Correveidile

[Visto: 673 veces]

El empresario recluido en el Penal de Piedras Gordas refirió no haber dicho nada sobre la periodista Milagros Leiva. (USI)

Acusete tira dedo

En un manuscrito enviado a su abogado, Martín Belaunde Lossio, exasesor de campaña electoral de Ollanta Humala, afirmó que sí mostró y entregó documentación a la periodista Milagros Leiva.
“(…) Reafirmo que Milagros Leiva sí ha visto documentos y (los) tiene, pero no puede mostrarlos sin mi autorización. Espero que respete mi acuerdo y estoy seguro que así lo hará”, escribió Belaunde Lossio.
Cabe recordar que Martín Belaunde Lossio señaló en su momento que contaba con documentos que comprometerían al presidente Ollanta Humala y a su esposa, Nadine Heredia.
Asimismo, Belaunde Lossio negó haber dado declaraciones al semanario Hildebrandt en sus trece. “Yo no he dado ninguna declaración ni ayer ni ningún día que haya estado en el penal”, según señaló en la carta.
“Han venido con preguntas escritas, supuestamente, por César Hildebrandt y Américo Zambrano. Las he leído y he dicho que no responderé nada”, indicó Belaunde Lossio.
Líneas más abajo, el empresario recluido en el Penal de Piedras Gordas refirió no haber dicho nada sobre la periodista Milagros Leiva.
“(…) Salvo que el abogado (Sandro Balbín) haya venido con un micrófono escondido, pero yo no he dicho lo que dice en esa entrevista”, sostuvo Belaunde Lossio, quien le solicitó a su defensor legal salir a desmentir dicha publicación.
Fuente: Diario Perú21.

Soplonaje

Por Ángel Páez y Melissa Goytizolo- Diario La República.
Desde que Martín Belaúnde Lossio ingresó en el penal Piedras Gordas I, en Ancón, el 29 de mayo de este año, además de recibir la visita de familiares, amigos y de su abogado José Urquizo Olaechea, también atendió en reiteradas oportunidades a los defensores del ex presidente del gobierno regional de Áncash, César Álvarez Aguilar, y del ex operador montesinista Óscar López Meneses.
Belaúnde es acusado de pertenecer junto con Álvarez a una organización criminal dedicada al expolio de los fondos públicos del gobierno regional ancashino, por lo que fue extraditado de Bolivia, donde se refugió y pretendió evadirse a Brasil.
Martín Belaunde, a quien se atribuye haber montado “La Centralita”, un centro de espionaje contra los opositores y periodistas críticos de César Álvarez, financiado con fondos públicos, rechaza la imputación y afirma que solamente ofrecía servicios de comunicación e imagen al gobierno regional de Áncash. También refuta haber pertenecido a una organización criminal encabezada por Álvarez.
Sin embargo, de acuerdo con el registro de visitas del penal Piedras Gordas I, Julio Carrión Pérez, Alfredo Ortecho Malo y Jessica Arteaga Narváez, abogados de César Álvarez, sostuvieron varios encuentros con Martín Belaúnde en el presidio.
Jessica Arteaga fue además abogada de Ingrid Casas Calderón, esposa de Jorge Burgos –brazo derecho de César Álvarez y de Martín Belaúnde. A ella se le acusa de formar parte de la red del ex presidente regional, y de haber sido utilizada para comprar una serie de inmuebles con el dinero que le dio su esposo, y que sería de la organización delincuencial.
Arteaga, por cierto, también visitó en Piedras Gordas I al propio Jorge Burgos.

Conexiones impropias

Podría argumentarse que es explicable que los abogados de César Álvarez hayan sostenido reuniones en el penal con Martín Belaunde porque ambos personajes enfrentan cargos similares en los mismos procesos judiciales, y que en los encuentros  coordinaron estrategias de defensa o intercambiaron información.
Pero no se podría sostener lo mismo en el caso de Luis De La Cruz Moreno, defensor legal del ex asesor de la bancada fujimorista y ex operador montesinista Óscar López Meneses. De acuerdo con el registro de visitas de Piedras Gordas I, De La Cruz mantuvo 32 reuniones con Martín Belaunde dentro del presidio, desde que el empresario llegó a dicha cárcel procedente de Bolivia.

Así fueron las citas en el presidio:

– ocho en junio.
– trece en julio.
– siete en agosto.
– cuatro en lo que va de septiembre.
El propio José Urquizo Olaechea, defensor de Martín Belaúnde, estaba sorprendido con las visitas que recibió su cliente por parte de los abogados de César Álvarez, y se sorprendió cuando La República le dijo que se entrevistó con el abogado de López Meneses en Piedras Gordas I muchas más veces que él, que es el letrado acreditado de su defensa.
“Me parece extraño. No me imagino por qué fueron a visitarlo, porque es público que mi despacho estaba haciéndose cargo de este tema. Por eso me parece raro”, declaró Urquizo a La República.
“Y es más extraño que el abogado de López Meneses lo haya visitado tanto. Yo, que soy su abogado solo he ido unas cuatro veces. La verdad es que no sé. Esto hay que indagarlo. No suele ocurrir”, apuntó José Urquizo sin ocultar su inquietud.
Reporteros de este diario insistieron en comunicarse con el abogado Luis De La Cruz, pero no devolvió las llamadas.

Abogados defensores dan su versión

Alfredo Ortecho confirmó sus ingresos al penal para ver a Martín Belaunde: “Bueno, sí es cierto, usted ha visto los registros de visitas, pero yo no puedo dar más información”.
Jessica Artega dio la siguiente versión: “No hay nada extraño aquí. Belaúnde quería que yo le tramite unos documentos de Chimbote, pero nada más, y me preguntó algunas cositas, como qué opino del caso, nada más. Conozco a Belaunde en Chimbote desde hace mucho tiempo. No hay nada malo en haberme reunido con él en el penal”.
Este diario no pudo ubicar a Julio Carrión, pero Arteaga dijo de él: “Carrión se va a ofrecer a todo el mundo, a todos los imputados del caso La Centralita. Pero ya no es abogado de César Álvarez”.

Belaunde usaba cartas-fianza de Orellana

La red que articuló Martín Belaunde Lossio en provincias utilizaba todo tipo de métodos para adjudicarse licitaciones públicas. Así consta en el informe de la comisión parlamentaria que indagó por su caso, el cual señala que utilizaron cartas-fianza de la Cooperativa de Ahorro y Crédito para Empresas Exportadoras (Coopex), del encarcelado Rodolfo Orellana
Se trata de la licitación de dos proyectos de electrificación en Cajamarca: El Tingo (S/.3’719.109) y Tayapampa (S/.4’703.454) a través de consorcios formados por las empresas Fervi Rent SAC y Teknica’s Constructora EIRL. 
Lorenzo Fernández Villa y Víctor Jaramillo Alva, ambos presos por este caso, fueron los representantes legales de los consorcios ganadores. Ellos se reunieron el 7 de setiembre del 2011 con Martín Belaunde Lossio y el entonces alcalde de la Municipalidad de Catache, provincia de Santa Cruz (Cajamarca), Américo Monteza Villegas, en el Gran Hotel Continental “para obtener la buena pro en los dos procesos de licitación”.
El informe revela, además, que el 23 de diciembre del 2011 Fernández y Jaramillo presentaron la cartafianza de fiel cumplimiento de Coopex N° 00337-2011 por el monto de S/.438.373. Pero esta no era la primera vez que los allegados de Martín Belaunde Lossio y sus empresas usaban las cartas-fianza de Rodolfo Orellana. Teknica’s Constructora integró dos consorcios más que se adjudicaron licitaciones con el Ministerio Público usando a Coopex, según documentación de la Comisión Orellana a la que accedió El Comercio. 
La primera carta fue emitida en diciembre del 2010 por S/.347.366 para la construcción de la nueva sede de la Fiscalía Provincial Mixta de Chanchamayo, Junín. La segunda fue en marzo del 2011 por S/.194.722 para el Equipamiento de la Unidad Médico Legal de Rioja. 
María Elena Llanos, ex amiga de la primera dama, Nadine Heredia, que brindó testimonio a la Comisión Belaunde Lossio, señaló que Rodolfo Orellana le propuso utilizar las cartas-fianza de Coopex con municipalidades. “Me reuní con su hijo Churchill y este me indicó que Martín Belaunde Lossio la estaba usando a través de una acción de amparo del Poder Judicial”, contó a El Comercio.
Otros nexos
Belaunde Lossio y Orellana, ambos presos, ya habían sido vinculados por la procuraduría anticorrupción en el denominado Caso ‘La Centralita’ en Áncash, local de operaciones de César Álvarez, preso ex gobernador regional.
El lunes 1 de junio pasado, tres días después de la llegada de Martín Belaunde Lossio a Piedras Gordas tras su captura en Bolivia, se reunió con Rodolfo Orellana. Tras ello, se le incautó a Orellana un celular y fue trasladado al penal de Challapalca, en Tacna.
Fuente: Diario El Comercio.

Puntuación: 5 / Votos: 32

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *