Objeciones al camino sinodal alemán

[Visto: 103 veces]

El Vaticano hace públicas sus cinco objeciones

Las críticas se centran en cinco puntos sobre la vía alemana que introducen dudas en los creyentes y en la visión de una Iglesia universal en comunión

El Vaticano ha hecho pública la crítica de gran alcance de la vía sinodal de la Iglesia alemana a través de L’Osservatore Romano, con los informes elaborados por el cardenal Marc Ouellet, prefecto del Dicasterio para los Obispos, y el cardenal Luis Ladaria Ferrer , prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe.
Estos informes fueron presentados a los obispos alemanes el último día de su visita ad limina a Roma, en una reunión interdicasterial en el auditorio del Instituto Patrístico Augustinianum.
En su intervención, el cardenal Ouellet comienza elogiando a los obispos alemanes por la seriedad de su respuesta a una crisis de abusos que ha sacudido a los católicos del país y ha provocado un abandono masivo de creyentes. Sin embargo, las propuestas plantean «serias dificultades».
Cardenal acusa los responsables de la vía sinodal de restar importancia a la carta del Papa Francisco de 2019 a los católicos alemanes.
El cardenal canadiense entiende que los obispos alemanes no buscan una ruptura con la Iglesia, sino que estaban haciendo «concesiones» bajo «una presión cultural y mediática muy fuerte». Señala, por eso, que «llama la atención que la agenda de un reducido grupo de teólogos de hace unas décadas se haya convertido de repente en la propuesta mayoritaria del episcopado alemán: abolición del celibato obligatorio, ordenación de viri probati , acceso de la mujer al ministerio ordenado, revalorización moral de la homosexualidad, limitación estructural y funcional del poder jerárquico, reflexiones sobre la sexualidad inspiradas en la teoría de género, grandes propuestas de cambios al Catecismo de la Iglesia Católica».

Dudas y confusión

Agrega, además, que el camino sinodal parece querer la «transformación de la Iglesia» y «no solo las innovaciones pastorales en el campo moral o dogmático», y que esto «daña la comunión de la Iglesia porque siembra dudas y confusión entre la gente de Dios».
El cardenal acusa los responsables de la vía sinodal de restar importancia a la carta del Papa Francisco de 2019 a los católicos alemanes, en la que reflexionaba sobre los principios de una verdadera reforma.

Cinco preocupaciones

Ouellet afirma que «lo que llevó a propuestas contradice abiertamente la enseñanza afirmada por todos los papas desde el Vaticano II. Consejo», destacando la ordenación de mujeres.
En su discurso, titulado ‘Parte de un cuerpo más grande’, en referencia a la carta del Papa a los católicos alemanes, el cardenal Ladaria identifica cinco preocupaciones sobre la vía sinodal.

  • Los documentos de la iniciativa no forman un todo coherente y debían resumirse en un documento final.
  • Los textos presentan a la Iglesia «como una organización estructuralmente abusiva, que debe ser puesta bajo el control de los supervisores lo antes posible».
  • Los textos sugieren que «todo debe cambiar» con respecto a la enseñanza de la Iglesia sobre la sexualidad.
  • Los textos no hacían justicia a la enseñanza de la Iglesia de que la ordenación sacerdotal está reservada a los hombres, sugiriendo reduccionistamente que «la dignidad fundamental de la mujer no se respeta en la Iglesia Católica porque no tienen acceso a la ordenación sacerdotal».
  • Los textos de la vía sinodal pasaron por alto un precepto del documento Dei Verbum del Concilio Vaticano II según el cual «para mantener el Evangelio íntegro y vivo para siempre dentro de la Iglesia, los Apóstoles dejaron obispos como sus sucesores, ‘entregándoles’ ‘la autoridad de enseñar en su propio lugar’».

El comunicado del Vaticano muestra que «hablaron con franqueza y claridad sobre las preocupaciones y reservas en cuanto a la metodología, el contenido y las propuestas del camino sinodal, proponiendo, en beneficio de la unidad de la Iglesia y su misión evangelizadora, que las solicitudes que han surgido hasta ahora para ser incluidos en el Sínodo de la Iglesia universal».
Fuente: El Debate.

Puntuación: 5 / Votos: 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *