El padre Chito

El Ejército filipino liberó al sacerdote católico Padre Teresito “Chito” Suganob, secuestrado el 23 de mayo junto a otros fieles en la Catedral de María Auxiliadora, Marawi, por parte de terroristas del grupo Maute, leal al Daesh.
La liberación del sacerdote, bajo amenaza de ser decapitado de forma inminente, se produjo el sábado 16 de septiembre y fue posible gracias a la ofensiva que los militares filipinos llevaron a cabo sobre las posiciones yihadistas en Marawi, ciudad que desde hace meses sufre ataques constantes de los terroristas.
Según informaron fuentes gubernamentales, el Padre Chito se encuentra a salvo y su estado de salud es bueno.
La ciudad de Marawi, en la isla de Mindanao, de mayoría musulmana, fue parcialmente dominada por los integristas de Maute en la ofensiva yihadista de mayo del 2017 como respuesta a una operación militar para capturar a su líder.
El Presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, proclamó la ley marcial y emprendió una ofensiva para tomar la ciudad.
El Arzobispo de Ozamiz, Monseñor Martin Jumoad, valoró la noticia de la liberación y afirmó que es “el resultado de nuestra fe en la oración. Muchos han rezado por su liberación. Se han celebrado muchas misas por esa intención”.
“El poder de la oración se ha mostrado una vez más como el testigo de nuestra sólida fe en Dios”, dijo el Prelado.
La liberación del Padre Chito se produce unos días después de la liberación del sacerdote salesiano Tom Uzhunnalil, secuestrado por yihadistas el 4 de marzo de 2016 en Yemen.
Fuente: ACIPrensa.
El Obispo de Marawi, Filipinas, Monseñor Edwin de la Peña y Angot MSP, agradeció los esfuerzos de los cuerpos militares que lograron el rescate del sacerdote Padre Teresito “Chito” Suganob, quien permanecía secuestrado desde hace casi cuatro meses cuando miembros del grupo radical islámico Maute tomaron la ciudad.
Fuente: es.gaudiumpress.org

Puntuación: 5 / Votos: 33

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*