Camino Sinodal alemán

[Visto: 571 veces]

A petición del Vaticano, obispos alemanes suspenden el intento de establecer un Consejo Sinodal

Jonathan LiedlPor Jonathan Liedl– ACI Prensa.
En un revés significativo para el proyecto del Camino Sinodal en Alemania, a pedido del Vaticano los obispos alemanes no votarán sobre avanzar hacia el establecimiento de un “Consejo Sinodal” en su próxima asamblea plenaria.
El portavoz de la Conferencia Episcopal Alemana (DBK, por su siglas en alemán), Matthias Kopp, confirmó el 17 de febrero que los obispos han eliminado de la agenda de la reunión que realizarán del 19 al 22 de febrero en Augsburgo una votación sobre la aprobación de un comité que está preparando el Consejo Sinodal, un cuerpo mixto de laicos y obispos que gobernaría la Iglesia Católica en Alemania.
Esto se produce después de que la DBK recibiera ese mismo día una carta del Vaticano.
Esta carta solicita que la Asamblea General -también debido a las próximas discusiones entre representantes de la Curia Romana y representantes de la Conferencia Episcopal Alemana- no vote sobre los estatutos del Consejo Sinodal”, dijo Kopp a la Agencia Católica de Noticias de Alemania (KNA).
Aunque no figuraba explícitamente en el orden del día de la asamblea del Episcopado alemán, disponible públicamente, se esperaba que se realizara en Augsburgo una votación para aprobar el comité que prepara el Consejo Sinodal.
El Comité Central de Católicos Alemanes (ZdK), copatrocinador junto a la DBK del Camino Sinodal,  había aprobado previamente los estatutos del comité preparatorio el 25 de noviembre de 2023, y probablemente criticará a los obispos por no hacer lo mismo.
La eliminación de la votación sobre el Consejo Sinodal de la agenda de los obispos alemanes marca quizás la primera vez que la presión del Vaticano ha provocado que la DBK se resista a seguir adelante con una prioridad del Camino Sinodal, desde que comenzó el supuesto esfuerzo de reforma en 2019.
De todas las prioridades del Camino Sinodal, el Vaticano ha sido particularmente crítico con el Consejo Sinodal. En enero de 2023, tres importantes autoridades del Vaticano -el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado del Vaticano; el Cardenal Luis Francisco Ladaria Ferrer, entonces prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe; y el Cardenal Marc Ouellet, prefecto del Dicasterio para los Obispos- escribieron a los obispos alemanes, criticando el consejo propuesto por ser incompatible con la eclesiología católica, enfatizando que ni los obispos ni el Camino Sinodal tenían autoridad alguna para establecerlo.
Más recientemente, el Papa Francisco escribió una carta privada a cuatro laicas católicas alemanas describiendo el comité preparatorio, y no sólo el Consejo sinodal, como uno de los “numerosos pasos que están tomando segmentos significativos” de la Iglesia en Alemania “que amenazan con dirigirla cada vez más lejos del camino común de la Iglesia universal”.
El comité, que cuenta entre sus miembros con 27 obispos de Alemania, celebró su primera reunión los días 10 y 11 de noviembre de 2023, pero ocho prelados estuvieron ausentes y cuatro de ellos lo rechazaron rotundamente.
Esos cuatro -el Cardenal Rainer Woelki, Arzobispo de Colonia; Monseñor Stefan Oster, Obispo de Passau; Monseñor Rudolf Voderholzer, Obispo de Ratisbona; y Monseñor Gregor Hanke, Obispo de Eichstätt- también votaron en junio para bloquear la financiación del comité con cargo a un fondo interdiocesano común.
Como se indica en la carta del Vaticano, se espera que los representantes de la DBK y de la Curia Romana continúen su serie de reuniones sobre el Camino Sinodal. La primera ocurrió en julio de 2023 en Roma, y los obispos alemanes participantes en la asamblea del Sínodo de la Sinodalidad de octubre también se reunieron con los líderes del Vaticano en ese momento.
En comunicación con el National Catholic Register la semana pasada, Kopp no confirmó que los representantes de la DBK y el Vaticano se hubieran reunido en enero, como se había anunciado anteriormente, pero reveló que se esperan más reuniones entre las dos partes.
Traducido y adaptado por el equipo de ACI Prensa. Publicado originalmente en el National Catholic Register. Jonathan Liedl es editor senior del National Catholic Register. Ha estudiado Ciencias Políticas y Estudios Árabes en la Universidad de Notre Dame y tiene una Maestría en Estudios Católicos por la Universidad de St. Thomas. Actualmente está completando una Maestría en Teología en el Seminario Saint Paul. Vive en las Ciudades Gemelas de Minnesota.

Irme Stetter-Karp, Presidenta de la Central de Católicos alemanes (ZdK)

Stetter-Karp: Duele que el Papa no vea los esfuerzos alemanes

Es frustrante que el Vaticano permita un organismo sinodal en el Amazonas, pero no en Alemania, dice la presidenta del ZdK, Irme Stetter-Karp, en la entrevista con Katholisch.de. Según la carta del Vaticano, le gustaría ver el compromiso episcopal para la continuación del camino sinodal.
Fue suficiente una carta del Vaticano y los obispos alemanes cancelaron la votación sobre los estatutos del Comité sinodal en su asamblea general de primavera . Al finalizar la asamblea general, la presidenta del Comité central de los católicos alemanes (ZdK), Irme Stetter-Karp, habló sobre el futuro del Comité sinodal y el comportamiento de Roma.
-Señora Stetter-Karp , la siguiente objeción vino de Roma contra el Comité Sinodal , la Asamblea General de los Obispos de primavera acababa de terminar. ¿Cómo ve ahora el trabajo futuro del Comité sinodal?
Stetter-Karp: Pienso mucho en la cuestión de si podremos continuar el trabajo constructivo conjunto entre los laicos y los obispos en Alemania. Éste es nuestro interés común. Sin embargo, la carta de Roma frustró este trabajo. Roma ha creado repetidamente imágenes distorsionadas del Camino Sinodal . Nuestro objetivo, discutir y decidir juntos, es fortalecer la Iglesia Católica en nuestro país y ver la participación de los creyentes como un recurso y no como una amenaza. Ahora discutiremos los próximos pasos entre nosotros en nuestros comités.
-Ya ha habido algunos “no” del Vaticano. Algunos observadores analizan: No hay ningún problema de mediación, la gente en Roma simplemente está en contra de este proyecto.
Stetter-Karp: Desafortunadamente, parece que en Roma la sinodalidad sólo se afirma en un nivel abstracto, como en el Sínodo Mundial. Pero cuando las cosas se vuelven concretas y tangibles, los frenos pisan con fuerza en los últimos metros sin diálogo. Esto significa que sigue estando lleno de conflictos y, además, para nosotros como ZdK existen límites. Es deprimente que no estemos logrando ningún progreso. Muchos han estado involucrados en la iglesia durante años o décadas y en algún momento ya no entienden lo que está sucediendo aquí. Es incomprensible que no haya respuestas, que la iglesia siga estancada en posiciones que no son sostenibles. La respuesta anterior a la pregunta de las mujeres, por ejemplo, no es adecuada en el siglo XXI, ¡ni para las mujeres ni para los hombres!
-¿Cuándo dejarías el Comité sinodal?
Stetter-Karp: Como Presidium del ZdK acordamos que ya no estaríamos de acuerdo si el objetivo de discutir y decidir juntos se abandonara a un nivel fundamental.
Los obispos en la asamblea general de primavera de la Conferencia Episcopal Alemana (DBK) en Augsburgo. Imagen: © KNA/Harald Oppitz
En la asamblea general de la Conferencia Episcopal Alemana no se votaron los estatutos del Comité Sinodal.
-¿Cuánta confianza tienes todavía en los obispos?
Stetter-Karp: No tengo ninguna duda de que la mayoría de los obispos alemanes quieren continuar por nuestro camino sinodal común. La cuestión es más bien si esta actitud se traduce también en acciones por parte de la conferencia episcopal.
-Cuatro obispos ya no participan en el Comité sinodal. ¿Trabajarías en última instancia sólo con una “coalición de dispuestos”?
Stetter-Karp: Después de que los cuatro obispos se fueron, ya lo estamos haciendo.
-¿Habría un límite inferior en cuanto a cuántos obispos tendrían que estar allí?
Stetter-Karp: No puedo ni quiero comprometerme con un número, no es un juego de ajedrez. Sin embargo, en la encuesta sobre los miembros de la iglesia publicada recientemente y que también fue discutida en la asamblea general, vemos que el 96 por ciento de los católicos representativos encuestados esperan reformas. ¡La pregunta es dónde están conectados los obispos, que ya no van, con sus creyentes! En “Evangelii Gaudium” (2013), el Papa Francisco acuñó la frase: “Así quien evangeliza tiene ‘olor a oveja'”. (EG 24) Me gustaría recordar esta frase en esta situación.
-Recientemente ha habido una variedad de comentarios críticos. El cardenal vienés Christoph Schönborn se opuso a que la administración episcopal dependiera de la decisión de los órganos sinodales. El nuncio Nikola Eterović advirtió que la Iglesia en Alemania debería mirar más hacia afuera y menos hacia adentro y el cardenal Walter Kasper advirtió a los alemanes contra el dominio de la enseñanza . ¿Cómo respondes a eso?
Stetter-Karp: No entiendo de dónde viene la afirmación de que los alemanes actúan como profesores. No conozco una sola voz de los delegados del Comité sinodal, ni de la Asamblea sinodal, que haya dicho: ahora estamos mostrando cómo todos deben hacerlo en otros países y en otros continentes. Más bien es así: ¿Dónde estaría la Iglesia en la Amazonia si los laicos y los obispos no hubieran dado pasos juntos? Hay una conferencia aprobada por el Papa que no sólo delibera sino que también decide. Así que definitivamente hay otros países que están siguiendo su propio camino. Nos conectamos con estas personas, no les dictamos nada. Entonces no veo de qué se trata esta crítica. Buscamos un camino para nosotros mismos, no pretendemos conocer el camino de los demás.
-La comparación con Amazon CEAMA lo demuestra : algo está permitido allí, pero en Alemania está prohibido. ¿No es frustrante?
Stetter-Karp: Sí, eso es, por supuesto, frustrante. ¿Dónde están los criterios fiables que se apliquen a todos? Pero también me gustaría recordarles que la CEAMA tuvo que presionar durante un año para obtener la aprobación del Vaticano. El Papa Francisco recientemente apoyó personalmente el proyecto allí. Al parecer el Papa tiene un problema con la Iglesia en Alemania. Desafortunadamente, como nunca hubo discusiones directas, no tenemos ninguna posibilidad de tener una influencia directa. Duele que no vea nuestros esfuerzos verdaderamente sinceros.
-Próximamente está prevista otra reunión entre los representantes del Vaticano y los obispos alemanes. También pediste una reunión. ¿Cómo te sientes al respecto?
Stetter-Karp: Si entre nosotros, los laicos, hubiera uno, sería una gran sorpresa para mí. Hasta ahora ni siquiera hemos merecido una respuesta al Vaticano, como si no existiéramos. Para los obispos en Roma se tratará de ganar confianza en el camino que está tomando la Iglesia católica en Alemania.
-La próxima reunión del Comité sinodal estaba prevista para junio, pero los obispos no votaron sus estatutos. ¿Qué pasa ahora? ¿Seguirían trabajando sin estatutos?
Stetter-Karp: No lo puedo imaginar en este momento. Porque tengo una serie de preocupaciones fundamentales al respecto. Tenemos que discutir cómo proceder dentro del ZdK y con los obispos. Lo haremos lo antes posible.

Puntuación: 5 / Votos: 33

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *