Chinchero con swing

[Visto: 407 veces]

Casos de Martín Vizcarra: hospital regional, Chinchero y Richard Swing

Por Henry Cotos- Diario La República.
Formalmente, el presidente Martín Vizcarra solo está implicado en una investigación fiscal por presuntos favorecimientos a contratistas para la construcción del Hospital de Moquegua, trámite que se realizará cuando finalice su gestión como presidente de la República. Los temas pendientes de procesar son los referentes al caso Chinchero y los audios que implican a Richard Cisneros y sus ex asesoras.
Por el momento, el único caso concreto es el de Moquegua, donde el presidente Martín Vizcarra será investigado por presuntos favorecimientos a contratistas para la construcción del Hospital de Moquegua, en el que también está implicado el exministro de Transportes Edmer Trujillo.
La investigación es por presunto delito de negociación incompatible al finalizar su gestión como presidente regional de Moquegua. El caso está en manos de la Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Moquegua. En ese caso, un informe de la Contraloría General consideró que hay responsabilidad administrativa, penal y civil en 14 funcionarios del Gobierno Regional de Moquegua por la construcción del hospital regional durante la gestión del 2011-2014 de Vizcarra.
Pese a que se quiso investigar desde el 2016, no se contaba con toda la información y no hubo la posibilidad de presentar pericias, lo que Contraloría consideró como sumamente grave “porque este documento se convierte en una prueba preconstituida”, señaló el procurador Amado Enco.
Los casos pendientes son los referidos al del aeropuerto de Chinchero y a los audios que implican a Richard Cisneros, Mirian Morales y Karem Roca, que vienen siendo tratados en el Congreso, pero que también han sido aperturados por la Fiscalía, aunque aún no hay una acusación directa contra el primer mandatario.
Nudos por desatar
En el caso de Chinchero, Vizcarra no ha sido excluido de la investigación sobre negociación incompatible. Según Amado Enco, la fiscal Zoila Sueno Chirinos, de la Primera Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, habría encontrado responsabilidad en el presidente por el caso Chinchero. Añadió que, después de una investigación de dos años, el Ministerio Público halló nuevos elementos que podrían implicar al mandatario y reabrir el caso que fue archivado de manera provisional en marzo del 2018.
El caso más reciente, y que está en proceso de investigación pero aún no está formalizado, es el relacionado a Richard “Swing” Cisneros. Por el momento, la Fiscalía Anticorrupción solicitó los audios donde el presidente Martín Vizcarra pedía a las asesoras Mirian Morales y Karem Roca tener una versión única en sus declaraciones ante la comisión investigadora del Congreso en torno a las visitas de Cisneros, quien consiguió contratos por charlas motivacionales vía streaming, que serían irregulares.
Por este caso, el presidente Vizcarra fue denunciado penalmente ante la Fiscalía de la Nación por el abogado Carlos Huerta Escate por los presuntos delitos de falsedad, aprovechamiento de cargo público, encubrimiento y otros. La citada fiscal dispuso emitir y elevar el informe respectivo a la Fiscalía de la Nación sobre presuntos hechos que revisten con connotación penal referidos a altos funcionarios públicos, debido a que no tiene la competencia para investigar a altos funcionarios, de acuerdo a la Ley Orgánica del Ministerio Público.
Hasta el momento, el único caso que está en el Ministerio Público es el de los hospitales de Moquegua, el resto está en proceso y solo se verá cuando acabe la gestión del presidente Vizcarra.

Caso Richard Swing: Fiscalía investigará a exasesor de Vizcarra por obstrucción a la justicia

Por – Diario Gestión.
La fiscal anticorrupción Janny Sánchez amplió la investigación preliminar por la presunta irregular contratación del cantante “Richard Swing” en el Ministerio de Cultura, e incluyó a dos nuevos personajes en condición de indagados.
Se trata del ex coordinador de prensa y comunicaciones del Despacho Presidencial Óscar Manuel Vásquez Zegarra, y de la ex secretaria general del Ministerio de Cultura, Patricia Aída Dávila Tasaico.
La disposición emitida por la fiscal provincial precisa que ambos serán investigados por los delitos de colusión agravada y alternativamente negociación incompatible; atribuyendo además al primero, el delito de obstrucción a la justicia.
En el caso de Vásquez Zegarra, se le imputa haberse reunido con Richard Cisneros el 18 de abril del 2018 en los ambientes de Palacio de Gobierno (antes de su inscripción formal como proveedor del Estado el 17 de julio de ese año), con el fin de realizar “acuerdos subrepticios” en coordinación con Mirian Morales Córdova y demás altos funcionarios, para viabilizar las contrataciones directas.
Asimismo, será investigado porque habría inducido a testigos para que declaren falsamente sobre los registros de autorización de ingresos y reuniones previas del mencionado proveedor en Palacio de Gobierno.
En cuanto a Dávila Tasaico, se le atribuye que durante el ejercicio de su cargo se habría reunido el 12 de junio del 2019 para acordar y coordinar con Cisneros Carballido, así como disponer la viabilización de un total de cuatro órdenes de servicio a favor del artista.
Doble investigación
El exasesor de Martín Vizcarra, Óscar Vásquez, también es investigado por el despacho de la fiscal suprema Bersabeth Revilla por los presuntos delitos de tráfico de influencias y cohecho, en el marco de la pesquisa abierta contra el fiscal Marcos Villalta.
Según un audio, Karem Roca cuenta que Vásquez habría realizado algún tipo de coordinación directa o indirecta con el fiscal Marcos Villalta para que lo ayude a “voltear todo” y se archive la pesquisa del caso Richard Swing. Vásquez niega tal imputación.
No obstante, Revilla también apunta a presuntos actos delictivos de Vizcarra en los audios difundidos.
Según la magistrada, Vásquez, por encargo del jefe de Estado, habría contratado al abogado Daniel Jo Villalobos, para que su estudio jurídico brinde asesoría a Richard Cisneros y a Roca.

Testigo afirma que exministra Balbuena recibió la orden de Vizcarra

Por Ángel Páez- Diario La República.
La fiscal Janny Sánchez Porturas Ganoza no tuvo necesidad de recurrir a las grabaciones que registraron la exasistenta presidencial Karem Roca Luque y su exabogado Fabio Noriega Montes. Testimonios de testigos oculares y evidencia documental fueron suficiente para determinar que Ricardo “Richard Swing” Cisneros Carballido fue contratado por orden expresa del presidente Martín Vizcarra. Cuando se difunden los tres primeros audios por parte del presidente de la Comisión de Fiscalización, Edgar Alarcón Tejada, la fiscal había avanzado su investigación basada en información relevante de testigos que acreditaron que la exministra de Cultura Patricia Balbuena accedió a disponer en su sector la contratación de Richard Swing a petición del mandatario Vizcarra por intermedio de la ex secretaria general Mirian Morales Córdova.
Karem Roca contribuye a la filtración de los audios cuando la fiscal Janny Sánchez había concluido que era necesaria la declaración de Vizcarra como testigo para que responda si es cierto que mandó a Mirian Morales para que comunicara a Patricia Balbuena la disposición de contratar los servicios de Richard Swing, dijeron a La República fuentes de la fiscalía relacionadas con el caso.
Ricardo Cisneros fue contratado por orden expresa del presidente Martín Vizcarra, según la Fiscalía.
Según las declaraciones del testigo reservado, que estuvo presente en los hechos que relató ante la fiscalía –lo que indica que sería una persona del despacho de la exministra de Cultura–, Patricia Balbuena acogió y ejecutó el pedido de Vizcarra de encontrarle un puesto a Richard Swing, cuando el artista no estaba inscrito como proveedor del Estado, sus servicios no habían sido requeridos ni tampoco se necesitaba de su experiencia.
Si no el fue el presidente Vizcarra quien hizo dicha solicitud por intermedio de la ex secretaria general Mirian Morales, Patricia Balbuena tendría que asumir la contratación, pero sería extraño porque quien conocía al señor Richard Swing era el jefe del Estado, no Balbuena. O bien, Mirian Morales tendría que reconocer que mintió a Balbuena y que usó el nombre del presidente Vizcarra para contratar a Richard Swing. Richard Swing no pudo haberse contratado por sí solo”, explicaron las fuentes consultadas.
Balbuena es clave para aclarar si es verdadero o falso lo que ha manifestado el testigo reservado ante la fiscalía, por ejemplo: “Patricia Balbuena contactada personal y telefónicamente entre los meses de junio y julio de 2018 (antes de la contratación de Richard Swing) por Mirian Córdova (…) por encargo del presidente Vizcarra, quien manifestó que por orden y disposición (de este) se le buscara un puesto de trabajo en el Ministerio de Cultura a Ricardo Cisneros (Richard Swing). (…) Procediendo la ministra (Balbuena) a entregarle el CV (Curriculum Vitae) del señor Ricardo Cisneros, que había sido entregado por la señora Mirian Morales mediante WhatsApp”.
Así quedaron identificados los actores de la contratación de Richard Swing, algo que el testigo reservado ratificó en el curso de su manifestación: “Patricia Balbuena cuando era ministra de Cultura recibió llamadas y mensajes telefónicos y comunicaciones por WhatsApp de Mirian Morales por encargo del presidente Vizcarra para que le diera una oportunidad laboral, es decir, se le contrate a Ricardo Cisneros (Richard Swing). (…) (Mirian) Morales insistió a la ministra (Balbuena) que (la) apoyara en ello (la contratación de Richard Swing) Cuando se le informó que Cisneros quería ser asesor y tener las prerrogativas de personal de confianza (…), Mirian Córdova señaló que iba a hablar con Cisneros para que aceptara la propuesta que se le iba a hacer. Esto es, contrataciones de servicios por terceros, pues la contratación (de Richard Swing) era importante para el señor presidente (Vizcarra)”.
Es decir, antes que circularan los audios de Karem Roca y su exabogado Fabio Noriega, la fiscal del caso obtuvo información sobre la presunta implicación directa del jefe del Estado en la contratación de Richard Swing.
El mismo testigo reservado refirió que la exministra recibió distintas e insistentes llamadas para que accediera a contratar a Richard Swing, porque era una urgencia de Vizcarra cumplir con un amigo: “Este pedido fue reiterado en varias oportunidades argumentando que Cisneros llamaba permanentemente al presidente de la República para que lo recomendara ante los ministros de Cultura para ser contratado por servicios. Ello en razón a la amistad y confianza que tiene el señor presidente de la República (con) el señor Richard Cisneros”.
Fueron varias ocasiones en las que Mirian Morales invocó el nombre de Vizcarra para favorecer a Richard Swing. Por ejemplo, cuando se venció el primer contrato, usó la misma fórmula para que le renovaran, confirma el testigo reservado: “En octubre de 2018, como ya se había terminado la orden de servicio (de Richard Swing), Mirian llamó por celular vía WhatsApp a la ministra (Balbuena) para indicarle (que) por encargo del presidente (Vizcarra) que se le haga una nueva orden de servicio al señor (Richard Swing). (Siendo así), la ministra (Balbuena) le solicita al secretario general (del Ministerio de Cultura, Antonio Apolini Quispe), elabore la orden de servicio, la que es emitida el 29 de octubre de 2018”.
El presidente Vizcarra se libró de la vacancia, pero no de la investigación fiscal.
El testigo reservado
Por la naturaleza de las manifestaciones de esta persona, todo indica que formó parte del entorno de la exministra Patricia Balbuena.

Richard Swing no cumplió el 95% de los servicios contratados por el Ministerio de Cultura, según Fiscalía

En los últimos días, los audios difundidos revelaron las presuntas contrataciones irregulares del cantante Ricardo Cisneros en el Ministerio de Cultura, por un monto superior a los 175,000 soles.
Con las grabaciones, el Ministerio Público inició las investigaciones correspondientes para determinar posibles delitos. Hasta el momento, la principal hipótesis de la Fiscalía Anticorrupción es que Cisneros Carballido no habría ejecutado el 95% de los servicios solicitados por dicho ministerio, según reportaje de Cuarto Poder.
No obstante, para el artista conocido como Richard Swing, estas afirmaciones son falsas, ya que “si una persona no entrega informes (a la Contraloría) estaría denunciado”.
Proyectos por Swing no se llevaron a cabo
Uno de los contratos de Cisneros era para la realización de la producción audiovisual ‘Perú, yo te amo’. En los informes por este servicio, el cantante incluyó imágenes donde se le ve, aparentemente, grabando en un estudio.
La Fiscalía investigó a partir de los informes de la Contraloría General de la República y detalló que, pese a que Jorge Apoloni Quispe, exsecretario general del Ministerio de Cultura, autorizó el desembolso de S/42,000 a Swing, las actividades “no se llevaron a cabo”.
Cisneros Carballido fue también contratado por el Gran Teatro Nacional con el fin de promocionar el uso de las instalaciones. Sin embargo, para este puesto se solicitó a una persona “con experiencia en organización de eventos, deportista calificado y, además, que tenga como mínimo dos contratos de servicios previos en el Ministerio de Cultura”, de acuerdo con el dominical.
Coincidentemente, ese perfil lo cubría el cantante, quien propuso ponerse en marcha con el cortometraje Cartas del Pacífico, una supuesta producción propia. Finalmente, la Contraloría determinó que esa no era invención de Richard Swing, ya que el filme fue dirigido por Dino García y producido por Walter Taiman.
Propongo Cartas del Pacífico con una actriz peruana y actor chileno. ¿Eso que existe lo ha hecho el Ministerio Cultura? (…) Yo soy coproductor con Walter Taiman”, señaló Cisneros.
Según el artista, él ayudó a Taiman para que su proyecto fuera conocido. Sobre esta versión, el productor aclaró: “Él se está tomando atribución propia y voy a tomar cartas en el asunto y puedo demandarlo a él porque se está tomando mi nombre, el título de una obra mía que está registrada en Indecopi”.
Navidad Criolla y el concurso
Otra de las actividades que supuestamente ejecutó Ricardo Cisneros fue el evento Navidad Criolla que, según remitió en su informe, “el personal participó de la actividad con mucha alegría y confraternidad de principio a fin”. Pese a ello, la Contraloría concluyó que “el evento no se realizó”.
Sí se llevó a cabo y están las pruebas en los videos. Navidad Criolla lo hicimos como una actividad extra para los sindicatos y colectivos. Hay informes presentados, las personas tienen que evaluar. Diferentes direcciones se encargan de dar las aprobaciones”, refirió.
Asimismo, estuvo a cargo de un concurso entre los trabajadores del Ministerio de Cultura, que tenía el objetivo de promover el arte. En este participaría como jurado el politólogo Luis Nunes, pero tras las pesquisas se determinó que no tenía conocimiento de este acto.
Por este medio confirmo que nunca he sido convocado por el señor Cisneros a ser jurado de ningún concurso y deploro que se use mi nombre en este delicado asunto”, manifestó Nunes a Cuarto Poder.
Aunque no ocurrió esta actividad por el cambio de titular de la cartera, Richard Swing refirió que estaba todo listo y que igual recibió pago por este servicio.
Fuente: Diario La República.

Puntuación: 5 / Votos: 32

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *