Acuerdo de gobernabilidad

[Visto: 869 veces]

CONFERENCIA EPISCOPAL PERUANA
ANTE LA CRISIS ACTUAL
Hace dos meses hemos celebrado con el Papa Francisco días bellos que marcan nuestra memoria. Hoy nos encontramos ante una inmensa crisis política. “Cuando se trata del bien del Perú, no han de regir intereses particulares sino el Bien Común de la Patria”. (CEP, 18 de diciembre 2017)
1. Constatamos un proceso sistémico de corrupción causado por el divorcio entre ética y política, reforzado por ambiciones personales y de grupo, agudizado por la impunidad y maltratado por un sistema que soslaya la justicia.
2. Hemos llegado a un punto de quiebre político. Un nuevo comienzo exige no solo un cambio de mando sino la recuperación ética y moral del país en todos los niveles, porque los altos niveles de corrupción roban la esperanza, especialmente de los pobres y de los jóvenes. «Los heridos están ahí. El desempleo es real, la violencia es real, la corrupción es real… El vaciamiento de la democracia es real. La gangrena de un sistema no se puede maquillar eternamente porque tarde o temprano el hedor se siente». (Carta del Papa Francisco 10-2-2017).
3. Cumplir el deber constitucional de gobernar es una responsabilidad de todos los poderes del Estado. Ninguna autoridad puede sentirse eximida. Quien asuma el liderazgo del Perú debe promover y recibir el apoyo de todas las fuerzas sociales para generar paso a paso un ‘Acuerdo de Gobernabilidad´.
4. Convocamos a los ciudadanos para asumir los cargos públicos, conscientes del compromiso de servir a la patria y no servirse de la política para sus propios intereses. Hacemos un llamado a la responsabilidad de aquellos que tienen mucho por aportar y no lo hacen, desinterés presente, desgraciadamente desde la juventud.
5. En este momento crucial urge poner en primer lugar el Bien Común ante los intereses particulares. Recuperemos los valores éticos y morales que han construido la esencia de nuestra peruanidad. No hay nada más contrario al mensaje cristiano que el individualismo: vivir sin prójimos y aprovecharse de ellos.
Queremos caminar con todos los ciudadanos para participar vigilantes en los procesos que promuevan la vida y la institucionalidad democrática del país, “y así forjar un Perú que tenga espacio para todas las sangres, en el que pueda realizarse la promesa de la vida peruana”. (Discurso del Papa Francisco,19/01/2018).
Que el Señor nos bendiga para hacer grande nuestro Perú.
Lima, 22 de marzo de 2018
+ Miguel Cabrejos Vidarte OFM Arzobispo Metropolitano de Trujillo y Presidente de la CEP
+ Pedro Barreto Jimeno SJ Arzobispo Metropolitano de Huancayo y Primer Vicepresidente de la CEP
+ Robert Prevost OSA, Obispo de Chiclayo y Segundo Vicepresidente de la CEP
+ Norberto Strotmann MSC, Obispo de Chosica y Secretario General de la CEP

El aprendiz de Montesinos

Por Aaron Salomón– Político.pe
Saltó la pus. El material audiovisual difundido no ha hecho más que recordarnos la podredumbre de la política peruana. Al igual que en tiempos de Vladimiro Montesinos operadores del gobierno del renunciante Pedro Pablo Kuczynski, como su aliado Kenji Fujimori y sus caricaturescos ‘Avengers’, ofrecían a los parlamentarios obras para sus respectivas regiones con la condición de que rechacen el nuevo pedido de vacancia.
Parece que el benjamín de los Fujimori aprendió muy bien la lección de su tío el ‘Doc’: en setiembre del 2000, las sucias artimañas de este exasesor presidencial -hoy justamente encarcelado fueron puestas al descubierto cuando salió a la luz un sórdido video en el que se le veía entregándole 15 mil dólares a Alberto Kouri para pasarse a las filas de Perú 2000, el partido de gobierno de este entonces. Ese fue el inicio del fin para el régimen de Alberto Fujimori.
Y el mismo destino corrió el régimen de un endeble PPK, quien fue tan caradura que no hizo un mea culpa y culpó a la oposición de su dimisión. Atrás quedaron los esfuerzos de sus allegados. No valió que el escudero oficialista Juan Sheput afirmara que el Gobierno no tenía nada que ver en esta crisis. Tampoco que Mercedes Aráoz refunfuñe y argumente que todos los congresistas les tocan la puerta para pedir ayuditas.
¿Mal de muchos, pecado de tontos? No, señora: los peruanos nos cansamos de ser los tontos de la película. Francamente es inentendible la férrea defensa de algunos políticos, cuyos nombres deben ser anotados en una lista negra para no cometer nuevos errores en comicios venideros.
Y es que, como reseña el diario Correo (21/03/2018), la transcripción de los ‘kenjivideos’ es vomitiva.
No, Kenji. No son meras “fanfarronerías”. El congresista Bienvenido Ramírez le narra a su colega parlamentario Moisés Mamani el provecho que ha obtenido al apoyar a PPK, tales como obras y puestos importantes. “En menos de una semana me dieron las obras. Me dieron las direcciones regionales de mi región, de Tumbes. Puse al director del proyecto Puyango, puse al director del PCI, puse al director de Agroideas, estoy poniendo ahorita el prefecto de Tumbes, estoy poniendo ahorita Produce, estoy poniendo Senasa”, se ufana el médico que recomendaba evitar leer para no tener Alzheimer.
En otra reproducción se observa que el parlamentario Guillermo Bocángel, Kenji Fujimori y su asesor Alexei Toledo intentan compra la conciencia de Mamani contándole de las deliciosas comiditas con Kuczynski. Ahí, Fujimori tiene el descaro de tranquilizar a su otrora correligionario diciéndole que no se preocupe por la Fiscalía porque tendrá al Gobierno de su lado. “En la vida hay que tomar decisiones difíciles. (…) ¿Por qué te va a perseguir la Fiscalía si vas a tener del lado al Gobierno?”, sentencia el hermano de Keiko.
También el mismísimo abogado de Kuczynski, Alberto Borea, hace su aparición y le facilita el número del ministro de Transportes y Comunicaciones, Bruno Giuffra, quien a su vez intentó negociar con Mamani según los últimos audios propalados. A él se suma el destituido gerente de políticas de la Sucamec, Fredy Aragón, quien da cátedra del oscuro “negocio de los congresistas”. Todo un rosario de mercaderes.
Pero esta historia no acaba con la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski y la asunción de Martín Vizcarra. Kenji Fujimori, Guillermo Bocángel y Bienvenido Ramírez, además de Mercedes Aráoz y Carlos Bruce, serán desaforados. Tras ello, los mencionados tendrán que afrontar una investigación fiscal por presunto cohecho, cuya pena máxima es de cinco años de cárcel efectiva.
El menor de los Fujimori –cuya agenda seudoliberal logró atraer a sectores de izquierda– si bien en diciembre del año pasado logró salvar a PPK hoy hace que se vaya prematuramente a hacer ejercicios a su vivienda de Choquehuanca Street (si es que no llega a escaparse a EE.UU.). Y así parece haber acabado la carrera política del hijo predilecto de Alberto Fujimori, aunque, pensándolo bien, en el Perú todo puede suceder (y renacer).

Puntuación: 5 / Votos: 55

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *