Pura dinamita

[Visto: 1401 veces]

Cerro Quilish

El ex integrante del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), Wilfredo Saavedra Marreros, viene utilizando la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe de Cajamarca para coordinar diversas medidas de protesta como bloqueos, paralizaciones y actos violentos en contra del proyecto minero Conga.
De acuerdo a información difundida por el noticiero “El Río Suena” de Cajamarca, Saavedra Marreros ha anunciado que se reunirán con las diferentes organizaciones civiles que están en contra del referido proyecto minero, para tomar acciones y anunciar movilizaciones que impidan su ejecución.
El cuestionado dirigente informó que “están consultando con sus organizaciones de base para la realización de un paro interprovincial y posteriormente un paro regional, para lo cual se reunirán el viernes 4 de noviembre a las 5 de tarde en la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe”.
“Ojalá que con la participación adecuada de las autoridades se promueva desde el Estado la necesidad de la paralización de los trabajos de exploración de Minas Conga para evitar un conflicto social de mayor envergadura, en la medida en que las comunidades de Huasmín y del Tambo han dado un plazo para el retiro de la maquinaria de este proyecto”, sostuvo.
Saavedra expresó además que la explotación del proyecto durará más de 15 años, con una inversión de 4 mil 800 millones de dólares; 3 mil 500 millones de dólares que serán utilizados en una chancadora que será colocada cerca de la laguna El Perol, indicando que la inversión neta será recuperada en un máximo de cuatro años.
Dijo que el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto Conga ha afectado diversas normativas y, fundamentalmente, la Ley General del Ambiente, pues no es posible que la autoridad estatal desconozca los ecosistemas frágiles y simplemente se apruebe el estudio.
Como puede comprobarse, utilizan la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe para tener estas reuniones de índole política, de donde salen acuerdos de bloqueos, paralizaciones y actos violentos.
Según información que aparece en internet, Wilfredo Saavedra Marreros purgó 10 años de prisión en los 90 por terrorismo.
La Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe estuvo hace un tiempo encargada al entonces párroco Marco Arana, y fue utilizado el púlpito como bastión de lucha contra la minería. Cabe anotar que Marco Arana está suspendido en el ejercicio de su sacerdocio.
Saavedra Marreros (Camarada Rodrigo) fue militante del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) y condenado por dinamitar las instalaciones del Juzgado Mixto de San Marcos.
Según el expediente 1187-1989, que obra en el Juzgado Penal de Cajamarca, el 7 de octubre de 1988 se produjo una explosión en el Juzgado Mixto de San Marcos, donde Saavedra se desempeñaba como abogado defensor de oficio de la Segunda Sala Mixta de Cajamarca.
Tras las investigaciones policiales, se detiene a Jorge Laveriano Cachi Trujillo, mando zonal del MRTA, y Carmen Reinaldo Cotos Morales, quienes sindicaron a Saavedra Marreros como uno de los que participó en el atentado.
En el momento de su detención, Saavedra Marreros estaba armado y con la boleta militar del hermano menor de Jorge Laveriano Cachi Trujillo. A través de ello, la Policía pudo establecer su relación con los otros terroristas.
En 1989 se condenó a Saavedra Marreros a diez años de pena privativa de libertad por el delito de subversión y su pena venció en 1999.
Fuente: Diarios Expreso y Correo.

OmarTestigos de El Potao
Entre las versiones que dio el segundo vicepresidente de la República, Omar Chehade, durante su intervención en la Comisión de Ética, quizá la más arriesgada fue su afirmación de que su hermano Miguel Chehade y su amigo Miguel León Barandiarán nunca visitaron al general Guillermo Arteta en El Potao, como éste sostiene.
Confiado, a lo que parece, en que había un solo testigo, el capitán PNP (r) Richard Salas, y que éste era desacreditable, Chehade arriesgó negar esa visita e intentar desmentir a Arteta contraponiendo una versión contra la otra.
Pero, menos de 24 horas después de su intervención, Chehade es quien ha resultado rotundamente desmentido.
No solo hubo un testigo de la visita de su hermano Miguel Chehade y de Miguel León Barandiarán, al cuartel de El Potao. Hubo por lo menos seis.
El programa Tribuna Abierta, que dirige Rosa María Palacios, dio a conocer los nombres de casi todos esos testigos.
Ahora, IDL-Reporteros precisa sus nombres y relata la visita a El Potao de Chehade y León Barandiarán, a partir del testimonio de aquellos.
Las personas que desmienten a Chehade son las siguientes (en orden de aparición):
• Alférez PNP Jhonnatan Mendoza;
• Suboficial PNP Vanessa Quinto;
• Suboficial PNP (r) Teresa Chotón;
• Coronel PNP (r) Gilbert Raúl Soto;
• Suboficial PNP Maritza Silva Trinidad;
• Capitán PNP (r) Richard Salas.
Todos ellos vieron de cerca a Chehade y León Barandiarán en El Potao, el 6 de octubre, de acuerdo con la siguiente secuencia.
Ese día Chehade y León Barandiarán llegaron a El Potao e indicaron quiénes eran y a quién buscaban, al vigilante de puerta. Este los llevó a la Guardia, donde se encontraba el alférez Jhonnatan Mendoza, ante quien se presentaron.
Quizá impresionado por sus visitantes, el alférez Mendoza se olvidó de registrarlos en el cuaderno de la Guardia, por lo que habría sido castigado hace poco con cuatro días de arresto simple, según informaron fuentes creíbles a IDL-Reporteros.
Mendoza llamó a Vanessa Quinto, la secretaria del general Arteta, quien salió a la Guardia a recibir a los visitantes. Ahí les indicó que Arteta estaba en una reunión con sus oficiales y que probablemente demoraría. Chehade y León dijeron que lo esperarían. Vanessa Quinto los hizo pasar entonces a la sala de espera.
La sala no estaba vacía. Ahí se encontraban Teresa Chotón y Gilbert Soto, esperando también al general. Chotón, una suboficial retirada de la Policía, estaba activamente empeñada en campañas de seguridad ciudadana en Trujillo, y había llegado a visitar a Arteta. Soto, coronel retirado de la Policía, que también se presenta como magíster Soto, es funcionario del gobierno regional de Lima provincias y vino desde Huacho a ver a Arteta para pedirle ayuda en asuntos de su función.Chehade y León Barandiarán compartieron la sala con Chotón y Soto durante un largo rato.
La suboficial Maritza Silva, a quien dicen ‘Mara’, cuyo escritorio es cercano al de Vanessa Quinto, salió de su oficina, curiosa por ver al hermano del vicepresidente y a su acompañante. Lo mismo fue el caso del capitán (r) Richard Salas.
Los he visto y como han permanecido bastante rato en las inmediaciones de acá, del pasadizo, hemos tenido la oportunidad de verlos bien de cerca”, dice uno de los testigos.
Como el general Arteta demoraba en salir de la reunión, Chehade y León Barandiarán buscaron a Vanessa Quinto. Esta salió al pasadizo al que da su oficina (y la de Arteta) y les dio el encuentro. Como ambos ya estaban impacientes, Quinto alertó a Arteta.
Este salió entonces al pasadizo, saludó a Chehade y León Barandiarán e inició la conversación que ya ha relatado varias veces.
“Efectivamente” dice uno de los testigos, “vi cuando el general Arteta salió y se dieron el encuentro y le entregaron un sobre. Desconozco el contenido, pero lo vi perfectamente”.
Casi todos los testigos han sido citados ya por el Ministerio Público para rendir testimonio. La mayoría lo hará la próxima semana; y luego de eso, Chehade deberá explicar porqué mintió al afirmar que su hermano y León Barandiarán no visitaron a Arteta en El Potao.
Fuente: IDL-Reporteros.
Ética investiga a Chehade por infidencia
El miembro de la Comisión de Ética del Congreso, Juan José Díaz Dios, anunció que el grupo de trabajo invitará nuevamente al vicepresidente Omar Chehade para que responda por el caso Tren Eléctrico y por una nueva denuncia que involucra el envío de información confidencial a Chile.
“(Chehade) habría mandado información muy confidencial, que tiene que ver con la seguridad nacional y con nuestro armamento militar, a otro país, nada menos que se trata de Chile”, indicó el legislador fujimorista.
Hace unos días, los almirantes en retiro Luis Giampietri y Jorge Montoya señalaron que Chehade, entonces jefe de la Unidad de Extradición de la Procuraduría, incluyó información de las adquisiciones de nuestras fuerzas armadas en el expediente de extradición de Alberto Fujimori enviada a Chile.
Para el congresista Díaz Dios “es un tema grave que requiere investigación y no estoy adelantando por eso opinión”.
En similar línea, enfatizó que “de ninguna manera” se retirará de la Comisión de Ética y que si Chehade Moya quiere su salida, por supuestamente adelantar opinión en su caso, “puede recusarme”.
Además, consideró que el comentario del nacionalismo para que Humberto Lay y su persona pasen por Ética “me sonó a amenaza, a amedrentamiento, no fue simplemente un llamado a que no adelantemos opinión”.
De otro lado, anotó que el grupo que integra también deberá investigar la afirmación del director general de la Policía Nacional, Raúl Salazar, de que Miguel Chehade lo llamó desde la oficina de su hermano y que a pesar de eso, no figura en la relación de las personas que visitaron el despacho del congresista.
Fuente: Radio Programas del Perú.

Puntuación: 5 / Votos: 65

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *