No sé nada

[Visto: 816 veces]

Foto

Caso Humala: Lo que confesó Jorge Barata

Por Romina Mella (*)- IDL Reporteros.
El 15 de diciembre de 2016, Jorge Barata, entonces director ejecutivo de Odebrecht Latinvest en Sudamérica y antes superintendente de Odebrecht en Perú, fue interrogado por los fiscales brasileños en Bahía sobre las coimas y otros actos de corrupción que Odebrecht cometió en el Perú.
Dentro de esa confesión, en  una sesión que duró más de 30 minutos, Barata contó a los procuradores [fiscales] João Paulo Lordelo y Paulo Roberto Sampaio cómo se acordó y pagó tres millones de dólares para la campaña presidencial de Ollanta Humala a partir del segundo semestre de 2010 y hasta mayo de 2011, por orden  del Partido de los Trabajadores (PT) y a través de Odebrecht.
IDL-Reporteros publica ahora las partes más importantes de esa confesión –hasta ahora desconocida– que es anterior a la que Barata dio al fiscal anticorrupción Hamilton Castro en el Perú a fines de enero 2017.
Se trata de una declaración extraordinaria por muchas razones, algunas de las cuales son: -Es una de las más detalladas en cuanto a las circunstancias y mecanismos del pago de la contribución del PT, vía Odebrecht, a la campaña de Humala.
-La confesión de Barata puede contrastarse con la similarmente precisa de Marcelo Odebrecht sobre el mismo hecho.
-Los pagos no fueron ordenados desde el Perú sino desde fuera de Perú y fueron impuestos por Marcelo Odebrecht a Barata, por la petición del PT brasileño.
-Cuando Marcelo Odebrecht ordenó a Barata pagar los 3 millones a la campaña de Humala, aquel se encontraba en su punto más alto de poder e influencia como superintendente de Odebrecht en el Perú, a fines del gobierno de Alan García. Por eso menciona que reaccionó negativamente “con energía” contra la orden de Marcelo Odebrecht, que al final tuvo que cumplir.
-Barata expresó una opinión muy negativa de Humala que, a juzgar por lo que dice al final de su declaración, no cambió luego. Esa es, posiblemente, una de las razones por las que su testimonio sea particularmente detallado, probablemente el más preciso entre sus confesiones.
-En un aspecto aparentemente anecdótico, es interesante ver cómo Barata confunde el nombre de Luis Favre, manejador de la campaña de Humala, con el de Julio Favre, el ya fallecido empresario y dirigente gremial de la Confiep, a quien Barata conoció bien. No es el único error de ese tipo que comete Barata. En otro vídeo, confunde a José Miguel Castro, ex gerente de la municipalidad de Lima en la gestión de Susana Villarán, con José Miguel Morales, también ex dirigente gremial de la Confiep.
Esta publicación permite que se conozca de la forma más completa y precisa todo lo confesado hasta ahora sobre el tema de Humala por el exejecutivo de Odebrecht, quien será interrogado en Sao Paulo sobre el mismo tema por el fiscal de lavado de activos, Germán Juárez Atoche; y por el procurador brasileño Orlando Martello. Los resaltados en negrita dentro del texto de respuestas son de IDL-Reporteros; además de las aclaraciones necesarias a algunas palabras o expresiones.
Ollanta Humala y Marcelo Odebrecht en la Central Hidroeléctrica de Chaglla (Fuente: Caretas).
Un pedido del PT
Jorge Barata (JB): En 2010 estaba en plena campaña electoral para presidente de la República de Perú. Habían varios candidatos, entre ellos el expresidente Ollanta Humala, que en ese momento era el candidato que estaba en la posición 4 o 5. Era una persona con una línea política conocida. Una persona con una línea de izquierda, anti-inversiones, muy pro-Estado, y que venía del área militar, que se desempeñaba como capitán del Ejército, en una zona de la selva peruana. […] Él no era aceptado por los empresarios, por falta de previsibilidad, de conocimiento y por las ideas de izquierda que él representaba. En un determinado momento, recibí una llamada de Marcelo Odebrecht diciendo que íbamos a apoyar la campaña de Ollanta Humala. Cuando yo tuve esa información, naturalmente reaccioné de una forma enérgica y bastante negativa porque entendía que no solo no representaba los intereses de la empresa, sino que tampoco representaba los intereses del país. No tenía sentido que apoyemos su campaña. Y menos aún con los montos sugeridos, que estaban completamente fuera de contexto. Y fuera de lugar.
Procurador brasileño (PB): ¿Cuándo fue que el señor Marcelo Odebrecht lo llamó?
(JB): Me llamó a mediados de 2010. En junio o julio aproximadamente, pidiendo que contribuyéramos con 3 millones de dólares a la campaña del señor Ollanta Humala. En esa misma época, quienes estaban liderando su campaña, liderando el proceso de marketing, eran dos personas que estaban vinculadas la Partido de los Trabajadores de Brasil. El señor Valdemir Garreta y Julio Favre [SIC]. Julio Favre [sic. En realidad se trata de Luis FavreNdIDL-R] fue jefe de campaña de Marta Suplicy, e inclusive casado con ella en Sao Paulo; y Valdemir Garreta era un militante del Partido de los Trabajadores. Ellos estaban trabajando en ese proceso. Ellos habían sido sugeridos por el propio PT como responsables para hacer la campaña de ese presidente.
Esa decisión de colaboración no era una decisión financiera de Marcelo Odebrecht, sino que era una decisión que venía sugerida por el propio Partido de los Trabajadores, porque entendía que existía una convergencia de intereses del Partido de los Trabajadores para que toda América del Sur tuviese presidentes con la misma línea política y económica que representaba el Partido de los Trabajadores. Y Humala guardaba esas características y naturalmente fue escogido por el Partido de los Trabajadores para ser su candidato en el Perú.
(PB): ¿Usted ya conocía a Garreta y a Favre?
(JB): No, no los conocía. Pero fui contactado por ellos y Garreta es quien entró en contacto con nosotros y nos dijo que era la persona que estaba a cargo de recibir los recursos para la campaña, ya que estaba trabajando en la campaña política del presidente Ollanta Humala en esa época.
Cuando fuimos contactados [por Garreta] nos reunimos en Sao Paulo, en el hotel Meliá. […] Hubo una primera conversación. Le dije que teníamos que ver cómo operativizábamos eso, y me dijo: no se preocupe, yo ya conozco a Fernando Migliaccio.
(PB): ¿Esa reunión con quién  fue?
(JB): El señor Valdemir Garreta.
(PB): ¿Solo con él?
(JB): Sí. Solo él y yo.
Las entregas de dinero
(JB):  Él dijo [Garreta] que estaba trabajando en la campaña, que el candidato tenía alguna chance. […] Dio todos los argumentos de un publicista que está muy vinculado a la política. Al momento de establecer el procedimiento para el pago, él mencionó que ya conocía a una persona del Departamento de Operaciones Estructuradas y que él entraría en contacto directo con él.
(PB): ¿Esa reunión fue en 2010?
(JB): Sí, fue en 2010 también. Fue después de mi conversación con Marcelo, que debió ser en agosto. Con eso comenzaron los aportes a la campaña. Y en algún momento fui contactado por la primera dama, que en ese momento era la esposa del candidato. Nos convoca a una reunión y en ese momento dice que ya no deberíamos seguir pagando a través de Valdemir Garreta, sino que deberíamos pagar en Perú por la necesidad de recursos locales para hacer frente a gastos de campañas regionales. Ya no de televisión o marketing, sino de campaña local.
A partir de ahí pedimos al Departamento de Operaciones Estructuradas que procese recursos para poder entregar esas remesas. Se hacían en volúmenes que estaban alrededor de 200 mil a 300 mil dólares en cada reunión, donde se entregaban a la señora Nadine Heredia para los gastos de campaña.
Valdemir Garreta, publicista brasileño (Fuente: La República).
(PB): ¿Valdemir Garreta le dijo cómo iba a ser hecho el pago?
(JB): Él entró en contacto directo con Fernando Migliaccio, y se pusieron de acuerdo. No sé exactamente cómo le pagó Fernando Migliaccio.
(PB):¿Fernando Migliaccio?
(JB): Trabajaba directamente con Hilberto Silva.
(PB): En el Sector de Operaciones Estructuradas.
(JB):  En el Sector de Operaciones Estructuradas.
(PB): ¿En esa época él mencionó expresamente que ya conocía a Fernando Migliaccio y que tenía hecho el ajuste?
(JB): Sí, que recibiría los recursos a través de esa área.
(PB): ¿Cómo es que el dinero era enviado al Perú?
(JB): Las entregas eran en mi oficina. En Perú. No sé exactamente cómo es que el Departamento de Operaciones Estructuradas operativizaba eso. Yo recibía el dinero, las remesas, los 200 o 300 mil dólares, en mi oficina en Lima.
(PB): ¿Y luego tenía reuniones directamente con Nadine Heredia?
(JB): Nadine Heredia, que era la esposa del candidato a presidente en ese momento.
(PB): ¿Qué pasaba en esas reuniones?
(JB): Algunas veces fui con un colega mío, Raymundo Serra, que simplemente me acompañaba, porque era un volumen grande de dinero. No quería estar solo con ese dinero. Me acompañaba, pero éramos ella y yo en las reuniones. Y una vez, en una de las reuniones, después de la entrega del dinero, en una salita al lado, porque se daban en un departamento pequeño, yo tuve oportunidad de conversar con el expresidente Ollanta Humala. Donde pidió agradecer a Marcelo Odebrecht.
(PB): ¿De quién era el departamento?
(JB): Después verificamos que era del propio Ollanta Humala. Pero él no vivía ahí porque tenía un cuarto de una oficina, era medio improvisada. Parece que fue organizada como lugar de reuniones para la campaña política.
(PB): ¿Esa reunión con Nadine se dio después de la reunión en Sao Paulo?
(JB):  Después de la reunión en Sao Paulo, probablemente en setiembre u octubre de 2010. Él fue electo en mayo de 2011.
(PB): ¿De qué hablaron en esas reuniones? ¿De pagos?
(JB): Ellos hablaban de la posibilidad de, como candidato, ganar las elecciones. Explicaban cifras de encuestas electorales. […] Ellos intentaban justificar y reducir mi percepción de que se estaba apoyando a un candidato, que yo creía que no tenía ninguna posibilidad de ser electo.
(PB): ¿Nadine o el propio Ollanta hablaron alguna cosa en relación al método de pago, a quién debería ser destinado?
(JB): Inicialmente yo entendía que todo iba a ser hecho a través de Valdemir Garreta. Luego ella me indicó que parte iba a ser hecho en Perú, y continué haciendo los pagos en Perú. Después de un determinado momento, volvió a hacerse en los dos lugares, parte en Perú y parte a través de Valdemir Garreta. Al final, se terminó por desembolsar los 3 millones de dólares de aportes en mayo aproximadamente, en el periodo de campaña electoral.
Hilberto Mascarenhas Alves da Silva Filho (Foto: O Globo).
(PB): ¿Para ese pago, usted entró en contacto con el Sector de Operaciones Estructuradas?
(JB): Fui yo quien entró en contacto con el Sector de Operaciones Estructuradas.
(PB): ¿Con quién habló?
(JB): Yo hablé con Hilberto [Silva], pero la orden fue dada por el propio Marcelo. Porque como había venido la orden de Marcelo, Hilberto ya sabía del asunto.
(PB): ¿Se acuerda de algún dato de esos pagos? ¿De algún codinome [pseudónimo o alias]?
(JB):  Yo la verdad, como el asunto era un pago de Brasil… era OH. […]
(PB): ¿OH era?
(JB):  Ollanta Humala. Yo luego lo supe […].
(PB):¿Ese fue un codinome utilizado para hacer la transferencia en beneficio de él?
(JB): Hubo una planilla de un tal italiano [Antonio Palocci, NdIDL-R], que salió en la prensa, que decía proyecto OH. Esas eran las mismas iniciales de Ollanta Humala y ese monto coincidía con el monto que había sido autorizado. 4.8 millones de reales, que en esa época eran 3 millones de dólares.
La planilla del “italiano” donde aparece el ‘Programa OH’, utilizado para referirse a Ollanta Humala, entonces candidato presidencial.
(PB): ¿Cómo se hicieron los pagos?
(JB):  Los pagos fueron hechos en varias partes. Parte se hizo en Brasil. No sé exactamente cuántas armadas fueron. Garreta hablaba directamente con Fernando [Migliaccio]. Y la otra parte en Perú, que fueron en volúmenes de 200 o 300 mil dólares, fueron entregadas directamente a la señora Nadine Heredia.
(PB): ¿Tuvo alguna otra reunión después con Nadine o con Ollanta Humala en ese departamento? ¿Volvió a ese departamento?
(JB):  Yo volví al departamento para concluir con el proceso de entrega, pero normalmente él no estaba en el departamento.
(PB): ¿Fueron entregas en especie [en dinero, al contado, NdIDL-R}?
(JB):  En especie.
(PB): ¿El Sector de Operaciones Estructuradas tenía un brazo en el exterior?
(JB): Mi percepción, pero son suposiciones, es que había un doleiro, un cambista que hacia esa entrega. No sé exactamente cómo es que se hacia efectivo […]
(PB): ¿En todo ese segundo momento, esos valores fueron entregados directamente a Nadine?
(JB): Sí, a Nadine.
(PB): ¿Usted hizo más de una entrega?
(JB): Sí, más de una vez. Fueron 3 o 4 veces. […] Fueron entregas en dólares americanos, en especie.
(PB): ¿El cambio de la modalidad de entrega fue a pedido de ella? ¿A pedido de Hilberto?
(JB): De ella. Ella me llamó para decirme que ya no entregase los recursos en Brasil, al señor Garreta, sino a ella, en Perú.
(PB): ¿Usted consultó a alguien antes de hacer ese cambio de modalidad?
(JB): No, solo avisé a Valdemir Garreta que había recibido esa instrucción y que a partir de ese momento iba a ser el pago en el Perú. Y avisé a nuestro Departamento de Operaciones Estructuradas.
(PB): ¿Esos valores fueron recibidos en su oficina, en la compañía?
(JB): En mi oficina.
(PB): ¿En dónde quedaba?
(JB): Quedaba en Víctor Andrés García Belaunde, en San Isidro, Lima.
(PB): ¿Hubo una interrupción de los pagos en Brasil? ¿O eso continuó?
(JB): Hubo una interrupción de los pagos en Brasil y luego hubo una orden para que continúen las entregas en Brasil. Porque se necesitaban el dinero rápido, y la velocidad de las entregas en Perú eran muy lenta. Y ellos tenían urgencia por la campaña y el nivel de gasto. […] Luego se pagaron otras entregas en Brasil.
(PB): ¿Ollanta consiguió ganar las elecciones?
(JB): Ollanta Humala logró ganar. Subió del cuarto o quinto lugar y ganó las elecciones.
(PB): A razón de ese financiamiento en la campaña, ¿hubo algún beneficio que le prometió?
(JB): Nosotros nunca abordamos el asunto, nunca conversamos del tema. Más bien, fuimos muy maltratados por el gobierno de Ollanta Humala. No sé si era algo específico contra Odebrecht o era algo generalizado contra todos los empresarios.
Los proyectos que ganamos fueron siguiendo las reglas de Proinversión. […] Nunca hubo, de nuestra parte, un entendimiento que nos apoyaba en algún proceso. Al contrario. Es más, perdimos proyectos que considerados emblemáticos y pensamos que eso podía haber sido para crear algún distanciamiento. Y con eso protegerse. Eso en función a quizá a pudo haber tenido un mayor aportante en su campaña, supongo yo.
La versión de Barata coincide, en términos generales, con la de Marcelo Odebrecht, excepto en este último punto.
En la declaración que dio Odebrecht al fiscal peruano José Domingo Pérez y al procurador brasileño Orlando Martello, el jueves 9 de noviembre pasado en Curitiba, este indicó que “era obvio que al dar un apoyo político de 3 millones de dólares, él [Humala] sabía que nosotros éramos personas de confianza del gobierno brasileño. Eso en cierto modo abre las puertas y permite que tengamos más acceso a él para influenciar. Vea bien. Eso no quiere decir influenciar en un modo específicamente ilícito. Uno puede tener conversaciones. Nunca tuve con Ollanta Humala o con ningún presidente de Perú ninguna conversación sobre temas ilícitos. Toda vez que fui a Perú conseguí tener una agenda con el presidente, muchas veces de una o dos horas, para conversar de nuestros proyectos, nuestras prioridades, las prioridades de ellos, esa facilidad que yo tenía para tratar temas legítimos muchas veces era en función a que éramos donantes de campañas. […] Si yo no hubiera sido emisario de los 3 millones del PT; tal vez yo no hubiera tenido tanta relación para influenciar de manera lícita al presidente Ollanta Humala”.  (Marcelo Odebrecht: el audio completo)
(*) Esta es una publicación de la Red de Investigaciones Periodísticas Estructuradas liderada por IDL-Reporteros e integrada por periodistas de O Globo (Brasil), La Nación (Argentina), La Prensa (Panamá), Armando.Info (Venezuela), Sudestada (Uruguay), y Quinto Elemento Lab (México).

Jorge “Cucaracha” Barata

Jorge Barata afirmó que ni él ni Humala y Heredia sabían el origen de los fondos, que no les informó que venían del Departamento de Operaciones estructuradas. “No sabíamos de dónde venía, ni cómo se obtenía ese dinero”, anotó. Barata precisó que los fondos de dicho Departamento habrían provenido de ajustes tributarios de Odebrecht, de cuya generación se encargaba Marcos Grillo.
Barata ratificó que entre junio o julio del 2010, Marcelo Odebrecht lo llamó y le dijo que a pedido del Partido de los Trabajadores debían entregar US$ 3 millones a la campaña de Ollanta Humala en el Perú y que el dinero saldría del Departamento de Operaciones Estructuradas (de donde salían los pagos indebidos)
Los abogados de Humala hicieron hincapié en este punto. Barata explicó que no se trató de un aporte planificado por la empresa constructora, y aunque Marcelo Odebrecht y Luiz Mamerí (otro ex alto directivo de Odebrecht de quien dependía Barata) no le dieron muchas explicaciones, supo que era un aporte del Partido de los Trabajadores, que lidera el ex presidente Lula.
El representante de la constructora brasileña en Perú explicó que luego de recibir el mensaje de Marcelo Odebrecht, no estuvo de acuerdo (con el aporte a Humala) y que respondió que el monto era muy elevado para el Perú. Por eso también lo llamó Luiz Mamerí para insistir en que se diera el aporte.
En agosto se reunió con el publicista Valdemir Garreta, en el hotel Melia Jardin Europa, en Sao Paulo. Garreta se presentó como el intermediario para recibir el aporte solicitado por el Partido de los Trabajadores. Al publicista Luis Favre lo conoció después.
Barata comunicó al Departamento de Operaciones Estructuradas para los aportes. Garreta dijo conocer a Fernando Migliacio (administrador de los fondos para los pagos de Odebrecht) y entre ellos hicieron las coordinaciones. Anotó que desconoce cómo se hizo el pago a Garreta, a quien entregaron entre 800 mil a un millón de dólares, en Sao Paulo.
Posteriormente, según Barata, recibió la llamada de Nadine Heredia para que las entregas de dinero se efectuaran directamente en Lima para darle mayor fluidez a los aportes. Barata indicó que Hilberto Silva, de Operaciones Estructuradas, le indicó que ellos se encargarían de hacer llegar el dinero a Lima y él lo entregó a Heredia.

EFECTIVO Y EN BOLSAS

En total, unos 2 millones de dólares. Todos los pagos se cumplieron entre setiembre y octubre del 2010 hasta mayo del 2011.
“Estimo que Nadine Heredia debe haber llevado un control de los pagos”, anotó Barata. Señaló que en los archivos de la compañía no se han encontrado registros específicos de los aportes a Humala, pero que sigue buscando. Afirmó que las siglas “OH” sí corresponden a Ollanta Humala
Jorge Barata expresó que no sabía cómo llegaba el dinero a Lima, pero que podía suponer que contrataron “doleiros”, como se decía había hecho la constructora OAS, o mediante transferencias bancarias, y se retiraba el efectivo en Lima. Él recibía el dinero en su oficina en una bolsa y lo entregaba a Nadine Heredia en un departamento en la avenida Armendáriz.
Al dar contexto a sus respuestas, Barata mencionó que durante todo el tiempo que estuvo en el Perú se hicieron aportes a otras candidaturas o campañas políticas, cada una de las cuales tuvo su propia característica. Estos aportes fueron en efectivo y en forma encubierta. Aseguró, ante otra pregunta del fiscal, que antes de hacer los aportes consultaron con sus abogados si había una prohibición legal, y les respondieron que no.
Explicó Barata que si bien la legislación electoral no prohibía a las empresas hacer aportes a las campañas, estas debían encubrirse mediante otras compañías, porque sino después no podían contratar con el Estado. ¿A quiénes más aportó Odebrecht y de qué forma se encubrieron los aportes? Lo responderá hoy.
Además, a otra pregunta de la defensa, precisó que el aporte a la campaña de Humala no le generó ventajas a Odebrecht, sino todo lo contrario. Debían cumplir todas las normas de Proinversión y habían perdido importantes obras, como la continuidad del Metro de Lima.”Yo no esperaba nada de Humala, esperaba que no ganara la elección, teníamos la percepción de que en segunda vuelta ganaría Keiko (Fujimori)”, indicó.
Fuente: Diario La República.

Barata complica más a Ollanta Humala

Por Graciela Villasís Rojas-Diario El Comercio.
El ex ejecutivo de Odebrecht en el Perú Jorge Barata ratificó a los fiscales peruanos que viajaron a Sao Paulo (Brasil) para recoger su testimonio que entregó US$3 millones a la campaña presidencial de Ollanta Humala del 2011, por orden de su entonces jefe, Marcelo Odebrecht.
Según pudo conocer este Diario, Barata indicó que él se opuso al financiamiento de la campaña del líder nacionalista y que se lo hizo saber a Odebrecht; sin embargo, este le respondió que no era una opción, sino una decisión apoyar al candidato Ollanta Humalaporque era un pedido del Partido de los Trabajadores de Brasil (PT), liderado por Luiz Inácio Lula da Silva. Precisó que el ex ministro Antonio Palocci fue el intermediario entre Odebrecht y el PT.
Durante el interrogatorio, que duró aproximadamente una hora y media, Barata respondió con detalle las 33 preguntas que le formuló el fiscal Germán Juárez, responsable de la investigación seguida a Humala y su esposa Nadine Heredia por el delito de lavado de activos.
Barata precisó que él asistió a la cena de celebración que Marcelo Odebrecht organizó en su residencia de Sao Paulo el 11 de junio del 2011, seis días después de que Humala ganara la segunda vuelta y antes de que jurara como presidente.
En la diligencia de ayer, Barata dijo: “Conmigo estuvieron nueve personas más […] en esa reunión a la que también acudió Nadine Heredia. Ollanta Humala agradeció a Marcelo Odebrecht la entrega de los recursos”.
—Sistema de pagos—
Barata, quien declaró en español ante los fiscales peruanos, confirmó lo que hace más de un año había declarado ante el fiscal Hamilton Castro como aspirante a colaborador eficaz: que por orden de su jefe entregó US$3 millones a la campaña de Humala.
Explicó que la entrega de ese dinero se hizo de la siguiente manera: US$2 millones en efectivo a Nadine Heredia a través de varias remesas, que fluctuaban entre los US$300 mil y US$400 mil. Estos pagos, según Barata, se hicieron en la vivienda de propiedad de Humala, ubicada en la avenida Armendáriz 564, departamento 102, en Miraflores.
Barata hizo una descripción del inmueble al fiscal Juárez. “[El departamento] tenía una puerta eléctrica de ingreso”, la que se abría previa coordinación con Heredia. “Recuerdo que tenía dos habitaciones que habían sido adaptadas como oficinas y había dos poltronas en la sala”, detalló.
También explicó que si bien al principio él era quien le comunicaba a Heredia sobre el dinero que debía entregarle para la campaña, luego ella misma lo llamaba para presionarlo por la entrega de recursos.
—Pagos a Garreta—
En otro momento del interrogatorio, Barata ratificó que otra parte del dinero corresponde a los más de US$800 mil que Odebrecht entregó al publicista Valdemir Garreta en Brasil, por asesorar la campaña del candidato nacionalista.
Barata dijo que ese dinero se dio en varias entregas en determinados hoteles de Brasil, pero que luego estas se suspendieron a pedido de Heredia, quien le indicó que las siguientes entregas debían hacerse directamente a ella.
Asimismo, aseguró que los US$2 millones que le entregó a Heredia llegaban al Perú a través de los denominados ‘doleiros’, cambistas que traían dinero en efectivo adherido al cuerpo desde Brasil. Estos envíos de dinero, de acuerdo con Barata, nunca fueron declarados ante la Sunat porque si no, se pondría al descubierto esta modalidad de financiamiento irregular de campañas políticas. Recalcó que el apoyo a la candidatura de Humala no estuvo condicionado a ninguna obra en su futuro gobierno.
Antes de finalizar su declaración, Barata adelantó que Odebrecht apoyó otras campañas políticas en el Perú, y que el modelo de financiamiento que se empleó en la campaña de Humala también se usó con otros candidatos presidenciales.
—Posiciones—
Luego del interrogatorio, el fiscal Juárez dijo que Barata declaró “de forma exhaustiva y rigurosa” y que “ha brindado detalles y ha dado precisiones, así que estamos absolutamente satisfechos”.
Juárez, además, consideró que la evidencia encontrada en el celular de Marcelo Odebrecht, la hoja de cálculo llamada “Programa OH” (en la que se incluye la cifra 4.800, que equivaldría a US$3 millones tras convertirse de reales a dólares), complica la situación del ex presidente y su esposa.
Por su parte, Rafael Vela, coordinador de las fiscalías de lavado de activos, quien también participó en el interrogatorio, comentó: “La valoración del testimonio del señor Barata está necesariamente inserta en otras evidencias que desarrolla el fiscal Juárez”.
Para César Nakazaki, abogado de Humala y Heredia, Barata ha reiterado lo que señaló en su declaración de aspirante a colaborador. “Ahora recién se va a someter a la corroboración. Él habla, por ejemplo, de pagos a través de ‘doleiros’ contratados. Nosotros vamos a discutir si Odebrecht usaba esa modalidad en el Perú o no. Entonces, en términos generales, ha agregado que Ollanta Humala y Nadine Heredia no sabían absolutamente nada respecto al origen del dinero, que ni siquiera él lo sabía”.
La declaración de Barata continúa hoy en Sao Paulo. Esta vez, el fiscal José Domingo Pérez lo interrogará por la investigación a Fuerza Popular y Keiko Fujimori.

Detalles

Por Graciela Villasís Rojas-Diario El Comercio.
El ex representante de Odebrecht en el Perú Jorge Barata culminó los dos días de declaraciones que dio como testigo a la fiscalía.
En el interrogatorio de ayer en Sao Paulo, Jorge Barata respondió las 71 preguntas formuladas por el fiscal José Domingo Pérez, quien investiga a Fuerza Popular y a Keiko Fujimori por el presunto delito de lavado de activos. Esta indagación se inició a raíz de la anotación “Aumentar Keiko para 500 e eu fazer visita”, que quedó registrada en el celular de Marcelo Odebrecht.
A diferencia de la declaración del martes –que duró hora y media y estuvo centrada en la investigación a Ollanta Humala y Nadine Heredia–, la de ayer culminó luego de 5 horas y 20 minutos. Además, a pedido de la defensa de Fujimori, el interrogatorio se realizó en portugués y no en español, como se hizo en la diligencia previa.
Según fuentes de este Diario, Jorge Barata afirmó que Odebrecht aportó a la campaña presidencial de Keiko Fujimori del 2011. También dio detalles de las contribuciones que la constructora hizo a las campañas del mismo año de Pedro Pablo Kuczynski y Alejandro Toledo; de Alan García del 2006; y habló sobre la campaña contra la revocación de Susana Villarán como alcaldesa de Lima, en el 2013.
En su declaración al fiscal Germán Juárez, Barata ya había ratificado que Odebrecht entregó US$3 millones a la campaña de Humala del 2011.
De acuerdo a las fuentes de El Comercio, Barata afirmó que el dinero de los aportes provenía del Departamento de Operaciones Estructuras de Odebrecht, conocida como la caja 2, que manejaba el dinero de los sobornos que pagaba la constructora.
Durante el interrogatorio, el procurador brasileño Orlando Martello y el abogado de Barata, Carlos Kauffman, recalcaron que el empresario no podía mentir porque perdería el beneficio de delator premiado en Brasil y, en consecuencia, su libertad. El fiscal Rafael Vela, coordinador de las fiscalías de lavado de activos del Perú, recalcó eso luego de la diligencia.
—Keiko Fujimori—
Según las fuentes de El Comercio, el empresario declaró que la constructora dio US$1’200.000 a la campaña de Keiko Fujimori del 2011.
Barata precisó que durante la primera vuelta entregó US$500.000 a Jaime Yoshiyama y al ex ministro fujimorista Augusto Bedoya Cámere. Luego, en la segunda vuelta, les dio otros US$500.000 a ambos.
Yoshiyama fue jefe de la campaña y parte de la plancha presidencial de Keiko Fujimori del 2011. En ese entonces, además, era secretario general y representante legal del partido Fuerza 2011 (ahora Fuerza Popular). Bedoya era secretario nacional de Economía, según Infogob.
De acuerdo con su movimiento migratorio, Yoshiyama y Bedoya viajaron a Estados Unidos el 26 de febrero.
Barata dijo, según las fuentes consultadas, que los otros US$200.000 se entregaron a raíz de una reunión de empresarios convocada por Ricardo Briceño, presidente de la Confiep en el período 2009-2011. Según Barata, la cita se realizó ante la posibilidad de que Humala ganara la presidencia.
Barata, quien fue en representación de Odebrecht, señaló que, según lo que tenía entendido, el dinero que entregó se usó para publicidad en medios. Además, dijo que eso puede corroborarse a través del área financiera de Odebrecht y de la Confiep porque la información existe.
Luego del interrogatorio, Giuliana Loza, abogada peruana de Fujimori que participó en la diligencia, indicó: “[Barata] mencionó a los señores Yoshiyama y Bedoya, a quienes nosotros les vamos a pedir las respectivas declaraciones”.
La abogada agregó: “Estamos muy satisfechos con la declaración, ha confirmado lo que nosotros hemos venido afirmando, desde un inicio, a las autoridades nacionales. El señor Jorge Barata ha sido muy claro y repetitivo en afirmar que nunca entregó dinero a la señora Keiko Fujimori, que jamás habló con ella sobre la entrega o el pedido de algún aporte”.
En el interrogatorio, Barata declaró que vio a Keiko Fujimori en algunas ocasiones, pero que su relación con ella era distante.
—PPK y Toledo—
Sobre Kuczynski, Barata indicó que Odebrecht contribuyó con US$300.000 para su campaña del 2011.
El empresario dijo que el monto fue entregado a la empresaria Susana de la Puente, actualmente embajadora del Perú en el Reino Unido. Precisó que incluso tuvo conversaciones telefónicas con ella y que esto puede ser verificado en su registro de llamadas.
En esa elección, el actual presidente postuló por Alianza por el Gran Cambio.
En el caso de Toledo, Barata manifestó que la constructora aportó US$700.000 para su campaña del 2011.
El dinero, según dijo Barata, fue recibido por Avraham Dan On, quien se desempeñó como jefe de Seguridad de Palacio de Gobierno durante la administración de Perú Posible.
Barata dijo, además, que Kuczynski y Toledo estaban al tanto de los aportes.
—Alan García—
En otro momento, el ex representante de Odebrecht en el Perú afirmó que la empresa aportó US$200.000 a la campaña de García del 2006, cuando ganó la presidencia por segunda vez. Dijo que fue el único candidato al que aportaron en esa elección.
Barata detalló que entregó el dinero durante la segunda vuelta a Luis Alva Castro, a quien conocía por las obras que Odebrecht realizó en La Libertad.
También afirmó, según las fuentes, que García agradeció a Marcelo Odebrecht por este aporte durante una reunión que tuvieron en Palacio de Gobierno. Esta sería la visita del 20 de setiembre del 2006, en la que García y Barata incluso salieron al Patio de Honor de Palacio.
—Susana Villarán—
Sobre la campaña contra la revocación de Villarán, Barata ratificó que Odebrecht también la financió. Sin embargo, cuando fue consultado por los detalles, su abogado precisó que esa investigación está a cargo del fiscal Hamilton Castro, quien indaga los casos de corrupción.
En noviembre del 2017, El Comercio reveló las declaraciones que el publicista brasileño Valdemir Garreta dio a la fiscalía , en las que aseguró que había recibido US$3 millones de Odebrecht y OAS como pago por la publicidad y asesorías brindadas para la campaña por el No.

Todos recibieron dinero de Odebrecht

El exdirector de la constructora brasileña en Perú cantó ante dos fiscales peruanos.

En su manifestación, ante los fiscales Domingo Pérez y Rafael Vela, Jorge Barata dijo que todos estos políticos peruanos habían recibido dinero de su compañía para sus campañas: Pedro Pablo Kuczynski, Ollanta Humala, Alan García, Alejandro Toledo, Keiko Fujimori y Susana Villarán.
En el interrogatorio que duró más de cuatro horas, Barata dio detalles que los montos y, algunos casos,  en manos de quién estos candidatos se beneficiaron de los aportes de Odebrecht.
En el caso del Presidente del Estado, Pedro Pablo Kuczynski, la persona que coordinó la entrega del dinero fue Susana de la Puente, actual embajadora peruana en Londres y además persona del círculo íntimo del mandatario. El aporte fue de US$300,000 y estuvo destinado a la campaña presidencial del 2011, cuando PPK lideraba el grupo Alianza por el Gran Cambio.
Por otro lado, Jorge Barata afirmó que a Alan García Odebrecht le contribuyó con US$200,000 en el 2006. El empresario señaló que le entregó el dinero a Luis Alva Castro, exministro del Interior del gobierno aprista. Según la prensa peruana, la hija de este último, Julisa Alva Parodi, trabajó desde ese año hasta el 2012 en Odebrecht.
Siguiendo con la lista de políticos peruanos, Barata confirmó el apoyo que se le brindó a Fuerza Popular, en ese entonces se conocía como Fuerza 2011. En un primer momento se entregó US$1’000,000,000 a través de Jaime Yoshiyama, exministro de Alberto Fujimori y de Augusto Bedoya Cámere. Otros US$200,000 fueron enviados a través de Ricardo Briceño.
Alejandro Toledo no quedó fuera de la lista. De acuerdo a Barata el expresidente de la chacana habría recibido US$700,000 mediante negociaciones realizadas por el Avraham (Avi) Dan On, exjefe de seguridad de Palacio durante el gobierno de Toledo Manrique.
Susana Villarán, exalcaldesa de Lima, recibió US$3’000,000 para la campaña del ‘No’, en el 2013, donde estaba siendo asesorada por el publicista brasilero Luis Favre.
¿Quién más?
Fuente: Revista CARETAS.

Puntuación: 5 / Votos: 55

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *