Washington y Bruselas

[Visto: 286 veces]

Por Thomas L. Friedman- The New York Times.
(…) Putin ahora está librando una guerra terrestre para romper las líneas de Ucrania y una guerra energética de dos frentes para romper la voluntad de Ucrania y la de sus aliados. Está tratando de destrozar el sistema eléctrico de Ucrania para garantizar un invierno largo y frío allí mientras se coloca en posición para aumentar los costos de energía para todos los aliados de Ucrania. Y debido a que nosotros, Estados Unidos y Occidente, no tenemos una estrategia energética para amortiguar el impacto de la bomba energética de Putin, esta es una perspectiva aterradora.
Cuando se trata de energía, queremos cinco cosas a la vez que son incompatibles, y Putin está sobre nosotros: 1) Queremos descarbonizar nuestra economía lo más rápido que podamos para mitigar los peligros reales del cambio climático. 2) Queremos los precios más bajos posibles de gasolina y combustible para calefacción para poder conducir nuestros automóviles tan rápido y tanto como queramos, y nunca tener que ponernos un suéter en el interior ni hacer nada para conservar energía. 3) Queremos decirles a los petrodictadores en Irán, Venezuela y Arabia Saudita que den una caminata. 4) Queremos ser capaces de tratar a las compañías de petróleo y gas de EE.UU. como parias y dinosaurios que deberían sacarnos de esta crisis petrolera actual y luego irse al bosque y morir y dejar que la energía solar y eólica tomen el control. 5) Ah, y no queremos nuevos oleoductos y gasoductos o líneas de transmisión eólica y solar que estropeen nuestros patios traseros.
Entiendo por qué la gente quiere los cinco, ahora.
(…) Como país y como alianza occidental, no tenemos una escala de prioridades en materia de energía, solo aspiraciones en competencia y un pensamiento mágico de que podemos tenerlo todo. Si persistimos en eso, nos enfrentaremos a un mundo de dolor si Putin lanza la bomba de energía que creo que está armando para Navidad.
Esto es lo que creo que es su estrategia: comienza con lograr que Estados Unidos reduzca su Reserva Estratégica de Petróleo. (…) Putin quiere que Estados Unidos use la mayor parte de su colchón de Reserva Estratégica de Petróleo ahora, al igual que los alemanes renunciaron a la energía nuclear y los volvió adictos al gas natural barato de Rusia.
(…) A continuación, Putin está observando cómo la Unión Europea se prepara para prohibir las importaciones marítimas de petróleo crudo de Rusia, a partir del 5 de diciembre. Este embargo, junto con la medida de Alemania y Polonia para detener las importaciones por oleoductos, debería cubrir aproximadamente el 90 por ciento de la Unión Europea.
Como señaló un informe reciente del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington D.C., “De manera crucial, las sanciones también prohíben a compañías de la UE proporcionar seguros de envío, servicios de corretaje o financiamiento para exportaciones de petróleo de Rusia a terceros países”. El Tesoro de los EE.UU. y la Unión Europea creen que sin ese seguro, la cantidad de clientes del petróleo ruso se reducirá drásticamente, por lo que les dicen a los rusos que pueden obtener el seguro para sus buques petroleros de las pocas compañías de seguros occidentales que dominan la industria, si bajan el precio de sus exportaciones de crudo a un nivel fijado por los europeos y Estados Unidos. Mis fuentes en la industria petrolera me dicen que dudan seriamente de que esta fijación occidental de precios funcione. El socio de Rusia en la OPEP Plus, Arabia Saudita, ciertamente no está interesado en ver un precedente de fijación de precios de este tipo por parte de los compradores. Además, el comercio internacional de petróleo está lleno de personajes sombríos (…) Los buques petroleros (…) que realizan actividades sospechosas apagarán sus transpondedores y reaparecerán días después de haber realizado una transferencia de barco a barco o transferirán su carga a tanques de almacenamiento en algún lugar de Asia para su reexportación, lavando de hecho su petróleo ruso. El petróleo en un solo buque petrolero muy grande puede valer aproximadamente $250 millones, por lo que los incentivos son enormes.

Juan Silva: Registro evidencia 60 llamadas con su ‘asesor en la sombra’ Óscar Santander

El empresario aeronáutico es acusado de intervenir en la designación de funcionarios en el Ministerio de Transportes durante la pasada gestión de Silva Villegas.

Un mes antes que el presidente Pedro Castillo asumiera el cargo, el 28 de julio del pasado 2021, el exministro de Transportes y Comunicaciones (MTC) Juan Silva ya mantenía comunicación directa con el empresario aeronáutico Óscar Santander.El supuesto “asesor en la sombra” del hoy prófugo exministro, investigado por integrar una presunta organización criminal liderada por el actual Jefe de Estado, es acusado de intervenir en la designación de funcionarios del MTC.
Según un registro telefónico, Santander y Silva se comunicaron a través de sesenta llamadas, entre junio y diciembre del pasado 2021, reveló un informe del Diario El Comercio.
Según el informe periodístico, dicha situación expone las contradicciones del empresario, quien declaró días antes que conoció al extitular de la cartera de Transportes en una reunión, suscitada en Palacio de Gobierno el ocho de agosto del año pasado, luego que el mandatario les concediera una visita.
Asimismo, se reveló que Silva Villegas y su presunto “asesor” se comunicaron los días 28, 29 y 30 de julio mediante llamadas de corta duración que varían entre los dos y tres minutos.
Cabe precisar que el periodo que registró mayores llamadas entre ambos se produjo en agosto del 2021, mes donde Santander Velásquez registró su primera visita a Palacio.
El informe del citado medio también revela que el inversionista intentó comunicarse con Bruno Pacheco, el exsecretario general de Palacio de Gobierno y hoy colaborador eficaz. Las fallidas llamadas se realizaron el 29 de agosto y el dos de septiembre del 2021.

Interferencia en el Viceministerio de Transportes y Comunicaciones

Hace unos meses, Fabiola Caballero, exviceministra del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, reveló que fue citada por el propio Santander en su vivienda ubicada en San Isidro. Según precisó, el empresario le propuso en dicho encuentro ocupar el alto cargo en el Viceministerio del MTC.
Pese a que Caballero aceptó el ofrecimiento, solo ocupó el cargo durante tres meses, pues expresó distintas discrepancias con Silva. En medio de su renuncia en febrero de este 2022, resaltó que la entidad no debería estar “sujeta a un copamiento laboral de ciudadanos que no reúnen los méritos y capacidades técnicas requeridas”.
“La realidad que atraviesa la cartera, convertida en una aparente agencia de empleos para copar colocaciones que requieren comprobadas experiencia y calificación, los cambios de las dependencias del Viceministerio de Transportes, sin mediar consulta a mi despacho, hacen difícil implementar las políticas sectoriales ajustadas a las normas del Estado que priorizan requisitos técnicos”, manifestó.
Cabe precisar que según las declaraciones del colaborador eficaz CE 002-5D-2022, Santander poseía una gran injerencia en el sector. En sus afirmaciones ante el Ministerio Público, aseguró que determinadas obras en la cartera estaban destinadas a compañías que contaban con el respaldo del empresario.
En este escenario, comentó que se identificaron tres obras relevantes en aquel momento, entre ellos Puente Santa Rosa y Juliaca, que debían derivarse a las empresas recomendadas no solo por Santander, sino también por Julio Bravo; también sindicado como ‘asesor en la sombra’ del prófugo de la justicia.
“Sé que así le señaló Juan Silva a Zamir Villaverde, en una reunión llevada a cabo en le mismo departamento de Silva, ubicado en el Cercado de Lima”, agregó el colaborador eficaz ante el Ministerio Público.
Fuente: Infobae.com

La investigación fiscal y sus colaboradores han llevado a conocer a nuevos personajes de alto perfil que se vinculan al poderoso exministro de Transporte Juan Silva, cuando estaba en la cúspide.
El 17 de agosto pasado, uno de los colaboradores eficaces, aseguró que Juan Silva tenía dos asesores en la sombra. Panorama afirma que Óscar Santander, llamado asesor en la sombra, es Óscar Alfonso Santander Velásquez un empresario dueño de una aerolínea especializada en vuelos chárter.
Óscar Santander ofrece y muestra una flota innumerable, no se sabía que Santander se había vinculado a Juan Silva en varias reuniones fuera del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y en Palacio de Gobierno, incluso hasta llegando a recomendar a viceministros.
El registro de visita de Palacio de Gobierno lo ubica con 5 entradas y algunas con estancia de 5 horas adentro. Las primera visitas se registraron como si él proviniera del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC).
Fuente: Panamericana.pe

Puntuación: 5 / Votos: 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *