“Pachamamas” con orden de captura

[Visto: 522 veces]

El juez del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria de Abancay, Jose López Mantilla, cambió el mandato de comparecencia con restricción del ex presidente regional de Apurímac, Elías Segovia Ruiz, por el de prisión preventiva de 9 meses en el penal de San Idelfonzo de Abancay.
La orden también incluye al ex gerente de infraestructura Carlos Jiménez Carazas y a Aquilino Lloclla.
La fiscalía solicitó dicha medida debido a que los investigados no pagaron en su totalidad la caución económica interpuesta dentro de los plazos establecidos. La ex autoridad regional tenía que pagar el monto de 50 mil soles, pero solo pagó 20 mil.
Tanto Elías Segovia Ruiz como Carlos Adolfo Jiménez Carazas y Aquilino Lloclla no se hicieron presentes en la audiencia judicial, por lo que el juez ordenó que se proceda con la captura de las ex autoridades regionales.
Cuenta regresiva
El juez de Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria de Abancay, ordenó la prisión preventiva por nueve meses para el expresidente regional Elías Segovia Ruíz y otros dos exfuncionarios, tras variar el mandato de comparecencia restringida por incumplimiento en el pago de la caución económica.
El magistrado José Ricardo López Mantilla, durante la lectura de la sentencia expresó que los imputados tuvieron un plazo de ocho meses para cumplir con ese mandato, a pesar de haberse reducido el monto que inicialmente fue dictado por su judicatura. Durante todo ese tiempo, la defensa técnica apeló las resoluciones emitidas por el citado juzgado, incluso llegando a la instancia superior, las cuales finalmente fueron denegadas en dos instancias.
Tanto Segovia Ruíz, como Carlos Jiménez Carazas y Aquilino Lloclla Céspedes, debieron cancelar la caución económica de 50 y 10 mil soles tiempo atrás, sin embargo, lo hicieron faltando pocas horas para la audiencia solicitada por la Segunda Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios.
Para el juez López Mantilla está claro que los procesados nunca tuvieron el verdadero interés de amortizar la totalidad de la caución, la cual fue dictada como parte de la comparecencia restringida, habiéndolo hecho tras enterarse por filtración de información -eso deberá investigarse- que el fiscal Luis Arturo Ballón Segovia había solicitado la revocatoria.
Cabe recordar que el exmandatario regional es procesado por los presuntos delitos de peculado y malversación entre otros más, cometidos en la ejecución del mal llamado proyecto “Aeropuerto de Abancay” o pista de aterrizaje de Soccllaccassa que ocasionó un perjuicio económico superior al millón y medio de soles.
Fuente: Diarios El Comercio y Correo.

Puntuación: 5 / Votos: 73

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *