, en especial al mundo desarrollado, y sustituirla por un magma de personas indiferenciadas, de “productores”, iguales en todo el planeta, sin raíces ni diferencias étnicas, culturales o de costumbres entre ellos, con una ideología común (o mejor aún, sin ideología), que sean más fácilmente controlables y manipulables por él y por el resto de las elites económicas globales, con un planteamiento orwelliano y, en el fondo, estalinista; otros, en fin, sabemos que el diablo existe, y que su permanente afán, además de alejar al hombre de Dios, es destruir a la persona a través del pecado, no siendo Soros, en definitiva, más que un diablo con aspecto humano que hace su “trabajo” lo mejor que puede.
No, Soros no es tan malo como lo pintan: ES MUCHO PEOR, es un individuo hecho de la misma piel de Lucifer, es algo así como el Amalec que, según la Biblia, representa todo poder o intención que se rebela contra los propósitos de Dios. Y, por supuesto, todos los que como Sánchez se acercan a él son parte de este plan satánico y perfectamente planificado para destruir nuestras sociedades y nuestras naciones tal como las conocemos y dar paso a un “nuevo orden mundial” en beneficio suyo y de las élites económicas globales.

Puntuación: 5 / Votos: 23

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *