Canadiense linchado

[Visto: 342 veces]

Resultado de imagen para volante woodroffe servindi

Una curandera asesinada y un canadiense linchado: historia de terror en la Amazonia peruana

Una nueva versión se suma a las investigaciones en torno al asesinato de la lideresa shipibo-konibo Olivia Arévalo, quien recibió dos disparos que le atravesaron el tórax.
El equipo especial de la PNP maneja como hipótesis que el presunto homicida se dirigió al asentamiento humano Victoria García, a veinte minutos de Pucallpa, con la intención de cobrar dinero al hijo de la lideresa. Los agentes siguen recabando muestras, pruebas y más indicios en el lugar.

Policía sospecha de prestamista colombiano en asesinato de lideresa indígena Olivia Arévalo

Esta información preliminar de la Policía contrasta con lo que indicó el Ministerio de Cultura. Según declaró la viceministra de Interculturalidad, Elena Burga, un ciudadano canadiense era tenido en cuenta como el principal sospechoso.
“A todos nos ha sorprendido la muerte de ella, lo que sí se sabe es que es un ciudadano canadiense, por lo visto, que ha cometido el crimen; pero se están haciendo las investigaciones para saber cual es el móvil, qué fue lo que pasó realmente”, señaló para TV Perú.
La ministra de Cultura, Patricia Balbuena, dijo a Mongabay que el canadiense como sospechoso del crimen es una de las versiones que manejan. “Dentro de lo que se investiga se ve un posible caso de un paciente que quería tener una sesión de ayahuasca con la sabia, pero son hipótesis aún preliminares”, señaló.
Ambas versiones confluyen en que el móvil del crimen no tendría relación con temas de defensa ambiental.
Olivia Arévalo

Canadiense linchado

Sebastian Paul Woodroffe, ciudadano canadiense vinculado al crimen de Olivia Arévalo, fue linchado por pobladores del lugar el mismo día en que fue asesinada la experta en medicina tradicional.
Un video que circuló en las redes sociales muestra cómo personas aún no identificadas lincharon al extranjero y lo ahorcan con una soga atada a su cuello.
Ayer la Policía realizó una diligencia una diligencia conjunta con representantes de la Fiscalía en el asentamiento humano Victoria García con el fin de recuperar el cuerpo del extranjero.
Realizaron pruebas de absorción atómica al cadáver del canadiense. Las muestras están en el laboratorio de Huancayo esta mañana y determinarán si Woodroffe disparó el arma homicida.
Se supo que el Gobierno canadiense habría pedido información a sus pares peruanos y están preocupados por el tema. Más aún porque el presidente Martín Vizcarra fue hasta hace poco embajador en ese país.
Hoy el Ministerio Público incluyó la muerte del canadiense en las investigaciones que realizan por el asesinato de Olivia Arévalo. Según indican, su deceso estaría vinculado con el crimen de la sabia shipiba.
Fuente: Diario Correo.
Agentes de la policía cargan el cuerpo del canadiense fallecido en la Amazonia peruana, Sebastian Woodroffe.

Ayahuasca y muerte: ¿Quién era Sebastian Woodroffe?

El fiscal en Perú confirmó que el hombre en el video era Woodroffe y que una autopsia había revelado que murió estrangulado después de recibir varios golpes en el cuerpo.
La oficina del Defensor de Derechos Humanos de Perú pidió investigar el hecho y tuiteó su “rechazo enfático del linchamiento y asesinato del supuesto responsable del asesinato de la líder indígena Olivia Arévalo”.
Woodroffe era oriundo de la ciudad de Courtenay, en la costa este de la isla de Vancouver, en la provincia de Columbia Británica.
El canal de televisión canadiense CBC citó a un amigo del fallecido, quien dijo que Woodroffe había viajado a Perú en varias oportunidades para experimentar con ayahuasca, una bebida a base de plantas que produce efectos alucinógenos.
Yarrow Willard describió a Woodroffe como una persona amable que estaba en un viaje para hallar la iluminación y “un sentido más profundo” de la vida.
De acuerdo al portal de noticias canadiense Canoe.com, Woodroffe viajó a la región Ucayali en Perú con el objetivo de hacer una pasantía con un sanador de la etnia shipibo-conibo.
Me siento responsable de apoyar esta cultura y preservar algunas de sus riquezas en mí y en mi familia, y compartirlas con aquellos que deseen aprender”, escribió el canadiense en Indiegogo, un portal web de crowdfunding.
En la campaña que lanzó por Indiegogo, el canadiense recibió donativos de unos 31 usuarios para sumar poco más de US$2,000.
Su objetivo era cambiar de profesión para convertirse en un rehabilitador de adicciones mediante el uso de este tipo de medicinas ancestrales.
Un miembro de su familia que tenía problemas de alcoholismo inspiró la decisión de Woodroffe de “arreglar el espíritu familiar”, según dijo en un video de 2013 en YouTube.
Un portavoz de la cancillería de Canadá dijo que el país “extiende sus profundas condolencias por el referido asesinato de Olivia Arévalo Lomas”.
“También están al tanto de que un canadiense murió en un incidente vinculado. Se están ofreciendo servicios consulares a la familia del canadiense”, agregó.

Ayahuasca

También conocido como yagé, la ayahuasca es una mezcla de dos plantas y una de ellas, la chacruna, contiene el compuesto molecular dimetiltriptamina (DMT), con propiedades alucinógenas.
El DMT, y por lo tanto la ayahuasca, es ilegal en Reino Unido, Estados Unidos y en otros países.
El yagé ha sido consumido durante siglos por chamanes o sanadores en la Amazonia con propósitos medicinales y espirituales.
En años recientes, su consumo ha aumentado entre mochileros que lo beben durante ceremonias en sitios naturales.
Varias muertes se han atribuido a la droga, incluida la del estudiante británico Henry Miller en Colombia en 2014 y la del neozelandés Matthew Dawson-Clarke el año pasado.
Fuente: BBC Mundo.

Puntuación: 5 / Votos: 28

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *