Los contratos de Vladimir Cerrón-Palomino Rojas

[Visto: 1173 veces]

Por César Prado*- IDLReporteros.pe
Vladimir Cerrón, fundador y secretario general del partido Perú Libre, contrató a dedo y por montos millonarios a empresas vinculadas a una sola familia. Ello sucedió entre el 2011 y el 2014, cuando ocupó por primera vez el cargo de gobernador regional de Junín.
El más notorio de los integrantes de esa familia es el hoy prófugo Miguel Ángel Quispe Palomino, quien registra dos ingresos al penal por robo agravado y colusión. En el 2015 una comisión del Congreso encabezada por Rosa Mavila investigó a este por sus posibles nexos con el narcotráfico.

Vladimir Cerrón promovió la construcción de un aeródromo regional en Huancayo sin el visto bueno del MEF (Foto: Grupo El Comercio).

Gran aeródromo Wanka

Una de las promesas de campaña de Cerrón en las elecciones regionales y municipales del 2010 fue la construcción de un aeropuerto internacional en la ciudad de Huancayo. Por ello, al poco tiempo de asumir el cargo, sustentó esta propuesta ante el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC). Sin embargo, no todos sus paisanos estuvieron de acuerdo. El 30 de agosto del 2012, se suscitaron violentas protestas en Jauja en rechazo a la propuesta de Cerrón ya que se contraponía a la modernización del aeródromo Francisco Carlé de esa ciudad. La agitación social provocó un muerto y cuarenta heridos.
Tras el luctuoso acontecimiento, el MTC canceló los estudios técnicos y archivó el proyecto por tiempo indefinido. Pero Cerrón no se amilanó y, cambiando la denominación de aeropuerto internacional por el de aeródromo regional, insistió en llevar a cabo la obra sobre un terreno localizado a 15 kilómetros de Huancayo. “Al final, con un nombre u otro, el aeropuerto internacional será una realidad, para lo cual seguiremos trabajando en conseguir los terrenos de Orcotuna y Sicaya”, indicó durante una ceremonia de diciembre del 2012 refiriéndose a la zona donde tenía proyectada su construcción.
Fue entonces cuando hizo su aparición el consorcio “Gran Aeródromo Wanka”. En septiembre del 2013, tres empresas (GMN, Corporación Zayonn Contratistas y UNOS OG) agrupadas bajo esa denominación presentaron una iniciativa privada al Gobierno Regional de Junín con la promesa de hacer realidad la anhelada obra de Cerrón. El monto de inversión comprometido para la construcción del aeródromo fue de 366 millones de soles y el plazo de ejecución se fijó en dos años. A cambio, el consorcio solicitaba la cesión del título habilitante o permiso para operar por 15 años renovables.
Cerrón aceptó las condiciones y dio autorización para la ejecución privada de la obra sin consulta previa al Ministerio de Economía y Finanzas ni a la Dirección General de Aeronáutica Civil, dos entidades competentes en acuerdos de ese tipo. El nuevo proyecto fue objeto de cuestionamientos. La alcaldesa de Orcotuna, Natali Macha Tacza, denunció que funcionarios del Gobierno Regional de Junín amenazaban a los agricultores con quitarle sus terrenos si no aceptaban vendérselos al consorcio para llevar a cabo la obra.
Terrenos de Orcotuna y Sicaya, a 15 kilómetros de Huancayo, donde Cerrón planeaba la construcción del aeródromo (Foto: Junior Meza).
A la autoridad edil se sumó después Mónica Galván, vocera de la Dirección General de Aeronáutica Civil. “La construcción de cualquier tipo de aeropuerto, privado o público, necesariamente tiene que contar con la autorización de la Dirección General de Aeronáutica Civil”, declaró al diario El Comercio en abril del 2013. Pero Cerrón hizo caso omiso a las voces contrarias y autorizó la continuación del trámite. El 20 de mayo del 2014, pocos días antes de solicitar una licencia para tentar la reelección al cargo de gobernador, el fundador de Perú Libre firmó el contrato de cesión de título habilitante con el consorcio “Gran Aeródromo Wanka”.
Tras ello, el caso fue investigado por el congresista por Junín, Jesús Hurtado Zamudio (Fuerza Popular), y por la Contraloría General de la República. Ambas pesquisas ratificaron que el proyecto se aprobó sin sustento técnico ni legal y sin la conformidad del MTC. La Contraloría inició entonces un proceso administrativo contra cuatro funcionarios de la gestión de Cerrón por presunto beneficio ilegal a favor del consorcio. Entre ellos, Henry López Cantorín, gerente general del Gobierno Regional, y Aldrín Zárate Bernuy, Gerente de Desarrollo Económico.
El contrato con el consorcio “Gran Aeródromo Wanka” fue suscrito el 20 de mayo del 2014, pocas semanas antes de que Cerrón solicitara licencia para tentar la reelección al GORE Junín.
Ambos, miembros activos de Perú Libre, afrontaron la investigación al mismo tiempo que postulaban a las alcaldías de los distritos de Huancayo y El Tambo, respectivamente. Aunque en una primera instancia fueron inhabilitados para ejercer la función pública por cinco años, en el 2017 un Tribunal de Apelaciones de la Contraloría levantó la sanción. López y Zárate argumentaron en su defensa que ellos no habían participado en las fases decisivas de la adjudicación de la buena pro, pero no cuestionaron los vicios de fondo en el proceso. La prensa regional, por su parte, investigó a los miembros del consorcio.
Entonces se hizo público que dos de las empresas del consorcio estaban vinculadas a Miguel Ángel Quispe Palomino, un empresario que al mismo tiempo afrontaba una investigación por colusión con el Gobierno Regional de Pasco por el presunto favorecimiento a una de sus empresas en la ejecución de la carretera Huachón-Huancabamba, en el 2012. Las empresas vinculadas a Quispe Palomino eran GMN –que tiene como accionista principal a Nataly De la Vega Estrada, con quien Quispe Palomino tiene un hijo–, y Corporación Zayonn Contratistas, de Tito Jacinto Quispe Palomino, hermano menor del empresario.

Carretera Chupuro-Huasicancha

Al mismo tiempo que se concedía el aeródromo regional, otra empresa vinculada a Quispe Palomino obtuvo un contrato a dedo con el Gobierno Regional de Junín. Se trataba del mejoramiento de la carretera Chupuro-Huasicancha, valorizada en 111 millones de soles. La segunda etapa de la obra (62 millones) fue entregada a través de una asociación público-privada al Consorcio Mibranyam el 27 de septiembre del 2013. Según este esquema, el 70% de los gastos correrían a cargo del Gobierno Regional y el 30% restante por cuenta del consorcio.
El consorcio Mibranyam estaba integrado por tres empresas, todas relacionadas con Quispe Palomino. Mibranyam Contratistas Generales, donde Quispe Palomino figura como representante legal; Inversiones Maq E.I.R.L, en la que Quispe Palomino desempeñó el cargo de gerente general, y Corporación Zayonn Contratistas, a nombre de su hermano Tito Quispe Palomino. No obstante, poco tiempo después de iniciar con el trabajo, el consorcio solicitó una adenda al contrato exigiendo el reconocimiento de gastos extras por demoras de la entidad.
Prófugo Miguel Ángel Quispe Palomino, del Consorcio Mibranyam, que se adjudicó una obra por 62 millones de soles durante la gestión de Cerrón (Foto: Facebook).
La solicitud coincidió con la salida de Cerrón del gobierno regional de Junín a fines del 2014 y por ello tuvo que ser analizada por su sucesor en el cargo, Ángel Unchupayco. Este último rechazó el pedido y ordenó una revisión minuciosa del contrato que determinó que aquella asociación público-privada era ilegal, pues no contaba con la aprobación del Ministerio de Economía y Finanzas. Unchupayco anuló el contrato en el 2015, pero para entonces el consorcio ya había recibido un adelanto de 11 millones de soles.

Colegios y postas

Quispe Palomino y una de sus hermanas también obtuvieron contratos para el mejoramiento de infraestructura de colegios y postas durante la gestión de Vladimir Cerrón. En todos los casos, salvo uno, los contratos se lograron a través de adjudicaciones directas, es decir, sin licitaciones públicas de por medio. A través de Inversiones Maq E.I.R.L, Miguel Quispe Palomino ganó la buena pro de dos obras en el 2013 y 2014. Se trata del mejoramiento de los colegios “Santa Rosa”, en el distrito de Chanchamayo (3.5 millones de soles) y “Jaime Cerrón Palomino”, ubicado en el centro poblado de Puerto Ene (5.9 millones de soles).
Diblacons, la empresa de Rosalía Quispe Palomino, obtuvo un contrato por la remodelación de los ambientes de la UCI del Hospital “El Carmen”, en Huancayo (Foto: Grupo El Comercio).
Rosalía María Quispe Palomino, médico de profesión al igual que Vladimir Cerrón, figura como accionista principal de Diblacons S.A.C. A través de la Dirección Regional de Salud, esta compañía obtuvo vía adjudicación directa las obras de mantenimiento de la sede administrativa de la Red de Salud de Valle del Mantaro Bloque II y de Carhuapaccha. Diblacons también se hizo cargo de la ampliación del puesto de salud de “Heroínas Toledo” y del mejoramiento de la capacidad de almacenamiento de vacunas en la región Junín. La compañía se hizo cargo, asimismo, de la remodelación de los ambientes de UCI del Hospital “El Carmen”, de Huancayo.

Usuarios registraron fotografías donde muestran restos de cielo raso del área de Neonatología del Hospital El Carmen. |Fuente: Difusión.Restos de cielo raso del Hospital El Carmen de Huancayo.

Miguel Quispe Palomino

Miguel Ángel Quispe Palomino es un empresario y político nacido en Huariaca (Pasco) en 1969. Su padre, Glicerio Quispe Cayllahua, es originario de Chuschi, la misma localidad ayacuchana donde Víctor Quispe Palomino –alias “camarada José”– y sus ocho hermanos fueron criados por su progenitor, el también senderista Martín Quispe Mendoza. Debido a estas coincidencias, el empresario ha sido varias veces vinculado a la familia de subversivos, aunque este lo niega. Lo concreto es que el nexo resulta ahora imposible de rastrear, entre otras razones porque los registros civiles de la Municipalidad de Chuschi se hicieron humo y ceniza tras un incendio ocurrido en la década del 80.
Sin embargo, esta no es la única mochila con la que Quispe Palomino debe cargar. En 1998, fue condenado a catorce años de prisión por su participación en el robo a las oficinas de la minera Atacocha (Pasco). Pero la pena le fue rebajada y tres años después, en el 2001, fue puesto en libertad. A partir de entonces, Quispe Palomino retomó la conducción de sus empresas de construcción y siete años después incursionó en la política. En el 2008, postuló sin éxito al cargo de teniente alcalde de Pasco por el Partido Humanista y luego estableció una alianza con Klever Meléndez cuando este último postuló al cargo de gobernador regional de Pasco. La sociedad le trajo beneficios a corto plazo pero derivó en una nueva condena.
Exgobernador de Pasco, Klever Meléndez. Fue condenado junto a Miguel Ángel Quispe Palomino por colusión y negociación incompatible en el 2014 (Foto: RPP).
En el 2014, Quispe Palomino fue condenado por colusión y negociación incompatible al hallarse que Meléndez había favorecido a una de sus empresas con un contrato para la construcción de la carretera Huachón-Huancabamba (62 millones de soles). El empresario fue entonces recluido en el penal de Lurigancho, en Lima. La estadía de Quispe Palomino en la cárcel coincidió con la conformación de una comisión en el Congreso que investigó la influencia del narcotráfico en la política. La encabezó la entonces parlamentaria Rosa Mavila León. A dicho grupo de trabajo le interesaba conocer el origen de los fondos con los que Quispe había constituido una veintena de empresas dedicadas a diversos rubros.
El 15 de mayo del 2015, Mavila y su equipo se trasladaron al penal de Lurigancho para tomar la declaración del empresario. Aquel encuentro fue clave para conocer detalles de los contratos que Quispe Palomino había logrado no solo en su región (Pasco) sino también con el Gobierno Regional de Junín durante el primer período de gestión de Vladimir Cerrón (2011-2014). Uno de los más importantes fue el contrato de concesión del “Gran Aeródromo Wanka”. El testimonio del empresario reveló la estrecha relación con el fundador de Perú Libre. “(Cerrón) es amigo de mi hermana y no tenía licencia social (para la construcción del aeródromo). Por ello se dio la suscripción de un convenio por 366 millones de soles con mi empresa Contratistas Zayonn”, indicó el investigado a la Comisión Mavila.
Quispe Palomino se atribuyó así la propiedad de Contratistas Zayonn, la empresa que ganó en consorcio la concesión del aeródromo regional a través de una adjudicación directa el 20 de mayo del 2014. El principal accionista de dicha empresa, según Registros Públicos, es Tito Jacinto Quispe Palomino, hermano del empresario y su representante legal es Glicerio Quispe Cayllahua, padre de Miguel y Tito Quispe Palomino.
El empresario confesó, además, que la obra no fue una iniciativa privada presentada por su empresa al Gobierno Regional de Junín sino al revés. “Nosotros fuimos invitados para la construcción de un aeródromo privado. Iba a buscar un socio. Por ello tomé contacto con Luis García Morón, de Austria”. García Morón es un académico peruano radicado en ese país. Según la información entregada al GORE Junín, su empresa -UNOS OG- se especializa en financiamiento y proyectos de desarrollo de inversión.
Desde la cárcel, Quispe Palomino también admitió haber tenido participación en otra obra impulsada en la gestión de Cerrón: el mejoramiento de la carretera Chupuro-Huasicancha, valorizada en 111 millones de soles. La obra fue entregada al consorcio Mibranyam a través de una alianza público-privada que a la postre fue declarada ilegal. Quispe Palomino, entrevistado por la Comisión Mavila, se mostró al tanto de los beneficios que iba a lograr con aquel contrato a través del cobro de peajes. “Yo conozco cómo ganar (…). Ejemplo: una inversión de 100 millones. 70 millones a pagar y 30 por peajes”, señaló.
Consultada por la información brindada por su hermano en el 2014, Rosalía María Quispe Palomino respondió que se mantiene alejada de sus hermanos y descartó que ella haya sido el nexo entre entre Cerrón y Quispe Palomino, como se desprende de una de las respuestas de este último. “Solo he visto un par de veces a Cerrón en mi vida, pero no mantengo ningún tipo de relación de amistad”, indicó. “Los contratos con el gobierno regional solo nos han traído problemas. A mi hermano ahora le quieren quitar los terrenos del aeródromo”, señaló después sin ofrecer detalles.
La médico tampoco pudo precisar el paradero de su hermano Miguel Ángel, contra quien existe una orden de captura desde el 2018. Ese año, el empresario postuló al gobierno regional de Pasco por el Frente Andino Amazónico, pero en medio del proceso electoral la Corte Superior de Justicia de Pasco dispuso su ubicación y captura tras ser acusado de colusión con el exgobernador de Pasco, Klever Meléndez Gamarra. Desde entonces, Quispe Palomino se mantiene en la clandestinidad. En una entrevista publicada en la página Facebook del Frente Andino Amazónico, el empresario atribuyó la condena judicial a una supuesta persecución de sus rivales políticos.
No es lo que indican los hechos. En el 2019, el fiscal Hamilton Castro incautó en Villa Rica (Pasco) una propiedad de 28 mil metros cuadrados valorizada en 9 millones de dólares que estaba registrada a nombre de los padres de Miguel Ángel Quispe Palomino, Glicerio Quispe y Dina Palomino. Las pesquisas fiscales tienen relación con casos de corrupción de Klever Meléndez.
IDL-Reporteros intentó obtener la versión de Vladimir Cerrón sobre estos hechos, pero hasta el cierre de esta nota el fundador del partido Perú Libre no respondió a los mensajes que se le enviaron. El equipo de prensa del candidato Pedro Castillo acusó recibo del pedido, pero tampoco dio respuesta.
(*) Con la colaboración del periodista Junior Meza.

EMPRESARIO INVESTIGADO JUNTO CON CERRÓN FINANCIÓ CANDIDATURA DE PRESIDENTA DEL CONGRESO MARICARMEN ALVA

Por Elena Miranda- Convoca.pe
Víctor Hugo Zárate Palomino, investigado por un presunto favorecimiento en contrataciones con el Estado, aportó a la campaña electoral de la congresista de Acción Popular y presidenta del Congreso, María del Carmen Alva. El empresario es tío del guardaespaldas de Vladimir Cerrón y figura entre los nueve denunciados por la Procuraduría Anticorrupción por el delito de colusión en agravio del Gobierno Regional de Junín y de otras entidades públicas.
Un empresario denunciado ante el Ministerio Público por un presunto favorecimiento en contrataciones con entidades del Estado vinculadas a miembros del partido de gobierno Perú Libre fue uno de los principales financistas de la campaña electoral de María del Carmen Alva Prieto, parlamentaria del partido Acción Popular y actual presidenta del Congreso de la República.
Se trata de Víctor Hugo Zárate Palomino, de 59 años, quien aportó en marzo de este año 20 mil soles a la candidatura de “Maricarmen” Alva, el monto más alto entre su círculo de donantes sin contar a ella misma. Este financista figura como investigado en un grave caso de corrupción.
El 2 de septiembre último, Zárate Palomino fue denunciado penalmente por la Procuraduría Pública Especializada en Delitos de Corrupción de Junín por la presunta comisión del delito contra la administración pública, en la modalidad de colusión, en agravio del Gobierno Regional de Junín.
La denuncia por colusión interpuesta ante la Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Junín también comprende a Vladimir Cerrón Rojas, ex gobernador regional de Junín y líder de Perú Libre, partido que llevó a la presidencia a Pedro Castillo.
Otros implicados son el gobernador de esta región, Fernando Orihuela Rojas, y el suboficial brigadier de la PNP Carlos Zárate Villalobos. A Cerrón y a Orihuela también se les acusa de ser autores de la presunta comisión del delito contra la administración pública, en la modalidad de peculado, mientras que al policía Zárate Villalobos se le señala como cómplice.
El financista de Alva, Víctor Hugo Zárate Palomino, es tío del suboficial Carlos Zárate, a quien además se le ha abierto una investigación fiscal por brindar seguridad a Vladimir Cerrón, pese a que este ya no es funcionario público.
El empresario Víctor Hugo Zárate Palomino figura en la denuncia penal junto con otros cinco familiares del suboficial, que habrían sido beneficiados con contrataciones en entidades públicas: Gregoría Aydée Villalobos Cerrón (madre de Carlos Zárate); Yeni Estrada Velasco (cuñada), Luz Rosario Misayauri Sovero (esposa), Óscar Zárate Misyauri (hijo) y Óscar Zárate Palomino (padre).
El Ministerio Público ya abrió una investigación a estas personas en Junín y está realizando las primeras diligencias, como las constataciones de las obras que figuran en los contratos obtenidos por los familiares del suboficial y guardaespaldas de Vladimir Cerrón.
Financista generoso
En cumplimiento de la Ley de Organizaciones Políticas, la abogada laboralista Maricarmen Alva presentó a la Oficina Nacional de Procesos Electorales (Onpe) dos informes sobre los aportes, ingresos y gastos de su campaña electoral para el Congreso de la República. El primero comprende la información del 9 de julio de 2020 al 12 de marzo de 2021 y el segundo, desde el 13 de marzo de este año hasta el final de la campaña.
En su primera entrega, Alva reportó ingresos por 85,922 soles y gastos por 73,937 soles, mientras que en la segunda informó que recibió 53,930 soles y gastó 65,834 soles. Su esposo, Eric Eduardo Farah Bote, firmó los dos informes entregados a la Onpe, como responsable de la campaña de la candidata.
Página 3 del reporte financiero de Maricarmen Alva, entregado a la Onpe, donde figura el aporte de 20 mil soles que hizo el empresario Víctor Zárate.
En sus dos rendiciones de cuentas, Maricarmen Alva informó sobre 34 aportaciones a su campaña electoral. En el segundo reporte figuran 16 aportaciones, la última de ellas corresponde a Víctor Hugo Zárate Palomino, realizada el 31 de marzo de 2021, por 20 mil soles en efectivo. El aporte fue entregado a través del depósito bancario 0420349 en el Banco de Crédito del Perú, tal como figura en el documento remitido por Alva a la Onpe.
La aportación de 20 mil soles de Zárate Palomino es uno de los dos mayores montos ingresados en la campaña de Alva. La suma más alta es de 50 mil soles y corresponde a la propia candidata. La segunda es la de Zárate y la tercera, de 15 mil soles en especies (pago de publicista), es de Farah Bote, el esposo de Alva.
Al ser consultado por Convoca.pe, Eric Farah, responsable de la campaña, dijo que no conocían a Víctor Hugo Zárate Palomino y que este aportó 20 mil soles para la candidatura porque sus hijos se conocían, ya que practicaron juntos en un estudio de abogados.
“No, no, no lo conocíamos. El señor… parece que su familia era belaundista. Yo no lo conozco en persona. Mi señora se juntó con él un día y conversaron. El señor quería aportar. Como su hijo había practicado en un estudio de abogados junto con mi hijo, que también estaba practicando, ahí se hizo el contacto”, explicó Farah.
Farah dijo que no tenía mayor contacto con Zárate y que le habían comentado que este tenía una empresa de transportes. No pudo identificar al hijo del empresario que practicó con el suyo porque manifestó que tiene varios hijos. “Se le dijo: ‘si usted quiere aportar, encantado’, y el señor aportó esa cantidad de plata. Lo bancarizó y todo, como tiene que ser”, agregó el esposo de Alva.
Convoca.pe también intentó buscar la versión de Maricarmen Alva, pero el encargado de prensa de la Presidencia del Congreso respondió que ella estaba muy ocupada y no tenía tiempo para entrevistas.
Alva está afiliada al partido Acción Popular desde 2004 y es sobrina del ex senador Javier Alva Orlandini. Fue regidora del distrito de Santa María del Mar del 2011 al 2014. En 2020, postuló al Congreso de la República, pero no fue elegida. Entre 2011 y 2016, fue asesora de la bancada parlamentaria de Acción Popular.
En las elecciones generales 2021, Alva candidateó de nuevo al Parlamento con el número 2 por Lima Metropolitana y consiguió un escaño. Al asumir funciones, postuló para presidir la Mesa Directiva del Congreso en la legislatura 2021-2022, en una lista también conformada en las vicepresidencias por Lady Camones (Alianza para el Progreso), Enrique Wong (Podemos Perú) y Patricia Chirinos (Avanza País). Obtuvo la mayoría de los votos del Pleno y, desde entonces, preside el Poder Legislativo.
Víctor Hugo Zárate Palomino aportó 20 mil soles a la campaña de Maricarmen Alva, pero su esposo dice que no tienen ningún vínculo con el empresario. Foto: Facebook
Familiares con suerte
Víctor Hugo Zárate Palomino es gerente general de la empresa Z & P Group S.A.C., que opera desde el 23 de enero de 2007 y tiene su sede en Huancayo, en Junín. Su actividad principal es la extracción de piedra, arena y arcilla, además de alquileres. Como actividades secundarias tiene el arrendamiento de otros tipos de maquinaria, equipo y bienes tangibles; y la venta al por mayor de materiales de construcción, artículos de ferretería, y equipo y materiales de fontanería y calefacción, según figura en la información registrada en la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat).
Desde su creación, en 2007, la empresa Z & P Group S.A.C. ha obtenido contratos con el Estado por un monto total de 3’086,526, según el portal web del Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado (SEACE).
Entre 2015 y 2017, tuvo contratos con la sede central del Gobierno Regional de Junín, por 318,659 soles, y con la Municipalidad Provincial de Huancayo, por 283,110 soles. El total facturado con ambas instituciones juninenses fue de 600,769 soles.
Según la denuncia interpuesta por la procuradora pública anticorrupción descentralizada de Junín, Nora Flores Peñaloza, el exgobernador de Junín Vladimir Cerrón y el suboficial Carlos Zárate, sobrino del empresario, se conocen porque son de la promoción 1987 del Colegio Santa Isabel de Huancayo y han nacido en el distrito de Ahuac, provincia de Chupaca, en Junín.
A pesar de que, desde el 1 de enero de 2019, el agente de la Dirección de Seguridad del Estado estaba asignado para resguardar a Fernando Orihuela, actual presidente regional de Junín y también militante de Perú Libre, Zárate le brindaba seguridad a Cerrón, quien ya no es funcionario público.
Además, para la Procuraduría Anticorrupción, tanto Vladimir Cerrón como Orihuela habrían intervenido en favor de los familiares del suboficial Carlos Zárate en adjudicaciones del Gobierno Regional de Junín y en municipios de la región, vinculados a militantes de Perú Libre.
En su denuncia, la Procuraduría identificó a parientes del policía Carlos Zárate que se habrían beneficiado con contratos para la ejecución de diversas obras, como mantenimiento de carreteras, alquiler de maquinaria, venta de material, entre otros, con entidades públicas, no solo de Junín sino también de Cajamarca y Huancavelica, ligadas a Perú Libre. El monto total de contratos firmados por empresas relacionadas con la familia de Zárate es de 25’055,209 soles.
El fundador y secretario general de Perú Libre, Vladimir Cerrón, fue presidente regional entre los años 2011 y 2014 y de enero a agosto de 2019. A partir del 20 de agosto de 2019, Fernando Orihuela reemplazó a Cerrón en la presidencia regional, luego de que este fuera suspendido debido a una sentencia por los delitos de negociación incompatible y aprovechamiento indebido del cargo en una obra de saneamiento en La Oroya.
Las 17 contrataciones con el Gobierno Regional de Junín que tuvo la empresa gerenciada por Víctor Hugo Zárate Palomino se realizaron entre el 2 de octubre de 2015 y el 12 de octubre de 2018. En este período, Vladimir Cerrón ya no era presidente regional, pues perdió la reelección ante su rival, el líder y fundador del movimiento regional Junín Sostenible con su Gente, Ángel Unchupaico Canchumani, quien gobernó entre el 1 de enero de 2015 y el 31 de diciembre de 2018.
Víctor Hugo Zárate Palomino no fue el único familiar del suboficial Carlos Zárate que tuvo la suerte de contratar con el Gobierno Regional de Junín, entre 2015 y 2018, a pesar de que dicha entidad ya no estaba bajo el mando de Vladimir Cerrón y su partido Perú Libre. La madre del policía, Gregoría Aydée Villalobos Cerrón, obtuvo nueve contratos entre 2015 y 2016. Su esposa, Luz Rosario Misayauri Sovero, consiguió dos contratos en 2016, y su tío, Milton Medardo Zárate Palomino, consiguió 146 contratos, entre 2015 y 2017.
La Procuraduría también ha considerado en su denuncia siete contratos de la Municipalidad Provincial de Huancayo que se adjudicaron a la empresa de Víctor Hugo Zárate Palomino entre el 2 de marzo y el 3 de abril de 2017, cuando el alcalde era Alcides Chamorro Balbín, del movimiento regional Junín Sostenible con su Gente.
Chamorro ocupó el sillón municipal del 2015 al 2018. En esa misma gestión edil, Milton Medardo Zárate Palomino, hermano de Víctor Hugo, obtuvo 11 contratos con su empresa Corporación Gemzar EIRL.
Para esclarecer cómo se realizaron estas contrataciones cuando ya no estaba Cerrón en el Gobierno Regional de Junín, la Procuraduría no solamente ha solicitado que el Ministerio Público requiera a las entidades correspondientes copia de los expedientes completos de los procesos sino también un informe documentado de las personas que intervinieron en dichos procesos.
Convoca.pe confirmó que la sede de la empresa Z & P Group, ubicada en Huancayo, permanece cerrada, sin trabajadores ni residentes. Foto: Anthony Quispe/Convoca
Ministerio Público investiga
En su denuncia, la Procuraduría Anticorrupción solicitó al Ministerio Público que pida a las entidades correspondientes copia fedateada de los expedientes completos de los procesos de contratación en las que intervinieron Víctor Hugo Zárate Palomino y otros cinco familiares del suboficial Carlos Zárate.
En el caso de la empresa Z & P Group S.A.C., la Procuraduría ha solicitado que la Fiscalía pida copia de los expedientes de dos contrataciones en el Gobierno Regional de Junín (Una realizada el 2 de octubre de 2015, por 125,334.00 soles, y otra el 2 de mayo de 2016, por 51,150.00 soles) y de dos contrataciones en la Municipalidad Provincial de Huancayo (Una realizada el 10 de marzo de 2017, por 149,597.90 soles, y el 3 de abril de 2017, por 149,597.90 soles).
Para determinar si las contrataciones han sido realizadas conforme a ley, si las empresas y/o personas naturales tenían la experiencia suficiente para contratar con el Estado, determinar el nivel y avance de ejecución en las obras, así como el perjuicio económico en contra del Estado, la Procuraduría ha requerido al Ministerio Público que disponga que se realice una pericia de valuación, de ingeniería y contable de los procesos que son materia de investigación.
Además, la Procuraduría demandó que la Fiscalía realice diligencias de constatación de las obras realizadas y que requiera al Poder Judicial el levantamiento del secreto de las comunicaciones de los números telefónicos de los denunciados y del secreto bancario.
En entrevista con Convoca.pe, el procurador anticorrupción Javier Pacheco informó que el Ministerio Público de Junín ya admitió la denuncia contra Cerrón, Orihuela, Zárate y sus seis familiares. Como primer paso, ha solicitado la intervención de la Contraloría General de la República para realizar una auditoría de las principales obras que figuran en las contrataciones entre las entidades públicas y las empresas de los familiares del suboficial Carlos Zárate.
“Ya la Fiscalía ha asumido el caso y está pidiendo los expedientes. Lo que se está avanzando ahorita, y se está constatando con la Contraloría, es que se han detectados tres obras, por más de 800 mil soles, que no se habrían realizado y que se habrían pagado. La contraloría ya está realizando una intervención concurrente. Estamos esperando los informes para continuar con la investigación y el proceso”, dijo Pacheco.
Víctor Hugo Zárate Palomino y otros familiares del guardaespaldas de Vladimir Cerrón obtuvieron contrataciones con entidades de la región Junín por más de 25 millones de soles. Foto: Facebook
Convoca.pe no logró comunicarse con Víctor Hugo Zárate Palomino para solicitarle su versión, pues el teléfono de la empresa Z & P Group S.A.C., ubicada en Huancayo, no está operativo. Este medio digital llegó hasta la sede de esta compañía, en el distrito huancaíno de El Tambo, y verificó que el inmueble permanece cerrado y nadie trabaja ni vive allí. Un vecino nos informó que Víctor Zárate acude ocasionalmente y que, la última vez que lo vio, hace algunos meses, le dijo que vendería la casa.
La dirección que el empresario registra como aportante de la campaña de la congresista María del Carmen Alva, en el reporte presentado a la Onpe, figura en el distrito de Ate, Lima, pero no precisa el número del departamento en el edificio. El domicilio que figura en el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) está ubicado en La Molina.
Víctor Hugo Zárate Palomino no registra ninguna propiedad inscrita en la Superintendencia Nacional de Registros Públicos, como persona natural. El vehículo en el que se desplaza está registrado a nombre de su empresa Z & P Group S.A.C.
En el Registro de Organizaciones Políticas del Jurado Nacional de Elecciones, Víctor Hugo Zárate Palomino aparece como afiliado al Partido Aprista Peruano, entre el 23 de enero de 2008 y el 7 de setiembre de 2021, fecha en que fue cancelada la inscripción de esta agrupación política porque no cumplió los requisitos que establece la Ley de Organizaciones Políticas para mantener su vigencia.
El militante del Partido Aprista, presuntamente favorecido por personas vinculadas al partido Perú Libre, que financió la campaña de la congresista y presidenta del Congreso por el partido Acción Popular, ahora ya no solo es noticia por las contrataciones de su empresa con el Estado sino también por su vínculos políticos.

Puntuación: 5 / Votos: 50

2 pensamientos en “Los contratos de Vladimir Cerrón-Palomino Rojas

  1. Freddy Abarca Fernández

    Edificio Ferrand: ¿tugurio secuestrado?
    1) La donante de quince departamentos es la empresa Inmobiliaria e Inversiones Rocío SAC que es parte del consorcio Vera Gutierrez o VEGSA con firma falsificada de su gerente Elizabeth Emma Rossina Castillo Vargas y 2) Ernesto Ferrand Cauvi dueño de Comercial Ferrand S.A. fue suplantado para cambiar el nombre de su empresa y destituirlo. Luego de modificar la titularidad revender los departamentos que ya estaban vendidos, Daniel Claudio Rivera de la Cruz así como los donatarios Moisés Machuca Alcantara y Oscar Guillermo Borda Moya serían parte de la organización criminal conformada por militares en retiro y magistrados del más alto nivel en el Poder Judicial quienes los escudan y blindan. Begazo que también es abogado, participaría con Moisés Machuca Alcántara en la propiedad del terreno que el gobierno regional de Junín destinó para el famoso aeródromo. Begazo adquirió la propiedad con escrituras que habría conseguido: lo que no encaja es la firma de don Ernesto Ferrand Cauvi en las escrituras de donación, que según peritos, habría sido falsificada.
    Las escrituras, una a favor de Moisés Machuca Alcántara y otra a favor de Oscar Guillermo Borda Moya, uno de los cuales ha declarado que era empleado de la empresa Inmobiliaria e inversiones Rocío SAC. Ambos donatarios, que ya eran dueños de la mitad del piso siete cada uno -un lado para uno y el otro lado para el otro- celebraron -supuestamente- primero la escritura de donación en el años 2007 en la misma notaría y a la misma hora; y aproximadamente el año 2012 celebraron otra escritura de compraventa a la misma hora y en la misma notaría a favor de Américo Palomino Mondragón, empresario de Gamarra que por coincidencia lleva este apellido. Además el procesado en el vigésimo segundo juzgado penal de Lima ha sido absuelto de los delitos que se le imputan sin mayor prueba que su propia declaración afirmando que conoció el edificio Ferrand el año 2012, pero aparece como miembro de los directorios de la junta de propietarios de ese edificio entre 1996 y 2005. Daniel Claudio Rivera de la Cruz es conviviente de Ricardina Gladys López Gutiérrez y padrastro de Daniel Enrique Palomino López, presente en la invasión y registrado como miembro del directorio de la junta de propietarios con su padrastro y su madre.

    Responder
  2. Rosalía Quispe Palomino

    Usted se deja llevar por supuestos, infamias y mentiras de IDL Reporteros. Si usted fuera imparcial de veras tiene que ir a la fuente, no a las infamias que muy mal intencionadas publican…

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *